Está en la página 1de 5

INSTITUTO TÉCNICO AGRÍCOLA

SALAZAR DE LAS PALMAS


SEDE PRINCIPAL

ÁREA Y/O ASIGNATURA: Lengua Castellana DOCENTE: Ismelda Mora Sepúlveda GRADO: 5°1 y 5°2 I.H.S: 10 horas FECHA:

NOTA: Lee LA FÁBULAY LA PERSONIFICACIÓN detenidamente la siguiente


información, transcribe la Guía N°3 teoría y los ejemplos en el
cuaderno de trabajo diario. Luego desarrolla las
actividades en hojas para entregar. Recuerda
que esta guía debe ser desarrollada y devuelta para su valoración, en la cuarta jornada de entrega de trabajos en la
institución.

A. Lee el texto y desarrolla las actividades propuestas a continuación de este.

Ratón de campo y ratón de ciudad

Hubo una vez un ratón de campo que vivía en un nido debajo de un seto. Todos los días trajinaba por los sembrados,
juntando granos de maíz... Un día fue a visitarle su primo, el ratón de ciudad.
–¡Oh, primo! ¡Qué sorpresa tan agradable! Aquí en el campo llevo una vida tranquila y siempre estoy deseando que vengas
a verme. Me pasaría el día entero escuchándote contar cosas sobre la vida en la ciudad...
–Bueno, la verdad es que no sé por dónde empezar –respondió el ratón de ciudad–. Tengo tantas aventuras y como unas
cosas tan exquisitas...
–Precisamente iba a ofrecerte algo estupendo –interrumpió el ratón de campo–. Esta mañana encontré una corteza de
queso deliciosa...
El ratón de ciudad no daba crédito a sus oídos. Lanzó una sonora carcajada al ver que su primo ponía la mesa.
–¡Pobrecillo! Si lo mejor que puedes ofrecerme son unas cortezas de queso, creo que me iré ahora mismo. ¿Por qué no
vienes conmigo por unos días? ¡La ciudad es tan emocionante!
[...] El ratón de campo decidió acompañarlo. El viaje hasta la casa del ratón de ciudad fue largo y peligroso. Al llegar a la
ciudad, procuraron ir siempre por las calles más estrechas, pero incluso en estas había muchísimas personas y, lo que era
peor, muchísimos coches transitaban haciendo sonar sus bocinas.
El pobre ratón de campo temblaba de miedo cuando llegaron a casa de su primo...
–Mira lo que hay aquí –le dijo el ratón de ciudad.
El ratón de campo levantó la vista. Junto a él había una mesa cargada de comida. Era un espectáculo maravilloso que olvidó
sus temores en un abrir y cerrar de ojos.
–Nunca había visto tantas cosas buenas –suspiró feliz.
–Y podemos probarlas todas –dijo su primo–. Ahora siéntate y te traeré lo más delicioso que jamás hayas probado.
En pocos minutos los dos ratones juntaron una enorme pila de chocolate. Pero antes de poder mordisquearlo, se abrió una
puerta y entró corriendo un gran gato.
Escaparon casi volando al agujero que el ratón de ciudad tenía en un zócalo.
–Esto es lo emocionante de la vida de ciudad –se rio el ratón de ciudad.
–Te diré que no necesito estas emociones –respondió su primo–. Es verdad que mi vida es aburrida, pero al menos es
segura. Cuando no haya moros en la costa, me volveré al campo y me quedaré allí siempre.

1. Imagina que cada ratón es un ser humano. Describe el tipo de casa en la que crees que viviría cada uno. Luego dibújala.
2. Comenta la historia anterior con un familiar, luego explícale la moraleja y pídele una opinión sobre esta. Escribe primero tu
opinión personal y luego la opinión del familiar.
3. Describe qué cosas haría cada ratón según el estilo de vida que personifica y de acuerdo con el lugar donde vive.
4. Escribe algunas cosas que te gustaría que te enseñara un compañero(a) nuevo(a) que viniera de un lugar lejano. Explica
por qué.
5. ¿Qué otro personaje agregarías a la historia anterior? ¿Por qué?

