Está en la página 1de 1

4b HISTORIA PAU 2018 Erika Dengra

Compare sintéticamente la situación de las libertades y derechos civiles en los diferentes


regímenes politicos habidos en España durante la primera mitad del siglo XX.

Durante la primera mitad del siglo XX en España han habido 3 regímenes distintos. El primero
que encontramos es el régimen de la Restauración al que llamamos el sistema canovista basado
en el turno dinástico y que tenía como principal objetivo superar los problemas de la monarquía
de Isabel II pero al empezar el siglo se hallaba en decadencia. Para favorecer la estabilidad
política se creó la Constitución del 1876, con carácter conservador, y que proporcionaba amplios
derechos al rey, esta constitución contaba con una amplia declaración de derechos y libertades
individuales como la imprenta, la expresión, la asociación y la reunión; aunque se dejaba su
posterior regulación al ejecutivo. En este régimen había mucha flexibilidad ya que se tenía que
adaptar tanto a posturas conservadoras como liberales, esta flexibilidad se veía reflejada en la
constitución; un claro ejemplo es la postura ante las libertades ya que los conservadores lo
aplicaban de un modo más restrictivo, y los liberales de un modo más amplio y permisivo.

El voto durante esta etapa era censitario, y contaba con un sufragio universal masculino que se
aprobó con los liberales en el 1890. El Estado se reconocía confesional católico, pero contaba
con libertad de culto.

Estos derechos y libertades se contraponen al siguiente régimen que llegó a España en el 1923,
que fue la dictadura de Primo de Rivera que tenía un régimen totalitario dirigido por militares, que
llevaba a la desigualdad y a la supremacía del Estado; es por ello que se suprimen las libertades
individuales, los derechos de asociación y se impone la censura tanto en la prensa como en la
enseñanza. Durante este régimen el sufragio era indirecto y el estado confesional católico.

Tras este período de censura e inestabilidad política y a causa de la oposición y la crisis


económica se proclamó la república. Este nuevo régimen, las Cortes Constituyentes elaboraron
una constitución de carácter democrático y progresista que se oponía a los ideales de la
dictadura. En esta constitución se propone una amplia declaración de derechos y libertades,
donde se garantizaba la igualdad ante la ley, la educación y el trabajo; además se establecía el
derecho a voto desde los 23 años, concediendo por primera vez el voto a las mujeres. Una clara
diferencia con los dos regímenes anteriores es la relación Iglesia- Estado que se presenta como
un Estado Laico, separando así ambos.

Los sublevados contra la República proclamaron un pronunciamiento que no triunfó donde se


veía una división clara de los dos bandos que llevaron a una larga guerra civil que derivó en la
dictadura franquista. Este fue el último régimen que tuvo España durante la primera mitad del
siglo, caracterizado por una dictadura totalitaria inspirada en el fascismo italiano y el
nacionalsocialista alemán. En este régimen se suprimía la constitución de 1931 y con ella la
supresión de las libertades y los derechos democráticos, instaurándose una rígida censura en los
medios de comunicación, las publicaciones y los espectáculos. En cuanto a la religión, se definía
el Estado como confesional católico con una gran influencia de la Iglesia en el sistema educativo
y la imposición de los valores y la moral católica a la sociedad española.

También podría gustarte