Está en la página 1de 7

INSTITUCION EDUCATIVA CRISTÓBAL COLON

“Creciendo en el Ser, el Saber y el Hacer”


NIT. 800012743-8 DANE.163001000515
Resolución de reconocimiento No. 3003 del 04 septiembre 2012 Secretaria de Educación Municipal

GUIA DE APRENDIZAJE – PLAN DE CONTINGENCIA ESCOLAR 2020

AREA: RELIGIÓN GRADO: NOVENO A GRAN COLOMBIA SEMANA: 2.


DOCENTE: NATALIA HURTADO GRISALES.
1. TEMA: Conociendo nuestros derechos humanos.

2. GUÍA DE APRENDIZAJE (secuencia didáctica):

EXPLORACIÓN:
En tu cuaderno anota:
- ¿Qué entiendes por derechos humanos?
- ¿Qué derechos conoces en general?
- ¿Qué derechos tienen las mujeres en las leyes nacionales e internacionales?
Observando las imágenes a continuación, recortarlas y pegarlas en el cuaderno en orden a
las fechas que tienen, y escribe tu opinión acerca de cada derecho.

Barrio Corbones Cra. 24 A Calle 17 esquina Telefax: 735-5554


E-mail: iecristobalcolon@semarmenia.gov.co Teléfono Sede Gran Colombia 735-8645
ESTRUCTURACIÓN
¿Qué son los derechos humanos?
Los derechos humanos son aquellos que tenemos todos los seres humanos por el simple
hecho de ser personas, sin que importe nuestra edad, el color de nuestra piel, la etnia a la que
pertenecemos, el país en el que nacimos o en el que vivimos, nuestras posibilidades
económicas y sociales, nuestra orientación sexual, nuestra forma de pensar, la religión que
profesamos, si somos de zona rural o urbana, ni otras características que formen parte de
nuestras vidas.
Todas las personas, mujeres y hombres, tenemos el derecho a disfrutarlos y exigirlos,
simplemente, porque somos seres humanos. Estos derechos humanos han ido surgiendo a
partir de necesidades y demandas planteadas por la humanidad como una forma de garantizar
que los seres humanos nos desarrollemos plenamente en todos los campos de nuestra vida
y podamos vivir en igualdad, libertad y dignidad con otras personas. Es decir, son nuestra
garantía para alcanzar una vida mejor.
Por esta razón, los derechos humanos deben ser entendidos como una forma de vida y no,
únicamente, como un conjunto de normas y tratados. Solo si nos apropiamos de nuestros
derechos humanos, entendiendo que estos tienen relación con nuestra vida diaria, lograremos
promoverlos, exigirlos y defenderlos.
Es importante tener en cuenta que los derechos también traen consigo responsabilidades que
todas las personas debemos asumir, pues estos se harán efectivos en la medida en que cada
quien los respete y contribuya a que se cumplan. Es decir, para lograr una adecuada
convivencia en nuestra sociedad, en nuestra comunidad y en nuestra familia, además de
derechos, tenemos que cumplir con ciertas obligaciones, por ejemplo: votar el día de las
elecciones para contribuir al fortalecimiento de la democracia; mantener relaciones de
cooperación con nuestros vecinos y vecinas para promover una sana convivencia en nuestra
comunidad; desarrollar relaciones familiares basadas en el respeto y la solidaridad para evitar
cualquier manifestación de violencia doméstica en nuestro hogar.
También es importante que recordemos que los derechos son una expresión de las
necesidades sentidas por las personas y que nacen, precisamente, porque queremos que una
determinada situación sea reconocida y plasmada como derecho, ya sea para avanzar hacia
un logro o para defendernos de situaciones que atentan contra nuestra ciudadanía. Por esta
razón, en la medida en que nuestras necesidades van cambiando, siempre habrá espacio para
nuevos derechos o para ampliar los ya existentes.

¿Cómo se clasifican los derechos humanos?