B. Transcribe esta conceptualización en el cuaderno.

La fábula y la personificación

El ser humano necesita representar sus defectos de alguna manera. Por esta razón, algunos escritores crean historias
fantásticas con nuestros defectos más comunes. Estas narraciones reciben el nombre de fábulas. Ellas hablan de los
defectos y de las conductas de las personas, pero no lo hacen directamente. En cambio, ocultan sus enseñanzas
representándolas con personajes y situaciones imaginarias.

La fábula es una narración breve, escrita en verso o en prosa, cuyos personajes, generalmente son animales u objetos
animados que piensan, reflexionan, hablan y actúan como personas. A este recurso se le llama personificación, pues es
una técnica utilizada en muchas narraciones de carácter fantástico. La fábula tiene como intención dejar una moraleja que es
una enseñanza moral, un consejo o pauta de conducta. Por lo general la fábula termina con una moraleja, la cual deja un
mensaje positivo después de la situación que vivió el protagonista.

Al igual que otros textos narrativos la fábula tiene un inicio, un nudo y un desenlace, pero se debe tener en cuenta que debe
dejar una enseñanza que resalte un valor para el lector.

Características de la fábula

 Pueden estar escritas en verso o en prosa.


 Suelen ser historias breves.
 Acostumbra a haber un narrador que cuenta lo que les sucede (acción) a unos personajes en un lugar y en un tiempo
indeterminados. Las fábulas, como los cuentos populares, no se sitúan en una época concreta. Son intemporales.
 El esquema de muchas fábulas empieza con la presentación de una situación inicial, tras la cual se plantea un
problema, que unas veces tiene solución y otras no. La historia finaliza con una moraleja.
 Los personajes son, en su mayoría, animales u objetos humanizados.
 Los vicios son los temas tratados en las fábulas (la envidia, la avaricia, la arrogancia, la mentira…).
 La moraleja es una enseñanza moral, es decir, un consejo o pauta de conducta. La moraleja puede ser una frase o
una estrofa.
 Detrás de cada fábula hay una crítica hacia ciertos comportamientos y actitudes, que se disimula con el uso de
personajes humanizados.

C. Desarrolla las siguientes actividades en hojas.

1. Completa el siguiente cuadro, escribiendo un animal, un objeto o rasgo que se acomode a cada situación. Observa los
ejemplos:

Rasgo Animal u objeto


Libertad Cometa
Glotonería
Timidez
Conejo
Buen humor
Tristeza
Chismosa
Zorro
Irritabilidad
Hormiga

2. Elige un animal con el que te identifiques, y descríbelo atribuyéndole cuatro rasgos de tu personalidad.

EL GRILLO Y EL LEÓN
Anónimo (S.F.)

Una vez por un camino, iba un león, aburrido y sin nada que hacer. Se detuvo, se hecho sobre la hierba y se puso a jugar
con una piedra, debajo de la cual se encontraba un grillo. Como consecuencia de esto, el grillo se lastimó una pata.
–Oye ¿No ves lo que haces? ¿Crees que porque soy pequeño no puedo defenderme? –Protestó el Grillo.
–¡ja, ja,ja! – se burló el León. –Si quisiera de un solo zarpazo podría acabar contigo y con muchos más.
–¿Ah sí? – Dijo el grillo. – Entonces te reto a una batalla a ti y a todos los felinos. Yo traeré a mis amigos y entonces
veremos quién es el que gana.

El León reunió a los Leopardos, a las panteras y a los tigres. El grillo llegó con sus amigos: hormigas, abejas, avispas y otros
insectos.

La lucha comenzó. El grillo y sus amigos que eran pequeñitos pero numerosos, picaron por todas partes al león y a su grupo
hasta hacerlos huir.

Así que los felinos aprendieron que la unión de los pequeños puede vencer a los grandes.

3. Escribe las características que destacan al León.


4. Escribe algunas características por las cuales se destaca el grillo.
5. Escribe la moraleja de la fábula “El grillo y el León” y explica por qué es importante.

D. Transcribe esta conceptualización en el cuaderno.

Personajes principales y secundarios

Los personajes de una narración se dividen en principales y secundarios.


