Está en la página 1de 4

LA IMPORTANCIA DE VIVIR UNA VIDA INTERIOR PARA ASÍ

LLEGAR A UNA CORRECTA VIDA ESPIRITUAL EN LA FORMACIÓN


SACERDOTAL

La vida interior es un elemento esencial para elaborar un camino


espiritual, pues aporta elementos constitutivos que permiten ir
construyendo el andamiaje que va a sostener la vida espiritual de
cada ser. En la actualidad se ha despertado un gusto muy profundo
por cultivar la vida interior de cada persona; además con las
influencias de las ideologías espirituales y corrientes orientales ha
aumentado mucho más la invitación a una búsqueda de esta
espiritualidad que hace que la persona cambie aquellos defectos que
le obstaculizan su vida y proporciona un confort interior positivo,
haciendo que se pueda percibir en el desarrollo de sus actividades
diarias. Este elemento es esencial para conformar un proyecto
espiritual y es por eso que debe tenerse bien definido, pues en
muchos casos se puede presentar una seudo-vida espiritual, esto es
peligroso pues se estaría haciendo un proyecto con bases débiles, que
no permite un crecimiento óptimo de la persona, además puede ser
preocupante cuando se presenta en un candidato a las ordenes
sagradas, debido a que esta persona será un futuro un pastor de
almas y al no tener unas pautas espirituales bien definidas podría
terminar confundiendo a sus fieles cuando pidan algún consejo en este
campo.

En la formación sacerdotal que se debe impartir en los seminarios, la


vida espiritual hace parte de los cuatro pilares fundamentales del
proceso formativo del vocacionado, es por eso que al candidato al
sacerdocio se le pide elaborar un proyecto de vida espiritual, pues allí
debe abordar la vida interior, la cual permite tener una comunicación
con Dios; ese dialogo que surge allí hace que se manifieste un
cambio en el estilo de vida, permitiendo a la persona adquirir
elementos que ayudan afrontar de un modo práctico y sereno las
pruebas que van surgiendo en su diario vivir.
Es por esto que en esta propuesta monográfica se quiere tratar el
tema de la vida interior y la manera cómo ayuda a formar y fortalecer
la vida espiritual en cada persona; en este caso el enfoque que se
quiere dar es hacia los candidatos al sacerdocio, pues se puede
presentar el caso donde algún vocacionado llegue al ciclo teológico y
en su proyecto de vida, en la parte que trata la dimensión espiritual no
tenga unas profundas bases que ayuden a sostener su espiritualidad,
lo que podría ocasionar más adelante que se llegue a ordenar
sacerdote pero sin fe o en otro caso un proyecto de vida espiritual pero
con elementos de la nueva era. Es por eso que en este trabajo
monográfico se quiere llegar a proponer unas pautas esenciales que
ayuden a formar una vida interior, en la cual el individuo pueda
identificar al Señor en su vida y tener un encuentro con él,
permitiendo así que se puede vivenciar una espiritualidad cimentada
en el misterio de Cristo.

Para realizar este proyecto algunos libros en los que me apoyaría


serian:

 CENCINI AMADEO, Amaras al Señor tu Dios, Editorial San


Pablo, Bogotá, Colombia, 2002.
 GARRIDO. Javier. Evangelización y espiritualidad, el modelo de
personalización. Santander, España. Editorial Salterrae.
 GIUSSANI, Luigi. Está, porque actúa. Madrid, España.
Encuentro ediciones. 1994.
 ROSSANO, P., RAVASI, P. y GIRLANDA, A., Nuevo Diccionario
de Teología Espiritual. Madrid, España. Ediciones Paulinas,
1990.
 Entre otros.

Director: Ramiro Barreto Gutiérrez, Pbro.


LAS PARÁBOLAS DE LA MISERICORDIA COMO MODELO DE
CONVIVENCIA EN LAS DIACONÍAS DEL SEMINARIO

En el libro de los Hechos de los apóstoles, en el capítulo 2, hace


referencia acerca de las primeras comunidades cristianas y su manera
vivir, donde los elementos que se resalta son la caridad y la
fraternidad; este estilo de vida ha sido un paradigma de inspiración
para proponer modelos de comunidades de vida activa en la Iglesia,
en la actualidad este deseo se ve en el SINE (Sistema Integrado de
Nueva Evangelización), por decir un ejemplo, el cual busca crear
comunidades de fe que tengan una participación activa en la
parroquia.

En la misericordia se revela el rostro de Cristo, es por eso que el Papa


Francisco en su Bula Misericordiae Vultus nos viene hablar en el
numeral tres que “estamos llamados a tener la mirada fija en la
misericordia para poder ser también nosotros mismos signo eficaz del
obrar del Padre. Es por esto que he anunciado un Jubileo
Extraordinario de la Misericordia como tiempo propicio para la Iglesia,
para que haga más fuerte y eficaz el testimonio de los creyentes.”
Mostrando así la importancia de este elemento.

Teniendo en cuenta lo anterior, este proyecto monográfico quiere


abordar el planteamiento de las comunidades de vida, con los
elementos que aporta el evangelista San Lucas con sus tres parábolas
de la Misericordia, La dracma perdida, La oveja perdida y El hijo
prodigo. Para lograr un planteamiento que permita contemplar un
modelo que se pueda desarrollar en las diaconías del seminario,
donde se pueda aplicar algunas formas para que en estas
comunidades se pueda vivir y desarrollar la misericordia y la
fraternidad, logrando un modelo dinámico; además se trataría también
de romper un poco esa estructura actual donde las diaconías solo son
un grupo de personas de diferentes cursos y que realizan actividades
comunitarias, pero donde en muchos casos no se vive la invitación
que Jesús hace: “sed misericordiosos como el Padre”.
Para desarrollar este tema monográfico algunos textos que tendrían
en cuenta serian:

 Bula Misericordiae Vultus del Papa Francisco.

 Raymond Edward Brown, Joseph A. Fitzmyer, Roland Edmund


Murphy; Comentario Bíblico San Jerónimo nuevo testamento

 Cartillas del Sistema Integrado de Nueva Evangelización.

 Armando J. Levoratti, Comentario Bíblico Latinoamericano:


Nuevo Testamento II; Publicadora: Editorial Verbo Divino; 2011.

 Juan Pablo II, Exhortación Apostólica Reconciliatio et


Paenitentia, 1984.

Director: Dager Gómez Bárrela, Pbro.