Está en la página 1de 9

UNIVERSIDAD DEL ISTMO

FACULTAD DE EDUCACIÓN Y CIENCIAS SOCIALES

ESPECIALIZACIÓN EN DOCENCIA SUPERIOR

CURSO

PERFILES Y ROLES

ESTUDIO DE CASO

GESTIÓN DE GRUPOS DE TRABAJOS DENTRO DE AULAS UNIVERSITARIAS

FACILITADOR:

DAYRA GARCIA

PRESENTADO POR:

Noé Serrano Patiño 4-767-1084

Michael Reid Mckay 1-714-481

II CUATRIMESTRE

AÑO

2020

INTRODUCCION

La evolución de la educación a lo largo de los años, resulta ser un factor que posiciona a la
docencia como una de las profesiones en la cual su expertos deben mantenerse a la
vanguardia, en función de todos los procesos y técnicas de enseñanza que se vallan
desarrollando.

Las estrategias de trabajo y la técnicas de aprender en conjunto ha sido bastante usada y


difundida, aunque solo recientemente comienza a cobra auge y a ser tema de investigación. Sin
embargo, trabajar en forma realmente colaborativa no es fácil. No basta con disponer a un
grupo de personas en torno a una actividad y esperar a que el aprendizaje llegue. Si no, que es
necesario estructurar actividades para alcanzar ese objetivo (Jaco95).

En el caso de estudio descrito a continuación, no estará exento de estas situaciones


mencionadas anteriormente, si no, que realiza un recorrido superficial sobre algunas de las
problemáticas plasmadas en la educación universitaria actual, como; la falta de motivación del
estudiante, la supervisión mui vaga o nula de los familiares dentro de los centros educativos y
la dificultad para trabajar en equipo, versus la fortalezas que generan un gran análisis educativo
por parte de la institución que con lleve fortalecer la estructura docente, creando planes
educativos que involucren la aprendizaje colaborativo y cooperativo del alumnado, así como,
implementar técnicas de evaluación por el docente que generan acciones positivas y
motivadoras en aula de clases.

GESTIÓN DE GRUPOS DE TRABAJOS DENTRO DE AULAS UNIVERSITARIAS

DESARROLLO DEL CASO


Trabajo por proyectos en las aulas
El trabajo del proyecto puede proporcionar muchas oportunidades para cumplir con una
variedad de objetivos de aprendizaje, pero requiere fuertes habilidades de gestión del aula. Los
alumnos necesitan independencia para planificar y realizar el trabajo, pero también necesitan
que el profesor actúe como motor para garantizar que se lleve a cabo de una manera que
cumpla con los objetivos de aprendizaje.

El caso estudiado ocurre en el primer cuatrimestre de una Universidad Privada, La universidad


está ubicada en un municipio de la ciudad de Panamá. El estudiantado es muy diverso,
procedentes de familias de estrato social medio, medio-bajo y con un bajo nivel de inmigrantes.
La motivación del alumnado para los estudios es baja, así como la implicación de las familias
en la vida del centro y en los resultados académicos de sus hijos, los cuales tienen un amplio
margen de mejora.

Inicio del trabajo por proyectos en la universidad

Se eligió un tema general del proyecto para el grupo de publicidad. El alumnado debía decidir
que producto publicitar. En el primer cuatrimestre se tenía que diseñar un logo y redactar un
eslogan, al finalizar el segundo cuatrimestre crear un anuncio publicitario en papel y a final de
curso un anuncio televisivo.

Problemática de la gestión del aula y de los grupos de trabajo

El primer reto fue la creación de los grupos de trabajo. Si se dejaba plena libertad al alumnado,
estos quedarían muy homogéneos y desequilibrados. Por otra parte, si el profesor imponía la
composición del grupo, era probable que existieran serias desavenencias que impedirían un
buen trabajo en grupo. Por tanto, se optó por hacer una prueba inicial de competencias con la
que se pudo ordenar a los alumnos según sus habilidades.

En la segunda parte de la clase, los grupos debían coordinarse, debatir sobre su propuesta,
llegar a acuerdos y programar el trabajo de cada uno de ellos durante la semana. Con el fin de
facilitar el trabajo cooperativo se les mostró una aplicación online gratuita que permite
almacenar y ordenar información extraída de la red y que puede ser compartida entre los
miembros del grupo. La mala conexión a la red en el centro y la baja competencia digital del
alumnado obligó a desestimar esta herramienta. Sólo un grupo consiguió hacer un buen uso de
ella.

