Está en la página 1de 129

S190818LN01

Economía | Estados Unidos


Los mercados dan alertas ante los temores de que caiga la economía global

Los rendimientos de los bonos y los precios de las divisas y las commodities muestran signos
preocupantes; las tres luces de alerta que se encendieron

Los rendimientos de los bonos y los precios de las divisas y las commodities muestran signos
preocupantes; las tres luces de alerta que se encendieron Fuente: AFP

The Economist

18 de agosto de 2019

Encontrarle sentido a lo que pasa en los mercados financieros es como buscar patrones en un
mar embravecido. La información que emerge es producto de compras y ventas que hacen las
personas, con todas sus contradicciones. Los precios reflejan una mezcla de emociones,
prejuicios y frío cálculo. Pero, tomados en su conjunto, los mercados expresan algo sobre el
ánimo de los inversores y el humor reinante. Y el ánimo dominante en los mercados hoy, como
también ha sido durante gran parte de la última década, no es de complacencia, sino de
ansiedad.

Un hecho en el cual eso se hace evidente es el apetito asombroso por los activos que resultan
más seguros: los bonos estatales. En Alemania, donde la última estadística difundida indica
que la economía se está achicando, las tasas de interés son negativas, tanto para los depósitos
a 24 horas como para los bonos a 30 años. Entonces, los inversores que compren y retengan
bonos hasta su madurez, tendrán una pérdida. En Suiza los rindes negativos se extienden a los
bonos a 50 años. Incluso en la Italia endeudada y proclive a la crisis un bono a 10 años rinde
solo 1,5%.

Mientras tanto, en Estados Unidos la curva se invierte: las tasas de interés para los bonos a 10
años están más bajas que las de los papeles a tres meses. Es una situación peculiar que
anticipa una recesión.

La angustia es evidente en otras latitudes. El dólar como moneda de resguardo elevó su


cotización frente a muchas otras divisas. El oro está en su precio más alto en seis años. Los
precios del cobre, un indicador del estado de la industria, han caído fuertemente. El valor del
petróleo ha caído a US$60 el barril.

Hay quienes temen que estas señales extrañas anticipen una recesión global. Y lo cierto es que
se están acumulando nubes de tormenta. En China, la producción industrial está creciendo a
su ritmo más lento desde 2002. La expansión de Estados Unidos, que lleva una década, es la
más prolongada de la que se tenga registro y la sensación es que hace tiempo que debió haber
una baja. Los inversores temen que el mundo se vuelva como Japón, con una economía torpe
que se debate con la deflación y que, por tanto, es proclive a retroceder.
Temor, no realidad

Pero lo cierto es que hasta ahora la recesión es un temor y no una realidad. La economía
mundial sigue creciendo, aunque a un ritmo menor que en 2018. Su fortaleza se basa en el
consumo, en particular en Estados Unidos. Hay mucho empleo, los salarios están en alza, el
crédito es abundante y la nafta, barata. Además, hubo pocas señales de la exuberancia que
suele preceder a una caída.

Los directorios de las compañías que cotizan en bolsa y los accionistas a los que
supuestamente sirven apuestan a lo seguro. Las empresas son ahorristas en términos netos y
los inversores han apoyado a las firmas que generan dinero sin tener que gastar mucho en
activos fijos. Esto se ve en el contrapunto existente entre la bolsa estadounidense en alza,
dominada por firmas de internet y de servicios de escaso capital fijo que dan ganancias, y las
bolsas europeas, que crujen bajo el peso de los bancos y las automotrices.

Si no ha habido boom y la economía mundial aún no está en quiebra, ¿por qué los mercados
están tan ansiosos... La mejor respuesta es que las firmas y los mercados se debaten con la
incertidumbre.

Ese factor, y no los aranceles, es el mayor daño causado por la guerra comercial entre Estados
Unidos y China. La disputa se ha extendido desde las importaciones de algunos metales
industriales a categorías más amplias de productos acabados. Se abrieron nuevos frentes,
incluyendo las cadenas de producción de tecnología y, este mes, también las divisas. En
momentos en que Japón y Corea del Sur permiten que sus diferendos históricos deriven en
una disputa comercial, no está claro quién será el próximo en dejarse arrastrar a la contienda.
Como es difícil revertir grandes inversiones, las firmas no están inclinadas a concretarlas.

Una medición de JP Morgan Chase sugiere que, a nivel global, las inversiones de capital están
cayendo. Las señales de una inversión limitada aparecen en encuestas que muestran caídas en
el ánimo de los empresarios, en la producción industrial del mundo en baja y en el tartamudeo
de las economías dominadas por la actividad manufacturera, en particular, la alemana.

Los bancos centrales también están ansiosos y hacen más laxas sus políticas. En julio, la
Reserva Federal bajó los tipos de interés por primera vez en una década, como reaseguro
contra una caída. Es probable que a ello le sigan más recortes. Los bancos centrales de Brasil,
la India, Nueva Zelanda, Perú, Filipinas y Tailandia han reducido sus tasas testigo desde que
actuó la Fed. Es probable que el Banco Central Europeo retome su plan de compra de bonos.

Pese a estos esfuerzos, la ansiedad podría convertirse en alarma y el crecimiento lento podría
transformarse en recesión. Vale la pena seguir tres señales de alerta.

Tres luces de alerta

La primera está vinculada al dólar, que es un termómetro del apetito por el riesgo. Cuanto más
los inversores se refugian en la seguridad del billete verde, tanto más es señal de que ven
peligro por delante.
En segundo lugar vienen las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. En la
semana que pasó, el presidente Donald Trump demoró inesperadamente la aplicación de los
aranceles anunciados el 1º de agosto para algunas importaciones, lo que generó esperanzas de
que se llegue a un acuerdo. Eso podría ser favorable para sus propios intereses, porque una
economía en acenso es crítica para sus perspectivas de reelección en 2020. Pero puede ser que
esté calculando mal las probabilidades de una caída de la actividad.

El tercer factor al que hay estar atentos es el de los rindes de los bonos corporativos en
Estados Unidos. Los costos de financiamiento se mantienen llamativamente bajos. Pero el
spread -el rinde extra- que los inversores requieren para retener deuda corporativa más
riesgosa ha comenzado a incrementarse. Si el creciente nivel de ansiedad fuera a causar una
explosión de los spreads, a las firmas altamente endeudadas les resultaría más costoso
renegociar sus vencimientos. Eso las llevaría a reducir sus nóminas y sus inversiones para
poder cumplir con el pago de intereses. Entonces, se acercaría la probabilidad de una recesión.

Cuando en el futuro se ponga la mirada en el pasado (es decir, en el hoy) se encontrarán


abundantes inconsistencias en la configuración de los precios de activos.

La ansiedad extrema en los mercados de bonos puede llegar a verse como una forma de
irresponsabilidad. Por ejemplo, ¿cómo pudieron los mercados llegar a ligar el ascenso del
populismo con el temor a la deflación? Es una idea extraña que una repentina caída de la
actual ansiedad pueda llevar a violentos cambios de precios.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

Por: The Economist

ADEMÁS

La turbulencia económica inquieta a Trump y se mete en la campaña para 2020

Tensión en el Mediterráneo: EE.UU. ordenó incautar un carguero iraní

Comprar Groenlandia: la idea de Trump genera sorpresa

El Gobierno pidió a la Corte Suprema de EE.UU. por el cordobés condenado a muerte

¿
S190818LN02
El Mundo | Afganistán
Afganistán: un atentado en un casamiento en Kabul dejó al menos 63 muertos y 182 heridos

Entre las víctimas hay mujeres y niños; es el peor ataque en meses en la capital afgana

Entre las víctimas hay mujeres y niños; es el peor ataque en meses en la capital afgana Fuente:
Reuters

18 de agosto de 2019 • 04:08

KABUL (AFP).- Al menos 63 personas murieron y 182 resultaron heridas en un atentado suicida
el sábado por la noche en un casamiento en Kabul, el peor ataque en meses en la capital
afgana, en momentos en que la población aguarda un acuerdo entre los talibanes y Estados
Unidos.

El portavoz del ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, precisó: "Entre las víctimas hay mujeres y
niños". Asimismo, dio a conocer el terrible balance de este ataque. "Fue perpetrado por un
kamizake que hizo detonar sus explosivos", dijo. Según indicó el portavoz, la explosión tuvo
lugar este sábado en la sala de bodas Shar Dubai en el oeste de Kabul.

Los voceros talibanes negaron la implicación del grupo insurgente en el ataque. "El Emirato
islámico (nombre que se dan los talibanes) condena con firmeza el atentado contra civiles en
Kabul. Cometer este tipo de asesinatos deliberados y brutales y tomar como blanco a mujeres
y niños no tiene ninguna justificación", expresaron vía Twitter dos portavoces talibanes.

Un atentado en una boda dejó al menos 63 muertos y 182 heridos

Un atentado en una boda dejó al menos 63 muertos y 182 heridos Fuente: Reuters

La filial afgana del grupo Estado Islámico (EI), el otro grupo terrorista activo en este país en
guerra, no se manifestó.

Mohamad Farhag, una de las personas presentes en la boda, dijo que se encontraba en el área
reservada a las mujeres cuando oyó una gigantesca explosión en la zona masculina. "Todo el
mundo corrió hacia fuera gritando y llorando", explicó. Y agregó: "Durante unos 20 minutos la
sala permaneció llena de humo. Casi todo el mundo en la sección de hombres estaba muerto o
herido". La víctima contó que dos horas después del ataque continuaban retirando cuerpos de
la sala.

La bodas en Afganistán son eventos multitudinarios, con centenares e incluso miles de


invitados celebrando juntos el casamiento en salas de dimensiones industriales, donde los
hombres generalmente están separados de mujeres y niños.

Un atentado en una boda dejó al menos 63 muertos y 182 heridos

Un atentado en una boda dejó al menos 63 muertos y 182 heridos Fuente: Reuters
Los insurgentes atacan periódicamente los casamientos, vistos como objetivos "blandos" por
tener mínimas medidas de seguridad.

El 12 de julio, al menos seis personas murieron en un ataque suicida en otra boda en la


provincia oriental de Nangarhar. El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó el atentado.

El portavoz gubernamental Feroz Bashari afirmó que la explosión era "un signo claro de que los
terroristas no pueden ver a los afganos expresando felicidad".

La explosión del sábado llega en un momento en que Estados Unidos y los talibanes ultiman un
esperado acuerdo para pactar una reducción considerable de las tropas estadounidenses en
Afganistán a cambio de que los insurgentes respeten un alto el fuego, rompan lazos con Al
Qaida y negocien con la administración de Kabul un acuerdo de paz duradero.

ADEMÁS

¿
S190818LN03
El Mundo | Brasil
La Argentina, un socio comercial y político todavía necesario para Brasil

Crédito: Ilustración Ippóliti

Además de su intercambio económico, los analistas destacan que es una relación clave para la
dinámica regional y advierten sobre los riesgos de un distanciamiento,B

Alberto Armendáriz

18 de agosto de 2019

RÍO DE JANEIRO.- ¿Cuán necesaria es hoy la Argentina para Brasil? Tras las elecciones primarias
del domingo pasado, el ultraderechista Jair Bolsonaro apuntó su pesada artillería retórica
contra la fórmula presidencial opositora de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Los llamó
"bandidos de izquierda", advirtió sobre una oleada migratoria de argentinos hacia Brasil si el
Frente de Todos ganara en octubre y amenazó con abandonar el Mercosur si un eventual
nuevo gobierno peronista pusiera en marcha políticas proteccionistas. A juzgar por el tono
estridente de Bolsonaro y de su ministro de Economía, Paulo Guedes -que resaltó que Brasil no
necesita de la Argentina para crecer-, los brasileños podrían prescindir de su vecino sin
problemas.

Sin embargo, los analistas brasileños no concuerdan con esa visión. Resaltan que mantener
una relación bilateral conflictiva pondría en riesgo no solo los propios intereses comerciales de
Brasil, sino toda la dinámica política en América del Sur, donde ambos países han cooperado
estrechamente en las últimas tres décadas para resolver crisis regionales e impulsar un mayor
protagonismo internacional de América Latina.

"La Argentina es hoy el tercer socio comercial de Brasil, después de China y Estados Unidos,
pero más importante aún, es el principal destino de las manufacturas brasileñas. Más del 90%
de los productos exportados de Brasil a la Argentina son bienes manufacturados", subrayó a LA
NACION José Augusto de Castro, presidente de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil. "Si
ese flujo sufriera alteraciones -con barreras, cuotas o aumentos de aranceles como
consecuencia de un desentendimiento entre los gobiernos de los dos países-, la industria
brasileña sufriría un gran impacto. Habría una fuerte caída de la actividad económica y un
incremento de mano de obra desocupada. Eso, en el ambiente preocupante que hoy vivimos,
al borde de la recesión [el PBI se contrajo 0,2% en el primer trimestre, y las proyecciones de
crecimiento para este año se desplomaron de 3% a 0,8%] y con una alta tasa de desempleo, de
12%, sería muy negativo", explicó.

Desde 1991, gracias a la creación del Mercosur -integrado también por Paraguay y Uruguay-, el
intercambio comercial entre la Argentina y Brasil estalló: pasó de apenas 2000 millones de
dólares en 1990 a un récord de 39.600 millones de dólares en 2011. Desde aquel año, el
comercio bilateral sufrió altibajos al compás de las crisis en uno y otro país, con una profunda
caída entre 2014 y 2016, como consecuencia de la peor recesión de la historia brasileña (2015-
2016).

El año pasado, el intercambio comercial bilateral fue de 26.002 millones de dólares, con un
superávit para Brasil de 3900 millones de dólares. Los principales productos importados por la
Argentina desde Brasil fueron automóviles de pasajeros, vehículos de carga, autopartes,
mineral de hierro y tractores. Ya en los primeros seis meses de este año, la balanza comercial
entre los dos países alcanzó los 10.461 millones de dólares, con un superávit para la Argentina
de 149 millones de dólares, en gran parte debido a la devaluación del peso, que abarató los
productos argentinos, aumentaron las exportaciones y se redujeron las importaciones desde
Brasil. De mantenerse esta tendencia en la segunda mitad del año, sería la primera vez que
Brasil tendría un déficit comercial con la Argentina desde 2003.

Las inversiones también se resintieron en los últimos años de vaivenes económicos en uno y
otro país. Actualmente el stock de inversiones directas brasileñas en la Argentina es de 5913
millones de dólares, luego de haber tenido un récord de 7093 millones de dólares en 2012,
según datos del Banco Central brasileño. Por su parte, del lado argentino, las inversiones
directas en Brasil suman hoy 1346 millones de dólares, tras el máximo de 2449 millones de
dólares en 2010.

"Mientras tanto, quien amplió su comercio con ambos países y sus inversiones fue China. Por
eso, cualquier espacio que Brasil deje en la Argentina, sería ocupado por los chinos, que se
encuentran en medio de una guerra comercial con Estados Unidos y están buscando fortalecer
sus mercados", señaló De Castro.

El acuerdo recientemente firmado para el libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea
(UE) -que aún tiene que ser ratificado por los países de ambos lados- había reavivado las
expectativas de una fuerte propulsión al bloque sudamericano pese a los cuestionamientos
europeos a la política ambiental de Bolsonaro.

Ahora, si surgieran tensiones entre los dos principales socios del Mercosur, el pacto podría
quedar en el olvido. Así como otros esfuerzos de cooperación regional e internacional.

"La relación entre la Argentina y Brasil es mucho más que un vínculo bilateral, es un pilar para
toda la dinámica política en América del Sur. Si estos dos países no se entienden, nada
funciona desde el punto de vista de la cooperación regional. La región estuvo muy
fragmentada hasta los 80, la coordinación estratégica solo se empezó a dar después del
tratado de 1991, que fue el gran momento de la diplomacia argentina y brasileña", indicó
Oliver Stuenkel, profesor de Relaciones Internacionales de la Fundación Getulio Vargas, en San
Pablo.

La sintonía entre el Palacio San Martín y el Palacio de Itamaraty produjo resultados positivos
en el marco de la ONU y la Organización de los Estados Americanos (OEA), en temas tan
variados como las misiones de paz, el uso pacífico de la energía nuclear, la agricultura, el
combate al narcotráfico, la migración, el proceso de paz en Colombia o la actual crisis en
Venezuela.
"La cooperación entre la Argentina y Brasil le dio una voz a América del Sur en el G-20, foro en
el que cada país por si solo no hubiera tenido peso ni relevancia", destacó Stuenkel, que
recordó que ambos países también aspiran a formar parte de la Organización para la
Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Ahora, los ataques verbales entre Bolsonaro y Fernández hacen prever un regreso a viejas
preocupaciones de rivalidad militar. "La retomada de una visión conflictiva entre Brasil y la
Argentina tendría serias consecuencias para la política de defensa brasileña. Los militares
deberían establecer mayores controles fronterizos y eso crearía un gran problema porque las
Fuerzas Armadas brasileñas no pueden estar en todas las fronteras", advirtió Mónica Hirst,
profesora de Relaciones Internacionales de la Universidad Torcuato Di Tella, la Universidad
Nacional de Quilmes y la Universidad de San Pablo.

Para la especialista, Estados Unidos -que ya intentó obstaculizar el acuerdo entre el Mercosur y
la UE- buscaría aprovechar la situación creando la expectativa de un vínculo especial con Brasil,
que con Bolsonaro se volvería representante de los intereses estadounidenses en América del
Sur contra el avance de las fuerzas de izquierda. "En el contexto de tensiones crecientes con
Venezuela, el hostigamiento de Bolsonaro a la Argentina generaría una turbulencia política
enorme en la región, profundizaría la fragmentación", recalcó.

Para evitar llegar a esas instancias tan perjudiciales, el exembajador brasileño en la Argentina
Marcos Azambuja (1992-1997) exhortó a Bolsonaro y a Fernández a dejar de lado la escalada
retórica antes de que sea demasiado tarde y concentrarse en retomar discursos más sobrios,
maduros y constructivos.

"No podemos dejar que la incontinencia verbal y la imprudencia de nuestros líderes afecten la
relación", dijo Azambuja.

Por: Alberto Armendáriz

ADEMÁS

Las tres razones detrás de las amenazas de Bolsonaro sobre la Argentina

Bolsonaro respaldó la amenaza de salir del Mercosur si ganara Alberto Fernández

Bolsonaro, furioso con Noruega por congelar los fondos para la Amazonia

Miguel Pichetto: "Alberto Fernández quería un dólar de $70 en la campaña de las PASO"

¿
S190818LN04
Economía | Negocios
La otra YPF: los proyectos de la petrolera más allá de la explotación de Vaca Muerta

La compañía tiene sus expectativas puestas en un horizonte de recursos abundantes, pero a la


vez desarrolla planes de investigación y emprende con la creación de otras firmas para avanzar
en el campo de las energías de fuentes renovables

La compañía tiene sus expectativas puestas en un horizonte de recursos abundantes, pero a la


vez desarrolla planes de investigación y emprende con la creación de otras firmas para avanzar
en el campo de las energías de fuentes renovables Fuente: Archivo

María Eugenia Estenssoro

18 de agosto de 2019

La estilizada avioneta de la compañía YPF (con revestimientos interiores nacarados, comprada


a un jeque árabe por Sebastián Eskenazi durante el período en el que estuvo como CEO) partió
del aeropuerto de San Fernando hacia Neuquén antes del amanecer. Miguel Gutiérrez, actual
presidente de la petrolera, quería llegar a Vaca Muerta cuanto antes. Deseaba mostrarnos al
pequeño grupo de periodistas y ejecutivos que lo acompañábamos que la Argentina está a
punto de asegurar energía abundante y a costos muy competitivos para un despegue
industrial. Pero el encuentro también sirvió para hablar sobre la transformación de la petrolera
y la generación de nuevos negocios, que están en línea con la tendencia al crecimiento de la
participación de energías de fuente renovable y con el desafío de desarrollar mayor
investigación.

"En pocos años pasamos de un escenario de energía escasa, con cortes permanentes a la
industria y con importaciones imposibles de financiar, a un horizonte de energía abundante
producida localmente a precios competitivos", explicó Gutiérrez, que se mostró entusiasmado.

"Este es un cambio estructural. Fui a ver a los empresarios de la Unión Industrial Argentina
para preguntarles qué piensan hacer con este nuevo panorama", agregó.

En Estados Unidos, el boom de la producción de gas y petróleo no convencional provocó una


fuerte caída en los precios e impulsó un proceso de reindustrialización. Lo mismo podría
ocurrir en nuestro país. En este 2019 se alcanzó el nivel más alto de producción de gas de los
once últimos años. El precio del gas para la industria local es de 3,5 dólares por millón de BTU,
muy cerca de los 3 dólares de Texas. "En Brasil la industria paga en promedio 10 dólares el
millón de BTU y en Chile, 7 dólares. Uruguay produce energía renovable a precios más altos.
Esta es una ventaja estratégica para nuestro país", señaló el ejecutivo.

Durante el gobierno anterior, cuando la entonces presidenta Cristina Kirchner y el entonces


ministro de Economía Axel Kicillof declamaban la soberanía energética, importábamos más de
10.000 millones de dólares al año, dada la caída sistemática de la producción argentina.
"La energía es el motor productivo de un país. La política tiene que comprenderlo", sostuvo
Gutiérrez. Para alcanzar la producción actual, fue necesario innovar tecnológicamente para
bajar los costos de perforación. En 2015, cada pozo no convencional costaba 34 millones de
dólares y hoy cuesta 9 millones de dólares. YPF está por lanzar otro ambicioso plan de
"recuperación terciaria" en todo el país, con modernas técnicas de estimulación para revertir
la declinante producción de los antiguos yacimientos convencionales. "Ahí tenemos otra Vaca
Muerta", analizó el ejecutivo.

Vuelo a la transformación

Pero más allá de los hidrocarburos, durante el vuelo de regreso a Buenos Aires, el presidente
de YPF reveló con entusiasmo que la compañía está en plena transformación. Ha encarado la
transición hacia la producción de energías renovables y limpias, a tono con los retos que
imponen el cambio climático y la disrupción tecnológica global. En pocas décadas se prevé un
mundo libre de energía fósil, con usinas y autos eléctricos impulsados a litio, hidrógeno,
energía eólica y solar. Por eso YPF cambió su visión y su modelo de negocios: "Ya no somos una
empresa de petróleo, somos una compañía de energía y movilidad", definió Gutiérrez.

Esta nueva visión es visible y palpable en Y-TEC, la empresa creada en 2013 por YPF y el
Conicet a instancias de Cristina Kirchner. Su moderna sede circular de 13.000 metros
cuadrados, ubicada en la localidad bonaerense de Berisso, cuenta con 47 laboratorios de
vanguardia y un presupuesto anual de 30 millones de dólares. Gran parte de sus 280
empleados son científicos, tecnólogos, becarios e ingenieros expertos en geología, física,
química, petróleo, inteligencia artificial, biología molecular, nanotecnología, energías
renovables y nuevos materiales. YPF invirtió el 51% del capital inicial y tiene la conducción. El
Conicet aportó el otro 49% y su red nacional de institutos y laboratorios.

Recientemente, la petrolera lanzó YPF Ventures, un fondo de capital de riesgo para invertir en
novedosos emprendimientos tecnológicos. Por otra parte, YPF Luz, su brazo eléctrico, quiere
ser líder en la distribución de energías limpias para el sector de la industria.

En los últimos años, una enorme cantidad de economistas y funcionarios han instalado la idea
de que Vaca Muerta es la tabla de salvación que permitirá el despegue de nuestro país. Contar
con petróleo y con gas abundante a costos competitivos es una gran ventaja. Pero sería necio
desconocer que el mundo está migrando rápidamente hacia un nuevo paradigma energético y
económico. De energías fósiles a energías renovables, de un modelo productivo depredador de
los recursos naturales y el medio ambiente a uno que debe trabajar con y a favor de la
naturaleza. De ello depende la supervivencia de nuestro planeta y de la humanidad.

Por otra parte, se ha comprobado que las naciones que lograron desarrollarse velozmente en
las últimas décadas y multiplicar su ingreso per cápita y bienestar lo hicieron poniendo la
innovación científico-tecnológica en el centro de su estrategia productiva. Como Israel, Corea
del Sur, Estonia, Irlanda e incluso Islandia, un pequeño país cercano al Mar Ártico. La Argentina
solo podrá dar un salto en su desarrollo económico y social si en lugar de exportar materias
primas se decide a producir y exportar bienes y servicios con alto contenido de materia gris, es
decir, conocimiento.
La cuarta revolución industrial sacude al planeta. Los países (gobiernos, escuelas, empresas y
trabajadores) que no se aggiornen frente a este tsunami tecnológico corren el riesgo de
quedar boyando a la deriva. Por sus dichos, los directivos de la compañía YPF lo saben. Pero
resulta preocupante, en cambio, que un tema absolutamente crucial para nuestro futuro
cercano siga ausente del debate político y las campañas electorales.

De "odio a las petroleras" a trabajar para ser parte de la solución en una materia difícil: el
medio ambiente

Los nuevos paradigmas también son parte de la conversación en la Torre de YPF en Puerto
Madero. Tomás Ocampo es un joven ambientalista, experto en startups que vive en San
Francisco, el corazón de Silicon Valley. Fue contratado para gerenciar YPF Ventures, el nuevo
fondo de capital de riesgo que invertirá en proyectos tecnológicos en Estados Unidos y la
Argentina.

Ocampo llegó a nuestra cita como un verdadero emprendedor: con cardigan marrón, remera
negra y una melenita larga y descontracturada. Un look muy distinto del de su jefe Sergio
Giorgi, director de estrategia de YPF, un ejecutivo de saco y pantalón gris con una notable
experiencia global.

"Conocí a Tomás en un viaje a Silicon Valley que hicimos con el comité ejecutivo. Lo primero
que me dijo fue: 'Odio a las petroleras'. Después de analizar su perfil en energías renovables le
propuse trabajar con nosotros para ser parte de la solución", cuenta Giorgi.

Tomás Ocampo fue el elegido para gerenciar YPF Ventures

Tomás Ocampo fue el elegido para gerenciar YPF Ventures

YPF Ventures tiene como objetivo acelerar la transformación de la corporación, invirtiendo en


iniciativas que muestren hacia dónde van la industria energética y el transporte. Ya hizo una
pequeña inversión en Bird, la firma de monopatines eléctricos de Estados Unidos que ya es
furor en todo el mundo. YPF va a colaborar en su posicionamiento en América Latina. "El
recorrido promedio de las personas en una ciudad es de 5 kilómetros. ¿La movilidad principal
seguirá siendo el auto o será el monopatín?", pregunta Ocampo.

"En lugar de ignorar los cambios y usar nuestro poder para bloquear a potenciales
competidores, YPF ha decidido asociarse con ellos y ser protagonista del mundo que viene,"
explica Giorgi.

Los ejecutivos de YPF son conscientes de que la industria automotriz tradicional llegó a su pico
de maduración. En Estados Unidos sus ventas declinan año tras año. Los jóvenes ya no aspiran
a comprarse un auto propio. Es caro y antiecológico. En Europa y Asia hay ciudades con
transporte público gratuito y de última generación. Quieren eliminar el tráfico y la polución.

YPF Ventures también invirtió en Sustentator, un emprendimiento argentino que ofrece


soluciones de energías renovables para la industria, el comercio y el hogar. Es una manera de
conocer de cerca las necesidades y deseos del consumidor. Esta iniciativa está en línea con uno
de los proyectos más significativos de YPF Luz, el brazo eléctrico de la petrolera. El año pasado
firmó un acuerdo con Toyota para abastecer la planta de Zárate, donde se fabrican 140.000
camionetas Hilux al año para América Latina, con energía eólica en un 100%.

Se proponen llegar a esa meta en 2020. YPF Luz transporta la energía desde el Parque Eólico
Manantiales Behr de Chubut y a partir del año próximo también lo hará desde el Parque Eólico
Los Teros de Azul. YPF Luz es líder en el Mercado a Término de Energías Renovables (Mater).
Tiene acuerdos firmados con Toyota y Coca-Cola Femsa por el 100% de sus demandas
energéticas, a 10 y 15 años respectivamente. Con Profértil firmó otro convenio por el 60% de
la energía que usa, en un contrato a 21 años, el más largo en su tipo. Recientemente sumó a
Holcim, para sus cinco plantas en el país, por el 35% de su consumo de energía.

La mutación hacia las energías renovables habría sido imposible hace cuatro años. El país no
las producía, porque con tarifas de gas y electricidad artificialmente subsidiadas no había
ningún incentivo para invertir y comenzar esta transición, que resulta fundamental.

Inversiones: La compañía YPF Ventures se dedicará a poner dinero para negocios


relacionados con proyectos tecnológicos en EE.UU. y la Argentina

Electricidad: La compañía petrolera tiene también su "brazo eléctrico", YPF Luz, un proyecto
para proveer energía a la industria

Un desarrollo hecho en conjunto con el Conicet para investigar e implementar nuevas


tecnologías

"Inicialmente, Y-TEC se pensó como una compañía de I+D para Vaca Muerta. Pero la nueva
visión de YPF potenció nuestro rol y lo multiplicó por diez", explicó Santiago Sacerdote,
gerente general de esta compañía, que tiene su sede en Berisso, diseñada a semejanza de una
enorme nave espacial. Sacerdote, un ingeniero con experiencia en los sectores público y
privado, fue vicepresidente del Conicet entre 2012 y 2015. Allí participó de varias iniciativas
para vincular a la ciencia con la producción. Esa es su vocación.

"No está claro cómo van a ser los escenarios energéticos del futuro. Desde hace tres años
estudiamos el litio y montamos una planta piloto para la producción de celdas para baterías.
También estamos explorando las posibilidades del hidrógeno", señaló durante una visita al
laboratorio de energías renovables.

Y-TEC presentó recientemente la patente de un nuevo material anódico, basado en un


compuesto de silicio, que presenta un 25% de mejoría en la capacidad de almacenamiento de
litio y ciclos más rápidos de carga y descarga respecto de los productos existentes. Y-TEC
investiga si en un futuro cercano podríamos exportar materiales activos para la fabricación de
celdas.

Entre los 54 proyectos de investigación en marcha, el programa Roca Digital es uno de los más
importantes: permite reconstruir y analizar el subsuelo de Vaca Muerta en 3D mediante
imágenes adquiridas a escala nanométrica con poderosos microscopios electrónicos de barrido
(SEM y FIB-SEM) y de transmisión (TEM) de última generación.
"Con esta información generamos gemelos digitales de la roca que permiten describir, analizar
y llevar a cabo simulaciones computacionales de manera rápida y precisa, sin la necesidad de
realizar ensayos experimentales en el terreno que demoran meses y son muy costosos",
agrega Marcela Raviculé, jefa de Modelado y Simulación.

Para extraer el petróleo y el gas no convencionales hay que perforar a 3000 metros de
profundidad en forma vertical y luego continuar por otros 3500 metros en forma horizontal,
inyectando arena y agua a altísima presión para fracturar la roca y liberar el hidrocarburo. Con
la precisa información generada en sus laboratorios, la empresa desarrolló el simulador digital
Y-FRAC, que utiliza un algoritmo propio, con un alto poder de cálculo predictivo para mejorar
la estimulación hidráulica que se utiliza en Vaca Muerta. Las demás compañías no cuentan con
un software de tanta precisión.

Y-RUPÉ es otro de los productos que entusiasman a los científicos y ejecutivos. Es un filtro
metálico que imita a escala nanométrica la trama hidrofóbica de las hojas del irupé y el loto,
capaces de repeler el agua. Sirve para separar el agua del petróleo. En muchos pozos, el crudo
surge con hasta un 90% de agua. "La separación por decantación en grandes tanques es muy
lenta y costosa. Este filtro ahorrará millones de dólares y puede servir para otras industrias",
explicó la geóloga María Elena Oneto, responsable del programa de Sostenibilidad Ambiental.
El desarrollo se hizo con el Cihidecar (Centro de Investigaciones en Hidratos de Carbono) y el
Inquimae (Instituto de Química Física de los Materiales, Medio Ambiente y Energía),
dependientes de la UBA y el Conicet.

Y-TEC también quiere ser protagonista de la bioeconomía. A través de YPF Agro, pronto lanzará
al mercado Y-TERRA, un fungicida biológico para la soja que mata las plagas y aumenta el
rendimiento del cultivo sin químicos ni daños al medio ambiente.

Qué es: El emprendimiento Y-TEC fue pensado para hacer investigación y desarrollo de
nuevas tecnologías vinculadas a la energía

Proyectos: La producción de celdas para baterías de litio y el uso del hidrógeno, entre los
temas de estudio

Por: María Eugenia Estenssoro

ADEMÁS

Economía digital: Tecnologías, negocios y políticas públicas, claves para un país conectado

Qué es la diplomacia de la mesa de pool y por qué es buena para los negocios

Estas son las rutas aéreas que más ingresos generan a las aerolíneas

¿
S190818LN05
Economía | Finanzas
¡Terminemos con la timba financiera! Por qué esta afirmación es errónea

Santiago Bulat

Santiago Bulat PARA LA NACION

18 de agosto de 2019

1- Lo que oímos. "El mercado de capitales representa la timba financiera". "Necesitamos


cambiar la ganancia fácil de la timba financiera". "Hay que pasar de un modelo financiero a
uno productivo". Son frases que se han escuchado recurrentemente en las campañas políticas
y desde diversos sectores durante varios años. Ya que nosotros somos el electorado y estamos
en pleno período de decisiones, vale la pena preguntarnos si estas afirmaciones son o no
ciertas.

2- Definición. Según su definición formal, la palabra "timba" es una partida de juego de azar, e
improbablemente la suerte va de la mano de las finanzas. A modo de ejemplo: si en la ruleta
todos los participantes eligen apostar al color rojo y un solo participante al color negro, la
influencia que tienen sus decisiones sobre el resultado del juego será nula. En las finanzas, si
hay mayor demanda por determinado activo y todos deciden comprarlo, habrá un efecto
directo sobre el precio. A partir de esto confío en que no tenemos que elegir entre un modelo
económico "productivo" y uno "financiero", porque no son opuestos. Más bien, se
complementan.

3- La Argentina y el mundo. Puesto que en la Argentina la imagen del mercado de capitales es


muy negativa a raíz de todos los desastres económicos que sufrió el ahorrista a lo largo de la
historia (default, corralito, hiperinflación, confiscación de ahorros y pesificación asimétrica,
entre otros), rebatir que la actividad financiera efectivamente sea una "timba" pareciera ir en
contra de los intereses de la mayoría de los ciudadanos.

