Está en la página 1de 4

DOCUMENTO DE TRABAJO

1er Encuentro de Jóvenes Trabajadores y Trabajadoras


del Sector Público

¡VAMOS A

ORGANIZARNOS!
COLECTIVO JUVENIL
ÚNETE
Tras varios espacios de reflexión sobre los procesos que adelantamos el año pasado en
el área de juventud de la Federación Únete, hemos decidido proponer las siguientes
ideas para poder fortalecer nuestro trabajo y contribuir de manera amplia a la
construcción de un nuevo sindicalismo; ​el ejercicio pretende aterrizar nuestros
intereses en objetivos concretos que constituyan un plan de acción​:
Creemos que es importante reconocer en la juventud, como coordenada vital para un
conjunto sujetos con experiencias, sentires y proyectos diversos, una fuerza estratégica
para las luchas que nos exige la transformación de nuestras realidades en búsqueda de
nuevas formas de habitar, trabajar y gozar la vida. Una evidencia bastante cercana se
encuentra en la coyuntura que abrió el paro nacional estudiantil, cuyas acciones
desestabilizaron la correlación de fuerzas entre la élite gobernante y los movimientos
sociales, en favor de un cambio en la dirección del proceso educativo en colombia,
marcado por la desfinanciación y la mercantilización de los saberes.
Sin embargo, en la actualidad la juventud colombiana se enfrenta a múltiples
condiciones que hacen de su experiencia en el mundo del trabajo una fuente de
inseguridad y subvaloración. Según cifras del DANE, 47 de cada 100 desocupados en el
país son jóvenes; el porcentaje de desempleo juvenil dobla la tasa general y el empleo
no asalariado ha venido ganando terreno entre las y los jóvenes ocupados. Las políticas
de primer empleo no han tenido mucho impacto y cada vez más se acude a la
informalidad para la vinculación laboral de la juventud.
Si lo que nos proponemos en nuestra Federación es construir formas alternativas de
articular las voluntades del campo subalterno, es decir, de las mayorías desposeídas,
trabajadoras y populares, tenemos que procurar seguir abriendo espacios y aportar
esfuerzo para vincularnos directamente con las juventudes que habitan los lugares con
los que Únete tiene conexión, para desplegar procesos que les permitan agenciarse y
construir, por sí y para sí mismas, caminos de lucha, intercambio y aprendizaje. ​Hay
que reconocer que existe una mirada propia de la juventud frente al trabajo y que
es necesario motivar su liderazgo dentro del sindicalismo y en sus puestos de
trabajo o estudio; empezar a juntarse implica preguntarse por qué objetivos
estamos dispuestos a trabajar y de qué manera se viabiliza la lucha.

Creemos conveniente que durante este año se establezcan cinco líneas de trabajo con
objetivos específicos: ​1) Investigación, 2) Comunicación y 3) Formación 4)
Autogestión y 5) Participación​. Estas líneas de trabajo podrían ser abordadas
diferencialmente desde las temáticas que se definan pertinentes, a continuación
identificamos algunas que nos parece que tienen características que les permiten ser lo
suficientemente amplias para que despierten atención por parte de personas y procesos
organizativos para que se sumen al trabajo. Creemos que estos temas pueden constituir
un punto de partida para empezar a construir propuestas programáticas
reivindicativas desde la perspectiva juvenil hacia la lucha sindical y social.
a) ¡Vamos a organizarnos!: Esta temática identifica la necesidad de juntar las
voluntades y disponer de una figura que pueda organizar los esfuerzos hacia la
transformación de las situaciones problemáticas que nos aquejan y la concreción
de los sueños que tenemos; se trata de potenciar e incentivar la participación al
interior de iniciativas de carácter cultural, formativo, activismo, etc., que caben
como escenarios de articulación en el “nuevo sindicalismo” que propone Únete
de cara a los escenarios de lucha de los próximos años.

