Está en la página 1de 9

LA LÍNEA JURISPRUDENCIAL:

ANÁLISIS DINÁMICO DE PRECEDENTES

Postura del autor; Diego López Medina

1. CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA LÍNEA JURISPRUDENCIAL

El derecho de origen jurisprudencial tiene una característica sobresaliente: su desarrollo se logra


de manera lenta y progresiva por cuanto es necesario, para lograr, identificar el lugar del “balance
constitucional” dentro de dos extremos posibles hacer un análisis temporal y estructural de varias
sentencias que se relacionan entere si. La interpretación de sentencias aisladas no da una buena
idea del desarrollo sistemático de la jurisprudencia, y esto resulta crucial para entender el aporte
del derecho de origen judicial en todas las ramas del derecho. De las interrelaciones de barios
pronunciamientos judiciales relevantes. Los problemas que esta plantean son variados, (i) acorta
el patrón factico concreto (ii) identificar las sentencias mas relevantes, (iii) finalmente es necesario
construir teorías estructurales, (i.e. narraciones jurídicas solidas y comprehensivas) esta ultima es
la misión del jurista cuando analiza el derecho de los jueces. El principal interés de las graficas es
identificar los patrones de cambio, y estas además permiten ver, las dinámicas de decisión
colegiada al interior de la corte, este sistema en el caso colombiano no se implementa; ya que las

altas cortes colombianas no proceden hacer análisis rigurosos de la presencia de reiteración.

Es importante enfatizar que la utilización de las líneas y, identificación de la ratio decidendi del
fallo con fundamento en los hechos materiales muestran una importante diferencia, con respecto
a la manera usualmente conceptualista como se analiza la jurisprudencia en Colombia. El analista
jurisprudencial se inclina a creer que los problema constitucionales están situados al nivel de los
derechos abstractos de los conceptos jurídicos abstractos, la ecuación que pretende identificar
cada derecho, o peor a un, cada articulo constitucional con una línea de precedentes debe ser
negada. Ya que detrás de cada derecho fundamental se han venido formando barios escenarios
constitucionales “donde se precisa el significado de dicho derecho. Y cada derecho, por tanto,
muestra un numero de escenarios don de se ha discutido sobre su sentido. Por esto es preciso
insistir en la correcta formulación del problema jurídico que encabeza la líneas, por que casi
siempre estas preguntas sedán meramente conceptual y de una amplitud inmanejable, en estos
casos es mejor tratar de identificar el patrón factico fundamental y relacionarlo con el texto o con
la norma constitucional controlante. Los escenarios constitucionales constituyen un ejercicio
esencial de comprensión

del significado concreto que el derecho en cuestión ha ganado a través de la jurisprudencia, Estos
escenarios en realidad, es una zona de choque de interés

Donde la corte puede desplegar el análisis de la constitución para encontrar la protección a los
derechos en conflictos dentro de esa zona de choque y deben resolverse en acuerdos. Otra
característica radica en que algunos de ellos, a su vez, pueden dar lugar a, sub líneas.
En los capítulos anteriores se hablo de este tema, el cual la obligatoriedad después de haber sido
estudiada afondo por la corte suprema de justicia se fue aceptado, y esta formalización, mediante
graficas del análisis finalmente hace, visible otro importante concepto dentro de las construcción
de las líneas de precedentes. De esta metodología se observa que existen muchas en Colombia, y
se aplican con más frecuencia 3 de es estas, que son: la sentencia fundadora, sentencia hito, y
sentencias que meramente confirman la doctrina.

Estas sentencias el las define así las sentencias confirmadoras de principio; son aquellas que se ven
así mismas como puras y simples aplicaciones a un caso nuevo del principio.

Las argumentativamente confusas, son aquellas pierden parte de su poder precedencial debido a
su a la baja calidad en su argumentación.

Y las sentencias en exceso, no terminan por hacer relación concreta

con el escenario constitucional que buscaban resolver.

Debe dejarse en claro que las líneas de jurisprudencia no se limitan al derecho constitucional,
posible construir líneas que tocan la parte orgánica de la constitución, allí de nuevo el investigador
debe tener especial cuidado a la hora de definir el nivel de generalidad.

