Está en la página 1de 4

Limpieza y Protección del Aura

Debemos tomar en cuanta la importancia de nuestros pensamientos, estar pendientes y


observarnos, no solo nos ensuciamos del exterior a veces las energías negativas que
generan los pensamientos también nos ensucian, por ello la importancia de la observación
sin juicio, de una manera fluida y sana lograremos muchos las oraciones generan oleadas
de luz y protección es por ello su importancia porque fortalecen el campo aurico, espero
les guste y les sirva un abrazo Mirna...

Todas las energías de las cosas, personas, lugares o situaciones se concentran en el aura.
Digamos que son imágenes mentales. Dependiendo de la apertura que tenga tu aura, es la
energía que 'te roba' una persona al pasar a tu lado, y depende del tipo de vibración que
tenga, puede atraer o repeler a las personas. Creo que eso ya lo había yo explicado en
alguno de mis otros documentos. Muchas personas hacen ciertos trabajos de brujería
blanca o negra en sus negocios para atraer gente... algunos de esos lugares llegan a crear
obsesión en aquellos que los visitan, de tal manera que las personas nunca van a otros
lugares porque estos 'no le llegan' o 'están peores' que el que a ellos van con frecuencia...
ojo... aunque también hay algunos lugares que llenan esos rincones vacíos en nuestros
corazones, y creamos dependencia en ellos. Lo anterior, las angustias, los malos ratos, los
buenos ratos, los pleitos... todo queda registrado en nuestra aura.

Con este método de limpieza podrás quitarte de encima todas estas energías -las cuales no
te pertenecen-, y te hará recuperar esa energía que has perdido o te han quitado. Es
sencillo, aunque necesitarás absoluta concentración para poder realizarlo.

La técnica

Procura estar solo(a) el día o el momento en el que lo practiques. Te recomiendo que lo


hagas en tu sala, en el sillón, o en tu habitación, sentado en una silla, en frente de tu
computador con el video Holográfico, o frente de el televisor donde tendrás el video de
Holográfico para limpiar tu aura, o puedes poner un cuadro con el Holográfico que
limpiara tu aura, deberás tener los ojos cerrados. Siéntate cómodamente, con las manos
sobre tus piernas, con las palmas mostrando hacia arriba. Respira profundamente sin
retener el aire, imaginando una neblina rosada a tu alrededor, la cual, cada vez que
aspiras, penetra tus pulmones, y tus glóbulos rojos riegan todo tu cuerpo de adentro hacia
afuera, llevando consigo partículas de esa neblina. Imagina cómo de tu chakra de la raíz
se dispara un rayo de luz azul clara hacia el centro de la tierra y se queda bien anclado.
Tu corona comenzará a vibrar y se abrirá, saliendo de ella un rayo de luz del mismo color
hacia el cielo, hacia el infinito. Sentirás cómo comienzas a recibir luz por ese lazo, luz
que recorrerá e iluminará todo tu cuerpo hacia tu raíz, jalando consigo todas las cosas que
pasan por tu mente en esos instantes y te quitan la concentración... de cierta manera esta
luz drenará toda esa energía y la jalará al centro de la tierra para neutralizarla. Llegará un
momento en el que todo tu cuerpo comenzará a vibrar... en ese momento tu aura se
proyectará hacia alrededor de un metro desde tu piel. No importa si tienes tus ojos
abiertos o cerrados... Dibuja una rosa fuera de tu campo aurico, y coloca dentro de ella a
tus padres, vivos o muertos... así concentrarás toda la energía que ellos han tomado de ti y
la que tú has tomado de ellos... recuerda que lo que es de cada quien debe ser suyo
solamente. Ya que estén dentro, crea un cartucho de dinamita o cualquier otro explosivo
debajo de la rosa... verás cómo ese explosivo brilla con una luz muy especial... prende la
mecha mentalmente y hazlo que explote. Al explotar, verás como salen disparadas miles
de partículas luminosas de la rosa, las cuales se concentrarán en dos nubes de energía
frente a ti a la altura de tu cabeza, pero fuera de tu campo aurico. La explosión ha jalado
de tu aura toda la energía de ellos y la ha concentrado en la nube de la izquierda, y la
energía que ellos te han quitado ha quedado concentrada en la nube de la derecha.
Suavemente empuja la nube izquierda que regrese hacia ellos, neutralizada, puesto que
les pertenece. Ahora, convierte la nube de la derecha en un pequeño solecito, en una
esfera de energía dorada, y haz que penetre a tu cuerpo por tu corona. Sentirás cómo tu
cuerpo se aligera, comienza a vibrar y se ilumina cada vez más con la neutralización de
estas energías. Ahora, crea otra rosa y coloca a tu pareja, si es que la tienes. Repite el
procedimiento. Crea cada rosa por cada persona que esté siempre presente en tu mente...
si después de 'explotarla' sigue presente, no te preocupes... conforme más veces hagas
esta rutina en días posteriores irá desapareciendo. Si hay alguna situación que te molesta,
o algo que te angustie, explótalo también. Si hay lugares a los que no puedes dejar de ir o
en los que no puedes dejar de pensar, también explótalos... a las personas que están o
acuden a esos lugares explótalos por separado, a menos que representen al lugar... si es
así, cuando pongas el lugar en la rosa inclúyelos. Si padeces alguna enfermedad, coloca
la enfermedad dentro de una rosa... jamás coloques dentro partes de tu cuerpo o incluso a
ti mismo. Cada persona, lugar, animal o situación que explotes dentro de las rosas,
quitará de tu aura esa energía y la hará más limpia, clara y brillante. Puede que llegue el
momento en el que termines de colocar personas o te sientas cansado(a)... es normal. En
ese momento darás por terminada la sesión de la siguiente manera: Imagina cómo el rayo
que entra por tu corona se torna blanco... recorre todo tu cuerpo, cada chakra, cada célula,
lo ilumina, y baja a tierra por tu raíz, también turnando en blanco ese rayo. Ahora, cubre
de dorado tu aura, que quede blanca por dentro y dorada por fuera. Recuerda que todo lo
haces con tu mente... si te cuesta trabajo imaginar cómo tu aura se cubre de un caparazón
dorado, imagina que te levantas y la pintas con una lata de spray o una cubeta de pintura
y una brocha. Ya que tu aura brille con esa luz dorada por fuera, coloca muchísimas rosas
encima. Estas rosas, al igual que las otras que usaste, pueden ser de cualquier color o
multicolores si te gusta. Con esto crearás un ambiente de bienestar, amor y paz a donde
quiera que vayas. Cierra tu corona y tu raíz, abre tus ojos y mira a tu alrededor... verás
como brilla el lugar y se siente diferente... tú te sientes diferente. Da las gracias por haber
recibido esta curación... coloca tus palmas en el suelo para descargar el exceso de energía
y levántate -o continúa sentado durante el tiempo que quieras-. Has terminado el efecto
permanecerá hasta que tu aura se vuelva a ensuciar... mientras más seguido practiques
esta técnica, más tiempo durará la limpieza y protección, incluso hasta podrías
incrementar su funcionamiento.....Bienvenidos! Amor y Luz Para Todos Dios Los
Bendiga..