Discusión de la metodología y de los mecanismos de evaluación

Se diseñó una tabla para poder evaluar las competencias de cada alumno (la capacidad de
trabajo en grupo, el respeto por las opiniones ajenas, la capacidad de extraer información de
fuentes diversas, competencia digital, etc.). Resultó imposible valorar todos esos aspectos
durante el desarrollo de la clase puesto que, al estar planteada de manera tan interactiva, no
se podían desatender los debates que se generaban para poder anotar impresiones en la tabla
de evaluación. Antes de finalizar el primer cuatrimestre la mayoría de los grupos no funcionaban.
Estaban poco cohesionados, no se entendían, no llegaban a acuerdos, no planificaban el
trabajo. Les costaba generar el material que se les solicitaba y en los plazos acordados. Intuía
que sólo uno o dos miembros del grupo habían trabajado en ello.

Soluciones aportadas por la universidad

Se optó por utilizar un mecanismo de autoevaluación en el que cada alumno valoraba y criticaba
su propio trabajo y hacía referencia a sus aportaciones al grupo y a las del resto de sus
compañeros. Esta herramienta permitió evaluar con más equidad el trabajo de cada uno de los
componentes del grupo y a partir del momento en que los estudiantes se hicieron conscientes
del trabajo que cada uno había realizado dentro de su grupo, el trabajo cooperativo mejoró en
la mayoría de los casos. Cuatro de los cinco grupos finalizaron con éxito el proyecto y fueron
capaces, de manera bastante autónoma, de hacer un guion de un anuncio, filmar las escenas
y realizar un montaje final con una calidad aceptable y pudieron presentar orgullosos su trabajo
a los otros grupos clase.

PROPUESTA DE SOLUCIONES

1. ¿Cuál es la mejor opción para generar los grupos de trabajo? ¿Grupos


homogéneos o heterogéneos?

Propuestas para generar grupos de trabajos


Al configurar un ejercicio, actividad o un trabajo en el aula, a menudo se requiere
organizar a los estudiantes en grupos. Pensamos que es mejor crear grupos
heterogéneos, que incluyan estudiantes de diferentes habilidades, como se hizo en el
caso aquí estudiado, donde se optó por hacer una prueba inicial de competencias con la
que se pudo ordenar a los alumnos según sus habilidades. En un grupo heterogéneo los
estudiantes tienen la oportunidad de seguir el ejemplo y aprender de sus compañeros
más capaces. Pero también hay que tener en cuenta que el tipo de agrupación que elija
en el aula depende del resultado de aprendizaje del ejercicio y de lo que está tratando
de lograr. Si desea crear un ambiente que eleve a los estudiantes con dificultades y los
ayude a desarrollar la independencia y las habilidades de trabajo, los grupos
heterogéneos son los mejores.

2. ¿El alumnado puede escoger a sus compañeros de trabajo o debe ser el


profesorado el encargado de hacerlo?

Propuestas para crear grupos de trabajos


Pensamos que si no se hace ninguna prueba inicial de competencias de los estudiantes,
con la que se pueda ordenar a los alumnos según sus habilidades. La mejor opción para
crear grupos con buenos resultados, sería que los alumnos escogieran a sus
compañeros lo que se conoce como el método de autoselección. Porque los alumnos se
conocen entre sí casi siempre y ya tienen grupos de trabajos formados o amigos con los
que desarrollan mejor los trabajos grupales. Las principales ventajas del método de
autoselección son, que es más fácil de administrar y a los estudiantes les gusta la
oportunidad de elegir a sus compañeros de grupo. Para muchos, es la opción segura. Y
si el profesor creara los grupos sin conocer a los estudiantes y sin fundamentos teóricos
podría crear grupos desequilibrados y con dificultades para trabajar en equipo.

3. ¿Debe el alumnado escoger el tema de su proyecto o debe ser propuesto por el


profesor?

Propuesta para selección del tema


Se debe crear un ambiente de aprendizaje, en la cual el docente desarrolle estrategias y
guías de motivación hacia el alumno posterior a un análisis cualitativo que refleje las
aptitudes propias del aula de clase, para la escogencia de un tema el docente puede
utilizar la técnica del aprendizaje colaborativo tratando de integrar a los estudiantes con
los temas plasmados en sus objetivos de enseñanza a fin de lograr motivación,
interacción y realimentación (Docente – estudiante), de esta forma ambas figuras
estarían integradas en la escogencia de una propuesta enfocada en el interés de ambos
actores.