Pero, si levantamos un poco la mirada, podremos observar que no en todos los países sucede
lo mismo. ¿Será por maldad? Una forma de medir el acceso al mercado local es analizando el
crédito otorgado sobre el producto bruto interno (PBI) total. Es decir, cuánto representa el
otorgamiento de crédito en una economía. El promedio mundial indica que hay un 128% de
créditos otorgados sobre PBI. Países como Estados Unidos y China se encuentran por encima
de ese nivel (186% y 161%, en cada caso), mientras que países más cercanos como Chile, Brasil
o Perú alcanzan 115%, 61% y 44%, respectivamente. En la Argentina, solamente es el 13%.

4- Más y mejor acceso. ¿Cuán regresivo es para una economía que solamente pocos puedan
acceder a un crédito? Quiere decir que solo podrán tener acceso a mejores bienes los que
hayan logrado tener un buen pasar. Un ejemplo: quiero comprarme un auto, pero no tengo la
plata suficiente para hacerlo en este momento y por eso me gustaría pedir un crédito. En una
economía que no tiene ahorros, no podrán otorgármelo o lo harán a tasas imposibles de
alcanzar. Acto siguiente, viene una persona proveniente de familia adinerada y podrá
comprarlo sin problemas porque no necesita financiarse. Las finanzas son fundamentales para
la economía real: las acciones son una pequeña parte de una empresa que los dueños deciden
vender a cambio de recibir dinero en el momento.

Los bonos son una manera de conseguir fondos ahora para hacer inversiones y repagarlo con
sus frutos. Una obligación negociable (ON) es deuda privada que toman las empresas para
financiar sus proyectos, los cheques o pagarés que una empresa recibe pueden venderse en el
mercado para poder financiarse hoy. Los contratos a futuro son una manera de mitigar el
posible riesgo futuro. Y así podría seguir.

5- Políticas públicas. Para esto, y como bien marca la evidencia, se necesita de instituciones y
un Estado activo a la hora de influenciar el ahorro local y dar incentivos para lograr que se
invierta en proyectos que los bancos no mirarían debido al riesgo que, a diferencia de la
"timba", es variable y depende de las expectativas. Como dijo un sabio amigo, no puede haber
buenas finanzas donde no hay buenas políticas.

Por: Santiago Bulat

ADEMÁS

Quiénes son los mercados y cómo influyen en la economía del país

Bajó el dólar. Retrocedió por primera vez en la semana tras el diálogo Macri-Fernández: a
cuánto llegó en cada banco

Aconsejan darle prioridad a estabilizar el frente financiero

¿
S190818LN06
Política | Elecciones 2019
Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

El exfuncionario de María Eugenia Vidal volvió de urgencia de las vacaciones que se había
tomado con su familia en Neuquén, para reunirse con Macri en Buenos Aires

El exfuncionario de María Eugenia Vidal volvió de urgencia de las vacaciones que se había
tomado con su familia en Neuquén, para reunirse con Macri en Buenos Aires Fuente: Archivo

Maia Jastreblansky

18 de agosto de 2019 • 04:31

Para insuflarle un tubo de oxígeno a su gabinete, en medio de un contexto económico delicado


y un clima político adverso, Mauricio Macri cambió ayer a su ministro de Hacienda. Nicolás
Dujovne hizo pública una carta de renuncia y el Presidente lo reemplazó por Hernán Lacunza,
quien era hasta ayer el titular de la misma cartera en la gestión de María Eugenia Vidal.

Macri buscó darle una renovación de emergencia a su gabinete solo cuatro meses antes de
que termine su mandato, que buscará renovar en octubre, con pocas chances. Y lo hizo en el
lugar que quedó indudablemente más cuestionado por las urnas: el equipo económico.
Además de dar una señal política, la renovación busca ser un gesto a los mercados, cuando al
Gobierno se le hace más cuesta arriba generar calma y confianza.

Quién es la Hernán Lacunza, su CV, biografía y aspiraciones

Ayer, sin embargo, los rumores de más cambios en el gabinete no cesaban. Aún circulaban
versiones sobre el futuro del jefe de Gabinete, Marcos Peña. En la Casa Rosada, al menos hasta
anoche, lo desestimaban. "Sin duda hemos cometido errores, que nunca dudamos en
reconocer e hicimos todo lo posible por corregir", escribió Dujovne en la carta de renuncia, el
recurso elegante al que se apela con cada renovación en el gabinete.

"Querido Mauricio, en el día de hoy he decidido presentar mi renuncia. Lo hago convencido de


que, en virtud de las circunstancias, la gestión que liderarás necesita una renovación
significativa en el área económica", dijo en la misiva.

En rigor, según confirmaron fuentes de su entorno, Dujovne ofreció su renuncia el martes


pasado, pero el Presidente demoró la salida y optó por anunciar primero un paquete de
medidas económicas de urgencia para dar una señal a la clase media.

Macri ayer transcurrió el día en su quinta Los Abrojos, en Malvinas Argentinas. Pasado el
mediodía, convocó a una reunión a Lacunza, que estaba descansando con su familia en Villa La
Angostura, en la provincia de Neuquén.
El nombre de Lacunza había sonado durante las últimas 72 horas como un posible reemplazo,
cuando comenzaron a circular fuertes las versiones de la salida de Dujovne. Pero el funcionario
de la provincia igualmente se tomó unos días de descanso en el sur.

Ayer, a primera hora de la mañana, Lacunza habló telefónicamente con los funcionarios de la
provincia sobre cuestiones de la gobernación. Horas después, Macri dialogó con Vidal para
solicitarle el cambio de jurisdicción de su ministro y convocó al funcionario a su quinta de
descanso. En la provincia, la cabeza del Ministerio de Hacienda (que Lacunza deja vacante)
será ocupada por su segundo, Damián Bonari. No habrá allí caras nuevas.

Herencia

Lacunza recibirá un dólar a $58 y una inflación que, se prevé, volverá a retomar la curva
ascendente el mes que viene. Sobre todo buscará llenar las alicaídas expectativas de los
mercados, que dieron señales de histeria tras las PASO. Uno de sus primeros desafíos será
recibir a la nueva misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que tiene agendada una
visita esta semana a la Argentina.

Lacunza fue gerente general y economista jefe del Banco Central entre 2005 y 2010, cuando
Martín Redrado era presidente. Tiene buena relación con el titular de esa entidad, Guido
Sandleris, y vasos comunicantes con los colaboradores económicos de Sergio Massa.

Dujovne, según señalaron en su entorno, "colaborará en la transición". "El mismo domingo él


entendió que se necesitaba oxígeno, que había que hacerse cargo. Primaron los tiempos
políticos, pero no deja de estar comprometido con Macri". El titular de Hacienda saliente había
recibido duros cuestionamientos del equipo de gobierno el miércoles, en la reunión de
gabinete de Olivos.

Dujovne recibió facturas internas, sobre todo por su defensa del programa acordado con el
Fondo Monetario Internacional (FMI). "¡Para qué nos sirve el equilibrio fiscal en diciembre si
no vamos a ganar!", le reprochó uno de los presentes, según pudo reconstruir LA NACION.

Ayer en la Casa Rosada se remitían a los argumentos que Dujovne volcó en su carta a Macri
como argumentos para justificar la salida.

"Considero, asimismo, que mi renuncia es coherente con la pertenencia a un gobierno y


espacio político que escucha a la gente y que actúa en consecuencia. Como bien sabés, puse
todo de mí, tanto personal como profesionalmente, para contribuir a la construcción de una
Argentina distinta", dijo en la misiva.

El ahora extitular de Hacienda también les envió un mensaje a los ministros, que fue difundido
por los voceros oficiales. "Queridos amigos, compañeros de ruta. Simplemente quería
saludarlos y mandarles un no aflojen. En mi caso, se cumplió un ciclo. La economía fue el
flanco más cuestionado por la oposición en estas elecciones y creo que era muy saludable
generar una renovación en mi área". Cuidadosamente, en ese mensaje Dujovne menciona a
Peña: "Recién hablaba con Marcos acerca de lo que fueron estos años y ha sido un orgullo
trabajar con Mauricio, con todo el equipo de gobierno y con cada uno de ustedes". "Los quiero
mucho. Fuerza", cerró.
Dujovne se va del Gobierno como la cara de un plan de ajuste fiscal y como el principal
negociador con el FMI. En él, Macri había buscado a un meticuloso en el control del déficit,
además de alguien con facilidad de comunicación. Tras las PASO, sin embargo, el economista
no tuvo ninguna aparición pública.

La renuncia de Nicolás Dujovne:

El comunicado de la renuncia de Nicolás Dujovne

El comunicado de la renuncia de Nicolás Dujovne Fuente: Archivo

"Querido Mauricio.

En el día de hoy he decidido presentar mi renuncia al cargo de Ministro de Hacienda de la


Nación, que he ejercido desde enero de 2017. Lo hago convencido de que, en virtud de las
circunstancias, la gestión que liderás necesita una renovación significativa en el área
económica. Considero así mismo que mi renuncia es coherente con la pertenencia a un
Gobierno y espacio político que escucha a la gente, y que actúa en consecuencia.

Como bien sabés, puso todo de mí, tanto personal como profesionalmente, para contribuir a la
construcción de una argentina distinta, moderna, integrada al mundo, plural y con los
equilibrios macroeconómicos necesarios para un desarrollo sustentable. Hemos tenido logros
en la reducción del déficit y del gasto público, en la reducción de impuestos distorsivos en las
provincias, en recuperar el federalismo. También sin duda, hemos cometido errores, que
nunca dudamos en reconocer e hicimos todo lo posible por corregir.

Nicolás Dujovne: "Sin dudas hemos cometido errores"

Para mí ha sido un honor y un orgullo servir a tu Gobierno y a los argentinos. Espero que
nuestro querido país pueda finalmente torcer un rumbo de décadas de fracasos y alcanzar el
objetivo del desarrollo económico y de eliminación de la pobreza.

No tengo más que palabras de respeto y agradecimiento hacia vos, tanto en lo personal, como
en tu función de líder político.

Un fuerte abrazo"

Por: Maia Jastreblansky

ADEMÁS

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

Mauricio Macri elogió a Hernán Lacunza: "Confío en que es la persona indicada para esta
etapa"

¿
S190818LN07
Economía | Elecciones 2019
Las señales necesarias para calmar las aguas

Marcos Buscaglia

Marcos Buscaglia PARA LA NACION

18 de agosto de 2019

La credibilidad, en la vida de cualquier persona, es un atributo muy importante. En política


económica es casi todo. Cuanto más creíble es un gobierno, a menor tasa de interés está
dispuesto a prestarle el mercado. Cuando más creíble es un banco central, más fácil es bajar la
inflación. Y viceversa. La campaña electoral de Alberto Fernández tuvo palabras y gestos que
quizá le ayuden a ganar la elección, pero seguramente le crearán la necesidad de generar un
fuerte shock de confianza para poder gobernar sin caer en una crisis.

El 28 de julio dijo que su intención era dejar de pagar los intereses de las Leliq (Letras de
Liquidez del Banco Central) y que su propuesta era entregar medicamentos gratis a los
jubilados, que costaría por año lo que el Banco Central paga de intereses durante diez días.
Luego aclaró que no pensaba en defaultear las Leliq, como interpretaron muchos, sino que se
refería a bajar la tasa de ese instrumento. En cualquier caso, fue una señal compleja para los
ahorristas. Esta señal fue el complemento de declaraciones anteriores sobre el tipo de cambio.
A fines de junio había dicho que "este no es el precio del dólar", cuando el peso cotizaba a
$43,7 por dólar.

Aunque él y varios economistas de su entorno económico han hecho promesas de que no


volverían a imponer el cepo cambiario y que respetarían los compromisos de deuda, algunas
de estas declaraciones fueron ambiguas. Fernández dijo, por ejemplo, que el cepo le parece
menos perjudicial que la toma de deuda que hizo el gobierno de Mauricio Macri. "Es dañino,
pero mucho menos dañino". No ayuda, además, que en su entorno destacan economistas que
administraron el cepo o que renegociaron agresivamente la deuda en el pasado. Que su
compañera de fórmula sea Cristina Kirchner tampoco contribuye a generar credibilidad.
Máximo Kirchner, en un discurso reciente, insinuó que no habría que pagarle al Fondo
Monetario Internacional.

Así es que no llama la atención que, al sorprender Fernández a todos con una victoria de más
de 15 puntos sobre Macri y haber pasado el límite del 45% en las elecciones primarias (PASO),
los mercados se hayan derrumbado el lunes pasado. El susto inicial llevó al presidente Macri a
hablar con Fernández, y a éste a intentar calmar las aguas. El jueves dijo que un dólar a $60 le
parecía bien. El impacto, sin embargo, estaba hecho. Esta dinámica, que puede ayudar a
Fernández a rematar la elección en octubre, lo va a perjudicar si asume como presidente.

Cuando Fernández dijo que un dólar a $60 le parecía bien, se refería seguramente al tipo de
cambio ajustado por inflación. Es decir, al dólar a $60 con los precios de hoy, lo que los
economistas llamamos tipo de cambio real. Después de la depreciación de esta semana, el tipo
de cambio real estaba muy alto: en valores parecidos a los de inicios de 2007, un 33% más
débil contra el dólar que el promedio histórico desde el año 1997 y un 70% más débil que en
los dos primeros años del gobierno de Cambiemos.

El candidato se olvida, sin embargo, que la dinámica desatada en gran parte por sus dichos va
a reacelerar la tasa de inflación. Esto es porque, ante la duda sobre la posible reimposición del
cepo, los argentinos apresuraron su huida del peso hacia el dólar después de las PASO. A
menor demanda de dinero, mayor inflación. Los precios de los alimentos habrían saltado 2% la
semana anterior; los de electrodomésticos y otros bienes, mucho más. Es decir, quien gane las
elecciones y sea presidente, seguramente tendrá un tipo de cambio real alto. Pero si no ayuda
a aumentar la demanda de dinero, también recibirá una inflación creciente, acercándose al
80% anual. Un proceso de aceleración de la inflación le haría la tarea más difícil al nuevo
gobierno.

El segundo problema que enfrentaría Fernández, en caso de ganar, es de financiamiento. Los


bonos del gobierno en dólares cayeron un 30% luego de las PASO. En la mayoría de los casos
esos bonos valen la mitad de lo que los inversores pagaron unos meses atrás. En el caso de los
bonos en pesos, la pérdida fue aún mayor. ¿Quién va a querer financiar a un país que te
quema la mitad de tu capital en tan poco tiempo? Sin financiamiento, va a ser casi inevitable
que un nuevo gobierno comience con una reestructuración (es decir, un default) de la deuda.
En el ambiente financiero ya se discute qué tipo de reestructuración va a ser, más que si va a
haber reestructuración o no.

La falta de claridad sobre las políticas futuras tiene otro rehén: el campo. La incertidumbre
sobre el futuro de las retenciones es probable que lleve a una menor siembra de los granos de
verano, a un aumento de la siembra de la soja en detrimento del maíz y a un menor uso de
fertilizantes. Fernández enfrentaría, además, problemas que no tuvo cuando fue jefe de
Gabinete con Néstor y con Cristina Kirchner. Por un lado, los precios de los principales
productos de exportación como la soja están bajos y siguen cayendo, en el contexto de un
mundo que enfrenta una posible recesión. Por otro lado, la falta de lluvias en el sudoeste
bonaerense puede afectar la cosecha de trigo este año.

Todavía se está a tiempo de evitar que esta dinámica se deteriore aún más, pero tiene que dar
señales fuertes. El modelo para seguir lo provee Ignacio "Lula" Da Silva. Cuando el mercado
tomó conciencia de que Lula podía llegar a ganar la presidencia en las elecciones brasileñas de
octubre de 2002, entró en pánico. El real, que cotizaba a 2,30 por dólar en marzo de 2002,
escaló a 2,84 en junio. El riesgo país (una medida de la tasa de interés adicional que paga un
país por sobre la tasa equivalente de los Estados Unidos) escaló de 770 puntos (7,7%) a inicios
de marzo a 1700 puntos el 21 de junio. El 22 de junio Lula publicó su "Carta ao Povo Brasileiro"
(Carta al Pueblo Brasilero), donde firmó su compromiso de honrar contratos, controlar la
inflación y tener el rigor fiscal necesario.

A partir de ese momento descendió el riesgo país y el tipo de cambio se calmó algo. Ambos
tuvieron una nueva escalada en agosto y Lula reiteró su compromiso con una nueva carta el 19
de ese mes. El real ya estaba en niveles cercanos a los que tiene hoy día, 17 años después,
cerca de 4 por dólar. Aunque los mercados no volvieron a los niveles preelectorales luego de
las cartas de Lula, éstas fueron determinantes para evitar un deterioro mayor de la economía.
También marcaron un antes y un después en la percepción que los empresarios y el mercado
tenían del Partido de los Trabajadores (PT).

Una carta para dar certezas

Una posibilidad es que haya una "Carta al Pueblo Argentino" para calmar las aguas. La carta
debería asegurar que no se reimpondría el cepo (si se quiere estabilizar la demanda de dinero);
afirmar que no subirían las retenciones (si se busca evitar que baje la producción agrícola y las
inversiones en Vaca Muerta); confirmar que se cumpliría con los compromisos internacionales
de la Argentina (si se quiere evitar que el gobierno y el Banco Central se queden casi sin
dólares); decir que se mejorarían las cuentas fiscales, llevando al gobierno a un superávit
primario, y garantizar que habría continuidad en instituciones claves como el Banco Central y
el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), entre otros puntos. Esta carta podría
contribuir a cambiar la percepción que los empresarios y los mercados tienen sobre la
coalición que encabeza, contribuyendo a hacer la transición, si hay una, más ordenada.

El ejemplo de la Carta al Pueblo Brasileño nos da también la pauta de qué puede pasar con la
política monetaria en caso de que Alberto Fernández gane la presidencia. Al igual que
Fernández hace unas semanas, Lula criticó las altas tasas de interés que existían en Brasil en su
Carta de 2002. Sin embargo, durante casi todo su gobierno las tasas de interés de Brasil
estuvieron entre las más elevadas del mundo en términos reales (ajustadas por inflación).
Fueron, de hecho, igual de elevadas que en el período de su antecesor, Fernando Henrique
Cardoso. Fue ese esfuerzo el que le permitió al país vecino llevar la inflación del 14,5% en
enero de 2003, cuando asumió Lula, al 3,3% en octubre de 2006, cuando obtuvo su reelección.
Es decir, si Fernández quiere tener éxito y ser reelecto, deberá ser aún más ortodoxo que
Macri.

El autor es economista. PhD (Universidad de Pensilvania); fue economista jefe para América
Latina de Bank of America Merrill Lynch. Coautor de ¿Por qué fracasan todos los gobiernos? c/
Sergio Berensztein

Por: Marcos Buscaglia

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

¿
S190818LN08
Política | Elecciones 2019
Alberto Fernández: "Que no se preocupen, no pienso cerrar la economía"

Alberto Fernández esta semana, al salir del Instituto Patria tras reunirse con Cristina Kirchner

Alberto Fernández esta semana, al salir del Instituto Patria tras reunirse con Cristina Kirchner
Fuente: Archivo - Crédito: Fernando Massobrio

En un intento por aliviar tensiones con el presidente Bolsonaro, defendió el Mercosur y dijo
que la relación con Brasil es estratégica; anticipó que evalúa un sistema de flotación monetaria
administrada

Gabriel Sued

18 de agosto de 2019 • 00:00

Decidido a aliviar las tensiones con el gobierno de Brasil, país que considera central para la
estrategia de desarrollo de la Argentina, Alberto Fernández puso un freno al enfrentamiento
con el presidente Jair Bolsonaro y envió un mensaje de estabilidad a toda la región. "Que no se
preocupen, porque no pienso cerrar la economía", dijo, en una charla con LA NACION.

La frase es una respuesta a la amenaza planteada por el mandatario brasileño y por su ministro
de Economía, Paulo Guedes, acerca de que su país dejaría el Mercosur en caso de que el
próximo gobierno argentino -un gobierno de Cristina Kirchner, dijeron- decidiera cerrar la
economía.

"Para mí, el Mercosur es un lugar central. Y Brasil es nuestro principal socio y lo va a seguir
siendo. Si Bolsonaro piensa que yo voy a cerrar la economía y que entonces Brasil se va a ir del
Mercosur, que se quede tranquilo, porque no pienso cerrar la economía. Es una discusión
tonta", afirmó el candidato del Frente de Todos.

En la misma línea, manifestó incluso que no se opone a que el Mercosur entable acuerdos
comerciales con otros bloques. Pero advirtió que debe hacerse protegiendo los intereses
nacionales.

"Mi problema no es que la economía se abra. Mi problema es que esa apertura dañe a los
argentinos. Si se abre preservando a los argentinos, bienvenido sea", sostuvo, en el diálogo con
LA NACION.

La cuestión laboral

Después del triunfo que lo dejó a las puertas de la Casa Rosada y que lo erigió como un virtual
presidente electo, Fernández se mostró dispuesto a aceptar la flexibilización de los convenios
laborales, cuando exista acuerdo de los sindicatos.

"Lo que sea por vía convencional es una decisión de las empresas y los trabajadores. Lo que no
quiero es poner reglas generales de flexibilización. No todo es lo mismo", dijo, al reiterar
algunos de los temas que conversó el jueves con el dueño de Mercado Libre, Marcos Galperin,
adalid de la reforma laboral.

Con un ojo puesto en las elecciones del 27 de octubre y otro en el traspaso de mando, el 10 de
diciembre, el candidato del Frente de Todos insistió en que el Presidente debe renegociar con
el FMI para lograr una postergación de los vencimientos previstos para los próximos años.

"El Gobierno firmó un acuerdo imposible de cumplir y no lo cumplió en nada. Incumplió las
metas de inflación, de crecimiento y las metas fiscales. Lo que tiene que hacer Macri es volver
a juntarse con el Fondo y explicarle por qué no cumplió nada. Porque, si no, se tiene que hacer
cargo el que viene de todos sus incumplimientos", sostuvo.

Explicó que espera que la próxima misión del FMI le pida opinión sobre las condiciones del
próximo desembolso, de 5400 millones de dólares, y reiteró que "es imposible" que se
cumplan las fechas de pago. "La única solución que aparece es postergar las fechas",
puntualizó, en un anticipo de la posición que tendrá en esa negociación, que le recuerda al rol
que tuvo durante el gobierno de Néstor Kirchner.

En otro punto de encuentro con aquella gestión, el exjefe de Gabinete anticipó que, de llegar a
la presidencia, aplicará una política de "flotación administrada" del dólar, y repitió que el nivel
actual de la divisa estadounidense, que el viernes cerró en torno de los $58, es adecuado. Pero
tomó distancia de la devaluación del lunes. "Cuando dije que a $60 el dólar estaba bien, lo dije
cuando el dólar iba camino a los $67 o $68. Dije que un dólar a $60 estaba receptando la caída
que la divisa había tenido respecto de la inflación. En esos términos, $60 el dólar suena
razonable. Un dólar a $60 es un dólar que vuelve competitiva la producción y que hace
posibles las exportaciones", manifestó.

Un puesto clave

¿Quién podría ser el hombre que, desde el Ministerio de Economía, se encargara de llevar
adelante estas políticas? El candidato se reserva el nombre. No quiere someter a ese eventual
funcionario a un desgaste de cuatro meses. ¿Es descabellado pensar que le puede ofrecer un
cargo a Roberto Lavagna? "No es descabellado, siempre me lamenté de que se haya ido del
gobierno de Kirchner. Pero lo que no sé es qué quiere hacer Lavagna", respondió a LA NACION.

En el diálogo, Fernández reiteró su preocupación por los efectos que pueden tener los
anuncios del Presidente en el índice de inflación y en las cuentas fiscales de las provincias.
"Esas medidas, aun cuando esté de acuerdo con el objetivo, hay que consultarlas con las
provincias, porque el desbarajuste que se les genera es enorme. Mi planteo es por qué hacen
esto sin discutirlo con las provincias", dijo, sobre la eliminación del IVA en los alimentos
esenciales y la reducción de Ganancias.

Tampoco se comprometió a sostener el congelamiento del precio de los combustibles sin un


acuerdo con los sectores involucrados. "Las medidas que anunció Macri no se pueden tomar
así, sin hablarlo con nadie", planteó.

Explicó que, si gana las elecciones de octubre, intentará aplicar una devolución del IVA en
alimentos de la canasta básica a titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), pensiones
por discapacidad y jubilaciones mínimas, pero solo después de alcanzar un acuerdo con los
gobernadores.

"No es un problema que pueda resolver solo. Ahí hay mucho de coparticipación. Es dinero de
coparticipación que se pierde. Es un tema delicado, porque hay provincias con una situación
fiscal muy débil. Por ejemplo, Catamarca deja de cobrar $1100 millones por esta medida. Eso
es un mes de sueldos en Catamarca", argumentó.

Por: Gabriel Sued

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

¿
S190818LN09
Política
Preparativos para un acuerdo de precios y salarios

Alberto Fernández evalúa la firma de un pacto social por 180 días si llega al gobierno

Nicolás Balinotti

18 de agosto de 2019

Posicionado a las puertas del poder después del triunfo en las PASO con el 47,7% de los votos,
Alberto Fernández agilizó esta semana la puesta a punto de sus eventuales planes de gobierno,
área por área.

En lo laboral, la urgencia por el golpe devaluatorio del peso trastocó las prioridades y empujó a
parte de su equipo a explorar desde ahora la viabilidad de activar un acuerdo de precios y
salarios con empresarios y sindicalistas a partir del 10 de diciembre próximo.

La iniciativa solo será viable en un contexto de estabilidad macroeconómica y con la volatilidad


cambiaria resuelta.

Coincidieron en este diagnóstico los tres pilares del eventual pacto que imagina Fernández si
es que llega al sillón de mando de la Casa Rosada. De concretarse, el acuerdo sería por 180 días
y modificaría temporalmente el mecanismo de negociación de las paritarias.

Alberto Fernández delegó en Carlos Tomada el contacto con los empresarios y sindicalistas. El
ministro de Trabajo durante los 12 años del kirchnerismo intensificó en la última semana los
encuentros reservados para intentar sembrar calma y explorar consensos.

No solo se habló de la posibilidad de poner en marcha una suerte de pacto social, sino también
sobre la necesidad de generar empleo formal de manera veloz.

En las charlas con los empresarios y sindicalistas, el exministro Tomada comentó cuáles serían
algunos de los ejes laborales que Fernández prevé en caso de acceder a la presidencia.

Llevó bajo el brazo una agenda de 13 puntos que elaboraron académicos y especialistas
vinculados al trabajo, la economía y las políticas públicas. Las propuestas van desde establecer
un sistema de control de precios y salarios hasta poner en marcha un nuevo esquema de
contribuciones patronales y derogar la reforma previsional.

"El control de precios y salarios es viable, pero en otro contexto. El 11 de diciembre puede ser,
pero hay que cocinarlo antes", dijo el dirigente Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de
Asuntos Laborales de la Unión Industrial Argentina (UIA) y referente de la industria
alimentaria.

Opinó en la misma línea un dirigente jerárquico de la CGT. "Con la volatilidad del dólar y las
tasas al cien por cien no es posible un acuerdo de precios y salarios. Primero, hay que ordenar
la macroeconomía para poner en marcha un plan económico", dijo un gremialista que la
semana pasada se reunió por separado con Fernández y con Tomada.

Guardia en alto

El rebrote de la crisis económica empujó al sindicalismo a poner la guardia en alto. Sin


embargo, los gremialistas se comprometieron a cuidar la gobernabilidad y tomar distancia del
incómodo estigma desestabilizador que los acecha desde las salidas anticipadas de los
presidentes no peronistas.

La CGT, que consideró insuficientes las medidas económicas lanzadas por Macri, rechazó
activar una protesta en el corto plazo.

La cúpula de la central obrera asistirá el jueves próximo al Consejo del Salario a plantear que el
sueldo mínimo, actualmente de $12.500, debería subir a $31.148, en línea con el valor de la
canasta básica que mide el Indec. Es decir, un aumento de casi el 150 por ciento.

El Gobierno y las cámaras empresarias, en tanto, proyectan un alza de 30%, en promedio con
lo que fueron las paritarias. El presidente Mauricio Macri laudaría en caso de no haber acuerdo
y fijaría la suba por decreto, como ya lo hizo en otras oportunidades.

Este probable desenlace tampoco sería motivo para empujar a los sindicatos a llamar un paro
o activar protestas callejeras. Para ellos, el de Macri es un gobierno en retirada. Hasta Hugo
Moyano y sus aliados piqueteros se preocuparon la semana pasada de tomar distancia de
cualquier conflicto que pueda interpretarse como maniobra desestabilizadora.

Esta suerte de tregua también se habría articulado entre Alberto Fernández y los dirigentes
gremiales que lo frecuentan.

Rango ministerial

En el primer día de un eventual gobierno, Alberto Fernández elevaría el rango de la Secretaría


de Trabajo a ministerio.

No tendría aún decidido a quién designar allí. Tomada es una posibilidad, aunque el propio
exministro duda cuando imagina una nueva etapa en el mismo cargo que ocupó durante 12
años. Sus asesores creen que no podría rechazar un eventual ofrecimiento con Cristina
Kirchner en el medio. Podrían tallar en la definición o en el nombre de un candidato
alternativo Víctor Santa María, Héctor Daer, Moyano y Sergio Palazzo, los cuatro sindicalistas
que más hablan con Fernández.

Antes de la elección del 11 de agosto, que alteró el mapa político, Tomada le había acercado a
Fernández un programa con 13 prioridades para el mundo laboral.

Hoy, con la devaluación del peso, las prioridades son el acuerdo de precios y salarios y la
creación de empleo formal.

Pero el programa, además, contempla otras medidas: la regulación del trabajo en las
plataformas digitales, ampliar las competencias de la inspección laboral, promover la
renovación de los contenidos de los convenios colectivos en defensa de los trabajadores,
institucionalizar la economía popular (se podría extender la emergencia social), establecer un
nuevo esquema de contribuciones patronales, derogar la reforma previsional y establecer un
nuevo índice de movilidad jubilatoria, y ampliar la regulación de la tercerización laboral.

Por: Nicolás Balinotti

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Mauricio Macri elogió a Hernán Lacunza: “Confío en que es la persona indicada para esta
etapa”

Macri, de las horas más oscuras al pacto de gobernabilidad con Alberto Fernández

¿
S190818LN10
Política
Alberto Fernández. La semana más agitada con la sensación de paladear otra vez el poder

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Gabriel Sued

18 de agosto de 2019

La carta llegó el martes, lleva la firma del director de Relaciones Gubernamentales para
América Latina del Citibank, Shawn Sullivan, y está dirigida, según consta en el encabezado, a
"su excelencia" Alberto Fernández. "En relación con lo contundente de su victoria electoral,
nos gustaría por favor que usted considere lo antes posible en su agenda dar un mensaje
personal y presencial a los mercados globales en la ciudad de Nueva York -dice-. Nuestra
invitación es abierta e inmediata al momento en que usted se encuentre en posibilidades de
viajar".

En la primera semana después de las PASO, el comando de campaña de Fernández se convirtió


en una sede del poder real por la que desfilaron sin pausa dirigentes, empresarios y
periodistas. "Él siempre aclara que es solo un candidato, pero todo el mundo ya lo trata como
un presidente electo", cuenta uno de los hombres de máxima confianza del jefe opositor. En
las oficinas de la calle México se respira clima de transición.

Esa ambigüedad de roles quedó plasmada en su agenda de reuniones. Fernández transitó una
línea delgada en la que combinó campaña con preparativos de gestión, pedidos a su equipo
para focalizarse en el 27 de octubre, con contactos reservados en los que buscó transmitir
tranquilidad sobre cómo sería un eventual gobierno a su cargo, a partir del 10 de diciembre. La
reacción de los mercados y la conferencia que Macri dio el lunes aguaron los festejos en su
comando y pusieron un manto de solemnidad a las actividades. Siempre ocupado, el candidato
ni siquiera pudo felicitar a su equipo. El día más agitado fue el miércoles 14, cuando conversó
por teléfono con el Presidente, desde su oficina de la planta baja. "Lo que más le preocupa a
Alberto es que Macri se ocupe de renegociar el acuerdo con el FMI. Con todas las metas
incumplidas, lo único que falta es que no postergue la fecha de los vencimientos", contó uno
de los dirigentes con oficina en México 337.

Justo después de la conversación con el Presidente, más dura de lo que se dejó trascender, el
candidato del Frente de Todos recibió a María Eugenia Bielsa. ¿Una reunión como presidente
electo? La exvicegobernadora de Santa Fe suena para integrar un eventual gabinete.
Exdirectora de Vivienda de Rosario, podría encabezar el ministerio de la vivienda, una de las
carteras que prometió crear Fernández. No hay nada confirmado. El candidato se empeña en
mantener los nombres en secreto.

Ese mismo día, conversó en su oficina con el periodista Luis Majul; analizó la situación
económica con Guillermo Nielsen; desayunó con el gobernador electo de Santa Fe, Omar
Perotti; recibió al gobernador de San Juan, Sergio Uñac, y a los intendentes Juan Zabaleta
(Hurlingham), Juan de Jesús (La Costa), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Gabriel
Katopodis (San Martín), figuras de un albertismo incipiente, junto con Felipe Solá y el Chino
Fernando Navarro, entre otros.

"Alberto salió muy fortalecido de las PASO. No solo por el resultado, sino también porque hizo
campaña a su modo, sin coaching, sin big data, y le fue bien. Quedó consolidado como el
conductor del espacio", dijo un dirigente que trabaja a su lado, y enseguida se encargó de
aclarar que Cristina está en la misma vereda.

Lo que no es misterio para nadie es quiénes serán sus socios, si llega a la Casa Rosada. En la
primera semana se reunió con otros dos gobernadores y con tres aspirantes a serlo, Axel
Kicillof (Buenos Aires), Matías Lammens (Capital) y Jorge Capitanich (Chaco). A los dos
primeros los vio el lunes, en el Instituto Patria, en un encuentro del que participó Cristina
Kirchner. La compañera de fórmula de Fernández estuvo al tanto de todos sus movimientos. Se
reunieron por segunda vez el miércoles, en el departamento de la hija de la expresidenta, y
hablaron todos los días de la semana.

