Está en la página 1de 22

APUNTES DEL CENES

II SEMESTRE DE 2005

Desigualdad, justicia
y poder en América Latina

TIRSO PORRAS PORRAS*

Fecha de recepción: 27 de septiembre de 2005


Fecha de aprobación: 03 de noviembre de 2005

______________

Docente titular Escuela de Economía UPTC.

171
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

RESUMEN
El trabajo pretende establecer la multidimensionalidad de causas y consecuencias
de la desigualdad, con el propósito de comprender su proyección normativa en los
campos de la justicia y el bienestar, en orden a vincular el mercado cuando trata de
ser justificado en sus principios y resultados.
Una vez obtenidos los fundamentos y significados de la desigualdad, el trabajo
discurre acerca de los componentes propios del fenómeno en América Latina, para
lo cual se examinan algunos rasgos generales de la historia, se aborda el tema de
las reformas finiseculares y sus efectos, en la intención de mostrar que la desigualdad
es un objeto de investigación interdisciplinar, para dar un esencial sentido a la
interpretación de las sociedades latinoamericanas, su inserción internacional y su
autonomía política y económica.
Palabras clave: Desigualdad, diversidad, normatividad, objetividad, justicia, mercado,
principios, historia, reformas, distribución, equidad, riesgo social.
ABSTRACT:
The work tries to establish the multidimensionality of causes and consequences of
the inequality, in order to include/understand its normative projection in the fields of
justice and the well-being, in order to tie the market when it tries to be justified in his
principles and results. Once obtained the foundations and meaning of the inequality,
the work runs about the own components of the phenomenon in Latin America, for
which some general characteristics of history are examined, end century is
approached the subject of the reforms and its effects, in the intensity to show that
the inequality is an investigation object to interdisciplinary, to give an essential sense
to the interpretation of the Latin American societies, its international insertion and
its political and economic autonomy.
Key Words: Inequality, diversity, normative, objectivity, justice, market, principle,
history, reform, distribution, equity, social risk.

172
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

Introducción mismos niveles de bienestar, sino que


también los utilitaristas clásicos
El núcleo de las fluctuaciones sociales exigen que se de la misma pon-
es la desigualdad, no sólo porque es deración a las utilidades de todos y
multidimensional, sino porque constituye los libertarios puros piden igualdad
un continuo de causas y efectos en lo referente a todo un grupo de
determinantes de disímiles interpre- derechos y libertades” (Sen, 1995,7).
taciones, de tal manera que no se puede
ubicar en un solo cuerpo teórico. Esta De todas maneras los cultores de las
es una de las razones por las que el tema diferentes disciplinas proponen un
forma parte de los objetos de campo de igualdad en aspectos
investigación de las ciencias sociales, en esenciales en su teoría. Pero la
su conjunto, en procura de un método desigualdad tiene una connotación en el
que las haga plausibles en la perspectiva ámbito normativo, ya que sus
de dar significado presente a la significados tienen que ver con el
sociedad, más allá de la simple bienestar y la justicia, razón por la cual,
manifestación objetiva de la desigualdad, en este último sentido Rawls (1971)
reflejada en la distribución de la renta o amplió el radio de acción a variables de
los activos. mayor contenido, al tomar como
referente de ponderación los llamados
No se niega la condición relevante de la bienes primarios: libertades y derechos,
desigualdad objetiva de la economía, ya oportunidades y rentas, al tratar de
que configura la confluencia entre la menguar la trayectoria que el
posesión de bienes y la condición utilitarismo había trazado hasta el
normativa, cuando alude a las múltiples momento.
nociones de bienestar (Sen 2002,
Salcedo 1994). No obstante esta Empero, el propósito de este trabajo no
relación, la desigualdad es polisémica sólo consiste en ver la preocupación
debido a los diversos enfoques teóricos central de los teóricos por el ámbito de
“No sólo los partidarios de la la desigualdad, sino en examinar las
desigualdad de rentas (“igua- fuentes de la desigualdad en general y
litarios”, si se me permite llamarles la de los países latinoamericanos en
así) piden igualdad de rentas, y los particular. Para tal efecto intentaremos
“igualitarios” del bienestar piden los relacionar el bienestar con la justicia, en

173
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

búsqueda de criterios que sirvan de por ser también diversos los


sustento para la valoración del mercado, fundamentos referidos a la historia y a
como institución social ascendente en su posición geopolítica en el contexto
la organización de la actividad econó- internacional, con repercusiones en los
mica y en el comportamiento de las campos de la economía, cada vez más
personas en su condición de agentes, interdependientes en las perspectivas
como consumidores o empresarios. En comerciales, financieras, laborales,
una primera aproximación, este es el tecnológicas y culturales, en una
punto que encierra el motivo mayor de tendencia de disminución de la
indagación, ya que el mercado tiene el soberanía y de mengua de la dimensión
triple espacio de interpretación, desde política (Stiglitz, 2003); por esta razón
el enfoque deontológico hasta el esta nueva manifestación de la
consecuencialista, teniendo su mayor desigualdad propone un objeto de
significación en el del funcionamiento; estudio caracterizado como complejo
es posible que allí resida el mayor por su múltiple causalidad, su baja
contenido de la doble condición de la condición de predictividad, alta dificultad
desigualdad como fenómeno de injusticia de ponderación, su relativa posibilidad
y la igualdad como perspectiva de manejo y su carácter irreversible. En
normativa en procura del bienestar. La
esta perspectiva se configura un estado
anterior afirmación se ubica en la
que implica confluencia de esfuerzos de
ampliación de los focos de la igualdad,
disciplinas varias, en procura de la
al tener entre ellos vínculos no
comprensión e identificación de puntos
detectables mediante magnitudes
medibles, como es el caso de las cruciales en el análisis, de tal manera
libertades, derechos, oportunidades con que permita construir un conjunto de
las de la riqueza y la renta, elementos criterios que guíen la acción institucional
estos cuyos fundamentos se confunden de la nueva misión en perspectiva del
en la dinámica del funcionamiento del estado.
mercado, para proyectar resultados
diferentes en la escala valorativa de la 1. El significado de la desigual-
sociedad. dad.

Es necesario aclarar, sin embargo, que Queda insinuada la magnitud del


la desigualdad contiene mensajes problema que implica la desigualdad; es
diferentes a los de la igualdad; la antinómica con la igualdad, se origina
primera implica inconformidad, protesta, en la diversidad humana, tiene que ver
rebelión (Sen, 2002), mientras que la con el desarrollo existencial de las
igualdad es una utopía vista desde el personas y la estructura de derechos y
estado social de la desigualdad (Sartori, libertades de la sociedad, tiene una
1994): esta es la realidad, aquella la connotación objetiva y otra normativa,
utopía. pero su comprensión abarca la
evaluación del mercado y la posibilidad
La antinomia así planteada concierne en de la ampliación del bienestar.
mayor medida a los países en desarrollo,
en particular a los países de América Desde la perspectiva Aristotélica se
Latina, puesto que a más de las causas plantea la doble oposición entre igualdad
generales de la desigualdad, tal y desigualdad, lo justo y lo injusto
fenómeno reviste otras características referidos a la igualdad y a la desigualdad

