Está en la página 1de 12

REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

SALA CIVIL Y COMERCIAL

Audiencia pública del 26 de febrero de 2014. Casa


Preside: Julio César Castaños Guzmán.

Dios, Patria y Libertad

En Nombre de la República, la Sala Civil y Comercial de la Suprema


Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, dicta en audiencia
pública la sentencia siguiente:

Sobre el recurso de casación interpuesto por los señores Ramón


Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta, dominicanos, mayores
de edad, casados, portadores de las cédulas de identificación personal
núms. 742 y 343, serie 42, domiciliados y residentes en el municipio de
Monción, provincia Santiago Rodríguez, contra la sentencia núm. 146,
dictada el 1ro. de julio de 2005, por la Segunda Sala de la Cámara Civil y
Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, cuyo dispositivo
figura copiado más adelante;;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;;

Oído el dictamen del magistrado Procurador General Adjunto de la


República, el cual termina: Único: Que en el caso de la especie, tal y como

Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 1
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

señala el segundo párrafo del artículo 11 de la Ley No. 3726, de fecha 29 de


diciembre de 1953, sobre Procedimiento de Casación, por tratarse de un
asunto que no ha sido objeto de comunicación al Ministerio Público por
ante los JXHFHV GHO IRQGR ´'ejamos al criterio de la Suprema Corte de
Justicia, la solución del presente recurso de casaciónµ

Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de


la Suprema Corte de Justicia, de fecha 4 de octubre de 2005, suscrito por el
Dr. Lorenzo E. Raposo Jiménez, abogado de la parte recurrente, Ramón
Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta, en el cual se invocan los
medios de casación que se indicarán más adelante;;

Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de


la Suprema Corte de Justicia, el 24 de octubre de 2005, suscrito por el Dr.
Héctor Claudino Arias Bustamante, abogado de la parte recurrida, Kettle &
Almánzar, S. A.;;

Vistos, la Constitución de la República, los Tratados Internacionales


de Derechos Humanos de los cuales la República Dominicana es signataria,
las decisiones dictadas en materia constitucional;; las sentencias de la Corte
Interamericana de Derechos Humanos;; la Ley núm. 25 de fecha 15 de
octubre de 1991, modificada por la Ley núm. 156 del 10 de julio de 1997, los
artículos 1, 20 y 65 de la Ley núm. 3726, sobre Procedimiento de Casación,

Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 2
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

de fecha 29 de diciembre de 1953, modificada por la Ley núm. 491/08, de


fecha 19 de diciembre de 2008;;

La CORTE, en audiencia pública del 28 de julio de 2010, estando


presentes los jueces Rafael Luciano Pichardo, Presidente;; Eglys Margarita
Esmurdoc y José E. Hernández Machado, asistidos de la Secretaria;;

Visto el auto dictado el 19 de febrero de 2014, por el magistrado


Julio César Castaños Guzmán, Presidente de la Sala Civil y Comercial de
la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual se llama a sí mismo, y a
los magistrados Víctor José Castellanos Estrella y José Alberto Cruceta
Almánzar, jueces de esta Sala, para integrar la misma en la deliberación y
fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con la Ley
núm. 926 del 21 de julio de 1935, reformada por el artículo 2 de la Ley núm.
294 de fecha 20 de mayo de 1940, y después de haber deliberado los jueces
signatarios de este fallo;;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a


que ella se refiere, consta: a) que con motivo de una demanda en daños y
perjuicios, incoada por los señores Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes
Núñez de Peralta, contra la razón social Kettle & Almánzar, S. A., la
Tercera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera
Instancia del Distrito Nacional, dictó sentencia en fecha 14 de abril de 2003,
relativa al expediente núm. 036-­90-­182, cuyo dispositivo, copiado

Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 3
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