Entre los visitantes de la calle México se destacó el empresario Marcos Galperin. El dueño de
Mercado Libre, promotor de la flexibilización laboral e impulsor hasta las PASO de la
candidatura de Macri, aceptó ir a la oficina de Fernández y, al salir, habló con los movileros
que hacían guardia en la puerta. "Gran parte de los empresarios del grupo de WhatsApp de
apoyo a Macri están pidiendo reunirse", comentaron, con una sonrisa socarrona, en el entorno
de Fernández. Del encuentro participó otro dirigente con un papel clave: el camporista
Eduardo "Wado" de Pedro.

Con el traje de candidato, Fernández recibió a los consultores que trabajaron para él en las
PASO, Roberto Bacman, Hugo Haime y Analía del Franco, organizó una nueva visita a Córdoba
con el senador Carlos Caserio y posó con cuatro postulantes del Frente de Todos que pelean
por distritos claves: Fernanda Ravera (Mar del Plata), Federico Susbielles (Bahía Blanca),
Marcelo Zuñiga (Neuquén) y Daniel Natapoff (Bariloche). Todo en la misma semana, la más
intensa de su vida política.

Por: Gabriel Sued

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Mauricio Macri elogió a Hernán Lacunza: “Confío en que es la persona indicada para esta
etapa”

Macri, de las horas más oscuras al pacto de gobernabilidad con Alberto Fernández

¿
S190818LN11
Política | Elecciones 2019
Macri, de las horas más oscuras al pacto de gobernabilidad con Alberto Fernández

Jorge Liotti

Jorge Liotti LA NACION

La estrategia electoral fallida del oficialismo desató un fuerte pase de facturas interno; el
candidato del Frente de Todos apostó por no agravar más el frágil escenario económico y pidió
moderación a su equipo

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

18 de agosto de 2019

El quiebre se produjo en una media hora imprecisa entre las siete y las ocho de la tarde del
domingo pasado. Fue cuando llegaron los resultados de las mesas testigo y el país pegó un giro
imprevisto. No solo no habían acertado las encuestas previas; tampoco lo hicieron los bocas de
urna de un rato antes, cuando en el oficialismo aseguraban una diferencia entre Alberto
Fernández y Mauricio Macri de entre 4 y 5 puntos y en el peronismo tenían una planilla que
hablaba de 8,5 puntos de distancia. Las mediciones fallaron incluso posfacto.

Macri se había ido a dormir el sábado con un mensaje que Jaime Durán Barba había enviado a
su equipo a las 7 de la tarde que le daba un empate técnico y con tendencia ascendente. Por
eso en la hora más oscura del domingo el Presidente no atinaba a entender qué le había
pasado. La furia que lo envolvía no era tanto por la derrota brutal como porque no la había
podido prever. Una falla de cálculo para un ingeniero es fatal. Esa noche el ecuatoriano fue
echado del búnker por Elisa Carrió y nunca más se lo vio, hasta que apareció en un video
partiendo desde Ezeiza. Pese a ello, esta semana los funcionarios siguieron recibiendo sus
trackings de medición diaria, que solo sirvieron para comentarios irónicos.

Más allá de la retórica pública, en la Casa Rosada asumen que es una quimera dar vuelta la
elección en octubre. Pero Marcos Peña no se rinde. Elaboró una planilla comparativa entre las
PASO de 2015 y las del domingo, en la que sumó los votos de Daniel Scioli y Sergio Massa de
hace cuatro años para decir que el peronismo en realidad perdió 1,7 millones de votos y que
Macri sumó un millón. La matemática también depende de las interpretaciones. El consultor
Carlos Fara hizo una cuenta básica de lo que requeriría Macri para lograr el milagro: que la
asistencia electoral aumentara 6 puntos, como en 2015, y que prácticamente todos los nuevos
sufragantes apoyaran al oficialismo; que disminuyeran los votos en blanco e impugnados y que
también fueran a Cambiemos; "luego se deberían licuar otros votos opositores [de Lavagna,
Espert y Gómez Centurión] a favor del Presidente, y restaría ver si tienen efecto los anuncios
del Gobierno y una reedición de la apelación al miedo por un regreso de Cristina Kirchner.
Suena difícil". Mucho más si se considera que Alberto Fernández alcanzó el domingo los 49
puntos porcentuales al descontar los votos en blanco (así se computará en octubre). Este dato
revela el verdadero problema de las recientes PASO: Macri no cayó respecto de hace cuatro
años, y en eso Peña tiene razón. El problema es que la unión entre peronismo y kirchnerismo
resultó más exitosa de lo previsto, al nivel de agregar 10 puntos a las cosechas electorales
anteriores. El rol de Sergio Massa al final pesó en la provincia de Buenos Aires, y los
gobernadores, pese a no transpirar mucho, contribuyeron a deskirchnerizar a Alberto. Ahora
Macri no solo necesita crecer mucho, sino que fundamentalmente requiere que Fernández no
sume nada.

Tras el primer golpe, el de las urnas, Macri recibió el segundo, el de la economía. La noche del
domingo al lunes no pudo dormir nada y apareció el lunes a la mañana exhausto y decidido a
exponerse en público por segunda vez en 12 horas. Le sugirieron no ir a la conferencia de
prensa y no escuchó. Mientras el mercado volaba afiebrado por haber consumido sustancias
tóxicas el viernes anterior, Macri ofreció su peor versión, acompañado por el sherpa Miguel
Pichetto. Sin autocrítica, culpó al kirchnerismo y a sus votantes por el desbande. Esa noche se
produjo una de las cenas más tensas en la historia de Cambiemos. El Presidente recibió críticas
muy duras de su propio equipo, que le reprochó no solo el traspié de la conferencia, sino toda
la política comunicacional. "No te entienden cuando hablás; vos hablás de Vaca Muerta, del
litio, de la energía eólica y la gente mira la heladera, no llega a fin de mes", le enrostró uno de
sus hombres cercanos. Horacio Rodríguez Larreta y Rogelio Frigerio fueron los más severos;
María Eugenia Vidal, la más impactada; Peña, el más silencioso. Antes Carrió se había quejado
por la falta de compromiso en campaña de varios funcionarios, y Pichetto, por las falencias en
la fiscalización. El candidato a vicepresidente no podía creer cómo mientras ellos hablaban por
el interior de ayudar a las pymes, desde la AFIP seguían con los embargos por
incumplimientos.

Así como por la mañana se había desplomado el plan económico del Gobierno, en la noche del
lunes se despedazó una lógica comunicacional que llevaba doce años de grandes éxitos. El
equipo perdió la fe en los números de Durán Barba, en los "defensores del cambio" por
WhatsApp de Peña y, fundamentalmente, en la transformación cultural que el oficialismo
predicó. Muchos creen que la curva se torció definitivamente entre marzo y abril, cuando la
inflación repuntaba otra vez y la recesión ya aterrizaba sin atenuantes sobre la economía real.
Allí parece haberse roto el contrato que el macrismo había establecido con un sector de la
sociedad que lo había transformado en vehículo de concreción de expectativas que no se
cumplieron. Al final del camino, no hubo conversión, sino reversión.

Esta semana el oficialismo quedó repartido en dos grupos. Por un lado, los guardianes de la
resistencia, encabezados por Carrió y Pichetto, en lo político, y Dante Sica, en lo económico.
Los primeros aportaron argumentos para creer en la resurrección y en que el ballottage es
posible, mientras el ministro fue la cabeza de las medidas para morigerar el impacto de la
devaluación. Es lo que le pidió Macri el martes, cuando estaba más recompuesto y entendió
que su prioridad era garantizar la gobernabilidad. Ayer buscó reforzar este grupo con la
incorporación de Hernán Lacunza. El Gobierno necesita evitar otra semana negra.

En la otra vereda quedaron los caballeros de la retirada, con Nicolás Dujovne al frente. El
titular de Hacienda estaba muy incómodo con la heterodoxia de última instancia y ayer
terminó renunciando. Hay otros funcionarios que continúan en sus cargos, pero más atentos a
evaluar su futuro personal después de diciembre que a la gestión. En el medio están los
soldados del pragmatismo, como Frigerio, que habla con todos, los de adentro y los de afuera,
y Rodríguez Larreta, quien está genuinamente preocupado por evitar que la ola adversa le
interrumpa su camino a la reelección. Si sortea la prueba, es el hombre a quien todos
identifican como el pilar de la reconstrucción de Pro. Vidal está muy golpeada, pero tranquila,
porque sabe que se inmoló por lealtad. Se lo reconoció anticipadamente el propio Macri en el
cierre de campaña en Vicente López cuando le susurró: "No puedo creer que vos no tengas
ninguna chance. Si eso sucede, no es responsabilidad tuya". Ayer tuvo otro gesto al aportarle
un ministro clave. La gobernadora le dijo a su entorno que si el milagro de octubre no se da,
seguirá activa en la política bonaerense y buscará aglutinar a la oposición en lo que será el
reducto del kirchnerismo puro. También les pidió que la ayuden a alquilar casa para después
del 10 de diciembre, ya que vendió la suya de Morón y deberá dejar la base militar donde vive
hoy.

Todos a México

La semana terminó en los mercados más calma de lo que empezó en parte porque Alberto
Fernández tomó una decisión estratégica: no agravar el frágil escenario económico, no
adelantar la transición y dar señales de moderación. Un amigo suyo de largo recorrido en el
peronismo repasó con él la letra de la Constitución para una eventual situación de
contingencia: es posible anticipar las elecciones por ley pero si se cambia también la entrega
de mando, ya que no deben mediar más de 60 días. Fernández quiere evitar un interregno
traumático, sobre todo cuando ni siquiera fueron las elecciones generales. Por eso habló con
Macri en el momento en que el Presidente se decidió a escribirle directamente y no a través de
su secretaria Anita, como había hecho antes. Más allá de las suspicacias mutuas, allí hubo un
tácito acuerdo de gobernabilidad que incluye una serie de gestos, entre ellos cuidar las
reservas, dar señales de concordia para aquietar los mercados e incluso la eventualidad de una
transición ordenada.

Fernández les pidió a los intendentes y a los movimientos sociales realizar un seguimiento
directo y permanente de la situación en las calles y desactivar cualquier atisbo de protesta. Se
involucró en la pulseada con el dólar a riesgo de que el mercado lo dejara mal parado. Sus
asesores financieros, entre los cuales talla Guillermo Nielsen, enviaron señales de equilibrio a
Nueva York, al igual que su equipo económico más directo, liderado por Emanuel Álvarez Agis
y Matías Kulfas, que también habló con el Gobierno y con el Banco Central. El mensaje siempre
fue el mismo: somos racionales y promercado, pero necesitamos crecer para pagar. "Estamos
como el médico brujo, curando con palabras", retrató un asesor. Así se preparan para recibir
esta semana a la misión del FMI, clave porque será la primera tras el descalabro y porque es la
que debe recomendar el desembolso de más de US$5000 millones en septiembre. "Van a estar
dos tercios del tiempo con ellos y un tercio con nosotros. Es más importante lo que les diga
Alberto", admitió un ministro macrista, que entiende el cambio de expectativas.

Todos los que esta semana visitaron al candidato presidencial en su búnker de la calle México,
la nueva meca para peregrinos de todas las creencias, coincidieron en señalar que lo
encontraron sereno y confiado. Todos creyeron haber escuchado lo que querían para quedar
convencidos de que se inicia un período nuevo. "Está haciendo funcionar otra vez un sistema
que se rompió en 2010-2011, tras la muerte de Néstor", graficó un intendente que vivió todo
el proceso. En el fondo, Alberto sigue siendo ante todo un hábil encantador de serpientes. Lo
único que lo alteró fue haberse enterado que el lunes, cuando fue al Instituto Patria, Carlos
Zannini había estado un rato largo al lado de Cristina. Quizá un recordatorio indeseado de que
no está solo en la empresa.

Por: Jorge Liotti

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

¿
S190818LN12
Opinión | Elecciones 2019
Dilemas de un cuarto gobierno kirchnerista

Jorge Fernández Díaz

Jorge Fernández Díaz LA NACION

18 de agosto de 2019

Una lejana fábula de Asimov narra las desventuras de un caballo acechado por un lobo. En
estado de desesperación, el animal galopa hasta la casa de un hombre y le propone una
alianza impensable. El hombre acepta la asociación y se ofrece para matar al lobo a condición
de que su nuevo socio coopere con él comprometiendo en la jugada toda su potencia y su
velocidad. "El caballo está dispuesto, y permite que el hombre le coloque la silla y el bocado",
cuenta Asimov. El hombre finalmente monta, persigue al lobo y lo elimina. El caballo, alegre y
aliviado, le da las gracias, y le dice: "Ahora que nuestro enemigo está muerto, quítame la silla y
el bocado y devuélveme la libertad". Entonces el hombre se echa a reír a carcajadas y
responde: "Vete al infierno". Y lo espolea con todas sus fuerzas.

La fábula puede aplicarse a las transas, los enroques, las traiciones, las volteretas y las
traumáticas sucesiones de los peronismos provinciales, afectos a celebrar cada año el Día de la
Lealtad. Y de hecho hace pensar un poco en Néstor Kirchner como jinete del todopoderoso
Eduardo Duhalde. El lobo era entonces Menem; hoy es Macri. Aplicar esta parábola al dúo
Fernández y Fernández no resulta, sin embargo, tan sencillo, puesto que la Pasionaria del
Calafate cuenta con una Biblia, una religión, un batallón de apóstoles y sacerdotes, y una
feligresía amplia y fiel hasta el fanatismo. Se trata, además, del hueso más duro de roer de la
historia política moderna, y encima ella podría pensar que la inesperada diferencia de votos
prenuncia una brecha aún más grande para octubre, y hasta quizá su cifra soñada: otro 54%.
Experta en leer como se le antoja los resultados electorales, la última vez que se encontró con
ese "regalo" decidió ir por todo. El vendaval de las primarias fue tan fuerte que la habilita a
uno de sus juegos mentales preferidos: creer que el pueblo argentino, influido por la prensa,
se equivocó hace cuatro años, y que ahora viene a reivindicarla aun en sus errores históricos.
Una rehabilitación completa del cristinismo desequilibra un poco la alianza interna, puesto que
su aliado la venía convenciendo acerca de la sensatez, la madurez (y no el madurismo) y otras
formas razonables de la autocrítica. Alberto fue, en su momento, implacable justamente con
todos los horrores que cometió la doctora en ese tramo específico de su gestión. Que ahora
puede ser redimido simbólicamente por el voto masivo. Este caballo tira tarascones, se
empaca, corcovea y hasta es capaz de lanzar por el aire al jinete mejor plantado. Y Diosdado
Cabello le advirtió al ungido, metiendo el dedo en la llaga, que no debía equivocarse: la socia
de Venezuela es la dueña y señora del triunfo; Alberto es un empleado que no puede de
ningún modo creerse jefe. No hubo un solo kirchnerista que saliera a refutar esa impertinencia
y a defender la valentía de su candidato; por fin alguien del Frente de Todos denunciaba el
aberrante sistema chavista. Ese notable silencio quizá se deba a que no conviene entrar en un
tema tan espinoso durante esta campaña verdadera, ni hacer más olas. También a que al
cristinismo le conviene refrescarles la memoria a los albertistas. Por las dudas.

El asunto es que hoy, sorprendidos por la magnitud no imaginada de su propia victoria -todavía
virtual-, dos proyectos en cierta medida antagónicos se disponen a unificar conclusiones, a
trazar nuevos diagnósticos y a preparar la convivencia. Cristina y La Cámpora conducen una
facción que se ha creído el maridaje de Perón y Fidel: esta cruza construyó la "juventud
maravillosa" de los años setenta y formó el socialismo del siglo XXI de Chávez. El "peronismo
profesional" que Alberto representa no cree en esas coordenadas políticas ni económicas.
Fernández llegó a decir que se consideraba un "liberal de izquierda" incrustado en el
peronismo clásico. Oxímoron para futuros desvelos ideológicos de Sebreli.

En estos días de gloria y exitismo argento, donde se lo ve igualmente preocupado, el más


votado está pasando con una aspiradora por todos los rincones de la patria, metiendo en su
bolsa a panqueques de diverso oficio e interés, y sacándose fotos con gobernadores y con
poderes fácticos para apilar voluntades y acaso para que sus socios íntimos no se confundan.
Muchísimos votos son de la arquitecta egipcia, pero la realidad es que Alberto logró romper el
techo, y atraer a millones de indecisos e independientes, que acaso en un acto de hipnosis
creían estar votando por la moderación y no por una nueva radicalización cristinista. Lo cierto
es que esa decisión popular castigó a una gobernadora amenazada que vive en una base
militar y entronizó a un manager del neocamporismo; llena el Parlamento y las legislaturas de
militantes bolivarianos, y trajo de regreso al Instituto Patria a don Carlos Zannini. La sociedad
jugó a la ouija, y algunos espíritus se manifestaron en la alta noche. Zannini reemplazó a
Néstor y a Alberto en la mesa chica cuando Cristina enviudó y se quedó sola, pero en lugar de
cuestionar o discutir sus ocurrencias, como hacían su marido o su antiguo jefe de Gabinete, el
exmaoísta le creaba rieles a su desbocada locomotora: terminó siendo el ideólogo de los
extremos y los disparates. Y se ganó con esa inteligencia obediente y esa arquitectura jurídica
la malograda candidatura a vicepresidente de Scioli, sillón que tenía por objeto vigilar a aquel
elegido para que fuera dócil, pagara la fiesta, no traicionara con la lapicera y al final cediera el
trono. Tanto aquel formato como el presente buscan preservar el mito intocado de Cristina
(jamás ajusta ni "claudica" frente la "derecha" ni negocia con el poder financiero) y evitar que
crezca un nuevo cacique en el peronismo. Que es verticalista y que cuando reconquista la Casa
Rosada tiene la tendencia a cuadrarse ante el presidente y a reconocerlo como su líder
indiscutido. ¿Es Alberto el nuevo macho alfa del movimiento nacional y popular? ¿O la hembra
alfa sigue al mando de la manada? ¿Pueden convivir un "liberal de izquierda" [sic] con una
"socialista nacional" (una nacionalista de simpatías autoritarias) o están destinados a la guerra
de los roces y a un divorcio? ¿Quién es el jinete y quién el caballo?

En campaña electoral a todos les conviene pasar por cordiales y pragmáticos, casi por
inofensivos, pero una vez en el poder -si es que llegan a él y Juntos por el Cambio no logra dar
vuelta la historia y entrar en el ballottage- habrá que negociar en la cumbre y en la interna con
los entusiastas adalides del dogmatismo; optar entre ser un gobierno democrático o
transformarse en un régimen, como prefieren en el entorno intelectual de Cristina Kirchner. Y
hacer equilibrio en medio de un mundo que ha cambiado y que amenaza con nuevas
turbulencias, con una soja que no es la que era, una vulnerabilidad financiera aterradora y en
el ciclo de las nuevas democracias automáticas, es decir: el tiempo del Brexit y de la volatilidad
de la opinión popular, donde acontecen votos precipitados y galvanizantes que ponen y quitan
el poder en un santiamén, y donde nadie tiene asegurada la quinta.

Un cuarto gobierno kirchnerista implicaría todos estos dilemas internos y externos. Allí nos
colocó, provisoriamente, el veredicto inapelable de las urnas, pero sobre todo un específico
voto que daba vergüenza. Ese voto oculto decidió a último momento cambiar el caballo a
mitad del río. Y fue tan abrumador que convocó sin querer a los viejos espíritus. Ahora, que
Dios.dado nos asista.

Por: Jorge Fernández Díaz

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

¿
S190818LN13
Opinión | Elecciones 2019
Elecciones que se resuelven entre lágrimas

Joaquín Morales Solá

Joaquín Morales Solá LA NACION

18 de agosto de 2019

El miércoles fue un día sueco en una Argentina desquiciada. Solo hablaron civilizadamente los
dos únicos hombres que tenían que hablar. Parece poco, pero es mucho en una nación
dramática, donde una parte del país llora porque otra parte está alegre. Así sucedió en 2015;
así fue el domingo. Mauricio Macri y Alberto Fernández lograron sacar al país de la ratonera en
la que estaba. El conflicto consiste en que el hombre que tiene las herramientas no tiene el
poder y el que tiene el poder no tiene las herramientas.

Nunca Alberto tuvo tanto poder (ni cuando fue jefe de Gabinete) como después de las
elecciones, pero todavía no es presidente electo. Esa contradicción institucional, letal para la
economía, es una peculiaridad argentina; también, una anomalía.

Macri amaneció el lunes sin haber dormido. ¿Se puede dormir después de vestirse para una
fiesta y terminar en un funeral? ¿Se puede descansar cuando se sabe, como Macri sabía, que
los mercados hundirían al país? Nadie le advirtió que el voto de protesta lo arrasaría. Ni
siquiera las encuestas que medían la intención de voto para Alberto detectaron la enorme
distancia que terminó separando a los dos principales candidatos. El encuestador que más
cerca estuvo de la verdad fue Hugo Haime, que medía para Alberto: pronosticó un resultado
de 13 puntos a favor de Fernández-Kirchner. Al día siguiente, los mercados reaccionaron más
con el recuerdo que con la información del presente. No tenían datos actuales porque Alberto
Fernández no había hablado hasta entonces de sus ideas económicas. Los mercados
pronostican con información vieja o nueva, según sea la que tienen a mano. Actuaron
entonces con el recuerdo de los últimos siete años económicos de Cristina Kirchner, no con lo
que haría Alberto si fuera presidente. Alberto Fernández forma parte del establishment
político argentino. Estuvo en el Estado desde los tiempos de Juan Sourrouille (de quien fue
asesor legal) hasta su renuncia como jefe de Gabinete, en 2008. No se imagina como Hugo
Chávez o Nicolás Maduro. "Fui el jefe de Gabinete de los superávits gemelos (fiscal y
comercial) y del acuerdo con la mayoría de los bonistas en default. ¿Dónde está Venezuela en
mi pasado?", suele preguntarse en un reproche implícito al gobierno de Macri.

El Presidente está atenazado por dos condiciones: la de jefe del Estado y la de candidato. Las
elecciones del domingo pasado no resolvieron nada. Pero ¿está Macri en condiciones de
cambiar esos resultados? ¿De cambiarlos, sobre todo, en las decisivas elecciones de octubre,
cuando podría decidirse todo? ¿De forzar una segunda vuelta electoral y ganarla? La aritmética
le cierra para modificar el final. El problema consiste en que, a veces, las emociones sociales
son incompatibles con la aritmética. Macri no solo necesita aumentar su caudal electoral (eso
es más probable si logra contener la crisis), sino también que Fernández reduzca por lo menos
en tres puntos su caudal del domingo pasado. Esto es más difícil, casi imposible si el candidato
peronista no comete graves errores. No los cometerá, porque es también un viejo zorro
electoral. Las alternativa que tiene Macri es promover un aumento del caudal electoral. Un
aumento al 85% de la participación electoral bajaría el porcentaje de Alberto al 44% sin que
este perdiera un solo voto. Pero el candidato peronista no debería sumar tampoco ni un solo
voto hasta el último domingo de octubre. Los encuestadores de Alberto le aseguran que ya
tiene una intención de voto por encima del 50%. Prevalecerá, en última instancia, la necesidad
de cambio de la sociedad. ¿Quiere ahora un cambio con la intensidad con que lo quiso en 2015
cuando eligió a Macri para terminar con Cristina? En la respuesta a esa pregunta están todas
las respuestas.

Un triunfo abrumador del peronismo en octubre podría darle la mayoría en las dos cámaras
del Congreso. Esa mayoría conformaría luego el Consejo de la Magistratura, que es donde se
cocinan las designaciones y las destituciones de los jueces. En un solo día el peronismo se
quedaría con el control de los tres poderes del Estado. Esa situación no es buena bajo ningún
gobierno, cualquiera sea su signo político. La República conlleva un sistema de pesos y
contrapesos que son necesarios. Macri tiene pocos pergaminos económicos para mostrar. Lo
maltrataron significativos cambios en el escenario económico internacional, una sequía local
devastadora, el aumento del precio del petróleo y los errores propios. Pero puede exhibir una
gestión en la que se respetaron las libertades y el principio de la división de poderes. No hubo
escraches y se instaló un diálogo entre adversarios, más que nada en el Congreso. Podrá
decirse que ese diálogo fue forzado por las circunstancias (estuvo siempre en minoría), pero lo
cierto es que existió por primera vez en mucho tiempo. Ese legado debe sobrevivir aunque
Macri no sobreviva como presidente después de diciembre.

En el crucial diálogo telefónico entre Macri y Alberto, que comenzó a cambiar el peligroso
rumbo de la crisis, el candidato ganador le aconsejó al Presidente una revisión de su gabinete.
Hablaba, entre otros, de Nicolás Dujovne. Macri no rechazó ninguna idea, pero esperaba
estabilizar la economía. Dujovne hizo trascender que quería irse. ¿Para qué retenerlo? En
septiembre pasado, Macri le ofreció ese ministerio a Carlos Melconian, pero este necesitaba
un tiempo que el Presidente no tenía. Dujovne operó entonces ante el Fondo Monetario para
que le pidiera a Macri su permanencia. Hernán Lacunza, su reemplazante, es un economista
eficiente y una persona con un sentido más cabal de la lealtad. Un diálogo previo fue clave: el
del propio Alberto con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, un funcionario que
tiene relación desde los años universitarios con Axel Kicillof y con quien fue su segundo en la
cartera económica, Emmanuel Álvarez Agis. El propio Alberto tiene buen concepto de
Sandleris. El jefe de la conducción monetaria llamó al candidato que ganó para describirle la
situación. Las reservas están para pagar deuda o para frenar la escalada del dólar. No hay
recursos para las dos cosas. El Banco Central fue austero en el uso de reservas frente a
semejante corrida cambiaria. No había manera de frenar la escalada del dólar solo con dólares.
El aumento extravagante del riesgo país y la caída de bonos y acciones argentinas impulsaban
una huida de bonistas y ahorristas del peso hacia el dólar. La crisis necesitaba una respuesta
política, no monetaria.
Cristina calla. A veces, habla en reserva. Cerca suyo se aseguró que le dijo a Kicillof que no
hiciera declaraciones sobre la política económica nacional. Esas cuestiones son de Alberto, lo
frenó. Sabe que su estrategia dejó tambaleando a Macri. En verdad, el único consejo que
recibió para reconciliarse con Alberto provino de Juan Cabandié. "Creo que tenés que
escucharlo a Alberto", le sugirió. Ella aceptó la idea y lo llamó a quien fue su jefe de Gabinete
durante ocho meses y con quien estaba distanciada desde hacía casi diez años. Cristina y
Alberto Fernández confiaron entonces en Cabandié como único intermediario entre ellos hasta
que se vieran personalmente. "Esa es la historia. Todas las otras versiones son pura fantasía",
les advirtió Alberto a sus colaboradores. Curtida medidora de relación de fuerzas, Cristina sabe
que Alberto le acercó 14 gobernadores peronistas cuando ella tenía solo tres. También fue
Alberto el que enhebró un acuerdo con la CGT. Si en octubre se repitiera la elección del
domingo pasado, La Cámpora tendrá la mitad de diputados nacionales que tiene ahora. La
mayoría de los diputados responderán a los gobernadores.

Alberto adoptó otro perro porque cree que vivirá en Olivos desde diciembre. El nuevo perro no
tendría lugar en el departamento donde vive ahora. Macri está seguro de que todavía puede
esquivar la derrota definitiva, la muerte súbita en octubre. Uno cree que ya ha ganado; el otro
cree que todavía no ha perdido. El día sueco no resolvió todo.

Por: Joaquín Morales Solá

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

Mauricio Macri elogió a Hernán Lacunza: "Confío en que es la persona indicada para esta
etapa"

¿
R190818LN
Economía | Política económica
Quiénes son los mercados y cómo influyen en la economía del país

El mercado: desde los pequeños ahorristas hasta los grandes fondos de inversión globales

El mercado: desde los pequeños ahorristas hasta los grandes fondos de inversión globales
Fuente: AP

Desde los pequeños ahorristas hasta los grandes fondos de inversión globales, todos forman el
grupo que decide los movimientos del capital; cuáles son los actores que gravitan con más
fuerza en el caso de la Argentina, hoy debilitada por el escenario político y por sus indicadores
económicos

Mónica Fernández

18 de agosto de 2019

"Cuando se trate de dinero, controla tus emociones", decía Gordon Gekko, el memorable
magnate de las inversiones sin sentimientos ni escrúpulos que interpretó Michael Douglas en
la película Wall Streety que se inmortalizó en el imaginario popular como prototipo de los
hombres del mercado.

En estos días de vértigo se escuchó hasta el cansancio que "los mercados sienten, descuentan,
opinan y necesitan"... Pero, ¿quiénes son "los mercados"? ¿Hay rostros, nombres, personas de
carne y hueso detrás de ese sustantivo colectivo que los engloba o son un intangible?

"En la jerga financiera se suele definir como mercado a todos los actores en su conjunto que,
motivados por intereses propios, llevan a cabo transacciones y deciden los precios y
volúmenes de negociación. Estos compradores y vendedores pueden ser personas humanas o
instituciones nacionales o extranjeras, entre ellas, empresas de cualquier industria y tamaño
incluidos los bancos, los fideicomisos y los fondos de pensión y de inversión. Esto comprende
al Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, creado con los activos provenientes de las
AFJP", enumera Flavia Matsuda, coordinadora de research de InvertirOnline.com.

"En realidad, el mercado somos todos, todos los que ahorramos e invertimos formamos lo que
se entiende como mercado. Claro, la diferencia está en el tamaño. Unos tienen US$1000, otros
US$10.000 o US$100.000 y otros manejan millones y millones de dólares", plantea Mariano
Sardans, CEO de la gestora de patrimonios FDI.

Damián Zuzek, CIO de Grupo SBS, da su definición en igual sentido: "Desde el ahorrista más
chiquito hasta el fondo más grande, todos forman el mercado. Todos analizan la situación y
cómo imaginan el futuro, y en función de eso mueven su capital. Cada participante del
mercado busca cuidar el capital y conseguir un retorno acorde a sus expectativas".

Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones (PPI), también pone a todos los
inversores bajo el paraguas de mercado y se encarga de dejar algo en claro: "El mercado no es
algo negativo ni especulativo. Por el contrario, un mercado de capitales desarrollado es una
herramienta clave para que la economía pueda crecer. Para que tanto las empresas como el
Estado encuentren financiamiento y para que los individuos puedan invertir sus ahorros".

Claro que, si bien todos somos mercado, no todos torcemos el valor de los activos ni le
ponemos presión al conjunto si nos retiramos del juego. ¿Quiénes tienen ese poder de subir o
bajar el pulgar a una acción, a un bono soberano o corporativo y de abrirle o cerrarle la
persiana del financiamiento a un Estado?

"Los dominantes del mercado son los fondos de pensión e inversión extranjeros y los fondos
soberanos que manejan cientos de miles de millones de dólares. Ellos determinan las
corrientes de compra y venta. Es tanto, el volumen que mueven que con que un fondo entre o
salga de una acción o de un bono dan vuelta el mercado", explica Miguel Ángel Arrigoni, socio
de First Capital Group.

Los dueños del capital "grande" tienen nombre propio. Los que más gravitan sobre mercados
emergentes como la Argentina son Franklin Templeton, MFS Investment Management,
Fidelity, BlackRock o JP Morgan, entre otros. Puede que no suenen conocidos a los oídos de los
ciudadanos de a pie, pero están entre los gestores de fondos más grandes del mundo.

Dentro de ese conjunto de actores con una billetera inmensa están los hedge funds, los más
agresivos dentro del juego del mercado, que toman posiciones en activos muy riesgosos, a
precios ínfimos, para maximizar sus ganancias. Estos fondos, conocidos como high yield, o
localmente como buitres, nos resuenan todavía a los argentinos por sus reclamos y sus juicios
tras el default de 2001.

¿Por qué las decisiones de los fondos impactan tanto? Fundamentalmente, porque el mercado
de capitales local es muy pequeño y esos fondos extranjeros son los mayores players. Nuestro
mercado de capitales es poco relevante en el concierto mundial. Su escaso tamaño o
profundidad -como se dice en la jerga financiera- es lo que lo hace más vulnerable y volátil. "El
mercado local es el menos desarrollado de la región; representa alrededor de 10% del PBI",
dice Martín Calveira, economista e investigador del IAE Business School. En Brasil, la
capitalización de mercado equivale a 28% del PBI; en México, a 35%, y en Chile, a 79%.

El movimiento de capitales hacia o desde el mercado local ya mostraba el año pasado una
tendencia negativa, que obviamente se aceleró en 2019 y eclosionó en los últimos días, tras el
inesperado resultado de las elecciones primarias. "Si tomamos activos de emisión nacional
netamente financieros, que podemos observar en el componente llamado inversión de cartera
(entrante) informado en el balance de pagos, vemos que en los dos primeros años de la
gestión de Mauricio Macri el promedio anual de los flujos de inversión de títulos que se
registra en esa cuenta fue de US$39.000 millones. En 2018 la dinámica fue opuesta a partir del
segundo trimestre, y se notó una salida de capitales del orden de US$3700 millones", explica el
economista.

Otro dato no menor para evaluar al mercado es que los grandes bancos de inversión que
operan con los fondos internacionales son los que manejan la información y los que emiten
recomendaciones de compra o venta que impactan en las decisiones de los inversores más
chicos. Esos consejos pueden estar basados en datos de la economía de un país o de una
empresa, pero también en "sensaciones" como la confianza o la desconfianza y la simpatía o
no con alguna línea de acción. No son jugadores inocentes y su ganancia como
administradores viene atada a las comisiones que les cobran a sus clientes.

"Hay agentes financieros y bancos cuyo poder de mercado es mayor. Cada decisión puede
marcar una tendencia y generar sobrerreacciones en los demandantes minoristas. La dinámica
va a depender de la credibilidad del poder ejecutivo de turno y de la consistencia de las
políticas económicas aplicadas. Una macroeconomía estable y con tendencia al superávit fiscal
y al externo va a tener menor probabilidad de fenómenos monetarios con poder de
desalineamientos", explica Calveira.

"El peso de todos los participantes de un mercado es muy importante: son quienes manejan y
definen cuánto vale un activo contra el otro. Ahora bien: la exposición de un país al mercado
dependerá de cuánta deuda haya emitido respecto de su PBI", aporta Zuzek. Cuánto más se les
pide prestado a los inversores, más "poder" tendrán sobre los activos.

Otros actores indiscutibles del mercado, aunque no generan transacciones, son las
calificadoras de riesgo y, obviamente, el FMI, que monitorea a la Argentina. Los inversores
están atentos a sus opiniones, que pueden definir cambios de humor.

