Está en la página 1de 5

LA GESTIÓN ADMINISTRATIVA CURRICULAR Y LA DIRECCIÓN ESCOLAR

La administración de los centros educativos se encuentra directamente bajo la


responsabilidad de los directores; en la actualidad dirigir un establecimiento resulta
tarea difícil, dada la complejidad técnico administrativa. Las Autoridades
educativas han demostrado poco interés en desarrollar la función administrativa de
los directores, lo que tiene una implicación fuerte en el desempeño de su labor.
Eso significa que debe manejar la teoría administrativa y técnico pedagógico,
debido a que la educación asume grandes cambios, en 1986 con el inicio de la era
democrática en Guatemala; pero con la firma de los Acuerdos de Paz en el año
1996, se sistematizo la Transformación Curricular, que principio con la creación e
implementación del Currículum Nacional Base (CNB) el cual se encamina a fines
que puedan desarrollarse en un proceso efectivo, se centra en la persona humana
e integra a todos los sujetos que interactúan en el hecho educativo, como lo son:
estudiante, docente, contenido, padres de familia, autoridades, contexto y
comunidad en general. Por estas razones se hace necesario que los maestros
estudiantes del Programa estén capacitados en el uso y manejo de las
herramientas didácticas adecuadas y funcionales para el abordaje de las
diferentes áreas curriculares en los niveles de educación preprimaria y primaria,
respectivamente. Como docente-facilitador de este curso, en las diferentes
carreras del Programa, es conveniente familiarizarse con la guía metodológica y
los 4 módulos de trabajo.

MODELOS DE GESTION ADMINISTRATIVA.


 La administración de los centros educativos se encuentra directamente bajo
la responsabilidad de los directores; en la actualidad dirigir un
establecimiento resulta tarea difícil, dada la complejidad técnico
administrativa.
 Recomienda que los directores y docentes conozcan significativamente los
fundamentos del Currículum Nacional Base, la metodología, la planificación
y la evaluación de los aprendizajes, que implica no solamente
documentarse y quedarse solo en la teoría, sino que exige llevarlo a la
práctica e implementarlo adecuadamente en su quehacer docente. Así
como, que el Estado invierta en educación y que a través de la gestión con
el Ministerio de Educación y otras instituciones lleguen los recursos a los
centros educativos por medio de las autoridades educativas, para apoyar la
profesionalización docente por medio de capacitaciones que conducirán a
lograr una educación integral.
 El Ministerio de Educación ha establecido en el marco legal que el director
debe poseer conocimiento y pleno dominio del proceso administrativo de
los aspectos técnico-pedagógicos, de la legislación educativa vigente
relacionada con su cargo y centro educativo que dirige; que garantice la
efectividad y eficiencia de las políticas del sistema educativo, implica que
debe poseer los conocimientos básicos en investigación y desarrollo
curricular sobre todo, conocer el nuevo currículum educativo para dirigir,
orientar, coordinar, planificar, supervisar y evaluar, la tarea y desempeño
docente, facilitar las acciones administrativas en forma eficiente (Ley de
Educación Nacional, Congreso de la República de Guatemala 12-91,
artículo 37, 1991). La realidad administrativa de las escuelas es otra, pues
dista mucho de lo establecido en la legislación; un alto porcentaje de
directores tiene debilidades en su gestión debido a que se carece de las
herramientas cognoscitivas para poder desarrollar con éxito las labores
respectivas. Influyen algunos factores, como la falta de formación
profesional, incentivos, de capacitación y motivación a los directores.

