Está en la página 1de 80
John Berger Con la esperanza entre los dientes NS loin dying Dor ie e207 rae tami Ve Hee Sun Eons Cams SE on0 Sbawciven pie, Tu Mga, Seon 2011 ‘ete urn 30 thn dt er Air align seston Gai ecthin ge mms yr 8 Can B esol depisieo que indi ae 1.725 Inpro ep Uru Pred Pomeranian e201 (© Diet: Proper Bai Sue mg de cabiers: Ben Bar es a Cnt epouns ne deer el -Bueor ArApi, Ae, Ter. Alan. 2011 Ise 978 957.0416987 1S Te hae Indice Doce tess sobre la economia de los muertos El infinico, ahora Los siete niveles de la desesperacién «Hablaria de mi amor suavementer {Déinde estamos? Una guerra contra el errorismo 0 una guerra Hablemos del miedo ‘Un momento en Ramala Un maestro de lo inexorable? Dice comunicados acerca de la entereza ante Jos Muros Pier Paolo Pasoli 0 el coro que traemos cn la memoria . Lacarne y los discursos ‘A punto de la desconexién Diez comunicados, Dénde hallar nuestro hygar Una desesperacién imbatible Un otto lado del deseo Mirando cuidadosamente, Tres mujeres fordgrafas Fuentes 3 7 9 2B 7 45 51 59 79 85 ” 105 m 7 127 Ma 45 161 Cuda todo lo que amas Para John Berger mientras el ladillo dela ard guada el alr cosa del vse minora oss gemina un invernadero pace respira yrflorce como el viento ‘mienes lo esbltos bales marmuran ws historias de [viento alo ungente los eamiones mice Ls hojas de lo sets guardan le que el momento penss haber pedido riers el cuenco de su muicc pulsa como el pecho [de un gorcén en el are ondulante iene oro de a irra encuentra sus ojos en lilo ys devela para uno y para otra en a rebosante oscuridad nid odo lo gue amar 1a cigs de los pjaros que src a matans os millones de manos del hack, la suave mano dela ter, tun paso adelante del tempo los dienes rotor dear ribusy ou vaso hugee [esparcidos por la estepa y juntos 4a diminuta ade bro, sobrviviente, el ereana fnessma Ide un efnearo visjando a noocrs pre suelo | | iL lapromes de uns bra abe elim do de aio [caminar comin, lmapa dea pina comand pero quse binds amo te nid tds lo gue areas Jos senders que allan hacia nosotros yl lejos que nos labeimos hai ellos 1a justica de una brizna de yesba que desmadeja placios (pero aloja as eanciones de a busqueda ele que nombra as las, a vasa de esa vida, conforme [selena con los dias yrs hundeparavolverselo que ama |e memoria qe exece para formar a abo que sempre (conocié como semilla las palabras pan ln que busca Ie verdades tas Ia puerta lanelo de comenzar juntos de nuevo snimales dios dentro dl paslamento del mundo Iagente en el caarto In gente cn I elle a gee cide rod lo que amas 19 de mayo de 2005 | | Doce tesis sobre la economia de los muertos’ (1994) 1. Los muertos citcundan a los vivos. Los vivos son el nicleo de los muertos. En este mticleo se en- cuentran las dimensiones del tiempo y el espacio. Lo que rodea al nicleo es infnitud. 2. Entre el niicleo y lo que lo circunda hay intercambios que, por lo general, no son claros. Todas las religiones se han preocupado por aumentar su dlaridad. Lacredibilidad dela religidn depende de la la- ridad de cietos intercambios inusuales. Las mistifica- cones de larligién se derivan de su intento de sste- smatizar tales intercambios. 3. Lo excepcional de los intercambios claros se debe a que es también muy raro que algo pueda cruzar intacto la fontera ente la infnitud y el tiempo. 4, Ver a los muertos como las personas que alguna ver fueron tiende a oscurecer su naturaleza Intentemos considerar a los vives como’ podrlamos asumir que lo hacen los muertos: colectivamente. No sélo a través del espacio se acumularia lo colectivo sino también alo largo del tempo. Incluirla Dace tine can et es pt pore pie ee igs ai Crs de ose 8 “ 1s a todos los que alguna ver vivieron. Y entonees tam- bign estarfamos pensando en los muertos. Para los vivo, los muertos on tinicamente aquellos que vivie- ron; mas en su propia gran colectividad los muertos ya incluyen alos vivos. 5. Los muertos habitan un momento sin tiem- po, de construccién continuamente recomenzada. La conscruccién es el estado del universo en cualquier instante, 6, Segsin su memoria de vida, los muertos s3- ben que el momento de construccién es, ambign, un momento de colapso. Habiendo vivido, los muertos ‘nunca pueden ser ineres 7. Silos muertos viven un momento sin tiem- po, zcémo pueden tener memoria? No recuerdan sino ser lanzados al tiempo, igual que todo lo que existié 0 8, La diferencia entre los muertos ylos que tin ‘no han nacido es que los muertos tienen esta memoria Conforme aumenta el niimero de muertos, la memo- ria se agranda. 9. La memoria de los muertos, existente en la infinitud, puede pensarse como una forma de la ima- ginacién relativa alo posible. Estaimaginacién es cer- «ana a (reside en) Dios; pero no sé cémo. 10. En el mundo de los vivos existe un fené- ‘meno equivalente pero contrario. Los vivos a veces ee Ue ‘experimencan la infinitud, como les es revelada en el suefo, en el éxasis, en instantes de extremo peligro, en el orgasmo, o tal vez en la experiencia misma de ‘mori. Durante estos instantes la imaginacién viva cu- bre el campo completo de la experiencia y rebase los contornos de la vida o la muerte de cada quien. Roza la imaginacién expectance de los muertos. 11. ;Cual es la relacién de los muertos con lo que no ha acurrido, con el futuro? Todo el futuro es li construccién en que su imaginacién se empera 12,