"En los próximos días los inversores van a estar pendientes de la revisión trimestral de la
misión del FMI. Si hay aprobación, se gatillará un desembolso de US$5400 millones, pero si no
hay aprobación, eso sería leído negativamente por el mercado", ejemplifica Corujo.

"Las opiniones del mercado se ven expresadas en los precios determinados para los activos, en
el volumen negociado y en los flujos de entrada y salida. Un ejemplo de ello es que el temor a
una posibilidad de que la Argentina no honre sus compromisos en los próximos años devino en
la venta masiva de los bonos argentinos, que vieron desplomar sus precios tras las PASO", dice
Matsuda.

Claro que no solo la Argentina está a merced de la mano que aprieta el botón de los mercados
(aunque sí está muchísimo más expuesta que otros países, por la fragilidad de sus variables
económicas). Los grandes players han atizado el fuego de crisis en diferentes puntos del globo.

¿Qué mueve a los actores del mercado? Otra frase memorable de Gekko en Wall Street pinta
el panorama: "Lo que importa es el dinero, el resto es conversación". Los grandes players se
mueven en busca de ganancias óptimas y entran y salen de activos y mercados
permanentemente en busca de esas ventanas de oportunidad.

Los mercados no saben de lealtad ni de sentimientos, pero tampoco son 100% racionales.
Aunque hay distintas opiniones, cada vez son más quienes abonan la teoría de Alan Greenspan
-el viejo timonel de la Reserva Federa de los Estados Unidos-, quien decía que "los mercados
toman decisiones irracionales" y afirmaba que "las finanzas son totalmente diferentes al resto
de la economía".

"Controlar al mercado es muy difícil porque hay un efecto manada, pero no una manada de
conejos sino de elefantes, y muchas veces los factores psicológicos pesan más que los
numéricos", define Arrigoni. Y enfatiza: "La clave es manejar adecuadamente la comunicación.
Por eso es tan importante que la Argentina esté integrada a los mercados, porque cuanto más
te alejás, menos saben de vos y más fuertes son las corrientes de salida que te terminan
perjudicando".

"Es una actividad donde el 99% toma decisiones emocionales por más sofisticados que sean
esos inversores, por más maestrías en finanzas que tengan. Decisiones influenciadas por
diferentes actores: medios de comunicación, asesores e informes económicos", describe
Sardans. Y completa: "Es justamente en los precios que dejan los inversores 'emocionales'
donde muchas veces están las mejores oportunidades, porque en la irracionalidad dejan
precios de remate". Corujo explica: "El principal enemigo del mercado es la incertidumbre y los
inversores, ante el temor de no saber qué va a venir, sobreexageran, para después ir
reacomodándose".

Por eso, hay quienes ven en la cotizaciones actuales oportunidades para inversores tolerantes
a las emociones fuertes, que pueden esperar a que el ciclo cambie. "Quienes no necesiten los
fondos hoy, pueden encontrar una muy buena oportunidad en bonos soberanos de largo
plazo, con tasas de retorno que probablemente no se volverán a ver", dice Sardans. Y agrega
que es importante mirar la liquidez de los activos: liquidez es que haya mucho volumen de
operaciones para poder entrar y salir, a precio de mercado, cuando se desee.

Los mercados son también quienes están detrás de mover el termómetro que mide el riesgo
país. Otra expresión que suena a diario.

El riesgo país se establece sobre la base del Emerging Markets Bond Index (EMBI), creado por
JP Morgan. Mide la diferencia entre el rendimiento de los Bonos del Tesoro Americano (un
activo considerado libre de riesgo) y el de otros países. El rendimiento se mueve de forma
inversamente proporcional a su valor: cuando los inversores salen de los títulos públicos
argentinos, su precio baja y su rendimiento sube, ampliando la distancia de los T-Bonds.

El índice mide el "riesgo" de no pago implícito en el precio de los bonos. Tras las PASO, el
riesgo país argentino se duplicó y más aún. Los actuales niveles de prima de riesgo dejan
traslucir el temor a un default. Un riesgo país alto condiciona todas las inversiones en el país y
no solo las financieras, porque marca la posibilidad de que el Estado o las empresas accedan al
financiamiento del mercado de capitales. Y ese acceso es fundamental para el normal
desarrollo de cualquier economía.

Por: Mónica Fernández

ADEMÁS

Por qué el dólar une y separa a Macri y Alberto Fernández


El dólar cayó 4% y el mercado se alejó de la zona de pánico

Los empresarios les piden humildad a Macri y racionalidad al PJ

¿
R190818LN
Economía | Tecnología
Economía digital: Tecnologías, negocios y políticas públicas, claves para un país conectado

Ingrid Briggiler (Llamando al doctor), José Del Rio (LA NACION), Verónica Silva (Apprendo) y
Federico Sánchez (Werpi)

Ingrid Briggiler (Llamando al doctor), José Del Rio (LA NACION), Verónica Silva (Apprendo) y
Federico Sánchez (Werpi) Crédito: Fabián Malavolta

En un encuentro organizado por LA NACION, referentes del sector empresario, del Gobierno y
del mundo tecnológico hablaron sobre comercio electrónico, 5G y las innovaciones que
llegarán

Lucila Lopardo

18 de agosto de 2019

La capacidad de procesar, transmitir y almacenar datos fue creciendo, a la vez que los costos
fueron bajando. Eso cambió nuestras vidas y cambió la configuración social". Así es como
Alejandro Lastra, director de Relaciones Institucionales de Telefónica Movistar, definió el
impacto que la digitalización tiene en la forma de hacer negocios. En un diálogo con José Del
Rio, secretario general de Redacción de LA NACION, el ejecutivo fue el encargado de dar
comienzo a " La revolución de la economía digital", el encuentro que se desarrolló el miércoles
7 de este mes en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba). El objetivo que
se persiguió fue entender qué hay que hacer para lograr una Argentina más conectada,
conocer cuál es el impacto real que la digitalización puede generar en la economía y saber
cómo estos cambios pueden abrir al país al mundo 4.0.

Lastra consideró que "la humanidad tiene hoy más tecnología en la mano que la que tuvo en
toda su historia". Al referirse a la visión de Telefónica Movistar, explicó que el manifiesto
digital de la compañía se basa en tres pilares: la conectividad, el desarrollo de servicios
digitales y "lo humano", que implica que nadie se quede atrás en este contexto de avance
digital. "Para que eso suceda tiene que haber políticas públicas de empleabilidad", apuntó. Y
dijo que cuestiones como las políticas fiscal e impositiva "se vuelven herramientas claves a la
hora de ver cómo ayudar a que haya despliegues de tecnología".

"Creemos que el gran desafío de las políticas públicas tiene que ver con poner a la persona en
el centro de la escena. Tenemos que ocuparnos de que nadie quede atrás y de que ninguna
persona quede fuera de esta revolución", definió el ejecutivo.

Para esto, consideró que deben dejarse atrás las conversaciones que se dan en silos para dar
lugar a una planificación general. "Si no la planificamos bien, tendremos personas que sufran
en el proceso. Hay una serie de temas claves, como la seguridad de los datos, la confianza
digital, la construcción de algoritmos, la privacidad de los datos y el marco genérico de
derechos digitales que tenemos que discutir, porque de lo contrario nos vamos a encontrar
con consecuencias que podemos evitar", apuntó.

1- Conectividad, el pilar de la digitalización

En una presentación especial, Enrique Carrier, analista del mercado de telecomunicaciones y


nuevos medios, habló sobre el estado de conectividad del país. Explicó que la Argentina es la
octava nación en cuanto a extensión, pero se ubica en el puesto 212 en densidad poblacional,
punto que "hace muy difícil rentabilizar la inversión necesaria para conectar al país".

Esto también complica la llegada del 5G, red a la que Carrier distinguió como una conectividad
distinta y un gran salto respecto de lo que se conocía. "Del 1G al 4G siempre fue más de lo
mismo. El 5G no solo tiene mayor velocidad, sino que soporta mayor densidad de dispositivos
y también tiene baja latencia, es decir, baja demora entre un clic y su respuesta", explicó.
Agregó que lo interesante del 5G es que se trata de la red que permitirá que haya objetos
inteligentes. "Esto es porque van a estar conectados a la nube, va a ser más barato y
consumirá menos energía", apuntó.

Carrier dijo que en la Argentina las firmas de telecomunicaciones empezarán a hacer pruebas
este año, pero la red no llegará hasta dentro de dos años. "Los operadores no están apurados
por desplegarla, porque falta 4G, que es la base del 5G. Además, muchos todavía no saben
bien cómo monetizarían esta nueva conectividad", resaltó. Hacia el cierre de su presentación,
el analista pidió dejar de mirar el nivel de conectividad según la población y pensarla a partir
del territorio. "El Gobierno tiene como objetivo conectar al 92% de la población. El 8% restante
son 4 millones de personas que viven en la mitad del país. Hay que llegar al 100%, no solo de la
población, sino también del territorio", concluyó.

2- La capacidad de adaptación

"Son más las preguntas que las respuestas y esto excede a la Argentina. No hay consenso en el
mundo y lo que uno ve es que el regulador corre desde atrás a la tecnología", apuntó Marcelo
Celani, economista y profesor full time en la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di
Tella. Junto a él, y moderados por la periodista Carla Quiroga, estuvieron Agustín Parodi, head
de Productos y Soluciones de Prisma Medios de Pago; Agustín Rotondo, country manager de
Wayra, y Rosana Mazza, socia de Financial & Digital Services en PwC Argentina, quienes
hablaron sobre las oportunidades, los negocios y las tendencias que surgen en un mundo
hiperconectado.

Mazza, quien participa de la mesa de innovación del Banco Central, colaborando en los
cambios regulatorios que se vienen dando en los últimos años, comentó que PwC terminó este
mes una encuesta en la Argentina, de la cual participaron más de 50 bancos y fintech. El
estudio determinó que el 80% de la banca tradicional se apalanca en los servicios y nuevas
soluciones de las fintech, pero cuando se les pregunta si hay un trabajo en conjunto, el
porcentaje es muy bajo. "Las fintech ven la relación con los bancos como una oportunidad para
ofrecer nuevos productos. Hay una relación colaborativa, pero, en algún punto, también hay
tensión", definió.
Wayra es la aceleradora de startups de Telefónica Movistar. En la Argentina tiene un portfolio
de más de 30 firmas en las que invirtió US$3 millones a lo largo de ocho años. "Todas son de
diferentes verticales, desde educación, fintech y hasta agro, pero tienen en común que son de
base tecnológica", apuntó Rotondo. Sobre las fintech en particular, dijo que observa que hay
cada vez más bancos que invierten en este tipo de empresas y que participan en "la revolución
desde adentro". Contó que la industria del venture capital es muy particular y cada vez hay una
mayor participación colaborativa entre inversores. "Mientras a nuestras empresas les vaya
mejor, a mí me conviene presentarle startups de mi portfolio a los inversores. Hay lugar para
que entremos todos y la necesidad de capital es grande", dijo.

Según agregó, Wayra replicó en la Argentina por primera vez una experiencia hecha por la
aceleradora en España, en la que juntaron a los fondos locales para que cada uno presentara
sus mejores startups y, así, incentivar la inversión en ellas.

En lo que refiere a los medios de pago, Parodi explicó que la transformación digital no solo
tiene que ver con digitalizar los procesos en sí, sino también con entender por qué se está
haciendo y con agregar valor. "Lo que hacemos es entender a nuestros clientes, que
cambiaron sustancialmente. Hoy el comerciante vende vía e-commerce y el flujo transaccional
cambió", dijo. Sostuvo que la estrategia de Prisma es generar soluciones que sean plug and
play para lo que los comercios necesitan. "Vamos a un mundo más ágil. La tecnología
contactless va a cambiar mucho la forma en que hacemos las compras y pagamos. Creo que
vamos a un mundo con múltiples opciones de pago hasta que se vaya el efectivo", analizó.

Desde el punto de vista de las regulaciones, Celani afirmó que la futura llegada del 5G plantea
una revolución, dado el aumento de velocidad para las conexiones que implica esta tecnología.
"Hay preguntas, como si todos los servicios van a ser inalámbricos y si la regulación tiene algo
que hacer al respecto", dijo. Y concluyó: "La revolución tecnológica va a 200 kilómetros por
hora, mientras que la regulación va a dos".

3- El marco impositivo

Otra de las entrevistas mano a mano de la jornada fue protagonizada por Leandro Cuccioli,
titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). En diálogo con José Del Rio, el
funcionario afirmó que la digitalización beneficia a la recaudación en general y, en particular, a
los dos objetivos que definió como los pilares de su gestión: bajar la evasión en el IVA del 33%
al 23% y reducir los costos de ser un contribuyente con buen cumplimiento.

Sobre este punto, Cuccioli contó que en noviembre pasado la AFIP hizo una encuesta y los
resultados no fueron buenos. En total y según los datos obtenidos, un responsable inscripto en
IVA tarda 353 horas al año en sus tareas impositivas. "Eso es casi una hora por día al año y es
una pérdida de competitividad", definió. Y agregó: "La transformación digital tiene un rol
central: que el contribuyente tarde menos tiempo en cumplir con sus impuestos".

A diferencia de lo que muchas veces se cree, el e-commerce funciona como un aliado contra la
evasión, al menos según lo dicho por el funcionario. "Todas estas plataformas nos ayudan a
mirar a un tipo de usuario al que antes no accedíamos", dijo. Advirtió también que la gente
que cree que por vender en Mercado Libre está libre de la mirada de la AFIP se equivoca. "En
realidad, a nosotros nos conviene", consideró.

Para contrastar declaraciones juradas con información de Mercado Libre, el organismo


encargado de recaudar formó un equipo de análisis de datos que indagó 50.000 transacciones.
Y en la muestra se encontraron diferencias enormes. Para este tipo de tareas la AFIP contrató
en 2019 a 1200 personas. ¿Contadores? No, la mitad de estos profesionales son científicos de
datos y matemáticos. "En los próximos diez años vamos a recaudar muchos más impuestos con
big data y tecnología que con métodos tradicionales", afirmó.

4- El desafío de reinventarse

Cambios en las formas de vender, operar o en el producto. Estos son algunos de los grandes
desafíos que plantea la digitalización. No solo son difíciles porque proponen un giro de 180
grados, sino porque, además, se tienen que dar de la manera más rápida posible. Lorena
Suárez, Venture Capital Manager del Grupo Supervielle; Mariano Calviello, head portfolio
manager de Fondos Fima del Banco Galicia, y Martín Galdeano, CFO de Ford Grupo Sur,
contaron en primera persona cómo se vive esta revolución oficinas adentro.

Para Galdeano estamos atravesando un momento "en el que hay que enfocarse más fuerte en
innovar y establecer las bases para el negocio que sigue a largo plazo". Para esto, la automotriz
abrió un laboratorio de innovación en Silicon Valley. "El auto del futuro es conectado, eléctrico
y autónomo. Parece simple, pero para conseguirlo necesitás generar asociaciones entre
empresas. Por eso, para acceder a las tecnologías, asociarnos y adquirir startups fue que nos
instalamos en Silicon Valley", apuntó.

Para llegar a la meta buscada se dan alianzas entre las grandes automotrices a nivel mundial.
"Al momento de implementar nuevas tecnologías se necesita una cantidad de recursos muy
grandes, por eso buscamos el complemento, para hacer más eficiente la inversión", dijo el
ejecutivo.

Calviello explicó de qué manera la digitalización y la posibilidad de operar a través del celular
cambiaron la forma en que los clientes gestionan sus inversiones. "Hay una mayor profundidad
en el uso del producto. Clientes que usaban un fondo en particular hoy se mueven dentro de
toda la familia de fondos", indicó. Además, agregó que el 25% de las operaciones que se
registran diariamente se hacen a través del celular. Hace solo dos años ese porcentaje era de
1%.

Calviello dijo que esto se vio impulsado por la posibilidad de operar en horarios más amplios y
por las alternativas que dan tanto el online banking como el office banking. "El cliente puede
simular rendimientos históricos, generar un perfil de inversor y sumar comentarios a los
portafolios de cada fondo", dijo.

Para Suárez, en la Argentina hay un gran espacio para el desarrollo de nuevas herramientas
digitales y financieras. "En la Argentina, una de cada dos personas no está bancarizada. Tener
la clave virtual uniforme (CVU) permite una nueva digitalización de pagos de la población y,
por lo tanto, permite la inclusión", explicó. Suárez dirige el fideicomiso que lanzó Grupo
Supervielle para invertir en nuevas compañías. El objetivo es hacer entre 10 y 12 inversiones
de entre 200.000 y 500.000 dólares.

Al momento, Suárez explicó que el banco ya invirtió en dos proyectos: uno es 123Seguro,
broker online, y el otro es Increase, firma de gestión de finanzas. "El objetivo del grupo es
generar un retorno financiero y alinearnos con las expectativas de los emprendedores, pero, al
mismo tiempo, la idea es que el proyecto acompañe a la estrategia del grupo en cada uno de
sus verticales y que haya un valor para el emprendedor, al asociarse con una empresa como
Grupo Supervielle", dijo.

5- La revolución fintech

En una presentación especial, Pablo Valenti, coordinador Regional de Digital e Innovación del
Banco Interamericano de Desarrollo (BID), habló del mapa regional de fintech y ubicó cómo
está la Argentina. El país es parte del top 5 del sector con más de 200 firmas (en la región de
América Latina y el Caribe ya hay más de 1100). "Es interesante ver cómo cerca del 60% del
ecosistema digital se concentra en tres segmentos: pagos y remesas, préstamos y gestión
financiera empresarial. Esto obedece a la estructura del mercado y a sus características",
apuntó Valenti.

Con respecto al perfil de los clientes, dijo que "hay una tendencia clara hacia los sectores de la
economía no bancarizada". Y puntualizó: "Los negocios y empresas fintech reconocen que
entre su prioridades están las pymes no bancarizadas y los consumidores no bancarizados. La
Argentina es testigo de los desafíos que tenemos para armonizar políticas y estrategias de la
banca tradicional".

Juan Bruchou dirigió la operación local del Citibank entre 2002 y 2015, año en el que se fue de
la firma porque "quería algo diferente". Ese algo diferente se materializó tiempo después en
Brubank, una firma de tecnología que da servicios financieros, emplea a más de 70 personas y
planea aumentar ese número a 120 para fines de este año y a 200 para 2020. "Nuestra
intención es estar más asociados a un servicio como el que da Netflix o Google", dijo Bruchou.
Y explicó: "No admitiríamos abrir Netflix y que haya un cartel que diga que funciona solo de 10
a 13. Con el banco es lo mismo: tiene que estar activo las 24 horas y en Brubank se puede
hacer de manera instantánea cualquier operación en cualquier momento. Lo que queremos es
darle el control a la gente".

A principios de mes, el ahora banquero digital vendió el 15% de la firma a David Thomson, el
multimillonario canadiense. Bruchou aclaró que se trata de una operación cash in, que implica
que, en realidad, "nadie vendió nada, sino que el dinero se reinvierte en nuevas acciones". Y
explicó: "Compartimos la idea de invertir a largo plazo y de usar la tecnología como un medio
para un mejor producto y la experiencia de usuario".

6- Los otros negocios de las fintech

Moderados por Ignacio Federico, periodista de LA NACION, Manuel Beaudroit, cofundador y


CMO de Bitex; Martín Ferrari, CEO y cofundador de 123Seguro, y Juan Pablo Bruzzo,
presidente de la Cámara Argentina de Fintech y CEO de Moni, contaron cuáles son las
posibilidades que abre la revolución digital en el mundo de los negocios.
Beaudroit contó cómo fue la primera exportación de un bien físico en bitcoins a Paraguay.
"Nos contactó una pyme con la problemática que implica cobrar las exportaciones. Era un
monto chico, pero venían molestos por la burocracia del sistema tradicional. Paraguay pagó en
guaraníes, la plata se transfirió en bitcoin y a ellos le llegó en moneda local", contó. Y detalló:
"A nivel costos, esta exportación se hizo por US$50 dólares, versus los US$100 o US$150 que
cuesta la misma operación en un banco tradicional. Acá se pasa cotización antes de ejecutar la
operación y en una hora se ejecuta el pago".

Los padres de Ferrari se conocieron en el sector de seguros en los 70 y la llegada de las nuevas
tecnologías hicieron que él y su hermano Bruno también optaran por este sector. Juntos
crearon 123Seguro, broker online que ya trabaja en tres países con más de 30 aseguradoras.
"Estuvimos ocho meses tratando de convencer a las firmas para poner sus productos y precios.
El 100% nos dijo que no; luego convencimos a tres a sumarse y ahí empezó todo", relató sobre
los comienzos allá por 2010.

Para Ferrari, la industria de seguros está atravesando un cambio de paradigma que necesita de
la tecnología para poner al cliente en el centro y generar valor. "A nivel tecnológico es armar
productos a medida de la persona, del bien, o del uso del bien. Tecnologías como internet de
las cosas permiten hoy saber cómo y cuándo se usan esas cosas", apuntó.

Bruzzo, por su parte, afirmó que cualquier pelea que se plantee entre los bancos tradicionales
y las nuevas firmas no tiene sentido. "El sistema financiero argentino es muy chico y nos
tenemos que enfocar para que crezca", apuntó. Aclaró que desde el punto de vista impositivo
está bien alentar que haya pagos digitales "con incentivos fiscales". "Hay países como Uruguay,
que demostraron que eso fue una fuente de mayor recaudación y formalización de pagos.
Siempre haciendo referencia a la simetría: por ejemplo, si hay incentivo a pagos digitales, que
no sea solo para la billetera electrónica, sino también para tarjetas de débito y crédito, para
todos los sistemas", aclaró. Además de incentivar pagos digitales, Bruzzo llamó a trabajar sobre
la identidad digital. "Hay avances, pero estamos lejos con respecto a otros países", diagnosticó.

7- Emprender en clave digital

La conectividad y las nuevas tecnologías no solo permiten crear nuevos negocios y servicios,
sino también llevar aquellos que ya existen a rincones en los que no estaban, incentivando la
inclusión social. Una de estas iniciativas es Llamando al doctor, una aplicación que conecta
médicos con pacientes para resolver consultas simples a través del uso del celular.

Su fundadora y CEO, la médica ginecóloga egresada de la UBA Ingrid Briggiler, explicó que, al
momento, tienen un staff permanente de 30 médicos y la app ya llegó a dos millones de
usuarios con consultas recibidas desde la Argentina y desde países como Uruguay, Bolivia y
Perú. Briggiler destacó que la aplicación no solamente permite llegar con el servicio a puntos
remotos, sino también, generar un ingreso extra a los médicos que atienden consultas que, en
la mayoría de los casos, resuelven vía WhatsApp y responden de oficio, sin recibir ganancias.

Otra de las aplicaciones es Werpi, fundada por Federico Sánchez, que tiene como objetivo
permitir que se encuentre lugar para estacionar en el país. Esto no abarca solo al espacio
público, sino que se trata de la posibilidad de identificar espacios en estacionamientos y hasta
cocheras privadas en distintas zonas y generar una ganancia a partir de ello.

"Tuvimos que desaprender, aprender y reaprender todo, porque de parking y real estate no
sabíamos nada", reconoció Sánchez, para quien lo más difícil de la revolución digital está en
generar hábitos distintos en clientes y consumidores.

Del panel también participó Verónica Silva, creadora de Apprendo, una plataforma digital que
nació con el objetivo de conectar profesores particulares con alumnos. La idea surgió de su
propia experiencia: al momento de buscar un profesor particular online, Silva no encontraba
un espacio donde todo estuviera centralizado y, además, no confiaba en los perfiles que veía
en las redes sociales. "Planteamos conectar profesores, institutos y personas que quieren
aprender y también damos solución de espacios seguros mediante alianzas con cafeterías y
bibliotecas públicas", aclaró.

8- La digitalización del Estado

El cierre del evento estuvo a cargo de Andrés Ibarra, vicejefe de Gabinete de Ministros y
secretario de Gobierno de Modernización de la Nación, quien hizo un repaso por el proceso de
digitalización del Estado nacional. "Pusimos sobre la mesa la agenda de la modernización
tratando de dotar la necesidad de tener estados acordes a las nuevas tecnologías que le den
un servicio del siglo XXI al ciudadano en general. El gran desafío fue poner esto en la agenda y
darle prioridad absoluta", aseguró.

En este sentido, dijo que a nivel nacional se alcanzaron los 13 millones de expedientes digitales
en 190 organismos. "Esto va acompañado de la firma digital en la nube, que permite que las
tramitaciones que requieren firma se puedan hacer", agregó, y dijo que se lanzaron más de
1700 trámites a distancia (TAT). "Hoy podemos sacar la clave nivel 3 de AFIP a distancia",
ejemplificó el funcionario. Además, mencionó la creación de la Ventanilla Única de Comercio
Exterior (VUCE) y dijo que generó más de $5000 millones en ahorro.

Con respecto al impacto de la digitalización en el empleo público, dijo que el Gobierno


incorporó el concepto de "planeamiento de dotaciones", con el que se generó una reducción
"de punta a punta" del 18%. "Nosotros queremos fortalecer la carrera pública con las
dotaciones que corresponden, porque todo es financiado por los argentinos", aclaró. Y dijo
que el Gobierno generó una "carrera con itinerarios formativos" para que la gente se capacite
"en función de lo que hace el Estado".

Hacia el final de la entrevista con Del Rio, Ibarra dio un estado de situación de la llegada a la
Argentina de la red 5G y confirmó que en primer lugar "se debe desarrollar el despliegue de la
red 4G". "Hoy, el 70% de las localidades ya tienen alguna antena de algún operador. Vamos a
llegar a fin de año al 93% de la población argentina, con acompañamiento de las empresas en
el despliegue de rutas, a través del roaming. Vamos a tener un despliegue fenomenal en la
Argentina de la red 4G", concluyó.

Por: Lucila Lopardo

ADEMÁS
El regreso de la economía del comportamiento de la mano de la tecnología

Son amigos de la infancia y crearon visores de realidad virtual para modernizar los remates
ganaderos

Big data, el alud digital que cambió al mundo

¿
R190818LN
Economía | Campo
Expoagro en Corrientes, una muestra enfocada en el largo plazo

La muestra correntina, a pleno

La muestra correntina, a pleno Crédito: Prensa Expoagro

Enfocada en la ganadería, pero abierta a todos los sectores de la producción, hoy cierra la
exposición en la provincia litoraleña

18 de agosto de 2019

Expoagro en la Rural de Corrientes, la muestra que se desarrolla en Riachuelo (a 20 kilómetros


de la capital provincial) desde el jueves 15 y que culmina hoy, se trasformó en una caja de
resonancia para los negocios, sobre todo ganaderos. Sin perder de vista el resultado de las
PASO ni la posterior reacción de los mercados, una vez más el campo demostró que su mirada
está puesta en el largo plazo.

El encuentro en Corrientes convocó a pequeños, medianos y grandes productores, técnicos y


empresas de ganadería, nutrición animal, maquinaria agrícola, automotores, insumos, servicios
(veterinarias), genética y lo último en tecnología de cada rubro.

"Este nuevo emprendimiento se va a convertir en otro clásico, donde se expone y compite el


gran talento que tienen aquí y en las provincias vecinas, que es generar genética para poder
abastecer a todos los rodeos del país y estar a la altura de poder satisfacer todo el pedido de
carne que hay a nivel mundial, y seguir generando empleo en cada provincia", dijo Luis Miguel
Etchevehere, ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, al visitar la muestra.

Gustavo Valdés, gobernador de la provincia de Corrientes, aseguró que "es tiempo de hablar
del campo, de trabajo y de desarrollo. Hace tiempo, fuimos en una misión a China porque
teníamos que llevar nuestros productos, nuestra genética, nuestro campo, lo que a los
correntinos nos vuelve orgullosos: nuestra hacienda". El gobernador instó a los productores a
que "no bajen los brazos" y pidió: "Hagamos lo que tenemos que hacer, que es producir,
trabajar y colaborar unos con otros para sacar adelante a la Argentina".

Los presidentes de las asociaciones de las principales razas del norte argentino, Brahman,
Brangus y Braford, que exhibieron sus reproductores en Expoagro en la Rural de Corrientes,
destacaron el trabajo y la esperanza de los criadores, a pesar de la incertidumbre. Tiziana
Prada, presidenta de la Asociación Braford Argentina, aseguró que "en esta semana tan
tremenda para la Argentina se ve que el norte ganadero sigue empujando. La gente está acá,
vino de cada rincón del país y llega con buena actitud".

El presidente de la Asociación Criadores Brahman, Raúl Franchino, destacó la actitud del


sector: "Apuestan a la producción pese a la devaluación y al gobierno que venga. Seguimos
apostando porque es lo que sabemos hacer. Es lo que pretendemos decirle al Gobierno, que
nos dejen producir, pero con tasas del 70% no se puede, así es inviable una producción
ganadera, agrícola o un comercio".

Víctor Navajas, titular de la Asociación Argentina de Brangus, indicó que "la ganadería es una
actividad que no puede estar especulando con la coyuntura, tiene que seguir para adelante. Es
muy costoso armar un plantel o un rodeo de cría, no se puede estar parando y arrancando
como una fábrica de bulones".

Desde la Sociedad Rural de Corrientes, su presidente, Maximiliano Mantilla, destacó: "Esta


exposición para Corrientes augura una nueva posibilidad hacia el futuro de potenciar todo lo
que es la producción de Corrientes, no solamente la ganadería, sino también la
forestoindustria, la producción arrocera, y que no se quede en la provincia".

Sebastián Perretta, de Biogénesis Bagó, al referirse a la coyuntura, analizó: "Hace 18 años que
estoy en el sector de la biotecnología y produciendo productos veterinarios. Hemos vivido en
ese tiempo muchos momentos de incertidumbre económico financiera; y el sector siempre ha
estado presente y ha dado respuesta, aun en los tiempos más difíciles. Siempre vamos a estar
trabajando en los buenos y en los malos momentos, para ayudar al productor ganadero".

La muestra finaliza hoy con festejos del Día del Niño y espectáculos musicales, e incluye una
exposición y dinámica de maquinarias no solo destinadas a los tradicionales cultivos, sino
también a las economías regionales. Además, ofrece campeonatos de aparte campero y
prueba de riendas, remates ganaderos físicos y televisados, y juras de equinos y bovinos.

ADEMÁS

Expoagro en La Rural de Corrientes. Los mejores machos en Brangus, Braford, Brahman y


Limousin

El trabajo infantil en el agro afectaría a casi 41.000 niños en el país

Expoagro en La Rural de Corrientes. Fuerte apuesta por el negocio de todas las carnes

Producción porcina: ante una oportunidad histórica por la explosión de la demanda

¿
R190818LN
Economía | Negocios
La yerba mate cruza cada vez más las fronteras

El producto gana mercados en el exterior, más allá de los países donde la infusión se consume
al modo argentino; cómo son las oportunidades de crecimiento

Martín Boerr

18 de agosto de 2019

POSADAS.- La incorporación de Antoine Griezmann a la delantera del Barcelona trajo una


particularidad que repercute en la promoción a nivel mundial de un producto bien argentino:
la yerba mate. El tridente de ensueño del Barça tiene en común algo más que la calidad
futbolística: Lionel Messi, el uruguayo Luis Suárez y el astro francés comparten en el vestuario
la pasión por el ritual del mate. "Es una promoción extraordinaria que tiene un gran efecto
para abrir mercados no tradicionales", dice a LA NACION Alberto Ré, presidente del Instituto
Nacional de la Yerba Mate (INYM).

La yerba mate batió en 2018 el récord de exportaciones, al alcanzar los 41 millones de kilos.
Pero lo más impresionante fue el crecimiento respecto del año anterior: fue de 44%. Uno de
los principales factores es el fin de la guerra en Siria, que es de lejos el principal país
comprador. Una parte de esos envíos se reexporta al Líbano, el otro lugar con hábitos de
consumo similares a los nuestros.

Dos empresas de origen sirio producen y exportan desde la localidad de Andresito, en el


extremo noreste de la provincia de Misiones: el Grupo Kabour y la firma Kassab. Kabour es el
principal exportador de yerba del país y tiene en Siria una base de operaciones y un molino
donde elabora y envasa su propia marca.

También las firmas Piporé, La Cachuera (Amanda) y Las Marías (Taragüí) participan del
negocio, vendiendo a ese mercado yerba con marca y packaging especial para los árabes.

En 2018, fueron a Siria 34,5 millones de kilos. Le siguieron Chile (4,48 millones de kilos), Líbano
(752.000 kilos), Francia (544.000 kilos) y Estados Unidos (510.000 kilos). De a poco se suman
otros países y, en total, hubo el año pasado 41 destinos.

En los primeros seis meses de este año se exportaron 17,91 millones de kilos. Fue el segundo
mejor semestre de la historia en cuanto a ventas.

En los últimos tiempos esta industria comprendió que si quiere incrementar sus ventas al
exterior el camino no es intentar que haya extranjeros que abracen el hábito del termo, el
mate y la bombilla. Una cosa es Siria, Palestina o los argentinos que viven en el exterior: el
"mercado de la nostalgia", como lo llama la industria. Las yerbateras miran a otros
consumidores, como los de la India y Estados Unidos. Y entonces, el desafío es adaptar la yerba
mate a otros formatos, "sobre todo como infusión", explica Re, mientras muestra cápsulas
similares a las de Nespresso, pero con yerba mate. El instituto desarrolló durante meses este
tipo de productos para intentar romper barreras e inculcarles a "no materos" de otras partes
del mundo el gusto por la yerba. LA NACION probó una de las tres variedades, con cardamomo
y notas de pimienta. "Es una experiencia de sabor", dice Re, satisfecho.

Para lograr la meta de desarrollar productos el instituto contrató hace dos años a la consultora
Karavan, de la India, que hace estudios con degustaciones y focus groups para analizar cómo
puede adaptarse la yerba mate a un atractivo mercado de 1300 millones de habitantes. Se
llegó a la conclusión de que la mejor manera de llegar es con una bebida infusionada, similar al
té. "El mate tiene posibilidades en la India", explica Anish Narang, de Karavan, en diálogo
telefónico.

La Cooperativa de Productores de Santo Pipó (Piporé) abrió hace dos años una oficina
comercial en el segundo país más poblado del mundo (detrás de China). "Es un mercado que
lleva tiempo desarrollar y estamos muy decididos", afirma Silvio Leguía, gerente comercial.

Piporé mezcla la yerba mate con hierbas típicas de la India, como lemon grass, pétalos de rosas
o lavanda. Y la venden en saquitos de forma piramidal. Además, diseñaron una caja con
mandalas representadas por hojas de yerba mate.