Los personajes principales cumplen un papel central en la narración y están caracterizados con mayor amplitud. Los
personajes secundarios, en cambio, desempeñan un papel más discreto. Ellos aparecen en la narración porque prestan un
servicio al personaje principal, le ayudan a superar una dificultad o le ponen algún obstáculo.

E. Desarrolla estas actividades en hojas.

1. Completa el siguiente cuadro con la identificación de los personajes de tu novela, cuento o fábula favorita. Sigue el
ejemplo.

Nombre de la historia Personajes principales Personajes secundarios


Alicia en el país de las maravillas Alicia Gato Risón
2. Escribe una narración corta sobre un suceso real o imaginario, en el que tú seas el personaje principal, y tu familia o tu
grupo de amigos, los personajes secundarios.

3. Frente a los siguientes nombres de personajes famosos, escribe el tipo de personaje que representan.

a. Caperucita roja …………………………………………………………………..


b. La abuela de Caperucita …………………………………………………………………..
c. El enanito dormilón …………………………………………………………………..
d. Pulgarcito …………………………………………………………………..
e. Cenicienta …………………………………………………………………..

F. Transcribe esta conceptualización en el cuaderno.

Creación de personajes de textos narrativos

Los personajes de las narraciones cumplen una misión particular dentro de la historia. Este es el primer aspecto que debes
definir para crear un personaje: su papel. Existen cuatro grandes papeles de donde se debe extraer un personaje: el héroe,
o protagonista de la historia; el objeto, o personaje deseado por el héroe; los ayudantes, o personajes que apoyan o
socorren al héroe, y los adversarios, o enemigos del héroe, encargados de ponerle los obstáculos para que no llegue a
donde su objeto.

Una vez definido su papel, debes precisar sus rasgos físicos y psicológicos. Para crear los rasgos físicos, debes tener en
cuenta su estatura, su peso, las facciones de su rostro, alguna señal particular, y le agregas la forma como se viste y se
mueve y el timbre de su voz. Los rasgos psicológicos incluyen su carácter, sus costumbres, sus gustos, sus opiniones y su
manera de comportarse.

Finalmente, debes precisar la clase o grupo social de tu personaje. Si es aristócrata o mendigo, comerciante o campesino,
etc. Esto determinará su manera de hablar y, en parte, también su forma de pensar, de actuar, sus intereses y preferencias.
Definidos estos tres aspectos tendrás los primeros esbozos de tu personaje.

G. Desarrolla estas actividades en hojas.

1. Escribe un corto diálogo narrativo que tenga los siguientes puntos:


a. Crea dos personajes, teniendo en cuenta su papel, sus rasgos y su grupo social, y uno de los siguientes temas:
• Viaje intergaláctico • Caballeros y dragones • Piratas y españoles
b. Elige el acontecimiento sobre el cual van hablar tus personajes, y define la posición de cada uno al respecto, de acuerdo
con sus características.

H. Lee estos textos y luego desarrolla las actividades en hojas.

Cómo transformar una barra de hierro en una aguja

Varios niños que, en vez de ir a la escuela, jugaban en la calle, vieron a una anciana que frotaba incansablemente una barra
de hierro contra una piedra.
Intrigados, le preguntaron:
–¿Qué está haciendo ahí señora?
Ella les contestó seriamente:
–Estoy frotando este lingote para adelgazarlo; quiero hacer con él una aguja para coser mi ropa.
Los muchachos soltaron la risa.
–¡Nunca conseguirá usted hacer una aguja con una barra de hierro de ese grosor!
–La froto todos los días y cada día disminuye algo más, hasta que terminará siendo aguja.
Pero pequeños holgazanes como ustedes no pueden comprender esto –dijo la anciana.
Los niños se miraron entre sí, avergonzados, y corriendo, regresaron a la escuela.
De esta historia nos viene la antigua sentencia que aún circula en nuestros días:

“El trabajo perseverante puede convertir una barra de hierro en una aguja para bordar”.

Fábula antigua de China, relato recopilado por Chen Yen-si (1581-1636).

El lobo y la cabra

Quiso ir una cabra donde encontrara pasto.


