Está en la página 1de 16

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/28095759

La inteligencia artificial y la ingeniería del conocimiento como soporte para


las técnicas de decisión basadas en la gestión del conocimiento

Article
Source: OAI

CITATIONS READS

8 932

2 authors:

Luis Eugenio Carretero Diaz José Ignacio López-Sánchez


Complutense University of Madrid Complutense University of Madrid
10 PUBLICATIONS   42 CITATIONS    54 PUBLICATIONS   355 CITATIONS   

SEE PROFILE SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

SocialBigdata-CM | Using Big Data for social change monitoring and analysis View project

Métodos e técnicas de programas de melhorias implementados em empresas da indústria automobilística: uma análise comparativa entre Brasil e Espanha View
project

All content following this page was uploaded by José Ignacio López-Sánchez on 10 June 2014.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


D-O
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y LA INGENIERIA
DEL CONOCIMIENTO COMO SOPORTE PARA LAS TECNICAS DE
DECISION BASADAS EN LA GESTION DEL CONOCIMIENTO
17
JOSE IGNACIO LOPEZ SANCHEZ
LUIS EUGENIO CARRETERO DIAZ
DEPARTAMENTO DE ORGANIZACION DE EMPRESAS
UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

1. Introducción métodos para adquirir, elaborar y representar en el


ordenador el conocimiento.
El conocimiento y su gestión se están convir-
tiendo en un recurso y habilidad con la capacidad
de crear valor para aquellas empresas que lo uti-
2. La gestión del conocimiento
licen en todas sus extensiones. Los sistemas y las
tecnologías de la información no son ajenos a El conocimiento es algo más que información. Para
este cambio. Así pues, los sistemas de informa- poder identificar el mismo debemos enjuiciar, valorar,
ción que permitan la difusión, no sólo de infor- relacionar información (Davenport et al, 1998). El
mación para la toma de decisiones, sino de los Conocimiento, las capacidades intelectuales de los
conocimientos, las capacidades intelectuales de seres humanos, los valores culturales, las habilidades,
los seres humanos, los valores culturales, las habi- la experiencia, inclusive los modelos mentales, pue-
lidades, la experiencia, inclusive los modelos men- den convertirse en una potente herramienta que
tales, pueden convertirse en una potente herra- permita ayudar a los seres humanos en todas sus acti-
mienta que permita ayudar a los seres humanos vidades y al mismo tiempo crear valor a la empresa
en todas sus actividades y al mismo tiempo crear (Davenport et al, 1996). Todas las personas de la
valor a la empresa. organización, tienen conocimiento, inteligencia, creati-
vidad y sabiduría y quizás el input clave para dinamizar
Los Sistemas de Soporte para la Decisión y los Sis-
la misma sea el conocimiento (Torquemada, 1996).
temas Basados en el Conocimiento facilitan el pro-
ceso de adopción de decisiones en aquellas situa- En un entorno como el actual, cada vez más global,
ciones en la que los sistemas de información intenso y dinámico, la búsqueda de ventajas com-
convencionales no garantizan una adecuada resolu- petitivas duraderas es un reto continuo, así el cono-
ción para los problemas actuales. El cuerpo de cimiento se puede generar y transformar en mejora
conocimiento teórico que se ha generado alrede- competitiva. Gestionar el conocimiento significa
dor de tales descubrimientos, esta forma de pro- gestionar los procesos de creación, desarrollo, difu-
gramación diferente a la convencional, se puede sión y explotación del conocimiento para ganar
englobar bajo el nombre de Inteligencia Artificial capacidad competitiva, y a su vez en mejora orga-
(IA). Como resultado de ello surge una nueva dis- nizativa. El modelo de aprendizaje organizativo pro-
ciplina: la Ingeniería del Conocimiento (IC), cuyo puesto por Revilla Gutiérrez y Pérez Santana
objeto es precisamente la investigación sobre los (1998) integra tres elementos claves:

Nº 23
• La creación de problemas a través de la innova- dependen en mayor medida las decisiones más
ción y el pensamiento creativo, derivada de la importantes de la empresa (Selva Domínguez et al,
necesidad de la empresa de plantear nuevas for- 1998).
mas de actuación que le permita hacer frente a
Para Ramírez de Francia (1999, p.16) los objetivos
las contingencias que se originan como conse-
estratégicos que se pretenden lograr con la Gestión
cuencia de los cambios del entorno.
del Conocimiento son:
• La resolución de problemas para lograr un mayor • Innovación: búsqueda y modelaje de nuevas ideas.
grado de adaptación.
• Competencia: desarrollando las capacidades y la
• Transferencia del conocimiento desde el indivi- experiencia de los trabajadores.
duo a la organización, para que dicho conoci-
miento se traduzca en una mejor actuación de la • Capacidad de respuesta. Proporcionando a las
organización. personas acceso a la información que necesitan
en el momento oportuno.
La Gestión del Conocimiento y sus especialistas,
determinan, en una gran magnitud, las capacidades • Productividad: capturando y almacenando otros
esenciales de la organización, en tanto definen la conocimientos para minimizar la duplicidad de
forma y el momento en que las mejoras pasan a esfuerzos.
formar parte de la cultura de la empresarial. El Tissen, Andriessen y Deprez (1998) diferencian dos
camino del trabajo del conocimiento es el que tipos de Gestión del Conocimiento, la operativa y
ofrece mayores dificultades; sin embargo, constituye la estratégica. Para Ordóñez de Pablos (1999), ver
la vía por la que debe transitar la empresa que Figura 1, la gestión operativa utiliza las tecnologías
espera afianzarse en una posición de vanguardia. La de la información para organizar y distribuir la infor-
Gestión del Conocimiento es algo más que una mación hacia y procedente de los trabajadores. La
simple manipulación de datos, es el reconocimiento gestión estratégica es un proceso que relaciona el
de un activo humano incorporado a las mentes de conocimiento de la empresa con: 1) el diseño de
las personas para convertirlo en un activo empre- estructuras organizativas que fomentan el conoci-
sarial de fácil acceso y posible utilización, por parte miento; 2) la estrategia empresarial; y 3) el desa-
de aquellos integrantes del grupo de quienes rrollo de profesionales del conocimiento.

MERCADOS
Y ESTRATEGIA

GESTION GESTION
OPERATIVA DEL ESTRATEGICA DEL
CONOCIMIENTO CONOCIMIENTO
PERSONAS Y
MOTIVACION

CONOCIMIENTO ESTRUCTURAS
Y SISTEMAS Y PROCESOS

FIGURA 1: LA GESTION DEL CONOCIMIENTO (ORDOÑEZ DE PABLOS, 1999, P. 2)

El conocimiento es un recurso y una capacidad. Es dimensiones, explícito y tácito (Nonaka y Tackeuchi,


un recurso intangible que puede ser tanto individual 1995, p.8), y social e individual, en la Tabla 1 pode-
como organizativo, incluso en ciertos casos, puede mos observar la ventaja competitiva según el tipo de
llegar a ser un recurso escaso y relevante para la conocimiento (Lloria Aramburo, 1999, pp. 6-7):
organización. También se puede observar cómo un • Conocimiento automático (individual y tácito): Este
número elevado de individuos combinan su conoci- tipo de conocimiento engloba las habilidades o des-
miento para crear una capacidad organizativa. Son trezas de un individuo capturadas en el término
cuatro los tipos de conocimiento que se pueden saber-hacer que se adquieren después de años de
identificar en función de la combinación de dos experiencia y que son incapaces de ser articuladas.