174
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

“lo injusto es lo desigual, lo justo instituciones, así como el desen-


será lo igual, lo cual sin otra razón volvimiento de la sociedad; con esto se
lo estiman así todos. Y puesto que lo quiere expresar que la relación entre
igual es un medio, lo justo será una desigualdad objetiva y su
también una especie de medio” concomitante proyección normativa
(Aristóteles, 1987, 108). Al considerar tiene como fuentes la diversidad
la predilección de Aristóteles por lo justo humana. “Porque cómo conocer la
como ubicado en el punto medio de las fuente de la desigualdad entre los
posiciones que los seres humanos hombres, si antes no se les conoce a
asumen, podría pensarse en la ellos? Y cómo llegará el hombre a
relatividad o en los diferentes grados de contemplarse tal cual lo ha formado
justicia, punto este que sin pasar muchas la naturaleza a través de todos los
distancias nos pueda acercar a la cambios que la sucesión del tiempo y
condición de relatividad del bienestar, sin de las cosas ha debido producir en
que se quiera confundir semánticamente su complexión original y distinguir
justicia con bienestar, porque éste entre lo que forma su propia
obedece a la condición y actitud de las constitución y lo que las circuns-
personas y aquella, en mayor medida a tancias y su progreso han añadido o
los resultados de las relaciones entre
cambiado a su estado primitivo”
personas y de la acción de las
(Rousseau, 1987,19 ). Esta es la fuente
instituciones.
de desigualdad que contiene la mayor
En la anterior proyección Salcedo proyección hacia las interpretaciones
plantea la necesidad de fijar la noción teóricas, ya que ausculta las diferencias
de bienestar a la de desigualdad de resultados atribuibles a la voluntad
económica “Sea como sea concebida, de las personas y a fuerzas externas
la idea central de la medición ubicables en la sociedad, a través de las
normativa de la desigualdad disímiles alternativas de los seres
económica es que una pérdida o una humanos, del mercado en su
ganancia en el bienestar social es el funcionamiento y de las instituciones en
índice de la desigualdad de las sus proyecciones políticas.
contribuciones.”(Salcedo, 1994, 9). La
tradición escrita en este tema ha dado En este espacio Sen (1995) fija la mayor
preeminencia a la corriente utilitarista parte de su concepción sobre la
sobre cuyas deficiencias en la desigualdad. “En el nivel práctico, la
formulación de una función de bienestar importancia de la pregunta,
social, han construido su andamiaje las “igualdad ¿de qué?” nace de la di-
recientes teorías de la justicia y la versidad real de los seres huma-
elección social. Lo anterior queda nos,….” (Sen, 1995,9). Esta coin-
confirmado por la predilección que cidencia con la apreciación de Rousseau
tienen los autores por la conjunción de no se limita al simple enunciado, sino que
las teorías de elección social y del revierte hacia una apreciación de la
bienestar. Pero el sentido de oposición complejidad del concepto en su origen
entre igualdad y desigualdad con y en sus repercusiones, de tal manera
proyección normativa, no se puede que de esto depende la valoración de
separar del sentido de la autonomía de las instancias en que se produce su
las personas y de la acción de las origen. “Somos profundamente dife-

175
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

rentes, tanto en nuestras carac- finalmente por atribuir al mercado como


terísticas internas, tales como la el espacio preeminente de la desi-
edad, el género, las capacidades gualdad, ya que a él llegan los agentes
generales, los talentos particulares, con sus diversas condiciones, se
la propensión a la enfermedad, etc., envuelven en su dinámica y se dan sus
como en las circunstancias externas, consecuencias, tanto de quienes
como en la propiedad de activos, la intervienen en su papel de propietarios,
extracción social, los problemas de trabajadores, empresarios y consu-
circunstancias, y otras”(Sen, midores como en la dimensión de la
1995,9). exclusión de parte de la población en la
esfera y funcionamiento de esta
En el intento por explicar la complejidad institución. No obstante su importancia
del conocimiento humano, Morin insiste en el mundo moderno, o precisamente
en la unidad humana a partir de su por ella, es necesario sustentar criterios
diversidad. “La diversidad no está para su evaluación; en esa perspectiva
solamente en los rasgos sicológicos, trataremos de concretar el concepto de
culturales y sociales del ser humano. justicia social, apoyados en el examen
Existe también una diversidad parcial de los mercados en la sociedad
propiamente biológica en el seno de actual.
la unidad humana; no sólo hay una
unidad cerebral sino mental, síquica, 2. Desigualdad y justicia
afectiva e intelectual. Además, las
culturas y las sociedades más diver- Es la justicia un concepto esencialmente
sas tienen principios generadores u valorativo; un juicio de valor que ha de
organizadores comunes. Es la unidad ser vinculado con algún otro de
humana la que lleva en sí los ponderación objetiva. Esta es la causa
principios de sus múltiples diver- de la variedad en el tratamiento del
sidades. Comprender lo humano, es tema, por lo que hay necesidad de ligarlo
comprender su unidad en la a la historia (Macpherson, 1985), o darle
diversidad, su diversidad en la un manejo heurístico con apro-
unidad” (Morin, 2001,57) ximaciones a la duda continua, Nozick
(1974), Hayek, citado por Uribe (2000),
Mas la diversidad humana no sólo tiene o acudir a figuras o métodos
importancia por lo que concierne a la contractualistas en el orden de la
voluntad o a lo exógeno a ella, sino posición original y el velo de la
porque es una condición fundamental ignorancia al modo de Rawls (1971-
para el estudio de la desigualdad, por 1997; 1986), sin descartar otros
constituirse en una dificultad para enfoques en donde se vinculan
establecer con claridad su fuente; esta diferentes conjuntos de variables.
es la razón por la cual la mayor fuerza
explicativa del fenómeno, en la sociedad De no estar asistido por el análisis de la
moderna, se ubica en el espacio historia, se asume el riesgo de la
económico, atendiendo al ya men- especulación; esta es la justificación de
cionado ascenso del mercado en la Macpherson para examinar tal idea con
actividad económica y en la conducta el devenir de las relaciones sociales
de las personas. Al examinar la tratando de especificar su carácter
bibliografía atinente a la materia, se opta económico “Cualquier indagación de

176
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

este tipo debe ser especulativa, pero pero ampliando el espectro de ideas
la especulación no será enteramente implícitas en el concepto de justicia
fortuita si está basada en la historia” económica. Este autor propone que el
(Macpherson, 1985,11). En los terrenos principio debe emanar de la sociedad
de Macpherson se pretende precisar la más allá de la visión de Hobbes, al
semántica del vocablo justicia ampliar el campo de reflexión en dos
económica. “Un requisito obvio del direcciones: justicia distributiva y justicia
concepto de justicia económica es conmutativa. Las dos expresiones son
que se refiera a relaciones econó- examinadas a lo largo de la historia, de
micas, es decir, a relaciones en tal manera que muestra su reciente
cualquier sociedad, de las que reaparición, sin que pueda augurar su
participen personas en su condición vigencia en el futuro. Es de advertir que
de productores, propietarios o Macpherson alude a la presencia del
intercambiadores de bienes o concepto no solamente de los autores,
servicios valiosos” (Macpherson, sino en las instancias institucionales y
1985,12). Esto es claro, como lo es la mediáticas.
afirmación de que, en la medida en que
avanzan las sociedades, el mercado En el caso de América Latina, la justicia
adquiere preeminencia creciente en la distributiva se identifica con algunos
sociedad, tratando de confirmar que el asomos de política en los estados de
concepto de justicia económica avanza bienestar, iniciados en Alemania a finales
en dominio sobre el concepto de justicia del siglo XIX, extendidos en estas
en general, del que trata de diferenciarlo latitudes para tipificar las funciones del
aludiendo al que tienen Aristóteles, Estado que posteriormente han sido
Tomás de Aquino u otros autores. Las consideradas como la tragedia de
relaciones a que alude el autor, en orden nuestro tiempo por Popper, Nozick y
a precisar el concepto de justicia Hayek.
económica se dan entre productores,
propietarios e intercambiadores y se Nozick también conduce sus
identifican en el mercado, más habría argumentos en el campo de la historia
que precisar la de trabajadores y de para aludir al concepto de justicia
propietarios de medios de producción, distributiva con la finalidad explícita de
como lo hace en su obra Macpherson menguar la necesidad del estado, para
(1973). La segunda condición es que la fundamentar sus tesis pero en un sentido
justicia económica es un juicio de valor; diferente al de Macpherson. Para
dicho de otra forma, se requiere cumplir tal propósito lleva la justicia al
establecer que se refiere a relaciones campo de las pertenencias, de tal
sociales específicas en lo económico, manera que los caminos de su obtención
pero en donde debe darse como guía de dan legitimidad a la propiedad. Las
la indagación, un principio ético que bien pertenencias nacen por apropiación de
puede ser implícito en la condición de bienes que no pertenecían antes a
persona, o de ser social, o inmanente a alguien, por transferencias y por
la vida de la sociedad. compensaciones. Estas últimas darían
lugar a un beneficio a las personas
Estas precisiones dan significado al perjudicadas, en el evento en que la
aporte de Macpherson porque en esa obtención de los bienes no hubiera sido
perspectiva se proyectan otros autores, por medios justos.

