Está en la página 1de 5

A DON PEPE

Estaba Don Pepe sentado en el puente,


Cuando de repente llega la muerte.
Y le dice tu eres mi nuevo cliente, porque contigo tengo un pendiente.

A mí no me importe señora muerte,


Porque yo me siento muy fuerte,
Vete y busca en otro lugar,
Porque a mí no me vas a llevar.

No te hagas del rogar que mío tu serás


Vamos acompáñame a buscar una persona más,
Para que te haga compañía en ese lugar,
Al que tú tendrás que llegar.

Don pepe se resistió hasta que ya no pudo más,


Se fue con la flaca calaca a ese bello altar,
Donde estaba esa luz especial.

AUTOR: W. S. B.
CALAVERITA A JOSÉ

Estaba el compañero José,


Tomando una taza de café,
Pero tenía que hacer su quehacer.

De pronto llega la muerte y le dice ¿Eres chofer?


José agarro su taza de café,
Y dijo yo no soy chofer.

Pero ven te invito un taza de café,


Si tú quieres también te besare,
Yo seré tu chofercito,
Pero no me agarres de tu burrito.

Porque yo me enojo rapidito y por todo yo me irrito,


Mejor bebe el cafecito.
Porfa quédate un ratito.
Yo seré tu papacito por un ratito.

AUTOR: W. S. B.
EN EL BALCÓN

Estaba la muerte sentada en su balcón,


Enseñando todo porque no tenía calzón,
Y de pronto en la calle pasa Don Simón,
Que ve a la muerte y que dice que emoción.

Mi pobre corazón va a explotar de la emoción,


La muerte se enojó y se lo llevo al panteón,
Pobre don Simón se murió de la impresión.

La muerte le dijo eso te ganas por fisgón,


Los vecinos espantados, de ver lo que paso,
Ya ni salían al patio, por la muerte de Don Simón.

No me gusta que me miren, porque si me miran


Yo hago que suspiren.

AUTOR: W. S. B.
CALAVERITA A DON CLEMENTE

Estaba la muerte tomando té caliente,


Llega Don Clemente y le pica la frente.
Dice la muerte porque apareces de repente.
Cuando estoy tranquilamente disfrutando el ambiente.

Don Clemente dice yo solo vine haberte para platicar pacíficamente.


De lo que murmura la gente,
Acerca de tu puente,
Que construiste con los huesos de la gente.

No sé por qué estas tranquilamente,


Tomándote tú te caliente,
Eso es muy deprimente,
Para que no estés sola ven te invito un pan caliente.

AUTOR: W. S. B.
CALAVERITA A DON PONCHE

Eran las 8 de la noche y de pronto llega un coche,


Donde venía Don Ponche,
Ve a la muerte y le dice súbete al coche,
En el coche se tomaron un vaso de ponche.

Y le cuenta todos sus derroches,


Ya llegando al panteón,
La muerte se baja de bolón,
Pues de tanto azotan,
La causo un terrible dolor.

Ya que a la pobre muerte le dolieron los golpes tan fuertes,


Cuando se le paso el malestar,
La muerte se quiso vengar,
A Don Ponche se quiso llevar para que pronto fuera su funeral.

AUTOR: W. S. B.

También podría gustarte