172
• Conocimiento consciente (individual y explícito): Se también puede localizarse en las reglas y guías de
trata de un conocimiento individual que puede ser las operaciones de la empresa. No es muy acon-
fácilmente articulable y compartido. Una empresa sejable basar la ventaja competitiva en este cono-
no puede basar su ventaja competitiva en este cimiento, al ser ampliamente conocido y total-
tipo de conocimiento ya que al ser comunicable y mente articulable.
compartido por los individuos, es fácilmente imita-
• Conocimiento colectivo (social y tácito): Es un tipo
ble, perfectamente móvil y poco duradero.
de conocimiento implícito que está enclavado en
• Conocimiento objetivado (social y explícito): es la práctica organizativa. Comprende tanto prácti-
aquel conocimiento totalmente difundido en la cas (comportamientos, rituales y rutinas organi-
organización que ayuda en las prácticas operati- zativas) como significados (cognitivos, afectivos,
vas. Su arquetipo es el conocimiento científico, simbólicos y culturales).

TIPO DE CONOCIMIENTO VENTAJA COMPETITIVA

I) NIVEL INDIVIDUAL:
1) Conocimiento automático Este tipo de conocimiento puede dar lugar a una ventaja competitiva. Cumple las condicio-
nes de imperfecta imitabilidad, imperfecta movilidad (será mayor en la medida que para el
desarrollo del conocimiento se precise la interacción o combinación con otros recursos de
la empresa, o prácticas organizativas), durabilidad e imperfecta sustitubilidad.

2) Conocimiento consciente No se debe basar la ventaja competitiva en este tipo de conocimiento, al ser fácilmente imi-
table, perfectamente móvil y poco duradero.

II) NIVEL ORGANIZATIVO:

3a) Conocimiento colectivo Este es uno de los conocimientos más seguros para basar una ventaja competitiva. Cumple
(aspecto operativo) las condiciones de imperfecta movilidad, durabilidad, e imperfecta imitabilidad (al cumplirse las
subcondiciones de condiciones históricas únicas, ambigüedad causal y complejidad causal,).

3b) Conocimiento colectivo Éste también es un tipo de conocimiento muy seguro para alcanzar una ventaja competitiva.
(aspecto conceptual) Cumple las condiciones de imperfecta movilidad, imperfecta imitabilidad y durabilidad.

4) Conocimiento objetivado No debe basarse una ventaja competitiva sobre este conocimiento a no ser que esté pro-
tegido con el secreto industrial o por una patente. Su duración se vería limitada a la dura-
ción de la patente.

TABLA 1: TIPOS DE CONOCIMIENTO Y SE VENTAJA COMPETITIVA (LLORIA ARAMBURO, 1999, P. 8).

No cabe duda que la empresa que quiera poner vas, especialmente del conocimiento automático y
en marcha una estrategia para controlar y utilizar colectivo, aunque en la mayoría de las situaciones
los recursos cognitivos de sus empleados debe sean los otros dos los conocimientos representa-
hacer uso de diferentes tecnologías, tanto las dos. Por ello debemos destacar el papel que juega
basadas en procesos convencionales, algunos de o pueden llegar a jugar los SBC en la Gestión del
ellos muy de moda actualmente, (Intranets, Data Conocimiento dentro de las organizaciones (Hen-
Warehouse, software de recursos humanos, etc.) driks y Vriens, 1999).
como aquellas que utilizan formas alternativas de
programación distinta a la algorítmica convencio-
nal. Según la Consultora Dataquest (PcWeek, 3. La inteligencia artificial
1999, p. 22) la Gestión del Conocimiento creará
Es difícil plantear una definición concreta y exacta
un mercado de 800.000 millones de pesetas en el
de lo que se quiere decir con el término Inteli-
año 2000.
gencia Artificial (IA). La principal dificultad radica,
Actualmente la Inteligencia Artificial, y concreta- tal vez, en el hecho de que aún no estemos total-
mente los Sistemas Basados en el Conocimiento, se mente seguros de la definición exacta de la inteli-
pueden convertir en un referente en cuanto al uso gencia natural. Para los psicólogos existen tan
de tecnologías que permitan la utilización del cono- sólo diversas formas o manifestaciones de ésta:
cimiento operativo como un recurso y para que la aritmética, verbal, espacial, razonamiento abs-
organización logre importantes ventajas competiti- tracto, etc.

173
Algunas de las definiciones que se pueden conside- tales aquellas que presentan características asociadas
rar más útiles para nuestros propósitos vienen al entendimiento humano como el raciocinio, la
recogidas en Simons (1985, p.80): «Alfred Binet comprensión del lenguaje hablado y escrito, el
relacionó su concepto con: comprensión, orienta- aprendizaje, la toma de decisiones y otras similares».
ción, sentido crítico y capacidad de juicio. Para
Las investigaciones dentro de la I.A. tienden a desa-
David Wechsler, la inteligencia es la capacidad glo- rrollar sistemas de ordenador capaces de realizar
bal que posee un individuo para actuar en orden a tareas normalmente asociadas con el comporta-
conseguir determinados objetivos, pensar racional- miento humano inteligente. Dichas tareas se
mente y relacionarse eficazmente con su entorno. refieren a los llamados procesos cognitivos funda-
El psicólogo Wiliam Stern la concibe como la capa- mentales (Carretero Díaz, 1989, p. 81):
cidad general que tienen los individuos (u organis-
mos) para ajustar conscientemente su modo de • memorización (almacenamiento y recuperación
pensar a los nuevos requisitos del entorno, adap- de datos)
tándose dinámicamente a nuevos problemas y con- • aprendizaje
diciones». Según Carretero Díaz (1988, p. 54) es en
esta última definición «donde se hace constar explí- • solución de problemas
citamente el carácter esencial de lo que se consi- • inferencia y deducción lógica
dera comportamiento inteligente: la adaptación
dinámica a un entorno cambiante». • percepción y reconocimiento de formas

Desde la publicación del trabajo de M. Minsky en • toma de decisiones


1961 «Steps Toward Artificial Intelligence», el cual • comprensión del lenguaje natural
dio lugar a la generalización del término «Inteligen-
Cada uno de estos aspectos, que componen una
cia Artificial», han sido muchas las concepciones
parte del comportamiento global del individuo
sobre el mismo. Para Newell (1980), todas las inves-
humano, es lo suficientemente complejo como
tigaciones sobre I.A. se pueden agrupar en torno a
para suscitar por sí mismo un dominio diferenciado
tres concepciones o perspectivas diferentes: de investigación dentro de la I.A.. A su vez, dentro
1. El estudio de los mecanismos que pueden reali- de cualquiera de ellos, es a menudo indispensable
zar determinadas funciones intelectuales, enten- utilizar un gran número de conocimientos, instru-
diendo por mecanismos cualquier proceso abs- mentos y técnicas que provienen de disciplinas
tracto que pueda realizarse mediante un proceso diversas como la lógica, psicología, investigación
físico. operativa, teoría de sistemas, lingüística, etc. Lo cual
da como resultado que sea la I.A., uno de los fren-
2. La investigación sobre los métodos y procedi-
tes de investigación mas extenso y de mayor comu-
mientos para realizar cierta clase de tareas, como nicación interdisciplinaria de todos los existentes en
la solución de problemas, siempre y cuando esos la actualidad.
métodos necesiten muy poca información para
obtener resultados (métodos débiles). Se suelen distinguir dentro del campo de la IA, cua-
tro grandes apartados o áreas de investigación
3. La I.A. se puede entender como un tipo de psi- metodológica, en donde se estudian los mecanis-
cología teórica cuyo presupuesto fundamental es mos básicos de la inteligencia que van a ser comu-
la concepción del hombre como un sistema de nes a todas las aplicaciones reales (Nilsson, 1974).
procesamiento de información, y que intenta Estos temas centrales son:
estudiar el fundamento de la mente a través de
mecanismos efectivos. • El estudio de los procesos de razonamiento,
deducción y solución de problemas.
Una definición, generalmente aceptada en los ámbi-
tos académicos, es la propuesta por Barr y Feigen- • El estudio de los procedimientos y técnicas para
baum (1981, p. 3), en la cual se destaca que son modelizar y representar el conocimiento.
«sistemas (intelligent computer systems) que tratan • Las técnicas de búsqueda heurística.
de efectuar tareas que normalmente se asocian con
el comportamiento humano inteligente, tales como • Los lenguajes de programación para la I.A.
comprensión del lenguaje, aprendizaje, razona- A continuación, según se desciende en generalidad,
miento, solucionamiento de problemas y otras simi- se encuentra un denominado primer nivel de apli-
lares». caciones, compuesto por una serie de campos de
Para Valle, Barbera y Ros (1984, p. 17), «La Inteli- estudio que han dado lugar a los principales pro-
gencia Artificial es una ciencia y una tecnología que gramas de investigación aplicada de la actualidad:
se ocupa de la comprensión de la inteligencia y del • Sistemas Expertos (SSEE) o Sistemas Basados en
diseño de máquinas inteligentes, entendiendo por el Conocimiento (SBC).