Llamó a su cabritillo y encarecidamente le prohibió, so peligro de muerte, que permitiera entrar a animal alguno, por más que
se lo pidiera o le rogara, en tanto no estuviera ella de vuelta.
En cuanto llegó al bosque y vio el lobo que en él se adentraba, fue donde el cabritillo y le rogó que abriera la puerta; se lo
pidió con la misma voz de la cabra.
Respondió el cabritillo que, aunque oía la voz de su madre, no veía su cuerpo.
–¡Atrás, ladrón –le dijo–, que bien sé yo que tú no eres mi madre!
Si el cabritillo hubiera permitido que entrara el lobo en casa, ya estaría comido y devorado.

Por eso invito a todos los sensatos


a que no crean nunca el mal consejo,
ni tomen por verdad una mentira.
Toda la gente sabe aconsejar,
mas no todo consejo es necesario:
el traidor y el hombre desleal
siempre dan los consejos para mal.

Fábulas medievales, Marie de France, Anaya, 1989.


En el prólogo de las Fábulas medievales, de Marie de France, se leen estas palabras:

Los que tienen instrucción deberían


dedicar sus cuidados a los buenos libros
y a los escritos y ejemplos y sentencias,
que los filósofos inventaron
y escribieron y recordaron.
Por moralidad escribían
los felices proverbios que oían,
para ayudar con ellos
a quienes a hacer el bien se aplican.

1. Escribe lo que se puede deducir del texto anterior frente a cada enunciado.

• Un consejo:
• El oficio de los filósofos es:
• Los proverbios ayudan a:

2. Después de leer la fábula, Cómo transformar una barra de hierro en una aguja, responde. Según el texto, la expresión
pequeños holgazanes está dirigida a:
A. Los niños que no estudian
B. Niñas y niños
C. Varios niños
D. Todos los niños y las niñas que van a la escuela

3. Los verbos que organizarían secuencialmente la fábula podrían ser:


A. Ver - frotar - escuchar
B. Observar - burlar - escuchar
C. Correr - preguntar - huir
D. Ver - frotar – correr

4. El tema central de la segunda fábula, El lobo y la cabra, es:


A. La búsqueda de pasto por parte de una cabra.
B. El lobo y el cabritillo.
C. Las consecuencias positivas de la obediencia.
D. Los lobos mentirosos.

I. Transcribe la siguiente información en el cuaderno. Estos son dos escritores de fábulas, su lugar de origen, la época
en la que vivieron o viven y un dato anecdótico.

Esopo: fue un fabulista griego que vivió hace más de dos mil quinientos años. Fue esclavo pero ganó su libertad debido a su
capacidad para componer historias que enaltecían la memoria y acciones de personajes de la sociedad. Una vez un príncipe
le encargó consultar al Oráculo de Delfos y de paso llevar obsequios a la población, además de los necesarios para los
dioses, pero al ver la corrupción y envidia de la gente, decidió regresar, devolver los obsequios al príncipe y escribir los
sarcasmos encontrados en sus fábulas.

Augusto Monterroso: fue uno de los escritores de relatos breves más reconocidos en Latinoamérica. Su escritura explora
distintos temas y formas, pero sus fábulas caracterizan su escritura: concisa, irónica y crítica. Escribió El dinosaurio, el
cuento más corto en lengua castellana. Vivió exiliado por mucho tiempo en México y Chile, pues lo que escribía se consideró
contrario a las ideas políticas de las dictaduras.

J. Lee esta fábula escrita por Augusto Monterroso y desarrolla las actividades en hojas.

El Fabulista y sus críticos


En la selva vivía hace mucho tiempo un Fabulista cuyos criticados se reunieron un día y lo visitaron para quejarse de él
(fingiendo alegremente que no hablaban por ellos sino por otros), sobre la base de que sus críticas no nacían de la buena
intención sino del odio.
Como él estuvo de acuerdo, ellos se retiraron corridos, como la vez que la Cigarra se decidió y dijo a la Hormiga todo lo que
tenía que decirle.

Ahora, comenta y responde.


1. ¿Para qué sería la reunión en la selva?
2. ¿Por qué se utilizará mayúscula en Fabulista, Cigarra, Hormiga?
3. Localicen los paréntesis. ¿Por qué estará entre paréntesis esa información?
4. ¿A qué se refiere Monterroso cuando habla de la Cigarra y la Hormiga?