177
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

El autor no justifica la intervención del no estamos en la posición de los niños


Estado para redistribuir rentas y bienes a los que les ha dado tajadas de
porque las pertenencias se han obtenido pastel alguien que hace ajustes de
por los medios antes mencionados, en último minuto para rectificar un
un orden espontáneo en el que se reparto descuidado” (Nozick, 1974,
multiplican las decisiones en el sentido capítulo 7). Son las leyes históricas las
de ofrecer y demandar algo. Las que dan lugar a distribuciones y cambiar
transferencias ocasionan cambio de su perfil ocasionaría perjuicio a las
propiedad mediante el ejercicio de la personas que han obtenido sus
libertad de las personas, por lo cual los pertenencias mediante reglas esta-
resultados son distribuciones justas, ya blecidas históricamente, en un ámbito de
que tienen lugar con reglas y principios libertades individuales.
nacidos de la voluntad de las personas;
de esta manera el orden espontáneo Por considerar que la distribución se
conduce a la búsqueda de satisfacciones establece mediante reglas, no concibe
personales y rendimientos de los la justicia como materia de acción del
individuos. Estado, quedando en la esfera del orden
espontáneo. Por el contrario John Rawls
Nozick examina la posibilidad de que la
(1971) orienta su teoría en procura de
distribución se haga mediante pautas
que den sentido de proporciones, ya sea unos principios de la justicia, partiendo
por características innatas o por del concepto de desigualdad de los
desarrollo de los seres humanos, analiza bienes primarios, tales como libertades,
si es posible distribuir teniendo en cuenta derechos, oportunidades y rentas. Con
el mérito moral o la inteligencia, o una procedimientos que garanticen la
combinatoria de todas estas, even- imparcialidad, crea la figura de la
tualidad que no puede generalizarse en posición original, o circunstancia
toda la sociedad, aunque haya par- particular en donde los individuos ignoran
cialmente algunas distribuciones su posición en la sociedad, sus
pautadas. Las personas evalúan las pertenencias, en tal forma que partiendo
proporciones en el cambio mediante un de un velo de ignorancia puedan
método espontáneo que no es inde- enunciar los principios de la justicia.
pendiente del conjunto de la sociedad. “Primer principio: cada persona ha
de tener un derecho igual al más
Para descartar que las pertenencias se extenso sistema total de libertades
logren mediante el trabajo, según la tesis básicas compatibles con un sistema
de Locke, afirma que no es posible que similar de libertad para todos.
las propiedades se obtengan acorde con Segundo principio: Las desi-
el trabajo, ya que este es algo que se gualdades económicas y sociales han
posee y no tiene relación de propor- de ser estructuradas de manera que
cionalidad con lo que no se posee, sean para: a) mayor beneficio de los
dándose así una relación de magnitudes menos aventajados, de acuerdo con
no comparables. En síntesis, concibe la un principio de ahorro justo, y b)
justicia como resultado de la acción unidos a los cargos y las funciones
espontánea de la sociedad, sin que tenga asequibles a todos, en condiciones
que hacerse nuevos replanteamientos de de justa igualdad de oportunidades”.
las reglas de la distribución “nosotros (Rawls, 1997,280)

178
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

Aquí Rawls conjuga los bienes primarios de la función de utilidad social –que
en la perspectiva de incluir no sólo representa los mundos socialmente
distribuciones objetivas en el campo posibles para la teoría– es infinito, pero
económico, sino que incluye conceptos sólo hay un valor máximo en el
más abstractos como los de libertades contradominio de la función, el cual valor
y derechos, oportunidades, logrando así se corresponde funcionalmente con el
un panorama social mucho más amplio, mundo social elegido como justo por el
razón por la cual su teoría se ha utilitarismo clásico” (Doménech, 2000,
constituido en objeto de análisis por 15).
muchos autores. Los principios si bien
aluden a un conjunto de aspectos Una de las justificaciones de Rawls para
subjetivos y objetivos, tienen la construir una teoría de la Justicia había
pretensión normativa de que la dinámica tenido una larga tradición en el
de las prácticas sociales pueda ser pensamiento social, precisamente
juzgada, en un sentido normativo, y que porque sus pretensiones eran claramente
las desigualdades puedan ser com- definidas en términos de un mercado
patibles con el provecho para todas las social óptimo. “Mi propósito es
personas, en la medida en que puedan elaborar una teoría de la justicia que
participar con igualdad de oportunidades. represente una alternativa al
pensamiento utilitario en general y,
Pareciera ser que el punto de vista que
por tanto, a sus diferentes versiones”
rechaza Nozick, como sistema de pautas
(Rawls, 1997,34). Las objeciones que
para la distribución, lo acoge Rawls, de
se hicieron a la teoría utilitarista clásica
tal manera que los méritos personales,
referidas a la subjetividad que implica
a modo de ejemplo, puedan ser la utilidad, la falta de comparabilidad
señalados como elementos funda- interpersonal de niveles de utilidad y la
mentales para el otorgamiento de las consecuente incongruencia entre la
oportunidades. utilidad total de la sociedad y la
Es de advertir que los principios han distribución entre los individuos, llevó a
Rawls a plantear esta teoría alternativa
tenido modificaciones, pero una de las
sobre justicia social. “Sorprendente y
búsquedas más significativas es la de
admirable en la teoría de la justicia como
preferir distribuciones en las que se
equidad es que sea tan selectiva –tan
favorezca al más débil. Doménech
informativa–, sirviéndose de instru-
(2000), al examinar ocho desideratas de
mentos formales de agregación
las ciencias sociales, atribuye la de muchísimo más sencillos y pedestres que
informatividad a la Teoría de la Justicia los de la “vieja” y la “nueva” economía
de Rawls. Esta desiderata consiste en del bienestar”. (Doménech, 2000, 16)
que las teorías se fundan en un estado Pese a que la Teoría de la Justicia
social único, rechazando conjuntos presenta un conjunto de avances en la
informativos de mundos posibles. El perspectiva de la construcción de una
mencionado autor rescata de la teoría alternativa normativa, con un enfoque
utilitarista clásica la idea de que será contrac-tualista, algunos otros autores
preferible el estado social que logre la mani-fiestan sus reservas relacionadas
mayor utilidad total, afirmando su teoría con el sistema al cual se aplica.
en este postulado, logra descartar
algunas otras ideas acerca de otros Tomando los mismos elementos de juicio
posibles mundos. “En efecto: el dominio que los teóricos libertarianos,

