Está en la página 1de 2

Los precios corrientes

Las magnitudes que se miden a precios corrientes utilizan los precios de ese


mismo período. En ocasiones, se habla de magnitudes nominales o monetarias,
que es lo mismo que magnitudes a precios corrientes. Para comprender mejor qué
son los precios corrientes se puede utilizar un ejemplo con las tasas de variación
de los salarios. Imaginemos un trabajador que cobra 1000 unidades monetarias al
mes en un año determinado. Supongamos que ese año la inflación es de un
100%. El trabajador de nuestro ejemplo, al año siguiente, cobra 1500 unidades
monetarias. Si consideramos los precios corrientes, diremos que, en el año
siguiente, cobra 1500 unidades monetarias. La tasa de variación de su salario, en
términos nominales o a precios corrientes, es de un 50%. Pero el trabajador ha
perdido poder adquisitivo, dado que la inflación ha sido de un 100% y su salario
solamente ha subido un 50%. Para tratar este problema existen los precios
constantes, de los que hablaré más tarde.
 Los precios corrientes son muy útiles para su utilización en cocientes de
magnitudes. Por ejemplo, si la persona de nuestro ejemplo quiere calcular la
proporción de su sueldo que dedica a pagar la hipoteca utilizará lo que le cuesta la
hipoteca y lo dividirá por su salario a precios corrientes. Otro ejemplo sería el
gasto público dedicado a policía como porcentaje del Producto Interior Bruto. Para
calcular ese porcentaje utilizaríamos los precios de ese año, los precios corrientes,
en ambas magnitudes.
Los precios constantes

          Los precios constantes son una forma de valorar las magnitudes al precio


de un momento dado. A las magnitudes así valoradas se las
denomina magnitudes reales. Así, por ejemplo, para calcular el PIB de un país a
precios constantes, utilizaremos los precios de ese país de un año determinado,
que denominaremos año base, y cada uno de los años que consideremos
multiplicaremos las cantidades producidas por los precios de ese año base. Lo
que pretenden los precios constantes es descontar la inflación. En nuestro ejemplo
anterior, el trabajador que el segundo año ganaba 1500 unidades monetarias a
precios corrientes en el segundo año, ganará ese segundo año 750 unidades
monetarias a precios constantes del primer año. La explicación es que, como la
inflación del período había sido del 100%, a precios constantes del primer año una
unidad monetaria del segundo año solamente vale media unidad monetaria. De
este modo, podemos decir que el trabajador ha perdido el 25% de su poder
adquisitivo (250 de las 1000 unidades monetarias).
          Los precios constantes tienen una de sus principales aplicaciones en el
cálculo de tasas de variación. Así, por ejemplo, cuando queremos medir el
crecimiento del PIB, ese crecimiento que tanto aparece en la prensa, nos
referimos al crecimiento del PIB a precios constantes, o PIB real que también se
denomina. Se hace así porque los valores son el producto de cantidades por
precios. Si lo que nos interesa es valorar cómo ha crecido una cantidad, utilizamos
los mismos precios en los períodos que vamos a comparar para desprendernos
del efecto que tiene la variación de los precios en la variación de los valores.
Diferencia entre precios corrientes y precios constantes
PRECIOS CORRIENTES PRECIOS CONSTANTES
Precios de los productos afectados Se refieren a datos reales
por la inflación.
Precios dados por el mercado. Para calcularlo se utiliza un año base
Precios observados en los Precio expresado en unidades
supermercados.
Valor que tiene asignado un producto o Calcular el PIB
servicio
Precios del momento en que se realiza Se mantienen en un mismo valor por
la operación un periodo considerable
Influye el efecto de la deflación y Se utiliza para calcular la tasa de
inflación variación
Difíciles de comparar, con relación al Precios que no sufren los efectos de la
poder adquisitivo que tenga. inflación
El poder adquisitivo se modifica a lo Estimar el valor monetario de ciertos
largo del tiempo indicadores económicos.

Con respecto a el cuadro anterior podemos identificar varias diferencias que se


encuentran entre los precios corrientes y los precios constantes, se evidencia que
una gran diferencia entre estos dos tipos de mediciones de precios principalmente
es la forma que de manera directa afecta a uno de estos precios en este caso
estamos hablando de los precios corrientes que son los que conforme al tiempo el
poder adquisitivo de este se modifica en ese momento es donde vemos de
manera directa como la inflación afecta a estos además de son difíciles de
comparar con respecto a lo anteriormente mencionado con relación al poder
adquisitivo que se tenga, sin embargo a los precios constantes no les afecta esta
inflación debido a que se mantienen en su mismo valor por un periodo
considerable, por eso se dicen que son los valores reales expresados en
unidades, esto quiere decir que son menos complicados para validar información y
generar algún tipo de informe.

Bibliografía
https://argumentoseconomicos.com/2014/02/28/los-precios-corrientes-constantes-y-en-paridad-
de-poder-de-compra/