Está en la página 1de 11

Didáctica de la Lectura y la Escritura

Métodos tradicionales de la enseñanza


de la lectoescritura

Sesión 4
ÍNDICE

4. Métodos tradicionales de la enseñanza de la lectoescritura........................................................ 3

4.1 ¿Qué son y cuáles son los métodos tradicionales de lectoescritura?...................................3

4.2 Clasificación de los métodos de lectoescritura...................................................................4

4.2.1 Sintéticos: alfabéticos, fonéticos, silábicos.....................................................................5

4.2.2 Analíticos: léxicos, fraseológicos y contextuales.............................................................8

Referencias................................................................................................................................... 11

2
4. Métodos tradicionales de la enseñanza de la lectoescritura

4.1 ¿Qué son y cuáles son los métodos tradicionales de lectoescritura?

Como se ha visto anteriormente, el lenguaje es una herramienta muy importante que utiliza el ser humano para
comunicarse con otros. Para los niños y niñas es un instrumento fundamental para la vida porque así van conociendo
el mundo que les rodea. Por lo tanto, el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lectura y escritura es uno de los
aprendizajes más relevantes que se debe ir generando en la educación inicial. Es decir, como este proceso de comu-
nicación es una de las actividades que probablemente repercute más en el comportamiento del ser humano, dicha
comunicación, y no es de asombrase, es uno de los temas que más sobresalen en el ámbito educativo.

De acuerdo con Sánchez de Medina (2009), el niño es un ser con mucha curiosidad que será capaz de hacer todas las
preguntas con tal de satisfacer sus interrogantes; actuará de forma autónoma, reflexiva, crítica, significativa, activa
y constructiva, en donde se pondrán en práctica sus esquemas de acción con el fin de ampliar sus conocimientos.
El niño y la niña son individuos activos porque van construyendo sus conocimientos por medio de la exploración y
descubrimiento con la interacción de su medio, que será favorable cuando comience a ir a la escuela, ya que contará
con un bagaje de conocimientos de los cuales el profesor podrá partir (p. 4-5).

Así, Sánchez de Medina (2009) menciona que es esencial que los docentes tengan conocimiento y que estén fami-
liarizados con las diferentes teorías y metodologías de la lectoescritura con las que pueden trabajar, para aplicar las
que sean más eficientes al abordar este proceso de enseñanza-aprendizaje de lectura y escritura (p. 2).

3
Del mismo modo, Farfán (2016) refiere que los métodos educativos tienen objetivos específicos, que son secuen-
cias que plantea el docente para lograr las metas pedagógicas propuestas. Por consiguiente, dichos métodos son
significativos en la lectoescritura, puesto que el fracaso sucesivo en el sistema educativo corresponde a diversos
factores como los sociales, políticos, educativos y económicos, así que estos métodos deben emplearse de manera
adecuada para facilitar la iniciación del proceso de lectoescritura de una manera lúdica e innovadora.

La iniciación fonética intensa debe tener un papel importante en las primeras etapas de la lectoescritura, lo cual
ha creado una intolerancia respecto al concepto de madurez para la lectura y escritura. Sin embargo, cuando los
métodos de enseñanza de lectoescritura no resultan como el docente esperaba, probablemente es porque los pro-
cedimientos no se aplican de forma correcta, por la falta de un previo diagnóstico de la madurez para el aprendizaje
y por la ausencia de llevar una ficha de registro de potencialidades a desarrollar, aspectos que solo harán que este
proceso se inicie por los puntos menos adecuados (p. 19).

Los docentes deben haber observado las capacidades de cada niño y niña y ajustarse a ellos para dirigir los pro-
cedimientos metodológicos hacia una adecuada dirección del aprendizaje de la lectoescritura, es decir, primero
deben conocer cómo los infantes aprenden, para que a partir de esos conocimientos previos, se estructuren los
procedimientos sistemáticos, para orientar el aprendizaje formal. Se pretende que la lectura y la escritura tengan
sentido para el niño y la niña, cada sonido, letra, frase, oración, párrafo, debe ser el principal motivo de una vivencia
personalizada (p. 19).