179
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

Macpherson desarrolla el significado de puede que amplíen el espectro del


la libertad y la propiedad con otras análisis y limiten la informatividad de la
connotaciones pertinentes al desarrollo teoría, más debe considerarse que estas
de la persona dentro de la sociedad. La dos facultades de la naturaleza humana
libertad la concibe como la posibilidad son derivables del funcionamiento y
que tienen las personas para desarrollar operatividad de los mercados, como
sus capacidades, en provecho propio o evolución de los conceptos de libertad y
en el de los demás, a diferencia de los propiedad, en orden a explicar
libertarianos que propenden por un fenómenos relativos a la justicia y a la
individualismo metodológico en cuanto desigualdad.
a maximización de las utilidades. La
propiedad determina una condición que Este enfoque teórico puede propiciarnos
le denomina poder extractivo, separando una mayor cercanía a las circunstancias
a las personas que tienen la posibilidad del desenvolvimiento de los países en
de extraer de las que no lo tienen, desarrollo y la de la condición que
tomando como elemento práctico asumen sus habitantes. Pero a más de
la posesión de los medios de produ- eso Macpherson coincide con algunos
cción. “Siguiendo la obra magistral otros autores en la necesidad de explorar
de Crawford Brough (C:B:) la ubicación de las personas en la
Macpherson, autor poco conocido estructura del poder de la sociedad,
en nuestro medio, una teoría de la proporcionando así elementos de juicio
democracia liberal debería beber de para la valoración de los estados
las fuentes de la corriente de sociales. Los autores que de alguna
pensamiento liberal del siglo XIX para manera coinciden con Macpherson son
lo cual lo esencial de una sociedad Di Filippo (1983) y Valier (1993), en lo
es maximizar la libertad de una concerniente al concepto de poder
persona para que pueda desarrollar nacido de las relaciones sociales en el
sus capacidades naturales” (Bula, campo de la producción y la capacidad
1998,16). de compra en el campo del consumo; la
desigualdad para estos autores no es
Así como Rawls introdujo el concepto independiente del poder, máxime en
de oportunidad, para ampliar los ya aquellas sociedades en las que existe
tratados por el libertarianismo de la escasez y en donde se marca una
libertad y la propiedad, este autor tendencia acentuada hacia el desempleo.
relativiza el estado de las sociedades
tomando como base una estructura del El primer autor busca establecer una
poder distribuida entre los individuos relación entre mercado y democracia
atribuible al poder extractivo, o partiendo de los principios liberales, pero
posibilidad que tienen los propietarios de derivando su análisis hacia la desi-
los medios de producción para extraer gualdad generada en el valor de las
beneficios de quienes no poseen los mercancías como expresión de la
medios. El otro concepto es el de participación en la generación del
capacidad que también tiene que ver con producto “En esta relación entre
la naturaleza humana, pero cuya libertad y poder el tema de la demo-
posibilidad de aprovechamiento está cracia parece entrelazarse con las
determinada por el avance de la sociedad valoraciones concretas que se ejercen
en cuanto a las alternativas que ofrezca en la esfera del mercado” (Di Filippo,
para su desarrollo. Estas dos nociones 1983).

180
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

Los principios de la democracia, en en el liberalismo de Hayek y también


especial los de la libertad y la igualdad, está presente en el de Rawls, a pesar
adquieren otras connotaciones cuando de la declaración de principios
se evalúa la perspectiva de los efectos contrarios” (Valier, 1993).
del mercado, los que contradicen el
principio de la igual soberanía ya que la Así expresados los vínculos entre el
soberanía del empresario no es mercado y las relaciones sociales,
equivalente a la soberanía del trabajador confirma el autor la doble determinación
y del consumidor, entendida como la de los factores fortuitos, o externos al
capacidad de dominio sobre bienes y individuo, sobre los propios de su
personas. “En efecto, no sólo los medios voluntad, en la perspectiva de lo que
productivos sino también la capacidad puede realizar en su destino, a pesar de
humana de trabajo, se convierten en los principios de la justicia que pueda
mercancías cuya apropiación exige la enunciar uno u otro autor. Como epílogo
previa posesión de poder adquisitivo podríamos afirmar que a partir de los
general. Concebiremos al poder nuevos acontecimientos la desigualdad
está ligada al concepto de justicia y al
económico de manera genérica como
de bienestar de la sociedad, aún sin
la capacidad para controlar el poder
examinar la relación que pueda existir
productivo de una sociedad” (Di Filippo,
entre las preferencias de las personas y
1983).
las preferencias de la sociedad en su
La preocupación de Di Filippo se orienta conjunto; es decir el bien común no es
a mostrar la desigualdad también en el una noción fácilmente determinable, en
ámbito del poder económico, particular debido a la idea de poder que
circunstancia esta que surge de la adquieren las personas en la sociedad y
observancia del proceso de acumulación que está relacionada con la posición que
y de la apropiación de los medios de ocupe en el amplio rango de la
producción que de alguna manera están desigualdad. Mas la generalidad de esta
afirmación está limitada por el grado de
en función del desarrollo de los países.
desarrollo de los países y la noción de
Valier, por su parte, quiere mostrar que
escasez relativa, así como la propensión
pese a las concepciones recientes de la
a la caída de la sociedad salarial
teoría de la justicia, no pueden ser
afirmada por Bula (1998), cuando
independientes de los fundamentos del
comenta los trabajos de Aglietta,
liberalismo; la concepción rawlsiana de Macpherson y Castell.
la justicia, aunque agrega algunas
importantes reflexiones, no se libera de 3. América Latina en perspectiva
las prácticas propias del capitalismo e
interpretadas por los principios del La evolución de la desigualdad y su
liberalismo. “Finalmente detrás del tema expresión teórica de la justicia muestra
del papel determinante del mercado en que para entender la connotación
la constitución de las relaciones sociales, normativa de la desigualdad económica
fundamento del discurso dominante de en crecimiento, especialmente en los
las desigualdades sociales en los países países en desarrollo, se requiere
subdesarrollados, se encuentra la idea introducir los conceptos de capacidad
de que para los hombres es imposible humana y de poder económico; este es
organizar voluntaria y racionalmente sus el propósito de esta sección cuando se
relaciones sociales; esta idea es explícita pretende analizar la situación de los

181
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

países latinoamericanos, ámbito de la desigualdad, habría que preguntarse con


mayor desigualdad en el mundo, como Nozick si quedó algo mal distribuido,
lo expresa el reciente informe del Banco eventualmente el Estado podría
Mundial (2005), elaborado por David de intervenir, dando así la razón a Stiglitz
Ferranti, Guillermo E. Perry, Francisco (2003) quien propone un nuevo conjunto
H.G. Ferreira y Michael Walton: “La de políticas y una nueva condición del
desigualdad en América Latina es Estado. La justicia distributiva basada
extensiva: el país de la región con la en antecedentes históricos puede ser
menor desigualdad de ingreso es más objetable en países en donde los
todavía más desigual que cualquier sistemas políticos y los conflictos sociales
país de la Organización para la han motivado la movilidad interregional,
Cooperación y el Desarrollo ocasionando así el abandono de las
Económico (OCDE) o de Europa del pertenencias, legítimamente adquiridas
Este”(Banco Mundial, 2005, 1). y estableciendo nueva distribución de la
Pero la mayor dificultad para el análisis propiedad territorial con criterios no
consiste en la multidimensionalidad de contemplados por el autor o por
la desigualdad, ya que atender a un foco principios universalmente aceptados. A
fundamental podría resultar más pesar de lo anterior no podría hacerse
significativo que estudiarlos todos, un sistema de compensaciones, porque
circunstancia que conduciría a un bajo la comprobación jurídica de tales
nivel de informatividad. Bien se podría irregularidades conllevaría a una
asumir la desigualdad de la renta y casuística difícilmente sostenible en el
derivar de allí una serie de proyecciones tiempo. Por esta razón, más apropiada
hacia la desigualdad en educación, en resultaría una medida de estado que
salud, en activos físicos e intangibles, en condujera a una redistribución de la
oportunidades, en vivienda, riesgos y propiedad con un criterio prospectivo,
vulnerabilidad. de tal manera que incluyera no sólo una
nueva distribución, sino políticas de
Sin embargo, las sociedades no son desarrollo concomitantes con un nuevo
generalmente articuladas y en tanto estilo de competitividad internacional,
menos esté expandido el sistema dando así oportunidades de inserción
mercantil capitalista, la posibilidad de dinámica para la población excluida.
interconexión explicativa se reduce aún
más. Un razonamiento sistemático
puede llevar a encontrar aspectos 3.1 La amplitud e intensidad de la
descriptivos sin que se de un análisis desigualdad
concatenado y de causas a efectos
La amplitud de la desigualdad hace
suficientemente coherente. No obstante
referencia a la dispersión de la
la idea que puede orientar es la de
justicia distributiva, aún asumiendo el distribución del ingreso, posible de
riesgo de plantearla en términos de juicio evidenciar mediante el análisis de la
de valor, eventualidad que puede ser apropiación de la renta por cada uno de
reducida con la ayuda de estadísticas y los deciles o por medio del coeficiente
de puntualizaciones claras, atinentes a de Gini. La distribución de la renta puede
las causas y consecuencias inmediatas. estar determinada por la estructura de
la propiedad de activos, de la educación,
Si la idea de justicia distributiva procura de la salud, de la conformación del poder
alguna guía para el estudio de la derivado de la propiedad de los medios