Postura; Sandy Rebolledo Fontalvo

El autor tienes algunos puntos en los que estoy de acuerdo, por que si bien es cierto Colombia en
materia jurisprudencial, es un corte y pegue y además es desorganizada en cuanto a lo que se
refiere a tramites pro sedentario, pero también es cierto como el lo dijo en algún capitulo ya
estamos avanzando en cuanto a organización por que si no estoy mal la tutelas se crearon para
poder descongestionar los despacho y a su vez como el dice darle importancia a temas relevantes
como lo son los del ART, 16 antes mencionado , y en cuanto las estrategias que se han venido
dando en nuestro país para poder crear derechos mas equitativos pienso que las esas reuniones
que tiene la corte en los momento

Que lo han creído necesario han generado algún tipo de frutos, para nuestra constitución d igual
forma nos falta mucho seria eficaz de pronto poner en practica los método antes discutidos por el
auto, ya que esto ayudaría a salir finalmente de la desorganización que tenemos a nivel judicial

EL DERECHO DE LOS JUECES

LA LINEA JURISPUDENCIAL

“La jurisprudencia es el conocimiento de las cosas divinas y humanas y la ciencia de los justo y de
los injusto”.
Ulpiano

La jurisprudencia, entendida en un sentido amplio y basándose en el artículo 230 de la


Constitución Política de Colombia, en la ley 153 de 1887 y normas posteriores, se entiende como
un criterio auxiliar del ordenamiento jurídico manado de las decisiones que los jueces toman en
las sentencias frente a la solución de un asunto específico. Sin embargo este concepto, además de
ser demasiado amplio, conlleva a una serie de errores de apreciación sobre el trabajo y la función
de los jueces y sobre la solidez del ordenamiento jurídico, llevando incluso a la idea de inseguridad
jurídica.

Es por eso que es necesario determinar, en un sentido menos laxo, la definición de jurisprudencia
como tal, entendiendo esta, en un sentido formal, como el criterio constante y uniforme de aplicar
el derecho, mostrado en las sentencias de los Tribunales Judiciales Superiores.

En este sentido, más específico, se puede comenzar a analizar mas a fondo lo que es la
jurisprudencia y, como consecuencia de ello y nuestra principal finalidad, analizar a fondo el
concepto de línea jurisprudencial y el modo de elaborar una.

Debemos comenzar a realizar este análisis desde la premisa que se realizará a partir de la
jurisdicción colombiana, la cual esta basada en la escuela civil del derecho, esto es, el derecho
legislado; lo cual, a pesar de ser

obvio, es determinante para nuestro menester en tanto que vamos a entrar en la esfera de los
criterios auxiliares del derecho, de toda suerte que nuestra constitución, en el artículo 230, inciso
primero, limita a los jueces al imperio de la ley, al decir esto, reduce el margen de aplicabilidad de
la jurisprudencia y le da un carácter de auxiliaridad o subsidiariedad y esto para concluir que
cualquier línea jurisprudencial en Colombia debe analizarse a la luz de la ley y no puede salirse de
los parámetros que esta establece.

Aclarado este punto, se continuará este análisis, partiendo del estudio exegético de la definición
ante mentada, solo para fines de determinar claramente los alcances de la jurisprudencia y con
ello analizar la estructura de una línea jurisprudencial.

En un sentido estricto, la jurisprudencia es un criterio, esto para aclarar que, a pesar de lo que
muchos doctrinantes opinan, las cortes y los tribunales superiores en Colombia, no legislan, ya que
la jurisprudencia, incluso unificada y sistematizada, solo aclara o determina el lineamiento de
aplicabilidad de la norma, en ese sentido puede extenderla, limitarla, desarrollarla o concentrarla,
pero nunca crea leyes, ni normas de ningún tipo y en un estudio estricto y cerrado del artículo 230
de la constitución nacional, los jueces no tienen la obligación de acogerse, ni siquiera de tomar en
cuenta los precedentes jurisprudenciales, no obstante que su inobservancia pueda dejar un tinte
de ilegitimidad a la providencia dictada, por alejarse de la común interpretación del espíritu que la

norma ad litem contiene.

