Está en la página 1de 7

La educación lingüística

Siguiendo el recorrido histórico y pensando en que ustedes son futuros docentes, nos
podemos dejar de la lado el papel que cumple la Lingüística en la enseñanza secundaria. 
Desde la segunda mitad del S. XX muchos puntos centrales de la Lingüística comenzaron a
formar parte del discurso curricular en el área de Lengua pero, aun hoy,  hay dudas por
parte de los/as docentes, principalmente, de cómo integrar este conocimiento en el aula,
cómo lo enseño sin caer en las prácticas tradicionales, cómo logro un aprendizaje integral,
etc.  Según Viramonte de Ávalos, "además de comprender el sistema hay que dominarlo y,
más aun, hay que controlar su uso", esto lo tenemos en claro si pensamos en las bases de
los últimos paradigmas de los estudios lingüísticos pero pensarlos en el aula y la forma de
poder enseñar para lograr una verdadera apropiación y formación lingüística de los/as
estudiantes es una gran incógnita. 
Muchos/as de nosotros/as hemos pasado por la enseñanza exclusiva de la Gramática,
basada en el análisis sintáctico y las clasificaciones de las palabras, sin olvidar la
ortografía; siempre de forma aislala al resto de los contenidos. O, directamente, se borra la
enseñanza de cualquier teoría lingüística, basándose en la enseñanza literaria. 
Luego, se comenzó a abordar el texto pero como un contenido aparte, no se relacionaba
con las lecturas que se realizaban ni con el estudio de la Gramática. El texto basado en las
normas y reglas de escritura: coherencia y cohesión y cómo escribo bien un texto; de esta
forma, se practicaba y se aplicaba los conectores, la elipsis y demás, se extraían y se
reconocían en el texto sin ningún otra reflexión o análisis de cada elemento. Por último, se
comenzaron a reconocer los discursos sociales, las variedades lingüísticas y los elementos
de la comunicación pero sin lograr la integración, sino que cada tema se abre y se cierra
aisladamente. 
Veamos algunos ejemplos:
Revisaremos algunos índices de manuales de Lengua para tener un pantallazo de la
organización de contenidos:
Lectura de diferentes tipos de textos
 Se basa en la lectura y conocimiento de los tipos de textos. 
 No evidencia la lectura comprensiva y crítica, solo lectura para ver cómo es y
conocer los elementos que lo conforman.
 No se reflexiona sobre los recursos de escritura ni los contextos de producción.
 La escritura se basa en la reproducción del tipo de texto visto.
 No hay análisis de las diferentes situaciones comunicativas para la producción. 
 La Gramática tiene un papel fundamental en la escritura. 

Aparecen más puntos de análisis


 La Gramática sigue teniendo un papel preponderante.
 Se visualizan conceptos de texto y discurso por separado.
 Se analizan elementos de la lengua en uso
 Se toman en cuenta otros puntos de la producción de los textos pero solo desde lo
interno y no sobre elementos externos al texto.
La propuesta de enseñanza de la Lingüística en general se debe hacer de forma progresiva
teniendo en cuenta los procesos de comunicación, de lectura y escritura que se desarrollan
en el aula y haciendo que el grupo de estudiantes sea consciente de esto y pueda
reflexionarlo; según Viramonte de Ávalos: "enseñar 'vivenciando' el lenguaje". 
La intención debe ser participar de situaciones comunicativas que permitan reflexionar y
poner en prácticas las destrezas lingüísticas, donde se relacionen y se integren la lectura, la
escritura y el intercambio. Es decir, debemos resignificar la enseñanza en el aula en
relación a la dinámica de las prácticas cotidianas del contexto de los/as estudiantes, las
prácticas socioculturales. 
No debo dar por hecho que el/la estudiante por ser un usuario de la lengua, conoce y ha
desarrollado los conocimientos y destrezas necesarias para responder a las diferentes
situaciones comunicativas. Con este pensamiento solo logramos formar personas que no
son capaces de expresarse correctamente de acuerdo a diferentes objetivos lingüísticos,
que responden a una escritura adecuada a los tipos de texto, que no diferencian el texto
escrito y la expresión oral, entre otras problemáticas que surgen en los niveles más
avanzados. Por esto, se debe evitar la enseñanza meramente tradicional y descriptiva y
entender que la lengua es una práctica social y que en función de esto necesita de una
enseñanza contextualizada. 
Veamos otro ejemplo: 

 Se trata de una propuesta de producción en la que no se abandona la enseña del


contenido en sí y no se deja de lado la enseñanza de los tipos de textos pero se orienta a
desestructurar la enseñanza tradicional. La consigna da lugar a pensar en el uso de la
lengua, a indagar en sus propios conocimientos para entender los ejemplos y las formas de
decir, tiene una nivel de complejidad y un desafío que motiva, permite experimentar y
explorar con estudio y el uso la lengua trayendo su realidad y su contexto comunicativo. 

