Está en la página 1de 21

Las prácticas escolares

de los educadores físicos

Hilda Berenice Aguayo Rousell*

El presente artículo forma parte de una investigación más amplia que Palabras clave
analiza las prácticas escolares de los educadores físicos en el entorno de
la vida cotidiana, particularmente en el espacio de las clases en el patio. Acciones
Se ahonda en el sentido que el docente otorga a las múltiples acciones que Prácticas
desarrolla durante los procesos de enseñanza-aprendizaje de las habilida- Sentidos
des motrices. Se indaga cómo las acciones sociales se originan y dan lugar
a un conjunto de prácticas y comportamientos que los profesores repro- Educadores físicos
ducen durante la sesión, las cuales son determinantes para el logro de los Clase
aprendizajes motrices. Su principal característica es que dichas prácticas
están permeadas por múltiples formas de pensamiento como creencias,
valores, prejuicios e ideales, que conforman el ser docente y determinan
el sentido de sus acciones cotidianas. Se describe la metodología, deli-
neando las diferentes etapas del proceso, el método, la aplicación de los
instrumentos para el acopio de información y el procedimiento para el
análisis e interpretación de los datos; y en la exposición de los resultados
se privilegia la descripción y narración de los hechos y acontecimientos
como característica fundamental de los estudios cualitativos.

This article is part of a wider research which analyzes the school practices Keywords
of physical education teachers in daily life, and more particularly dur-
ing schoolyard teaching. It proposes an in-depth study of the sense given Actions
by the teacher to the multiple actions carried out during the teaching- Practices
learning processes of motor abilities. The author investigates how the so- Senses
cial actions start and gives rise to a whole of practices and behaviors that
professors use to reproduce during the performance, which are deciding Physical education
to achieve motor learning. Its main feature is that this kind of practices teachers
are pervaded by multiples ways of thinking such as beliefs, prejudices and Classroom performance
ideals that make up being a teacher and establish the sense of their daily
actions. The author describes the methodology, outlining the different
stages of the process, the methods, the application of the tools for analysis
and data interpretation; in the presentation of the results she prioritizes
description and narration of the facts and events as the main features of
the qualitative studies.

Recepción: 24 de junio de 2009 | Aceptación: 2 de agosto de 2009


* Doctora en Pedagogía, UNAM. Profesora investigadora, Escuela Superior de Educación Física, SEP.
CE: hildaberenice20@hotmail.com

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM 97


Introducción Cuando en la escuela el docente de edu-
cación física es un profesional en su trabajo
En el marco de la educación actual, particu- y desempeña su tarea educativa con calidad
larmente en el ámbito de la Educación Física, y eficiencia, el alumno satisface sus necesida-
es necesario ahondar en el conocimiento de des de movimiento experimentando placer
las prácticas de los educadores físicos a fin de e inclinación hacia la práctica de actividades
entender las características que adquiere la físicas, actitudes que se prolongarán durante
clase de Educación Física que se proporciona toda su vida. Sin embargo, cuando las actitu-
a los alumnos de educación básica. No todas des y comportamientos del profesor se alejan
las escuelas pertenecientes al nivel de educa- de lo establecido y sus prácticas son contrarias
ción básica —preescolar, primaria y secunda- a lo esperado, los alumnos responden con in-
ria— tienen asignado profesor de esta materia, disciplina e indiferencia hacia la clase, lo que
y aquéllas que sí cuentan con el servicio, en repercute en su poca inclinación hacia la acti-
muchos casos únicamente alcanzan una se- vidad física escolar y, en general, hacia el ejer-
sión de clase a la semana y en algunas escuelas cicio físico durante la etapa de madurez.
dos, lo que equivale a 90 minutos a la semana En la escuela, la clase de Educación Física
aproximadamente. Si ello se contrasta con el es el espacio ideal para profundizar en esta
número de horas que el escolar pasa sentado problemática, porque es precisamente durante
ante el televisor o en situaciones de inmovi- las sesiones en el patio donde el docente des-
lidad y sedentarismo, se entenderá el origen pliega un conjunto de prácticas que inciden
y la dimensión del problema. En las escuelas en los procesos de enseñanza-aprendizaje de
secundarias la sesión está incorporada curri- las actividades motrices, en el aprecio hacia
cularmente como asignatura obligatoria, por la práctica de estas actividades y en la confor-
lo cual se imparten dos sesiones de 50 minu- mación de la imagen social de la profesión.
tos de clase a la semana para los adolescentes, Las prácticas escolares que desarrolla el edu-
quienes por las características de sus cambios cador físico, en gran medida son resultado del
corporales requieren mucho más tiempo de devenir histórico de la educación corporal,
actividad física semanal. pero también inciden factores como el perfil
La educación física como campo discipli- y trayectoria profesional, la edad, las condicio-
nario y como espacio para la adquisición de co- nes de trabajo, el salario y los estímulos, entre
nocimientos ocupa un lugar secundario en el otros. Dichas prácticas podrán acercarse o no
currículo escolar y en las prioridades de las au- a lo establecido en un programa curricular y a
toridades educativas; además, es notoria la falta lo recomendado por los teóricos especialistas
de reconocimiento social y profesional hacia del campo; su principal característica es que
este campo de conocimiento. Muchos factores están permeadas por múltiples formas de pen-
han contribuido para tal situación: la preemi- samiento como creencias, valores, prejuicios e
nencia de la cultura académica sobre la cultura ideales que conforman el ser docente y deter-
física; la carencia de hábitos de actividad física minan el sentido de sus acciones cotidianas.
en la población; el desconocimiento de la im- Por tanto, es necesario acercarse a los ac-
portancia de la actividad física en la calidad de tores, los docentes y los alumnos, los que inte-
vida de las personas y en la prevención del se- ractúan, se relacionan, conforman la vida so-
dentarismo, así como el papel fundamental del cial escolar y, en resumen, retratan de manera
ejercicio físico para contrarrestar la obesidad fidedigna las tradiciones, hábitos y prácticas
y enfermedades crónico-degenerativas como que el docente incorpora, reproduce y socia-
la diabetes, la hipertensión arterial, el cáncer y liza en la interrelación con dicho grupo. En
algunas de las enfermedades del corazón. tanto no se reconozcan los múltiples sentidos