MODELO DE GESTION CURRICULAR


 El modelo de gestión curricular es sobre la práctica y propuesta conceptual,
del instrumento pedagógico definido por el Ministerio de Educación es
el Currículo Nacional Base organizado en competencias en sus tres niveles
de concreción de planificación curricular, el cual organiza, articula y
prescribe los aprendizajes para el desarrollo de las mismas.
 Se debe reconocer que la calidad de la educación es un desafío
permanente, que debe alcanzarse con equidad de género, étnica y
generacional, y que se construye por aproximaciones sucesivas. De allí, la
importancia de tomar en cuenta las particularidades nacionales (contexto
socio-cultural, histórico y étnico) y evitar todas las expresiones de exclusión.
 También se ha de tomar en cuenta que la calidad educativa requiere
prestar atención a sus componentes básicos, tales como: concepción
ampliada y renovada de la educación y de los aprendizajes diseño,
desarrollo y planificación curricular (nacional, regionado por pueblos y
local); estrategias de aprendizaje; investigaciones e innovaciones
educativas; formación y capacitación del personal docente y de la
comunidad educativa en su conjunto; textos escolares, materiales
educativos.
 El primer paso para planificar acciones concretas es establecer una
definición basada en consideraciones que objetivamente muestren que
favorecen la calidad educativa. Consensuar una definición es un reto difícil.
Sin embargo, existe un marco ampliamente reconocido que ha sido
propuesto por UNESCO. Se propone utilizar este modelo como fundamento
básico por su amplio reconocimiento técnico y administrativo.
LA DIRECCIÓN ESCOLAR EN DESARROLLO (MODELO DE DIRECCIÓN
ESCOLAR)
 Mejora del aprendizaje del alumnado. Considero que el objetivo último y
principal de todo centro educativo es la formación de su alumnado, la mejor
formación posible con la mayor equidad posible. La gestión del centro debe
volcarse con el aspecto o vertiente educativa de la dirección, para ejercerr
el liderazgo pedagógico y garantizar ese mejor y más efectivo aprendizaje
del alumnado. A partir de ahí, los resultados mejorarán, como de hecho han
ido mejorando en estos años anteriores. Pienso que este debe ser el
planteamiento: asegurar el aprendizaje para conseguir mejores resultados y
no al revés, que es lo que muchas veces se deja entrever en ciertas
políticas educativas.

 La Dirección debe ejercer el liderazgo pedagógico, algo indefinido, pero que


marca claramente la responsabilidad de la Dirección en los asuntos
pedagógicos del Centro. De esta forma, por una parte, es la máxima
responsable del cumplimiento normativo sobre estas cuestiones
(programaciones, asignación de tutorías, criterios de evaluación, plan de
formación, etc.) y, por otra, tiene que fomentar la reflexión y el cambio
educativo en el Centro.
 La gestión escolar establece las bases para que los procesos pedagógicos
se desarrollen con calidad y con la participación de toda la comunidad
educativa; en ese contexto, un director escolar efectivo es la clave para
dinamizar los procesos escolares. La dirección debe ejercer un liderazgo
pedagógico con una clara visión educativa que le permita orientar la acción
escolar hacia la mejora continua de los aprendizajes. Además, debe
gerencia efectivamente y de manera equilibrada su autoridad, por ello es
necesario dotarlo de herramientas que desarrollen su capacidad técnica
para la toma de decisiones, delegación de la autoridad y organización de la
participación de los diferentes actores escolares desde los roles que
desempeñan. Esperamos que este documento se constituya en un apoyo
técnico que permita al director desarrollar sus roles y funciones para lograr
un clima institucional propicio para los aprendizajes de los estudiantes.
 La dirección escolar es determinante para una gestión escolar efectiva,
entendida esta como la que logra y es garante que los estudiantes
aprendan y que lo aprendido les sirva para la vida. La dirección debe
monitorear los indicadores que contribuyen al éxito escolar, tales como:
rendimiento académico, asistencia, buenas prácticas pedagógicas,
ambiente adecuado para el aprendizaje, organización escolar,
planeamiento institucional efectivo, participación y liderazgo que integre la
visión pedagógica y gerencial. En ese contexto, el director escolar debe
estar consciente de la autoridad que le ha sido delegada por el Ministerio de
Educación y de la responsabilidad de generar resultados, por los cuales
debe rendir cuentas.

