Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA RIOJA

SEDE CATUNA

DEPARTAMENTO: Académico de Ciencias de la Salud y de la Educación


CARRERA: Profesorado y Licenciatura en Ciencias de la Educación

CATEDRA: Psicología de la Educación

EQUIPO DE CATEDRA:
• Profesor: Mabel Astorga
• Profesor: María Eugenia González
• Profesor: Paola Verónica Reberte

TRABAJO PRÁCTICO N° 1
ALUMNO:
• Benítez/ Diana María
DNI 29513879
Sede: Catuna
20/05/2019
1
Consignas de trabajo
1) Elijan 2 casos de los presentados a continuación y elaboren un análisis interpretativo de
los mismos. Realicen este análisis, en base a las siguientes consideraciones conceptuales:
A-¿Por qué es necesaria la interdisciplinariedad en el abordaje que realiza la Psicología
de la Educación sobre lo educativo? ¿Qué relación establece con las Ciencias de la
Educación? Justifiquen su respuesta. (Najmanovich, D.)
B- Según el capítulo de Norberto Boggino, analicen porqué se plantea que los problemas
de escolarización son de naturaleza compleja. Tengan en cuenta los procesos,
componentes de los mismos y las intervenciones que propone.
C-Los problemas de escolarización: su abordaje desde la perspectiva psicoeducativa de la
complejidad. La respuesta de la escuela. (Boggino)
D-Las prácticas pedagógicas. El papel de las prácticas pedagógicas en el desarrollo de la
subjetividad. (Módulo)
E- Los sujetos de la educación: su historia subjetiva constituida y su interacción con el
ambiente natural y social. (Najmanovich-Módulo)

Caso 1
"Me gustaba ir a la escuela. Iba todos los días, hasta cuando llovía", dice Yamila, de 13 años,
que luce una panza de seis meses que, si bien está tomando forma, ella no termina de
apropiarse. Al vivir en un ambiente en el que varias de sus amigas ya tienen hijos, incluso su
hermana de 14, no percibe que el ser madre soltera a su edad le modificará las prioridades
en su vida, e incluso sus posibilidades de un mejor futuro.
Pero este embarazo no es la razón por la que, en un primer momento, Yamila dejó la escuela.
A pesar de su voluntad, siempre le costó estudiar, y eso llevó a que a los 11 todavía siguiera
en 3er. grado sin poder avanzar en la Escuela N° 19 de Villa Lugano. "Como soy muy
grandota de cuerpo me dijeron que ya no podía seguir en ese grado en la escuela", explica
Yamila, todavía sin entender ese argumento, mientras almuerza en el comedor Los Piletones
de Villa Soldati, junto a otras 1500 personas.
Cuando su madre la quiso anotar en una nueva escuela, en señal de protesta ella eligió la
calle. "Me quedaba a dormir en cualquier lado o iba con mi tía de 19 a bailar todas las noches",
dice Yamila susurrando, casi con vergüenza, mientras se frota permanentemente los ojos.
A partir de ese momento, Yamila pasa sus días cuidando a su hermano de 2 años, lo que le
permite a su madre salir a trabajar para mantener la casa y a sus cinco hijos. "Tengo ganas
de ir a la escuela, pero quiero ir a la 19 porque ahí van mis hermanos más chicos. Ahora me

1
tengo que ocupar de mi hijo, pero cuando él tenga un par de años voy a tratar de retomar",
concluye, dejando flotar en el aire la angustia de un proyecto inconcluso.
Yamila es uno de los 900.000 jóvenes de 13 a 19 que no estudian ni trabajan, según denunció
monseñor Casaretto en el 47° Curso de Rectores del Consejo Superior de Educación Católica
(Consudec), ante más de 1500 docentes y directivos de todo el país. Dejó así en evidencia
que el 17% de los 5,2 millones de chicos de 13 a 19 no está escolarizado.
¿Pero cuáles son las principales causas de abandono escolar? "Se podría afirmar, siguiendo
resultados de investigaciones recientes, que alrededor del 50% de las causas de abandono
son externas al sistema educativo y refieren al difícil contexto socioeconómico que enfrentan
muchos jóvenes y sus familias. Constituyen las condiciones de entrada de los que llegan a la
institución escolar, donde pesan los escenarios laborales familiares, el clima educativo del
hogar -máximo nivel educativo alcanzado por madre o padre-, los trabajos formales o
informales que desempeñan los jóvenes y la ubicación geográfica de la escuela", explica
Graciela Krichesky, investigadora-docente en la Universidad Nacional de General Sarmiento
y directora del área de Investigación de Cimientos.
Caso 2
René repitió dos veces 6° grado antes de decidir dejar la escuela. Para ese entonces, con 12
años, había empezado a coquetear con los mundos paralelos que le ofrecían las drogas. "Yo
no me daba cuenta de que se drogaba. Lo hacía en la puerta de la escuela y a mí me decía
que hacía competencias con sus amigos para ver quién aguantaba más tiempo sin dormir.
Así justificaba los ojos colorados y yo le creía", dice Rosalía, su madre, angustiada por haber
perdido hace mucho tiempo los hilos de la comunicación y el control sobre la vida de su hijo
de ya 15 años.
Hace dos que René está perdido en el paco. Pasa los días en la calle, haciendo alguna
changa para poder seguir comprando más dosis en cualquier esquina. Anda con un grupo de
chicos mayores que él que sólo colaboran para alimentar su vicio, que lo lleva al extremo de
no bañarse por semanas enteras.
"Hace lo que quiere, abre la heladera y no da ninguna explicación. Yo no lo puedo atajar. Es
una situación que me supera", dice Rosalía, madre de otros 6 hijos. Reconoce que ella
tampoco terminó el secundario y que eso no le permite acceder a un buen trabajo. Por eso
tiene que conformarse con jornadas laborales de lunes a sábado, al mediodía, en un taller de
costura.
Las culpas de la escuela
La realidad de los jóvenes ha cambiado a un ritmo tan descompasado que la escuela no ha
podido reaccionar para ajustarse a sus necesidades. Eso lleva a que la secundaria ya no
resulte atractiva ni inclusiva. A su vez, los escasos alumnos de bajos recursos que terminan