98 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
que los actores —docentes y alumnos— otor- requirió de un acercamiento teórico a la génesis
gan a sus prácticas cotidianas en la sesión de de la acción social, como antecedente obligado
clase, los intentos por profesionalizar este para el estudio de las prácticas. Para Weber,
campo pedagógico serán infructuosos, pues la acción es toda conducta humana, pero la
se desconoce lo que realmente sucede en los acción social es “una acción en donde el sen-
intersticios de la dinámica social en el espacio tido mentado por su sujeto o sujetos está re-
de la clase de educación física. ferido a la conducta de otros, orientándose
Los objetivos en esta investigación son por ésta en su desarrollo” (Weber, 1964: 5).
profundizar en el nivel micro del escenario Entendida como el obrar cotidiano que se des-
educativo para comprender el significado de pliega en el marco de la vida social, la acción
las acciones particulares de los actores y la social se desarrolla estableciendo relaciones
dinámica de los procesos sociales en el mar- de diversos tipos entre los seres humanos que
co de la vida cotidiana escolar. Asimismo, comparten un espacio social. Las acciones dia-
comprender las prácticas profesionales del rias, repetidas cotidianamente, se convierten
educador físico en la sesión de clase, a fin de en hábitos y costumbres que dan lugar a las
reconstruir su sentido y entender cómo se en- prácticas. Las prácticas sociales se definen como
treteje la trama de la vida social escolar en este el conjunto de acciones que los sujetos desarro-
ámbito pedagógico. llan en sus relaciones sociales, y son expresadas
En la institución escolar los profesores de en actitudes y comportamientos observables;
educación física desarrollan su trabajo en es- son acciones objetivas, modos de apropiación y
trecha vinculación con el resto de la estructu- procesos de construcción de sentido. Las accio-
ra escolar; es decir, la planeación y realización nes —lo pensado o proyectado por el actor— y
de sus actividades depende en gran medida de los actos —las acción concluidas— son produc-
otras, como las programadas por el docente de to de una compleja elaboración social, de una
aula, las relacionadas con los festejos, conme- abstracción de elementos culturales y sociales
moraciones, ceremonias cívicas y concursos (Luckmann, 1996). La comprensión de la acción
de diversos tipos, lo que impide que su trabajo social implica entender el sentido que el actor
sea totalmente autónomo e independiente del otorga a sus actos.
resto de las actividades escolares. La tarea de quien investiga consiste en en-
Las prácticas escolares de los educadores tender la dirección o sentido de las acciones
físicos son resultado de una compleja cons- y prácticas que llevan a cabo las personas en
trucción social en donde la subjetividad de su entorno inmediato, esto es, en su mundo
los actores (sus creencias, valores, prejuicios y cotidiano o espacio de acción. Aprehender el
saberes), tiene un papel central. Profundizar sentido de lo que se hace y las múltiples for-
en el nivel micro del escenario educativo, in- mas como se hacen es la tarea del investigador.
terpretando el sentido de las acciones particu- Al analizar la estructura de sentido común
lares de los docentes de educación física, per- en la vida cotidiana, Schutz (1974) establece que
mitirá comprender sus prácticas y entender la la realidad es interpretada por los hombres y
dinámica de los procesos sociales en la vida adquiere un significado subjetivo que les per-
cotidiana escolar. mite pensar y actuar, actos que se concretan
en prácticas que no son independientes ni au-
Metodología tónomas, sino generadas en el contexto de la
vida social. Profundizar en el estudio de la rea-
Perspectiva teórica lidad social es entender la subjetividad del ac-
Para la aprehensión de las prácticas que rea- tor captando el sentido que la acción tiene para
liza el educador físico en el entorno escolar se él. Siguiendo a Schutz (1974), el mundo social

