Está en la página 1de 3

Las sociedades anónimas son una modalidad de personas jurídicas que fueron creadas por la

legislación nacional en cumplimiento del ejercicio del derecho de asociación y cuyas ventajas  se ven
reflejadas en el desarrollo de la inversión, el crecimiento y el progreso general como principios
básicos de la economía nacional.

La sociedad anónima es una de las figuras asociativas para la constitución de empresas más
comunes en el país; en esta forma asociativa los accionistas conforman un fondo social y se hacen
responsables únicamente hasta el monto de sus respectivos aportes.

Denominación:Las sociedades anónimas deberán tener un nombre único que las diferencie de
otras empresas y a dicho nombre deberán agregar las letras “S.A.”; en los casos en que la
sociedad sea inscrita y/o anunciada sin dicha especificación, los accionistas se convertirán en
responsables solidarios; es decir que en los casos en los que sociedad no pueda responder por sus
obligaciones, los socios tendrán que comprometer todos sus recursos, incluyendo su patrimonio
personal (artículo 373 Código de Comercio)

 Número de accionistas: Las S.A. deberá constituirse y funcionar con mínimo (5) accionistas y no
hay un número máximo de accionistas, este es ilimitado. (Artículo 374 Código de Comercio)

Es importante tener en cuenta que en este tipo de sociedad, un accionista es todo aquel socio
aportante de capital. No debe confundirse la definición de socio con la de accionista, puesto que si
bien el accionista es un socio aportante de capital, no todos los socios son accionistas, puesto que
en algunas empresas existen figuras como la de socio gestor, que aun siendo un socio de la
compañía no realizó ningún aporte de capital.

 Capital social: De  acuerdo con el artículo 375 del Código de Comercio, el capital de las S.A. será
un fondo conformado por los aportes de los accionistas, y se dividirá en acciones de igual valor que
estarán representadas en títulos valores.
 Al momento de constituir la S.A. se tendrán 3 clases de capital (artículo 376 del Código de
Comercio):

1. Capital autorizado: Es un valor proyectado, de lo que se espera que tenga la compañía en el


futuro planeado por los accionistas.

2. Capital suscrito: Es el valor que los accionistas se comprometen a pagar en un término inferior
a un año y no podrá ser inferior al 50% del capital autorizado

3. Capital pagado: Es la parte del capital suscrito, que se encuentra totalmente pagado al
momento de constituir la compañía; este valor no puede ser inferior a la tercera parte del valor
de cada acción de capital que se suscriba.
Decisiones:Cada accionista tiene derecho a tantos votos como acciones posea; de acuerdo con lo
establecido en la Ley 222 de 1995 en su artículo 68; se tendrá quórum cuando haya presencia de
por lo menos la mitad más una de las acciones suscritas (en los estatutos se puede pactar un
quórum inferior) y se tendrá mayoría decisoria con la mitad más uno de votos favorables de los
accionistas presentes. Esta condición aplica para todos los casos, excepto para las mayorías
decisorias indicadas en los artículos 155, 420 (numeral 5) y 455 del Código de Comercio.

Causales de disolución:La S.A. deberá disolverse cuando ocurran pérdidas que reduzcan el
patrimonio neto por debajo del 50% del capital suscrito y/o cuando el 95% o más de las acciones
suscritas lleguen a pertenecer a un solo accionista. (artículo 457 del Código de Comercio)
Las Sociedades por Acciones Simplificadas S.A.S. son un modelo legal para
la constitución de personas jurídicas, que tuvo su origen en la Ley 1258 del 05
de diciembre de 2008; ésta Ley opera de forma independiente, puesto que no
introdujo ninguna modificación en el Código de Comercio.

Con la entrada en vigencia de dicha normatividad, el gobierno nacional


estableció que ya no podrían seguirse constituyendo Sociedades
Unipersonales y a cambio ofreció un nuevo modelo, el de las S.A.S. que ha
generado varias ventajas en términos económicos y administrativos,
representados en su constitución y aval de su información financiera.

En general las S.A.S. son un modelo jurídico para la constitución de empresas


en Colombia, que tiene ciertas ventajas que han hecho que este tipo de
sociedad sea la preferida para conformar nuevas organizaciones; en el
siguiente cuadro se observan los aspectos más importantes de las S.A.S.

Denominación
Las a S.A.S deben tener un nombre único que las distinga de otros entes económicos; su nombre
debe ir acompañado de las palabras “Sociedad por Acciones Simplificada” o de las letras “S.A.S.”
(Numeral 2º del artículo 5º de la Ley 1258 de 2008)
Constitución
Las S.A.S. se constituyen por medio de un documento privado debidamente autenticado, sin
embargo en los casos en que los aportes de los socios requieran de escritura pública para poder ser
transferidos, la constitución de la compañía también deberá realizarse por medio de escritura
pública. (artículo 5º de la Ley 1258 de 2008)
Accionistas
El mínimo de personas naturales o jurídicas exigido para conformar una S.A.S es de uno y el tope
máximo es ilimitado. (Artículo 1 de la  Ley 1258 de 2008)
Responsabilidad
Las personas naturales o jurídicas que constituyan una S.A.S son responsables solamente hasta el
monto de sus respectivos aportes; puesto que según el artículo 2 de la Ley 1258 de 2008 las S.A.S
constituirán una persona jurídica independiente y diferente de la personería de sus accionistas; esto
pasará cuando la sociedad esté debidamente inscrita en el Registro Mercantil (Artículo 1 de la  Ley
1258 de 2008)
Acciones
Las acciones y demás títulos valores que emita una S.A.S. no pueden ser negociadas en bolsas de
valores ni tampoco inscritas en el Registro Nacional de Valores y Emisores (artículo 4º de la Ley
1258)
Deciciones

 Cada accionista tiene derecho a tantos votos como acciones posea


 Se tendrá quórum cuando haya presencia de por lo menos la mitad más una de las acciones
suscritas (en los estatutos se puede pactar un quórum inferior).
 Las decisiones se aprobarán con el voto favorable de los accionistas que representen como
mínimo la mitad más uno de acciones presentes (la mayoría decisoria pude ser diferente en
los casos en los que se haya indicado en los estatutos).
 En lo concerniente a la elección de juntas directivas o de otros cuerpos colegiados, los
accionistas podrán fraccionar su voto (artículo 22 y 23 de la Ley 1258 de 2008)

Revisor fiscal
Gracias a lo indicado en el artículo 28 de la Ley 1258 de 2008, las S.A.S no van a requerir tener
revisor fiscal en todos los casos. Dicha obligación nacerá en situaciones específicas previamente
estipuladas por la Ley, como la indicada en parágrafo 2 del artículo 13 de la ley 43 de 1990, que
exige nombrar revisor fiscal cuando las sociedades comerciales superen cierto nivel de activos o
ingresos brutos.
Causales de disolución y liquidación
Una S.A.S se verá obligada disolverse y liquidarse cuando:

1. Finalice el término de duración previsto en los estatutos (esta causal puede evitarse si antes
de la fecha de expiración, se hubiera registrado una prórroga ante la Cámara de Comercio
correspondiente)

2. Por imposibilidad de desarrollar las actividades previstas en su objeto social

3. Por la iniciación del trámite de liquidación judicial

4. Por las causales previstas en los estatutos

5. Por voluntad de los accionistas adoptada en la asamblea o por decisión del accionista único

6. Por orden de autoridad competente

7. Por pérdidas que reduzcan el patrimonio neto de la sociedad por debajo del cincuenta por
ciento (50%) del capital suscrito.