La parte mas importante del concepto de jurisprudencia, al menos en lo que respecta a este
escrito es el analizado a continuación, dice la acepción que ese criterio debe ser constante y
uniforme, esto significa que las decisiones de los jueces, en este especifico caso, colegiados (en
tratándose de la legislación colombiana en la que las instancias superiores son colegiadas) fallen
de una manera similar en la mayoría de las veces en que se traten asuntos similares, esto recoge
los dos conceptos de constancia y uniformidad, y son específicamente estas características las que
permiten realizar una línea jurisprudencial, toda vez que se busca la uniformidad de los conceptos
de los jueces en decisiones frente a un asunto en particular.

Por último es de recibo decir que se refiere a los criterios constantes y uniformes de aplicación del
derecho, esto nos confirma la aplicabilidad del artículo 230 de la constitución, ya que refiere a la
orden explicita de decidir en derecho, es decir “Bajo el imperio de la ley”. Aclarando
adicionalmente que en la jurisprudencia solo se analizan los fallos de las altas cortes y los
tribunales judiciales puesto que están en el más alto nivel jerárquico en la distribución funcional
de competencias jurisdiccionales, por ende son los encargados de fallar en segunda instancia, esto
hace que tengan poder vinculante frente a los jueces unipersonales o de primera instancia.

Con esto queda analizada, de manera sucinta, la acepción de jurisprudencia, para pasar a lo que
realmente es menester de este

trabajo y es el concepto de línea jurisprudencial y como se realiza la misma y para ello vamos a
comenzar por determinar ciertas nociones básicas que nos adentrarán en el tema central.

Una línea jurisprudencial es un análisis sistemático y estructurado de las sentencias que se


relacionan entre si, buscando entre ellas el “balance constitucional” entre las dos decisiones
posibles o dos extremos posibles, para llegar a encontrar la SUBREGLA JURISPRUDENCIAL, o el
sentido general de los fallos en determinado asunto.
Para FELIX COHEN “Las sentencias particulares son significativas en el contexto de las sentencias
sistemáticamente relacionadas” argumento que rebosa la razón toda vez que las sentencias,
analizadas de manera individual no permiten el análisis del sentido de los fallos. En este orden de
ideas, el mismo COHEN arguye “En las prácticas reales de los tribunales pueden encontrase
uniformidades y relaciones sistemáticas”.

Ahora bien, al momento de realizar una línea jurisprudencial se deben tener en cuenta varios
aspectos, a saber, el primero es que una línea jurisprudencial no puede comenzar de la nada, debe
partir de una pregunta o problema jurídico, el segundo aspecto es que se deben determinar los
polos opuestos o soluciones posibles al problema jurídico, el cual se resume, en términos
generales, en el reconocimiento o negación de un derecho, o mejor entendido, en la prevalencia
del petito de activa o de pasiva, y el tercer aspecto consiste en determinar las sentencias hito, o
sentencias más relevantes frente a este asunto.

Hay que tener

presente que no siempre se van a encontrar sentencias unificadoras o unificadas al respecto de un


tema, esto es, no siempre los jueces van a fallar de una exacta manera, pero si es muy común que
fallen en un exacto sentido; en este orden, aparece lo que se llama sombra constitucional o
espectro constitucional, que no es otra cosa que el ámbito en que las variaciones del fallo no
alteran el sentido del mismo.

Ahora bien, en este aspecto, quien realice la línea puede encontrarse con varias opciones, a saber,
entre ellas, una línea jurisprudencial sólida, esto es que todas las sentencias al respecto
mantengan dentro del mismo espectro constitucional. El nivel de solidez puede variar según la
cantidad de sentencias que haya al respecto, opuesto a ello está la línea caótica, donde las
posiciones de la corte son diametralmente opuestas entre los magistrados ponentes o las salas de
decisión, también se puede ver una línea re direccionada, la cual denota un sentido inicial del fallo
pero conforme van produciendo sentencias aclaratorias o limitadoras del sentido, van
modificando el sentido mismo de la decisión hasta terminar fallando de manera opuesta a como
se comenzó, otra opción es encontrar líneas mas o menos sólidas pero acompañadas de
sentencias caóticas, o sentencias que de traste contraponen la línea marcada.