174
• Prueba automática de teoremas. Como se ha propuesto, las dificultades para seguir
un comportamiento racional surgen de la imposibi-
• Robótica.
lidad de conocer toda la información posible sobre
• Redes neuronales. alternativas, determinar con certeza sus conse-
• Programación automática. cuencias y, por tanto, evaluar objetivamente dicha
información. Por lo tanto, el hombre se comporta
• Simulación de los sentidos (visión artificial, voz, con criterios de racionalidad limitada. «En primer
etc.). lugar, puesto que se contenta con llegar a cierto
• Comprensión del lenguaje natural. límite y no busca el máximo, el hombre administra-
tivo puede elegir sin examinar previamente todas
• Juegos de estrategia. las alternativas posibles de conducta ni cercionarse
• Psicología del procesamiento de la información. de que esas son, en realidad todas las alternativas.
En segundo lugar, puede tomar sus decisiones
En cada uno de estos campos se utilizan de forma siguiendo unas reglas relativamente sencillas y
combinada los conocimientos per tenecientes a manejables, que no piden imposibles a su capacidad
más de una de las áreas metodológicas anterio- de pensamiento, porque trata al mundo más bien
res, e incluso de alguno de los otros campos de como vacio, e ignora la interrelación de todas las
investigación, como ocurre con la robótica o los cosas (tan paralizadora para el pensamiento y la
sistemas expertos. Finalmente, dentro de cada acción)» (Simon, 1982 a, p. XXIV).
área encontramos las aplicaciones del segundo
nivel, o sistemas que como prototipos o como Todo ello implica, según el propio Simon, la acepta-
productos comerciales, están en funcionamiento ción de dos ideas básicas asociadas a todo proceso
y atienden a la realización de una tarea determi- de decisión: búsqueda y satisfacción. Este autor
nada. Esta cuestión será objeto de estudio más (1982 b) diferencia, en función de la menor o
adelante. mayor complejidad de las decisiones a adoptar, dos
tipos de decisiones: decisiones programadas, bien
estructuradas o simplemente estructuradas y deci-
4. Los sistemas basados en el conocimiento siones no programas, mal estructuradas o no
como sistemas de soporte para la decisión estructuradas.
Una de las características más destacables de la Las primeras son aquellas que pueden aplicarse a
toma de decisiones en el ámbito empresarial, es la problemas repetitivos o rutinarios, que se presen-
gran complejidad que proviene de las distintas tan gran número de veces en la vida de la empresa,
situaciones reales a las que se trata de responder, «en la medida en que se ha elaborado un procedi-
manifestándose ésta a través de los siguientes miento definido para manejarlas de tal modo que
aspectos: no deba tratárselas de nuevo cada vez que se pre-
sentan» (Simon, 1982 b, p. 43). Las segundas son
• Tiempo de respuesta. Cada vez más, decisiones aquellas que hay que adoptar ante situaciones nue-
con consecuencias importantes a largo plazo vas, complejas, no repetitivas, de tal forma que no
deben de adoptarse en un breve período de existe un procedimiento previo para tomarlas. Es
tiempo, si queremos dar repuesta a un entorno decir, el problema que exige solución no se había
altamente competitivo. Así, los decisores tendrán presentado con anterioridad «porque su naturaleza
menos tiempo para consultar más fuentes de y estructura precisas son huidizas o complejas, o
información, para analizar más alternativas. porque es tan importante que merece un trata-
• Información incompleta y limitada. Como conse- miento hecho a medida» (Simon, 1982 b, p. 43).
cuencia de ello, es imposible contar con toda la Obviamente, los problemas que se dan en la
información necesaria para resolver un problema empresa, no exigen claramente decisiones estruc-
y adoptar una decisión óptima. Y aunque contá- turadas o decisiones no estructuradas. Tal y como
ramos con toda la información seríamos incapa- comenta el propio Simon, ambas situaciones son
ces de procesarla. los dos extremos de un continuo en donde tienen
• Incertidumbre sobre los datos. Muchas decisiones cabida todas las decisiones que se deben adoptar.
en la empresa incorporan la situación previsible Así, puede surgir el concepto de problemas semi-
del entorno dentro de la información a tener en estructurados.
cuenta, y ésta no se puede conocer sino es en En este contexto, los sistemas de información,
términos aproximados. entendidos como el conjunto de recursos técnicos,
• Objetivos múltiples. El decisior debe buscar algún económicos y humanos organizados, con finalidad de
criterio que satisfaga un conjunto de objetivos satisfacer las necesidades informativas de la organiza-
distintos y normalmente incompatibles. ción empresarial, surgen, para facilitar el proceso de

