Está en la página 1de 1

RUTH HARF- AULA DIVERSA

Aprender y enseñar para la diversidad fueron los tópicos abordados en el marco de un curso de
posgrado que se desarrolló en la UNVM durante 2011. En la oportunidad disertó la psicóloga y
especialista en educación, doctora Ruth Harf, quien dialogó con la Secretaría de Comunicación
Institucional. El encuentro fue válido para reflexionar sobre el quehacer pedagógico y la
reelaboración de los proyectos institucionales en el marco de la diversidad.

- ¿De qué hablamos cuando hacemos mención a un aula diversa y qué implica este concepto en el
quehacer educativo?
- Fundamentalmente lo que hace es poner sobre la mesa una preocupación que existió desde
siempre: darnos cuenta que nuestros grupos de alumnos no son absolutamente homogéneos o
iguales. Sí homogéneos en cuanto a las necesidades, pero diferentes en sus posibilidades de
aprendizaje. Ante esta realidad, un docente debe poder manejar alternativas, más de una
modalidad de enseñanza como para poder hacer que todos los chicos se sientan incluidos.

- ¿Como abordar la diferencia dentro del aula?


- La diferencia no es algo que uno elige o no elige, la diferencia es algo que es. Lo que uno hace
primero es reconocerla, aceptarla y, además, gozarla, tratado de entender que la diversidad es lo
que enriquece al ser humano.
El rol del docente implica reconocer algunas de las características del grupo y de los alumnos
porque no es igual hablar de nivel inicial, primario y medio. Lo importante es que sepa que no todos
los chicos tienen el mismo ritmo de aprendizaje, que no todos aprenden de la misma manera para
así poder ofrecerles alternativas.

- ¿Cuáles podrían considerarse prácticas óptimas de enseñanza y aprendizaje?


- Las mejores prácticas de enseñanzas serían aquellas estrategias metodológicas que emplean los
docentes en la actualidad y que tienen que ver con la resolución de problemas. Hoy, los problemas
que plantea la realidad no apuntan a un solo contenido, sino que tienen que ver con la integración
de muchas áreas disciplinares. En esta instancia vemos que hay personas que aprenden más
cuando escuchan, otras cuando leen o miran solos, en grupo, discutiendo, usando más el
razonamiento, la memoria, la imitación; es decir, son muchas las maneras. Por eso hay que tratar
de observar y aceptar los distintos modos y estilos de aprendizaje, lo cual no significa que, como
docente, se debe renunciar a los contenidos que hay que enseñar o ampararse en la típica frase
"con este chico no se puede, con este sí".

- ¿Qué puede decirnos acerca de una formación docente que tenga en cuenta un aula diversa?
- La formación docente no siempre tiene en cuenta los diversos contextos en los cuales hay que
trabajar. Por eso cuando hablamos de "formación docente" nos referimos a u proceso de
aprendizaje inicial y continuo, porque debe seguir a lo largo de todo su desarrollo profesional. En
esa continuidad, lo importante es ir conociendo los diferentes contextos en los cuales se trabaja;
por ello, el profesorado tiene que darle lineamientos generales para la implementación de prácticas
y la instrucción de saberes, pero además darle al futuro educador la suficiente flexibilidad de
pensamiento y acción.

También podría gustarte