Está en la página 1de 4

¡Crear o Morir!

(RESUMEN)

El libro « Crear o morir» consta de diez capítulos que son muy interesantes, fascinantes y dignos
de admirar porque son modelos de superación que han logrado salir adelante a pesar de los
fracasos, estas personas le dieron rienda suelta a su creatividad y a la capacidad de innovar para
convertir sus proyectos en realidad

En el primer capítulo se realizan cuestionamientos como por ejemplo : ¿Por qué no surge un Steve
Jobs en México, Argentina, Colombia, o cualquier otro país de América Latina, o en España, donde
hay gente tanto o más talentosa que el fundador de Apple? y ¿Qué es lo que hace que Jobs haya
triunfado en Estados Unidos, al igual que Bill Gates, el fundador de Microsoft; Mark Zuckerberg el
fundador de Facebook, y otros, y miles de talentos de otras partes del mundo no puedan hacerlo en
sus países?, viaja a Palo Alto, California donde se encuentra Silicon Valley sede de Google, Apple,
Facebook, eBay, Intel entre otras compañías de alta tecnología, lugar preferido por muchos
empresarios innovadores y jóvenes con mente creativa porque es el ambiente propicio para
desarrollar las ideas, el propósito del viaje del autor, era entrevistar a todas aquellas personas que
han triunfado a pesar de los fracasos y las limitaciones y que hoy en día son un modelo a seguir
por la forma de ver y afrontar el mundo, las circunstancias, las crisis, las limitaciones, los retos y los
desafíos que se nos presenta en la vida personal, laboral, social, cultural o deportiva.

Si bien es cierto que estamos entrando en un periodo de transformación radical donde lo más
importante es la gente, así lo expresa Vivek Wadhwa, cuando afirma que: «La mentalidad de
California, la apertura mental y el culto a lo diferente tiene mucho que ver con el éxito de Silicon
Valley, la presencia de la Universidad de Stanford, y su excelencia en investigación y desarrollo, sin
duda contribuyó a que tantas empresas tecnológicas vengan aquí» se deduce que Silicon Valley,
es un contexto favorable para desarrollar la creatividad y poner en marcha las ideas, muestra de
ello son los jóvenes que se ven en los café de la calles castro Street en Mountain View, ellos viven
concentrados en sus proyectos y trabajando en sus ideas locas no necesitan conocerse para
comunicarse entre sí, cuando tienen dudas o no consiguen solucionar un problema.

Los innovadores quieren vivir en lugares vibrantes donde se glorifique el talento más que el dinero.
Pues las mentes creativas atraen los entornos económicos y esto hace que sean las empresas las
que busquen las grandes concentraciones de mentes creativas y no al revés. De ahí la importancia
de contar con una masa crítica de mentes creativas respaldadas por excelentes sistemas
educativos, porque la creatividad es un proceso social, y los más grandes avances vienen de la
gente de la que aprendemos, de la gente con la que competimos, y de la gente con la que
colaboramos.

Las ciudades son fuentes de la creatividad, hay que «convertir las ideas en realidad» por ejemplo
Lycos: Empresa de internet decidió mudarse de Pittsburgh a Boston en busca de mentes brillantes
de gente innovadora por el lado tecnológico de la empresa, por sus operaciones de marketing,
desarrollo de negocios y todo tipo de funciones. Y esa gente estaba en Boston, lugar que permite
trabajar, «fuera de las reglas de las corporaciones tradicionales, fuera de la burocracia, allí donde
pueden controlar los medios de producción y donde les ofrecen capital de riesgo que sea capital, y
no deuda».
En Argentina, Brasil o México según la manifiesta Florida puede haber un Silicon Valley, porque él
ve un ecosistema muy creativo, especialmente en la música y en las artes, así como también
percibe características de reverenciar a los talentos, más que a los ricos.

Las grandes innovaciones no son chispazos de genialidad en medio de la nada, sino el resultado
de mentes creativas que se nutren de otras mentes innovadoras en ciudades o vecindarios llenos
de energía creadora, experimenta incansablemente nuevas tecnologías, toleran los fracasos, y
tienen la audacia necesaria para imponer sus invenciones ante mil obstáculos.

Los siguientes capítulos dan muestra de que cuando se quiere se puede ejemplo de esto es el
caso de Gastón Acurio chef de nuestro país que convirtió la gastronomía en un fenómeno
económico y social, además de una industria millonaria que hoy en día representa 9,5 % del
Producto interno bruto peruano. Según el Nobel de literatura Mario Vargas Llosa.

Acurio hizo pública sus recetas de cocina, colaboro con sus competidores en lugar de competir
contra ellos, generó el movimiento económico para «Desarrollar la cocina peruana en el mundo»
trazo tres objetivos los cuales fueron: promover la marca Perú; promover, mediante la gastronomía,
el destino Perú; Integrar a los peruanos a través de la cocina. Hoy en día la capital Lima, se ha
convertido en una ciudad global, que pretende convertirse en la capital gastronómica mundial en
2021, pasando por encima a Paris y a Roma.