175
toma de decisiones, que tiene como finalidad resol- que representan oportunidades únicas, situaciones
ver los problemas anteriormente descritos. Para una nuevas, o debido a que el problema cambia a
gran parte de las situaciones de decisión que se pue- medida que se amplía la experiencia de los respon-
den encontrar en el proceso de administración de la sables que toman las decisiones. Es la naturaleza
empresa, es posible conocer, cuando menos, las par- esencial de las decisiones de carácter estratégico.
tes que conforman el problema (aún cuando sus
En estas situaciones, a medida que el decisor
interrelaciones no se comprendan completamente).
comience a procesar la información disponible sobre
En ellas es muy posible, que los responsables puedan
las diferentes partes del problema, las nuevas con-
identificar los factores importantes que intervienen o
clusiones pueden modificar la propia dirección del
que es necesario estudiar, y solicitar la información
análisis. A medida que se va generando información,
que pueda servir para aclararlos.
se pueden descubrir otros aspectos diferentes del
Esto puede ser debido, a que también un amplio problema, aquellos que en un principio eran eviden-
porcentaje de las situaciones de decisión que se tes o sirvieron para comenzar la búsqueda de una
plantean en el seno de una organización empresa- solución. Tal vez por ello, las dos líneas de investiga-
rial, son de carácter repetitivo (con una frecuencia ción más modernas en el campo de los instrumen-
diaria, semanal, semestral, etc.). Como consecuen- tos de apoyo para la decisión empresarial, como son
cia, se pueden especificar con carácter previo, los los DSS y los SSEE, se dirigen no hacia el objetivo
pasos del procesamiento de la información necesa- final de automatizar por completo la toma de deci-
rios para tratar con tales problemas. siones, sino más bien hacia aquel menos ambicioso,
de apoyar simplemente la intuición del decisor.
En esta línea nos encontramos, por un lado, a los
Ambos instrumentos se basan en la utilización del
sistemas que pretenden capturar y procesar los
ordenador, y ambos realizan un procesamiento auto-
detalles de las transacciones o actividades corrien-
mático de la información, bien en forma de datos,
tes como el Procesamiento Electrónico de Datos
bien en forma de procedimientos y cadenas de sím-
(EDP, Electronic Data Processing), y por otro, aque-
bolos, para conseguir la respuesta a un problema.
llos cuyo propósito es facilitar la adopción de deci-
siones cuando los requerimientos de la información Como consecuencia del paradigma de búsqueda
a manejar pueden ser, en cierta medida, identifica- heurística que ha seguido la investigación sobre
dos de antemano, como los Sistemas de Información solución automática de problemas en IA, desde las
para la Dirección (MIS, Management Information Sys- primeras realizaciones prácticas, el interés se ha ido
tems) o los Sistemas de Información para Ejecutivos centrando en el desarrollo de unos solucionadores
(Executive Information Systems). particulares, que tratan de incorporar de alguna
forma el conocimiento empírico y subjetivo que
No obstante, en el contexto de la competencia
manejan los individuos cuando resuelven problemas
moderna, la toma de decisiones se convierte en
en un dominio determinado. Tales solucionadores
una tarea que es al mismo tiempo multidimensional,
han recibido el nombre de Sistemas Expertos o Sis-
multiobjetivo y sólo parcialmente definida, y que,
temas Basados en el Conocimiento.
por lo tanto, no podrá ser objeto de automatiza-
ción por completo (Simon, 1982 b). Una de las En términos generales, un Sistema Experto (SE) «es
razones para esta negación es, sin duda, el que en un sistema informático que resuelve problemas en
tales decisiones se emplea además de juicio y cono- un ámbito determinado, con la habilidad y precisión
cimientos específicos, mucho de lo que se ha dado de un experto» (Carretero Díaz, 1988, p. 303). Una
en denominar como «sentido común». característica adicional, y que para muchos es tan
importante como para formar parte de su defini-
El objetivo fundamental de los llamados Sistemas de
ción, es que el sistema sea capaz, bajo demanda, de
Soporte para la Decisión (DSS, Decision Support
justificar su propia línea de razonamiento de forma
Systems) es ayudar a los miembros de una organi-
inteligible para el usuario. En parecidos términos se
zación empresarial, que tienen que adoptar decisio-
expresa O´Leary (1988, p. 72), para quien «los sis-
nes, en las ocasiones en las que tan sólo es posible
tema expertos son programas de ordenador dise-
conocer algunos de los detalles más importantes
ñados para recoger, registrar aquellos aspectos del
del problema a resolver. Esto es, bajo condiciones
experto humano, necesarios para la toma de deci-
de decisión que podemos calificar como no estruc-
siones en dominios específicos, así como el com-
turadas o parcialmente estructuradas (semi-estruc-
portamiento del experto ante dicha situación».
turadas). A medida que ascendemos en los niveles
jerárquicos de autoridad dentro de la organización, Las anteriores definiciones pueden considerarse
los problemas que se plantean y se tratan de resol- como funcionales, ya que reflejan el cometido o
ver, cambian considerablemente. Las situaciones labor realizada por el sistema. Otra definición
que se presentan suelen ser de carácter único, ya menos conocida pero más correcta desde un
sea porque se refieren a conjuntos de condiciones punto de vista teórico es la propuesta por Carre-

176
tero Díaz (1989, p. 83): «Un SE es un sistema de miento se ha de enfrentar (Kusiak y Chen, 1988): la
computación dentro del cual el conocimiento representación del conocimiento, la utilización del
específico para abordar problemas y el conoci- conocimiento y la adquisición del conocimiento.
miento procedimental que posibilita la resolución
Se ha producido una fuerte corriente de opinión a
de problemas manipulando el conocimiento espe-
favor de los Sistemas Expertos, sosteniendo que
cífico, aparecen claramente separados»
esta tecnología podía recoger y tratar el conoci-
Esto quiere decir que en un SE, conocimientos miento, la experiencia y el juicio humano. Los pro-
específicos y procedimiento de solución son, en motores de la Inteligencia Artificial defendían la idea
cierto modo, independientes, e incluso intercambia- de que estos sistemas iban a representar una nueva
bles. Se puede cambiar, en principio, de dominio de revolución informática, es decir la automatización
aplicación cambiando de conocimientos específicos, de los procesos del conocimiento, de la misma
manteniendo no obstante, los procedimientos de forma en que la primera revolución informática
solución. Debido a este enfoque estructural, a los automatizó el proceso de datos.
SSEE se les suele denominar también Sistemas Basa- La situación se está aclarando en la actualidad, y
dos en el Conocimiento (SBC)1, aunque en realidad pueden verse ya las líneas maestras de lo que serán
no son sino una categoría particular de los mismos. los SSEE en el futuro. Este tal vez no es tan revolu-
Como resultado de ello surge una nueva disciplina: cionario como los «fanáticos» de la IA esperaban.
la Ingeniería del Conocimiento (IC), cuyo objeto es La industria está superando muchos de los proble-
precisamente la investigación sobre los métodos mas asociados con el traspaso de ideas y técnicas
para adquirir, elaborar y representar en el ordena- aprendidas en ambientes académicos y de investi-
dor el conocimiento, tanto factual como procedi- gación hacia ámbitos comerciales y, actualmente,
mental, del experto humano (Juristo Juzgado, están disponibles en el mercado sistemas muy fia-
1997). Se trata de un trabajo que exige una estre- bles y bastante rentables, siendo el beneficio más
cha colaboración entre expertos y profesionales de común de los SSEE comerciales el logro de ahorros
la informática, que tengan cualidades, formación y en coste y tiempos de desarrollo2. La implantación
experiencia específica para la realización de dichas de los Sistemas Basados en el Conocimiento exigen
tareas (Alonso, Becerril y Valer, 1992). una adecuada estrategia de desarrollo ya que pue-
den afectar a personas, grupos y a toda la organi-
Para construir un sistema experto se han de tratar los zación en sí (Dutta, 1997), por esta razón la flexibi-
tres aspectos siguientes, considerados como los prin- lidad de desarrollo es muy importante para el éxito
cipales problemas con que la Ingeniería del Conoci- de los mismos (Huws et al, 1992).

AREAS DE DESARROLLO Nº SSEE %

Producción y Operaciones 208 47


Finanzas 76 17
Sistemas de Información 53 12
Marketing, Transporte y Logística 46 10
Contabilidad y Auditoría 24 5
Negocios Internacionales 14 3
Recursos Humanos 11 3
Otros (Dirección Estratégica, Sistemas Integrados, etc.) 8 2
TOTAL 440 100

TABLA 2: NÚMERO DE SISTEMAS EXPERTOS POR AREAS DE DESARROLLO (EOM, 1996, P. 52).

1 Aunque en muchos contextos se utilizan como sinónimos (sistemas expertos y sistemas basados en el conocimiento), es importante hacer una aclaración
al respecto. Alonso, Becerril y Valer (1992) se expresan en los siguientes términos: para ellos, la introducción del término sistemas basados en el conoci-
miento pretende generalizar el concepto de SE para abarcar todos los sistemas que utilizan algún tipo de conocimiento para la realización de una tarea.
Por una parte, los expertos humanos no sólo utilizan razonamientos basados en las técnicas que se comentan más adelante, sino que pueden incor-
porar otro tipo de técnicas más sofisticadas como la lógica difusa, el razonamiento hipotético, el razonamiento basado en casos, el razonamiento basado
en modelos, etc.
2 Veasé López Sánchez (1998), Eom (1996), Sviokla (1996), Silverman (1995), Wong et al (1994), Eom et al (1993), Candlin y wright (1992), Moti-
walla y Gargeya (1992), Byrd y Hauser (1991) y Cheng y Bizruchak (1991).

177
Según un estudio realizado por Eom (1996), el cual • Permiten almacenar, expresar y utilizar el conoci-
analiza 440 sistemas expertos operativos, el área miento de los grandes expertos y toda su dila-
más importante para el desarrollo de los mismos es tada experiencia. Sin duda alguna, este es el
la de producción (47 %), seguida a mucha distancia beneficio más importante. A medida que el
de finanzas (17 %) y sistemas de información (12 mundo se va haciendo más complejo, la toma de
%) (Tabla 2). En cuanto a los dominios de desarro- decisiones cada vez es más difícil. Casi todo el
llo, con independencia del área, podemos destacar mundo desea tener la mayor información posible
el de interpretación (110), planificación (92), diseño antes de tomar una decisión importante. Pero
(62) y diagnóstico (58) (Tabla 3). llega un momento en que la cantidad de infor-
Algunas de las ventajas más importantes que apor- mación nos desborda, se hace inmanejable. En
tan los sistemas basados en el conocimiento con realidad los decisores no desean más informa-
respecto a otros sistemas de soporte para la deci- ción, desean información organizada de alguna
sión y sistemas de información pueden cifrarse en manera útil y, a ser posible, valorada: se quiere
las siguientes (López Sánchez 1995): conocimiento.

