Está en la página 1de 2

R evista

La revista más leída por las familias católicas de España

Novena al Corazón de Jesús


por el P. Bernardo de Hoyos S J
Adaptada del texto de la 1ª novena pública que se hizo en España al Sagrado
Corazón de Jesús en junio de 1734, en la Capilla de las Congregaciones al
lado del actual Santuario Nacional de la Gran Promesa de Valladolid.

Estando delante del Santísimo Sacramento, o de alguna imagen del Sagrado Corazón de Jesús:

Acto de contrición:
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre, Redentor mío, por ser Vos quien sois,
bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido, también
me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra Divina Gracia propongo
firmemente, nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén.

Introducción para todos los días:


¡Oh Corazón divino de mi amado Jesús, en quien toda la Santísima Trinidad depositó tesoros inmensos de
celestiales gracias! Concédeme un corazón semejante a Ti, y la gracia que te pido en esta novena, si es para
mayor gloria de Dios, tu sagrado culto y bien de mi alma. Amén.

Oración particular de cada día. (Consultar en la segunda hoja)


Oración para todos los días:
Corazón de Jesús, mi vida, mi verdad y mi camino, llego a tu Majestad por medio de este adorable Corazón,
te adoro por todos los hombres que no te adoran; te amo por todos los que no te aman; te conozco, por
todos los que voluntariamente ciegos no quieren conocerte. Por este divino Corazón deseo satisfacer a tu
Majestad todas las obligaciones que te deben todos los hombres. Te ofrezco todas las almas redimidas con
la preciosa sangre de tu divino Hijo, y te pido humildemente la conversión de todas, por el mismo Corazón.
No permitas que sea por más tiempo ignorado de ellas mi amado Jesús, haced que vivan por Jesús que
murió por todas. Presento también a tu Majestad sobre este santo Corazón (se dice la intención de esta
novena) y te pido nos llenes de su espíritu, para que, siendo nuestro protector el mismo Corazón de Jesús,
merezcamos estar contigo eternamente. Amén.
En reverencia de las tres insignias de la pasión con que se mostró el Sagrado Corazón a Santa Margarita de
Alacoque:
El Corazón de Jesús nos dice: “Mi Corazón ha experimentado improperios y desgracias. Esperaba que algunos se
entristecieran conmigo, y no hubo nadie; y quien me consolase y no lo encontré. Aprended de Mí, que soy manso
y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas”. (Rezar padrenuestro, avemaría y gloria)
Señor Jesús, que te has dignado mostrar a la Iglesia, tu esposa, con amor especial las riquezas de tu Corazón,
concédenos, Señor, que nuestros corazones sean enriquecidos y renovados con las gracias celestiales que
manan de esta fuente, Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos, Amén. (Rezar padrenuestro, avemaría
y gloria)
¡Alégrate, oh María, en Dios tu salvador! Porque en ti ha hecho cosas grandes el Todopoderoso. _El que me
encuentra, encontrará la vida y tendrá la salvación. (Rezar padrenuestro, avemaría y gloria)

Oración final para todos los días:


Dios misericordioso que, para salvación de los pecadores y refugio de los desgraciados, quisiste que el
Corazón Inmaculado de María fuese semejante en caridad y misericordia al Corazón de su hijo Jesucristo,
concédenos a los que recordamos a este Corazón, merezcamos encontrar por ella los mismos méritos del
Corazón de Jesús, por el mismo Jesucristo nuestro Señor que contigo vive y reina por todos los siglos de los
siglos. Amén.
R evista
La revista más leída por las familias católicas de España

Oración particular de cada día


Primer día. ¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, que con tan ardientes deseos y amor quieres corregir y
perfeccionar la sequedad y tibieza de nuestros corazones! Inflama y consume las frialdades e imperfecciones
del mío para que se abrase en tu amor. Dame la gracia de reparar las injurias e ingratitudes hechas contra
Ti, oh amante Corazón, y la que te pido en esta novena, si es para mayor gloria de Dios, tu sagrado culto y
bien de mi alma. Amén.