Existe otro movimiento que se viene gestando hace rato y es el movimiento de los makers en este
campo hay muchas personas que se destacan por ejemplo: Jordi Muñoz mexicano de 26 años,
presidente y cofundador junto con Chris Anderson de 3D Robotics, empresa de drones comerciales
o aviones no tripulados para uso civil de los Estados Unidos, ellos están convencidos de que existe
un nuevo mundo de posibilidades para los innovadores, porque además de fuentes abiertas que
permiten a todos estar al tanto de todo o de casi todo lo que se está haciendo en otros lados,
también están surgiendo nuevas fuentes de financiamiento para los inventores. Tal es el caso de
Kickstarter y otros sitios de internet dedicados a recaudar dinero para nuevos proyectos mediante
contribuciones masivas de pequeños inversionistas o Crowfunding los recursos están al alcance de
todos. Cada vez más personas, en todas partes del mundo, tienen la posibilidad de concretar sus
proyectos creativos. Y cada vez más, están compartiendo en lugar de competir entre sí.

Los inventos son producto de tus ideas, muestra de ello son las impresoras 3D las cuales van a
cambiar todo, estas máquinas capaces de replicar objetos, fueron inventadas por Charles Chuck
Hull en 1986 y otras personas que trabajaban tecnologías similares, pero Bre Pettis, es el hombre
que popularizo las impresoras 3D personales, mientras que Abraham Reichental se atrevió a lanzar
al mercado su propia impresora de uso casero y manifiesta que la Revolución Industrial cambiará la
forma en la que inventamos y fabricamos cosas.

Los países de Latinoamérica deben generar más innovación productiva y para lograrlo deben
mejorar la calidad de la educación, estimular la graduación de ingenieros y científicos, aumentar la
inversión en investigación y desarrollo, ofrecer estímulos fiscales a las compañías para que
inventen, derogar las regulaciones burocráticas que dificultan la creación de nuevas empresas,
ofrecer más créditos a los trabajadores, y proteger la propiedad intelectual, siempre y cuando exista
una cultura que estimule y glorifique la innovación, para lo cual Andrés plantea cinco claves o
secretos que pueden ser considerados en las políticas de gobierno de cada estado o país.

El primer secreto que propone el autor del libro es: crear una cultura de la innovación o clima que
produzca un entusiasmo colectivo por la creatividad y que glorifique a los innovadores productivos.

El segundo secreto es: Fomentar la educación para la innovación, porque «La capacidad de
innovar, o la habilidad de resolver problemas creativamente, convertir nuevas posibilidades en
realidad, desarrollar las habilidades del pensamiento crítico, la capacidad de comunicar y de
colaborar con otros, es muchos más importantes que el conocimiento académico» así lo manifiesta
Wagner.

El tercer secreto es derogar las leyes que matan la innovación. La «Tramitología» en Argentina se
requieren 14 trámites para registrar una nueva empresa, en Brasil y Ecuador 13 trámites y en
Venezuela 17 trámites que por lo general duran varios meses, con estas trabas entre otras no sería
sorpresa que los emprendedores nunca lleguen a ver materializados sus proyectos.

El cuarto secreto es: Estimular la inversión en Innovación, los países que más invierten en
investigación y desarrollo suelen ser los que más inventos patentan, y los que más productos
nuevos sacan al mercado. Por ejemplo el país del mundo que más invierte en investigación y
desarrollo es Israel, que destina el 4,3% de su PIB a este rubro, y en relación con su tamaño es
uno de los que más patentes registra a nivel mundial, le siguen Finlandia, con una inversión de 4%
de su PIB en investigación y desarrollo, Japón con 3,3%, EE UU con 3%, Alemania con 2,8% y
Francia con 2,2%, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.
Comparativamente, Brasil destina 1,2% de su PIB a la investigación y desarrollo, mientras que los
demás países Latinoamericanos invierten menos de 1% de su PIB en este rubro.

Y si lo anterior le sumamos la falta de inversión en innovación estamos casi congelados por que
quien toma la decisión sobre dónde y en qué invertir son funcionarios gubernamentales, cuyos
conocimientos y experiencia en el desarrollo de productos potencialmente comerciales es escaso o
nulo.

El quinto secreto es: Globalizar la innovación, en el mundo globalizado del siglo XXI, los países que
más progresan generan una «circulación de cerebro» que beneficia tanto a los países emisores
como a los países receptores.

En conclusión el libro es una excelente oportunidad para empezar a revaluar muchos aspectos que
nos distancia de los países innovadores para lo cual, se requiere de una actitud de búsqueda de
hacer mejor las cosas , de innovar, de inventar productos con valor agregado, de atreverse a
explorar nuevos cambio sin miedo al fracaso.

El mundo ha sufrido tantas transformaciones lo cual ha hecho que cambie en diferentes aspectos
como sus políticas de estado y entre tantos cambios y transformaciones, la educación se nos
convirtió en un fin lucrativo, porque el conocimiento se transmite de forma repetitiva y autoritaria,
dejando a un lado la capacidad de pensar del estudiante para que genere nuevos conocimientos
que le permita solucionar situaciones problemas reales. La misma complejidad de mundo nos hizo
olvidar que el aprendizaje sigue una dinámica natural, no es fácil comprender a fondo la naturaleza
del ser humano en medio de tantas políticas educativas implementadas por la burocracia cuyo
objetivo es mantener rezagadas las clases sociales menos favorecidas para continuar en el
ejercicio del poder. Este es el momento para crear o morir.

También podría gustarte