Está en la página 1de 10

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación


U.E.N. “Juan Antonio Mandarino”
Caracas – Montalbán

La Literatura Maya

Estudiante: Cristian Mariaca

Año y sección: 4° “A”

Prof: Kemberli Briceño


Introducción

La civilización maya es considerada una de las más avanzadas de


Mesoamérica; sin embargo, es muy poco lo que se sabe de su literatura, pues la
escritura jeroglífica que empleaba aún no ha sido descifrada del todo. Además,
mucho de su acervo cultural fue destruido durante los primeros años de la época
colonial. Los textos mayas que se conservan están grabados en piedra, pintados
en murales o en piezas de cerámica y joyas.

Existen ciertos elementos gramaticales y motivos que corresponden a todas


las literaturas mayas. A continuación, estudiaremos a fondo la literatura maya.
La literatura Maya

El término literatura maya es aquella que fue escrita en una lengua


maya por un maya con conceptos fundamentalmente mayas. No se abarcan sólo
los textos coloniales considerados tradicionalmente como literatura maya, sino
también los textos contemporáneos escritos en lengua maya por gente de dicho
pueblo.

Historia de la literatura Maya

Sus inicios con la Literatura oral  es el resultado de tradiciones recopiladas


por años  transmitidas de generación en generación. Incluidos elementos
europeos y africanos, resultado de la invasión y por la inmigración  aunque la
cultura maya los asume como propios.
La literatura maya reconocida por sus escritos de orden religioso, mitológico de
difícil interpretación, hacían referencia a su imperio, sus ciencias y
descubrimientos. Las obras más reconocidas de esta cultura El Libro de Chilam
Balam, Anales de los Cakchiqueles,  Rabinal Achí y el El Popol Vuh, estos libros
describen su cultura, pensamientos, conocimientos, religión de esta civilización.
Obras de estilo literario se conservan en estelas con un lenguaje especial
dedicado a los dioses, distintos a los escritos en lengua maya corriente, la estela
más resaltante “La Inscripción de Palenque”, basada en la creación del universo.
La literatura era principalmente para la veneración a los dioses, eran de
autor anónimo estos libros y su fin para que la sociedad supiera la existencia de
los mismos.
Seguidamente textos pictográficos coloridos y con simbología difícil ,
códices en papel vegetal doblados en forma de biombos a los que llamaban
“Anahtes” aún existen 3 de ellos el Tro-Cortesianus, el Dresdensis y el Persianus
conocidos actualmente como el códice de Madrid, Dresde Y Paris por el lugar
donde se encuentran en la actualidad.
Periodos de la literatura Maya

A lo largo de la historia, la literatura Maya ha estado en un constante


cambio, desde la era prehispánica hasta la era contemporánea.

 La literatura prehispánica: La más difícil de entender y menos conocida,


se conservan algunos ejemplares de códices y otras escrituras en estelas.

 La literatura colonial: Más conocida y difundida. Varios  de estos escritos


prehispánicos han sido reinscritos en papel con rasgos latinos, incluyendo
los españoles parte de su influencia, modificando y alterando textos
originales. Sin embargo los mayas que quedaron de la conquista
trasladaron buena parte de su literatura al alfabeto latino, para resguardar
mucha de su cultura que se había perdido.

 La literatura contemporánea: Quizás no es tan reconocida por los


círculos literarios  aunque todavía existen autores que escriben utilizando
lengua maya, reconociendo que es su propia lengua en la literatura. Casos
como el escritor Jorge Miguel Cocom Pech, su obra “Los secretos del
abuelo” tiene traducción en distintos idiomas o el escritor Ermilo Abreu
Gómez.

Géneros de la literatura Maya

 Lírico: Predominio de la música y danza basado como centro focal la vida y


muerte.

 Épico: Concentrada en la mitología y la historia

 Dramático: Obras de teatro con fines de diversión publica con diversidad


de escenas de situaciones y personajes
Origen de la literatura Maya

En sus inicios, la literatura maya era el medio para contar la cotidianidad y


la relación entre los indígenas y sus dioses. Con la llegada de los conquistadores,
esta temática sufre variaciones.

Tras la conquista, los líderes de las etnias autóctonas solicitaron a la


monarquía el reconocimiento de sus títulos nobiliarios. También le solicitaron que
les dejaran conservar sus territorios con el compromiso de someterse al dominio
de la corte española.

Por ello, los escritos de la época cuentan la genealogía de los gobernantes


mayas y su descendencia directa de los dioses. Era una manera de impresionar al
rey de España para que les concediera lo que estaban solicitando.

Más tarde, la literatura maya presenta otro cambio en su temática. Esta vez,
motivada por la destrucción de libros sagrados. Entonces, algunos nobles mayas,
educados por los frailes españoles, comienzan a escribir en su propia lengua
utilizando el alfabeto latino.