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 99
y cultural es intersubjetivo, tiene un sentido trabajo. Es allí donde despliega una serie de
particular y una estructura de significados. prácticas que desarrolla en múltiples procesos
Los actores interpretan ese mundo a partir de interacción que caracterizan su vida social
de su conocimiento de sentido común —nivel y el entorno profesional. Sin embargo, poco se
de interpretación de primera mano—, pero es sabe acerca de las variadas formas en las que
posible construir otro nivel de interpretación el educador físico asume su rol y sobre los di-
—de segunda mano— que es la tarea de los in- versos mecanismos, dispositivos, estrategias
vestigadores en ciencias sociales. y tácticas que utiliza en su cotidianidad para
Continuando con esta tradición teórica, afirmarse o constituirse como parte de un
Berger y Luckmann (2005) consideran que la grupo o para diferenciarse de él.
sociología del conocimiento se centra en co- La comprensión del significado subjetivo
nocer aquéllo que los seres humanos de un de estas prácticas es el punto central en esta
grupo o una comunidad que comparten un indagación.
territorio, reconocen como conocimiento y El trabajo profesional del educador físico
realidad. Estos autores analizan los procesos se caracteriza por transmitir saberes prin-
como un cuerpo de conocimientos establecido cipalmente en el nivel del “saber-hacer”, es
como realidad y profundizan en las múltiples decir, saberes prácticos, también llamados
formas en que dicha “realidad” es aprehendida procedimentales. Su campo de trabajo no
por el hombre de la calle. No se trata del cono- es un área en donde predominen los saberes
cimiento especializado —el del filósofo o el del conceptuales y/o actitudinales; si bien éstos
científico— sino el de la persona común. están presentes y se trabajan como parte de
Profundizar en el análisis de la vida social los contenidos programáticos, no son los que
que se vive en la escuela tratando de compren- predominan en el currículo.
der las prácticas del profesor de educación Ahora bien, dado que los conocimientos
física implica entender las diversas formas que cotidianamente transmiten estos pro-
de pensamiento que originan un conjunto fesores son fundamentalmente prácticos, el
de prácticas que se desarrollan en el entorno tipo de pensamiento que desarrollan también
escolar. Berger y Luckmann (2005) establecen tiende a ser práctico. Sus necesidades profesio-
que existe una estrecha vinculación entre el nales le exigen resolver y actuar en el ámbito
pensamiento humano y el contexto social en de habilidades y destrezas motrices, que nece-
el que se origina dicho pensamiento. Las re- sariamente son actividades prácticas. Las rela-
laciones que el docente construye con sus se- ciones sociales que establece en el entorno con
mejantes tienen un papel determinante en sus sus pares (caracterizados también por este tipo
formas de pensar y actuar. de pensamiento), sus intercambios, opiniones,
En la escuela el educador físico realiza una creencias y representaciones se sustentan en
práctica social que está determinada por un un pensamiento con tendencia pragmática.
conjunto de relaciones que instaura con los El mundo social de los educadores físi-
otros en el marco de la vida institucional. Es cos está impregnado por este conocimiento
transmisor de un acervo de conocimientos de “sentido común”, el cual inunda su pen-
y saberes particulares de su ámbito profesio- samiento y guía sus prácticas escolares. Por
nal. Su mundo es “la realidad” y tiene “certe- tanto, es indispensable conocer las diversas
zas” sobre ese mundo, sus conocimientos y formas en que la realidad social se construye
creencias los da por establecidos. Su prácti- en este ámbito educativo, para intentar com-
ca profesional cotidiana se lleva a cabo en el prender los diversos significados que se des-
patio escolar; este espacio, “territorio plural”, pliegan en este campo profesional. Al respec-
como lo denomina Pavía (2005), es su lugar de to, Berger y Luckmann (2005) enfatizan:

100 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
Las formulaciones teóricas de la realidad, ya actores centrales en esta investigación son los
sean científicas o filosóficas, o aun mitológi- educadores físicos, porque interesa entender
cas, no agotan lo que es “real” para los compo-
nentes de una sociedad… lo que la gente “co- el sentido de sus prácticas, también se inclu-
noce” como “realidad” en su vida cotidiana, yeron como informantes dos supervisoras del
no-teórica o pre-teórica… este “conocimien- área, tres directivos de las escuelas primarias
to” constituye el edificio de significados sin el
cual ninguna sociedad podría existir (Berger
en donde laboran estos docentes y dos funcio-
y Luckmann, 2005: 29). narios de nivel medio de la Dirección General
de Educación Física. Esta decisión de incorpo-
rar otros informantes se tomó por la necesidad
Sujetos de conocer lo que piensan “los otros” acerca
La investigación se realizó con cinco docentes del trabajo del profesor y poder contrastar los
de educación física con nivel de licenciatura, testimonios de los docentes con los de otras
cuatro hombres y una mujer, que cuentan con personas relacionadas directamente con su
cinco años de servicio como mínimo. Se eligió ámbito profesional. A continuación se presen-
a los profesores por azar y se les invitó a partici- ta un concentrado con las características de los
par voluntariamente en el estudio. Aunque los docentes participantes en la investigación:

Clave Edad Sexo Formación profesional Años de Horas


servicio clase
Ma-01 35 años Femenino Licenciada en Educación Física, profesora de danza moderna y 13 años 12 horas
coreografía
Mo-02 37 años Masculino Licenciado en Educación Física, entrenador de futbol 14 años 32 horas
Mo-03 29 años Masculino Licenciado en Educación Física 5 años 12 horas
Mo-04 35 años Masculino Licenciado en Educación Física 7 años 41 horas
Mo-05 39 años Masculino Licenciado en Educación Física, entrenador de futbol 10 años 19 horas

Contexto instrumentos para el acopio de información:


Las instituciones seleccionadas son escue- diario de campo, observaciones, videograbacio-
las primarias públicas del turno matutino y nes y entrevistas. Se realizaron observaciones a
vespertino en el norte del Distrito Federal. las clases de los profesores de Educación Física
La zona aledaña a las escuelas es de nivel so- en el patio durante 60 horas y 500 minutos de
cioeconómico medio y medio bajo. Las casas videograbación. Posteriormente se llevó a cabo
cercanas a las escuelas son propias y unifa- la transcripción detallada de las observaciones
miliares: viviendas de una o dos plantas, con y videograbaciones para tener un registro sis-
construcciones sencillas y modestas. Sin em- temático de los acontecimientos. También se
bargo, muchos de los alumnos que asisten a observaron situaciones de interacciones de los
estas instituciones no viven en esta colonia, docentes con el resto del personal durante su
sino que pertenecen a una zona de asenta- estancia en la escuela, con los padres de familia
mientos irregulares, con viviendas construi- y en algunos eventos fuera de la sesión de clase.
das con materiales como láminas de cartón. Con la información reunida se procedió a
Se les denomina la colonia de “los paracaidis- ubicar hechos o situaciones relevantes con el
tas” y se sitúa en zonas más alejadas. propósito de identificar categorías prelimina-
res, que a su vez proporcionaran datos para la
Método formulación del guión de entrevista.
El trabajo de campo se desarrolló de agosto El guión de entrevistas se diseñó con la
de 2006 a junio de 2007. Se utilizaron diferentes información obtenida durante las primeras

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 101
observaciones y videograbaciones. Contiene del área de conocimientos específica
cuatro aspectos de información general: 1) como especialista de educación física.
datos del entrevistado; 2) formación y trayec-
toria profesional; 3) organización de la clase; Análisis de datos
y 4) contenidos curriculares, los cuales deri- Una vez realizada la transcripción de las ob-
varon en 17 preguntas que conformaron la servaciones y de las videograbaciones se pro-
entrevista estructurada. Se realizaron cinco cedió a concentrar la información de cada
entrevistas a los profesores de educación físi- docente por separado. Se elaboró un listado
ca y siete a informantes clave: tres directores de los aspectos relevantes de cada sesión y pa-
de las escuelas participantes, dos superviso- ralelamente se anotaron los comentarios que
res de educación física, un jefe de sector y una se hicieron el día de la observación o a lo largo
directora de área de la Dirección General de de la trascripción.
Educación Física. Se procedió a la transcrip- Para la organización y el análisis de los
ción de las entrevistas asignando una clave a datos en este primer momento se elaboraron
cada instrumento con el fin de organizar el tablas para la concentración de la informa-
material e iniciar su exploración y estudio ción en las cuales se anotaron los siguientes
para la identificación de las primeras catego- elementos:
rías de análisis.
a) aspectos relevantes de la 1ª. observación;
Procedimiento b) aspectos relevantes de la 2ª. observación;
En la construcción del objeto de investigación c) aspectosrelevantesdelavideograbación;
se consideraron tres fuentes principales: d) situaciones y/o comportamientos
recurrentes;
a) la codificación de datos, analizando la e) primeras categorías —llamadas preli-
información empírica obtenida en el minares— que permitieron ubicar las
trabajo de campo y elaborando dife- áreas o situaciones que por su trascen-
rentes tablas para la concentración de dencia o impacto requirieron mayor
los datos; atención.
b) las categorías teóricas construidas du-
rante el proceso de indagación; A partir del análisis de la información se
c) los constructos teóricos y referenciales hizo una nueva depuración, destacando los
que se poseen acerca del objeto, tanto aspectos relevantes y las categorías prelimi-
en el nivel de lo metodológico, en tan- nares y reduciendo los datos a dos columnas,
to la experiencia en investigación, y como se presenta en la Tabla 1:

102 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
Tabla 1. Aspectos relevantes y categorías preliminares