La lectoescritura es el eje principal y fundamental del proce-


so escolar, ya que es un elemento inicial, e inclusive el más
importante, que se transmite en la escuela, puesto que es el
instrumento en el aprendizaje que da pauta a otros nuevos
conocimientos. Por eso es sustancial el proceso de los métodos
de lectura y escritura que se emplean en conjunto con una
serie de estrategias que son un esquema para obtener, evaluar
y adquirir información, para que luego pueda aplicarse el mé-
todo adecuado. La misión del docente en los niños y niñas es
realizar todos los ejercicios preparatorios para la enseñanza
del método que más se adecue al niño y la niña de acuerdo
con sus necesidades (p. 20).

4.2 Clasificación de los métodos de lectoescritura

Los métodos de enseñanza de la lectoescritura son tan antiguos como la humanidad, pues la escritura y el uso del
lenguaje nos han obligado a enseñarlos y mantenerlos de generación en generación.

Farfán (2016) explica que existen múltiples métodos y teorías que los fundamentan; por un lado, hay métodos que se
centran en los aspectos más formales del aprendizaje y tratan el proceso desde las partes hacia el todo, esto es, parte

4
de las letras, hacia las sílabas, después las palabras y luego las frases. Y por otro lado, hay métodos que son construc-
tivistas y atienden a teorías que insisten en que la percepción del niño y la niña comienza por ser sincrética, capta
la totalidad y no se centra en los detalles, parte del todo y le presentan palabras completas con su correspondiente
significado, como los métodos léxicos, fraseológicos y contextuales, de los cuales se hablará a continuación (p. 20).

Calzadilla (2012) clasifica los métodos en dos grupos y estos tratan de hacer comprender al niño que entre los signos
de la lengua escrita y los sonidos de la lengua hablada existe cierta correspondencia:
• El primer grupo de métodos hace referencia a los llamados sintéticos.
• El segundo grupo se ha sido propuesto, primeramente, con el método natural o visual, método ideovisual,
visual-ideográfico o visual global y se conocen como analíticos.

Enseguida se explicarán estos dos métodos. Primero se comenzará con los sintéticos, los cuales se dividen en alfa-
béticos, fonéticos y silábicos.

4.2.1 Sintéticos: alfabéticos, fonéticos, silábicos

Calzadilla (2012) plantea que los métodos sintéticos son los más antiguos, porque se rigen por el principio de ir de
lo simple a lo complejo, de lo fácil a lo difícil. Pero ¿qué es lo simple/complejo para el niño?, ¿es la letra que nada
significa para él o es la palabra que le trasmite un mensaje? (p.9).

A continuación se hace referencia a algunos de estos métodos sintéticos:

• Método alfabético
Calzadilla (2012) manifiesta que el uso del método alfabético se remonta hasta la edad anterior a Jesucristo, es un
método que se aplicó en la antigua Grecia y en Roma. Quintiliano recomendaba el uso de las tareas movibles de marfil
y el de tablillas con letras en bajo relieve para que el niño lograra el aprendizaje. Pestalozzi presentaba las vocales
en rojo y las consonantes en negro, en un intento por facilitar la captación de las combinaciones silábicas (p.10).

Este método, según Farfán (2016), se usa en los niños y niñas desde la Edad Antigua, recibió el nombre de alfabético
por seguir el orden del alfabeto, su aplicación requiere de los siguientes pasos (p. 21):
• Se sigue el orden alfabético para su aprendizaje.
• Cada letra del alfabeto se estudia y a la vez se pronuncia su nombre: a, be, ce, de, e, efe, …

5
• La escritura y la lectura de las letras se hace de manera simultánea.
• Ya que el niño y la niña se aprendió el alfabeto, se inicia la combinación de consonantes con vocales.
Por otra parte, Giuseppe (2016) indica que su aplicación requiere del seguimiento de estos pasos (p.15):

