Está en la página 1de 5

PARROQUIA SANTA ANA DE ANAPOIMA

DOMINGO DE RAMOS
ORDEN DE LA CELEBRACIÓN

Color litúrgico: Rojo

PREPARATIVOS INICIALES:
a) En la Sacristía:
 Ornamentos rojos. (Capa Pluvial y Casulla roja)
 Incensario, naveta.
 Ciriales, cruz alta.
 Rituales para la lectura de la Pasión (3).
 Caldereta con suficiente agua bendita.
 Preparar suficientes formas para la consagración.
b) En el Presbiterio:
Atril para el Monitor.
 Lugar para la lectura de la Pasión.
 Tres micrófonos. (Uno para cada persona)
c) En la Credencia:
 Todo lo necesario para la Misa.

PROCESIÓN SOLEMNE

PREPARATIVOS PARA LA PROCESIÓN:

Hay que estar en el lugar indicado una hora antes.


Se debe invitar a las personas que asisten a la celebración que ésta comienza en
el Hipercenter a las 10:30 a.m.
En donde inicia la procesión se debe tener:
 Caldereta con suficiente agua bendita.
 Capa Pluvial Roja.
 El ramo para el sacerdote Presidente y demás Sacerdotes Concelebrantes.
 Cruz procesional
 Ciriales
 6 Acólitos. ( Misal, Caldereta, Cirios (2) Cruz Procesional)
 Misal
 Sonido
 Coro que entone cantos apropiados para la Procesión.

El Presidente debe de indicar como va a ser la procesión. Indicando que será de la


siguiente orden:
 Turiferario.
 Acólito con la Cruz Alta.
 Seguida por los dos ciriales.
 Comunidad
 Al final va dos acólitos con el sacerdote.

Ya debe de estar uno de ellos u otra persona con la casulla y la estola roja, para
que la ofrezca al sacerdote Presidente en las Puertas del Templo.

PARA EL RESTO DE LA CELEBRACIÓN EUCARISTICA:

El Ceremoniero debe de tener listo 1 acólito para que le presente al Sacerdote


Presidente en las Puertas de acceso al Templo la respectiva Casulla de color rojo
con su estola, para que el Sacerdote quitándose la Capa Pluvial se revista con la
Casulla.

El Sacerdote Presidente continúa la Misa al llegar al Presbiterio con la Oración


colecta.

Para la lectura de la Pasión no se lleva ni incienso ni cirios.

Al iniciar le lectura de la Pasión, al Sacerdote y solamente a Él le toca anunciarla,


de tal manera que él es quien dice: “Pasión de nuestro Señor Jesucristo, según
San...”
Inmediatamente cuando el Sacerdote lo anuncia, el comentarista inicia la lectura
intercalándose según sean las intervenciones de cada uno.

Al finalizar a quien le toca decir: “Palabra del Señor” es al Sacerdote que anunció
la Pasión no al Comentarista.

 Hay breve homilía.


 Hay profesión de fe.
 Hay Oración de los fieles... (apropiadamente hechas para la ocasión). El
Sacerdote debe de tener una copia de ellas y el Monitor debe de tener otra
en el Ambón.

La Procesión de los fieles llegará hasta los pies del Presbiterio, el sacerdote allí
recogerá los dones.

 La misa continúa de la manera acostumbrada.


PARROQUIA SANTA ANA DE ANAPOIMA
DOMINGO DE RAMOS
MONICIONES

MONICIÓN EN EL SITIO DE PROCESIÓN

Hermanos y hermanas, nos hemos reunido esta mañana para empezar la


celebración de la Semana Santa; es decir, seguir a Cristo paso a paso y revivir los
acontecimientos del misterio de nuestra salvación: el Misterio Pascual.

Hoy, nosotros aclamaremos a Cristo, nuestro Rey y Redentor con palmas y ramos,
símbolo de vida y de victoria. Que nuestra alabanza sea una profesión de fe y un
compromiso para seguir al Señor en su camino hacia la cruz y a través de ella
hacia el triunfo definitivo.