Aspectos relevantes/comportamientos recurrentes Categorías preliminares (situaciones con las que se


relacionan los comportamientos recurrentes)
Exclusión de los alumnos Disciplina, organización de la clase
Actividades repetidas en diferentes grupos Cansancio del profesor, falta de planeación,
improvisación
Organización de las actividades Estructura de la clase
Estructura de la sesión Planeación didáctica
Uso del espacio Organización de las actividades
Actitudes de los alumnos Organización de las actividades, interés hacia la clase,
motivación
Actitudes del profesor Motivación, planeación didáctica
Ejercitación corporal Concepciones sobre el cuerpo
Disciplina Organización de las actividades
Aprendizajes motrices Objetivos y contenidos programáticos
Supervisión de las actividades Actitudes del profesor, perfil profesional, planeación
didáctica
Contenidos conceptuales, procedimentales, Objetivos programáticos, organización de las
actitudinales actividades
Uso del material didáctico Organización de la clase, objetivos de la sesión
Uso del tiempo (actividades deportivas) Estructura de la sesión, objetivos, planeación didáctica
Improvisación Planeación didáctica
Tiempo libre (juego) Estructura de la clase, objetivos, actitudes del profesor
Ejercicios de orden y control Disciplina, concepciones acerca del cuerpo
Tiempo de jugar Organización de las actividades, actitudes del profesor,
perfil del profesor

Con la realización de las entrevistas, y escolar, tipos de contenidos, principales ac-


como resultado del análisis de la informa- tividades en la clase, papel del juego, tiempo
ción, se determinó que los aspectos con ma- libre y comentarios del profesor.
yor impacto —por el número de veces que los Con la depuración de las categorías preli-
cita el profesor y/o por la trascendencia que minares se procedió a analizar la información
adquieren para los actores— se convirtieran obtenida tanto en las observaciones como en
en 24 categorías preliminares que se citan a las entrevistas.
continuación: antigüedad, situación laboral,
formación profesional, cuerpo eficiente, con- Codificación de datos
diciones de trabajo docente, trayectoria pro- Con la información derivada de las entrevis-
fesional, cuerpo en la clase, clases repetitivas, tas se elaboraron las siguientes tablas para fa-
rutinarias o monótonas, características del cilitar el manejo de los datos:
buen profesor, estructura de la clase, planea-
ción didáctica, improvisación, objetivos de la a) Concentración de datos de entrevistas
clase, control de grupo, indisciplina y exclu- a docentes (CDEDO).
sión, ejercicios de orden y control, valores en b) Concentración de datos de entrevistas
la clase, valores del juego, valores del deporte a supervisoras (CDES).

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 103
c) Concentración de datos de entrevistas Triangulación de datos
a directivos (CDEDi). El proceso de triangulación de datos se traba-
d) Concentración de datos de entrevistas jó en dos niveles:
a funcionarios (CDEF).
Primer nivel. Se realizó una contrastación
Posteriormente se elaboró un cuadro de entre las categorías propias y las categorías
doble entrada en el cual se concentraron las construidas por otros investigadores para es-
categorías preliminares, las claves y las pági- tablecer ciertos niveles de validación (Bertely,
nas de los testimonios de las transcripciones 2004), situando los hallazgos propios en el pa-
de cada entrevista, con el fin de ubicar los re- norama de la investigación de otros teóricos
ferentes empíricos textuales relacionados con del campo con respecto al objeto de estudio,
los diferentes aspectos a interpretar. como se presenta en la Tabla 2.

Tabla 2. Triangulación de datos (primer nivel)

Categorías propias Categorías teóricas de otros investigadores


¿Jugar para entretener? Uso del tiempo en la clase. Piéron (1999) analiza la forma
como el profesor emplea el tiempo durante la clase.
Planear/improvisar: dos constantes de la sesión Planeación didáctica. Torres Solís (1998) subraya la
importancia de la planeación y organización de la clase
para alcanzar los objetivos programáticos.
Tiempo organizado/tiempo perdido Estructura de la sesión. Torres Solís (1998) analiza
detalladamente las diferentes formas que puede adoptar
la clase dependiendo de los objetivos de la misma.
Indiferencia/cansancio del docente Actitudes del docente. Florence et al. (2000)
fundamentan, desde las características de la educación
física, el pensamiento y los comportamientos del
docente, determinados por factores como la edad, la
preparación profesional, las expectativas y el contexto
escolar, entre otros.

Segundo nivel. Se realizó un proceso de con- y en los diversos procesos de interacción que
trastación (Coffey y Atkinson, 2003) entre las establece en las sesiones de clase en el patio. Se
acciones y prácticas que desarrolla el profe- pretende mostrar cómo se van articulando las
sor en el patio (documentadas a través de las prácticas habituales, describiendo la vida diaria
observaciones y videograbaciones) y los testi- y develando “las señales entre las cuales se des-
monios del mismo profesor acerca de lo que él pliega una acción” (De Certeau, 1996: XXXIX)
piensa que hace, obtenidos a través de las en- con cierto sentido para el profesor. Las descrip-
trevistas. También se estableció la contrasta- ciones se centran en las prácticas cotidianas de
ción para relacionar las observaciones con las los docentes, intentando entender sus sentidos
prácticas del profesor en el patio y lo que dicen particulares, sus significados y dimensiones.
“los otros” —directivos, supervisoras y funcio- La persona establece relaciones con sus
narios— acerca de las prácticas del profesor. semejantes, participa con los demás y realiza
intercambios en los diferentes ámbitos de la
Resultados vida social. Los acontecimientos y sucesos de
Esta investigación pretende abordar las prác- su vida diaria están enmarcados en la vida del
ticas comunes, y las maneras de hacer del edu- grupo, lo cual limita las posibilidades de actos
cador físico durante su estancia en la escuela totalmente libres en la realización de acciones