Segundo día. ¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, celestial puerta por donde llegamos a Dios, y Dios viene a
nosotros! Dígnate responder a nuestros deseos, para que, entrando por Ti al Padre, recibamos sus celestiales
bendiciones y la gracia necesaria para amarte. Dame la gracia de reparar las injurias e ingratitudes hechas
contra Ti, oh amante Corazón, y la que te pido en esta novena, si es para mayor gloria de Dios, tu sagrado
culto y bien de mi alma. Amén.

Tercer día. ¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, camino para la mansión eterna y fuente de aguas vivas!
Concédeme que siga tu senda para alcanzar la perfección y llegar al cielo, y que beba de Ti el agua dulce y
saludable de la verdadera virtud y devoción que apaga la sed de todas las cosas temporales. Dame la gracia
de reparar las injurias e ingratitudes hechas contra Ti, oh amante Corazón, y la que te pido en esta novena,
si es para mayor gloria de Dios, tu sagrado culto y bien de mi alma. Amén.

Cuarto día. ¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, espejo cristalino en quien resplandece toda perfección!
Concédeme que yo pueda contemplarte para que aspire a formar mi corazón a semejanza del Tuyo en la
oración, en la acción y en todos mis pensamientos, palabras y obras. Dame la gracia de reparar las injurias
e ingratitudes hechas contra Ti, oh amante Corazón, y la que te pido en esta novena, si es para mayor gloria
de Dios, tu sagrado culto y bien de mi alma. Amén.

Quinto día. ¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, órgano de la Santísima Trinidad, por quien se perfeccionan
todas nuestras obras! Yo te ofrezco las mías, aunque sean tan imperfectas, para que, supliendo Tú mi
negligencia, puedan aparecer perfectas y agradables ante Dios. Dame la gracia de reparar las injurias e
ingratitudes hechas contra Ti, oh amante Corazón, y la que te pido en esta novena, si es para mayor gloria
de Dios, tu sagrado culto y bien de mi alma. Amén.

Sexto día. ¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, templo sagrado donde me mandas habitar con toda mi alma,
potencias y sentidos! Te doy gracias por la inexplicable quietud, sosiego y gozo que yo he hallado en este
templo hermoso de paz, donde descansaré gustoso eternamente. Dame la gracia de reparar las injurias e
ingratitudes hechas contra Ti, oh amante Corazón, y la que te pido en esta novena, si es para mayor gloria
de Dios, tu sagrado culto y bien de mi alma. Amén.

Séptimo día. ¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, víctima divina por la que el Padre se comprometió a oír nuestras
oraciones diciendo: “pídeme por el Corazón de mi amado Hijo Jesús: por este Corazón te oiré, y alcanzarás
cuanto me pides”. Presento por Ti, Corazón de Jesús, al Padre todas mis peticiones para conseguir lo que
deseo. Dame la gracia de reparar las injurias e ingratitudes hechas contra Ti, oh amante Corazón, y la que
te pido en esta novena, si es para mayor gloria de Dios, tu sagrado culto y bien de mi alma. Amén.

Octavo día. ¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, trono de fuego y luz, inflamado en el amor de los hombres a
quienes deseas también abrasar en tu amor! Yo deseo vivir siempre respirando llamas de amor divino en
que me abrase, y encender el mundo entero para que todos correspondan a tu amor. Dame la gracia de
reparar las injurias e ingratitudes hechas contra Ti, oh amante Corazón, y la que te pido en esta novena, si
es para mayor gloria de Dios, tu sagrado culto y bien de mi alma. Amén.

Noveno día. ¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, que, para ablandar nuestra dureza y hacer más patente el
amor con que sufriste tantos dolores y penas por salvarnos, los quisiste representar en la cruz, la corona
de espinas y la herida de la lanza, con que revelas tu Corazón paciente y amante al mismo tiempo! Dame
la gracia de reparar las injurias e ingratitudes hechas contra Ti, oh amante Corazón, y la que te pido en esta
novena, si es para mayor gloria de Dios, tu sagrado culto y bien de mi alma. Amén.

También podría gustarte