textualmente, es el siguiente: ´PRIMERO: Rechaza la demanda en Daños y


Perjuicios incoada por los señores Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes
Núñez, contra la razón social Kettle & Almánzar, S. A., por improcedente,
mal fundada y carente de base legal;; SEGUNDO: Condena a los señores
Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez, al pago de las costas del
procedimiento con provecho y distracción de las mismas a favor de los
Dres. Rafael F. Alburquerque y José Francisco Zapata Pichardo, quienes
afirman haberlas avanzado en su mayor parteµE que, no conformes con
dicha decisión, los señores Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez
de Peralta, interpusieron formal recurso de apelación contra la misma,
mediante acto núm. 173-­2003, de fecha 16 de mayo de 2003, del ministerial
Carlos A. Dorrejo Peralta, alguacil ordinario de la Quinta Sala de la Cámara
Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional,
en ocasión del cual la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial de la
Corte de Apelación del Distrito Nacional, dictó la sentencia núm. 146, de
fecha 1ro. de julio de 2005, ahora impugnada, cuya parte dispositiva,
FRSLDGD WH[WXDOPHQWH HVWDEOHFH OR VLJXLHQWH ´PRIMERO: declara bueno y
válido en la forma el recurso de apelación interpuesto por los señores RAMÓN
DOLORES PERALTA Y ANA MERCEDES NÚÑEZ, en contra de la Sentencia
No. 036-­90-­182, (sic) de fecha 14 de abril del año 2003, dictada por la Tercera Sala
de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito
Nacional, a favor de la razón social KETTLE & ALMÁNZAR, S. A., según acto

Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 4
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

No. 173/2003, de fecha 16 de mayo de 2003, instrumentado por el ministerial


CARLOS A. DORREJO PERALTA, alguacil ordinario de la Quinta Sala de la
Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional,
por haber sido formalizados en tiempo hábil y de conformidad con las reglas
procesales que regulan la materia;; SEGUNDO: en cuanto al fondo y por los
motivos preindicados, RECHAZA el indicado recurso de apelación y en
consecuencia, CONFIRMA la sentencia apelada;; y TERCERO: CONDENA a las
partes recurrentes, señores RAMÓN DOLORES PERALTA Y ANA
MERCEDES NÚÑEZ, al pago de las costas del procedimiento y ordena su
distracción a favor y provecho de los DRES. RAFAEL F. ALBURQUERQUE y
JOSÉ FRANCISCO ZAPATA PICHARDO, abogados quienes aseguran
avanzarlas en su totalidadµ
Considerando, que los recurrentes proponen en su memorial los
siguientes medios de casación: ´Primer Medio: Desnaturalización de los
hechos de la causa;; motivos incorrectos para justificar la decisión recurrida
en violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil;; y falta de
base legal;; Segundo Medio: Incorrecta aplicación de la regla referente a la
autoridad de la cosa juzgada en lo penal sobre lo civil;; violación de los
artículos 1382, 1383 y 1384 del Código Civil;; y falta de base legal en este
RWURDVSHFWRµ
Considerando, que en el desarrollo del primer medio de casación, los
recurrentes aleganHQVtQWHVLV´TXHODFRUWHD-­qua afirma que de las piezas

Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 5
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

aportadas como elementos de juicio se estableció que el vehículo envuelto


en el accidente de tránsito de que se trata, estaba fuera del control y
dirección de su propietaria Kettle & Almánzar, S. A. debido a que se había
reportado como sustraído por su conductor Mario de Js. Bejarán, quien fue
sometido a la acción de la justicia, cuando lo cierto es que de los
documentos que fueron suministrados como prueba, muy particularmente
las actas policiales referentes, primero a la de dicho accidente de tránsito, y
luego posteriormente a la de la querella por supuesta sustracción del
indicado vehículo o por abuso de confianza, esto último se produjo
después de ocurrido lo primero, que originó la acción en reparación de los
recurrentes;; que en la especie, no podía tomarse como base el referido
sometimiento por la supuesta sustracción del vehículo o, más bien, por el
abuso de confianza cometido por su conductor Mario de Js. Bejarán, toda
vez que la misma acta que lo contiene dá cuenta de que fue presentada
después de ocurrido el indicado accidente, por lo cual la corte a-­qua
desnaturalizó esta información para dar crédito a un hecho indefinido
judicialmente, debido a que no bastaba con tal sometimiento, sino
mediante la comprobación de su seguimiento y su desenlace con una
sentencia de condenación por ese todavía supuesto hecho rodeado de
confusión, sobre todo porque el querellante era primo hermano de dicho
conductor;; que se puede comprobar, y así debió proceder a ello la corte a-­
qua, por medio de las copias de las actas correspondientes, certificadas por
Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 6
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

