Está en la página 1de 3

A. Reflexión sobre la planificación.

1. En el área de Formación ética y ciudadana se enseñaron las normas de tránsito para peatones y para
conductores, en dos clases distintas. Estas clases se desarrollaron, principalmente, a modo de debate
grupal, cada uno contó sus experiencias y las normas que conocía. También se vio un video al
respecto y se hicieron actividades en el cuaderno. Luego, estos temas se reforzaron en el área de Cs.
Sociales, cuando, al hacer el recorrido del barrio, se pusieron en práctica las normas de tránsito que se
habían trabajado en clase. Aquí, los valores o actitudes que se trabajaron fueron, principalmente, el
respeto por las normas de tránsito, ya que también se traduce en el respeto por el otro y el ser
respetado. Otro valor o actitud que se intentó fomentar es el de circular con responsabilidad, no solo
como conductores, sino también cómo peatones.
También se trabajó el cuidado de la bandera y el 9 de julio en dos clases diferentes relacionándolo con
el área Ciencias Sociales. Estas clases se realizaron a partir de lecturas e interrogantes para recuperar
conocimientos previos, diferenciando el antes y el ahora con el análisis de imágenes. Diferencia En
estas clases se trabajó con el respeto por nuestra bandera y patria como también por nuestra historia
reforzando actitudes como el aprecio por la palabra individual y grupal, acompañado de tolerancia y
ayudando a cooperar para enriquecer las clases a partir de estas actitudes y de las distintas normas
escolares. ¿Patria?
2. En la primera experiencia, se puede decir, que dentro del aula no fue difícil que comprendieran el
mensaje, la mayoría conocía las normas de tránsito, es decir, que fue una conversación fluida, en la
cual los alumnos aportaron mucha información. La dificultad estuvo en el recorrido que se mencionó
anteriormente. Los alumnos estuvieron muy dispersos y costaba ordenarlos, que no se separen del
grupo o que escuchen las indicaciones de las docentes. Sin embargo, muchos podían reconocer y
mencionar cuando había algún vehículo que no cumplía con las normas de tránsito.
En la segunda experiencia tampoco fue difícil que comprendieran los contenidos, siempre se trabajó
con material concreto y con ejemplos cotidianos poniéndolos en situación a ellos para que se dieran
cuenta con facilidad donde se quería llegar, si bien era un grupo demasiado disperso podemos decir
que también eran muy participativos y demostraban interés por las clases, se trataba de remarcar las
normas áulicas en todo momento como por ejemplo, hacer silencio, levantar la mano, pedirle de buena
manera las cosas a sus compañeros, devolver las cosas si te prestan, si se termina antes ayudar al
compañero, respeto por el dialogo, y así ir incorporando las distintas normas y actitudes para colaborar
con el orden de la clase e ir formándolos para su vida personal.
3. Creo que, en la primera situación, se podría haber organizado a los alumnos de forma que no se
dispersen hablando con sus compañeros en el recorrido, pero también, creo que el comportamiento
depende y varía según el grupo y la edad de los niños. En este caso, era un grupo muy disperso y
conversador, además eran niños de 2° grado.
En cuanto a las actividades del aula, hubiese sido lindo poder realizar alguna actividad lúdica referida
al tema, pero por cuestiones de tiempo no se pudo ya que solo tienen 40 min. a la semana de
Formación ética y ciudadana.
4. Las actividades y los temas enseñados concuerdan con el eje normas del diseño curricular
jurisdiccional, y el contenido enseñado fue, principalmente, el respeto, ya sea por las normas de
tránsito, por sus símbolos patrios, como también por ellos mismos y por los demás.
B. Reflexión sobre lo no planificado.
1. Una de las situaciones que se presentaron en nuestro periodo de prácticas fueron episodios de burla y
donde un alumno se llevó a su casa varios objetos de sus compañeros.
2. No pasamos de largo las distintas situaciones y se destacó la diversidad, el respeto, el cuidado, el
valor por el otro y por uno mismo, cada vez que se presentaba una situación como esta. La segunda
vivencia donde uno de los alumnos se lleva objetos no pertenecientes a él. Pasó en el periodo de las
observaciones, la docente tomo una actitud responsable resolviendo el conflicto mientras que lo ponía
en situación crítica haciéndolo reflexionar sobre lo sucedido.
3. Pudimos intervenir muy poca veces, y las veces que lo hicimos l@s alumn@s respondieron de buena
manera pero los resultados se verán en un periodo de tiempo más largo, debemos trabajar con cada
situación que se presente pero también tomarnos el tiempo para reforzar valores y normas para
convivir y ser un buen ciudadano. Estoy de acuerdo con ustedes. En Formación ética y ciudadana se
pueden tener objetivos concretos en las clases, por ejemplo que los niños identifiquen normas de tránsito.
Pero que ello colabora a que lleguen a ser buenos ciudadanos y personas que vivan bien su vida son
“expectativas de logro”, o sea, algo que va mucho más allá de clase y forma parte de una esperanza
.
Critica constructiva sobre la reflexión realizada por Monney, A. y Macari, M de Formación
Ética y Ciudadana en la práctica docente.