Competencia comunicativa

Siguiendo las tendencias de los estudios lingüísticos de la segunda mitad del S. XX, a
finales de los 90' avanzó el enfoque comunicativo y funcional para la educación lingüística
que tenía el objetivo de desarrollar habilidades comunicativas. Entonces, como define
Viramonte de Á., "además de comprender el sistema hay que dominarlo y, más aun,
controlar su uso", lo que quiere decir que nos debemos centrar en el uso lingüístico, los
diversos tipos de discurso, las características y elementos que participan de la lengua oral
y escrita, entender la situación comunicativa. 
Aun así, al día de hoy, falta el manejo teórico de las teorías del lenguaje y su manejo en el
aula: ¿Por qué cuesta aplicar estos cambios con respecto a la lengua y su enseñanza?
¿Por qué cuesta traer las situaciones contextualizadas de las prácticas del lenguaje en el
aula? ¿Por qué existe la resistencia a estudiar la lengua?
Se podría pensar que no poder responder al uso de lengua en el aula como forma de
crecimiento y desarrollo de las habilidades comunicativas necesarias fuera del contexto
educativo y como forma de entender los cambios lingüísticos de la sociedad; es parte del
problema. Cada persona tiene acceso a diferentes conocimientos lingüísticos y vive
diferentes intercambios y aprendizajes a lo largo de su vida, es por ello que no se debe
dejar de lado su enseñanza y mucho menos desaprovechar esa variedad de contextos en
el aula. Esto dará lugar a mejorar la competencia comunicativa y a reflexionar y responder
mejor a los cambios lingüísticos. 
Definición de competencia comunicativa:
         
Se entiende como tal al entramado de saberes, procedimientos, habilidades,
destrezas y actitudes que integran el conocimiento, comprensión, producción,
  análisis, síntesis y valoración de textos, tanto orales como escritos, orientados con
diferentes intenciones comunicativas. 
Diseño curricular de Lengua y Literatura
 Lo característico de este enfoque es el entrecruce de disciplinas que logra, ya que, se
basa en conocimientos sociolingüísticos y discursivos, sin dejar de lado la estructura
gramatical en relación al tipo de texto, se da lugar al contexto y a los diferentes elementos
internos y externos de la comunicación, pone el foco en los participantes, sus intenciones,
sus conocimientos y el acto comunicativo en sí. Su enseñanza se basa, entonces, en la
comprensión, análisis y producción de textos y discursos en su totalidad. 
Marín sistematiza el abordaje de los textos desde las distintas ramas de la lingüística de la
siguiente manera: 

Desde este punto, se entiende que es texto no surge de una producción aislada, sino que
se concibe como una unidad comunicativa fruto de un conjunto de circunstancias y su
comprensión no depende de la coherencia interna del texto solamente, sino que depende
de la interpretación de toda la situación comunicativa de producción.  Esto es lo que
tenemos que tener en cuenta para trabajar en el aula, trabajar en las herramientas
necesarias para desarrollar la competencia comunicativa, que participen activamente de
cada situación y que puedan comprenderla. 
Es necesario presentar propuestas que busquen el desarrollo de la creatividad, la
autonomía y la criticidad, que no necesariamente va a nacer desde lo literario. También
podemos fomentar esto en la argumentación, en los análisis de situaciones comunicativas
diferentes, en las explicaciones, etc.; dependerá de la misma creatividad docente para
estimular esta participación y lograr el crecimiento de la competencia comunicativa. 
Pensando en esto, los invito a ver el siguiente video de Los Simpson: 
https://youtu.be/L5KvEsPsfBg
Si analizamos la situación, solo entendemos el chiste de la escena viendo los diferentes
elementos que hacen al acto comunicativo: si no tenemos en cuenta los ojos de Homero y
su tono de voz no entendemos que habla con la intención de mentir. A lo largo de nuestra
vida, vamos aprendiendo sobre las diferentes expresiones, los momentos para hablar, las
intenciones que podemos y no demostrar explícitamente, etc., aprendemos aspectos
variados del uso de la lengua. Es por esto que desde el enfoque se plantea un
aprendizaje y enseñanza integral y contextualizado para trabajar con diferentes
estrategias que permitan la comprensión a partir de la recolección de toda la información
necesaria en los textos y/o discursos; no podemos dejar de lado los conocimientos y usos
que existen en el aula porque desmotivamos la enseñanza y le quitamos su propósito.

Para entender menor la competencia comunicativa y adentrarnos en este concepto tan


importante para la enseñanza de la lengua, los invito a leer los siguientes textos: 

1) Avendan_o._Competencia_disc._tex..pdf 

2) Lingüística y enseñanza de la lengua de Marta Marín: Capitulo_2._Apunte_de_ling.pdf  

 Y luego, participar en el foro: 

Pensando en la competencia comunicativa 

Luego de la lectura, respondan lo siguiente:

- ¿Por qué el protagonista de la viñeta no puede


actuar de forma adecuada, correcta y coherente?
Reflexione y responda  basándose en lo leído.