Intentaban así preservar de la desaparición a sus tradiciones, historia y


creencias religiosas. Estos nuevos libros comenzaron a ser leídos con mayor
atención en la corte española. Con ello, la literatura maya también adquirió
dimensión política, además de la cultural y religiosa que ya tenía.

Características de la literatura Maya

 Lenguas mayenses: Lo que se conoce como literatura maya no es una


producción hecha en un lenguaje único. En el territorio maya se hablan 27
diferentes lenguas mayenses.

 Uso de jeroglíficos: La civilización maya fue la única cultura


mesoamericana conocida por tener un lenguaje escrito nativo y
completamente desarrollado de las Américas. Este hecho fue de gran
ayuda en el desarrollo de esta literatura. El sistema de escritura maya es a
menudo llamado jeroglíficos por su vago parecido a la escritura egipcia. Sin
embargo, es una concepción errada, ya que se trataba de una combinación
de símbolos fonéticos e ideogramas.

 Uso de nombres en los trabajos: Muchos documentos mayas han


demostrado que esta civilización eran una de las pocas cuyos artistas
atribuían sus nombres a sus trabajos. Estos trabajos era impresos por sus
autores en inscripciones grabadas en piedra y madera. Estos nombres
adornaban obras arquitectónicas, bloques rectangulares de yeso y pintura
como elementos decorativos y libros hechos con corteza de madera. Poco
de esta producción artística sobrevivió al paso del tiempo y a la acción
destructora de los conquistadores.

Autores y obras de la literatura Maya

La producción literaria maya es extensa. Muchas de estas obras son


consideradas piezas maestras.  A continuación se describen algunas de estas:

Popol Vuh

El Popol Vuh es el ejemplo más importante de la literatura maya


precolombina que sobrevivió a la conquista española. Su importancia se puede ver
en las numerosas versiones del texto que se han publicado.
En los últimos trescientos años, el Popol Vuh ha sido traducido
aproximadamente treinta veces en siete idiomas. Lamentablemente, la mayoría de
estas traducciones no se basaron en el texto original Quiche-Maya, sino en varias
versiones en español derivadas de él.
En este sentido, la primera versión escrita de este libro sagrado de los
indios quiché-maya data de 1558. Fue redactada por un nativo que aprendió a
escribir la lengua maya usando caracteres latinos. Este manuscrito fue descubierto
más tarde en 1701 por el padre Francisco Ximénez en en Chichicastenango,
Guatemala. Luego, lo tradujo al español.
En sí, el Popol Vuh describe la creación del universo maya. Cuenta la
historia de unos gemelos sobrenaturales heroicos que luchan contra los señores
del inframundo.
Relata la creación del hombre del maíz y el destino de sus descendientes
que poblaron el mundo. Finalmente, enumera la línea de los reyes de Quiché
hasta la llegada de los conquistadores españoles.

Los Libros de Chilam Balam

Las principales fuentes de obras sobrevivientes de los autores indígenas de


Yucatán colonial son los libros bautizados con el nombre de Chilam Balam o
(Portavoz de Jaguar).
Este fue un profeta maya que vivió en el período inmediatamente anterior y
posterior a la invasión española. Cada uno de los nueve libros está escrito en
papel de fabricación europea. Estos llevan el nombre de la ciudad donde fue
adquirido por un coleccionista o donde aún reside el original.
Los libros que han recibido la mayor atención son los de Mani, Chumayel,
Tizimín y Kaua. Sus temáticas se centran en hechos mitológicos, proféticos e
históricos.

El Libro del Consejo de Popol Vuh

Este libro describe la matanza de indígenas ordenada por el español  Pedro


de Alvarado. Es uno de los textos más conocidos de la literatura maya.
El texto se divide en tres partes: la creación del mundo y el intento de crear
a los hombres, la guerra de los verdaderos dioses en contra de los falsos y las
peregrinaciones y genealogías del pueblo quiché.

Rabinal Achí

Es una  obra de teatro que narra la lucha entre dos guerreros (Rabinal Achí
y Quiché Achí). Es reconocida por la riqueza discursiva de sus diálogos.
En ella se plasma la relación y concepción que tenía esta civilización en
relación al mundo circundante, tanto el terrenal como el de los dioses.
Propósitos de la literatura Maya