Teniendo en cuenta lo anterior, y para poder ir determinando el “paso a paso” para la elaboración
de una línea jurisprudencial, es necesario analizar como se determina el problema jurídico a
delimitar. Sin embargo esto es un paso sencillo, es
solo basarse en tres aspectos básicos, el primero es la legalidad, el segundo la simplicidad, y el
tercero la concreción. Esto quiere decir que un problema jurídico para una línea jurisprudencial
siempre se basa en la premisa de un conflicto entre partes pero que se fundamenta en un derecho
concreto y determinado, un conflicto directo y simple y frente a un aspecto determinado. Esto en
principio parece pleonásmico o redundante pero es aprehensible con un ejemplo, se quiere
analizar la línea jurisprudencial del debido proceso, esto cumple con la primera premisa, pero
adolece de las otras dos, para concretar el estudio jurisprudencial determinamos un aspecto
coyuntural de la discusión del debido proceso, por ejemplo, falta de determinación de la parte por
pasiva en los procesos de jurisdicción voluntaria, ya tenemos un caso concreto fundado en un
derecho especifico, ahora tenemos que plantear el problema de manera simple: “A quien se le
reconoce intervención por pasiva, como integrante del proceso jurisdiccional, en procesos de
jurisdicción voluntaria”.

Cabe anotar que los aspectos de concreción y simplicidad del problema jurídico que encabeza la
línea jurisprudencial, se conoce como escenarios constitucionales y que estos son susceptibles de
graficarse, tal y como las diferentes líneas jurisprudenciales antes mentadas.

Luego de tener un problema jurídico planteado, se procede a rastrear todas las sentencias que
traten al respecto y determinar de ellas las sentencias hito o sentencias más relevantes,
fundamentadas en varios aspectos determinantes,

entre los que encontramos:

Sentencias Hito o Relevantes:

• Sentencia fundadora de la línea

• Sentencia consolidadora de la línea (Unificadora)

• Sentencia modificadora de la línea o que cambia la jurisprudencia

• Sentencia reconceptualizadora de la línea

• Sentencia dominante (la más utilizada para fundamentar o consolidar el precedente)

Determinado lo anterior se procede a realizar el seguimiento de las sentencias para llegar a la


conclusión esperada, esto se logra a partir de diferentes técnicas, como la determinación de los
sentidos de las sentencias en un orden cronológico, graficando el sentido de cada una de ellas y
estructurando así la línea dirigida.

Sin embargo, resulta inapropiado entrar a indagar de manera profunda como aplicar una técnica
de interpretación de una línea jurisprudencial sin entrar a estudiar en detalle como se realiza un
análisis estático de una sentencia, pues esto nos dará claridad sobre lo que se busca en una
sentencia determinada para poder luego analizar un conjunto complejamente estructurado de
sentencias, baste con aclarar la importancia de la determinación del problema jurídico, de los
polos o extremos posibles, las sentencias hito y la línea que como consecuencia, casi matemática
se genera a partir de estos llamados “vectores jurisdiccionales”.

LÍNEA JURISPRUDENCIAL

¿QUÉ ES LÍNEA JURISPRUDENCIAL?

Es la clasificación de fallos sobre un mismo tema jurídico, de manera sistemática y teniendo en


cuenta el facto, es decir un hecho similar alrededor de un mismo punto de derecho

La línea jurisprudencial, se basa en el derecho jurisprudencial y este se logra de manera lenta y


progresiva dado que el análisis a las sentencias que se relacionan entre, se hace de forma
temporal y estructural.

Para entender más sobre este tema debemos explicar cómo se ve en nuestro ordenamiento que
es la línea jurisprudencial, en palabras del Doctor Diego Eduardo López Medina1, “una línea
jurisprudencial es una idea abstracta. Para ayudar a ver la línea jurisprudencial resulta conveniente
tratar de graficarla. Puesta sobre un gráfico, una línea de jurisprudencia es una pregunta o un
problema jurídico bien definido…”; Entendiendo esto las líneas pretenden resolver problemas
judiciales y dar soporte a los jueces en casos de vacíos y oscuridad de la ley para sus fallos.