- Objetivo de la línea de trabajo investigativa: Se plantea necesario poder tener


un punto partida en términos del conocimiento de la población a la que nos
dirigimos, esto implica no solamente identificar las personas que hacen parte de
los sindicatos y se encuentran en el rango etario correspondiente a la juventud,
sino también poder identificar las condiciones sociales y vínculos laborales que
tienen, la percepción y el relacionamiento que se tiene con el sindicalismo y en
específico con la Federación; lo mismo que reconocer los ámbitos culturales y
deportivos en los que habita y se relaciona con otros mundos. Lo anterior
significa comenzar un trabajo en la línea de trabajo de investigación con el
objetivo de reconocer y comprender las y los diferentes jóvenes que “¡vamos a
organizarnos!”.

-Objetivo para la línea de trabajo comunicativa: Se propone el diseño de


estrategias comunicativas enfocadas a los jóvenes trabajadores sindicalizados y
no sindicalizados, enfocada en esclarecer y visibilizar mitos y realidades de la
organización sindical, sus propósitos y objetivos. Esto, luego de establecer
mediante el trabajo en las líneas de formación e investigación, quienes son
aquellos sujetos juveniles a los que nos dirigiremos en cada uno de los procesos.

-Objetivo para la línea de trabajo formativa: Es necesario ir avanzando en una


apuesta que sintonice y cualifique paritariamente a quienes formarán parte del
proceso juvenil. Para ello se podría encontrar en el intercambio y el aprendizaje
una herramienta pertinente para ello. Se puede experimentar con un grupo de
estudio, de discusión o de cineclub entre quienes participamos de la iniciativa
para compartir experiencias y saberes sobre el mundo sindical y otros mundos
de lucha.

b) ​ conomía solidaria: Esta temática se relaciona con la posibilidad de construir


E
relaciones económicas alternativas en las experiencias populares y sindicales,
como un elemento constitutivo de la lucha por condiciones dignas de existencia
como estudiantes y trabajadores, y la sostenibilidad financiera de nuestros
procesos populares y sindicales.
-Objetivo para la línea de trabajo de autogestión: Diseñar procesos e iniciativas
de generación de ingresos para poder sostener los procesos que adelantemos
como colectivo, un ejemplo de ello puede ser la creación de una “red amiga de
consumo”.

c) Participación ciudadana en el direccionamiento del Estado: Esta temática


busca la identificación de los diferentes espacios de participación ciudadana en
los cuales las iniciativas organizativas juveniles, estudiantiles y del trabajo
tengan cabida con miras de aportar a la construcción de políticas públicas que
incidan sobre sus condiciones de vida y lucha. Los objetivos a desarrollar en esta
temática se desglosaron sobre los escenarios sobre los cuales nos planteamos
participar.
-Objetivo PND: Analizar e identificar a lo largo del articulado y las bases del PND
2018-2022 la orientación de las políticas públicas alrededor del mundo del
trabajo, la juventud y la educación en general.
-Objetivo Plataforma Juventudes: Buscar la participación directa en este espacio
del sistema nacional de participación dispuesta por la ley 1622 a nivel municipal
y regional.

Por último, proponemos los siguientes enfoques, que deberán plantearse como
dimensiones transversales del pensamiento y la acción en esta propuesta:
a) Enfoque género:​ La procura por situar las desigualdades y violencias basadas
en género en las relaciones sociales de las que somos sujetos, para poder
agenciar procesos reflexivos y transformadores de las mismas a través de las
acciones que realizamos.
b) Enfoque territorial:​ Hacer reconocimiento de las diferencias y particularidades
que poseen las comunidades en relación con las configuraciones geográficas y
espaciales que las atraviesan, éstas como expresión material de las relaciones de
producción y de poder.
c) Enfoque juvenil:​ La política y la cultura tienen una forma hegemónica afincada
en la dimensión generacional de la vida; hay una suerte de adultocentrismo en la
manera en que se entiende lo público, el saber y el trabajo, por lo tanto de lo que
se trata es de abanderar y ampliar las perspectivas y apuestas que se gestan
desde la subjetividad juvenil.