104 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
individuales. Profundizar en el estudio de las en las múltiples dimensiones de la sesión: la
prácticas del educador físico conduce a anali- estructura de la clase, la organización de las
zar minuciosamente los acontecimientos que actividades, los comportamientos e interven-
suceden durante la sesión de clase, enmarca- ciones del profesor y de los alumnos, el senti-
dos en el contexto de la vida institucional. do de la planificación, los aprendizajes motri-
Una sesión de clase en el patio escolar, ces, la distribución del tiempo, el significado
contrariamente a lo que podría pensarse, se que adquieren el juego y el tiempo libre, y el
caracteriza por su complejidad; en ese con- papel del orden y la disciplina en el entorno de
texto se dan numerosas situaciones que se su- la clase. En este artículo sólo se expone el pri-
ceden muy rápidamente y en donde los parti- mer aspecto de los resultados, vinculado con
cipantes —alumnos y profesor— desarrollan la planeación de las actividades docentes y los
multiplicidad de interacciones de enseñanza, aprendizajes motrices.
de aprendizaje y de relación social. En la par-
ticularidad de ese espacio social se muestran Planear-improvisar:
actitudes y comportamientos que difícil- dos constantes en el patio
mente se repetirán en otro escenario. El lugar Las características del trabajo docente en edu-
abierto y la libertad para moverse estimulan cación física exigen necesariamente un perio-
en el educando la libre expresión motriz y am- do de planeación previo a la sesión en el patio,
plían sus posibilidades para actuar de manera ya que una vez allí las decisiones son cruciales
libre y espontánea. y deberá tomarlas el profesor en tiempos muy
Estudiar los acontecimientos que ocurren cortos, casi en instantes, por la rapidez con que
durante la clase permite entender la compleja se suscitan los acontecimientos. Las sesiones
dinámica social que se instituye e identificar de enseñanza de las actividades físicas requie-
los múltiples sentidos que los actores —pro- ren de una organización clara y precisa que
fesores y alumnos— confieren a sus acciones. inicia desde que el profesor piensa e imagina la
Las acciones están enmarcadas en un contexto clase, previa a su interacción con los alumnos.
social, pero el individuo, al ser el ejecutante de La trascendencia de la planificación en la
dichos actos, tiene la posibilidad de elegir se- enseñanza de las actividades físicas se sitúa
guir las reglas establecidas por el orden social en la delicada tarea de elaborar objetivos de
o cuestionarlas y transgredirlas (Luckmann, acuerdo con las necesidades e intereses mo-
1996). Así, en las actitudes y comportamientos trices de los alumnos, en seleccionar las ac-
de los docentes y alumnos durante la clase se tividades idóneas acordes a dichos objetivos,
observan múltiples situaciones que se juegan en la adecuada elección de la metodología
en torno a esta posibilidad. didáctica y en las estrategias de evaluación
Una sesión de enseñanza en el patio se para dar seguimiento a los avances y logros
caracteriza por tener un objetivo central, pre- motrices alcanzados.
viamente determinado en el nivel de las habi- Kneer (1986) realizó diferentes estudios
lidades motrices y objetivos complementarios con 128 profesores de educación física del
en las áreas de desarrollo personal, orgánico- nivel de secundaria con el propósito de pro-
funcional, técnico-deportivo y de relaciones fundizar en sus comportamientos sobre
sociales. Se pretende desarrollar la condición áreas como la planificación, los procesos de
física de los alumnos, las habilidades motrices enseñanza-aprendizaje y la evaluación. Los
y deportivas y la educación para el tiempo li- resultados destacan la situación que muestran
bre, entre otros objetivos. los docentes de educación física hacia las ac-
Para comprender el significado de lo que tividades de planeación: en 96 por ciento de
acontece en el patio se requiere profundizar los casos investigados hay una ausencia de