182
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

de producción y del desarrollo de las estadísticas que al respecto presenta el


capacidades de la población. En esta documento “Desigualdad en América
medida habrá necesidad de observar las Latina. ¿Rompiendo con la Historia?”

Indicadores de desigualdad por países seleccionados de América Latina,


Estados Unidos e Italia
Participación del Participación del Razón de
Coeficiente 10% superior en 20% inferior en ingresos del
Gini el ingreso total el ingreso total décimo al primer
(porcentaje) (porcentaje) decil
Brasil (2001) 59.0 47.2 2.6 54.4
Guatemala (2000) 58.3 46.8 2.4 63.3
Colombia (1999) 57.6 46.5 2.7 57.8
Chile (2000) 57.1 47.0 3.4 40.6
México (2000) 54.6 43.1 3.1 45.0
Argentina (2000) 52.2 38.9 3.1 39.1
Jamaica (1999) 52.0 40.1 3.4 36.5
República Dominicana (1997) 49.7 38.6 4.0 28.4
Costa Rica (2000) 46.5 34.8 4.2 25.1
Uruguay (2000) 44.6 33.5 4.8 18.9
Estados Unidos (1997) 40.8 30.5 5.2 16.9
Italia (1997) 36.0 27.4 6.0 14.4
Fuente: Datos tomados de la tabla 1, del trabajo "Desigualdad en América Latina" (2005)

Observando el Coeficiente de Gini de resultado muestra una desigualdad aún


10 países de América Latina, 7 están mayor, puesto que tres países superan
por encima de 52, mientras que para las cincuenta veces, mientras que cinco
años similares, Italia, sin que se pueda superan cuarenta veces, evento este que
decir que es uno de los países más es más contrastante con el caso de Italia
equitativos del mundo, dadas las y Estados Unidos, en donde la razón es
diferencias entre norte y sur, tiene un de catorce y diez y seis veces
Gini de 36 y Estados Unidos 40,8. respectivamente.
Tomando como base el total del ingreso Pero en la perspectiva dinámica la
de los países, la participación del decil situación de América Latina se complica
superior es en la mayor la parte de los en la década de los noventa, si se tiene
países superior al 40%, mientras que en en cuenta que la década de los ochenta
Italia es del 27,4% y en los Estados fue la década perdida debido a la crisis
Unidos del 30,1%. El contraste es de la deuda, evidenciándose así que la
evidente si se toman los dos deciles tesis de Stiglitz, no solamente tiene
inferiores, es decir el doble de la sentido en materia de crecimiento, sino
población de la situación anterior, en en la equidad desde el punto de vista de
donde se ve que la mayor parte de los los ingresos. Mientras que en los países
países tienen una participación, menor Asiáticos el coeficiente de Gini oscila
al 3%, mientras que en Italia es del 6% alrededor del 40,6%, con una dispersión
y en Estados Unidos del 5,2%. Si se entre las décadas de 40,2% en la década
divide la participación del ingreso del de los setenta y 41,2% en la década de
decil superior por la del decil inferior, el los noventa, en América Latina oscila

183
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

Coeficientes Gini de la distribución del ingreso de hogar per cápita:


Países de la muestra común, promedios decenales por región
Década de Promedio
Región Década 1980 Década 1990
1970 total
Niveles
América Latina y el Caribe 48.4 50.8 52.2 50.5
Asia 40.2 40.4 41.2 40.6
OCDE 32.3 32.5 34.2 33.0
Europa Oriental 28.3 29.3 32.8 30.1
Cambios Década 70-80 Década 80-90
América Latina y el Caribe 2.4 1.3 3.7
Asia 0.2 0.8 1.1
OCDE 0.2 1.7 1.9
Europa Oriental 1.0 3.5 4.5
Diferencias en puntos Gini:
LAC vs
Asia 8.3 10.4 10.9 9.9
OCDE 16.1 18.3 18.0 17.5
Europa Oriental 20.2 21.6 19.4 20.4
Fuente: Datos tomados de la tabla 2.1 del trabajo "Desigualdad en América Latina. ¿Rompiendo con la Historia?

alrededor del 50,5%, dando una cual habría necesidad de examinarla


dispersión entre 48,4% y 52,2%. Es de mediante, el comportamiento de la tasa
advertir que al ser más alto el coeficiente de desempleo y la informalidad, tratando
de Gini, muestra una desviación mayor. de encontrar una doble comprobación:
1. Si a través del empleo se ha dado
Comparando con la OCDE la situación una mejor distribución y 2. Si estos
es aún más protuberante, pese al países ofrecen oportunidades a la
empeoramiento en la distribución del población.
ingreso, que se dio en la década de los
noventa. No obstante las serias 3.2 Aspectos históricos de la
dificultades históricas a que se vieron desigualdad
abocados los países de Europa del Este,
su distribución es más igualitaria, con Aunque Bulmer - Thomas (1998),
una dispersión relativamente mayor. La adelanta una discusión acerca de si
teoría planteada por Kuznets, (modelo existen rasgos generales de los países
utilizado por Juan Luis Londoño de la de América Latina con los cuales se
Cuesta, 1995) hace referencia a la pueda asegurar una identidad regional,
relación entre crecimiento económico y por encima de la simple proximidad en
distribución del ingreso, la cual se el espacio geográfico, los últimos
constituyó en un argumento que desarrollos han mostrado tendencias que
justificaba el crecimiento, por lo que corroboran la semejanza en el estilo de
muchos autores se dieron a la tarea de desarrollo atribuibles a su origen
verificar su cumplimiento. Ni el trabajo histórico y a las nuevas formas de
de Solimano (1998), ni el de La Fuente relacionamiento con el resto del mundo,
(2001) logran una confirmación en particular con los países
contundente de la teoría, razón por la desarrollados, en tanto el proceso de