DOMINIOS DE DESARROLLO Nº SSEE %

Interpretación 110 25,0


Planificación 90 20,5
Diseño 62 14,1
Diagnóstico 58 13,2
Control 42 9,6
Mantenimiento y Reparación 33 7,5
Monitorización 23 5,2
Predicción 17 3,9
Entrenamiento 5 1,1
TOTAL 440 100

TABLA 3: NÚMERO DE SISTEMAS EXPERTOS POR DOMINIOS DE DESARROLLO (EOM, 1996, P. 54).

• Un sólo sistema experto puede apoyar las decisio- mas, se marchan, tienen vacaciones, y además no
nes de muchas personas a la vez, gracias a los ter- todas tienen la cualificación de expertos. Los sis-
minales del sistema, cosa que un experto humano temas expertos vienen a terminar con la escasez
no puede hacer (estar disponible en todo de expertos disponibles, o a reducir el coste de
momento y en varios lugares al mismo tiempo). acceso a dicho conocimiento.
• Puede mejorar la productividad del sistema • Es una excelente herramienta de entrenamiento,
(menor tiempo de respuesta) y la cualificación de pues justifica sus decisiones. Así los decisores
los decisores: estos aprenden con él muy fácil- pueden analizar el por qué de la decisión y utili-
mente, pues una de sus cualidades es que explica zarlo como técnica de formación.
los fundamentos de su decisión, lo que en multi-
Tanto los SSEE y los DSS plantean filosofías de fun-
tud de ocasiones es más importante que la pro-
cionamiento, aplicación y diseño que son clara-
pia decisión.
mente diferentes. La comparación entre estas tec-
• El sistema experto puede proporcionar estabili- nologías se puede establecer de acuerdo con las
dad y consistencia al proceso de decisión en un siguientes dimensiones (Carretero Díaz, 1988)
área determinada (ya que siempre actúa con-
a) Objetivos y paradigmas. Históricamente, los DSS
forme al conocimiento que pueda procesar y a la
son una evolución (para algunos autores una
estrategia de inferencia definida), de forma que
reacción) a partir de los sistemas de información
las decisiones posteriores son consistentes con
para la dirección o MIS (Management Information
las previas, lo que no siempre ocurre con los
Systems). Su objetivo fundamental es proporcio-
decisores humanos.
nar instrumentos de ayuda para la decisión, bajo
• Reduce la dependencia frente al personal. Las una modalidad de funcionamiento claramente
personas, como seres humanos, tienen proble- interactiva, para un conjunto de problemas en

178
los que el juicio del decisor por sí sólo, no es sufi- c) Con los SSEE el funcionamiento es muy distinto.
ciente para encontrar una solución. Con pocas excepciones, la iniciativa la tiene
a) Por su parte, los sistemas expertos desarrollan la siempre el sistema: pide los datos, realiza los
metodología de los llamados sistemas de pro- razonamientos, solicita más información, da por
ducción (sistemas basados en reglas). Su enfoque finalizado el proceso de búsqueda y presenta la
está basado en la construcción de modelos de solución obtenida.
conocimiento, capaces de servir de guía para la c) Todo ello es posible debido a que el SE contiene
resolución de problemas en un dominio deter- en su base de conocimientos un modelo, mas o
minado. menos denso, completo, del proceso de solución
b) Tipos de problemas. Los tipos de problemas en del problema. El SE contiene un modelo explí-
los que unos y otros sistemas resultan apropia- cito o implícito, segun el caso, del tipo de infor-
dos también son, por tanto, diferentes. Los pro- mación necesaria y de la forma en que hay que
blemas para los que los DSS están especial- procesarla.
mente diseñados presentan las siguientes d) Diseño e implantación. El diseño de un DSS es
características, interdependientes entre sí: también una tarea compleja, escasamente
b) • Especificación incompleta. Los problemas estructurada y que se suele llevar a cabo a tra-
deben estar escasamente o mal especificados; vés de un proceso de diálogo interactivo entre
por ejemplo, los objetivos pueden estar for- el usuario, el diseñador o analista y el propio sis-
mulados en términos vagos o generales. tema. Existen en la actualidad entornos de pro-
gramación para el desarrollo de DSS, dirigidos
b) • Más de un objetivo ha de ser alcanzado a la principalmente a facilitar esta tarea, que se suele
vez (problemas multiobjetivo). resolver todavía de manera un tanto específica
b) • Los factores que influyen en el problema pro- (en función sobre todo de las disponibilidades
vienen de diferentes dominios: economía, tecnológicas).
ingeniería, psicología, etc. d) Con los sistemas expertos esta fase de desarro-
b) • Los problemas requieren de sentido común llo participado se reduce, frecuentemente, al
para su solución . desarrollo del interfaz en lenguaje natural y del
subsistema de explicación y justificación en su
b) • La situación real sobre la que el decisor tiene caso. Esta falta de implicación del usuario (hasta
que operar, no es transparente y está some- el momento) en el proceso de construcción del
tida a una rápida evolución. sistema, ha podido ser la causa de que los SSEE
b) En contraste, las áreas para las que es factible sean contemplados todavía con cierto reparo
hoy en día construir sistemas expertos, se carac- por parte de sus destinatarios.
terizan por las siguientes propiedades: Podemos decir que las decisiones para las que
b) • Dominio del problema bien delimitado. resulta conveniente desarrollar los sistemas exper-
tos, deben reunir las siguientes características
b) • Existencia de expertos. (Alonso, Becerril y Valer, 1992):
b) • La tarea no tiene que requerir sentido común. • Que un elevado número de personas lo vayan a
Las razones para ello también forman parte usar frecuentemente como parte de su de tra-
del grado actual de nuestro conocimiento del bajo, ya que difícilmente se justifican los costes de
proceso cognitivo humano. desarrollo de un SE si sólo lo utilizan una o dos
b) • La tarea tiene que ser repetitiva. Lo cual no personas
quiere decir que sea rutinaria. Frecuencia y
• Que las decisiones sean complejas (semi-estruc-
similitud no son conceptos sinónimos.
turadas), no una decisión simple o programada.
c) Modalidad de uso y tipos de modelos. Para Se trata normalmente de determinar cursos de
alcanzar sus objetivos, un DSS deberá permitir acción.
al usuario enfrentar un problema de forma
• Que la decisión lógica se pueda traducir a una
dinámica y personal, a través de la manipula-
jerarquía de reglas tales como las que el sistema
ción de datos y modelos de diversas maneras
contiene en su base heurística.
a lo largo del proceso de solución. El conoci-
miento del sistema sobre el propio proceso de Según Claver Cortés et al (1997), los requeri-
solución es escaso, simplemente proporciona mientos básicos para identificar las áreas de opor-
la posibilidad de utilizar una serie de datos, tunidad de desarrollo de los sistemas basados en
modelos, métodos y algoritmos, a elegir por el el conocimiento son, entre otros,: que el dominio
usuario. se caracterice por el uso de conocimiento

179
experto, intuición, juicio y experiencia; que la apli- una vez que hemos analizado el «Directorio de
cación de la programación convencional (algorít- Empresas de Ingeniería del Conocimiento»3 del
mica) a la tarea no resulte satisfactoria; en la CETTICO (Centro de Transferencia Tecnológica de
actualidad, hay reconocidos expertos que son Ingeniería del Conocimiento de la Universidad Poli-
capaces de resolver el problema; debe existir la técnica de Madrid, el cual incluye a la mayor parte
necesidad de capturar la experiencia del experto; de las empresas e instituciones, nacionales y extran-
que el sistema terminado proporcione una renta- jeras, productoras de Inteligencia Artificial clasifica-
bilidad significativa a la corporación. Dicha renta- das por países y por áreas de conocimiento de
bilidad debe justificar la inversión realizada en el dicho dominio.
proyecto; y que el conocimiento de los expertos No es fácil identificar de una forma precisa cual es
pueda ser articulado, representado mediante las la situación europea en cuanto al desarrollo de este
técnicas existentes. tipo de tecnología. Pero si podemos afirmar que no
tenemos mucho que envidiar a otros países de
nuestro entorno. En este sentido, la opinión de los
5. Áreas de aplicación de la ingenieria del ingenieros del conocimiento consultados para
conocimiento en la Unión Europea desarrollar este trabajo es unánime, inclusive asegu-
En el presente apartado no pretendemos realizar ran que nuestra situación es favorable con respecto
un análisis exhaustivo de la situación europea, sino al resto de países europeos occidentales (López
reflejar una serie de conclusiones que han surgido, Sánchez, 1998).