La clasificación de los derechos humanos responde al proceso en que estos fueron surgiendo,
y para nosotras es útil porque nos ayuda a darnos cuenta de las distintas esferas que cubren
estos derechos y que tienen que ver con nuestras vidas como personas individuales, como
seres humanos que vivimos en sociedad y que compartimos un planeta. Actualmente, se
reconocen res grupos de derechos humanos:
¿Cuáles son sus características principales?
Son universales: quiere decir que todas las personas, mujeres y hombres, de todos los países
y de todas las edades, tenemos derechos humanos. Es decir, los derechos humanos son parte
de la vida de cada persona.
Son integrales, únicos e indivisibles: quiere decir que son un conjunto que no se puede dividir
y en el que todos los derechos son igualmente importantes, por lo que no se pueden respetar
unos e irrespetar otros. O sea, la violación a uno de los derechos humanos afecta el resto del
conjunto.
No son transferibles: quiere decir que no podemos pasar nuestros derechos a otras personas
ni tampoco renunciar a ellos. Por ejemplo, cuando se nos condiciona un trabajo o debemos
renunciar si quedamos embarazadas.
No terminan: quiere decir que existen para siempre, hasta que morimos.
Generan deberes: quiere decir que producen responsabilidades, o sea, deberes de conducta
ante las demás personas y ante nosotras mismas.
Su protección es nacional e internacional: quiere decir que se pueden defender tanto en
nuestro país como en el nivel internacional. Por esta razón, existen varios mecanismos, tanto
en cada país como a nivel internacional, para supervisar el cumplimiento de estos derechos.
Son jurídicamente exigibles: quiere decir que podemos exigir su cumplimiento siempre y
cuando estén reconocidos en las constituciones, leyes y tratados de nuestro país. Por ejemplo,
si las leyes del país protegen a la mujer trabajadora que queda embarazada y a esta se la
despide, ella puede exigir su restitución en el puesto, aun cuando pudiese haber firmado un
documento.
Son dinámicos: quiere decir que es posible ampliar su significado o crear otros derechos en
la medida en que surgen nuevas necesidades planteadas por grupos de personas. Es
importante que tengamos presente esta característica para que nos apropiemos de los
derechos humanos, tomando en cuenta que son una herramienta que cambia y se desarrolla
con el fin de adecuarse a las demandas de la humanidad, por lo que estos derechos son algo
más que un conjunto de normas escritas en un documento.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos


Esta declaración, de 1948, es el primer documento acordado por varios Estados en el que se
establecieron los derechos humanos fundamentales de todas las personas. Es un conjunto
muy importante de normas porque se refiere a aquellas condiciones que son básicas para
nuestro desarrollo y para vivir con dignidad. Algunos de estos derechos son:
o Derecho a la igualdad, es decir, a que mujeres y hombres seamos considerados como
seres humanos de igual valor y a no sufrir discriminación alguna por nuestro sexo,
condición social, estado civil, edad, etnia o por nuestras preferencias religiosas o
políticas.
o Derecho a la vida y a la seguridad personal.
o Derecho a que las personas no seamos maltratadas, torturadas ni a sufrir tratos crueles
ni humillaciones en nuestra familia, en la calle o en nuestro trabajo.
o Derecho a expresarme libremente dentro y fuera de mi casa.
o Derecho a la protección de mi vida privada, la de mi familia y mi casa.
o Derecho a circular libremente por el país, a entrar y salir de este y a movilizarnos con
libertad dentro y fuera de nuestras casas y en la calle.
o Derecho a la propiedad, es decir, a que seamos dueños y dueñas de la tierra, de la
casa, de un negocio.
o Derecho a la libertad de reunión y asociación, es decir, de formar y pertenecer a grupos
y organizaciones, y de participar en reuniones.
o Derecho de todas las personas a votar en las elecciones y a ser elegidas en cargos
públicos.
o Derecho a la salud, la educación, la recreación y la seguridad social.
o Derecho a un empleo en condiciones dignas y con un salario justo.

PRÁCTICA:
1. En el cuaderno anota una lista de los derechos que recuerdas haber ganado, y una lista
de los derechos perdidos. Luego analiza y responde:
a) ¿Qué le fue más fácil identificar, los derechos ganados o los perdidos?
b) ¿Qué tipo de derechos mencionaste más a menudo?
c) ¿Qué tienen que ver con nuestra vida cotidiana?
d) ¿Qué tiene que ver esto con los derechos humanos?
e) ¿Nos cuesta a las mujeres sentirnos cerca de los derechos humanos?
2. ¿Qué podemos hacer desde nuestra región o localidad para visibilizar, posicionar y hacer
respetar los derechos de las mujeres?
3. Haz una carta al gobernador de tu región o localidad, preguntando acerca de lo que está
haciendo el gobierno para garantizar los derechos de las mujeres.