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 105
redacción de una programación; 6 por ciento Por una parte los docentes saben que es
no cree en ella; 55 por ciento la considera inne- un requisito administrativo, sin embargo,
cesaria y 3 por ciento confesó sentirse incapaz aun cuando planear puede ayudar en la orga-
de realizarla. Sin embargo, en sus programa- nización de las actividades y en el logro de los
ciones destaca la habilidad para utilizar pro- objetivos facilitando la tarea del profesor, no
gresiones para aprendizajes muy complejos, logran incorporarlo como recurso pedagógi-
aun cuando gran parte de ellos confiesan no co en su trabajo diario y lo realizan más por
utilizarla para sus sesiones de clase. cumplir con un trámite que por estar conven-
Muchas son las razones que se argumen- cidos de su utilidad.
tan en favor de la planeación de las activida- Uno de los profesores comenta sobre la
des docentes; sin embargo, al adentrarnos en falta de planeación de objetivos y su estrecha
la vida diaria de las escuelas, la dinámica de la vinculación con la improvisación, como un
sesión nos ilustra acerca de los múltiples senti- recurso generalmente presente en las sesiones
dos que otorgan a la planeación los profesores. de clase:
Una maestra con 12 años de antigüedad en el
servicio docente en el nivel de primaria, co- …la improvisación … habrá gente que sí la use
menta su percepción acerca de la utilidad de así, como algo normal, algo que se debe hacer,
pero habrá algunos otros, o habemos algunos
la planeación y las acciones de los docentes otros, que no; sí lo hacemos, no digo que no, sí
con respecto a ésta, así como su relación con lo hacemos, pero no clase con clase, como yo
la situación del momento, que en muchas oca- le digo, yo sí planeo… a veces desde la forma
de que no planeamos, pues yo pienso que si
siones lleva a la improvisación: no planeo, pues menos tengo los objetivos, si
yo no estoy planeando pues no estoy hacien-
Yo lo considero más un requisito administra- do bien las cosas y si no estoy planeando, pues
tivo, porque nosotros tuvimos un inspector no tengo ningún objetivo a seguir… porque a
que nunca nos pidió un plan de clase, venía y veces ni siquiera hay objetivos, o sea, cómo los
nos decía: “¿se les ofrece algo?”, pero nunca nos voy a alcanzar si ni siquiera tengo un objetivo.
revisó un plan de clase, ni nos decía, “pues éste El profesor que no tiene un objetivo, pues a lo
es el formato, a ver, hagan su formato…”. Sí lo mejor solamente eso, utiliza la improvisación
planea uno, aunque no lo escribe. Después para salir del día (EMo-09).
vino otra inspectora y nos dijo: “es a fuerzas, y
si no lo traen es como si no trabajaran, como si
nada más estuvieras inventando…”, pero eso Como puede leerse, algunos sí improvisan
no es cierto, porque sí lo planeamos, pero es de manera rutinaria, otros sólo en ocasiones.
más administrativo. Uno trae en la cabeza lo
planeado y ya uno dice hoy voy a ver esto o Algunos sí planean, pero muchas ocasiones
esta semana voy a trabajar con este material, no respetan la planeación. Si no se planea, no
voy a ver esto; pero más bien se improvisa puede haber objetivos, por eso la improvisa-
un poquito, más en la clase por las mismas
circunstancias, que no vinieron todos, que ción se convierte en un recurso común utili-
salieron más tarde, que ya el tiempo es muy zado por los profesores para “salir del día”.
reducido… (EMa-08) Otro de los profesores entrevistados nos
ofrece su punto de vista sobre la necesidad de
Como se observa en el testimonio de la presentar la planeación para cumplir con los
profesora, la planeación más que un docu- requerimientos administrativos y poder con-
mento de apoyo técnico para dar seguimiento cursar en el estímulo de carrera magisterial:
al aprendizaje de los alumnos, en muchas oca-
siones se convierte en un requisito adminis- La planeación la hago más por requisito, por-
trativo que el profesor entrega con el propósi- que me lo exigen, me lo piden para la carrera
magisterial; tenemos que entregar nuestros
to de cumplir, pero que pocas veces le otorga planes, nuestros avances programáticos,
sentido y dirección a su trabajo en el patio. nuestro plan anual para estarnos evaluando