4. ¿Cuál es el papel del profesorado durante las sesiones de clase? ¿Acompañar al


alumnado en su proceso de aprendizaje mediante actividades mui pautadas o solo
tutelar sus pasos fomentando su autonomía?

Propuesta para el profesorado durante la sesión de clases


Los docentes en todo momento deberían fomentar el nivel de autonomía en el desarrollo
de las actividades del alumnado, pero esta autonomía debe generar garantías palpables,
de que su figura como facilitador de la materia va de la mano en el desarrollo de sus
actividades y aprendizaje.

5. ¿Cuál es el mejor mecanismo de evaluación para un trabajo por proyectos? ¿Una


evaluación competencial continuada e individual? ¿La evaluación del proyecto
final del grupo? ¿La autoevaluación del propio alumnado?

Propuesta para la selección del mejor mecanismo de evaluación


Con relación a algunas de las problemáticas planteadas en este caso como la baja
motivación del alumnado, y la dificultad de algunos miembros a la hora de cohesionar,
se podría contemplar la autoevaluación como el método de apreciación por el docente a
fin de que las metas trazadas como grupo se vuelvan un componente de
desenvolvimiento personal y de enriquecimiento profesional en el desarrollo de los
participantes.

REFLEXIÓN DE APRENDIZAJE

• Los trabajos grupales tienen beneficios para los estudiantes y profesores, también tienen
complejidades que los profesores deben considerar cuidadosamente, para obtener los
resultados esperados. Si bien las tareas grupales pueden ahorrar tiempo a los
instructores en algunas áreas, pueden agregar tiempo y dificultades en otras áreas.
Como por ejemplo dificultades para componer los grupos de estudiantes, invertir más
tiempo durante el semestre para reunirse y monitorear los grupos de estudiantes.
Para que funcionen eficazmente los grupos se requiere que los estudiantes desarrollen
habilidades sólidas de comunicación, coordinación y resolución de conflictos, que los
instructores deben estar calificados para enseñar. La evaluación efectiva del proceso
requiere una consideración cuidadosa de los objetivos de aprendizaje y una combinación
de enfoques de evaluación. Esto crea capas de complejidad que los instructores deben
anticipar. Pero siempre las calificaciones grupales pueden ocultar diferencias
significativas en el aprendizaje y puede ser difícil determinar qué miembros del equipo
contribuyeron o no al grupo, o si aprendieron las lecciones de la tarea. Una vez más, esto
agrega complejidad a los proyectos grupales que los profesores deben considerar.

• Considerando toda la problemática planteada en este caso y su semejan con la realidad


actual de los centro de educción, obtener los resultados de evaluación final por los
estudiantes se considera una acción de desarrollo positiva para todo el equipo de trabajo
(docente y estudiantes), sin embargo en todo momento se debe considerar mantener
los grupos de trabajo como una opción de aprendizaje de los estudiantes, manteniendo
criterios de evaluación que no solo califiquen un fin en conjunto si no que permita al
alumnado realizar una mejor auto valoración responsable y objetiva de su desempeño y
el de sus compañeros durante todo el desarrollo de la actividad. El docente debe
mantener un ambiente de motivación y de desarrollo autónomo de los alumnos
fomentando el aprendizaje colaborativo y cooperativo entre ellos, el desempeño de las
enseñanzas del docente deben estar encaminadas a cumplir sus objetivos planteados
pero ofreciendo garantías a los alumnos de que su supervisión va de la mano con las
metas y logros planteados.

BIBLIOGRAFIA


• Collazos, C. A. (2006). Cómo aprovechar el "aprendizaje colaborativo"en el aula.
Recuperado el 25 de mayo de 2020, de
https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=834/83490204

• Universidad de Barcelona. (agosto de 2017). Repositorio colaboratívo de casos reales


en el ambiente Educativo. Recuperado el 25 de mayo de 2020, de
http://www.ub.edu/casosenxarxa.

• Pimienta Prieto, J. H., & Vega Pérez, M. (2012). Estrategias de enseñanza-aprendizaje:


docencia universitaria basada en competencias. P. 137-145. Recuperado
de: http://web.uaemex.mx/incorporadas/docs/material%20de%20planeacion%20incorpo
radas/sd%20estrategias%20de%20ensenanza-aprendizaje.pdf

• Homogeneidad vs. heterogeneidad en los equipos base. Recuperado de :


http://imj.16mb.com/ccoop/ud2/homogeneidad_vs_heterogeneidad_en_los_equipos_ba
se.html

• Acerca del trabajo en grupos o equipo. Recuperado de:


http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352003000600011

También podría gustarte