¿CÓMO SE IDENTIFICA Y REALIZA UNA LÍNEA JURISPRUDENCIAL?


Debido a que la jurisprudencia se constituye como fuente de derecho, se ve una proliferación de
las mismas lo cual tiende a ser desestructurada y caótica, provocando una confusión en el
intérprete, por esto se hace necesaria la

línea jurisprudencia para construir una teoría integral de los pronunciamientos judiciales.

Para la identificación de una línea jurisprudencial, se debe tener en cuenta tres aspectos
importantes los cuales son: Identificar el escenario constitucional, identificación de las sentencias
más relevantes que son las sentencias HITO, es decir, las que encabezan el fundamento o la base
de la línea jurisprudencial y construir teoría estructurales que permitan establecer relación entre
esos varios pronunciamientos jurisprudenciales .

Refiriéndonos al primer aspecto un escenario constitucional es una zona de choques de intereses


donde la corte puede desplegar el análisis de la constitución

Para encontrar balances que maximicen la protección de derechos en conflictos dentro de esa
zona de choque

Este escenario constitucional se encuentra encabezado por un problema jurídico el cual el


operador jurídico debe intentar resolver, según ciertas técnicas enfocadas a la identificación de la
Ratio Decidendi (razón de la decisión) la cual establece los argumentos jurídicos y razonables para
llegar a la decisión.

Por otro dentro de estos escenarios constitucionales existen muchas sentencias que se han
pronunciado acerca del patrón fáctico que constituye el conflicto a resolver, en este punto el
jurista está en el

deber de identificar y escoger aquellas sentencias cuyo peso estructural es fundamental dentro de
la línea en oposición a sentencia de menor importancia doctrinal.

Finalmente después de agotar los pasos anteriores, el paso a seguir es construir las teorías
estructurales que constituyen las narraciones jurídicas sólidas y comprensivas, que permiten
establecer las relaciones entre los varios pronunciamientos jurisprudenciales, lo que en conjunto
constituye la tarea del jurista.
Realizar un precedente judicialno es algo común para los estudiantes en Colombia. Sin lugar a
dudas y de acuerdo con la apreciación que hace el Dr. Diego Eduardo López Medina, a nosotros los
estudiantes del derecho, no nos han enseñado el sentido y el valor de la jurisprudencia para poder
hablar de Derecho. Por tanto, su frase, (…) “en Colombia los estudiantes de Derecho aprendemos
a interpretar el Derecho legislado, de espaldas al manejo técnico del derecho jurisprudencial”, es
cierto y es una realidad de todas las facultades y escuelas de Derecho.

Ahora bien, es importante aprender a movernos dentro del mundo de la jurisprudencia y tener la
experiencia de contemplar lo que los jueces de las altas Cortes analizan, para de ésta manera
comportarnos frente a un caso que se nos presente en la vida profesional. Para ello

entonces, el Dr. López Medina, nos ofrece una definición de lo que llamamos línea jurisprudencial,

“una línea jurisprudencial es una pregunta o problema jurídico bien definido, bajo el cual se abre
un espacio abierto de posibles respuestas. Este espacio abierto con todas las posibles respuestas a
la pregunta planteada, es una estrategia conveniente para graficar las soluciones que la
jurisprudencia ha dado al problema y para reconocer si existe un patrón de desarrollo decisional”.

En suma, una línea jurisprudencial, lo que se busca es el desarrollo de una serie de problemas
jurídicos, a los cuales diversas sentencias deben dar la respuesta. Pos 26 López Medina. Diego
Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis. López Medina. Diego Eduardo. El
Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los
Jueces. (1997) Editorial Legis tanto, se pretende plasmar las ideas y puntos de vista de las
diferentes Cortes y dejar en claro el criterio de cada una de Ellas.

Ahora bien, para ello, López Medina, esgrime un desarrollo conceptual en el cual propone el
siguiente modelo29:

 Planteamiento del problema jurídico.

 Opciones polares a la respuesta.

 Identificar los periodos históricos de cada sentencia.

 Actitud del intérprete.