184
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

integración mundial minimiza las migración de la población blanca y de la


fronteras y mengua las posibilidades de conformación de las elites, cuya
la política económica. Pero el fenómeno proyección no solamente fue de carácter
de la desigualdad y la pobreza marca económico, sino de orden político y
más la tendencia al observar los social, factores estos que se reforzaban
antecedentes históricos que la mutuamente. En la colonización espa-
determinan. ñola, la existencia de instituciones como
la encomienda, la mita y el repar-
Para Engerman y Sokoloff, comentados timiento, evidencian otras modalidades
por De Ferranti y otros (2005), las de explotación del trabajo cuya
instituciones creadas por la colonia para condición era la sumisión y dependencia,
aprovechar las ventajas comparativas tanto en la organización del trabajo como
que les otorgaban los países colonizados, en el intercambio desigual de los
marcaron los primeros trazos de la productos vendidos por los españoles.
desigualdad en América Latina. Es decir,
el transplante mecánico de las insti- Según Morgan, citado por De Ferranti
tuciones españolas y portuguesas al (2005), la colonización inglesa en
medio latinoamericano, como afirman Norteamérica asumió estilos de
algunos autores, no son independientes relaciones sociales y productivas que
de las condiciones específicas, en contribuyeron a menor desigualdad,
particular de las económicas, que debido a que no hubo la explotación del
preexistían en el momento de la trabajo aborigen para aprovechar las
conquista “Tanto la desigualdad inicial ventajas comparativas, al modo como
como las instituciones fueron moldeadas se dio en México, Perú, Bolivia y los
principalmente por la dotación de demás países de América Latina, en
factores que los europeos encontraron diferentes grados de explotación de los
en Centro y Suramérica, más que por recursos. Sin embargo, superadas las
las mismas potencias coloniales”. (De cadenas coloniales, la era de la
Ferranti, 2005, 101). Una de las evi- constitución de las repúblicas, luego de
dencias se encuentra en la explotación la independencia generó nuevos marcos
de la caña de azúcar en el Brasil, en institucionales que contribuyeron a
momentos en que el producto adquiría afianzar las élites en el poder, en
vigencia justificando los altos precios y, especial en la perspectiva de la
por ende, la intensidad de la explotación apropiación de la tierra, al aprovechar
del renglón; el trabajo se realizaba los resguardos, los bienes de manos
mediante cuadrillas de esclavos a muertas y utilizar los mecanismos de
quienes se explotaba mediante trabajo expropiación tanto en el orden
intensivo. Concomitante a esta situación económico como los de la violencia. Este
es el hecho de que el 70% de las fenómeno se fue consolidando aún más
personas que llegaban al Brasil, tenían en la medida en que las economías
la condición de esclavos. Las plan- nacionales se vinculaban al comercio
taciones para que fuesen rentables, exterior, haciendo de los cultivos una
tenían que cubrir una amplia superficie, actividad rentable (Bulmer – Thomas,
razón por la cual la desigualdad en la 1998, cap. IV y V).
propiedad de las tierras se constituía en
uno de los primeros antecedentes de la Tanto la violencia como los estilos de
inequidad. Así mismo, la actividad gobierno, particularmente las dictaduras,
económica explicó gran parte de la propiciaron estructuras jurídicas y

185
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

marcos institucionales que favorecían Las breves referencias a la historia


las élites económicas en las primeras describen cómo la base social sustenta
décadas del siglo XX. La gradual las posibilidades de desarrollo de grupos
consolidación de la manufactura creó humanos, que utilizan diferentes medios
encadenamientos que propiciaron las en orden a dar solidez a sus posiciones,
nuevas formaciones económicas, dando origen así a la desigualdad en lo
caracterizadas por relaciones entre político, legal y económico, auspiciado
pequeños empresarios y trabajadores por la concentración de la propiedad
que pusieron las bases de una demanda privada, el capital y las oportunidades.
interna, que junto con las exportaciones
fueron consolidando los determinantes 3.3 Las reformas de fin de siglo
del crecimiento económico. La inversión
extranjera en infraestructura y empresas O bien debido a las consecuencias de
de alto rendimiento, complementaron los Bretton Woods, o a las fallas propias de
encadenamientos que ampliarían la base los modelos implementados en América
de un sistema económico más desa- Latina, o a los problemas de la deuda, o
rrollado. a las fallas de los mercados y los fallos
del Estado, o a la corrupción y el
Después de la crisis de los treinta se va clientelismo, o por razones de orden
formando una clase obrera que global en la perspectiva de la integración
contribuyó al desarrollo del mercado económica, o por el cambio ideológico
interno, tanto que los historiadores y paradigmático, o por la transformación
económicos consideran que la tecnológica de las comunicaciones, o
participación de los salarios en el bien por todo o parcialmente por cada
producto creció en mayor proporción que una de estas razones, en la América
las utilidades, amparado por una Latina se produjo una transformación
estructura sindical que propiciaba las radical que tuvo consecuencias sobre el
negociaciones colectivas de trabajo en alcance de las políticas económicas, la
procura de mejores salarios y conformación social y económica, las
prestaciones sociales. (Bulmer – relaciones de poder, la inestabilidad, la
Thomas, 1998, Kalmanovitz, 1999). desigualdad y la pobreza. (Stiglitz 2003,
Tokman 2003, Solimano 1998).
No obstante el proceso de sustitución
de importaciones y la gradual promoción Las reformas estructurales se
de exportaciones, se fue fortaleciendo produjeron desde instituciones inter-
una industria con características nacionales, basadas en planteamientos
oligopolísticas que auspició la concen- libertarianos del funcionamiento de los
tración del capital y la consolidación de mercados, en búsqueda de la mayor
las élites con vínculos con la burocracia eficiencia, el avance en competitividad,
estatal, prueba de lo cual se encuentra crecimiento y la distribución del ingreso.
en la movilidad de funcionarios públicos Mas la fundamentación teórica ha sido
y directivos empresariales que ha venido ambigua, porque al ser basada en el
prevaleciendo en los panoramas na- liberalismo, no puede identificarse la
cionales, cuya manifestación teórica la esencia, ya que la ideología liberal está
enuncia Milliban (1970) y la corroboran expresada en tantas formas que es
Urrutia (1983) Echeverri Uruburu cualquier cosa. “No es que hoy todos
(1993) y Bejarano (1985), en el caso seamos liberales; es que hoy el
colombiano. liberalismo es cualquier cosa….El

186
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

liberalismo se ve como la defensa flexibilidad laboral, el esfuerzo por


incondicional de ciertos principios y, sin atacar la inflación y la extensión y
embargo, su matrimonio normativo más profundización de los mercados.
largo ha sido con el utilitarismo, que sólo
atiende a resultados”. (Ovejero, Como los resultados no coincidieron con
1997,22). las propuestas, Stiglitz (2003) plantea un
nuevo equilibrio entre lo privado y lo
Sin embargo, el mercado no funciona público, el Estado y el mercado, tratando
bajo principios y sus consecuencias más de restablecer las condiciones de
notables son la desigualdad y la competitividad y el impulso al
exclusión; el origen de las reformas crecimiento económico. El crecimiento
estructurales de los años ochenta y fue una de las primeras frustraciones
noventa fue de orden deontológico y sus de las reformas, ya que en la década de
consecuencias no han elevado el los noventa fue aproximadamente la
crecimiento, ni mejorado la distribución mitad del de las décadas de los sesenta
del ingreso. Se esperaba que con las y setenta. La predicción neoclásica de
reformas el crecimiento económico diera la convergencia económica no se dio,
lugar a la disminución de la desigualdad como lo muestra el hecho de que el ritmo
y la pobreza como consecuencia del de crecimiento de los países de la
funcionamiento de los mercados OCDE fue mayor que el ritmo de
abiertos a la competencia internacional, crecimiento de los países latino-
el más bajo perfil del Estado, la americanos.