1
la secundaria han recibido una educación de tan baja calidad que ni siquiera les permite
aprobar el curso de ingreso en una universidad estatal.
"La propuesta curricular, bastante alejada de las culturas juveniles, los edificios más
deteriorados, los docentes más inexpertos, la ausencia de calefacción en invierno, de
computadoras, de recursos didácticos, de libros, ocurren en un mayor porcentaje en las
escuelas a las que concurren los jóvenes más pobres", dice Krichesky.
Caso 3
Este es el caso de Alexis Ramón Fernández, un joven inmigrante de Paraguay que quiere
cursar su último año del secundario. Tiene todos los papeles necesarios para empezar, pero
en la Escuela N° 10 de Villa Lugano le dicen que no tienen vacantes. "Tuve que ir a hacer un
trámite para que le reconocieran las equivalencias y ahora tenemos este problema. Mi hijo
está desesperado porque quiere terminar sus estudios. Incluso está pensando en volver para
Paraguay", cuenta su madre.
Caso 4
Enrique Estivel, de 14, corrió la misma suerte, pero en su caso porque no trajo de su Paraguay
natal el boletín que acredita que aprobó su 2° año de la secundaria, entonces no lo dejan
anotarse en la escuela. "Llamé a su escuela en Paraguay, pero no me quieren mandar los
papeles. Además todavía no le pude tramitar el DNI argentino", explica su madre, María Sol,
enojada porque su hijo no pudo empezar las clases.
Fuente: Un futuro ausente Diario “La Nación” Por Micaela Urdibez

Caso 5
Joaquín, de 11 años, deja de ir a la escuela cansado de recorrer los seis kilómetros de ida y
seis kilómetros de vuelta que debe hacer cada día para llegar a su escuela, en las afueras de
un poblado rural.
Caso 6
Tomás, de 7 años, sufre acoso escolar. Harto de intentar cambiar la conducta de sus
compañeros por distintos motivos, sencillamente decide dejar su escuela y no prueba suerte
en otras.
Caso 7
La familia de Damián (15 años) está muy ausente, y tiene muy poco contacto con sus pares.
Durante un tiempo ellos creen que asiste al colegio, pero va en forma intermitente, y comienza
a consumir drogas. Finalmente deja de ir completamente.
Caso 8
Tobías, de 8 años, tiene problemas de aprendizaje. La escuela no pone demasiada atención,
y Tobías desmotivado cree que el problema es suyo y jamás podrá aprender. Sin otra
contención que la fallida de la escuela, no va más.

1
Caso 9
La situación económica de un país es difícil, y el desempleo está en aumento. En ese marco,
al padre de Sofía (15 años) lo despiden de su trabajo, y decide hacer un trabajo familiar en el
cual su hija es imprescindible, por lo que deja de estudiar.
Caso 10
Las notas de Juan (17 años) no fueron buenas este año, y aunque le quede muy poco para
finalizar el colegio lo abandona, creyendo que no necesitará del título para conseguir trabajo.

