Está en la página 1de 7

La manipulación, que deviene en control social

Hablar de manipulación, es ampliar la explicación del porque nos


sentimos frutrados, ansiosos, con miedo, angustia y al final
deprimidos.

Hoy hablaremos de la manipulacion en los medios de comunicación.


Giovanni Sartori en su libro homovidens, (2015) da una
explicación sumamente detallada de la manipulación que ejercen
sobre nosotros los medios de comunicación.

Y dice “La televisión modifica radicalmente y emprobrece el


aparato cognoscitivo del homo sapiens”.
La televisión no es sólo instrumento de comunicación, también
forma al hombre, lo educa y genera un nuevo tipo de ser humano.
Los niños ven la televisión duante horas y horas, antes de
aprender a leer y escribir.
Mediante el supuesto entretenimiento el contenido televisivo
“forma” a los niños e influencia a los adultos mediante pseudo
información, informa sobre noticias, pero elige las noticias que le
generaran mayor rating, aquellos sucesos catastróficos, todo
basado en incrementar las ventas de la publicidad, si la noticia no
vende, no se transmite.

Ahora bien en función de lo que escuchan los televidentes en un


noticiero por ejemplo, se atreven a opinar y además lo hacen con
tal certeza, incluso mencionan con orgullo lo dijeron en la
televisión, lo vi en la televisión.
La mayoría de las personas toma decisiones de acuerdo a lo que
escuchan en los medios de comuncación. En su mayoría serán
decisiones equivocadas sostenidas por simples “rumores”,
opiniones débiles, deformadas, manipuladas e incluso
desinformadas, en definitiva opiniones a ciegas.
Antes de opinar sobre algo, deberiamos decir que sabemos de
ese algo.
Información no es conocimiento, la información no lleva a
comprender las cosas: se puede estar informadísimo de muchas
cuestiones, y a pesar de ello no comprenderlas.

Hay experimentos que confirman que en televisión las mentiras


se venden mejor.
La televisión empobrece drásticamente la información y la
formación del ciudadano, produce un hombre crédulo e
inocentón.

Comunican obsesivamente sin descanso, hasta lograr que el


televidente se aprenda de memoria la información, que la haga
suya y que sea tema de conversación.
Aquel que comunica por lo común es un ser que solo sabe leer un
libreto, comunicándole a un televidente, radioescucha que nunca
ha sido adiestrado para pensar.
La televisión premia y promueve la extravagancia, el absurdo y la
insensatez. P158
Convirtiendo la ignorancia en virtud.
Veamos dos ejemplos claros de manupulación en México.
En su libro tragicomedia mexicana la vida en México de 1982 a
1994 José Agustín, menciona entre otras cosas (2016)

Que El rock en México cobró un gran impulso en los años


ochenta con su principal exponente Rockdrigo González,
canciones como “Metro Balderas”, “Oh yo no sé” y “Vieja ciudad
de Hierro” quedaron como grandes clásicos de una música que
era tan roquera como mexicana. A principios de los ochenta, el
legendario grupo Three Souls se convirtió en el Tri y se consolidó
como el grupo base de la banda nacional. P84
Botellita de Jerez también resulto muy divertido, mexicanísimo y
provocativo con su guacarrock. P85
Maldita Vecindad y Trolebús cantaban en mítines y
manifestaciones de izquierda, Álex Lora celebró los 20 años del
Tri y gustaron mucho las giras de los españoles Joaquín Sabina,
Miguel Ríos, los Toreros Muertos y del argentino Charly García.
El rock mexicano había logrado rebasar muchas de las
obstrucciones del sistema, reconquistó a la clase media y
claramente ampliaba sus influencias, por lo que Televisa se
alarmó (eran grupos que no controlaba y que le daban una visión
contracultural, alternativa a la del sistema, (aquí podemos leer
también, alternativa a la clase dominante) así que impulso la
campaña “Rock en tu idioma”, con esto aprovechó el interés
creciente por los nuevos grupos nacionales y lo canalizó hacia
grupos insignificantes, como los mexicanos timbiriche, Cristal y
Acero, los argentinos Soda Stereo, Enanitos Verdes, o los
españoles Hombres G, en vez de promover a Rockdrrigo, al Tri o
a Botellita de Jerez. Con esto, el naciente rock mexicano quedó
fuera del gran sistema industrial y volvió a la marginalidad, otra
vez sin acceso a las grandes disqueras, a la radio comercial o a la
televisión privada. P85
Televisa también exprimió al máximo la moda del rock cantado
por niños que tuvo mucho éxito con los españoles Parchís y los
puertorriqueños Menudo. P87