En cuanto a Estados unidos, las ventas subieron significativamente: con 500.000 kilos en los
primeros meses de este año, ya se igualó el volumen de lo exportado en todo 2018. Por ahora
se trata de yerba en paquetes, para abastecer el mercado de la nostalgia. Pero la industria le
busca la vuelta para llegar a otros consumidores. El INYM desarrolló hace un año el sitio
www.sayyestomate.com y trabaja con influencers de la gastronomía, la coctelería y la vida
sana, para promocionar las bondades del mate como bebida energizante y natural.

La idea es adaptar la bebida al gusto de los norteamericanos, que son grandes consumidores
de té frío.

La empresa Pindó desarrolló Puerto Mate, una bebida fría en tetra brik, junto a la firma suiza
Intelligent Food. Pindó está gestionada por la tercera generación de la familia Scherer, que
llegó de Suiza a principios del siglo XX para colonizar Puerto Esperanza, un paraje a 100
kilómetros de Iguazú. Mandan la yerba a Europa y allí elaboran la bebida.

También en México se consume cada vez más yerba. "Estuvimos visitando clientes para
entender qué estaba pasando en ese país", explica Leguía. Allí la yerba se vende en paquetes
tradicionales y como un producto premium importado, junto al salmón o el aceite de oliva de
Italia.

"Tenemos que vender la historia de la yerba, su lugar de origen, que es tan pintoresco como la
Toscana italiana, la gente quiere saber de dónde viene lo que consume", afirma Re.

La yerba tiene tanta aceptación afuera que si las exportaciones no crecieron más este año no
fue por falta de interés, sino por falta de producto. Algunas yerbateras pisaron un poco el
freno por el retraso cambiario y el récord de ventas en el mercado interno. Las firmas no
pueden vender si no reponen al mismo tiempo materia prima, que luego deben dejar
estacionar al menos 12 meses. Y con las tasas de interés actuales muchas empresas optaron
por frenar un poco la expansión.

"Este año aún no hice ninguna exportación", dice Pedro Puerta, hijo del expresidente Ramón
Puerta y apoderado de Yerbatera Misiones, que produce a façón, para Molinos Río de la Plata,
la marca Nobleza Gaucha.

El salto del dólar post-PASO volverá a poner en órbita negocios que fueron relegados. Una de
las principales exportadoras es La Cachuera, la única de las top five del mercado interno que
vende fuerte al exterior. Las grandes jugadoras prefieren concentrarse en la pelea por liderar
el mercado interno. Las Marías y Playadito -primera y segunda, respectivamente- y Rosamonte
exportan muy poco.

De la moderna planta que tiene La Cachuera en Apóstoles se pueden ver salir camiones con
contenedores que van a Medio Oriente y a otros puntos del globo. "Vendemos mucho a Siria,
el Líbano y Chile, los principales mercados, y a la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y
otros países con la marca Amanda; son pocos los mercados que la consumen de forma
tradicional, pero la yerba de a poco gana adeptos por sus bondades, como sus propiedades
antioxidantes", dice Victoria Szychowski, titular de La Cachuera y nieta de Juan, el polaco que
fundó la firma hace 100 años.

Por: Martín Boerr

ADEMÁS

Economía digital: Tecnologías, negocios y políticas públicas, claves para un país conectado

La otra YPF: los proyectos de la petrolera más allá de la explotación de Vaca Muerta

Qué es la diplomacia de la mesa de pool y por qué es buena para los negocios

Estas son las rutas aéreas que más ingresos generan a las aerolíneas

¿
R190818LN
Economía | Empleos
Cuál es el salario fijo mensual de un director financiero

18 de agosto de 2019

+ $380.000

Marcela Angeli, directora de Talent & Rewards de Willis Towers Watson, da a conocer el rango
salarial de esta posición y afirma que "no se visualiza que en los últimos años estos perfiles
hayan recibido ajustes salariales diferentes que los otorgados al resto de los empleados"

Entre $380.000 y $470.000: Este es el rango para el mercado de empresas de más de


US$200 millones de facturación anual y más de 350 empleados. Se trata de una posición que
en la mayoría de las empresas está en un área de staff/soporte al negocio. Es muy crítica por
su rol de administración y control. Siempre está ubicada en la mesa chica del gerente
general.Marcela Angeli, directora de Talent & Rewards de Willis Towers Watson, da a conocer
el rango salarial de esta posición y afirma que "no se visualiza que en los últimos años estos
perfiles hayan recibido ajustes salariales diferentes que los otorgados al resto de los
empleados"

Remuneración total: Este tipo de posiciones, además, es elegible para un bono anual por
resultados, que en la medida que se cumpla el 100% de objetivos predeterminados, puede ser
de entre 2,5 y 4,5 salarios mensuales. Generalmente este bono se paga una vez al año y el mes
en que más frecuentemente las empresas lo hacen efectivo es en marzo.

Remuneración total directa: Adicionalmente a los dos componentes de pago descriptos


anteriormente, este tipo de posiciones en las empresas grandes multinacionales suelen ser
elegibles para programas de incentivos de largo plazo vinculados al valor de la acción de la
empresa. Generalmente se trata de planes que alcanzan a los ejecutivos basados en el país.

Beneficios: Estas posiciones reciben beneficios que ya son muy tradicionales en el mercado,
como plan médico y dental, seguro de vida mayor al legal, auto, vacaciones adicionales a las
legales. Y en los últimos años, al igual que para el resto de los empleados, se han ido
adicionando beneficios más focalizados en wellness y en lograr un balance de la jornada
laboral.

¿
R190818LN
Economía | Elecciones 2019
Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

Hernán Lacunza

Hernán Lacunza Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli

Sofía Diamante

18 de agosto de 2019 • 03:18

Hernán Lacunza siempre tuvo dos aspiraciones profesionales: ser ministro de Economía o
presidente del Banco Central. A partir de este sábado ya cumplió con una. Después de casi
cuatro años a cargo de la cartera económica de la provincia de Buenos Aires, el flamante
ministro de Hacienda tendrá la difícil tarea de asumir tras una semana en la cual la moneda se
devaluó 21%, dos agencias le bajaron la calificación crediticia al país y la derrota en las
elecciones primarias le quitaron al Gobierno poder para fijar las expectativas y calmar a los
mercados.

Lacunza nació en la Ciudad de Buenos Aires, tiene 50 años, está casado y tiene dos hijos. Por
compromisos familiares, estaba de viaje en Villa La Angostura, donde iba a pasar el fin de
semana. A la tarde volvió de Neuquén para reunirse con el Presidente en su quinta de Los
Abrojos, donde fue informado de su nuevo cargo.

Hernán Lacunza reemplazará a Nicolás Dujovne en el Ministerio de Economía

Estudió economía en la Universidad de Buenos Aires (UBA) e hizo su posgrado en la


Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Su función en el sector público comenzó como director
del Centro de Economía Internacional, un think tank de la Cancillería dedicado al diseño de la
estrategia de inserción internacional y de promoción comercial de la Argentina, en el cual
estuvo entre 2002 y principios de 2005.

Luego asumió como gerente general y economista jefe del Banco Central entre 2005 y 2010,
cuando Martín Redrado era presidente. De hecho, ambos economistas se conocían de la
consultora Fundación Capital, de la cual Redrado es fundador, y eran parte del equipo
económico de Sergio Massa. Actualmente son amigos y toman un café juntos cada 45 días.

La carta de renuncia de Nicolás Duvojne

A partir de 2010, Lacunza se desempeñó como director de Empiria Consultores, hasta que en
diciembre de 2013, Mauricio Macri, como jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, lo
convocó para ocupar el puesto de gerente general en el Banco Ciudad, en el cual Rogelio
Frigerio, actual ministro del Interior, era presidente. Con la victoria de María Eugenia Vidal
como gobernadora de la provincia de Buenos Aires, en diciembre de 2015, Lacunza pasó a ser
el ministro de Economía bonaerense.
Bajo la administración de Lacunza, la Provincia de Buenos Aires tuvo tres años consecutivos de
superávit primario, la diferencia que sale de comparar ingresos y gastos corrientes. El año
pasado, el balance cerró con un resultado positivo de $11.000 millones y para este año se
espera un nuevo superávit. Gran parte se logró tras reducir la cantidad de empleados públicos,
luego de no renovar contratos y ofrecer retiros voluntarios, y, como el resto de las provincias,
luego de licuar gastos con la aceleración de la inflación.

Sin embargo, cuando se mide el resultado total de la provincia, que incluye el pago de los
intereses de la deuda, hay un déficit de $22.500 millones. Para este año se estima que el
número en rojo ascienda a $40.000 millones.

De sus funciones en la Provincia, trabajó junto con Guido Sandleris, actual presidente del
Banco Central, que fue su subsecretario de Finanzas, entre enero y junio de 2016.

El flamante ministro tendrá también como responsabilidad continuar la relación con el Fondo
Monetario Internacional (FMI). Por lo pronto, Lacunza ya estuvo en contacto con Roberto
Cardarelli, el encargado de auditar las cuentas públicas del Gobierno, por sus funciones en la
Provincia. La última vez que se vieron fue en una reunión que mantuvieron en abril pasado.

Esta semana, una comitiva del Fondo tenía pensado viajar a la Argentina para seguir con el
seguimiento del acuerdo, del cual depende el próximo desembolso de US$5396, pautado para
el 15 de septiembre.

En marzo de este año, en una entrevista con LANACION, el entonces ministro bonaerense dijo
al respecto de las altas tasas de interés real: "Como ministro de Economía me gustaría tener
una tasa que sea del 5%, pero lo importante es que el paciente no vuelva a terapia intensiva,
que es la razón por la que la tasa llegó al 70%. Ahora no debemos pecar de ansiosos porque si
se baja la tasa demasiado y nos pasamos, el dólar lo hace cantar".

Lacunza comparte un fanatismo con el actual jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez
Larreta: es hincha de Racing y muy amigo del exjugador y actual director deportivo, Diego
Milito. Además es considerado habilidoso para jugar al fútbol y era de los pocos funcionarios
bonaerenses que participaba de los partidos en la Quinta de Olivos, en donde jugaba de 5 o de
lateral. Dicen quienes lo vieron jugar que metía varios goles de tiro libre.

La última entrevista de Lacunza en LN+

Por: Sofía Diamante

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Mauricio Macri elogió a Hernán Lacunza: "Confío en que es la persona indicada para esta
etapa"

¿
R190818LN
Política | Mauricio Macri
Mauricio Macri elogió a Hernán Lacunza: "Confío en que es la persona indicada para esta
etapa"

El Presidente se expresó a través de su cuenta de Twitter sobre el cambio en su Gabinete, tras


la renuncia del ministro de Hacienda

El Presidente se expresó a través de su cuenta de Twitter sobre el cambio en su Gabinete, tras


la renuncia del ministro de Hacienda Fuente: Archivo

18 de agosto de 2019 • 00:34

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, se expresó esta noche a través de su cuenta de


Twitter, luego de que se conociera la renuncia de Nicolás Dujovne del Ministerio de Hacienda.
A través de dos mensajes, agradeció a su exministro y elogió a Hernán Lacunza, quien ocupará
su lugar.

"Convoqué a Hernán Lacunza para dirigir el Ministerio de Hacienda. Hasta hoy se


desempeñaba como ministro en la provincia de Buenos Aires, donde hizo un gran trabajo. Su
capacidad y trayectoria son reconocidas ampliamente. Confío en que es la persona indicada
para esta nueva etapa", escribió el mandatario.

Convoqué a Hernán Lacunza para dirigir el Ministerio de Hacienda. Hasta hoy se


desempeñaba como ministro en la provincia de Buenos Aires, donde hizo un gran trabajo. Su
capacidad y trayectoria son reconocidas ampliamente. Confío en que es la persona indicada
para esta nueva etapa&- Mauricio Macri (@mauriciomacri) August 18, 2019

Asimismo, Macri le agradeció a Dujovne por haber formado parte de su Gobierno. "Mi
agradecimiento a @NicoDujovne por haber sido parte del equipo y poner su compromiso,
capacidad y honestidad al servicio de la transformación de nuestro querido país", publicó.

Mi agradecimiento a @NicoDujovne por haber sido parte del equipo y poner su


compromiso, capacidad y honestidad al servicio de la transformación de nuestro querido
país.&- Mauricio Macri (@mauriciomacri) August 18, 2019

Las primeras declaraciones de Macri llegaron sobre el final de un día agitado para el Gabinete.
La decisión se tomó este sábado por la mañana en Los Abrojos, en la quinta familiar del
Presidente.

Lacunza, exfuncionario de María Eugenia Vidal, volvió de urgencia de las vacaciones, que se
había tomado con su familia en Neuquén, para reunirse con el Presidente en Buenos Aires.

El nombre de Lacunza había sonado como una alternativa para asumir en el Palacio de
Hacienda desde el pasado jueves, cuando comenzaron a circular fuerte los rumores sobre
cambios en el Gabinete luego de que no se viera a Dujovne en los anuncios económicos que
hizo el Gobierno.
ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

¿
R190818LN
Economía | Entrevistas
Héctor Torres: "Fue un error presidencial haber dividido las decisiones económicas"

Estudió derecho en la UBA, pero siempre se enfocó en temas económicos, sobre todo luego de
realizar la carrera de diplomático en el Instituto del Servicio Exterior; fue representante
argentino ante el FMI en dos oportunidades y estuvo una tercera vez por pedido de Brasil;
desde 1994 vive en el exterior y actualmente trabaja como consultor para McKinsey
&Company

Sofía Diamante

18 de agosto de 2019

Héctor Torres bien podría ser el argentino que mejor conoce el funcionamiento del Fondo
Monetario Internacional (FMI). Fue director ejecutivo en representación de la Argentina en dos
oportunidades y también estuvo como director alterno por Brasil. Residió siete años en
Washington. Su primera misión económica en el exterior había sido como enviado de la misión
argentina ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), en Ginebra. Allí conoció al actual
candidato a presidente Roberto Lavagna, que estuvo en esa ciudad como embajador ante los
organismos económicos internacionales. De esa relación nació una gran amistad y, en 2004,
siendo Lavagna ministro de Economía de Néstor Kirchner, Torres fue nombrado representante
argentino ante el FMI.

-Después de haber estado como representante ante el FMI, en 2016, el entonces ministro de
Economía Alfonso Prat-Gay lo volvió a nombrar. ¿Cuáles eran los objetivos en ese entonces?

-Los objetivos eran dos. Uno era normalizar las relaciones con el FMI y volver a hacer las
revisiones del artículo IV después de 10 años. Y la segunda era que el Fondo levantara la
moción de censura que nos había puesto por falsificar estadísticas. El último artículo IV que se
había hecho era en 2006 y yo era el director en el Fondo en ese momento.

-Lo había propuesto Lavagna...

-Correcto. La relación con el Fondo siempre fue complicada. Los artículos IV se habían
suspendido también en ese entonces, el último había sido en 2001. En 2005 hubo revisión,
pero fue muy raro, porque el ministro Lavagna decidió que no fuera el staff del FMI a Buenos
Aires, porque la situación estaba todavía muy explosiva y había que proveerles seguridad física
a los funcionarios, lo cual no era muy sencillo: ellos tienen que moverse, consultar con el
sector privado, con la oposición. Se propuso excepcionalmente que fueran funcionarios
argentinos del Ministerio de Economía y del Banco Central a Washington. El directorio lo
aceptó a regañadientes. En 2006 sí se hizo una revisión normal, con funcionarios del Fondo en
la Argentina, y salió bastante bien. Pero en 2007 decidí interrumpir las revisiones porque el
Indec fue intervenido y los actores privados, empresarios, inversores, trabajadores y
ciudadanos ya desconfiaban de las cifras y usaban alternativas un poco inventadas, para suplir
lo que a todas luces era una mentira. Si llevaba al staff del Fondo para las consultas del artículo
IV, el staff iba a usar estadísticas no oficiales, aproximadas, lo cual iba a ser una situación muy
violenta e iba a ser respondida de mala manera por el gobierno de entonces. Con lo cual,
pensé que era mejor no cumplir con la obligación todos los años, antes que generar una
batalla bochornosa con el Fondo Monetario.

-Diez años después volvió al FMI.

-Alfonso Prat-Gay, antes de asumir, me llamó y me dijo: "Vos interrumpiste los artículos IV
hace 10 años; me gustaría que vuelvas al Fondo y normalices la situación". Yo estaba viviendo
en Ginebra [Suiza]. Era mi tercera vez en el Fondo, porque la segunda fue como representante
por Brasil.

-¿Le sorprendió cuando, en 2018, la Argentina volvió a pedirle un préstamo al FMI?

-Me sorprendió que llegáramos a esa situación más que el hecho de que fuéramos a pedir un
préstamo. No me sorprendió, porque ya había tenido varias consultas informales por parte de
funcionarios del Gobierno sobre qué tipos de préstamos se podían tomar.

-¿Cuánto tiempo antes del 8 de mayo, el día que se hizo efectivo el pedido, lo habían
consultado?

-Empecé a escuchar consultas muy informales en diciembre de 2017.

-¿Cuando fue la conferencia conjunta con el entones presidente del Banco Central en la Casa
Rosada?

-Antes de esa conferencia estuve en Buenos Aires por una reunión de la OMC y aproveché para
reunirme con funcionarios del Gobierno, a los que conocía por tareas en el Fondo. En esas
conversaciones surgieron preguntas sobre qué tipo de programas había accesibles,
particularmente que no fuera el stand by, que todo el mundo sabe que existe. Las preguntas
estaban vinculadas a un programa de bastante prestigio en el Fondo, que se llama Flexible
Credit Line (FCL) [línea de crédito flexible], que es para países que tienen macroeconomías
sólidas y que en realidad no necesitan el dinero, sino que requieren una red de seguridad por
si se da un shock externo. En ese momento se estaba pensando que podía haber un shock
externo y que convenía tener la red de seguridad. De hecho, en aquel momento tres países
tenían ese crédito: México, Colombia y Polonia. En los tres casos el mercado reaccionó muy
bien y en ninguno de los tres se tomó el dinero. Para nosotros era impensado eso. No creía
que podíamos calificar para ese crédito en ese momento, y nuestra macroeconomía estaba
bastante mejor que en 2018. A la vista, los problemas estaban ahí.

-Poco tiempo después, en enero, el entonces ministro de Finanzas, Luis Caputo, colocó un
bono importante en el mercado porque se venía un aumento de tasas de interés. Ya se
insinuaba que se venía un cambio en el contexto internacional.

-Sí, en realidad el problema no era el shock externo, que efectivamente hubo, el problema
mayor era que teníamos un tipo de cambio absolutamente apreciado y un déficit de cuenta
corriente arriba del 6%, justamente por la apreciación. Todo era caro en la Argentina, menos el
dólar. Me acuerdo de que volví a Buenos Aires en diciembre de 2017 y me encontré que los
precios eran los mismos que en Suiza; era desolador. Teníamos también un déficit fiscal muy
alto, de 3,9%. Teníamos un agujero muy grande y los mercados en algún momento se dieron
cuenta. Creo que Caputo se lo veía venir y por eso salió a tomar dinero. Lo que me sorprendió
es que se hubieran cometido tantos errores como para llegar a la situación que llegamos, y
particularmente que no aprendiéramos de lo que nos viene pasando siempre. Cuando me
preguntan qué es lo que pasa con la Argentina, les digo que cada vez que la economía crece, el
país entra en un déficit de cuenta corriente, que lo financia con crédito. Tenemos iluminados
que creen que pueden domar la inflación con altas tasas de interés y nada más, con lo cual
termina siendo una fiesta de carry trade. De repente nos sentimos riquísimos, salimos a viajar
por el mundo, todo nos parece barato afuera y empezamos a criticar que nuestros precios
parecen un espanto, y ese es el preludio de la nueva crisis. Y así es una cosa recurrente.

-¿Por qué los funcionarios repiten el error cada vez que llegan al poder?

-No todos los funcionarios comenten el mismo error. Este fue un error de muy mal manejo a
nivel presidencial, de haber dividido enormemente el tema de las decisiones económicas.
Hasta que normalice la situación con la moneda, la Argentina no está en condiciones de jugar
con un Banco Central que se dedica exclusivamente al tema de inflación y usa solamente la
política monetaria para eso. Lo que pasó fue que Federico Sturzenegger se enamoró del
sistema de metas de inflación. El Fondo, en 2016, le dijo claramente por escrito que eso era un
error, que la Argentina no estaba lista para empezar con metas de inflación. Teníamos una
inflación, medida a mano alzada, de aproximadamente entre 25% y 27%. Además había un
enorme atraso en las tarifas de los servicios públicos y en ese marco se decidió que en cuatro
años íbamos a bajar la inflación a un solo dígito. Para eso, el Banco Central se iba a dedicar a
tener una política restrictiva. Entre la tasa de interés altísima y las necesidades de
financiamiento del Gobierno, tuvimos una entrada de capitales fenomenal.

-¿Cómo ve la relación actual con el Fondo? El objetivo del organismo es que se lleven adelante
las reformas estructurales luego de las elecciones, ¿se podrán realizar si Alberto Fernández
termina siendo elegido?

-Creo que Fernández va a ganar con una mayoría muy importante, probablemente mayor al
47% [que obtuvo en las PASO]. Con lo cual tendrá mucho poder, también legislativo, si logra
consolidar su propio espacio político. Ahí hay toda una pregunta, porque su espacio tiene
variantes bastantes grandes: entre el peronismo tradicional y La Cámpora hay muy poco en
común. Pero si él lograra eso [consolidar su propio espacio], entonces tendría la capacidad de
promover reformas estructurales que exigen un fuerte liderazgo. Exigen también una
capacidad de explicarle a la sociedad por qué lo está haciendo. Además exige un buen timing,
porque hay reformas estructurales que pueden hacerse en un determinado momento y en
otro, no. El caso de la laboral es claro: si se dedica a agregar flexibilidad en plena recesión, no
se transformará en más empleos, sino en más despidos, con lo cual rápidamente perderían el
capital político que usaron para eso.

-¿Por qué los mercados reaccionaron tan mal ante la victoria de Alberto Fernández en las
PASO? ¿Hay fundamentos para pensar que puede haber un default?
-No creo para nada eso. Ciertamente hay una memoria del gobierno de Cristina [Kirchner]. La
gente se acuerda y los inversores también. Eso no se puede cambiar. Cuando Alberto
Fernández dice que no se va a pelear nunca con Cristina, yo digo que ojalá sea así, porque lo
último que queremos es que Cristina se transforme en una oposición dentro de un gobierno.
Lo que yo quisiera es que él mantuviera a Cristina a una distancia prudencial, particularmente
de las decisiones económicas. Dicho esto, que es la parte por la cual hay miedo respecto a la
llegada de Alberto Fernández al gobierno y que hasta cierto punto efectivamente está
justificado, acá hay un Presidente que quiere ser reelecto y que basa su campaña en la
estigmatización de su opositor. Eso se puede entender en la campaña, pero tiene sus
consecuencias. Si baso la campaña en decir que si no soy yo es el diluvio y me creen, estoy
echándole leña al fuego.

-¿El actual acuerdo con el FMI ya está caído?

-No creo que el acuerdo con el Fondo esté cerrado, pero hay una pregunta para hacerse:
¿cómo afectan las medidas anunciadas a las metas fiscales? Si por esto va a descarrilar el
acuerdo con el Fondo, hoy no tengo una respuesta muy clara, pero no me parece que sea el
problema más grave. El problema más grave es que el acuerdo está hilvanado sobre un
supuesto: que el Gobierno puede reconducir los vencimientos de la deuda pública tanto en
pesos como en dólares y este supuesto está hoy de bruces con la realidad.

¿Cuáles son sus cinco libros favoritos?

Sobre héroes y tumbas, Ernesto Sábato

Fuente: LA NACION

Development As Freedom, Amartya Sen

Fuente: LA NACION

The Selfish Gene, Richard Dawkins

Fuente: LA NACION

The Basic Writings, Bertrand Russel

Fuente: LA NACION

Sapiens, Yuval Noah Harari

Fuente: LA NACION

Por: Sofía Diamante

ADEMÁS

Beatriz Bragoni: "San Martín cinceló su legado desde su ostracismo voluntario"

Laetitia Colombani: "Concibo el feminismo como una acción pacifista y humanista"


Ricardo Darín: “Me dicen tibio porque no soy kirchnerista ni macrista”

Abriani: "En el país, la gente puede vivir su fe en libertad"

¿
R190818LN
Economía | Sergio Massa
Chequeado económico: Sergio Massa y sus dichos sobre los jubilados y los trabajadores

18 de agosto de 2019

"Perdieron los jubilados entre el 15% y el 18% del poder de compra; perdieron los
trabajadores, entre 11% y 14%" (Sergio Massa c andidato a diputado)

Luego de las PASO en las que salió victorioso, el primer candidato a diputado nacional del
Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires se refirió a la caída del poder adquisitivo de
los ingresos de los argentinos.

Engañoso

La jubilación mínima -actualmente de $11.528- cayó en términos reales en el nivel que marcó
Massa: 15% entre junio de 2015 y junio de 2019, mientras que se redujo un 18% se si analizan
semestres completos, entre el primero de 2015 y el primero de 2019. Pero el ex intendente de
Tigre no se refirió puntualmente a la jubilación mínima. Y entre los jubilados, hay por lo menos
950.000 (según los últimos datos publicados en el sitio de la Anses) que se vieron beneficiados
por la reparación histórica, con un ingreso adicional promedio de $6000 mensuales. Por esto,
la jubilación promedio casi mantuvo su poder de compra (cayó 0,4%).

Verdadero

Durante la gestión de Cambiemos la caída del salario real fue del 17% en promedio, según
datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Esta medición incluye a los salarios
registrados del sector privado (cayeron cerca de 15%) y del sector público (bajaron 19%). Otras
fuentes oficiales muestran esa tendencia: los datos del Ministerio de Producción y Trabajo dan
cuenta de una caída de 13%.

ADEMÁS

Sergio Massa dice que Macri si tira "más nafta al incendio lo sufre la gente”

Es el peronismo unido, estúpido

PASO 2019: las mejores imágenes del triunfo del Frente de Todos

PASO 2019. Sergio Massa votó en Tigre, entre selfies, cábalas y críticas al Gobierno

¿
R190818LN
Política | Elecciones 2019
Las razones profundas del voto oculto que sorprendió en las PASO

Los especialistas analizan el movimiento masivo de ciudadanos que los sistemas de medición
no pudieron detectar previamente

Alan Soria Guadalupe

18 de agosto de 2019

Semanas antes de la elección, en un focus group vinculado con un partido de la oposición, se


dio un fenómeno imprevisto y premonitorio. En una simulación de los comicios, un grupo de
votantes tuvo que elegir entre Mauricio Macri y Alberto Fernández. No eran militantes
macristas ni kirchneristas, sino que tenían pensado votar a una tercera opción moderada.
Todos manifestaban un rechazo fuerte hacia los candidatos: con Macri no se llega a fin de mes
y Fernández tiene en la fórmula a Cristina Kirchner, a quien la vincularon con la corrupción.
¿Qué seguridad puede brindar un presidente que pide a la población más esfuerzo del que
puede dar? ¿Cómo confiar en un candidato que busca mostrarse moderado, pero que tiene
detrás a exponentes del kirchnerismo más acérrimo? Cuando se les preguntó a quién elegirían,
nadie confesó. Pero cuando se hizo la votación simulada y anónima, dos tercios votaron a
Fernández.

El resultado del focus group fue una señal de lo que ocurrió después en las PASO, cuando se
develó un voto oculto que nadie vio venir. No lo predijeron las encuestas ni los boca de urna el
día de la elección. El Gobierno no lo tenía en el radar y hasta los más optimistas en el
kirchnerismo terminaron boquiabiertos.

La perplejidad que generó el resultado de las primarias obligó a los equipos de campaña a
recalcular, a los encuestadores a elaborar excusas para justificar los desaciertos y a los
académicos de la política y la sociología a intentar encontrar una explicación a un fenómeno
que suele estar presente, pero no en esta magnitud. ¿Qué falló?

La politóloga Ana Iparraguirre, directora de Dynamis Consulting y experta en campañas


electorales, describió lo que ocurrió el domingo pasado con una metáfora de un accidente. Si
se estrella un avión no se habla de una sola causa, sino de múltiples factores. Pudo haber sido
una falla técnica, un error de la tripulación o un fenómeno climático. Para entender los
resultados de los comicios también hay que prestar atención a la multiplicidad de factores
causales.

"Fernández hizo una campaña siguiendo de manual lo que pedía la gente: hizo foco en la
economía, escondió a Cristina Kirchner por su alto rechazo y brindó reaseguros, mostrando
que es más moderado y que se va a plantar frente a la expresidenta. Hizo esto con algunos
vaivenes", señaló Iparraguirre a LA NACION. Y amplió: "Macri, en cambio, apostó a lo que
había funcionado en el pasado. La campaña se basó en pedir que hagamos un esfuerzo más y
la gente ya no podía hacer más esfuerzos".
El mensaje de la campaña del macrismo terminó por generar un cortocircuito entre el
Gobierno y el votante, que quedó expuesto en las urnas y ratificado en la conferencia de
prensa del lunes, cuando Macri se mostró incrédulo y hasta enojado con el votante, actitud
que lo obligó a pedir disculpas dos días después.

Al rol que adoptaron las campañas en la previa al 11 de agosto se suma el voto escondido o
"vergonzante", emitido por un ciudadano al que, por culpa o decepción, le es difícil admitir su
postura electoral, pese a tenerla clara. Ese sufragio, foco de estudio de la psicología social,
aparece en algunos procesos electorales en mayor o menor medida y su factor sorpresa se
robustece cuando los sondeos de opinión magnifican un escenario irreal, como ocurrió en las
últimas semanas.

Ese voto puede encontrar su causa en una foto imaginaria de la campaña, en la que se
mostraban solo dos polos casi en igualdad de condiciones. La polarización extrema en la que la
clase política creía estar inmersa exacerbó la grieta y las muestras de rechazo para quien
piensa distinto. Por eso, ¿para qué decir a quién voy a votar, si me pueden atacar?

El ensayista y sociólogo Alejandro Katz subrayó la necesidad de que haya "un estudio serio
para entender qué sucedió" y aclaró que la búsqueda de respuestas sobre el resultado
inesperado de las PASO son hipótesis que deben tomarse con prudencia. Según su visión, a la
polarización extrema se le sumó cierto fastidio con la política en general, formando una
combinación difícil de dimensionar al momento de bajar al terreno.

Signos de fastidio

"Hay mucho voto vergonzante y fastidio con la política. También hay baja predisposición a dar
información verídica. La gente dice lo contrario de lo que va a hacer. En una situación de tanta
confrontación nadie está seguro de decir sus preferencias sin temor al escarnio", dijo a LA
NACION.

Esa actitud de parte de la población, cree Katz, se vio reflejada en la misma coyuntura, al haber
sido asumida como real por la clase política y los encuestadores. "Estábamos convencidos de
que se iba a mostrar en las urnas -señaló-. Veíamos una realidad fracturada. [Pero] nadie había
percibido la extensión del daño social de la política económica del Gobierno. Todos atribuían lo
que se decía a operaciones para magnificar lo que ocurría, pero la elección manifestó que no
había una magnificación".

Si Fernández superó a Macri por 15 puntos, entonces, ¿por qué los encuestadores, que usan
herramientas de metodología de investigación social y estadística, no vieron que en esa
balanza el kirchnerismo pesaba más? Los expertos -y los encuestadores también- coinciden en
que esas herramientas fallan.

Existe una complejidad cada vez mayor para obtener una muestra lo suficientemente
representativa de lo que opina la población debido, principalmente, a los avances
tecnológicos. Una técnica histórica de las consultoras es llamar a los teléfonos fijos para hacer
las encuestas. Pero ese tipo de encuestas perdió rigurosidad. La masificación de los teléfonos
celulares, sin embargo, dejó a los viejos teléfonos en segundo plano. Y pese a que hoy en la
Argentina hay más celulares que habitantes, las bases de datos que contienen los números no
son de libre acceso para las consultoras.

De la misma manera que hoy las encuestas telefónicas tienen un sesgo marcado que los
sondeos no midieron, las que se realizan vía internet también alcanzan a una franja de la
población determinada.

Por eso, la técnica más fidedigna es la entrevista presencial, pero obtener una muestra
representativa de todo el país tiene costos muy elevados que ninguna consultora afronta.

Una encuesta de ese tipo hubiera determinado, por ejemplo, que un componente importante
del voto de las PASO fue el nivel socioeconómico, según analizó Mario Riorda, politólogo y
experto en comunicación política. Según él, en las primarias quedó evidenciado un voto
clasista. "Las clases medias bajas tienen una tendencia mayoritaria a votar a la oposición.
Ahora, la proporción [de votos para Fernández] se da porque la clase media baja es mucho
más grande", dijo a LA NACION.

El impacto de la crisis económica, que provocó un aumento significativo de los índices de


pobreza en el último año y un agravamiento de la calidad de vida de sectores de bajo poder
adquisitivo, se refleja con claridad si uno analiza, región por región, los resultados de las PASO.
Por ejemplo, si se pinta el mapa de la ciudad de Buenos Aires de amarillo (macrismo) y azul
(kirchnerismo), será clara la diferencia cromática entre el norte (clase media y alta) y el sur
(clase media y baja). En el norte (Palermo, Belgrano, Recoleta), Macri arrasó y los barrios
aparecen pintados de amarillo fuerte. Sin embargo, a medida que se avanza hacia el sur, el
amarillo va perdiendo fuerza hasta convertirse en azul en los barrios del sur (Villa Soldati,
Barracas). En esta última zona el macrismo había ganado en 2015 y 2017, cuando el rojo de los
números de la economía no era tan brillante. La tendencia se refleja también en las zonas más
acaudaladas del conurbano, como San Isidro, donde el macrismo venció, y en las más
vulnerables, como La Matanza, donde el Frente de Todos ganó por más del 60%.

A partir de la nueva configuración de ingresos, Riorda remarca que no se pudo haber


registrado una paridad entre Macri y Fernández. "La polarización existió en los discursos, pero
no en los números. Los encuestadores deben autorregularse y la autorregulación tiene que ver
con frenar la capacidad de lobby y revisar los estándares metodológicos en función de las
deficiencias muestrales", concluyó.