Fuente: http://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-desercion-escolar/#ixzz5CdzanWGd

PROF. J.T.P: LIC. PAOLA REBERTE- 2019

RESPUESTAS
A- Tomando el caso 9 y 10 podemos ver que son situaciones donde se produce la deserción
escolar, lo que trunca las posibilidades en principio de terminar la trayectoria escolar a corto
plazo, luego si deciden retomar también se plantearan otras dificultades como la sobre edad
y la compatibilidad con el trabajo. Probablemente la falta de un título influya en conseguir un
trabajo de menor rango y afecte también la autoestima de la persona.
Es necesaria la interdisciplinariedad en el abordaje que realiza la Psicología de la Educación
porque los problemas que derivan en el abandono escolar no se producen sólo por causas
del ámbito escolar sino en los casos mencionados por la precaria situación laboral en la que
se encuentra inmersa Sofía producto de la situación económica del país que expulsa a su
padre del trabajo sumiendo a la familia en una situación donde obliga a abandonar los
estudios y probablemente a perpetuar esta situación socioeconómica y laboral también para
esta alumna. En el caso de Juan sus bajas notas pueden ser la consecuencia de la
adolescencia, el poco acompañamiento familiar y de los docentes, entre otras sumado a la
falta de consejo de personas de su entorno que le indiquen que un título posibilita mejores
oportunidades laborales.
Los problemas expuestos están en el ámbito educativo pero debemos comprenderlos y
abordarlos interdisciplinariamente a partir de las diversas dimensiones que lo traviesan como
la económica, social y cultural, familiar, institucional y pedagógica, subjetiva, de maduración
y desarrollo cognitivo, es decir deben ser abordados por distintas ciencias que tengan a la
Educación como objeto de estudio que permiten explicar los hechos educativos y orientar las
prácticas pedagógicas, estas son las Ciencias de la Educación, entre las que se encuentra la
Psicología de la Educación.

1
B- Según el capítulo de Norberto Boggino, los problemas de escolarización son de
naturaleza compleja porque no atañen solo a la escuela sino que existen diversas
articulaciones entre las dimensiones intra y extra muro: estructurales y coyunturales,
políticas y económicas, sociales y culturales, singulares y familiares, institucionales y
pedagógicas. Los procesos estructurales y coyunturales se relacionan con los procesos
institucionales, pedagógicos y singulares. Los problemas de escolarización son
multidimensionales y los componentes de la trama de producción tienen que buscarse tanto
en la escuela (como organización e institución), en la práctica educativa, en el marco
jurídico-político y en la intencionalidad pedagógica que sustenta la práctica del docente en
el aula, en la familia y en el contexto, en las peculiaridades del objeto de conocimiento y en
las condiciones de aprender de los alumnos, por lo que hay que abordar esta problemática
en términos de aprendizaje y obstáculos y diferenciar todos los actores que incidan en la
producción de obstáculos, sean de orden psicológico, pedagógico, institucional o social, al
interior del aula y la escuela. Para ello hay que realizar replanteos y revisiones, desterrar la
idea de homogeneidad y atender a la diversidad, a lo diferente, propio y peculiar de cada
alumno para ajustar los propósitos y estrategias didácticas a las posibilidades de aprender
de los alumnos,

C-Los problemas de escolarización deben ser abordados desde una perspectiva


institucional e interdisciplinaria, como una situación propia y específica de los procesos de
enseñanza y de aprendizaje en el contexto institucional y socio-cultural donde se presentan.
La posibilidad de proponer estrategias alternativas de resolución o prevención tienen que
partir de la evaluación precisa de la dificultad que se presenta en el aula o la escuela, tiene
que partir de un diagnostico que permita identificar las causas y el modo singular en que se
manifiestan en el aula cada una de las dimensiones y en virtud de ello el docente tendrá
que ajustar los objetivos y las estrategias didácticas a las reales posibilidades de aprender
del alumno para favorecer aprendizajes con la mayor significatividad posible y prevenir
problemas
D- La subjetividad es básicamente, la propiedad de las percepciones, argumentos y
lenguaje basados en el punto de vista del sujeto, y por tanto influidos por los intereses y
deseos particulares del mismo. Las prácticas pedagógicas se desarrollan en el contexto del
aula poniendo de manifiesto una determinada relación docente-conocimiento-alumno,
centrada en el “enseñar” y el “aprender”, es con estas prácticas que el sujeto va formando
su subjetividad ya que se apropia de valores en forma activa, asume posiciones, adquiere
valores, lenguajes, ideología, constituye su identidad.

1
E- El concepto de sujeto educativo excede a la categoría de "alumno” e incluye aspectos
interactivos que se conjugan en la relación maestro/alumno. Desde esta conceptualización
tanto el maestro como el alumno son sujetos educativos. El sujeto educativo no es solo un
sujeto que es “moldeado” por el medio para interiorizar las normas sociales sin resistencia.
El sujeto educativo, se apropia de valores en forma activa. El sujeto tiene determinaciones
provenientes de su forma cotidiana de vida, en relación con el grupo inmediato de
pertenencia., con respecto al lugar que ocupa en su constelación familiar y basado en su
historia escolar. Pero el sujeto, activamente, también contribuye a la constitución de todas
esas situaciones.