El segundo ejemplo de manipulación ocurre en la elección de carrera


un fenómeno que ha decir de su autor ocurre en México y España, ha
raíz de la serie de television CSI

Efectos que ha generado CSI en México y España


Martín Gabriel Barrón, Pedro Campoy Torrente y Abel González
García.
Inacipe, 2017

Se calcula que durante el año 2006, en Estados Unidos, 70


millones de personas habían visto una o las tres series de CSI, el
resultado de este fenómeno fue la creciente demanda por el
estudio de las ciencias forenses o disciplinas similares como la
criminología Crime Scene Investigation CSI. P5
Esta serie repercutió en los televidentes y los llevo a tomar la
decisión de estudiar Criminología.
Al ver el incremento de jóvenes ingteresados por esta profesión,
un grupo de investigadores se dio a la tarea de cuestionar a un
grupo de alumnos matriculados en la carrera de Criminología y
ante la pregunta de ¿por qué decidieron estudiar Criminología?,
las repuestas más repetidas fueron:
“Empecé a ver series y eso fue lo que empezó a abrir mi interés
por la Criminología, también elegí esta carrera porque quiero
estudiar los delitos”.
“Empecé a ver series y me llamó mucho la atención todo lo que
hacía”.
“Porque me influyeron mucho las series de televisión y me
gustaría trabajar con cuerpos y estudiarlos”.
Y aquí vemos una vez más como se toman decisiones a raíz de lo
que vemos en los medios de comunicación-
Noam Chomsky en su libro requiem por un sueño, menciona que
los medios de comunicación y los políticos hacen uso de la
Industria de Relaciones Públicas para controlar a la población, sin
el uso de la fuerza.
Edward Bernays. Edvard berneis escribió un libro llamado
propaganda – una especie de manual que ofrecía directrices
teóricas para la naciente industria de las relaciones públicas.
Decía que el país debía ser gobernado por “la minoría
inteligente”. De modo que la minoría inteligente tiene que dirigir el
país por el bien de la población general. No hay que permitir que
la población decida, porque tomarán unas decisiones espantosas.
Una forma de conseguirlo es mediante lo que él denomina “la
ingeniería del consenso”: como ellos son demasiado tontos para
entenderlo, tenemos que manipularlos para que den su
consentimiento, y este es el objetivo de la industria de las
relaciones públicas.
Walter Lippmann afirmaba “se debe poner al público en su sitio”
para que los hombres responsables puedan tomar decisiones sin
la interferencia del “rebaño desconcertado”.
La industria de relaciones públicas sugiere que se manipula
fabricando consumidores, de esta forma se controla a la
población mediante creencias y actitudes que se reforzaran de
manera obsesiva en los medios de comunicación, se lograra
adiestrar al rebaño, inventando necesidades.
Bernays obtuvo grandes éxitos a lo largo de su vida que merece
la pena examinar. El primero fue conseguir que las mujeres
fumaran. Bernays organizó grandes campañas publicitarias para
convencer a las mujeres de que fumar, según diríamos hoy, “tenía
onda”. Que era algo que haría el modelo de mujer liberada. En la
década de 1950. Convenció a la población de que derrocase al
gobierno democrático de Guatemala (porque estaba amenazando
el control de su compañía sobre la economía y la sociedad), lo
que llevó al país a cincuenta años de horrores y atrocidades.
La publicidad hace que tomemos elecciones irracionales, si la
mercadotecnia fuera racional entonces General Motors incluiría
un breve anuncio de sus productos y sus propiedades junto con
los comentarios de alguna revista de atención al consumidor para
que pudiéramos juzgar el producto.
Pero los anuncios de coches no son así; los anuncios de coches
son un héroe del fútbol, una actriz, el auto haciendo una locura
como subir una montaña, o algo así. La industria se gasta cientos
de miles de dólares en intentar crear consumidores
desinformados que tomen decisiones irracionales: en eso
consiste la publicidad.

La próxima semana hablaremos de cómo se fabrica al hombre


consumista y por ende endeudado.