El celebrante y los ministros se revisten hoy con ornamentos rojos para la


celebración, porque simbolizan la realeza de Cristo conquistada por el testimonio
de amor, por el martirio y la entrega de su vida. Comencemos pues, nuestra
Celebración.

MONICIÓN ANTES DE LA LECTURA DEL EVANGELIO

Escucharemos ahora la proclamación solemne del hecho histórico de la entrada


de Jesús en Jerusalén. Dispongamos nuestro corazón para hacernos partícipes de
este momento con el entusiasmo y alegría que ameritan.

MONICIÓN PARA INICIAR LA PROCESIÓN

Que esta procesión que vamos a comenzar ahora, nos haga comprender lo que
debe ser nuestra vida de bautizados: aclamar al Señor nuestro Salvador, por una
vida dedicada a su servicio, siguiéndolo fielmente, paso a paso.

ENTRADA

Hemos iniciado hoy la celebración de la Semana Santa, después de una debida


preparación cuaresmal. La hemos iniciado recordando la entrada victoriosa de
Jesús en Jerusalén, porque sabemos que su camino, el camino doloroso de la
cruz, no termina con la muerte, sino que es fuente de resurrección y de vida.
Dispongámonos a continuar con mucho respeto y en silencio nuestra celebración
Eucarística.
LECTURAS

La Palabra de Dios para este Domingo de Ramos nos narra la Pasión del Señor,
que nos ilustra la grandeza del sacrificio de amor que realizó por nosotros.
Contemplemos con fe este camino de amor que siguió Cristo para darnos la vida
con la gloria de su resurrección.

OFRENDAS

Junto al pan y al vino ofrezcamos al Señor en este día nuestro propósito firme de
seguirlo en su caminar y de acrecentar nuestra fe cada día; para así dar testimonio
permanente a los demás de su misericordia y compasión.

COMUNIÓN

Cada vez que participamos de este Pan y de este Cáliz, debemos recordar las
palabras del Señor: “Un mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los
otros como Yo los he amado”. Acerquémonos con fe y recibamos el alimento de
salvación.

SALIDA

Agradecidos con el Señor por esta gran celebración que sirve de preámbulo a los
demás días santos, salgamos con firme compromiso de compartir y vivir lo que
hoy hemos celebrado.
PARROQUIA SANTA ANA DE ANAPOIMA
DOMINGO DE RAMOS
ORACIÓN DE FIELES

Invoquemos, hermanos a Cristo, aclamado por los humildes al entrar hoy a


Jerusalén y pidámosle la paz en la fe y el amor fraternal, diciendo:

Concédenos Señor, tu reino de paz

 Por la Iglesia universal, entregada a la oración, para que el Señor


Jesucristo suscite numerosos discípulos que lo sigan, consagrándose
totalmente a la obra de la salvación.

 Por el mundo que anhela la paz y la justicia, para que Cristo nuestro
Salvador nos permita encontrar la sinceridad en nuestro obrar y podamos
entender la grandeza de compartir.

 Por los niños y jóvenes de nuestra comunidad, para que abran la puerta de
su corazón para recibir con alegría y humildad a Cristo Rey que quiere
permanecer en sus vidas.

 Por los enfermos de nuestra comunidad, por los que pasan dificultades, por
quienes están solos, por todos los que padecen necesidad, para que
siempre se sientan confortados y unidos en el amor de Cristo.

 Por quienes estamos aquí reunidos, para que sintamos nuestro homenaje a
Cristo Rey como un compromiso de vida cristiana que nos lleve a
entregarnos totalmente al servicio de nuestros hermanos.

Señor Jesús,
que al celebrar como tus discípulos
el día de tu entrada en Jerusalén,
obtengamos la gracia de poderte ofrecer una fe ardiente
y una firme voluntad de llevar
la cruz que Tú nos propones.
Tú que vives y reinas con el Padre,
en la unidad del Espíritu Santo,
y eres Dios por los siglos de los siglos. Amén