Está en la página 1de 3

Es un documental que muestra como desde diferentes estrategias y puntos de vista, el humano

podría llegar a interactuar forma consciente y amigable con la naturaleza sin destruir todo a su
paso y sobreviviendo de la mano de la misma, y por ende evitar cambios aún más drásticos e
irreversibles que puedan generar la posible extinción humana en masa.

El documental inicia con la preocupación de una publicación en la revista científica de Nature


donde un grupo de 21 científicos por medio de una investigación anuncian la posible extinción de
la humanidad a causa del cambio climático y el crecimiento exponencial de la población,
afirmando también que habrá un cambio abrupto en la biología de la tierra que no se veía desde la
última glaciación (hace más o menos unos once mil años). Es allí donde un grupo de personas que
no eran científicos deciden iniciar un viaje alrededor del mundo buscando a hombres y mujeres
que ofrecían alternativas distintas y amigables con el medio ambiente para la sustentación y
consumo del ser humano en diferentes áreas básicas de supervivencia para el ser humano como :
la agricultura, energía, economía, democracia y educación. Estas estrategias se caracterizan por
reducir el impacto de muchos problemas actuales y demostrar como estas problemáticas pueden
ser resueltas de diferentes formas dando diferentes respuestas asegurando un mejor futuro,
mucho más sostenible, económico y equilibrado. También cada uno de esto problemas se irá
enlazando formando un solo esquema global que responde a nuestra propia realidad y
mostrándonos que la idea de pensar en un mundo amigable con la naturaleza, en donde el ser
humano haga parte, no es ninguna utopía.

También se recuerda como desde hace algunos años atrás, se han venido dando cambios en el
medio ambiente de manera continua y veloz a los cuales no les podemos seguir el ritmo.  El hablar
de estos cambios se ha vuelto algo de nuestra cotidianidad hasta el punto que se ha normalizado
el que estos sucesos ocurran y se llegado hasta tal punto que nos parece atractiva la idea de las
diversas formas en las cuales la humanidad puede llegar a ser extinta llegándolo a plasmar en
multitud de películas y dejando de lado cualquier oportunidad de una temática filmográfica donde
los humanos tomemos las riendas del problema y ejerzamos soluciones para evitar nuestra posible
extinción.

Este documental nos recuerda la urgente necesidad de cambiar ese sistema de consumo que está
arraigado en nuestras culturas, por un paradigma del cuidado, en donde seamos seres humanos
con consciencia de unidad que cuidan de sí mismos, de su comunidad y del planeta. Las temáticas
incluidas en el documental resultan atractivas y cercanas al público, debido al lenguaje claro y
sencillo en el que se presentan. Se destaca que: "allí donde las naciones fallan, las ciudades
producen éxito". 
Este primer capítulo inicia con la reflexión de cómo la alimentación es básica para la supervivencia
del ser humano dándonos la connotación de que la escasez puede significar el fin es allí donde
inician inicia este viaje hacia dos importantes ciudades las cuales afrontaron crisis económicas
severas en donde la agricultura se convirtió en una muy buena solución para mitigar la escasez de
comida a la cual se enfrentaron. Dando resultados amigables con el medio ambiente donde por
ejemplo se potencio la agricultura urbana, se les dio una mejor calidad de vida a sus habitantes y
se permitió que los habitantes estuvieran en una relación más directa con la naturaleza.

Así es la primera ciudad en visitar es Detroit donde  La crisis económica que vivió esta
región, los  llevo a la creación de huertas y  granjas urbanas como D-Town , que luchan por
regresar la vida a las ciudades y por reducir el impacto ambiental que tiene la producción de
alimentos. Allí se nos muestra la importancia de tener una independencia alimentaria para
cualquier tipo de comunidad ya que ninguna podría estar exenta de sufrir una gran crisis en donde
muchos recursos proporcionados por las grandes industrias como la alimentaria podrían llegar a
ser muy escasos o incluso llegar a no haber, también nos muestran el contraste de la agricultura
urbana y la rural en donde ambas son muy importantes en que se desarrollen. La agricultura
urbana puede ser un punto de partida para devolverle el verde y el oxígeno que tanto necesitan
las grandes ciudades y por otra parte la agricultura rural puede llegar a proporcionar un punto de
descongestión mental y de reflexión para las personas que trabajan o están en áreas rurales, tal y
como lo afirma uno de los personajes el cual considera la granja como un lugar sagrado.

Sin embargo se tiene que reconocer que para que este proyecto pueda funcionar se necesita de
entender la agricultura como un arte y relacionarse con este. Otro factor es que se necesita mano
de obra para ser un proyecto exitoso.

La próxima ciudad en visitar es Todmorden una pequeña ciudad del Reino unido donde nos
plantean varios puntos interesantes pues gracias a la iniciativa dada por algunas mujeres se
decidieron plantar huertas urbanas por toda la ciudad, a lo que sus creadoras llamaron la ruta
urbana comestible, dejando de lado los jardines de propaganda y proponiendo un desarrollo
paisajistico funcional y dando paso a recuperar la conexión entre las personas y la naturaleza para
cambiar el pensamiento de ver la naturaleza como un recurso que ayuda a la existencia de la
especie humana y verlo más bien como un ser al cual debemos gratitud.

También nos centra en la reflexión de cómo las grandes industrias "alimentarias" están a favor de
la economía y no del planeta, dejando de lado a los agricultores quienes son los que en realidad
producen, mientras que si bien, estas industrias pueden producir a gran escala dejan una deuda
completamente destructiva con el planeta sin producir más que daños colaterales a la tierra y a
nuestra salud. Produciendo productos que prometen un alto porcentaje nutricional pero en
realidad no lo son, ya que en su naturaleza el humano se alimentaba de frutos y bayas y no de
alimentos cárnicos o carbohidratos que lo único que hacen es generar una gran variedad de
enfermedades, a su vez la producción industrial de estos alimentos genera una gran tala de
árboles, una devastación de las reservas de agua, reducen las zonas forestales, destruyen los
ecosistemas de la fauna animal, arrasan con las especies silvestres, torturan a los animales de
granja como gallinas y ganado, intoxican la tierra y a los animales con pesticidas todo esto
dejándonos un sistema realmente explosivo además de monopolizar la economía desplazando al
campesino del campo comercial y económico.

A su vez, como las grandes industrias manipulan a su antojo los gobiernos,  y mantienen engañado
al público. Nos han hecho creer que dependemos de las grandes industrias para que nos
abastezcan de alimentos, cuando en realidad, según los expertos, son los pequeños agricultores
quienes hoy en día abastecen a la mayoría de la población, pues estas industrias dependen de
patentes y de la destrucción masiva para ser “productivos”.