Por: Alan Soria Guadalupe

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

¿
R190818LN
Política
Mauricio Macri. Del shock electoral al tembladeral económico y político

Fuente: Reuters - Crédito: Agustín Marcarian

Maia Jastreblansky

18 de agosto de 2019

El viernes por la mañana, Mauricio Macri recibió a su terapeuta en Olivos. El psicólogo


freudiano Jorge Luis Ahumada cruzó los jardines de la quinta, como cada vez que culmina la
semana. Solo que esta vez el Presidente -su paciente de décadas- transitaba el trago más
amargo de su carrera política.

Macri pasó de la estupefacción por los resultados de las PASO a la indignación por la falta de
previsión de sus gurúes electorales y el nerviosismo por la histeria de los mercados. Aunque
intentó hacia el final de la semana levantar el ánimo de su tropa (para motivarla de cara a un
difícil ballottage), no bajó nunca la guardia. El mismo viernes llamó a Radio Mitre para
cuestionar duramente la entrevista con Martín Redrado, el economista que dijo sin tapujos
que "el Presidente dio la orden de que el dólar se vaya donde se tenga que ir".

Macri pasó ayer el día en su casa de Los Abrojos, en Malvinas Argentinas, intentando encauzar
los pasos, mientras convocaba de urgencia al ministro de Economía de María Eugenia Vidal,
Hernán Lacunza, como un tubo de oxígeno para su gabinete. El funcionario viajó de urgencia
desde Neuquén, donde descansaba con su familia. Minutos después se difundía la carta de
renuncia del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el disfraz que siempre se les da a los
cambios de ministros.

Macri no solo vivió una derrota electoral en las urnas, donde terminó más de 15 puntos por
debajo de Alberto Fernández. También recibió un golpe en toda la estructura que sostuvo su
candidatura presidencial: los trackings diarios con su imagen, la táctica proselitista centrada en
la conversación por WhatsApp, los análisis de su gurú Jaime Durán Barba y la mirada
estratégica de Marcos Peña.

"¡Me mintieron?! ¡¿Cómo no vieron esto?!", fue el mensaje que les dio a sus más estrechos
colaboradores la noche de las PASO, cuando fueron irrefutables los datos de las mesas testigo
que monitoreó la subsecretaria de Seguimiento de Opinión Pública, Mora Jozami.

Los bocas de urna hablaban de una diferencia importante con el kirchnerismo, pero Peña llegó
a decir que esos sondeos suelen ser truchos. Tampoco los encuestadores leyeron el clima
social. Horas antes el jefe de Gabinete había manifestado por WhatsApp a sus colaboradores:
"Hay muy pocas chances de que estemos mal".

Pasadas las 20, ya reinaba el desánimo en los camarines que, por separado, montaron la
Nación y la provincia en el Pabellón 5 de Costa Salguero. Según pudo reconstruir LA NACION,
Peña llegó a manifestarle al núcleo más íntimo de Pro que "quizás" debía dar un paso al
costado. Pero Macri pidió esa misma noche que nadie se fuera.

Semana de tensión

Aunque mandó a sus equipos a dormir, el Presidente no pegó un ojo de domingo para lunes.
"Mauricio enojado puede ser un tipo complicado", comentó días después alguien que lo
conoce de cerca. El Presidente estaba decidido a hablar públicamente. Quería advertir que la
reacción de los mercados, cuyo tembladeral hizo devaluar el peso más del 20%, fue producto
del triunfo de Fernández. Nadie lo frenó, pero cuando el Presidente habló en esa conferencia
de prensa todos se agarraron la cabeza.

En Pro ya no se disimularon las facturas internas. "¡No quiero escuchar más la palabra
microsegmento!", se quejó un colaborador de la Casa Rosada.

El martes, cuando se evaluaba cómo remediar el mensaje de Macri, Dujovne presentó su


renuncia. Pero el Presidente no se la aceptó ese día, mientras el equipo económico ajustaba
las medidas económicas de emergencia. El paquete fue anunciado por el Presidente el
miércoles, esta vez con un mensaje grabado, en el que pidió disculpas.

El gesto político que significó el diálogo entre el Presidente y Fernández llevó un respiro al
dólar. Y se inició enseguida otra tormenta, esta vez de rumores sobre cambios en lo más alto
del gabinete.

La primera de las versiones, la que lo daba afuera a Dujovne, se despejó ayer. Macri habló con
Vidal para cambiar a Lacunza de jurisdicción. Ayer por la tarde aún circulaban versiones sobre
el futuro de Peña.

En medio de la semana de furia, los colaboradores campaña del jefe de Gabinete hicieron
análisis en sus Excel para explicar qué ocurrió en las PASO. Para eso, compararon con la última
elección presidencial: calcularon que en las PASO de 2015 habían sacado 6.568.700 votos y
que en los comicios de la última semana obtuvieron 7.824.996. "Son más de un millón más", se
consolaron.

El número alteró aún más los nervios de algunos fundadores de Pro, que entienden que la
lectura lineal es equivocada. Un colaborador del oficialismo lo graficó: "Se terminó la
matemática, llegó el momento de la alquimia".

Por: Maia Jastreblansky

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Mauricio Macri elogió a Hernán Lacunza: “Confío en que es la persona indicada para esta
etapa”

Macri, de las horas más oscuras al pacto de gobernabilidad con Alberto Fernández
¿
R190818LN
Opinión | Elecciones 2019
El karma de gobernar sin ser peronista

Pablo Sirvén

Pablo Sirvén LA NACION

18 de agosto de 2019

La prioridad absoluta del Gobierno debe ser llegar sano y salvo, reelegido o no, al próximo 10
de diciembre.

Lo que parecía hasta antes de las PASO una meta fácilmente alcanzable -faltan apenas cuatro
meses para esa fecha- se ha vuelto, desde los catastróficos resultados del domingo último, un
camino peligroso y lleno de acechanzas, propias y ajenas, que habrá que transitar con suma
prudencia y temple para no derrapar hacia el abismo.

No es una meta cualquiera ni mucho menos secundaria. Desde 1928, ningún gobierno no
peronista pudo terminar su mandato. Dos aclaraciones necesarias: 1) cuando aquello sucedió
faltaban aún 17 años para que el justicialismo apareciera en escena; desde entonces -ya hace
74 años- nunca más perdió centralidad política y 2) en la cuenta de los 91 años que han
transcurrido desde que terminó normalmente su mandato el radical Marcelo T. de Alvear no
se incluye a los gobiernos conservadores de la década del 30 y los primeros tres años de la del
40 por haber llegado irregularmente al poder.

El fin prematuro de esas administraciones tuvo distintas causas: las tres primeras -encabezadas
por Hipólito Yrigoyen, Arturo Frondizi y Arturo Illia- fueron desplazadas por las Fuerzas
Armadas en 1930, 1962 y 1966, respectivamente (aunque también los militares se
pronunciaron, en 1955, contra Juan Domingo Perón y, en 1976, contra su tercera esposa,
María Estela Martínez). Los dos siguientes - Raúl Alfonsín, en 1989, y F ernando de la Rúa, en
2001-, en cambio, terminaron antes por una combinación explosiva entre coyunturas
económicas gravísimas e irresponsabilidad del resto del arco político, que, por acción u
omisión, los dejaron caer.

El caso de Alfonsín tuvo sus peculiaridades, con parecidos y diferencias en relación con el difícil
momento que actualmente atravesamos. El presidente radical que asumió a fines de 1983
adelantó las elecciones como un intento de apaciguar los ánimos por la situación económica.
Pero el resultado adverso -Carlos Menem le ganó a Eduardo Angeloz- produjo un efecto
contraproducente e insostenible ya que la entrega del poder estaba prevista para siete meses
más tarde. Ese tiempo resultaba infinito para un mandatario saliente, tan averiado y vaciado
de poder. La solución que entonces se encontró fue adelantar, de diciembre a julio de 1989, la
entrega del poder al ganador y presidente electo.

Una sustancial diferencia con lo que sucede ahora, tal como el mismísimo Alberto Fernández
se ha ocupado de repetir: el rotundo espaldarazo que recibió en las PASO, de todos modos, no
lo convirtió en presidente electo. Sigue siendo candidato, aunque claramente ya no es un
candidato cualquiera. Parte del poder real ya reside informalmente en sus manos, como lo
reconoció el propio presidente Mauricio Macri al buscar acertadamente establecer de aquí en
más un canal de comunicación directo con su principal oponente. Los mercados, que el lunes
habían abierto descontrolados, se apaciguaron un tanto con ese mínimo gesto. La palabra de
Fernández, que circula en entrevistas, conferencia de prensa y tuits, ya tiene un peso
específico que solo disminuiría si el 27 de octubre no resultara elegido.

Quedó explícito el dispositivo mortífero y distorsivo en que se pueden convertir las PASO
cuando no son usadas para lo que fueron creadas: dirimir candidatos internos dentro de una
misma fuerza, no competir con las demás, que es lo que acaba de ocurrir de manera más que
dramática. Si ese requisito fuese de carácter obligatorio tanto Fernández como Macri hubiesen
tenido menos porcentaje de votos, porque se habrían repartido entre otros precandidatos de
sus propias filas y el final estaría abierto para octubre. Así ocurrió cuando en las PASO de 2015
compitieron Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz en el seno de Cambiemos.

Agravan la situación dos detalles para nada menores: 1) en un país de grietas, todos, sin
embargo, nos pusimos de acuerdo para creernos que las PASO recién celebradas se
convertirían en una suerte de primera vuelta y la profecía autocumplida sucedió y 2) las PASO
deberían organizarse dos o tres semanas antes de la elección general, no con dos largos meses
de anticipación, que se vuelven interminables y riesgosos cuando el resultado es tan adverso
para quien está a cargo del poder.

Ojalá que cuando la tempestad amaine, el Congreso se anime a derogar ese ladino
instrumento electoral en el entendimiento de que así como ahora perjudicó seriamente al
oficialismo, en otras circunstancias, podría hacerlo con la principal fuerza de la oposición.

En estos dos cruciales meses que nos distancian de las elecciones del 27 de octubre, todos
debemos estar más que atentos a los gestos institucionales del Presidente y de Alberto
Fernández. Quien pueda elevarse mejor a la estatura de estadista, en control de la situación y
apaciguando los ánimos, merecerá el triunfo definitivo.

Es legítimo que Macri intente dar vuelta las PASO, por más difícil que se presente ahora esa
meta. Siempre y cuando no arriesgue el tesoro que debe legarle a la posteridad como un
avance esencial para la democracia argentina: ser el primer presidente no peronista que
termine su mandato en 91 años.

psirven@lanacion.com.ar

Twitter: @psirven

Por: Pablo Sirvén

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía


¿
Home

X190818LN
El Mundo
Desastre ecológico: la imparable invasión del sargazo desmoraliza a los mexicanos

Los trabajos de remoción del sargazo en Puerto Morelos, cerca de Cancún

Los trabajos de remoción del sargazo en Puerto Morelos, cerca de Cancún Fuente: AFP -
Crédito: Rodrigo Arangua

El avance del alga marrón en las costas de la Riviera Maya golpea a la industria turística y
amenaza a las especies locales; las autoridades y los científicos debaten cómo combatirlo

Rodrigo Pérez Ortega

Nelly Toche Myriam Vidal

18 de agosto de 2019

CIUDAD DE MÉXICO.- La primera vez que visitó una playa del Caribe mexicano, Omar Toledo
Salguero no podía creer lo que veía en el océano. Cuando el ingeniero en sistemas mexicano y
su familia se encontraron frente a la mancha parda, en agosto de 2018, sus caras cambiaron.
En las fotos de internet, las playas de Mahahual, en el estado de Quintana Roo, lucen como un
espejo azul y cristalino. Pero ese día se encontraron con algo parecido a un lago de fango.

"Yo sí me meto con todo eso", dijo Toledo, de 33 años, dispuesto a disfrutar de la playa. Hacía
meses que planeaba las vacaciones familiares. Pero minutos después de batallar con esa alga
áspera, tosca, con filamentos puntiagudos, se dio por vencido. "No entren -recuerda que les
dijo a sus familiares-. Raspa, no te puedes mover".

Él y sus diez familiares tuvieron que abandonar sus planes y rápidamente emprendieron el
regreso al hotel porque el olor también invadía el aire.

En los últimos años, las costas de la Riviera Maya mexicana se vieron invadidas por cantidades
inusuales de sargazo, un alga de color marrón que causó una genuina preocupación entre
científicos, hoteleros, turistas y locales.

El fenómeno se disparó en el verano de 2018. Basado en un análisis científico de la zona de


Puerto Morelos, Carlos Gosselin Maurel, un líder de los empresarios hoteleros, estimó que ese
año llegaron unos 24 millones de metros cúbicos de sargazo a todo Quintana Roo, que serían
suficientes para llenar 9600 piletas olímpicas con estas algas. Y advirtió que este año llegaría la
misma cantidad o más.

Pero la primera vez que este problema se reportó fue en 2011, cuando pocos se imaginaban
que un día los hoteleros de la zona anunciarían en sus páginas de internet "playas sin sargazo"
como uno de los atractivos de sus propiedades.

Este año, Moody's alertó sobre el impacto negativo del sargazo en la economía hotelera en
Quintana Roo. Sandra Beltrán, analista de esa empresa, dijo a The New York Times que hay
más presiones en las tarifas hoteleras y, aunque las empresas más grandes lograron mantener
la ocupación relativamente estable, las más pequeñas podrían estar experimentando una
caída.

Sin embargo, el alga no es el único factor que influye. "El sargazo, igual que el tema de la
violencia, es un problema que afecta la percepción del extranjero sobre estos destinos", dijo
Beltrán.

En 2018, México se ubicó en el séptimo lugar de turismo internacional con un ingreso de 930
millones de dólares. Durante el primer semestre de este año, el aeropuerto de Cancún, el
segundo del país, registró una caída en el crecimiento del flujo de pasajeros: de crecer un 4,7%
en el primer semestre de 2018 bajó a un 1% en el mismo periodo en 2019. "Muy por debajo
del crecimiento que vimos en los años anteriores", señaló Beltrán.

Datos oficiales señalan que la ocupación hotelera en algunas zonas turísticas disminuyó hasta
en un 10%, comparada con el mismo período del año pasado.

Más allá del impacto en la industria turística, el sargazo "es un desastre ecológico de grandes
dimensiones", advierte Brigitte van Tussenbroek, investigadora en Puerto Morelos del Instituto
de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México
(UNAM).

El cambio climático también podría ser un factor que favorece su crecimiento masivo y su
migración a las playas mexicanas, sobre todo de junio a septiembre, cuando el hemisferio
norte está en vacaciones de verano.

Sin embargo, estas algas causaron problemas por siglos. El Mar de los Sargazos, en el Triángulo
de las Bermudas, era temido por los marinos desde el siglo XV pues sus barcos podían
quedarse atorados entre las algas y naufragar.

En mar abierto, el sargazo es parte esencial del ecosistema: provee de refugio al pez dorado, al
pez volador, a crustáceos y a algunas tortugas marinas. Pero cuando se reproduce a niveles
inmensos y las corrientes lo acarrean a las costas, se vuelve una pesadilla ecológica.

A finales de junio pasado, representantes de trece países caribeños se reunieron en Cancún


para organizar una estrategia conjunta y buscar fuentes internacionales de financiamiento
para atacar el problema. Además, se propuso impulsar el tema para incluirlo en el Convenio de
Cartagena de las Naciones Unidas, un acuerdo regional de protección y desarrollo de los
recursos marinos del Caribe.
El estado de Quintana Roo emitió una declaración de emergencia y ordenó la aplicación de
protocolos de combate que incluyen acopio, transporte, disposición y valorización del sargazo,
y llamó a la sociedad civil y a la industria a sumarse a los esfuerzos. Un municipio incluso
ofreció perdonar multas a los ciudadanos infractores que ayudaran a limpiar las playas.

Lo que algunos pintan como un escenario catastrófico, para otros es una oportunidad de
crecimiento económico y científico. Hay proyectos aislados para generar biodiésel con el alga,
construir casas con ladrillos hechos de sargazo, cultivar hongos y fabricar zapatos y cuadernos.

"Para llegar a ese punto aún falta mucho", indicó Fernando Córdova Tapia, encargado de la
dirección de innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. "Hoy se ve como el
enemigo que aleja al turismo. Muy pronto tendremos que hacer la transición a un recurso
aprovechable, pero de manera coordinada".

El impacto de la crisis

24 millones de m3 de sargazo

Se estima que llegaron el año pasado a las costas del estado mexicano de Quintana Roo

10% menos ocupación

Es la merma en los hoteles en el primer semestre de este año respecto de 2018

Por: Rodrigo Pérez Ortega, Nelly Toche y Myriam Vidal

¿
Home

Home

Home

Home

Home

X190818LN
Economía | Finanzas personales
Los pasos que da la política y el piso de los precios de los activos, dos grandes dudas para el
inversor

La semana posterior a las PASO no fue nada fácil y obligó a analizar bien de cerca las variables
financieras que resultan claves a la horade decidir una inversión; está claro que la volatilidad
seguirá alta por bastante tiempo y a las incertidumbres locales se les suman las turbulencias en
el contexto externo

Sabrina Corujo

18 de agosto de 2019

Tras una semana complicada, la volatilidad seguirá jugando un papel fuerte en los próximos
días y las noticias políticas seguirán dominando los movimientos. Todo vale en este escenario
(tanto lo que se diga como lo que no se diga). Variables como el dólar, las tasas y las reservas
serán relevantes para despejar la incertidumbre de corto plazo y permitir una transición
ordenada. La tranquilidad no se construye en una sola rueda, sino que es una condición que
costará aún conseguir en la semana entrante.

1- La actividad económica en el mundo

Este agosto es, claramente, un mes complicado para los mercados internacionales. Los
renovados temores a una guerra comercial (alentados por Estados Unidos y por China), una
seguidilla de datos del nivel de actividad que reflejan una desaceleración (aunque no son
catastróficos) y ruidos políticos varios, no hacen más que acelerar la percepción de una
próxima recesión. Los temores se vieron reflejados en el movimiento de la curva de
rendimientos americana, que es considerada como un buen predictor de los escenarios por
venir.
Los datos del nivel de actividad económica en distintas latitudes seguirán siendo claves de
corto plazo ara determinar qué tan real y profunda es la desaceleración. En la semana entrante
se conocerán las minutas de la última reunión de la Fed y se desarrollará el famoso encuentro
de banqueros centrales en Jackson Hole. Esto llegará al tiempo que parece haber comenzado
una nueva ronda de flexibilización monetaria para impulsar la economía y mientras el mundo
financiero mira a la Fed. Hoy, la probabilidad de un nuevo recorte de la tasa de referencia en el
mes de septiembre es del 100%.

2- La política local domina la escena

Para el comportamiento del mercado de corto plazo, en principio, es relevante despejar las
dudas sobre la gobernabilidad en la Argentina hasta el 10 de diciembre. Las expectativas de
una transición larga y desordenada llevan a una fuerte incertidumbre, que es determinante en
el movimiento de las cotizaciones. En consecuencia, una de las claves para poder cambiar la
posición extremadamente cautelosa de corto plazo tiene que ver con lo político.

Pero el flujo de noticias es impredecible, ya que se depende de la voluntad del gobierno actual
y del probable gobierno entrante. En este escenario, se vuelve a trabajar para proyectar la
evolución de los activos financieros con escenarios de probabilidad, pero no atados a un
resultado electoral sino a las señales que "blindarían" la gobernabilidad en los próximos
meses. Dicho de otra manera, atados a la dinámica de la transición, que podría ser ordenada o
desordenada. De ello dependerá cuán lejos o cerca se esté del piso actual del mercado.
Medidas económicas de corto plazo, gestos políticos, definiciones de política de un eventual
próximo gobierno de Alberto Fernandez y el vínculo con el FMI son algunas cuestiones a mirar.

3- Variables financieras bajo la lupa

La escalada del riesgo país y la pendiente negativa de la curva de deuda mucho más
importante de la que ya existía, reflejan sin dudas la probabilidad creciente que está implícita
en los precios de una eventual reestructuración (o en su defecto, un default). En este marco
sobre lo que se estará, en principio, es si están los dólares para pagar los vencimientos de
corto plazo. Acá se apunta a las reservas de libre disponibilidad (en torno a los US$16.000
millones) y a la necesidad que tenga el Gobierno de usarlas en parte o, en su defecto, en su
totalidad. Resulta así clave la evolución de todas las variables relacionadas.

En especial, los depósitos en pesos, como factor de presión sobre el tipo de cambio; la tasa de
interés de la Leliq y su referencia para el resto y el uso de los dólares por parte del Banco
Central y del Gobierno. La refinanciación que se logre o no de los vencimientos de Letes y de
Lecap en el tiempo que falta hasta el 10 de diciembre, en consecuencia, será parte del
monitoreo. Un número, por ahora: en Letes en dólares con privados se estima que se deberán
pagar hasta fines de noviembre unos US$5800 millones.

4- Buscar el piso en el precio de acciones y bonos

En los momentos de pánico, los activos financieros tienden a sobre reaccionar con sus
movimientos. Está claro que eso fue lo que se vivió en la última semana. Ahora, la pregunta
que surge es si estos precios ya marcan una oportunidad de compra. No hay una respuesta
concreta hasta tanto la incertidumbre se despeje y se tengan definiciones que permitan volver
a proyectar un escenario macroeconómico y financiero. Lo que sí es claro es que la volatilidad
de los activos se mantendrá elevada.

En acciones, el índice de volatilidad a 10 días saltó más allá del 270%, contra un promedio de
30% observado entre julio y principios de agosto, con un Merval en dólares que volvió a la
zona de 500 puntos, tras ubicarse antes de las PASO en niveles de 1000 puntos. En los bonos,
la caída semanal supera el 30% en promedio, saltando la curva a niveles de TIR de ente 50%-
15% anual. Otro dato: los rescates de los FCI. Entre lunes y jueves, se fueron unos $106.000
millones en rescates. En las acciones, hay precios más bajos en dólares. Y en bonos, si se va a
un eventual default, la caída puede ser todavía mayor. Respetar los pisos ya testeados debería
ser el primer paso para no profundizar el pánico.

Por: Sabrina Corujo

ADEMÁS

Cómo es el portafolio de Marcos Noceti

Esports: el argentino de 16 años que gana un sueldo por jugar al Fortnite

Cómo es el portafolio de Luis Corsiglia, vicepresidente de Corsiglia y Cía. Sociedad de Bolsa

Inversiones y asesoramiento: claves para no pifiarle

¿
X190818LN
Economía | Elecciones 2019
Un país en estado de conversación: mucho más, pero nada menos

Agustín Salvia

18 de agosto de 2019

La contundencia de la derrota oficialista en las PASO puso otra vez a la sociedad argentina en
una encrucijada llena de "acechanzas" para algunos y de "esperanzas" para otros. El resultado
tuvo a la recesión y al empobrecimiento de sectores populares como principales causas, pero
también los tiene a ambos, una vez más, como sus primordiales consecuencias. Las mediciones
del Indec y las últimas estimaciones del Observatorio de la Deuda Social (UCA) quedaron
atrasadas, mostrando que los errores políticos pueden siempre empeorar la vida de la gente
de a pie.

Una vez más tenemos testimonio vivencial de que los relatos triunfalistas no fundados en
diagnósticos acertados ni en políticas de Estado acordadas no nos llevan a buen puerto. Lejos
estuvimos de tener "menos pobres que en Alemania" o que sea "fácil vencer la inflación",
también de que "juntos somos imparables" o de estar prontos a "recuperar la felicidad". Son
esas promesas las que nos entierran en el laberinto. No sirven los golpes de efecto para salir
de la crisis, ni tampoco, al parecer, para evitarlas. Es decir, el irresponsable juego de la política
y la incapacidad de sus dirigencias -y no los males ideológicos argentinos, sean del signo que
sean- son responsables del reiterado fracaso nacional.

En esta nueva crisis hay una vez más una mayoría perjudicada, pero también una élite
ganadora: los sectores medios dolarizados, los grandes exportadores y las corporaciones
financieras que logran comprar barato y vender caro. Entre las medidas paliativas no ha habido
todavía nada que haya apuntado a neutralizar estos desequilibrios. Ningún impuesto especial,
ni aumento en las retenciones, ni regulaciones. Los principales interlocutores de las necesarias
medidas paliativas adoptadas y del imprescindible diálogo político han sido los agentes de
mercado y un electorado que se supone puede ser reconquistado.

Más allá de las urgencias económicas y las medidas de alivio puestas en juego por el Gobierno,
los problemas siguen siendo estructurales y, por ende, las soluciones también lo son.
Necesitamos una Argentina productiva, social, cultural, política y científica en estado de
conversación, capaz de debatir y acordar en función de resolver juntos la emergencia y el
futuro inmediato, sin especulaciones electorales, apuntando a diseñar políticas de Estado que
nos saquen del estancamiento histórico.Este horizonte, ahora y antes, no parece estar en el
ADN de quienes deben convocarlo.

Tal como acertadamente han señado Rozenwurcel y Albrieu ( LA NACION, 7 de agosto último),
todo es cambiante en la economía argentina, salvo los problemas estructurales que se
mantienen inmutables. No fueron los resultados de las PASO los que imprimieron volatilidad a
los mercados financieros, sino el estancamiento y la incertidumbre macroeconómica generada
por políticas que no ofrecían un claro horizonte de crecimiento. El desafío continúa siendo
cómo superar la crisis cambiaria, hacer retroceder la inflación, recuperar el crecimiento y
cumplir con los compromisos externos. Seguramente mucho más, pero nada menos.

En el escenario próximo, más allá de que las medidas recientes violenten los acuerdos con el
FMI, incluyendo el comprometido "déficit cero", más tarde o más temprano, la economía
deberá hacer un fuerte esfuerzo para mantener en equilibrio la relación entre el ingreso y el
gasto interno, lo cual implicará una balanza comercial superavitaria por un largo período.

Cualquiera sea el escenario político, será una condición necesaria generar excedentes que
permitan refinanciar y pagar deudas. Si las exportaciones no aumentan lo suficiente, tal
superávit solo podrá lograrse de manera pírrica -tal como hasta ahora- contrayendo el nivel de
actividad y empleo, reduciendo importaciones. Para que el sector público pueda adquirir
divisas generadas por el sector privado exportador, deberá contar con financiamiento
doméstico o, de lo contrario, alcanzar un superávit primario equivalente vía ajuste fiscal, lo
cual también afectará el nivel de actividad y empleo.

Para no caer en recesión ni alimentarla por vía de la emisión, el Gobierno necesitará captar
excedentes de exportación vía tributaria, sin afectar el nivel de actividad interno ni el sector
externo. También necesitará financiamiento a tasas bajas. Aumentar las retenciones a las
exportaciones y mantener un tipo de cambio real devaluado son medidas necesarias en el
marco de una política estratégica orientada a manejar incentivos en diferentes frentes. Quizás
regular al sector financiero no sea tan fácil, pero será imprescindible, tan necesario como
expandir el mercado doméstico de capitales. Fuentes de ingresos como Vaca Muerta, los
activos privados en el exterior, las ganancias siempre extraordinarias de las corporaciones y los
excedentes de exportación son recursos de capital que deberán sostener y financiar un plan de
recuperación económica con creación de empleos productivos de variada calificación, con
subsidios a micro-pymes, salarios mínimos más elevados y remuneraciones máximas más
bajas, para que sea posible un aumento del consumo interno, una redistribución sostenible del
ingreso y una caída sistemática de la pobreza con más empleo e inversión en servicios sociales.

En una economía empecinadamente endeudada, estancada y empobrecida, no son justamente


los pobres ni los trabajadores o las clases medias vulnerables los que deben ni pueden seguir
financiando políticas de ajuste. Afortunadamente, nuestro rudimentario sistema democrático
ha mostrado una vez más que logra funcionar como restaurador de equilibrios ciudadanos en
momentos críticos.

La demanda es clara: no se trata solo de tranquilizar a los mercados ni de brindar paliativos


sociales en contexto electoral. Son necesarias políticas de crecimiento en el marco de acuerdos
políticos estratégicos,incluso para encarar reformas estructurales tributarias, previsionales o
estatales que hagan más eficiente, sostenible y equiibrado el crecimiento y los procesos
redistributivos que dicho proceso requiere.

El autor es investigador. Conicet-UBA, Observatorio de la Deuda Social Argentina (UCA)

Por: Agustín Salvia

ADEMÁS
Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

¿
X190818LN
El Mundo | España
Mónica González, la argentina que pasó de inmigrante sin papeles a parlamentaria europea

Mónica González

Mónica González

Nacida en Mataderos y criada en Corrientes, se fue del país por la crisis de 2001; con 43 años,
es eurodiputada por el PSOE

Silvia Pisani

18 de agosto de 2019

MADRID.- De inmigrante irregular en España a diputada del Parlamento Europeo, donde


piensa trabajar en políticas de integración. Ese es el salto que en 20 años dio la vida de Mónica
Silvana González, una argentina nacida en el barrio porteño de Mataderos y criada en la ciudad
correntina de Esquina, que desde mayo pasado ocupa una banca por el socialismo en Bruselas.

"Yo no sé qué más me puede deparar la vida", dice a LA NACION esta mujer de 43 años, a
quien las dos décadas largas de residencia en España no le quitaron del todo el dejo
correntino.

No es la primera vez que un argentino se convierte en eurodiputado. Ya lo fueron Pablo


Echenique (Podemos) y Gerardo Pisarello (independentismo catalán). Ambos regresaron a
Madrid y ocupan hoy bancas en el Congreso español, junto con la hispano-argentina Cayetana
Álvarez de Toledo, del Partido Popular (PP).

Pero el perfil de González es distinto. A diferencia de los anteriores, forma parte de la oleada
migratoria que dejó la Argentina en la crisis de 2001 e hizo "de todo" para quedarse. "Me
busqué la vida como pude, como cualquier otro inmigrante, pasando mil vicisitudes, corriendo
detrás de la policía porque estuve mucho tiempo sin papeles".

Tuvo que trabajar "en la economía sumergida, limpiando casas, haciendo de camarera,
repartiendo folletos", toda una experiencia que reforzó su compromiso con quienes padecen
la desigualdad.

Afirma que sintió discriminación y que por eso la entiende. "El factor es siempre el mismo: te
discrimino porque no me gusta cómo sos. Es lo mismo para un gay, para una lesbiana, para un
africano inmigrante, para un musulmán, para un negro, para un judío. Yo tuve más o menos
suerte por mis rasgos. Pero no hace falta tener ninguna de esas características para defender
los derechos para todos".

No llegó a la política de casualidad. "Siempre lo fui", dice. De chica militó "en lo que había" en
Corrientes: el Pacto Autonomista. "Era eso o el partido liberal", recuerda, aunque su
admiración era para el expresidente español Felipe González. De allí que, al cruzar el Atlántico,
se acercara al Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Dos figuras marcaron su vida. El
fallecido activista de los derechos igualitarios Pedro Zerolo y el expresidente José Luis
Rodríguez Zapatero.

"Fueron años muy interesantes en el PSOE, de apertura hacia lo diverso, en todos los sentidos,
incluido el de la inmigración". En ese entonces, el proceso de regularización facilitó la vida a
medio millón de inmigrantes, incluida ella misma.

Afincada en su adorada Alcalá de Henares, a pocos minutos de Madrid, su vida pasa ahora a
Bruselas, donde trabajará en la Comisión para el Desarrollo y la Cooperación, pero no pierde
contacto con la Argentina. Allí viven una de sus dos hijas y buena parte de su familia, a quienes
visita al menos tres veces al año.

"Mi vinculación con la Argentina es permanente. Tengo parte de mi corazón allí y el recuerdo
de una infancia preciosa, muy de pueblo, con comparsas, chamamé y un guaraní que puedo
chapurrear. Cada vez que voy trato de tener agenda también en Buenos Aires y ver en qué se
puede dar una mano".

Uno de sus objetivos ahora es lograr apoyo para el Fútbol Club de Esquina. "Es una entidad
muy humilde", asegura.

-Cualquiera diría que tu carrera política fue muy rápida.

-No tanto. Son 15 años. No se dio de un día para otro.

-En la Argentina suele ser más lento.

-Fue el momento. El PSOE se abría a la diversidad y gracias a eso personas como yo hoy
ocupamos un papel importante en la política nacional y europea.

-¿Cómo ve a la Argentina hoy?

-Creo que pasa por un momento muy complicado. Aunque de cara al exterior se venda muy
bien, cuando vas al interior las cosas son muy distintas.

-Usted tuvo las dos experiencias. ¿Cuál es la diferencia entre la actividad política en España y
en la Argentina?

-En la Argentina hay más efervescencia social y más mecanismos de participación directa.
También veo que no se llega a tener una ideología, sino que se siguen personalismos. No se
llega a tener una coherencia ideológica con personalismos. Para eso es necesario una
estructura de partidos. Eso es lo que da coherencia.

-¿Cómo es la vida en los partidos españoles?

-Hay estructuras claras en las que uno puede sumarse. Lo otro es que militar no es gratis: se
paga una cuota.

-¿Qué opina del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea?


-Acá en Europa estamos muy contentos de que se haya podido firmar. Pero el texto aún tiene
que ir a los Parlamentos.

Por: Silvia Pisani

ADEMÁS

Las fiestas a bordo del jet set europeo, en la mira de los ecologistas

Mientras el socialismo lucha para formar gobierno, la derecha presidirá Madrid

Southern Winds. La línea aérea que fue un boom y terminó en escándalo

ShaunTrack, el youtuber que viralizó el rock argentino en España

¿
X190818LN
Política
Las oficinas de México, un sello de autonomía

Fernández consolida su propio espacio conun búnker en San Telmo

Lucrecia Bullrich

18 de agosto de 2019

Además de la crisis financiera, la devaluación y las idas y venidas de Mauricio Macri, la primera
semana posterior a las PASO consolidó otra división que habla de la construcción política del
Frente de Todos.

Alberto Fernández se asentó definitivamente en "las oficinas de México", como las llaman en
su entorno, su búnker en pleno San Telmo, y Cristina Kirchner ratificó que el Instituto Patria, en
el petit hotel de la calle Rodríguez Peña, a metros del Congreso, es su centro de operaciones.
Cada uno por su lado. Como en la campaña que tienen por delante.

El estreno público del comando de México 337 fue para el café con el que Alberto Fernández
invitó a Sergio Massa por TV, cuando faltaban horas para el cierre de alianzas y el acuerdo
entre ambos estaba todavía en veremos. Hace apenas dos meses.