EL DIRECTOR COMO GESTOR ESCOLAR


 El director como gestor escolar, juega un papel fundamental para lograr el
éxito en el funcionamiento del establecimiento educativo. Para cumplir con
ello requiere de una formación especializada, puesto que el rol directivo
exige contar con las herramientas indispensables para una dirección
efectiva; influyen algunos factores, como la falta de incentivos,
capacitaciones y motivación a los directores, en Guatemala la función
administrativa del director ha tenido poco interés en que se desarrolle, de
parte de las autoridades educativas, lo que tiene una implicación fuerte en
el manejo de los centros educativos con todos los sujetos que interactúan
en el hecho educativo, como lo son: los docentes, estudiantes, padres de
familia, autoridades educativas y comunidad en general.
 Tener claridad de propósito: Saber qué pretende alcanzar y adonde quiere
llegar; por medio de un Proyecto Educativo Institucional (PEI) y un Plan de
objetivos curriculares del centro educativo. (Ver documento No. 2 sobre
Proyecto Educativo Institucional y Plan Escolar Anual). 2. Ser participativa:
Involucrar a docentes, padres de familia y estudiantes, tomando en cuenta
sus potencialidades en la implementación, monitoreo, evaluación del PEI y
proporcionar espacios para lograr consensos que mejoren las condiciones
para el aprendizaje. 3. Ser efectiva: La razón de ser de todo centro
educativo es lograr que los estudiantes aprendan, las competencias que les
permitan desenvolverse con mayores probabilidades de éxito en la vida.
 Si bien, la nueva visión de dirección escolar, trasciende la persona del
director y se enfoca más en un trabajo de equipo, con tareas individuales y
tareas compartidas, el director como representante del Ministerio de
Educación a nivel local, continua siendo el responsable de gerencia, dirigir,
coordinar y animar a los miembros de la comunidad educativa para lograr
una gestión escolar efectiva. El director debe ejercer su responsabilidad con
entusiasmo y compromiso, consciente de que todo lo que haga o deje de
hacer tendrá un impacto positivo o negativo en la gestión escolar. La
función del director como responsable de la gestión escolar, para que sea
efectiva, requiere no solo de contar con competencias técnicas, sino
también de competencias humanas impregnadas de valores tales como el
servicio, solidaridad, respeto, responsabilidad, justicia, entre otros, con el
propósito de dirigir y animar la gestión de su institución.
 El director es el gerente del centro educativo y tiene como funciones
principales planificar, organizar, dirigir, administrar, monitorear, evaluar y
dar seguimiento, así como rendir cuentas a la comunidad educación
 Un director-gerente efectivo será aquel que: • Lidera los procesos de
elaboración o revisión de su PEI y PEA con la participación de los
diferentes sectores de la comunidad educativa, pero además debe tomar
decisiones sobre la planificación didáctica.
 Promueve un clima de cooperación impulsando un modelo de toma de
decisiones de carácter consultivo y participativo. • Se interesa por mejorar
continuamente la comunicación que genere un clima institucional que
favorezca el aprendizaje de los estudiantes.
 Delega, tanto las funciones como el poder con responsabilidad para tomar
decisiones enfocadas en el logro de los objetivos institucionales,
 Ejerce un liderazgo con propósito y centrado en la visión y misión de su
centro educativo, el cual es reconocido por su comunidad educativa.
pedagógicas, así como vincular los intereses profesionales con los objetivos
escolares.
o Busca mecanismos y estrategias para que los miembros de la
comunidad educativa se comprometan con la evaluación y rendición
de cuentas de los procesos pedagógicos y de gestión de forma que
los resultados obtenidos contribuyan a impulsar planes escolares
encaminados a la mejora continua de los aprendizajes de los
estudiantes.
o Organiza a la comunidad educativa así como el tiempo, la
información, los recursos materiales y financieros en función de la
mejora continua del aprendizaje del estudiante.