1. Se sigue el orden alfabético para su aprendizaje.


2. Cada letra del alfabeto se estudia pronunciando su nombre: a, be, ce, de, e, efe, ...
3. La escritura y la lectura de las letras se va haciendo simultáneamente.
4. Aprendiendo el alfabeto se inicia la combinación de consonantes con vocales, lo que permite elaborar sílabas;
la combinación se hace primero con sílabas directas, por ejemplo: be, a (ba), be, e (be), etcétera. Después
con sílabas inversas, por ejemplo: a, be (ab), e, be (eb), i, be (ib), o, be (ob), u, be (ub) y por último con sílabas
mixtas (be. be, a, ele, de, e: de, e: balde).
5. Las combinaciones permiten crear palabras y posteriormente oraciones.
6. Después se estudian los diptongos y triptongos, las mayúsculas, la acentuación y la puntuación.
7. Este método pone énfasis en la lectura mecánica y luego la expresiva (que atiende los signos de acentuación,
pausas y entonación) y después se interesa por la comprensión.

Calzadilla (2012) dice que este método se caracteriza por procurar que el conocimiento se centre en la forma y
nombre de las letras en orden alfabético, primero de las minúsculas y luego de las mayúsculas. Cuando ya se han
memorizado las letras, se pasa al deletreo, o sea, a la formación de sílabas para formar palabras y frases y oraciones.
La integración de sílabas y palabras por este método resultaba difícil y tardía (p.10).

Las letras se enseñan en grupos pequeños y las palabras que intervenían eran dadas a conocer inmediatamente des-
pués. Sin embargo, como el conocimiento de la forma y el nombre de las letras no eran gran ayuda para identificar
palabras nuevas, el método alfabético poco a poco fue sustituido y hoy casi no se usa (p.11).

6
• Método fonético o fónico
Calzadilla (2012) comenta que Juan Amos Comenio dio inicio al fonetismo, al sugerir onomatopeyas para enseñar las
letras, por ejemplo, presentaba un pollito y escribía pi pi y luego la p. No obstante, es a Valentín Ickelsamer (siglo XVI)
a quien se le atribuye la creación del método fonético. Tuvo una variante que se le llamó vocalización, por ejemplo:
a la -m le llama el zumbador; a la -s, el silbador; a la -f el soplador: a la -rr el arrollador; etc.” Para leer la palabra sofá
se le decía al niño: “silba la o y sopla la a = sofá” (p. 12)

Farfán (2016) menciona que se le enseña al niño o la niña las letras vocales mediante su sonido, utiliza láminas con
figuras que inicien con la letra estudiada, de manera que la lectura se atiende simultáneamente con la escritura, se
le explica cada consonante por su fonema, se puede emplear la ilustración de un animal, objetos, entre otros, cuyo
nombre inicie con la letra a enseñar (p. 20).

De acuerdo con la Fundación Telefónica (2016), el proceso que sigue la aplicación del método fonético o fónico es
la siguiente:

1. Se enseñan las letras vocales mediante su sonido, utilizando láminas con figuras que inicien con la letra estudiada.
2. La lectura se va atendiendo simultáneamente con la escritura.
3. Se enseña cada consonante por su sonido, empleando la ilustración de un animal, objeto, fruta, etcétera, cuyo
nombre comience con la letra por enseñar, por ejemplo: para enseñar la m, una lámina que contenga una mesa,
o algo que produzca el sonido onomatopéyico de la m, el de una cabra mugiendo m… m…
4. Cuando las consonantes no se pueden pronunciar solas, como c, ch, j, k, ñ, p, q, w, x, y, etcétera, se enseñan
en sílabas combinadas con una vocal, ejemplo: chino, con la figura de un chino.
5. Cada consonante aprendida se va combinando con las cinco vocales, formando sílabas directas: ma, me, mi,
mo, mu, etcétera.
6. Luego se combinan las sílabas conocidas para construir palabras: ejemplo: mamá, ama, memo, etcétera.
7. Al contar con varias palabras, se construyen oraciones ejemplo: Mi mamá me ama.
8. Después de las sílabas directas se enseñan las inversas y oportunamente, las mixtas, las complejas, los dip-
tongos y triptongos.
9. Con el ejercicio se perfecciona la lectura mecánica, luego la expresiva, atendiendo los signos y posteriormente
se atiende la comprensión (p. 15).