Clasificación Países Núm. de Empresas Empresas acumuladas Clasificación por


por número de Empresas % sobre el total % acumulado Núm. de Areas

1 EE.UU. 127 23,35 127 23,35 84 1


2 FRANCIA 127 23,35 254 46,69 84 2
3 GRAN BRETAÑA 102 18,75 356 65,44 78 3
4 ALEMANIA 45 8,27 401 73,71 57 4
5 ESPAÑA 34 6,25 435 79,96 51 6
6 ITALIA 32 5,88 467 85,85 53 5
7 GRECIA 13 2,39 480 88,24 25 8
8 BELGICA 12 2,21 492 90,44 30 7
9 IRLANDA 10 1,84 502 92,28 25 9
10 HOLANDA 9 1,65 511 93,93 20 10
11 DINAMARCA 7 1,29 518 95,22 14 12
12 FINLANDIA 6 1,10 524 96,32 14 13
13 SUECIA 4 0,74 528 97,06 15 11
14 CANADA 4 0,74 532 97,79 11
15 15SUIZA 3 0,55 535 98,35 12 14
16 AUSTRIA 3 0,55 538 98,90 11 16
17 PORTUGAL 2 0,37 540 99,26 9 17
18 NORUEGA 2 0,37 542 99,63 8 18
19 LUXEMBURGO 1 0,18 543 99,82 3 19
20 JAPON 1 0,18 544 100,00 1 20

TABLA 4: CLASIFICACIÓN DE PAÍSES SEGÚN EL Nº DE EMPRESAS PRODUCTORAS DE IC Y ÁREAS EN LAS QUE PARTICIPA
(ELABORACIÓN PROPIA).

3 Aunque la última revisión formal del Directorio de Empresas de Ingeniería del Conocimiento se realizó en 1992, según el Centro de Transferencia Tec-
nológica de Ingeniería del Conocimiento (CETTICO) la misma continúa vigente a mayo de 1998, no habiendo experimentado cambios importantes.

180
El interés por las investigaciones en Inteligencia Artifi- área, pero solamente vamos a comentar la situación
cial data en nuestro país de los años ochenta. «Se de los seis primeros países: Estados Unidos, Francia,
puede afirmar con alguna seguridad que en este lapso Gran Bretaña, Alemania, España e Italia (en las Tablas
temporal se ha formado una comunidad de investiga- 6-11 se puede observar las 10 primeras áreas de
dores. Esta comunidad ha entrado en un proceso de cada uno de los países mencionados).
institucionalización y ha alcanzado una masa crítica
Si analizamos los datos obtenidos podemos observar
suficiente para permitir la actividad de investigación
que el área de «Herramientas para el Desarrollo de
continuada y normal, la comunicación entre grupos y
SSEE» es la primera en 4 de los seis países estudiados
el comienzo de una formación propia de recursos
(exceptuando Alemania y España), y la primera, en
humanos» (Broncano y Vega, 1994, p.43).
lugar destacado, en los tres primeros países (EEUU,
En el directorio se estudian 544 empresas o institu- Francia y Gran Bretaña). Esto quizás permita destacar
ciones, pertenecientes a 20 países que desarrollan la importancia que tienen los SSEE dentro de la Inge-
sus actividades en 119 áreas de conocimiento, ver niería del Conocimiento, y como las herramientas
Tabla 4. Aunque, no son ni mucho menos todos los para su desarrollo son especialmente importantes
organismos de todos los países, si podemos afirmar para la implantación de los mismos, ya que todas las
que nos da una idea aproximada de la situación de áreas aplicadas necesitan de dichas herramientas para
cada uno de ellos. Podemos observar que España su funcionamiento. De las 119 áreas 153 empresas
ocupa el 5º lugar por número de empresas (6’25 % (de un total de 544) participan en la misma.
sobre el total) y el 6º por áreas en las que participa
También podemos destacar como en Estados Unidos
ya que lo hace en 51 de las 119 áreas analizadas.
las principales áreas son más básicas que en el resto
Esto demuestra el puesto destacado que anterior-
de los países, por ejemplo interpretación del lenguaje,
mente anunciábamos, ostenta nuestro país dentro
lenguaje Lisp, entornos para el desarrollo del Lisp o
del contexto mundial.
lenguaje natural, áreas que aunque aparecen en otros
Aunque EE.UU. obtiene el primer puesto junto con países no destacan, en cuanto al número de empre-
Francia, con 127 empresas y 87 áreas participadas, si sas que participan, en los mismos. No podemos olvi-
observamos detenidamente la Tabla 5, la Unión Euro- dar, tal y como hemos puesto de manifiesto, que la
pea supera con creces dicho umbral situándose con Inteligencia Artificial nace en EEUU, y es en dicho país
407 empresas (74,84 %). En el estudio efectuado, donde actualmente se desarrollan las principales apli-
hemos analizado la situación país por país y área por caciones de la Ingeniería del Conocimiento.

Ranking PAIS Empresas % sobre el total Empresas % acumulado


(544) Acumuladas

1 Unión Europea 407 74,82 407 74,82


2 EE.UU. 127 23,35 534 98,17
3 RESTO EUROPA 5 0,92 539 99,09
4 RESTO MUNDO 5 0,92 544 100,00

TABLA 5: EMPRESAS DEL MUNDO PRODUCTORAS DE IC POR AGRUPACIONES (ELABORACIÓN PROPIA).

RANKING ESPAÑA EMPRESAS (34)


1 SSEE en general 14
2 Ingeniería del Conocimiento en general 10
3 SSEE (desarrollos completos) 6
4 Herramientas para el desarrollo de SSEE 5
5 Enseñanza de Ingeniería del Conocimiento 5
6 Enseñanza técnica de SSEE 5
7 SSEE aplicados a la industria 4
8 SSEE aplicados a las telecomunicaciones 4
9 Arquitectura de computadores para IA 4
10 Técnicas de diseño en SSEE 4

TABLA 6: 10 PRIMERAS ÁREAS EN LAS QUE PARTICIPAN LAS EMPRESAS DE ESPAÑA (ELABORACIÓN PROPIA).

181
Alemania destaca en cuanto a las áreas aplicadas manifestar es la diferencia entre EEUU y los prin-
a la manufactura (Interfaces inteligentes para cipales países de la unión Europea en cuanto a las
CAD/CAM, SSEE aplicados a la industria y robó- áreas de la Ingeniería del Conocimiento, aunque
tica), quizás por la impor tancia que pueden Europa posee actualmente una oferta importante
cobrar en la industria del automóvil, pero tam- de productos y servicios relacionados con la
poco el dato es significativo. Lo que sí podemos misma.