Limpiar el aura es muy importante ya que favorecerá que todo lo bueno que la vida
quiera darnos venga a nosotros sin problemas y en grandes cantidades, además favorece
las buenas relaciones y una buena impresión de nosotros mismos a los demás. Se
necesita:

• incienso de loto, sándalo o de iglesia.


• piedra amatista pulida (no en bruto)
• una vela blanca
• preparado de agua de rosas (se explica en el ritual)

Preparación:Tendrás que realizarlo en tu día y horas mágicas. Este ritual es muy
interactivo y por ello requerirá que estés desnudo. Si tienes algo de pudor puedes estar
con una bata o algo que te cubra que sea fácil de quitar. Recuerda que es necesario que
estés desnudo porque para limpiar tu campo magnético necesitamos que nada obstruya la
limpieza, y hacerlo sobre la ropa podría disminuir sus efectos. El preparado de agua de
rosas se hace de la siguiente manera: consigue agua que no sea del grifo (manantial, río,
mineral, etc...) y también con varios pétalos de cualquier rosa menos la amarilla. Un día
antes de que hagas la limpieza debes verter el agua en una jarra con los pétalos de rosa y
un poco de sal. Si dispones de miel, también unas gotitas serían fantásticas para la
mezcla, pero si no puedes conseguirla tampoco pasará nada. Déjalo así durante 24 horas
antes del ritual. El ritual consta de tres fases muy importantes: una de purificación a
través del aire con el incienso, otra de purificación a través de la tierra con la amatista y
otra de purificación a través del agua con la mezcla de rosas. El fuego está presente como
testimonial a través de la vela blanca. Lo primero que debes hacer es encender la vela
blanca. Después enciende el incienso y comienza a pasarte el humo que sale de él por
TODO tu cuerpo. Recuerda que tu campo magnético recorre todo el cuerpo, así que
procura que no se te escape ninguna parte. Mantén el humo entre uno y tres centímetro de
distancia con respecto a tu piel. Te recomendamos que comiences en las plantas de los
pies y vayas subiendo hacia la cabeza. Mantente varios segundos en cada una de las
zonas ya que la limpieza lleva su tiempo. Recuerda que puedes usar cuantas barritas de
incienso necesites. Cuando hayas terminado la limpieza a través del incienso, déjalo en el
incensario de manera que se siga quemando todavía mientras dura el ritual. Después coge
la piedra amatista y frótala por todas las partes del cuerpo como si fuera jabón de baño.
Tómate varios instantes para cada zona. Cuando hayas terminado la limpieza a través del
elemento tierra, deja la amatista cerca del incienso que debe seguir encendido. Entonces
es cuando recurriremos a la mezcla de agua de rosas. En este sentido deberás ir mojando
con ella todas las partes de tu cuerpo y dejando secarte al aire. No te cortes en pasarte
bastante mezcla. Para tu comodidad si quieres puedes hacer varias tandadas de esparcirte
el agua por el cuerpo para no encharcarlo todo. Cuando hayas terminado, apaga el
incienso y la vela. ¡Ya tendrás el aura totalmente reluciente!

También podría gustarte