La forma en que se dio la Conquista en el área maya resulta muy diferente


a la manera en que tuvo lugar en otras partes de Mesoamérica, en primer lugar
porque después de que los territorios fueron sometidos los gobernantes de las
diversas etnias mayas solicitaron ante Carlos V el reconocimiento de sus títulos de
nobleza y el que se les permitiera conservar el dominio de sus tierras aunque
siempre reconociéndolo como su señor.
Es por esta razón que se escriben largos manuscritos que detallan la
genealogía de los gobernantes y su descendencia directa de los dioses con el fin
de probar ante la Corona su nobleza. Algunos ejemplos de este tipo de textos son:
el Popol Vuh, los Anales de los Cakchiqueles y el Título de los Señores de
Totonicapán. Todos ellos revelan una preocupación por establecer quiénes
gobernaban antes de la llegada de los españoles y los mótivos para seguir
gobernando. Esta es una de las preocupaciones más presentes en toda la
literatura maya, debido a la posibilidad del ascenso de aquellos a quienes no
correspondía el poder.
Otros motivos para escribir en caracteres latinos que tuvieron los mayas fue
la preservación de su cultura. Con el fin de que no se perdieran las tradiciones que
ellos guardaban tan celosamente, las transcribieron al papel e hicieron todo lo
posible por evitar que fueran destruidas.
Esto puede resumirse en las afirmaciones de Mercedes de la Garza:
" ...con la Conquista española se perdió el conocimiento de la escritura
maya. Pero un pueblo de fuertes tradiciones religiosas y un espíritu altamente
conservador como el maya no podía prescindir de sus libros sagrados. Por eso,
algunos mayas nobles que habían sido educados por los frailes españoles y
habían aprendido el alfabeto latino se propusieron preservar sus tradiciones,
historia y creencias religiosas, escribiendo libros en sus propias lenguas, pero con
la nueva forma de escritura traída por los españoles...".
En toda esta producción literaria se pueden distinguir dos clases de libros:
los que se escribieron con fines legales, a veces solicitados por las autoridades
españolas, y los que constituyen los nuevos libros sagrados de la comunidad. Los
primeros servían para obtener privilegios, tales como la disminución de los
tributos, y para conservar las tierras legadas por sus antepasados. Eran, por tanto,
títulos de propiedad, y como se trataba de demostrar la antigüedad en la posesión
de las tierras, hablan del origen de los linajes y la extensión de territorios. 3
El origen de la literatura maya tuvo entonces una motivación sobre todo
política, pero también religiosa y cultural.
Conclusión

Hablar de la literatura maya nos acerca a una de las civilizaciones más


importantes de nuestro continente, nos muestra una sensibilidad inigualable,
además de una visión del mundo completamente diferente a la azteca. Los mayas
dejaron atrás la violencia de los aztecas y a pesar de ser un pueblo guerrero su
respeto y fascinación por las artes y las ciencias los hacen una cultura fina y muy
desarrollada.
La conquista nos dejó sin la mayor parte de los tesoros del pensamiento de
este pueblo, pero nos gustaría terminar este capítulo con una reflexión del poeta
Pablo Neruda al respecto:
La Palabra
"...Todo lo que usted quiera, sí señor, pero son las palabras las que cantan,
las que suben y bajan... Me prosterno ante ellas... Las amo, las adhiero, las
persigo, las muerdo, las derrito... Amo tanto las palabras... Las inesperadas... Las
que glotonamente se esperan, se acechan, hasta que de pronto caen... Vocablos
amados... Brillan como piedras de colores, saltan como platinados peces, son
espuma, hilo, metal, rocío... Persigo algunas palabras... Son tan hermosas que las
quiero poner todas en mi poema... Las agarro al vuelo, cuando van zumbando, y
las atrapo, las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento cristalinas,
vibrantes, ebúrneas, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como ágatas,
como aceitunas... Y entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo,
las trituro, las emperejilo, las liberto... Las dejo como estalactitas en mi poema
como pedacitos de madera bruñida, como carbón como restos de naufragio,
regalos de la ola... Todo está en la palabra... Una idea entera se cambia porque
una palabra se trasladó de sitio porque otra se sentó como una reinita adentro de
una frase que no la esperaba y que le obedeció... Tienen sombra, transparencia,
peso, plumas. Pelos, tiene de todo lo que se les fue agregando de tanto rodar por
el río, de tanto transmigrar la patria, de tanto ser raíces... Son antiquísimas y
recientísimas... Viven en el féretro escondido y en la flor apenas comenzada...
Qué buen idioma el mío, qué buena lengua heredamos de los conquistadores
torvos... Estos andaban a zancadas por las tremendas cordilleras, por las
Américas encrespadas, buscando, patas, butifarras, frijolitos, tabaco negro, oro,
maíz, huevos fritos, con aquel apetito voraz que nunca se ha visto en el mundo...
Todo se lo tragaba, con religiones, pirámides, tribus, idolatrías iguales a las que
ellos traían en sus grandes bolsas... Por donde pasaban quedaba arrasada la
tierra... Pero los bárbaros se les caían de las botas, de las barbas, de los yelmos,
de las herraduras como piedrecitas, las palabras luminosas que se quedaron aquí
resplandecientes... el idioma. Salimos perdiendo... Salimos ganando... Se llevaron
el oro y nos dejaron el oro... Se lo llevaron todo y nos dejaron todo... Nos dejaron
las palabras.
Bibliografía

 www.lifeder.com

 www.literatura.rocks

 www.wikipedia.com

 www.uwosh.com