RANKING ESTADOS UNIDOS EMPRESAS (127)

1 Herramientas para el desarrollo de SSEE 42


2 SSEE (desarrollos completos) 21
3 Interpretación del Lenguaje 18
4 Arquitectura de computadores para IA 17
5 Enseñanza técnica de SSEE 15
6 Lenguaje Natural 14
7 Lenguaje Lisp 13
8 Interfaces Inteligentes a la Enseñanza 10
9 Entornos para el Desarrollo del Lisp 10
10 SSEE Aplicados a la Defensa 8

TABLA 7: 10 PRIMERAS ÁREAS EN LAS QUE PARTICIPAN LAS EMPRESAS DE ESTADOS UNIDOS (ELABORACIÓN PROPIA).

RANKING FRANCIA EMPRESAS (127)

1 Herramientas para el desarrollo de SSEE 55


2 SSEE (desarrollos completos) 46
3 Enseñanza técnica de SSEE 20
4 SSEE en General 17
5 SSEE Aplicados al Diagnóstico en General 14
6 Ingeniería del Conocimiento en General 14
7 SSEE aplicados a la industria 12
8 Lenguaje Natural 12
9 Herramientas para Construcción de Prototipos 11
10 SSEE Aplicados a los Negocios 10

TABLA 8: 10 PRIMERAS ÁREAS EN LAS QUE PARTICIPAN LAS EMPRESAS DE FRANCIA (ELABORACIÓN PROPIA).

RANKING GRAN BRETAÑA EMPRESAS (102)

1 Herramientas para el desarrollo de SSEE 24


2 SSEE (desarrollos completos) 21
3 SSEE en General 21
4 Ingeniería del Conocimiento en General 21
5 Arquitectura de Computadores para IA 11
6 Interfaces Inteligentes 10
7 Enseñanza de la Ingeniería del Conocimiento 9
8 Enseñanza Técnica de SSEE 8
9 Lenguaje Natural 7
10 Diseño de Bases de Conocimiento 7

TABLA 9: 10 PRIMERAS ÁREAS EN LAS QUE PARTICIPAN LAS EMPRESAS DE GRAN BRETAÑA (ELABORACIÓN PROPIA).

182
RANKING ALEMANIA EMPRESAS (45)

1 Ingeniería del Conocimiento en General 14


2 SSEE en General 14
3 Interfaces Inteligentes para CAD/CAM 8
4 Herramientas para el desarrollo de SSEE 8
5 SSEE aplicados a la industria 7
6 Interfaces Inteligentes 6
7 SSEE (desarrollos completos) 6
8 Desarrollos de Bases de Conocimento 6
9 SSEE aplicados al Diagnóstico en General 4
10 Robótica 4

TABLA 10: 10 PRIMERAS ÁREAS EN LAS QUE PARTICIPAN LAS EMPRESAS DE ALEMANIA (ELABORACIÓN PROPIA).

RANKING ITALIA EMPRESAS (32)

1 Herramientas para el desarrollo de SSEE 7


2 SSEE (desarrollos completos) 5
3 SSEE aplicados a la industria 4
4 Interfaces Inteligentes para CAD/CAM 4
5 SSEE en General 4
6 SSEE aplicados a la Ingeniería Aeronaútica 4
7 Ingeniería del Software 4
SSEE aplicados a la Medicina 3
9 Arquitectura de computadores para IA 3
10 Diseño de Bases de Conocimiento 3

TABLA 11: 10 PRIMERAS ÁREAS EN LAS QUE PARTICIPAN LAS EMPRESAS DE ITALIA (ELABORACIÓN PROPIA).

5. Conclusiones para adquirir, elaborar y representar en el ordena-


El conocimiento y su gestión se están convirtiendo dor el conocimiento, tanto factual como procedi-
en un recurso y habilidad con la capacidad de crear mental, del experto humano. Se trata de un trabajo
valor para aquellas empresas que lo utilicen en que exige una estrecha colaboración entre exper-
todas sus extensiones. Los sistemas y las tecnolo- tos y profesionales de la informática, que tengan
gías de la información no son ajenos a este cambio. cualidades, formación y experiencia específica para
Así pues, los sistemas de información que permitan la realización de dichas tareas. Los Sistemas de
la difusión, no sólo de información para la toma de Soporte para la Decisión y los Sistemas Basados en
decisiones, sino de los conocimientos, las capacida- el Conocimiento facilitan el proceso de adopción
des intelectuales de los seres humanos, los valores de decisiones en aquellas situaciones en la que los
culturales, las habilidades, la experiencia, inclusive sistemas de información convencionales no garanti-
los modelos mentales, pueden convertirse en una zan una adecuada resolución para los problemas
potente herramienta que permita ayudar a los actuales.
seres humanos en todas sus actividades y al mismo
En el presente trabajo hemos tratado de identificar
tiempo crear valor a la empresa. El conocimiento es
las ventajas de la utilización de este tipo de técnicas
un recurso y una capacidad. Es un recurso intangi-
en la administración de la empresa, identificando las
ble que puede ser tanto individual como organiza-
principales áreas, así como un estudio sobre las
tivo, incluso en ciertos casos, puede llegar a ser un
principales empresas, nacionales e internacionales
recurso escaso y relevante para la organización.
(544 empresas e instituciones, públicas o privadas,
Como resultado de ello surge una nueva disciplina: pertenecientes a 20 países) que desarrollan sus
la Ingeniería del Conocimiento (IC), cuyo objeto es actividades en más de 100 áreas de aplicación.
precisamente la investigación sobre los métodos Podemos destacar de dicho estudio la posición de