AMERICA LATINA: CRECIMIENTO MEDIO ANUAL


1960-1970 1970-1980 1980-1990 1990-2001
PIB 5.32 5.86 1.18 3.05
PIB per cápita 2.54 3.36 (-) 0.80 1.29
Fuente:Tomado de artículo de Stiglitz, revista No 80 de la CEPAL

Ya ha sido suficientemente explicada la cionalizada de las instituciones


reducción del crecimiento promedio de internacionales sobre las economías
América Latina en la década de los nacionales de los deudores con
ochenta (Arrizabalo, 1997, Krugman, programas de ajuste que nulificaron
1996, Stiglitz, 2003), en un intento por parcialmente la autonomía y la
compartir las responsabilidades de la soberanía económica. Se puede decir
crisis de la deuda entre acreedores y que no es la década perdida, sino la
perceptores del crédito, evento que fue pérdida a perpetuidad. El servicio de la
consecuencia de la expulsión del capital deuda representó, en la mayor parte de
sobrante del sistema financiero de los los países, más de un 30% del
países desarrollados, en momentos de presupuesto nacional, evento este que
baja tasa de interés y las consecuencias significó recorte en los gastos públicos,
posteriores cuando la tasa de interés en países que de por sí habían
sufre un incremento; como efecto final manifestado cierta pereza en el gasto
resultó una intervención transna- de educación y salud (Tokman, 2003).

187
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

Este es un recorte al rango de la pobreza; el mercado interno se debilita


oportunidades individuales de los cuando se disminuyen las oportunidades
habitantes de los países en desarrollo, y se hace más concentrada la
justificado como ampliación de los distribución del poder, como ya lo ha
mercados en los servicios públicos, de planteado Macpherson (1975). El
salud y educación, remplazando trabajador se enfrenta a un juego cuya
subsidios a la oferta por créditos a la probabilidad de éxito es cada vez más
demanda. baja y cuyo valor del premio es cada
vez menor.
El mundo globalizado se convierte en una
estratificación de los países obedeciendo La tendencia al incremento del
al criterio de competitividad, en tal forma desempleo es atribuible parcialmente a
que la lucha se expresa en términos de la reducción del sector público, que
menores costos, en particular por generaba gran parte del empleo;
concepto de salarios en aquellos países tomando como base la actividad
que no poseen otras condiciones para económica no agrícola, el empleo
ocupar un puesto de preeminencia en público se redujo del 15.4 al 13.4%,
este escalafón. Con el argumento de entre 1990 y 2001(Tokman, 2003), a
disminuir el desempleo se diseñan más de que el sector público no creó
estructuras jurídicas que hacen posible empleos en la mayor parte de los países.
la flexibilidad laboral, en orden a reducir Los otros aspectos a los cuales se debe
los obstáculos a la contratación, los la vulnerabilidad laboral son las normas
mecanismos de despido, proporcionar de flexibilización, la informalidad, la
laxitud a la jornada de trabajo, las pertenencia al sector terciario, la
vinculaciones cortas y, en últimas, la inexistencia de contratos y la carencia
reducción de los costos salariales, sin de seguridad social.
descartar el desconocimiento de las
prestaciones laborales adquiridas en La informalidad como fenómeno
negociaciones históricamente legiti- resultante del proceso económico
madas, desde la década de los treinta alberga gran parte de los trabajadores
en adelante, como ya se había plan- con irregularidad laboral; en la década
teado. de los noventa dos de cada tres
trabajadores se ocuparon en el sector
En términos de Van Parijs “En una informal. Es de advertir que la
primera aproximación la expresión participación del sector informal pasó del
concreta más adecuada de la libertad 42,8 al 46,3% para el mismo periodo.
real consiste en un nivel de vida Según Tokman “47 de cada 100 nuevos
asegurado a cada individuo de empleos informales fueron trabajos por
manera incondicional. Como tal, el cuenta propia no profesionales, o
nivel de vida no toma en cuenta más trabajos familiares no remunerados, 34
que la dimensión renta de Rawls, la correspondieron a microempresas y el
libertad real de consumir” (Van Parijs, resto 19% a servicio doméstico”
1993, 153). Al perder el empleo lo pierde (Tokman, 2003,86). Como situación que
todo, al perder parcialmente salario, es se traslapa a la anterior es la creciente
una involución existencial, contraria a la participación del sector terciario en la
que puede tener un país en expansión y actividad económica de los países
contribuyente a la vulnerabilidad e latinoamericanos; excluyendo la
inestabilidad de las personas, camino a agricultura, la participación del sector

188
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

terciario pasó del 71,2 al 74,6%. Casi la atribuible a los establecimientos que
totalidad de los nuevos empleos son imparten la educación, sin descartar las
generados en el sector terciario. La condiciones culturales al nacer, propias
situación se complica aún más, si se del hogar de origen. “Parece haber un
tiene en cuenta que la mayor parte de marcado desajuste en la región entre la
los trabajos informales se generan en el utilidad real o percibida de la formación
sector terciario, sin contrato y sin para el trabajo y la capacidad del
prestaciones sociales. Estos y otros mercado del trabajo para proporcionar
aspectos de la vulnerabilidad laboral empleos que correspondan a ella, lo que
conducen al riesgo social, amén del que plantea graves cuestiones de política
ocasionan las crisis de la pequeña y desde el punto de vista tanto de la
mediana empresa, cuyas repercusiones educación como del mercado del
inciden además en la fragilidad trabajo” (Carlson, 2002, 137).
financiera de las familias, al aunarse la
pérdida de la ocupación con la amenaza Como ya se había planteado en este
a sus activos, en la eventualidad de una trabajo, a la luz de los planteamientos
quiebra empresarial. Sojo, en el de Macpherson una sociedad debe
propósito de examinar los mercados de contribuir al desarrollo de las
aseguramiento y la condición de bien capacidades de las personas en la
público de la seguridad social, analiza perspectiva del aprovechamiento de las
las causas generales del riesgo social: oportunidades, que la actividad ofrece.
“El actual escenario externo de América Sin embargo, la experiencia en América
Latina y el Caribe es adverso en cuanto Latina muestra que a pesar de existir
a la demanda de sus productos y a la un avance de la población en los
volatilidad de los capitales inter- diferentes niveles de la educación, no
nacionales. La región puede carac- guarda correspondencia con las
terizarse en varios sentidos como de alto oportunidades de trabajo que ofrece el
riesgo social” (Sojo, 2003,122). mercado laboral.
Adicionalmente tras la pugnaz búsqueda Consideraciones finales
de nuevos posicionamientos en la
competitividad internacional, se El fenómeno de la desigualdad encierra
propugna por la reducción de los salarios una amplia gama de conceptos, de
a través de la legislación laboral con el relaciones, de superposiciones, de
fin de hacer más flexibles los mercados expresiones de la diversidad en lo social
de trabajo. y de la imposición de pautas desde lo
económico, de tal manera que un estado
Las expectativas de la población se presente no puede ser entendido sin la
fincan en la educación y el crédito como comprensión de múltiples antecedentes,
formas para acceder a nuevas eventualidad que lo convierte en un
oportunidades de trabajo, circunstancia objeto de investigación que trasciende
que no todas las veces coincide con la las disciplinas consideradas aisla-
realidad. Aunque el informe De Ferranti damente.
y otros (2005) muestra una relación
positiva entre niveles de educación y Cuando se trata de explicar la
distribución del ingreso, luego manifiesta desigualdad en una región del mundo,
que el desfase puede ocurrir por las especialmente cuando ésta muestra los
diferencias en la calidad de la educación, más altos grados de su expresión, no sólo

