Está en la página 1de 2

Elegir papel de acuarela no es tan complicado como parece, lo primero es que conozcas sus

diferentes propiedades y las cualidades de cada uno. Pero lo más recomendable es que los
pruebes y experimentes tu misma(o) cuál es el papel de acuarela que te acomoda más.

Los papeles para acuarela están elaborados de tal manera que puedan resistir y absorber el
agua y el pigmento para que éste se impregne y quede fijo en el papel. Por lo tanto, siempre
debes fijarte en que en su descripción o especificación salga que es un papel de acuarela o de
técnica mixta. Ahora vamos a la parte técnica:

Gramaje papel de acuarela


El papel se clasifica en función de la cantidad de gramos por metro cuadrado, en otras
palabras, su peso. Por lo tanto, cuanto mayor sea el gramaje de un papel, más resistente y
grueso será.

Lo más importante en esta técnica es el agua, debemos entonces pensar en un gramaje


suficientemente alto para resistirla. El gramaje que más se utiliza en la acuarela es el de 300
g/m², ni demasiado delgado ni demasiado grueso. Si estás recién comenzando te
recomendamos éste, ya que los papeles con menos de 300 g/m² tienden a ondularse
fácilmente y necesitarás tener un buen dominio de la humedad de la acuarela. Por otro lado, en
los papeles con más de 300 g/m², la acuarela tiende a secarse más despacio porque al ser más
pesado y grueso, conservará mejor la humedad. Es para quienes prefieren tomarse su tiempo
y/o trabajar los detalles.

Composición papel de acuarela


Papel algodon acuarela

El papel de acuarela está compuesto por agua, celulosa (pasta de madera) y fibra de algodón.
Hay papeles que están hechos con 100% celulosa, otros con 100% algodón y otros mezclados
con porcentajes de cada uno. Un buen papel de acuarela debe tener al menos un 50% de
algodón, pero los de mayor calidad están hechos con 100% de algodón, son más resistentes,
con mejor elasticidad y mayor absorbencia.

Por otro lado, debes fijarte si el papel de acuarela es libre de ácido de tal manera que dure a lo
largo del tiempo sin perder el color o cambiar su tonalidad. *En Color Animal todos los papeles
de acuarela son libres de ácido.

Texturas papel de acuarela


Finalmente, el papel de acuarela puede tener distintos acabados o texturas y esto depende de
la forma en que están elaborados, la calidad de la pulpa y el proceso de secado. Existen 3 tipos
de acabados:

Grano grueso
Elaboración: Papel rugoso. Se seca a medida que se saca del molde y sin presionar, quedando
una textura más marcada.
Propiedades: Papel más absorbente. Tiende a disminuir la intensidad de los detalles ya que el
agua y los pigmentos se expanden con mayor facilidad en el papel.
Grano fino

Elaboración: Papel prensado en frío. Pasa por unos cilindros que ejercen una determinada
presión sobre el papel que le otorga una textura granulada.
Propiedades: Es la textura que más se utiliza. Su superficie, ni demasiado lisa ni demasiado
marcada, es fácil de usar y se adapta muy bien a las necesidades de la acuarela.
Grano satinado

Elaboración: Papel prensado en caliente. Pasa por unos cilindros de metal pulido a alta
temperatura y presión, creando una dilatación y expansión de la fibra para lograr un acabado
muy liso.
Propiedades: Esta textura lisa es ideal para quienes prefieren trazos finos y detallados. Es muy
frecuente en las ilustraciones botánicas. Además, la densidad de su fibra hace que su
absorción sea menor por lo tanto tiende a producir un secado desigual. Esto puede ser tanto
positivo como negativo: todo depende de lo que necesites lograr.

También podría gustarte