7
• Método silábico
Farfán (2016) afirma que los estudiosos del tema estaban insatisfechos con los resultados del método alfabético y el
fonético, se siguió en la búsqueda de uno que facilitara más la enseñanza de la lectura, fue así que surgió el método
silábico. El método silábico se les atribuyó a los pedagogos Federico Gedike y Samiel Heinicke, se define como el
proceso mediante el cual se enseña la lectoescritura y por medio de las vocales. Ulteriormente, las consonantes se
cambian con las vocales para que se formen sílabas y luego palabras (p. 21).

El proceso del método silábico es el siguiente de acuerdo con la Fundación Telefónica (2016):

1. Se enseñan las vocales enfatizando en la escritura y la lectura.


2. Las consonantes se enseñan respetando su fácil pronunciación, luego se pasa a la formulación de palabras,
para que estimule el aprendizaje.
3. Cada consonante se combina con las cinco vocales en sílabas directas así: ma, me, mi, mo, mu, etcétera.
4. Cuando ya se cuenta con varias sílabas se forman palabras y luego se construyen oraciones.
5. Después se combinan las consonantes con las vocales en sílabas inversas, así: am, em, im, om, um, y con ellas
se forman nuevas palabras y oraciones.
6. Después se pasa a las sílabas mixtas, a los diptongos, triptongos y finalmente a las de cuatro letras, llamadas
complejas.
7. Con el silabeo se pasa con facilidad a la lectura mecánica, la expresiva y la comprensiva.
8. El libro que mejor representa este método es el silabario (p. 16).

Ahora conocerás el método analítico, que se divide en léxicos, fraseológicos y contextuales.

4.2.2 Analíticos: léxicos, fraseológicos y contextuales

El método analítico persigue el objetivo de que el niño y la niña sean capaces de leer. Para tal fin se apoya en lo visual
y en la relación de imágenes con palabras; la enseñanza de la lectura pasa de conocer las estructuras y el todo hasta
llegar a las letras, trata de ser un método más dinámico que el sintético y además estimula más la lógica del niño y
la niña.

8
Este método se suele aplicar al haber cumplido los tres años y su fundamento radica en la asociación de palabras
y textos con imágenes; este método trata de trabajar con bits de inteligencia, se empieza con las palabras que les
resulten más familiares a los niños, como su nombre, mamá, papá, y seguir con palabras de la vida cotidiana, como
mesa ventana. La mejor ayuda para el método es la utilización de fichas y murales en la clase.

Calzadilla (2012) considera que este método parte de la supo-


sición de que los elementos semánticos del idioma (palabra,
frases y oraciones) deben ser el punto de partida, a este proce-
dimiento se conoce como el método global, pues cuando estos
elementos han sido reconocidos como un todo, la atención
enseguida se dirige a elementos cada vez más pequeños. El
grado en que se analizan las palabras varía considerablemente.

En este método está involucrado un proceso psicológico del cual


las grandes unidades se descomponen en unidades menores,
que se denominan análisis, los métodos que pertenecen a este
grupo se denominan analíticos. Conviene agregar que tan pronto como se conocen los elementos de las palabras,
estos se utilizan para identificar otras nuevas, de modo que en ello interviene el análisis y la síntesis (pp. 22-23).

Las etapas del método son cuatro, según determina Fundación Telefónica (2016): comprensión del fenómeno, limi-
tación o limitaciones del ambiente, elaboración y producción (resultado final de aprendizaje). La duración, amplitud
e intensidad de estas dependen del grado de maduración total: la capacidad imitativa, el tipo de aprendizaje, la
ubicación en el tiempo y espacio, el dominio del esquema corporal, etcétera (p. 16).

