Está en la página 1de 1

Que criterios son tenidos en cuenta para que la normatividad internacional

entre a hacer parte de nuestro bloque de constitucionalidad

Para que una norma sea válidamente parte del bloque de constitucionalidad debe cumplir los
requisitos del artículo 93 de la Constitución política de Colombia.

 Los tratados y convenios internacionales ratificados por el Congreso, que reconocen los
derechos humanos y que prohíben su limitación en los estados de excepción, prevalecen
en el orden interno. Los derechos y deberes consagrados en esta Carta, se interpretarán
de conformidad con los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por
Colombia. El Estado Colombiano puede reconocer la jurisdicción de la Corte Penal
Internacional en los términos previstos en el Estatuto de Roma adoptado el 17 de julio de
1998 por la Conferencia de Plenipotenciarios de las Naciones Unidas y,
consecuentemente, ratificar este tratado de conformidad con el procedimiento establecido
en esta Constitución. La admisión de un tratamiento diferente en materias sustanciales por
parte del Estatuto de Roma con respecto a las garantías contenidas en la Constitución
tendrá efectos exclusivamente dentro del ámbito de la materia regulada en él.

Unos de los criterios principales es que cada ley o convenio ratificado por Colombia y que pretenda
ser parte del bloque de constitucionalidad debe ir a la par de la Constitución es decir normas que
sean consideradas por la cara como fundamentales y principales dentro de la ley ordinaria del país,
en donde primen los derechos fundamentales.

Aquellas que sin aparecer formalmente en la constitución son utilizadas como parámetros para el
control de constitucionalidad de las leyes, aquellas que ayuden a resolver controversias y que de
alguna forma sirva de punto de partida o de base de los jueces o entidades administrativas para la
solución de algún caso concreto. Estos convenios entran al bloque con previo estudio y
autorización de la Corte constitucional.

Aquellos instrumentos que, no cumplen los requisitos para ser tratados y aunque no han sido
ratificados por Colombia, pero son un derecho u obligación y hayan sido declarados
internacionalmente como una norma Ius cogen (imperatiividad superior) deben ser considerados
como parte integral del bloque de constitucionalidad. (en el caso de la declaración universal de los
derechos humanos, citada en las sentencias T-1211/00, C-505/01, en donde la corte establece que
la libertad de investigación consagrada en el artículo 19 de la declaración universal de los derechos
humanos se encuentra integrada a la legislación interna por virtud de su vinculación al bloque de
constitucionalidad. En esa misma sentencia se inserta dentro del bloque a la declaración américa
de los derechos del hombre y del ciudadano sobre pasando así el marco formal que imponía el
artículo 93)

Leyes estatutarias que ayuden a decidir la constitucionalidad o inconstitucionalidad de los derechos


administrativos.

Con esto podemos concluir que es deber del estado coordinar el derecho interno con las normas
internacionalmente acordadas mientras estas representen un avance en los derechos humanos y
en la integración del derecho internacional en el derecho interno de una manera eficiente.