Como primera cuestión, luego de leer la reflexión de nuestras compañeras, podemos mencionar
que la narración no fue realizada en primera persona como sugería la consigna, en ocasiones
varían entre la primera persona del singular y la tercera persona del plural y el singular, en los
diferentes párrafos (ejemplos de esto marcados en color). Buena observación. Tendemos a
hablar en tercera persona para borrar lo subjetivo. Pero una reflexión implica una apreciación
personal o subjetiva de lo que yo mismo hago y digo. ¿Será el recurso a la tercera persona una
manera subconciente de esquivar que se está asumiendo un punto de vista subjetivo y parcial?
Como segunda cuestión a mencionar, por momentos se utiliza lenguaje sexista y en otros
momentos no es así (ejemplos de esto marcados en color). Otro señalamiento sutil. ¿A qué se
deberá esta diferencia? ¿A que ha sido redactada por dos personas?

A
1- Podemos observar en este punto, que los valores en los que se hicieron mayor hincapié
fueron respeto y responsabilidad, tratando por medio de las actividades, fomentar en ellos/as
una buena vida personal y ciudadana respecto a estos dos valores que ellas creyeron más
importantes y adecuados al tema.
2- Podemos observar que en este punto nuestras compañeras pudieron expresar lo solicitado de
manera correcta y tuvieron una buena experiencia de intercambio y reflexión con los/as
alumnos/as.
3- En este punto, diferimos de nuestras compañeras, ya que nosotras hubiésemos realizado
previamente un trabajo conjunto sobre las normas de conducta para el recorrido y así
pudiendo evitar que se dispersen o conversen, porque ese no era el objetivo que se
perseguía. Entonces poder dejar en claro a los/as alumnos/as qué se quería lograr y de qué
manera trabajar en este recorrido. Interesante sugerencia…
No sabemos de qué manera se realizó esa actividad: si fue en pequeños grupos, si fue todos
juntos, si fue realizado por una sola alumna practicante; pensamos que ello nos ayudaría a
poder tener más en claro esta situación que se presentó en la actividad.
4- En este punto, si bien se mencionan cuales son los contenidos conceptuales trabajados y de
que eje fueron extraídos, no se fundamenta por qué estas actividades reflejan dichos
contenidos, como así tampoco los criterios propios utilizados para la selección. Pertinente
indicación que apunta hacia una reflexión del sentido de lo que hacemos: ¿Por qué enseño
estos contenidos?

B
1- En este punto podemos observar que nuestras compañeras no describen las situaciones de
conflicto surgidas, sino que, solo las mencionan.
2- En este punto podemos observar que no describen que es lo que ellas como futuras docentes
hubiesen hecho, como lo trabajarían. No muestran la postura que tomaron o tomarían delante
de esos hechos. Sin duda, las chicas al escribir su reflexión tenían en la mente todo lo que
ustedes marcan, sin embargo, precisar los detalles que ustedes demandan las ayudaría a
profundizar la reflexión.
3- Nos parece que en este punto nuestras compañeras respondieron adecuadamente a la
consigna planteada.

Han realizado un comentario exhaustivo sobre la reflexión recibida, realizando una buena
crítica constructiva que de ser tomada en cuenta permite un ahondamiento en la reflexión.
Asimismo les ofrece a ustedes una guía sobre lo que van a hacer en sus prácticas y cómo van
pensarlas una vez efectuadas.

Alumnas: Cervigni, Gisel y Cima, Natalia.