183
los países de la Unión Europea, y la diferencia entre CLAVER CORTES, E.; LOPEZ GARCIA, J.J. y
EEUU y los principales países de la Unión Europea CONCA FLOR, F.J. (1997).- «Areas de Oportuni-
en cuanto a las áreas de la Ingeniería del Conoci- dad para los Sistemas Basados en el Conoci-
miento, aunque Europa posee actualmente una miento», Alta Dirección, núm. 194, julio-agosto, pp.
oferta importante de productos y servicios relacio- 29-39.
nados con la misma.
DAVENPORT, T.H.; JARVENPAA, S.L.; and BEERS,
M.C. (1996).- «Improving Knowledge work Proces-
Bibliografía ses», Sloan Management Review, vol. 37, núm. 4, pp.
53-65.
ALONSO, G.; BECERRIL, J.L. y VALER, F. (1992).-
«Sistemas Basados en el Conocimiento: ¿Ficción o DAVENPORT, T.H.; DE LONG, D.W. and BEERS,
Realidad?, Chip, septiembre 1992, pp. 24-37. M.C. (1998).- «Suceessful Knowlwdge Management
Projets», Sloan Management Review, vol. 39, núm. 2,
BARR, A. y FEIGENBAUM, E.A. (1981).- «The pp. 43-57.
Handbook of the Artificial Intelligence», Vol. 1, 2 y
3, Willian Kaufman, Los Altos, California. DUTTA, S. (1997).- «Strategies for Implementing
Knowledge-Based Systems», IEEE Transactions on
BRONCADO, F. y VEGA, J. (1994).- «Inteligencia Engineering Management, vol. 44, núm. 1, pp. 79-90.
Artificial en España», Política Científica, núm 40, pp.
43-48. EOM, S.B.; LEE, S.M. and AYAZ, A. (1993).- «Expert
Systems Applications Develeopment Research in
BYRD, T.A. (1993).- «Expert Systems in Production Business: A Selected Bibliography (1975-1989)»,
and Operatios Management: Results of a Survey», European Journal of Operational Research, vol. 68,
Interfaces, núm. 23, vol. 2, pp. 118-129. núm. 2, pp. 278-290.
BYRD, T.A. and HAUSER, R.D. (1991).- «Expert EOM, S.B. (1996).- «A Survey of Operational
Systems in Production and Operatios Manage- Expert Systems in Business (1980-1993)», Interfa-
ment», Production and Inventory Management Jour- ces, vol. 26, núm. 5, pp. 50-70.
nal, núm. 4, vol. 32, pp. 53-57.
HENDRIKS, P.; VRIENS, D.J. (1999).- «Knowledge-
CANDLIN, D.B. and WRIGHT, S. (1992).- «Mana- Based Systems and Knowledge Management:
ging the Introduction of Expert Systems», Interna- Friends or Foes», Information & Management, vol.
tional Journal of Operation & Production Management, 69, núm. 1, pp. 113-125.
vol. 12, núm. 1, pp. 46-59.
HUWS, H.; WINTRUB, M. and MARTIN, N.
CARRETERO DIAZ, L.E. (1988).- «Cauces de la (1992).- «Knowledge-Based Systems Development:
Racionalidad Empresarial, a la Luz de los Sistemas A Methodology for Management», Information Sys-
Basados en el Conocimiento, un Análisis Metodo- tems Management, vol. 9, núm. 3, pp. 51-56.
lógico». Tesis Doctoral, Facultad de Ciencias Eco-
nómicas y Empresariales, Universidad Complu- JURISTO JUZGADO, N. (1997).- «Ingeniería del
tense, Madrid. Conocimiento», Centro de Estudios Ramón Are-
ces, Madrid.
CARRETERO DIAZ, L.E. (1989).- «Consideraciones
en torno a las posibilidades de Implantación de los KUSIAK, A and CHEN, M. (1988).- «Expert Sys-
Sistemas Expertos en las Decisiones Organizativas», tems for Planning and Scheduling Manufacturing
Esic-Market, núm. 65, tercer trimestre, pp. 77-90. Systems», European Journal of Operational Research,
vol. 34, núm. 2, pp. 113-130.
CENTRO DE TRANSFERENCIA TECNOLO-
GICA DE INGENIERIA DEL CONOCIMIENTO LLORIA ARAMBURO, M.B. (1999).- «El Conoci-
(CETTICO) (1992).- «Directorio de Empresas de miento como Recurso y Capacidad: Un Análisis de
Ingenieria del Conocimiento», Facultad de Informá- la Ventaja Competitiva», Comunicación presentada
tica, Universidad Politécnica de Madrid, Madrid. en el IX Congreso Nacional de ACEDE, Burgos.
CHENG, T.C. and BIZRUCHAK, D. (1991).- LOPEZ SANCHEZ, J.I. (1995).- «La Implantación
«Expert Systems and Production/Operations de Técnicas de Inteligencia Artificial en un Entorno
Management», International Journal of Productions Integrado de Producción. Estudio del Software CIM
Economics, vol. 22, núm. 3, pp.249-257. en España». Revista de Economía Industrial, núm.
303, tercer trimestre, pp. 77-94.
CLAVER CORTES, E.; GONZALEZ RAMIREZ,
M.R. y LOPEZ GARCIA, J.J. (1995).- «Sistemas LOPEZ SANCHEZ, J.I. (1998).- «La Incorporación
Expertos: Un Concepto Cercano a la Empresa», de los Sistemas Expertos en el Contexto CIM:
Organización y Dirección, núm. 13, enero-marzo, pp. Estudio de la Situación Española». Dirección y Orga-
25-31. nización, núm. 19, pp. 23-35.

184
MARTIN, J. y OXMAN, S. (1988).- «Building Expert del Conocimiento: Una Nueva Perspectiva».
Systems: A Tutorial», Prentice-Hall, Englewood Comunicación presentada en el VIII Congreso
Cliffs, New Jersey. Nacional de ACEDE, Las Palmas de Gran Canaria.
MOTIWALLA, L.F. and GARGEYA, V.B. (1992).- SHIRAI, Y. and TSUJII, S. (1984).- «Artificial Intelli-
«Expert Systems in Service Operations», Industrial gence. Concepts, Techniques and Applications»,
Management + Data Systems, vol.92, núm. 8, pp. John Wiley and Sons, New York.
14-19.
SILVERMAN, B.G. (1995).- «Knowledge-Based Sys-
MINSKY, M. (1961).- «Step Toward Artificial Intelli- tems and the Decison Sciences», Interfaces, vol. 25,
gence», Proceedings of the IRE, vol. 49, pp. 8-30, núm.6, pp. 67-82.
enero de 1961.
SIMON, H.A. (1973).- «The Structure of Ill-Struc-
NEWELL, A. (1980).- «Inteligencia Artificial y el tured Problems», Artificial Intelligence, vol. 4, núm.
Concepto de Mente», Revista Teorema, vol. 27, 3 y 4, pp. 181-201.
Valencia.
SIMON, H.A. (1978).- «Rational Decision-Making in
NILSSON, N.J. (1974).- «Artificial Intelligent», Pro- Business Organizations». Conferencia que, con
ceedings of the IFIP Congress 74, vol. 4, pp. 778- motivo de la concesión del Premio Nobel de Eco-
801, Nueva York, American Elsevier. nomía, fue pronunciada el 8 de diciembre de 1978.
Publicada en castellano: «La Toma Racional de
Nonaka, I.; Tackeuchi, H. (1995).- «The Knowledge
Decisiones en la Empresa», Económicas y Empre-
Creting Company: How Japanese Companies Cre-
sariales, núm. 10, 1979, pp. 94.112.
ate the Dynamics of Innovation», Oxford University
Press, New York-Oxford. SIMON, H.A. (1982 a).- «El Comportamiento
Administrativo», Ed. Aguilar, 4ª Edición, Madrid.
O´LEARY, D.E. (1988).- «Methods of Validating
Expert Systems», Interfaces, vol. 18, núm. 6, pp. 72-79. SIMON, H.A. (1982 b).- «La Nueva Ciencia de la
Decisión Gerencial», El Ateneo, Buenos Aires.
ORDOÑEZ DE PABLOS, P. (1999).- «Gestión del
Conocimiento y Medición del Capital Intelectual», SIMONS, J.L. (1985).- «Los Ordenadores de la
Comunicación presentada en el IX Congreso Quinta Generación. Una computopía para una
Nacional de ACEDE, Burgos. sociedad en crisis», Díaz de Santos, Madrid.
PCWEEK (1999).- «Gestión del Conocimiento», SVIOKLA, J.J. (1996).- «Knowledge Workers and
Suplemento Monográfico, PcWeek, núm. 429, Radically New Technology», Sloan Management
pp.1-23. Review, vol. 37, núm. 4, pp. 25-40.
RAMIREZ DE FRANCIA, J. (1999).- «La Organiza- TISSEN, R.; ANDRIESSEN, D.; DEPREZ, F.L. (1998).-
ción Inteligente», Suplemento Monográfico de «Value-based Knowledge Management», Addison
Gestión del Conocimiento, PcWeek, núm. 429, –Wesley, Longman.
pp.16-17.
TORQUEMADA, J. (1996).- «La Gestión del Cono-
REVILLA GUTIERREZ, E.; PEREZ SANTANA, M.P. cimiento, un Sistema para Aumentar la Competiti-
(1998): «De la Organización que Aprende hacia la vidad», Estudios Empresariales, núm. 91, pp. 22-26.
Gestión del Conocimiento». Comunicación presen-
VALLE, R.; BARBERA, J. y ROS, F. (Ed.) (1984).-
tada en el VIII Congreso Nacional de ACEDE, Las
«Inteligencia Artificial. Introdución y Situación en
Palmas de Gran Canaria.
España», Fundesco, Madrid.
SANTHANAM,R and ELAM, J. (1998).- «A Survey
WONG, B.K.; CHONG, J.K. and PARK, J. (1994).-
of Knowledge-Based Systems Research in Decision
«Utilization and Benefits of Expert Systems in
Sciences», Journal of the Operational Research
Manufacturing: A Study of Large American Indus-
Society, vol. 49, núm. 5, pp.445-457.
trial Corporations», International Journal of Opera-
SELVA DOMINGUEZ, M.J.; CARMENATE PORTI- tions & Production Management, vol. 14, núm. 1, pp.
LLA, A.;CABRERA MONROY, F. (1998): «Gestión 38-49.

185
View publication stats