Con aquella cumbre, las oficinas de México quedaron oficializadas como el centro de campaña
de Fernández. Pero esta semana, con el 47% de los votos encima, el candidato a presidente
por el Frente de Todos convirtió el búnker en la manifestación física de su armado político
propio e independiente del de Cristina Kirchner: el edificio de San Telmo como otra forma de
reforzar un perfil propio y contracara del Instituto Patria, donde anida el kirchnerismo más
puro, el cristinismo fiel.

El ingreso a las oficinas de México es angosto. Además de un par de sillones blancos, como
única decoración, hay una foto afiche de Alberto y Cristina abrazada a una niña vestida de
rosa. Es enorme. La imagen es del 25 de mayo, una semana después de la unción del exjefe de
Gabinete como candidato a presidente y uno de los dos actos que Fernández y Cristina
compartieron, al comienzo y en el cierre de la campaña, los dos en Merlo.

En México 337, además de Fernández, tienen oficina su jefe de campaña, Santiago Cafiero; el
candidato a legislador porteño Claudio Ferreño, y Juan Manuel Olmos, pata porteña del
armado del candidato.

Fernández estuvo en el Instituto Patria solo el lunes pasado, menos de 24 horas después del
triunfo de las PASO. Fue el reencuentro con Cristina, luego de que la expresidenta viajara a Río
Gallegos para votar. También fueron convocados Axel Kicillof y Matías Lammens, quien
-aunque había visto a Cristina en Rosario- la conoció ese día. También estaban Máximo
Kirchner y Eduardo "Wado" de Pedro. Pasó Carlos Zannini y su presencia no le cayó nada bien
a Alberto, que no ocultó su malestar. La visita del exsecretario legal y técnico de Cristina duró
poco.

El resto de la semana, Fernández atendió en la calle México. Por el despacho desfilaron los
gobernadores de San Juan, Sergio Uñac, y de Catamarca, Lucía Corpacci, y los mandatarios
electos de Santa Fe, Omar Perotti, y de Misiones, Oscar Herrera Ahuad. También pasaron el
candidato a senador nacional por Chaco Jorge Capitanich, quien en realidad aspira a gobernar
otra vez su provincia, y los candidatos a intendente de Mar del Plata, Fernanda Raverta; de
Bahía Blanca, Santiago Susbielles; de Neuquén, Marcelo Zúñiga, y de Bariloche, Daniel
Natapoff. También pasaron los empresarios Marcos Galperin y Martín Cabrales.

"Nada está muy armado de antemano. Lo llaman por teléfono [a Fernández] y vienen",
describió a LA NACION uno de los colaboradores del candidato.

Más allá de las oficinas, el edificio no tiene un ambiente grande para reunir a grandes grupos.
De hecho, cuando convocó a los gobernadores, al comienzo de la campaña, los recibió allí,
pero enseguida cruzaron a un salón de eventos ubicado justo enfrente. El alquiler corre por
cuenta de Parte, el partido de Fernández, y está pactado hasta diciembre. Para entonces, el
candidato sabrá si debe o no mudarse a la Casa Rosada.

Por: Lucrecia Bullrich

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Mauricio Macri elogió a Hernán Lacunza: “Confío en que es la persona indicada para esta
etapa”

Macri, de las horas más oscuras al pacto de gobernabilidad con Alberto Fernández

¿
X190818LN
Economía | Empleos | Impuesto a las Ganancias
Ingresos: cuándo y cómo llegarán las medidas para el bolsillo

Consumo

Consumo Crédito: Pexels

Tras la derrota en las PASO y la fuerte devaluación, el Gobierno anunció varias decisiones que
tendrán efectos principalmente en los próximos dos meses

Silvia Stang

18 de agosto de 2019

Alivio en la carga de Ganancias para las personas, excepción temporal del pago de aportes
jubilatorios para un grupo de asalariados y de impuestos para todos los monotributistas, cobro
de un adicional en dos cuotas para quienes perciben la asignación universal por hijo y
convocatoria urgente al consejo del salario mínimo. Las medidas con impacto en los ingresos
de las familias que se anunciaron a pocos días de la derrota del Gobierno en las PASO y
mientras se producía una muy fuerte devaluación del peso (lo cual anticipa un agravamiento
del nivel de inflación), se complementaron con otras decisiones que buscan contener el
traslado a precios de la suba del dólar, como la liberación del IVA para algunos alimentos
básicos.

En el caso de Ganancias, lo decidido tiene impacto sobre el impuesto determinado por los
salarios de todo este año. Y el efecto de bolsillo más significativo se va a percibir en septiembre
y octubre, justo antes de las elecciones presidenciales. ¿Por qué? Porque además de que en
esos meses ya se retendrá menos tributo que antes, ocurre que, al recalcularse el tributo
considerando montos no imponibles más elevados que los que se tomaban en cuenta hasta
ahora, se generarán saldos a favor de las personas (el impuesto va a ser más bajo incluso para
los ingresos que ya fueron percibidos). Y si bien el miércoles, cuando se anunció la medida,
desde la AFIP dijeron que la devolución de lo retenido de más se haría mes a mes hasta la
liquidacion anual de Ganancias por 2019 (eso ocurrirá en marzo de 2020), luego se reconsideró
ese punto. La resolución 4546, publicada el viernes en el Boletín Oficial, establece que la
devolución se realizará en dos cuotas, en septiembre y octubre. "El importe reintegrado
deberá ser exteriorizado inequívocamente en los respectivos recibos de haberes, bajo el
concepto "Beneficio Decreto 561/19", detalla la medida oficial.

Lo dispuesto implica una suba de los salarios más bajos alcanzados por el impuesto, de
$38.301 a $45.962 (netos) para un trabajador soltero y sin ninguna deducción, y de $50.668 a
$58.327 (también netos) si se trata de quien deduce cónyuge y dos hijos. Las cifras son
ejemplos (varían en función de qué se deduce) y corresponden al ingreso promedio mensual
de 2019, incluido el proporcional del aguinaldo. Esas bases se elevan en un 20% adicional al
28,29% que se había aplicado en enero (un nivel muy inferior a la inflación, por lo cual se había
incrementado la presión tributaria).
También para asalariados, en este caso con remuneraciones brutas de hasta $60.000, se
dispuso que por los ingresos devengados en este mes y el próximo (a cobrar en septiembre y
octubre) no se descontará el aporte jubilatorio, de 11% del sueldo bruto.

Otra norma publicada el viernes estableció la reducción del 50% de los anticipos de Ganancias
para los autónomos, respecto de lo que estaba previsto para las obligaciones a pagar en
octubre y diciembre.

Para los monotributistas, en tanto, se estableció que solamente en septiembre no tendrán que
pagar el componente impositivo que está dentro del aporte mensual. La suma exceptuada va
desde $111,81 en la categoría A hasta $4604,26 (categoría H, la más alta para quienes prestan
servicios) o $7769,7 (categoría K, la más elevada para comerciantes).

Con alcance para trabajadores informales, se resolvió el pago de un adicional de $1000 para
quienes cobran la AUH. Eso llegará en los meses de septiembre y octubre.

Además de esas medidas, en los próximos meses se conocerá la suba del salario mínimo: la
convocatoria a quienes integran el consejo que debe decidir sobre el tema es para el jueves
próximo, 22 de agosto.

Impacto sobre lo que se recibe y lo que se gasta

Las principales decisiones anunciadas por el gobierno

Ingresos

Para trabajadores asalariados, por todo este año se dispuso una reducción de la carga de
Ganancias; además, para las remuneraciones de hasta $60.000 no habrá descuento jubilatorio
(11%) en los sueldos devengados en agosto y septiembre (sí habrá aportes a la obra social y al
PAMI)

En cuanto a los monotributistas, el mes próximo no pagarán el componente impostivo del


aporte mensual, un monto va de $111,81 a $7769,7, según la categoría; los autónomos verán
reducidos en un 50% los anticipos del impuesto a las ganancias que vencen en octubre y
diciembre

El Gobierno dispuso convocar para el jueves próximo al consejo que debe definir nuevos
valores para el salario mínimo, hoy de $12.500; además, quienes cobran la asignación
universal por hijo, como los informales y el personal de servicio doméstico, recibirán $1000
extras por dos meses

Consumos

Hasta fin de año los alimentos básicos incluidos en un listado no estarán gravados por el IVA,
en un intento por evitar que suban los precios por efecto de la devaluación; entre las
categorías de productos están la leche, el pan, el aceite de girasol y mezcla, la yerba mate, el té
y el azúcar

Según lo anunciado por el Gobierno, el precio de las naftas quedará congelado por 90 días;
la medida provocó controversia por la falta de acuerdo con las compañías petroleras; hubo
dudas, pero los funcionarios ratificaron que regirá esa medida para no alentar una mayor
inflación

Las decisiones oficiales alcanzan a los créditos actualizables por inflación (por estar
nominados en UVA: se dispuso que no habrá subas de cuotas hasta fin de año. Y se dispondrán
medidas de contención en los planes de ahorro para la compra de autos 0 kilómetro

Por: Silvia Stang

ADEMÁS

Alberto Fernández criticó la eliminación del IVA, pero es una de las propuestas de campaña del
Frente de Todos

Calculadora de Impuesto a las Ganancias: cómo queda tu sueldo tras los anuncios del Gobierno

Impuesto a las Ganancias y aportes. Cómo serán las mejoras en el bolsillo para asalariados y
monotributistas

¿
Home

Home

Home

X190818LN
Economía | Impuesto a las Ganancias
Los cambios en el impuesto a las ganancias y su efecto en los bolsillos

Nadin Argañaraz

Nadin Argañaraz PARA LA NACION

Muchos asalariados quedarán al margen y otros pagarán menos que antes

18 de agosto de 2019

Una de las principales medidas tomadas por el Gobierno en estos días fue el aumento del 20%
del monto de las deducciones computables para empleados dependientes y jubilados en el
impuesto a las ganancias. Esta suba permite corregir, para estos contribuyentes, la distorsión
provocada por el mecanismo de actualización aprobado por ley para los parámetros de cálculo
del impuesto, distorsión surgida de la negociación que obligó a modificar en su momento el
proyecto original del Gobierno.

Vale recordar que, en lugar de aplicarse el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de todo el
año, se optó por un índice de salarios del sector privado ( Remuneración Imponible Promedio
de los Trabajadores Estables), correspondiente al período anual terminado en octubre del año
previo al del cálculo del impuesto.

Una inflación efectiva mayor a la que se esperaba durante el año 2018 se tradujo en un
incremento paritario muy inferior. Y eso llevó a que el Ripte tuviera un crecimiento de casi
veinte puntos porcentuales por debajo de la inflación, generando así un ajuste insuficiente de
los parámetros del impuesto a las ganancias.

En consecuencia, a lo largo de este año 2019 comenzaron a quedar alcanzados por el impuesto
un mayor número de trabajadores por un lado y a tener que tributar un porcentaje mayor de
su ingreso los trabajadores que ya pagaban, por el otro.

Este ajuste adicional del 20% que se acaba de decidir en estos días permitirá, bajo el supuesto
de un incremento salarial para 2019 del 40%, eliminar del alcance del impuesto a los de
trabajadores dependientes que, por la causa mencionada se habían incorporado y, a la vez,
reducir la alícuota efectiva que terminan tributando los que sí siguen alcanzados.
Si se toma el caso de un trabajador dependiente casado con dos hijos deducibles. con un
ingreso neto mensual promedio de $70.000, se observa que este año iba a terminar pagando
un 4,2% de su ingreso neto. En relación al año 2018, cuando fue del 2,6%, implicaba un
aumento relevante. Pero con las recientes modificaciones, pasaría a tributar una alícuota
efectiva equivalente al 1,9%. Es decir que, en lugar de una mayor carga tributaria pasaría a
tener una leve baja respecto al año pasado.

Si, en cambio, se toma el caso de un trabajador dependiente soltero sin hijos deducibles con
igual ingreso mensual neto, de un 9% que iba a pagar este año pasaría a pagar un 6%.
Respecto de 2018, cuando la alícuota efectiva fue de 7,3%, también terminaría este año en una
situación más favorable.

Impacto en pesos

Resulta útil medir el impacto en pesos para este mismo trabajador. En el caso del casado
estaba pagando un promedio de $3190 por mes. Ahora pasaría a pagar $1440. Es decir que
recibiría $1750 adicionales por mes desde septiembre y hasta diciembre, equivalentes al 2,3%
de su ingreso mensual promedio. Además, debe recibir entre septiembre y octubre una
devolución de $14.000.

Por su parte, el trabajador soltero tendría un ahorro mensual de $2290, equivalente al 3% de


su ingreso. En este caso, el monto de la devolución de lo que pagó de más anticipadamente
superaría los $18.300. En síntesis, el trabajador asalariado casado con dos hijos tendría un
ingreso mensual extra del orden de los $8750 durante los próximos dos meses, considerando
devolución y ahorro ($11.400 para el soltero).

Claro que este dinero extra, que irá al bolsillo de los trabajadores asalariados, tiene como
contraparte la pérdida de recaudación por parte de los gobiernos nacional, provinciales y
municipales, dado que se trata de un impuesto coparticipable.

El autor es economista de Iaraf

Por: Nadin Argañaraz

ADEMÁS

Ingresos: cuándo y cómo llegarán las medidas para el bolsillo

Alberto Fernández criticó la eliminación del IVA, pero es una de las propuestas de campaña del
Frente de Todos

Calculadora de Impuesto a las Ganancias: cómo queda tu sueldo tras los anuncios del Gobierno

Impuesto a las Ganancias y aportes. Cómo serán las mejoras en el bolsillo para asalariados y
monotributistas

¿
Home

X190818LN
Política | Elecciones 2019
Coronel Suárez: el pueblo que decidió cambiar su voto

Los jubilados discuten en la plaza de Coronel Suárez sobre el viraje electoral

Los jubilados discuten en la plaza de Coronel Suárez sobre el viraje electoral Fuente: LA
NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Hace cuatro años premió a Macri y ahora un cuarto de los ciudadanos invirtió su apoyo a causa
de la crisis; Pellegrini, en tanto, es el segundo pueblo que más giró en el país

Darío Palavecino

18 de agosto de 2019

CORONEL SUÁREZ.- Los ocho jubilados que a diario se sientan en el mismo banco de plaza con
forma de "U" en la esquina de Mitre y Sarmiento recuerdan y se ríen cuando Alejandro Schroh
cita su broma del último domingo, ya bien entrada la noche, cuando cruzó a los gritos el centro
cívico de la ciudad. "¡Hay un robo! ¡Hay un robo!", advertía. Y no era inseguridad, claro. "Sí, sí,
15 a 0 es un robo", explica sobre aquella picardía referida a la ventaja excepcional que por esas
horas confirmaba el Frente de Todos entre las candidaturas presidenciales.

Detrás de esas sonrisas de coyuntura y cargadas de tradición peronista hay una comunidad
que hace cuatro años apostó por un giro histórico para dar un portazo al peronismo y dejar los
tres niveles de gobierno en manos de Cambiemos. Y que en las urnas acaba de mostrarse
decepcionada por la gestión y aún más herida en lo social. También, por una economía que
trajo picos de desocupación al mismo distrito que hace menos de una década pudo agitar,
desde el corazón de la provincia, las tan deseadas banderas del pleno empleo. La caminata por
las veredas y los pasillos del palacio comunal delatan necesidades. Una mujer que pide por un
funcionario para reclamar ayuda por un medicamento. Otro que pide trabajo a un candidato
avalado por la reciente elección. En la calle, el eco a cada paso de quienes andan en busca de
una oportunidad.

Esos ánimos atronaron en las urnas de estas PASO, en las que casi dos de cada tres de los
25.000 vecinos que votaron aquí dieron la espalda al intendente, pero también a María
Eugenia Vidal y a Mauricio Macri. Y uno de cada dos mudó su apoyo a Alberto Fernández y
Axel Kicillof. Una ola de avales al justicialismo ahora abroquelado que en los números tuvo su
extremo provincial en Pellegrini, en el límite noroeste con La Pampa, donde el Frente de Todos
creció 18,36 puntos porcentuales respecto de la última elección y Juntos por el Cambio bajó
6,8, es decir, 25,15 puntos de cambio de voto.

¿Qué pasó para que se diera semejante cambio? Las penurias de Coronel Suárez están
signadas en buena medida por la crisis general de todo el país y en particular por el
achicamiento sostenido de Dass, la fábrica de calzado que hasta 2003 perteneció a la
representación local de Adidas y tras su quiebra y reapertura pasó a manos de capitales
brasileños. En 2012 llegó a tener 4000 empleados y 23 talleres satélites. Hoy solo quedan 500
con actividad. De los tercerizados, nada. "Lo último fue un plan de vacaciones anticipadas en
julio para parar la planta", cuenta Noelia Krieger, que trabajó seis años allí, hasta que en
febrero de 2017 recibió el telegrama de despido. "Esa vez nos echaron a 400 a la vez", recordó.
Y remarca que "cuando comenzaron a importar las capelladas se empezó a acabar el trabajo".

En Coronel Suárez se estima que hay entre 5000 y 6000 desocupados. Es el tercero entre los
distritos de la provincia más afectados por la falta de empleo. El impacto es más que directo
sobre el comercio, donde el consumo continúa en picada.

Matías Alebuena tiene pintura y polvillo hasta en la cara. Reformas de por medio, quiere
insistir en lo que fue Bartolomé, su bar y confitería a menos de 200 metros del palacio
comunal, que tuvo que cerrar. "Para abrir, en 2017, tomé un crédito en dólares, con el dólar a
20 pesos", explica, y se toma la cabeza. "Eso y los costos fijos nos complicaron", dice sobre un
combo que incluye tarifas de servicios, alquiler e impuestos. "A veces había que calefaccionar
todo por una sola mesa", describe mientras remodela el local.

La dueña de una librería de la calle Mitre reconoce el daño social que hizo la economía en
estos últimos años, pero deja abierto el crédito al actual gobierno. "No podemos volver atrás,
no podemos volver con los mismos que nos robaron", dice sobre quienes ganaron las PASO.
Miguel Ducós, productor rural, habla en el mismo sentido. "La economía no funcionó como se
suponía, no vemos otra razón para este resultado", asegura, y reconoce que hay problemas
con el consumo y el empleo. "A nivel local sí hubo motivos, no fue buena la gestión", evalúa
sobre el desempeño del intendente Roberto Palacios.

La respuesta estuvo en el escrutinio. Ricardo Moccero, exintendente, con cinco mandatos


consecutivos desde 1995, otra vez fue el más elegido. "Ya hay una intendencia paralela",
apunta uno de sus colaboradores, porque los vecinos ya no golpean en el despacho del jefe
comunal, sino que van a hablar directamente con el ganador y actual concejal. "Ya hablamos
con dos empresas decididas a invertir en Coronel Suárez después de octubre", afirma a LA
NACION quien sumó el 53,85% de los votos. Y recuerda que en su mandato se logró pleno
empleo en el distrito.

El derrotado es Alberto Fernández, homónimo del candidato presidencial, pero en este caso
aspirante a intendente por Juntos por el Cambio. "La elección la podemos dar vuelta, en la
adversidad me agrando", dice. Debe remontar una diferencia de 17 puntos. Casi lo mismo que
Mauricio Macri a nivel nacional.

Entre los jubilados de la plaza asoma otra explicación. Hay un reconocimiento a beneficios que
llegaron durante el kirchnerismo. En particular, a la posibilidad de jubilarse aun cuando no
tenían los años de aportes suficientes. "Ni Perón dio tanto", se escucha en el grupo.

Schroh defiende la gestión kirchnerista a capa y espada: "Yo estoy contento de que a mi mujer
me la haya jubilado Cristina [Kirchner]", insiste. "Con mi esposa, en 60 días nos jubilamos los
dos", cuenta. Y después agrega: "Nosotros, mi hija y mi hijo, por sorteo, tuvimos nuestras
casas", acota sobre planes de viviendas que se concretaron aquí, con Moccero y los Kirchner
de por medio. Pero sale al cruce Carlos Alberto Contreras, que se jubiló como personal civil de
la Fuerza Aérea. "Aporté durante 36 años, pero los otros se jubilaron igual sin poner nada",
dijo con tono de queja. Y enseguida llega el reproche: "Las mujeres trabajaron de chicas, amas
de casa, ¿no vale eso?", le responden. El debate sigue en ese banco, como cada mañana.

El pueblo más oficialista

Unos 237 kilómetros al norte, en Pellegrini, el municipio parece que no tendrá cambios. El
radical Guillermo Pacheco ganó la intendencia en 2015 y en estas PASO confirmó su dominio.
Pero la boleta presidencial del oficialismo retrocedió 13,03 puntos, mientras que la del
peronismo subió 22,90.

Esa amplitud de diferencia en el voto entre el oficialismo y kirchnerismo del 35,93% solo es
superada a nivel nacional por el partido de Capayán, Catamarca, el distrito que más cambió su
voto entre las PASO 2015 y las del domingo pasado.

Como en Coronel Suárez, en esta localidad parece que no hubo campaña política y una
elección hace una semana. No hay carteles ni pintadas en los paredones. En ambos distritos
están prohibidos y solo se permiten pasacalles, que ya fueron retirados. Apenas queda en pie,
frente al Banco Provincia, uno de madera que promociona la candidatura de María José
Iglesias, la candidata a intendenta de Frente de Todos, que acumuló casi 35% de votos.

Aquí los vecinos respiran más tranquilos, en un distrito de calles prolijas y dominado por la
calma, no falta tanto el empleo, sino mejores oportunidades. "Si querés laburar, trabajo hay",
asegura Mario Rojo, portero de una escuela y reciente comerciante, con una heladería en una
esquina clave. "Aguanté el invierno y vamos para adelante", dice.

Cuando la siesta domina el pueblo y a la distancia se escucha la música de un gimnasio, hay


ronda de mate familiar en la vereda. Natalia Aranda, Manuela Lorenzo y Sandra Santos
advierten que por Pellegrini siguen esperando la llegada de industrias que den más y mejor
empleo. Es ese humor social el que se filtra de a poco en el voto.

"Lo poco nuevo que hubo es la planta de residuos, que es municipal", remarcan sobre la
dependencia que localidades de esta dimensión tienen del empleo público. Esas inversiones
parecen vedadas por una asfixia propia de la ubicación geográfica. Trenque Lauquen, aquí
nomás; Catriló; Santa Rosa; General Pico, del otro lado del límite con La Pampa, son más
tentadoras para las empresas que buscan radicarse en la región. "Aquí hay tradición radical,
difícil que gane o crezca el peronismo", apunta otro comerciante.

Aunque el malestar se aviva. En particular este lunes, con el resultado de las PASO definido y
sus consecuencias en la economía. "Esto es angustiante", afirmó María Luz Rouge, que tiene
un mercado y con la escalada de precios tuvo que cerrar el local porque no sabía si con los
aumentos del dólar le alcanzaría para reponer mercadería. "No voté a ninguno de los dos",
aclara para tomar distancia tanto de Macri como de Fernández.

Empezó hace un par de años con una verdulería, que funcionó muy bien. A fines del año
pasado se animó a crecer con este proyecto en un local más grande, que incluye también algo
de carnes.
"Nos decían que estábamos locos con la inversión", recuerda. Con el resultado de las urnas, la
reacción de la economía y el impacto en el bolsillo, su conclusión esta semana es otra: "Ahora
todo es temor e incertidumbre", lamentó.

Por: Darío Palavecino

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

¿
X190818LN
Economía
El aumento del dólar tuvo su protagonismo en Twitter

18 de agosto de 2019

@gabrielzelpo Gabriel Zelpo,Economista

"Alberto esta contento conel dólar a 60. Le falta bajar a más del 50% reales las jubilaciones y
ya podría empezar a hablar de que nos encontramos en una situación similar a cuando estuvo
en el gobierno"

@aetchebarne Agustín Etchebarne,Economista

"Fernández dice que el dólar a 60 es razonable. Habló para tranquilizar al mercado. Pero no
creo q eso sea suficiente. Hoy puede lucir razonable 60;la pregunta es a cuánto va a estar la
semana que viene o a fin de año, o fin de 2020"

@gbanzas Guillermo E. Banzas,

Abogado "Yo le diría al Banco Central, bajen el dólar, llévenlo a 50...Es manejable a ese precio,
y si Fernández quiere más devaluación que espere a ver sila sociedad convalida otro 1989"

ADEMÁS

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

Expoagro en Corrientes, una muestra enfocada en el largo plazo

Diseñar políticas en tiempos de cambios vertiginosos

¿
Home

Home

Home

X190818LN
Economía | Pobreza
Quiénes son indigentes o pobres en la Argentina

La estimación de los índices de la realidad social empieza con la determinación del precio de
una canasta de alimentos y bebidas; cuáles son los productos y cómo se los considera para la
estadística

Silvia Stang

18 de agosto de 2019

Una consecuencia de la fuerte devaluación que sufrió la moneda argentina en los últimos días
será una inflación que, una vez más, mostrará una tendencia creciente, al contrario de lo que
hasta hace muy poco se esperaba para los próximos meses. Y como en el dominó, la caída de
esa pieza empuja a otra: en una economía en la que se reduce la cantidad de empleos y cae el
poder adquisitivo del ingreso de los trabajadores, se entiende que se produce un
empeoramiento de los índices de la realidad social, más allá de los efectos que puedan lograr
las medidas anunciadas por Gobierno para intentar dar alivio a la situación.

¿A qué personas, concretamente, se las considera pobres o indigentes en la Argentina de hoy?


La manera de estimar los índices sociales tuvo ajustes a partir de 2016, cuando se reanudó la
medición de estos indicadores que se había suspendido en 2013, en pleno período de la
intervención política del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). La manipulación de
los datos de precios había llevado, años antes, a la difusión de índices de pobreza e indigencia
tan irreales como los de la propia inflación que, entre 2007 y 2015, daba a conocer el gobierno
encabezado por Cristina Kirchner. Los ajustes dispuestos en 2016 hicieron a la medición más
exigente e invalidaron la comparación directa de datos de períodos previos, incluso de los
anteriores a la intervención del Indec. Un recálculo hecho por el Centro de Estudios
Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas) concluyó que, si en el primer semestre de 2015 se
hubiera elaborado el índice tal como se lo elabora ahora, la pobreza de ese entonces habría
sido de 29,8% de la población (el último dato publicado en el gobierno anterior fue de 4,7%
para el primer semestre de 2013). A su vez, para el segundo semestre de 2006 el el índice
habría sido de 38,6%, en lugar del 26,9% estimado en aquel momento.

A los índices de indigencia y de pobreza, que según la última estadística oficial difundida
fueron del 6,7% y del 32% en el segundo semestre de 2018, se llegan tras hacer un cruce de
datos de dos insumos estadísticos, también elaborados por el Indec: uno es el Índice de Precios
al Consumidor (IPC) y el otro, una parte de los resultados de la Encuesta Permanente de
Hogares (EPH).

Los precios que interesan para elaborar los índices sociales son los de los productos de la
llamada canasta básica alimentaria (CBA). Se trata de los alimentos y bebidas que se describen
en el gráfico y en el cuadro que acompañan esta nota. Fueron seleccionados en función de los
requerimientos calóricos básicos de un varón adulto de entre 30 y 60 años y de las costumbres
de consumo de la población. En total y para ese grupo de la población en particular, los
productos elegidos aportan -en función de las cantidades mensuales expresadas- 2750 calorías
diarias. Hasta 2013 la canasta contemplaba 2700 calorías y una menor variedad de productos.
Entre los cambios, se elevaron las cantidades de frutas (de 4,02 a 4,95 kilos), hortalizas (3,93 a
5,73 kilos) y carnes (6,27 a 6,6 kilos). Entre otros, se incluyen en la canasta productos como
arroz, huevos, leche, yogur, pan y bebidas sin y con alcohol.

Una vez que se obtiene, para el período en cuestión, el valor del conjunto de bienes, se cruza
el dato con los resultados de la EPH referidos a la cuantía de ingresos de cada hogar. Y
entonces, son considerados indigentes los integrantes de los hogares en los cuales el dinero no
alcanza para comprar los alimentos básicos.

Para llegar al valor de la canasta se tiene en cuenta cómo está formado cada hogar. Como el
requerimiento de 2750 calorías diarias corresponde a un varón de 30 a 60 años, el precio de la
canasta para ese segmento es considerado el de referencia (se lo llama el valor de "adulto
equivalente") y adquiere, estadísticamente, un valor igual a 1. ¿Para qué? Para calcular cuánto
cuesta satisfacer las necesidades básicas de cada persona según su sexo y edad. Por ejemplo,
para los menores de un año el valor es 35% del "adulto equivalente", ya que necesitan 952
calorías. Otro caso: los varones de 17 años requieren más calorías que las del indicador de
referencia y, para ellos, la cifra referente se multiplica por 1,04.

Para definir la variedad de productos se usan, según la explicación de fuentes del Indec, datos
de la encuesta de gastos de los hogares. Con el rearmado de la medición en 2016 se tomaron
los resultados de un trabajo de campo más cercano en el tiempo que el utilizado para definir la
canasta usada anteriormente.

Ese relevamiento aporta otra información para actualizar la forma de hacer la medición, en
este caso de la pobreza. Se trata de los datos que describen qué porcentaje del gasto de los
hogares se destina a la alimentación y qué porcentajes a otros rubros, como transporte,
vivienda, indumentaria, salud o educación.

¿Quiénes son pobres? Para calcular qué población cae bajo la línea de la pobreza también se
toma el criterio de observar qué personas y hogares no obtienen mensualmente recursos para
acceder a un determinado conjunto de bienes más amplio que el de los alimentos básicos.
Para establecer un precio a la denominada "canasta básica total" se multiplica el valor de la
alimentaria por un coeficiente, que se determina según los hábitos de consumo detectados en
la encuesta de gastos.
El 28 de este mismo mes, el Indec difundirá los resultados preliminares de una nueva edición
de la encuesta nacional de gastos, que se hizo entre octubre de 2017 y diciembre de 2018 y
que abarcó a 45.000 hogares. Esos datos deberían ser insumos para que, en un tiempo, haya
nuevos ajustes en la manera de medir la pobreza y la indigencia, los datos más sensibles de la
realidad económica de la Argentina.

Por: Silvia Stang

ADEMÁS

La Iglesia reclamó "una actitud ejemplar" de la dirigencia política

Buscan poner en la agenda electoral la crisis habitacional que viven más de 4 millones de
personas

Aplicación que alimenta

¿
Home

X190818LN
Economía
El significado de las palabras que se usan en la economía

18 de agosto de 2019

Volatilidad financiera

Es el vocablo utilizado para definir la intensidad y la frecuencia de los cambios del precio de un
activo financiero. Dicho de otra manera: es lo que varía la rentabilidad de esos activos respecto
de un valor medio a lo largo de un cierto período de tiempo. Permite evaluar el riesgo de un
instrumento y se intensifica por causas económicas, políticas, fiscales o sociales.

Fondo común de inversión (FCi)

Los fondos comunes de inversión son instrumentos que permiten poner dinero en diferentes
opciones a través de una única operación. Su nivel de riesgo es variable según sean de renta
fija, variable o mixta. A una de esas tres categorías se llega según cuáles sean los activos que
los integran. No garantizan que se mantenga el capital.

Tipo de cambio real (TCR)

Si se trata de establecer este parámetro del peso con respecto al dólar, se compara el valor en
esa divisa de una canasta de bienes y servicios en Estados Unidos contra el valor en dólares de
una canasta similar en la Argentina. Hablar de un tipo de cambio real alto significa que la
canasta de afuera es cara en relación con la local y, así, el país gana competitividad.

ADEMÁS

Quién es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía

Expoagro en Corrientes, una muestra enfocada en el largo plazo

Diseñar políticas en tiempos de cambios vertiginosos

¿
Home

Home

Home

X190818LN
Economía | Tecnología
El regreso de la economía del comportamiento de la mano de la tecnología

Crédito: Shutterstock

Sebastián Campanario

18 de agosto de 2019

Aunque en la economía aparecen referencias a aspectos psicológicos y emocionales desde los


primeros escritos de Adam Smith, lo que se conoce como " economía del comportamiento" (o
conductual), la mezcla de esta ciencia con la psicología, tuvo su puntapié inicial formal en
1979, con el informe de Teoría Prospectiva: un Análisis de la Decisión Bajo Riesgo, de los
psicólogos israelíes Daniel Kahneman y Amos Tversky. La subdisciplina pasó luego varios años
en las sombras, escondida y considerada como una rama exótica y muy marginal por el resto
de la academia.

A fines de los 90 la temática explotó y se puso de moda. De golpe, los "sesgos cognitivos" de
los inversores y demás agentes de la economía tenían sus propias publicaciones especializadas
y aparecían en la prensa tradicional cada vez más a menudo, con historias atractivas de vida
cotidiana, deportes, sexo, etcétera. Kahneman recibió el Nobel en 2002 (y Tversky in
memoriam, dado que había fallecido) y comenzó un nuevo desafío: la pelea porque esta
agenda fuera relevante para la macro y las políticas públicas y para no se quedara en el
anecdotario de Freaknomics. El profesor de Chicago Richard Thaler (Nobel 2017) tomó el
guante e impulsó, junto a su colega Cass Sunstein, la caja de herramientas de los nudges
("pequeños empujoncitos para lograr grandes cambios"). Sin embargo, a pesar de que se
multiplicaron en el mundo las "unidades nudge" de gobiernos que usan economía del
comportamiento para mejorar las políticas de salud, seguridad, control vial, etcétera, hay
sensaciones mixtas con estos avances. El consenso entre economistas es que esta subdisciplina
aún no llegó a cubrir en la macro y en las políticas de los gobiernos las expectativas que había
generado hace una década.

Hay una avenida de avance que pocos vieron venir y que podría ser una caja de resonancia
mucho mayor para el estudio de los sesgos cognitivos.

El economista y emprendedor Santiago Bilinkis lo desarrolla muy bien en su nuevo libro, Guía
para Sobrevivir el Presente, publicado dos semanas atrás por Random House Mondadori para
su sello Sudamericana. Bilinkis plantea una visión crítica sobre las grandes empresas de
tecnología, que están aprovechando mejor que nadie (seguramente mejor que los gobiernos)
nuestros sesgos para incrementar sus ganancias, a menudo con incentivos desalineados con
los intereses de los consumidores. La adicción a las pantallas en la economía de la atención se
potencia con un "minado de sesgos", como el de confirmación (que hace que las redes sociales
nos muestren lo que confirma nuestras creencias), o el de statu quo (la dinámica de default o
intuitiva es que continuemos conectados). "Al estar causadas por la estructura misma de
nuestra mente, estas fallas no generan errores aislados, sino que hay un patrón. Provocan una
tendencia a pensar y a decidir de un modo equivocado, contrario a la racionalidad", explica a
LA NACION Bilinkis.