189
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

es necesario el estudio de la diversidad libertad en abstracto; se requiere un


humana, sino que requiere el análisis de contexto social que proporcione
aspectos relativos a factores exógenos oportunidades a las personas para
y a causas propias de la voluntad de los desarrollar sus capacidades y obtener
seres humanos, a más de la estructura los resultados que den algún margen de
de poder que se conforma en el proporcionalidad entre lo que se es, lo
desarrollo de las sociedades modernas, que se ha logrado con esfuerzo y lo que
en las que el mercado, cimentado en se obtiene en aras de la satisfacción de
principios, trae consigo consecuencias las necesidades y de la adquisición de
en las posibilidades del desarrollo de los un mínimo de bienestar. Los inves-
individuos y en sus proyecciones para tigadores han detectado una mayor
buscar la vida que ellos desean. Pero la tendencia a la vulnerabilidad y al riesgo
particular proyección del fenómeno en social, consecuencial de los factores
América Latina está sujeta a su propio mencionados, del mercado, la yuxta-
desarrollo histórico y a la incidencia que posición de los sistemas de poder y las
sobre su capacidad de manejo y su nuevas características del empleo y la
estructura socioeconómica tiene la estructura ocupacional propias de la era
dinámica de la era global y sus del conocimiento y la información. De
instituciones, de tal manera que marca
esta manera, los caminos de la utopía
una gran multiplicidad de tipologías en
en América Latina se angostan en la
este ámbito de la desigualdad en lo
medida en que la distribución de los
cultural, lo político y sobre el factor que
activos del crédito y la educación no
más pesa crecientemente en la sociedad,
las relaciones económicas, cada vez más corresponden con las posibilidades de
expresadas en variables cuantitativas, desarrollo humano.
como el ingreso o la riqueza, distractores Si bien es cierto que la concepción
respecto a los elementos esenciales de
ampliada del mundo y la acción
la sociedad.
intercultural enriquece, las imposiciones
Al examinar las variables resultantes del de la mercancía y la acumulación
fenómeno económico en América basados en el mercado y la tecnología,
Latina, se encuentra que las posi- generan un ambiente despersonalizado
bilidades del orden espontáneo planteado y ajeno a la enriquecedora diversidad
por los libertarianos, sucumben ante su de las culturas. “En cambio, la
evolución empujada por la estructura de desintegración de una cultura bajo
poder hacia la disminución de la equidad el efecto destructor de una domi-
en los resultados del desarrollo y a la nación técnico-civilizacional es una
imposibilidad de plantear funciones de pérdida para toda la humanidad en
bienestar social, concomitantes con las donde la diversidad de las culturas
pretensiones de los individuos en constituye uno de sus más preciados
particular. No es suficiente con la tesoros” (Morin, 2001,59)

190
APUNTES DEL CENES
II SEMESTRE DE 2005

Bibliografía

ARISTOTELES, (1987), Etica Nicomaquea, DOMENECH, Antoni, (2000), Ocho


ediciones Universales. Bogotá. desiderata metodológicos de las teorías
sociales normativas” en Agenda, revista de
BEJARANO, Jesús, (1985), Economía y gobierno y políticas públicas. Número 2,
poder: La SAC, agropecuario colombiano Octubre 1999 – Mayo 2000. CIDER. Bogotá.
1871 – 1984. Editorial Cerec. Bogotá.
ECHEVERRI U, Alvaro, (1993), Elites,
BULA, Jorge Iván (1998), Vulnerabilidad, clientelismo y burocracia estatal. 1960 –
Equidad y Democracia, en Equidad y 1990. Universidad Autónoma de Colombia.
Política Social en Colombia I, Seminario Bogotá.
Pobreza y Política Social en Colombia.
Universidad Nacional de Colombia, KALMANOVITZ, Salomón, (1999),
FESCOL, Viva la Ciudadanía, CINEP, Economía y Nación. Una breve historia de
Consejo Nacional de Planeación, Asamblea Colombia. Cuarta edición corregida y
Permanente de la Sociedad Civil por la Paz. aumentada. Tercer Mundo Editores. Bogotá.
Bogotá.
KRUGMAN, Paul R. y otro (1996),
BULMER – THOMAS, Victor, (1998), La
Economía Internacional. Teoría y
historia económica de América Latina
Política.Tercera edición. MacGraw-Hill.
desde la independencia. Fondo de Cultura
Madrid.
Económica. México.

CARLSON, Beverley, (2002), Educación y LA FUENTE, Mario, (2001), Participación de


mercado del trabajo en América Latina, en los pobres en los frutos del crecimiento, en
Revista de la CEPAL No 77. Revista de la CEPAL No 75.

DE FERRANTI, David y otros, (2005), LONDOÑO de la Cuesta, Juan Luis.


Desigualdad en América Latina. Distribución del ingreso y Desarrollo
¿Rompiendo con la historia?, Banco Económico. Colombia en el siglo XX, Tercer
Mundial en coedición con Alfamomega. Mundo Editores en coedición con el Banco
Bogotá. de la República, Fedesarrollo. Bogotá.

DI FILIPPO, Armando, (1983), Mercado y MACPHERSON, C.B. (1973), Democratic


Democracia, en Trimestre Económico, Vol. Theory: Essays in Retrieval. Clarendon
L, No 197. Press – Oxford. Londres.

191
Desigualdad, Justicia
y Poder en América Latina

MACPHERSON, C.B. (1985), Ascenso y ——————————, (2002), La


caída de la justicia económica y otros desigualdad Económica. Fondo de Cultura
ensayos. Ediciones Manantial. Buenos Económica, primera reimpresión.México.
Aires.
SOJO, Ana, (2003), Vulnerabilidad social,
MILIBAND, R, (1970), El estado en la aseguramiento y diversificación de riesgos
sociedad capitalista, Siglo XXI. México. en América Latina y el Caribe, en Revista de
la CEPAL No 80
MORIN, Edgar, (2001), Los siete saberes
necesarios para la educación del futuro, SOLIMANO, Andrés, (1998), Crecimiento,
UNESCO, Cooperativa Editorial Magisterio. justicia distributiva y política social, en
Bogotá. Revista de la CEPAL 65.

NOZICK, R, (1974), Anarquía, Estado y STIGLITZ, Joseph E, (2003), El rumbo de


Utopía. Fondo de Cultura Económica. las reformas. Hacia una nueva agenda para
América Latina, en Revista de la CEPAL Nª.
OVEJERO, Felix, (1997), Esplendor y 80.
decadencia del liberalismo, en revista Claves
No 76, julio 1997. Madrid.
TOKMAN, Víctor E, (2003), Hacia una visión
integrada para enfrentar la inestabilidad y
RAWLS, John, (1971-1997), Teoría de la
el riesgo, En revista de la CEPAL, No 81.
justicia. Fondo de Cultura Económica,
primera reimpresión. México.
URIBE L, Mauricio, (2000), La justicia
distributiva en la concepción libertariana de
——————————, (1986), Justicia
Nozick y Hayek, en Revista Agenda No 2.
como equidad. Materiales para una teoría
CIDER. Bogotá.
de la justicia. Editorial Tecnos. Madrid.

ROUSSEAU, Juan Jacobo, (1987), El origen URRUTIA, Miguel, (1983), Gremios,


de las desigualdades entre los hombres. política económica y democracia, Fondo
Ediciones Universales. Bogotá Cultural Cafetero. Bogotá.

SALCEDO MEGALES, Damián (1994), VALIER, Jaques, (1993), Liberalismo


Elección social y desigualdad económica. Económico, desigualdades sociales y
Anthropos. Editorial del hombre y pobreza en los países subdesarrollados”,
Universidad Autónoma Metropolitana de ponencia presentada en el coloquio El
Iztapalapa. estado y El mercado en América Latina,
Nuevas líneas de reparto, nuevas
SARTORI, Giovanni, (1994), ¿Qué es la interacciones. Chantilly.
democracia? Altamir Ediciones, primera
edición en Colombia. Bogotá. VAN PARIJS, Philippe, (1993) ¿Qué es una
sociedad justa? Introducción a la práctica
SEN, Amarthya, (1995), Nuevo examen de de la filosofía política. Editorial Ariel.
la desigualdad. Alianza Editorial. Madrid. Barcelona.

192