Para Domas (s.f.) estos métodos son:

• Léxicos: dentro de este método se representan palabras con significado para el neolector (nuevo lector) y
tras numerosas repeticiones se forman frases con las palabras aprendidas visualmente. Los argumentos que
se esgrimen a su favor son que las palabras son las unidades básicas para el pensamiento, centra la atención
sobre el sentido o significación, generalmente la mayoría de las personas reconocen los objetos antes de
distinguir sus componentes o elementos.
La inconveniencia de este método, así como todas las metodologías de orientación global pura, es que niños y niñas
no pueden descifrar ellos solos las palabras que se encuentran por primera vez; lo que retarda enormemente el
aprendizaje, por lo tanto es necesario que un adulto esté presente en este tipo de método, además de que debe
tener gran conocimiento en la asociación y significados de las palabras y fonemas.

• Fraseológicos: este método comienza y se desarrolla a partir de una conversación con los alumnos, el pro-
fesor escribe en la pizarra una frase. Dentro de esta frase el niño o niña irá reconociendo las palabras y sus

9
componentes. Se basan en que la frase es la unidad lingüística natural y que los habitúa a leer inteligente-
mente, además estimula el placer y la curiosidad.

Por ejemplo, cuando dos niños conversan sobre su día o sobre el fin de semana, el profesor quizá pueda escribir “salí
al parque con mis papás”. El niño relacionará esas palabras con su experiencia y las irá relacionado y analizando una
por una, de esta forma:

SALÍ (verbo ir) PARQUE (lugar) PAPÁS (con quién fue)

• Contextuales: es una ampliación del método de palabras normales analizado anteriormente. Su ventaja pri-
mordial es el interés que el texto y los comentarios sobre este pueda tener para los alumnos. Sus inconve-
nientes —a parte de los mencionados para los otros métodos de orientación globalista— es que los alumnos
y alumnas están intentando leer, hacen coincidir su lectura con lo que ellos creen que dice el texto, lo cual
produce bastantes inexactitudes o confusiones.

En lugar de leer un texto corto o una frase se lee un texto completo y a partir de ahí se van analizando las palabras y
oraciones, sin embargo, suele ser pesado y confuso para el alumno en algunas ocasiones, por ejemplo:

Había una vez una dulce niña que quería mucho a su madre y a su abuela les ayudaba en todo
lo que podía y como era tan buena, el día de su cumpleaños su abuela le regaló una caperuza
roja. Como le gustaba tanto e iba con ella a todas partes, pronto todos empezaron a llamarla
Caperucita roja.

Un día la abuela de Caperucita, que vivía en el bosque, enfermó y la madre de Caperucita le


pidió que le llevara una cesta con una torta y un tarro de mantequilla.

SUJETOS VERBOS LUGARES

10
Referencias

Calzadilla, O. (2012). Acerca de la clasificación de los métodos. Métodos sintéticos y analíticos. En


Métodos de enseñanza de la lectoescritura en la educación primaria. Didáctica de la lectoescritura en
la Educación Primaria. Recuperado de http://www.researchgate.net/publication/321835943

Doman, G. (s.f.). Métodos para la enseñanza de la lecto-escritura. Recuperado de https://sites.google.


com/site/metodosdelectoescritura/documentos-importantes

Farfán, J. (2016). Métodos para la iniciación a la lectoescritura (Tesis de licenciatura). Facultad de


Humanidades. Universidad Rafael Landívar, Quetzaltenango, Guatemala. Recuperado de http://re-
cursosbiblio.url.edu.gt/tesisjcem/2016/05/84/Farfan-Jessica.pdf

Fundación Telefónica. (2016). Compilación del método fónico, analítico, Sintético (FAS). Nicaragua:
Movistar.

Sánchez de Medina, C. (2009). La importancia de la lectoescritura en educación infantil. Recuperado


de https://archivos.csif.es/archivos/andalucia/ensenanza/revistas/csicsif/revista/pdf/Numero_14/
CARMEN_SANCHEZ_1.pdf

11