En una encuesta que abarcó 1500 casos, halló que el 97% de las personas considera que los
demás son adictos al celular y tres cuartas partes de los que participaron en la muestra
admiten que también es un problema propio. Casi un 40% de los jóvenes menores de 25 años
aseguró que preferiría estar un mes sin tener sexo antes que quedarse un mes sin el celular.

"En una transacción comercial normalmente hay un comprador, un vendedor y un producto o


servicio. Cuando se usan aplicaciones como Facebook, Gmail, Instagram o YouTube, el
comprador tiene que ser el que paga; en este caso, los anunciantes. El vendedor, quien cobra,
es decir, el desarrollador de la aplicación. ¿Cuál es el producto? La respuesta es tan sencilla
como impactante: el producto sos vos. O peor aún: el producto es lo más escaso que tenés: tu
tiempo y tu atención", sostiene el emprendedor.

Diez años atrás Bilinkis viajó a Singularity University y desde entonces se dedicó, como
divulgador de los avances tecnológicos, a poner el énfasis en el lado luminoso de esta agenda y
en las soluciones que estos progresos traen para la vida cotidiana, la salud, los negocios, las
políticas públicas, etcétera. Un año y medio atrás, por distintos factores, tiró un "cambio de
frente" radical. Como un Verón, un Pirlo o un Riquelme de la prospectiva tecnológica, cambió
completamente el lado de la cancha y puso foco en los afectos adversos (algunos no deseados
y otros cuidadosamente planificados para incrementar ganancias).

Algoritmos provocadores

¿Qué lo hizo cambiar de parecer? Bilinkis cree que el clic llegó en un almuerzo del día del
padre, cuando en un restorán vio cómo una pareja "mantenía a raya" a sus hijos chicos con
sendas tabletas para mirar ambos sus propios celulares. O cuando vio en un bar cómo un nene
le acariciaba la cabeza a la madre para tratar de llamar su atención, mientras ella estaba
alienada con el smartphone.

"No es que los algoritmos nos hagan hacer cosas que no queremos, pero de alguna forma
exacerban lo peor de nosotros", cuenta.

Un ejemplo concreto de esto es la vuelta del imperio de la imagen con el boom de Instagram o
de las aplicaciones de citas, en las que lo único que importa es la foto. Bilinkis escandalizó a
Mirtha Legrand dos semanas atrás, en su programa de televisión, cuando le contó cómo Tinder
armaba "clusters de belleza" entre los usuarios, por los cuales se tiene acceso a personas "algo
más lindas o algo más feas que uno" (en un rango). "Salvo que uno pague y, en ese caso, se
cumple la máxima de Jacobo Winograd de que billetera mata galán", dice.

Guía para sobrevivir el presente (que lleva como bajada Atrapados en la era Digital) dialoga
bien con lo que vienen escribiendo otras personas que se dedican a analizar la agenda de
cambios y futuro cercano. En el regreso del imperio de la imagen y en las modificaciones que
están produciendo en los vínculos las citas online, por ejemplo, hay varios puntos de contacto
con los ensayos de Tamara Tenenbaum.

En las analogías entre los malos hábitos de la tecnología y de alimentación (y su interrelación),


el libro dialoga con la agenda de discusión que impulsa Narda Lepes. "Superestímulos como
estos (la abundancia de azúcar y comida chatarra y de dispositivos de entretenimiento que
capturan nuestra atención por completo) hacen estragos en nuestros cerebros adaptados al
mundo antiguo. Resulta claro que esta es una de las causas (¿la más importante?) de nuestra
dificultad para lidiar con el presente", contó Bilinkis días atrás en una charla en el Instituto
Baikal.

Bilinkis cree menos en las regulaciones -recuerda el "paseo" que les dio Mark Zuckerberg a los
legisladores cuando fue citado a declarar al Congreso de los Estados Unidos- que en la toma de
conciencia a nivel social. "Cuando sabés que en un video game las cartas están marcadas de
antemano para que ganes o pierdas, la decepción es automática", ejemplifica.

En la prehistoria de nuestra adicción a estar conectado aparece la empresa canadiense RIM y


su Blackberry, cuya traducción al español es "mora". Pero blackberry era también el nombre
que coloquialmente se le daba a la pesada bola de hierro que se enganchaba al tobillo de los
presos para evitar que se escaparan cuando los llevaban a hacer trabajos forzados fuera de la
prisión. "Esta es, probablemente -dice el tecnólogo-, una cadena igual de esclavizante, pero
menos evidente: en lugar de sujetar un objeto a nuestro cuerpo, encadenamos nuestro
cerebro al aparato".

Por: Sebastián Campanario

ADEMÁS

Economía digital: Tecnologías, negocios y políticas públicas, claves para un país conectado

Son amigos de la infancia y crearon visores de realidad virtual para modernizar los remates
ganaderos

Big data, el alud digital que cambió al mundo

¿
Home

Home

Home

Home

Home

X190818LN
Economía | Fortnite
El argentino que participó en el mundial de Fortnite

18 de agosto de 2019

El 26, 27 y 28 de julio el Arthur Ashe Stadium, la mítica sede del US Open, fue el escenario en el
que gamers de todo el mundo representaron a sus países en el mundial del videojuegos de
batalla y estrategia, Fortnite. Uno de esos jóvenes fue el argentino Tadeo Timmermann. Con
16 años, Timmermann ya se desempeña como jugador profesional. "Empecé a jugar cuando
tenía 14 y años y lo hacía para pasar un buen rato. Cuando surgió lo del mundial hubo una
competencia en cada región para clasificar y, si salías en un buen lugar, podías ganar dinero
cada semana jugando", contó durante una entrevista con Sofía Terrile, periodista de LA
NACION.

"Siempre digo que practico 8 horas por día, pero eso es relativo. Tengo que llevar esta 'doble
vida'. Al ir a un colegio con doble turno no puedo entrenar tanto", aclaró. Sobre la experiencia
en Nueva York, dijo que fue "única". Y evaluó que "representar al país es una vivencia que no
se puede explicar con palabras".

Y agregó: "Le pido perdón a mi mamá: al principio había prejuicios del tipo 'se aísla, no tiene
vida normal'. Ahora estamos un poco más contentos".

ADEMÁS

Tiene 16 años y con apoyo del padre dejó el colegio para ser jugador profesional de Fortnite

E-sports: ¿hay que incentivar a un hijo gamer?

Lo que el quinto puesto de Thiago Lapp en la Fortnite World Cup nos dice de los deportes
electrónicos en el país y el mundo
Macri llamó al chico que ganó US$900.000 en el Fortnite: “Sos un orgullo nacional”

¿
Home

X190818LN
Economía | Lo mejor de Twitter
El aumento del dólar tuvo su protagonismo en Twitter

Qué se comenta de los temas que ganaron el escenario económico

18 de agosto de 2019

@gabrielzelpo - Gabriel Zelpo, economista: "Alberto esta contento con el dólar a 60. Le falta
bajar a más del 50% reales las jubilaciones y ya podría empezar a hablar de que nos
encontramos en una situación similar a cuando estuvo en el gobierno"

@RCachanosky - Roberto Cachanosky, economista: "Si ante el resultado electoral del domingo
todos salieron corriendo de las acciones, bonos y pesos siendo inversiones líquidas, cae de
suyo que si ganan los k nadie te hunde un centavo de dólar en una fábrica. Va a explotar la
pobreza y la desocupación"

@aetchebarne - Agustín Etchebarne, economista: "Fernández dice que el dólar a 60 es


razonable. Habló para tranquilizar al mercado. Pero no creo q eso sea suficiente. Hoy puede
lucir razonable 60; la pregunta es a cuánto va a estar la semana que viene o a fin de año, o fin
de 2020"

@gbanzas - Guillermo E. Banzas, abogado: "Yo le diría al Banco Central, bajen el dólar, llévenlo
a 50... Es manejable a ese precio, y si Fernández quiere más devaluación que espere a ver si la
sociedad convalida otro 1989"

¿
Home

X190818LN
Economía
Diseñar políticas en tiempos de cambios vertiginosos

La Bolsa de Comercio respondió esta semana en forma veloz al resultado de las PASO

La Bolsa de Comercio respondió esta semana en forma veloz al resultado de las PASO Crédito:
Soledad Aznarez

Juan Carlos de Pablo

18 de agosto de 2019

Preguntas a Ronald Hartwell (economista; 1921-2009): Nació en Australia y enseñó en la


universidad de New South Wales. Luego de irse de esa casa de estudios consiguió un lugar en
el Nutfield College de Oxford, donde se había producido una vacante.

A mediados del siglo XX, en la Argentina la estimación del producto bruto interno (PBI) se
publicaba una vez por año, todavía no se había creado la carrera de licenciado en Economía y
el presidente Juan Domingo Perón le preguntaba a la gente si alguna vez había visto un dólar.
Hoy se accede fácilmente a la información política y económica nacional e internacional y
también se opera mucho más rápidamente que antes. ¿Qué implicancias tiene todo esto sobre
el diseño, la comunicación y la implementación de una política económica?

Al respecto entrevisté al australiano Ronald Max Hartwell (1921-2009), quien comenzó


enseñando en la Universidad de New South Wales. Cinco años más tarde renunció de manera
abrupta, cuando el vicecanciller de la universidad se negó a contratar a un colega marxista por
razones puramente ideológicas.

Según Negley Harte, "la decisión se convirtió en un pivote en su carrera, porque se produjo
una vacante en el Nuffield College de Oxford. La universidad puso un aviso. Hartwell se
presentó sin demasiadas esperanzas, pero fue aceptado. De modo que por casualidad ingresó
de manera abrupta en la vida académica de Inglaterra, en un momento de creciente
importancia para la historia económica. Estaba encantado con Oxford, con sus bibliotecas y
con su vino".

-Historia económica es un campo de estudio muy amplio. ¿A qué se dedicó usted,


específicamente?

-A analizar lo que ocurrió durante la denominada Revolución Industrial, sobre la cual escribí
varios libros, que publiqué entre 1965 y 1971. A propósito: la Revolución Francesa tiene una
fecha, el 14 de julio de 1789, cuando se produjo la toma de la Bastilla. En el caso de la
Revolución Industrial no ocurrió nada parecido. Algunos exagerados dicen que en rigor nunca
ocurrió; sí ocurrió, pero fue gradual y geográficamente estuvo ubicada en algunas ciudades del
norte de Inglaterra. Recuerde que en aquel momento los costos de transporte eran tan altos
que lo que ocurría en un lugar podía no impactar en otros, no muy lejanos.

-Uno de sus trabajos levantó particular polvareda.

-En efecto, en una monografía titulada La mejora del nivel de vida en Inglaterra entre 1800 y
1850 sostuve que la industrialización mejoró de manera sustancial la condición de vida de los
pobres, porque el cambio de modo de producción les complicó la vida a los artesanos, como
los sastres, los zapateros, etcétera, pero no a los más pobres. Todo esto contradijo lo que
sostenían Karl Heinrich Marx, Arnold Toynbee y John Lawrence Hammond. Lo que sí es cierto
es que, obligados a trasladarse adonde estaban instaladas las máquinas, las condiciones de
vida, particularmente de vivienda y salubridad, implicaron cierto deterioro.

-Aprovecho su condición de historiador para conocer las implicancias que tiene la aceleración
de la realidad como consecuencia de la mejora en la comunicación.

-Esto no solo ocurre en economía y en política económica. Henry Kissinger apuntó que
reconstruir la historia de la diplomacia de, digamos, el siglo XIX, es mucho más fácil que la de la
actualidad, porque en aquel entonces el representante de Australia que tenía que asistir a una
reunión del Commonwealth demoraba seis semanas para llegar a Inglaterra en barco y, por
consiguiente, tenía mucho tiempo para preparar sus discursos.

-Además de lo cual no tenía cómo hacer consultas durante las negociaciones.

-Efectivamente, viajaba con instrucciones, pero con un margen de maniobra que aplicaba
según su leal saber y entender. Tengo entendido que en la negociación del denominado Pacto
Roca-Runciman, que se celebró en 1933, fue la primera vez que el vicepresidente de su país
utilizó el teléfono para efectuar consultas con las autoridades argentinas. Pues bien, en la
actualidad todos los diplomáticos utilizan celulares.

-¿Y en economía ocurrió lo mismo?

-Así es. En la Argentina recién a comienzos de la década de 1970 se comenzó a estimar el PBI
con frecuencia trimestral y muchos años después el Indec empezó a calcular el Estimador
Mensual de Actividad Económica (EMAE), que se publica con casi dos meses de atraso. Le doy
otro ejemplo: durante el gobierno del presidente Arturo Umberto Illia se inventó el
denominado crawling peg, por el cual se ajustaba precio del dólar en función de la diferencia
entre las tasas de inflación nacional e internacional, pero ¡una vez por trimestre! Hoy, en su
país los medios de comunicación transmiten la cotización del dólar como si fuera un partido de
fútbol.

-Todo lo cual, supongo, influyó sobre cómo se analizaba la situación económica.

-Quien quiera historiar la evolución de la economía argentina no solamente sobre la base de


los documentos, los discursos, la legislación, las estadísticas, etcétera, sino también en cómo
se la fue analizando de manera contemporánea, hasta mediados de la década de 1970 tiene
que leer informes técnicos, libros, etcétera, pero desde entonces tiene que leer los diarios.
Porque la aceleración obligó a debatir en los diarios, las radios y la TV las implicancias de la
reforma financiera de 1977, la tablita cambiaria aplicada desde comienzos de 1979, etcétera.

-¿Cómo se puede plantear una política económica en estas condiciones?

-Ciertamente que no se puede calcar simplemente lo que ocurrió en el pasado. A comienzos de


1952, Perón, con ayuda de Alfredo Gómez Morales, lanzó un programa económico para dos
años de vigencia, y en 1967 Adalbert Krieger Vasena puso en práctica otro que -aunque sin
fecha de vencimiento- duró otro tanto. En cambio, tanto el lanzado por José Ber Gelbard en
1973 como el puesto en práctica por Juan Vital Sourrouille a mediados de 1985 tuvieron que
ser revisados pocos meses después de lanzados. Desde este punto de vista, la convertibilidad,
lanzada por el entonces ministro de Economía Domingo Felipe Cavallo en abril de 1991, es una
excepción.

-Insisto, en estas condiciones, ¿cómo se puede formular una política económica?

-El desafío es inmenso, porque terminó el período en el cual un ministro formula una política
económica y la población, de manera pasiva, ajusta su comportamiento sobre la base de ella.
Hoy, la interacción está a la orden del día. En estas condiciones, a lo máximo que puede aspirar
el responsable de una política económica es a trazar las grandes líneas, pero manteniendo
flexibles las opciones instrumentales.

-Fácil de decir.

-¿Quién dijo que la vida es fácil? En un país como la Argentina, el principal desafío consiste en
cómo convencer a la población de que los aparentes desvíos instrumentales no alteran el
rumbo básico. Al tener la historia en contra, cualquier gobierno en su país tiene que luchar
para que le crea que, como dicen Carmen María Reinhart y Kenneth Saul Rogoff, "esta vez será
diferente". Aunque quien tiene una responsabilidad ejecutiva no tiene más remedio que
intentarlo.

-Don Ronald, muchas gracias.

Por: Juan Carlos de Pablo

¿
Home

Home

Home

Home

Home

Home

Home

Home

Home

Home

Home

Home

Home
X190818LN
Política
El trabajo, las finanzas y después el movimiento

Ernesto Martelli

Ernesto Martelli LA NACION

18 de agosto de 2019

La empresa neoyorquina WeWork presentó esta semana el formulario S-1, requisito para salir
al mercado público de acciones. Fundada en esta década y valuada en 47.000 millones de
dólares (aunque perdió 2000 el año pasado), su negocio creció alrededor de una idea simple
(alquilar espacios de trabajo) y una filosofía compleja: "Elevar la conciencia del mundo".

Un fundador millonario, extrovertido y de ambiciones filantrópicas, Adam Neumann, se mezcla


con la voluntad de crear "un movimiento global" que combina vida sana, educación informal y
entretenimiento.

Las definiciones de esta semana (su gestión, sus próximos negocios) pusieron en alerta a los
analistas bursátiles y a sus detractores. Puntualizaron que, en su afán por cautivar inversores,
la declaración repetía la palabra "tech" 123 veces. Acaso demasiado, detalló el sitio Vox, para
una empresa exitosa globalmente que alquila "una experiencia premium del espacio como
servicio".

Por: Ernesto Martelli

ADEMÁS

Tras una semana tensa, Macri reemplazó a Dujovne por Lacunza

Mauricio Macri elogió a Hernán Lacunza: “Confío en que es la persona indicada para esta
etapa”

Macri, de las horas más oscuras al pacto de gobernabilidad con Alberto Fernández

Coronel Suárez: el pueblo que decidió cambiar su voto

¿
Home

X190818LN
Opinión | Carta de Lectores
De los lectores: cartas & mails

Salgamos de la trinchera ideológica; Hora de sincerarnos; Gracias, Vidal; Voto bronca; Pedido
de memoria; Le Parc; Magos del Rivadavia

18 de agosto de 2019

Carta de la semana

Salgamos de la trinchera ideológica

Estimados compatriotas, en una situación tan grave y cíclica, ¿no es hora de que la sociedad
argentina en su conjunto salga de su trinchera ideológica y exija a todos sus representantes
políticos responsabilidad, consenso y acuerdos de gobernabilidad? No puntualmente para
calmar a los mercados y sortear la urgencia, eso solo es pan para hoy (escaso) y hambre para
mañana (asegurada). Se trata de exigir consensos para definir un modelo de país que, más allá
de la alternancia o signo del gobierno de turno, provea a la sociedad de un entorno saneado y
estable. Por qué no hacer un llamamiento generalizado, viralizado en redes, sin signo político,
convocando a una manifestación masiva, coordinada y simultánea en las principales ciudades
de la Argentina, que podría titularse "Queremos un solo país" y subtitularse "Exigimos
responsabilidad, negociación y consenso a corto, mediano y largo plazo".

Sería ese, probablemente, el mejor incentivo para los mercados y para nosotros mismos: ver a
una sociedad que despierta de su letargo y pone al país por encima de las ideologías. La
Argentina, ante todo.

Piénsenlo, por favor.

Graciela Prieto

DNI 11.231.205

Elecciones

Hora de sincerarnos

En un país en donde su sistema económico está casi destruido, es necesario, para revertir la
situación, que la energía, el crédito, la mano de obra y las materias primas e insumos sean
baratos. Esto no ocurre en la Argentina desde hace mucho tiempo. No es viable para la
Argentina que el valor de los combustibles sea igual o superior al de los países desarrollados.
No existe actividad posible con tasas de financiamiento superiores al 70% anual. Es
prácticamente imposible sostener el empleo si los costos laborales son impagables o si las
materias primas o insumos tienen uno de los valores más altos del planeta. Ya hemos probado
con devaluaciones astronómicas, con emisiones monetarias descontroladas y hasta
convirtiendo los pesos en dólares. Todo fracasó. ¿Por qué? Porque la Argentina es un país caro
y las cosas caras solo las pueden pagar los ricos, y ese no es nuestro caso. Es y va ser
prácticamente imposible que la Argentina se recupere si las cosas siguen estando caras,
porque se traba todo y cesa el funcionamiento. Quizás ahora que la crisis ha tenido una
aceleración que nos afectó a todos sea el momento de sincerarnos y entender que ya no
somos aquel país que todos creemos merecer y que no nos podemos dar el lujo de pagar las
cosas caras como en los países ricos, donde además muchas cosas son más baratas que aquí y
de mejor calidad.

Sin una fluida accesibilidad a la energía, al dinero y a la mano de obra y a las materias primas o
insumos nunca llegaremos siquiera a arrancar. Es solo mirar al mundo y copiar los modelos de
los países exitosos y guardarnos la creatividad para más adelante.

Rafael López Saubidet

DNI 13.416.528

Gracias, Vidal

Hace 23 años que soy bonaerense. Nunca me sentí tan orgulloso y representado en el
gobierno de mi provincia como con Vidal. Nunca nadie enfrentó con tanta decisión y coraje los
males que hace tanto tiempo nos aquejaban: inseguridad, narcotráfico, trata, corrupción,
inundaciones, agua, cloacas, rutas, salud, educación, contención social, etcétera. Entiendo el
malhumor y la bronca. También sufro, como todos, las consecuencias de las tarifas, los
impuestos y la inflación. Comprendo que parte de la sociedad haya ejercido el voto castigo al
gobierno nacional. Lo que me resulta imposible de entender es por qué la castigamos a ella.
¿Por qué no hubo más corte de boleta y no le reconocimos el trabajo extraordinario que hizo?
¿Por qué no valoramos a una mujer que expuso todo por nosotros, y cuando digo "todo" digo
a sí misma y, sobre todo, a sus hijos? Tuvo que mudarse a un sitio protegido para cuidarlos.
¿Quién de nosotros haría esto? Se jugó entera y no pidió nada. Solo que le permitiéramos
seguir trabajando para cumplir el sueño de vivir en una provincia mejor. Le respondimos con
una indiferencia dolorosamente incomprensible. Se repiten en mi mente las fotos y los videos
con la incontenible tristeza de sus ojos después de la votación. Cada vez que vuelvo a verlos se
me anuda la garganta. Lo peor que nos puede pasar en la vida es ser desagradecidos.
¿Volveremos a serlo en octubre?

Tenemos otra oportunidad; ojalá no la perdamos.

Esteban Perri

esperri@gmail.com

Voto bronca

Si como dice el señor Levy en su carta el voto bronca al actual gobierno se lo dieron en las
PASO a la fórmula Fernández -Fernández, si bien no definía un resultado válido, era sabido por
todos que una diferencia cuanto más amplia entre postulantes impactaría en la economía
nacional . ¡Había suficientes candidatos para poder expresar la bronca!
Argentinos, votar es un derecho y es un deber. Seamos responsables al emitir nuestro voto.

Mónica Camaño

mbcddlc@hotmail.com

Pedido de memoria

La promoción 96 del Colegio Militar de la Nación pedimos que se acceda a lo solicitado


oportunamente por la promoción 93, y se retiren las placas indicadas en su carta publicada el
26 de julio del Parque de la Memoria y se amplíe a quienes sesgaron vidas injustamente.
También que se amplíe el retiro de nombres con los terroristas muertos por su ilegal accionar
armado. Y, finalmente, que se agreguen los nombres de todos los integrantes de las Fuerzas
Armadas, de seguridad, policiales, penitenciaras y civiles que cayeron víctimas del terrorismo.
Fundamentamos el pedido para que generaciones presentes y futuras tengan la visión veraz,
completa, ecuánime y justa de los sucesos que asolaron la Patria desde 1964. Gobernaba el
doctor Arturo H. Illia. En plena vigencia de la Constitución Nacional, irrumpió el terrorismo
castro-marxista en versión urbana y rural, intentando ocupar territorio en el noroeste.
Guerrillas armadas, dirigidas por Ricardo Masetti (nombre de guerra Comandante Segundo),
con extranjeros destinados a preparar la llegada a la Argentina del Che Guevara: él sería el
Comandante Primero de la acción armada a niveles nacional y regional para imponer ideología.

Se iniciaba una guerra donde la República ponía en riesgo su territorio y supervivencia como
nación democrática. Solo la verdad completa debe recorrer el largo y dificultoso camino de la
reconciliación y la concordia nacional.

Enrique O. Dietrich

Presidente de la Promoción 96del CMN

DNI 4.534.663

Le Parc

Felicitaciones por la muestra retrospectiva del gran maestro Julio Le Parc, el poeta de la luz y la
sombra.Es realmente emocionante recorrer estos tres mil metros cuadrados. Está llena de
sorpresas artísticas y maravillosas. La curaduría de Gabriela Urtiaga fue digna de emoción y
admiración. Gracias por tanta belleza.

Martha Detry

DNI 3.737.674

Magos del Rivadavia

El jueves 8 del actual mi hijo David sufrió un aneurisma en la vía pública. Caminábamos juntos
y de buenas a primeras aparecieron los síntomas de una dolencia que nunca avisa. Dolor
intenso de cabeza, vómitos y una pierna que había dejado de funcionar. Llamamos al 911 y con
la Policía de la Ciudad llegó el SAME. No más de un minuto y medio para llegar al Hospital
Rivadavia. La tomografía avisó que una vena del cerebro de mi hijo se había roto y el sangrado
lo había afectado en su motricidad. El domingo 11, mientras todos iban a votar, un grupo de
cinco neurocirujanos a cargo del doctor Jaime Rimoldi, en siete horas de operación, salvaron a
mi hijo. Invirtieron tres horas en abrir el cráneo y llegar hasta la vena dañada, tres horas más
para desactivar la vena en cuestión y una hora más para cerrar el cráneo. Finalizada la
operación y mientras lo trasladaban a terapia intensiva, mi hijo iba en la camilla
semiadormecido por la anestesia y yo a su lado lo escuchaba tararear una canción.

Mi agradecimiento eterno a estos magos, al personal médico del hospital y al cuerpo de


enfermeros de la guardia y terapia intensiva, que no solo se dieron en cuerpo y alma al
enfermo, sino que sirvieron todo el tiempo de contención a los familiares, que desconsolados
tratábamos de entender qué había pasado. Gracias al Hospital Rivadavia y a los profesionales
que trabajan desde el amor incondicional.

Claudio Izaguirre

DNI 14.391.670

En la red

Facebook

Pichetto: vamos a llegara la segunda vuelta

" Todavía hay esperanzas. Memoria, argentinos" -Oscar de Luca

"Los votos se ganancon realidades,no con parchesdespués del cimbronazo" -Nelly Lucca

"A no quedarse en la casa, en octubre todo el mundo a votar, a comprometerse seriamente


con la Patria" -Juan Alberto Romero

"Cada día que pasa están perdiendo más votos...deberían salir del modo campañay dedicarsea
gobernar" -Norma Dalmau

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres.
Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por
razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los
mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101,
Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

¿
Home

X190818LN
Opinión | Columnistas
Manotearon la heladera

Graciela Guadalupe

Graciela Guadalupe LA NACION

18 de agosto de 2019

"Se metieron en la heladerade la gente".

(De Durán Barba, tomado del libro de Andrés Fidanza.)

Miércoles, 10 de la mañana. Verdulería en Palermo. Una vecina compra dos mandarinas, dos
manzanas y una cebolla. El verdulero le entrega la bolsita y le comenta: "Todavía me estoy
recuperando de lo del domingo". "¿Votó a Macri?", quiere saber la clienta. "No. A Alberto",
contesta el comerciante.

Sencillo. El hombre apostaba a Alberto como vidriera de Cristina, pero ni por asomo imaginó
que la fórmula de los Fernández fuera a darle semejante paliza al Gobierno.

"Esto que pasó es una locura. Es como encargar cuatro cajones de paltas y que te regalen
once. Más que una locura es una ensalada", dijo el hombre con la lógica del negocio que le da
de comer.

"Es como si se me hubieran mezclado todos los clavos y ahora tengo que separarlos uno por
uno y ver dónde los pongo", comentó el ferretero de la cuadra atendiendo su propio juego.

Miércoles, 11 de la mañana. Ya en casa con medio kilo de tomates, una planta de lechuga y un
cuerito para la canilla de la cocina, miro en derredor para buscar mi propia analogía. ¡La
biblioteca! Veo el resultado de las PASO como un terremoto para los libros. De repente,
Gustavo Adolfo Bécquer se mezcla con Pablo Neruda, tropieza con Baldomero Fernández
Moreno y choca con Mario Benedetti, que se agarra de Calderón de la Barca mientras pega un
empujón a José Hernández desarmándole el Martín Fierro.

Entonces, los sentimientos más diversos caen como lluvia pareja sobre tirios y troyanos. "Mi
vida es un erial / flor que toco se deshoja / que en mi camino fatal / alguien va sembrando el
mal / para que yo lo recoja", susurra un lavagnista. "Puedo escribir los versos más tristes esta
noche", recitan en Olivos. "Me gusta cuando callas porque estás como ausente", de Alberto a
Cristina. "Setenta balcones y ninguna flor", se lamenta María Eugenia. "Seré curioso, señor
ministro / de qué se ríe", le preguntan a Lilita, la ministra sin cartera.

"Hacete amigo del juez / no le des de qué quejarse / y cuando quiera enojarse / vos te debés
encoger, / pues siempre es güeno tener / palenque ande ir a rascarse", recitan en Comodoro
Py.
El terremoto zarandea hasta al libro más reciente: Durán Barba. El mago de la felicidad, de
Andrés Fidanza. Lo deja abierto en la advertencia que el gurú hoy devaluado les hizo hace
meses a dos funcionarios: "Se metieron en la heladera de la gente". No lo escucharon.

Por: Graciela Guadalupe

ADEMÁS

¿
Home

X190818LN
Opinión
Contención

Nik

Nik PARA LA NACION

Fuente: LA NACION

18 de agosto de 2019

Por: Nik

¿
Home

X190818LN
Opinión
Misteriosa ladrona en las fiestas de casamiento

Mariano Donadío

Mariano Donadío LA NACION

18 de agosto de 2019

Decidí casarme porque mi pareja se robó mi corazón, pero hay una mujer que se está hurtando
nuestros regalos de casamiento", podría ser la queja de cualquier integrante del grupo de
recién casados que fueron víctimas del atraco de la misteriosa "ladrona de bodas", una mujer
que se cuela en esas ceremoias para llevarse miles de dólares en cheques y gift cards.

En la localidad de Comla, Texas, ofrecen cuatro mil dólares de recompensa para la persona que
aporte el nombre y apellido de esta mujer petisa y corpulenta que lleva el pelo largo. Fue
detectada en varias filmaciones de casamientos, y a principios de este mes entró a dos bodas
en la misma noche para llevarse algunos regalos.

La ratera anónima suele presentarse en el lugar del crimen vestida de camisa escotada,
pantalón oscuro y cartera negra. No está invitada, claro, pero pasa inadvertida en ese caos de
familiares y amigos de los novios que son las fiestas de casamiento. La gente feliz suele ser
muy fácil de robar.

Por: Mariano Donadío

ADEMÁS

Contención

¿
Home

Home

Home

Home

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.


¿Ya sos suscriptor digital? Ingresá

Llegaste al límite de notas sin cargo. Suscribite para seguir leyendo.

Valorás el periodismo confiable. Te queremos en LA NACION.

Acceso Digital

$ 70 /mes

POR 3 meses

LUEGO $ 200

Mostrar detalles

Acceso ilimitado a LA NACION y Revistas digitales

Acceso a notas exclusivas

Acceso a edición impresa en pdf y revistas

Acceso Digital

Club LA NACION

$ 99 /mes

POR 3 meses

LUEGO $ 300

Mostrar detalles

Acceso ilimitado a LA NACION y Revistas digitales

Acceso a notas exclusivas

Beneficios Club LA NACION Premium

Acceso a edición impresa en pdf y revistas

¿Tenés Club LA NACION Black o Premium?

No hace falta que compres

Ingresá los datos de tu tarjeta y continuá Sin cargo

Atención al cliente: desde la Argentina: 5199-4787 | Desde el exterior


accesodigital@lanacion.com.ar

Para ventas corporativas escribir a ventacorporativa@lanacion.com.ar

¿Qué es el Acceso Digital?


Es la opción que te ofrece LA NACION para seguir informándote sin límites. Tenés acceso a las
revistas digitales: OHLALA!, ¡HOLA!, ROLLINGSTONE, LUGARES, LIVING, BRANDO, JARDIN.
Además, según la suscripción que elijas, podés tener tu tarjeta Club LA NACION, acceder a la
edición impresa en formato PDF y navegar sin publicidad emergente.

¿Cómo funciona?

Sin suscripción podés leer hasta 15 notas de LA NACION o revistas en un rango de 30 días. A
partir de la nota 16 te pedimos que te suscribas para seguir leyendo de manera ilimitada. Para
usar tu suscripción tenés que ingresar con tu cuenta de Acceso Digital.

¿Si no me suscribo, puedo seguir leyendo LA NACION?

Si. Podés seguir accediendo a la página principal de LA NACION, de las secciones y revistas, y a
toda la información de servicios.

¿Cuáles son los medios de pago?

Podés pagar con tarjeta de crédito a través del débito automático.

¿Dudas? Consultá las Preguntas Frecuentes

¿Ya sos suscriptor digital? Ingresá

Llegaste al límite de notas sin cargo. Suscribite para seguir leyendo.

Valorás el periodismo confiable. Te queremos en LA NACION.

Acceso Digital

$ 70 /mes

POR 3 meses

LUEGO $ 200

Mostrar detalles
Acceso ilimitado a LA NACION y Revistas digitales

Acceso a notas exclusivas

Acceso a edición impresa en pdf y revistas

Acceso Digital

Club LA NACION

$ 99 /mes

POR 3 meses

LUEGO $ 300

Mostrar detalles

Acceso ilimitado a LA NACION y Revistas digitales

Acceso a notas exclusivas

Beneficios Club LA NACION Premium

Acceso a edición impresa en pdf y revistas

¿Tenés Club LA NACION Black o Premium?

No hace falta que compres

Ingresá los datos de tu tarjeta y continuá Sin cargo

Atención al cliente: desde la Argentina: 5199-4787 | Desde el exterior


accesodigital@lanacion.com.ar

Para ventas corporativas escribir a ventacorporativa@lanacion.com.ar

¿Qué es el Acceso Digital?

Es la opción que te ofrece LA NACION para seguir informándote sin límites. Tenés acceso a las
revistas digitales: OHLALA!, ¡HOLA!, ROLLINGSTONE, LUGARES, LIVING, BRANDO, JARDIN.
Además, según la suscripción que elijas, podés tener tu tarjeta Club LA NACION, acceder a la
edición impresa en formato PDF y navegar sin publicidad emergente.

¿Cómo funciona?

Sin suscripción podés leer hasta 15 notas de LA NACION o revistas en un rango de 30 días. A
partir de la nota 16 te pedimos que te suscribas para seguir leyendo de manera ilimitada. Para
usar tu suscripción tenés que ingresar con tu cuenta de Acceso Digital.

¿Si no me suscribo, puedo seguir leyendo LA NACION?


Si. Podés seguir accediendo a la página principal de LA NACION, de las secciones y revistas, y a
toda la información de servicios.

¿Cuáles son los medios de pago?

Podés pagar con tarjeta de crédito a través del débito automático.

¿Dudas? Consultá las Preguntas Frecuentes