la Secretaría General de esta Suprema Corte de Justicia (ver No. 1 del


inventario de documentos), en la correspondiente sustracción del vehículo
o de abuso de confianza como indica el querellante, de lo cual dá cuenta la
misma, se le sobrepone encima del 5 un 4 para dar a entender que
correspondió esta querella al 24-­5-­87 para hacerla coincidir con esta fecha
del accidente, cuando realmente lo fue el día siguiente 25-­5-­87;; que aún
tomando en consideración de que ambas actas fueran formalizadas el
mismo día, se notará que la del accidente de tránsito que originó la acción
en reparación lo fue en las primeras horas de la mañana, en tanto que la de
la querella por el supuesto robo lo fue a las 6:00 de la tarde, o sea, varias
KRUDVGHVSXpVGHOKHFKRµFRQFOX\HQORVDOHJDWRVGHORVUHFXUUHQWHs;;
Considerando, que en la especie se trata de una demanda en
reparación de daños y perjuicios interpuesta por los señores Ramón
Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta en contra de la entidad
Kettle & Almánzar, S. A., por motivo de que su hijo Miguel Ángel Peralta
falleció producto de un accidente de tránsito del cual se declaró culpable de
causar el accidente al conductor del vehículo propiedad de la referida
compañía, según sentencia correccional núm. 235-­99-­00141, de fecha 23 de
junio de 1999, dictada por la Corte de Apelación del Departamento Judicial
de Montecristi;;
Considerando, que, la corte a-­qua, para cimentar su fallo, estableció,
en suma, que ´VL ELHQ HV FLHUWR FRPR OR VHñalan los recurrentes, señores
Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 7
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez estos no fueron parte del
proceso penal con constitución en parte civil que culminó con la sentencia
No. 17, de fecha 6 de mayo de 1993, dictada por el Juzgado de Primera
Instancia del Distrito Judicial de Santiago Rodríguez, R. D., no menos cierto
es el hecho de que al hoy recurrido, razón social Kettle & Almánzar, S. A.,
se le juzgó en base a la misma prevención y al mismo hecho, donde se
estableció que dicha razón social no era comitente ni accidental ni habitual
del señor Mario de Jesús Bejarán, o sea, que no se le retuvo falta, como
tampoco se estableció la responsabilidad del guardián, lo que
indiscutiblemente se impone y debe ser tomado en cuenta, para esta Sala
de la Corte, estatuir en la forma que se establecerá a continuación;; que de
los procesos antes indicados, así como de las piezas que obran en el
expediente se establece que el vehículo marca Datsun, modelo ELJ910
DEWI, año 1981, color azul, Registro No. 378011 estaba fuera del control y
dirección de la entidad Kettle & Almánzar, S. A., ya que al momento del
accidente, se había reportado como sustraído por parte del señor Mario de
Jesús Bejarán, quien fue sometido a la acción de la justicia;; que lo antes
indicado, pone de manifiesto una situación de fuerza mayor en beneficio
de la entidad Kettle & Almánzar, S. A., y, por consiguiente, quedaba
liberado de la presunción de falta que pesa como guardián de la cosa
inanimada;; que en consecuencia, ante la imposibilidad de retención de

Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 8
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

IDOWD SURFHGH FRQILUPDU HQ WRGDV VXV SDUWHV OD VHQWHQFLD UHFXUULGDµ
culminan los razonamientos de la corte a-­qua;;
Considerando, que la sentencia impugnada en sus páginas 10-­12,
indica que en los documentos depositados bajo inventario de fecha 10 de
septiembre de 2004, por los abogados de la propia parte recurrida en
apelación, ahora recurrida en casación, Kettle Almánzar, S. A., se señala, en
HOQXPHUDOTXHIXHGHSRVLWDGRORVLJXLHQWH´FRSLDVGHODVDFWDVSROLFLDOHV
de fechas 24 y 25 de mayo del DxR µ HV GHFLU, que la misma parte
recurrida en apelación establece en su inventario que las únicas dos actas
policiales que fueron depositadas en el expediente, según los inventarios
que recoge la misma sentencia impugnada, por tanto relativas al accidente
de tránsito y a la querella por robo y abuso de confianza, una ocurrió
primero, es decir el 24 de mayo del año 1987, y la segunda el 25 de mayo de
1987;;
Considerando, que la sentencia impugnada en sus páginas números
17-­18, donde se mencionan los alegatos de los recurrentes en apelación,
Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez, se confirma que estos
alegan que el accidente de tránsito se produjo el día 24 de mayo de 1987
mientras que la querella del señor Adriano Espinal Bejarán se presentó el
25 de mayo de 1987;;
Considerando, que en el acta policial contentiva de la querella por
robo y abuso de confianza, depositada en el presente expediente en copia
Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 9
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