TRANSFERENCIA / EVALUACIÓN:
Lee el siguiente texto:

—Señora, vengo por lo del anuncio

—Bien —dice la jefa de personal—. Siéntese. ¿Cómo se llama usted?

—Bernardo

— ¿Señor o señorito?

—Señor

.—Deme su nombre completo

. —Bernardo Delgado, señor de Pérez.

—Debo decirle, señor de Pérez que, actualmente, a nuestra dirección no le gusta emplear varones
casados. En el departamento de la señora Moreno, para el cual nosotras contratamos el personal,
hay varias personas de baja por paternidad. Es legítimo que las personas jóvenes deseen tener
niñas —nuestra empresa, que fabrica ropa de bebés, les anima a tener hijas—, pero el absentismo
de los futuros padres y de padres jóvenes constituye un duro hándicap para la marcha del negocio.

—Lo comprendo, señora, pero ya tenemos dos niñas y no quiero más. Además —el señor de
Pérez se ruboriza y habla en voz baja— tomo la píldora.

—Bien, en ese caso sigamos. ¿Qué estudios tiene?

—Tengo el certificado escolar y el primer grado de formación profesional de administrativo. Me


hubiera gustado terminar el bachillerato, pero en mi familia éramos cuatro y mis padres dieron
prioridad a las chicas, lo cual es muy normal. Tengo una hermana coronela y otra mecánica.

— ¿En qué ha trabajado usted últimamente?

—Básicamente he hecho sustituciones, ya que me permitía ocuparme de las niñas cuando eran
pequeñas.

— ¿Qué profesión desempeña su esposa?—Es jefa de obras en una empresa de construcciones


metálicas, pero está estudiando ingeniería, ya que en un futuro tendrá que sustituir a su madre,
que es la que creó el negocio.

—Volviendo a usted, ¿cuáles son sus pretensiones?


—Pues..

—Evidentemente con un puesto de trabajo como el de su esposa y con sus perspectivas de futuro,
usted deseará un sueldo de complemento. Unos duros para gastos personales, todo varón desea
tener, para sus caprichos, sus trajes. Le ofrecemos 500 euros para empezar, una paga extra y una
prima de asiduidad. Fíjese en este punto, señor de Pérez. La asiduidad es absolutamente
indispensable en todos los puestos. Ha sido necesario que nuestra directora crease esa prima
para animar al personal a no faltar por tonterías. Hemos conseguido disminuir el absentismo
masculino a la mitad; sin embargo, hay señores que faltan con el pretexto de que la niña tose o
que hay huelga en la escuela o que tienen que acompañar a la abuela al médico. ¿Cuántos años
tienen sus hijas?

—La niña seis y el niño cuatro. Los dos van a clase y los recojo por la tarde cuando salgo del
trabajo antes de hacer la compra.

—Y si se ponen enfermas, ¿tiene usted algo previsto?

—Su abuelo puede cuidarlas. Vive cerca.

—Muy bien, gracias, señor de Pérez, ya le comunicaremos nuestra respuesta dentro de unos días.

El señor de Pérez salió de la oficina lleno de esperanza. La jefa de personal se fijó en él al


marcharse. Tenía las piernas cortas, empezaba a echar barriga y apenas tenía cabello. "La señora
Moreno detesta los calvos", recordó la responsable de la contratación. Y además le había dicho:
"Más bien, uno alto, rubio, con buena presencia y soltero". Y la señora Moreno será la directora del
grupo el año próximo.

Bernardo Delgado, señor de Pérez, recibió tres días más tarde una carta que empezaba diciendo:
"Lamentamos..."

Tras leer el texto detenidamente contesta a estas preguntas


1. ¿Qué te parece este texto? Enumera los detalles que te llaman la atención.
2. Si en vez de haberle ocurrido esta historia a Bernardo, señor de Pérez, le hubiera ocurrido a
Paloma, señora de Pérez, ¿te resultaría tan chocante? ¿Por qué?
3. Sin embargo, en la sociedad en la que vivimos se dan continuamente situaciones de desigualdad
entre hombres y mujeres y apenas las notamos: en los anuncios, en el trabajo, incluso en el
lenguaje. ¿Podrías mencionar alguna?
4. La Declaración Universal de DDHH dice que hombres y mujeres somos iguales en todos los
derechos y deberes, ¿estás de acuerdo?
5. ¿De qué manera corregirías estas situaciones de desigualdad?
6. ¿Cómo motivarías a los demás para que no ocurrieran?