Está en la página 1de 2

Ficha iconográfica.

Formación del profesorado de ciencias y buenas prácticas: el lugar de la


¿¿¿¿
innovación y la investigación didáctica

Autor del libro: III Congreso Internacional


Fecha del libro: 2011

Antecedentes escolares y formación inicial del profesorado.


La formación inicial es una oportunidad para que los futuros profesores
reflexionen y hagan explícitas sus concepciones, actitudes, emociones
sobre la ciencia y sobre la enseñanza y aprendizaje de las ciencias. Esto les
ayudará a tomar conciencia de las mismas, a autorregularlas, y será un
punto de partida hacia otras perspectivas más innovadoras. La relación
entre concepciones, actitudes, valores y la práctica del aula es compleja,
mediada por factores cognitivos y emocionales y, según el profesor y el
contexto, con frecuentes desfases y contradicciones entre lo que se piensa,
lo que se dice y lo que se hace. Es necesario tomar conciencia de que
cambiar cualquiera de estos aspectos no es fácil, ya que implica reconstruir
críticamente los propios puntos de vista, lo que ocasiona costes cognitivos
y emocionales para el profesor.
El conocimiento del contenido de Ciencias experimentales.
Los profesores que enseñan ciencias deben tener un buen conocimiento de
las materias objeto de su enseñanza, ya que nadie puede enseñar lo que no
sabe. Sin embargo, el conocimiento de la materia por enseñar es una
condición necesaria, pero no suficiente para el profesor. El conocimiento
del contenido tiene que ser relevante para la enseñanza. Al no existir una
orientación profesional para ser profesor de educación secundaria, los
conocimientos que recibe el futuro profesor en sus licenciaturas no difieren
de los que van a dedicarse a la industria, a la empresa o a la investigación
básica. El conocimiento del contenido repercute en las explicaciones y en
el discurso en clase. Un mayor conocimiento del contenido da como
resultado que los profesores hablen menos y en períodos más cortos;
realicen menos preguntas, pero de más nivel cognitivo, y evalúen mejor las
intervenciones de los estudiantes.
El conocimiento de la didáctica de las Ciencias experimentales.
Los profesores de ciencias tienen que tener conocimientos sobre los
fundamentos de la didáctica de las Ciencias, el currículo de Ciencias, las
teorías del aprendizaje de las ciencias, los modelos de enseñanza de las
ciencias, la planificación, las actividades y estrategias de enseñanza de las
ciencias, la resolución de problemas, los trabajos prácticos, la construcción
del conocimiento escolar, las características del alumnado, la organización
del aula, los recursos en la clase de ciencias, el discurso y la argumentación
en el aula de ciencias, la evaluación, etc.
La transformación del conocimiento académico en el conocimiento
didáctico del contenido a través de la práctica del aula.
Los conocimientos académicos son necesarios, pero no suficientes, para
que el profesor aprenda a enseñar, ya que este conocimiento proposicional
no se transfiere directamente a la práctica. El conocimiento didáctico del
contenido guía la conducta docente en el aula, pero no es simplemente una
mezcla estática de los diferentes conocimientos académicos, sino que a
partir de la reflexión en la acción de enseñar y de la reflexión sobre la
acción, transforma e integra los distintos conocimientos, en un proceso
activo y dinámico del profesor. El conocimiento didáctico del contenido se
genera y evoluciona a partir de los propios conocimientos académicos,
filtrados por las concepciones, valores, actitudes y emociones, pero
requiere de la implicación y reflexión personal sobre el proceso de
enseñanza de la materia específica, en contextos escolares concretos.
El conocimiento didáctico del contenido.
El conocimiento didáctico del contenido es el más específicamente
profesional y el que distingue a los profesores expertos de una materia. Se
elabora de forma personal en la práctica de la enseñanza, integrando y
transformando los conocimientos académicos en representaciones
comprensibles para los estudiantes, y formando en cada profesor el modelo
personal de enseñanza de su materia. El conocimiento didáctico del
contenido tiene cuatro componentes: el currículo, los estudiantes y el
aprendizaje, las estrategias didácticas, y la evaluación, todos ellos referidos
específicamente a cada materia.
El desarrollo profesional.
La experiencia profesional es la tercera fuente del CDC. A lo largo de sus
años de enseñanza, el profesor de ciencias integra en una estructura única
los diferentes componentes del conocimiento, desarrollando su propio
conocimiento didáctico del contenido. Una etapa importantísima es la de
iniciación a la docencia, ya que durante los primeros años de ejercicio
profesional los profesores se ven sometidos a numerosas tensiones, dilemas
y sobrecargas, y es cuando más se fijan las rutinas y estrategias de
enseñanza. Por otra parte, los profesores principiantes son los que están
más abiertos a los cambios y los que, con un adecuado programa de
formación y tutoría por parte de profesores expertos, pueden enriquecer
más fácilmente su conocimiento didáctico del contenido, asumiendo
estrategias innovadoras.
En los profesores con experiencia la formación no hay que plantearla como
un cambio, sino como un proceso interno de crecimiento y de desarrollo
gradual a partir de lo que ya piensan, sienten y hacen, a partir de la
investigación/innovación de los problemas reales de enseñanza y
aprendizaje de las distintas asignaturas de ciencias, potenciando y
apoyando la motivación, la colaboración y el compromiso en su propio
desarrollo profesional.