fotostática certificada por la Secretaría de esta Suprema Corte de Justicia,


por encontrarse depositada en original en otro expediente, realizada a
requerimiento del señor Adriano Espinal Bejarán, contra el señor Mariano
de Jesús Bejarán, el primero en su declaración deja establecido que la
querella fue producida posteriormente al accidente, cuando reconoce que
´PLHQWUDVHOFDUURUHFLEtDUHSDUDFLRQHVGHODVJRPDVHQXQWDOOHUGHODFDOOH
Duarte de esta (sic), al momento de finalizar el trabajo, y yo canalizaba el
pago, éste aprovechó en ese momento, y se marchó en dicho carro
inmediatamente, por lo que lo perseguí en un motor logrando darle
DOFDQFHFXDQGRKDEtDWHQLGRXQDFFLGHQWH FKRTXH FRQXQPRWRUµ
Considerando, que el examen de la referida acta policial de querella
por robo y abuso de confianza, se evidencia que es de fecha 25 de mayo de
1987, no obstante se le sobrepone un número 4 encima del número 5,
correspondiente al día, asimismo la fecha del 25 de mayo es la que se
corresponde con los hechos antes mencionados, como son el inventario del
depósito de documentos en apelación de la propia parte recurrida y los
alegatos en apelación de la parte recurrente, en los que se indica que ambas
tienen diferentes fechas del 24 y del 25 de mayo respectivamente, así como
la declaración del señor Adriano Espinal Bejarán al momento de interponer
la querella en la que indica que el accidente ya había ocurrido, declarando
que inmediatamente salió el vehículo del taller lo persiguió en un motor
logrando darle alcance cuando tuvo un accidente;; que, igualmente, en caso
Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 10
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

de que la fecha de dichas actas fueran del mismo día, es decir, el 24 de


mayo de 1987, el acta sobre el accidente de tránsito fue instrumentada
primero en el tiempo, toda vez que consta en dicha acta que fue levantada
a las once y media antes meridiano (11:30 a. m.), es decir en horas de la
mañana, mientras el acta de querella por robo y abuso de confianza a las
dieciocho horas pasado meridiano (18:00 p. m.), en horas de la tarde;;
Considerando, que por los motivos antes expuestos al establecer la
corte a-­qua que al momento del accidente ya se había reportado como
sustraído el vehículo objeto de la litis y que por tanto se había desplazado
la guarda jurídica del vehículo de motor de las manos de su propietaria,
siendo lo cierto que el acta policial sobre el accidente de tránsito ocurrió
primero en el tiempo que el acta policial de querella por robo o abuso de
confianza, y que al momento del accidente no se había desplazado la
guarda jurídica del vehículo objeto de la litis, es más que evidente que la
corte a-­qua incurrió en el vicio denunciado de desnaturalización de los
hechos, procediendo en consecuencia la casación del fallo impugnado;;
Por tales motivos, Primero: Casa la sentencia núm. 146 dictada en
atribuciones civiles el 1ro. de julio de 2005, por la Segunda Sala de la
Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional,
cuyo dispositivo se reproduce en otro espacio de este fallo, y envía el
asunto a la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de
Apelación del Distrito Nacional, en las mismas atribuciones;; Segundo:
Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 11
REPUBLICA DOMINICANA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA


Exp. núm. 2005-­3281
Rec. Ramón Dolores Peralta y Ana Mercedes Núñez de Peralta vs. Kettle & Almánzar, S. A.
Fecha: 26 de febrero de 2014

Condena a la parte recurrida al pago de las costas procesales, con


distracción de las mismas en provecho del Dr. Lorenzo E. Raposo Jiménez,
quien afirman haberlas avanzado en su totalidad.

Así ha sido hecho y juzgado por la Sala Civil y Comercial de la


Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, y la
sentencia pronunciada por la misma en la ciudad de Santo Domingo de
Guzmán, en su audiencia pública del 26 de febrero de 2014, años 170º de la
Independencia y 151º de la Restauración.

Julio César Castaños Guzmán

Víctor José Castellanos Estrella José Alberto Cruceta Almánzar

Grimilda Acosta
Secretaria General
La presente sentencia ha sido dada, firmada y pronunciada por los
señores jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año
en ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria
General, que certifico.CSP

Av. E nrique Jiménez Moya, Esq. Juan de Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Distrito Nacional,
Rep. Dom.Tel.: (809) 533-3191 ‡'LUHFFLyQGH,QWHUQHW http://www.suprema.gov.do ‡H-mail: suprema.corte@codetel.net.do

Pág. 12

También podría gustarte