Está en la página 1de 2

UNIVERSIDAD DEL VALLE DE MEXICO

CAMPUS QUERETARO

FLOR GARZA AGUILAR


8 DE NOVIEMBRE DEL 2016
Radiación terapéutica y el riesgo potencial de
segundas malignidades
ONCOLOGIA
La radiación se ha asociado durante mucho tiempo con la carcinogénesis. Sin embargo, es
una parte importante de la terapia multimodal para muchas neoplasias malignas.
El papel de la edad.
La edad juega un papel importante en la carcinogénesis después de la irradiación,
independientemente de la tecnología utilizada. Para los niños, que se sabe que son más
radiosensibles, los riesgos de cáncer relacionados con la radiación aumentan
indefinidamente después de la exposición y los riesgos acumulados durante toda la vida son
mayores. Las neoplasias malignas secundarias se definieron como leucemia, linfoma, o
malignidad solida secundaria.
El riesgo relativo fue de:
- 2.4 para pacientes diagnosticados y tratados a la edad >50 años
- 4.9 para pacientes entre 20-50 años al momento del diagnostico y tratamiento
- 10.7 para pacientes <20 años al momento del diagnostico y tratamiento
Tamaño del campo de radiación.
El riesgo de neoplasias malignas secundarias es mayor con el incremento del tamaño del
campo de radiación.
El riesgo relativo En pacientes con linfoma de Hodgkin fue de:
- 2.1 en pacientes tratados con radiación del manto
- 4.2 en pacientes tratados con irradiación nodular linfática subtotal
- 5.1 en pacientes tratados con irradiación nodular linfática total
Todos los cánceres de mama se produjeron dentro de los campos de radiación inicial. Esto
apoya la hipótesis de que reducir la cantidad de tejido mamario expuesto a la radiación
disminuye el riesgo a largo plazo de cáncer de mama, y que los campos de radiación más
pequeños en general pueden reducir el riesgo a largo plazo de SMN, con menos irradiación
a los tejidos normales.
Malignidades hematologicas
La incidencia de neoplasias secundarias malignas despues de linfoma de hodgkin es de
16.1% a los 25 años. El cáncer de estómago es otra causa de morbilidad y mortalidad entre
los supervivientes de HL.
Malignidades ginecológicas
Aunque la mutación germinal de BRCA 1 y 2 incrementa el riesgo de cáncer de ovario y
mama de novo no hay evidencia de que exista un riesgo aumentado de una segunda
malignidad despues de radiación terapéutica. Bajas dosis de radiación puede incrementar el
riesgo de neoplasias malignas secundarias en BRCA 1 & 2 por debajo de los 30 años.
Malignidades genitourinarias y gastrointestinales
Para los pacientes tratados con radiación para estos canceres, los sitios SMN incluyen
cánceres de estómago, colon, recto, páncreas, pulmón, pleura, próstata, riñón, vejiga, tejido
conectivo y tiroides. Los pacientes con cáncer de próstata tienen múltiples opciones de
tratamiento, incluyendo radiación. Dentro de la radioterapia, se pueden utilizar diferentes
modalidades, incluyendo braquiterapia, EBRT, o una combinación de ambas.
En conclusión, las neoplasias secundarias malignas pueden ser una consecuencia de el
tratamiento de las malignidades primarias. Existen factores como la edad, ambiente,
predisposición genética que alteran el riesgo de SMNs

Bibliografía
Kamran, S. C., Berrington de Gonzalez, A., Ng, A., Haas-Kogan, D. and Viswanathan, A. N. (2016), Therapeutic
radiation and the potential risk of second malignancies. Cancer, 122: 1809–1821. doi:10.1002/cncr.29841