106 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
en carrera magisterial. A veces sí lo plasma-
mos, pero no se lleva, por muchas situaciones; De Certeau (1996) analiza la utilización de
a veces por nosotros mismos y a veces por la estos mecanismos —que él denomina “tácti-
actitud de los niños… como yo le comentaba cas”— en las acciones cotidianas de la perso-
a la supervisora, de qué me sirve decir que sí
hago mi planeación, si a la hora de estar en el
na, asignándoles un sentido diferente al que le
patio ya no la llevo a cabo… a veces los niños otorgan los diseñadores:
vienen con una actitud que es muy difícil con-
trolar algunos grupos y bueno, al menos yo La presencia y la circulación de una represen-
tomo una opción: meternos a diferentes jue- tación (enseñada como el código de la promo-
gos donde los niños se relajan y con la euforia ción socioeconómica por predicadores, edu-
que tienen pues les encantan mucho los juegos cadores o vulgarizadores) para nada indican
y nos ayudan, nos facilitan el trabajo (EMo-11). lo que esa representación es para los usuarios.
Hace falta analizar su manipulación por parte
de los practicantes que no son sus fabricantes.
La planeación se realiza más como un Solamente entonces se puede apreciar la dife-
requisito administrativo porque en la prácti- rencia o la similitud entre la producción de la
ca la dinámica del contexto y de la situación, imagen y la producción secundaria que se es-
por diferentes factores, rebasa lo previamente conde detrás de los procesos de su utilización
(De Certeau, 1996: XLIII).
formulado. Se trata de dos momentos diferen-
ciados: la administración y la ejecución. Tal
parece que no hay vínculos entre uno y otro Así, el sentido original de la planeación
y que el maestro sabe que debe llenar formu- como un documento de orientación técnico-
larios y pensar en objetivos que no necesaria- administrativo, es manipulado y subvertido
mente respetará, porque el trabajo en el patio por los docentes, para quienes se convierte en
tiene una dinámica distinta a la plasmada en una posibilidad de lograr puntos para la ob-
un papel o en un ordenador. La cuestión de la tención de un estímulo económico, como el
planeación es un punto de divergencia entre programa de carrera magisterial.
las autoridades y los docentes. Los superviso- Los docentes de educación física realizan
res de educación física y los directores de las funciones sociales semejantes en diferentes
escuelas pueden exigirla —anual, semestral, contextos, su tarea profesional dirigida al área
mensual, semanal, diaria— a los profesores; de los aprendizajes motrices tiene elementos
ellos, en cambio, pueden elaborarla y entre- comunes significativos, lo que deriva en ti-
garla puntualmente, pero eso no garantiza pos de pensamiento muy semejante. Trabajar
que será utilizada para orientar sus acciones principalmente en el área de los contenidos
durante las sesiones de clase. procedimentales, el nivel del saber-hacer, de-
El análisis de las prácticas (las “maneras de riva en un tipo de pensamiento muy particu-
hacer”, como las llama De Certeau, 1996), per- lar vinculado con las áreas del conocimiento
mite entender la cultura de los grupos sociales pragmático.
como modos de operación o esquemas de ac- A este respecto, sobre las necesidades pro-
ción, como formas de contraposición que sur- fesionales de realizar trabajo eminentemente
gen y son utilizadas para subvertir las dispo- práctico y su vinculación con niveles de pen-
siciones del grupo dominante; en este caso, la samiento teórico y conceptual, comenta una
burocracia administrativa. Los profesores no supervisora del nivel de primarias:
pueden oponerse o rechazar las disposiciones
oficiales, como la elaboración del documento Hay una desvinculación de la teoría con la
de planeación, pero las subvierten mediante práctica. Cuando tú le dices al maestro que
utilice como método de enseñanza el descu-
su manera de utilizarla con fines y en función brimiento guiado, no puede vincularlo con lo
de referencias ajenas al sistema del cual no que cita Piaget, con lo que dice Vigotsky, con
pueden huir. lo que cita Chomsky, no lo vincula, se lo tienes

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 107
que hacer ver, entonces se dan cuenta de que es el mundo de la teoría y el de la práctica… Se
muy sencillo, pero si tú le dices que se estudie legitima una separación que implica también
todas esas teorías, pues lo único que hacen es jerarquía, entre “quienes conocen” y “quienes
guardar el documento, parece ser que tenemos aplican”. El fracaso de esta concepción jerár-
pleito con el lápiz. Ahora ya no digamos con el quica en la realidad de las aulas explica asimis-
lápiz, con la computadora y los correos elec- mo por qué un gran número de docentes con-
trónicos, que también son un medio que pue- sideran incomprensibles, abstractas e irreales
de ser explotado… el profesor planea, pero no todas las cuestiones de corte teórico. La teoría
con la vinculación que debería con el plan de aparece ante ellos y ellas como una “jerga lin-
trabajo. Hace como cinco o seis años se pidió güística” que no sirve para resolver ninguno
esto como un requisito administrativo, no un de los problemas con los que diariamente se
requisito pedagógico; la mayoría, si no es que tienen que enfrentar en el mundo de la prácti-
todos los maestros de cualquier nivel y en cual- ca. Incluso podríamos afirmar que perciben el
quier adscripción, hacen su plan de trabajo mundo de lo teórico como algo amenazador
anual, pero tiene nada más visos administrati- (Jackson, 1991: 19).
vos en donde reporta las actividades. Se puede
decir que es una introducción teórica que se Desde la perspectiva de las autoridades, la
fusilan de donde sea y de ahí es una agenda
o un cronograma, hasta ahí queda el plan de
planeación tiene un lugar más importante que
trabajo anual, pero no han podido vincularlo simple requisito administrativo. Algunos di-
como una herramienta docente que permita rectores de escuela expresan su satisfacción por
sustentar su quehacer pedagógico, todavía no, tener profesor de educación física aún cuando
no lo vinculan, pero de que todos elaboran su
planeación, todos la elaboran (ESa-02). no se involucran en cuestiones técnicas del
área, ni están totalmente de acuerdo con su tra-
El profesor realiza actividades eminente- bajo, ni con el número de días que se ausenta
mente prácticas porque enfrenta situaciones de las escuelas por diversas actividades organi-
que requiere resolver mediante acciones in- zadas por la coordinación administrativa. Una
mediatas casi siempre sustentadas en su expe- directora expresó su sentir sobre las constantes
riencia profesional; esa realización puede o no inasistencias de los profesores, quienes por di-
implicar un proceso de planeación y teoriza- ferentes razones (administrativas, personales,
ción previas. de salud, comisiones de las autoridades, etc.) se
En la mayoría de los casos el docente ausentan frecuentemente de la escuela:
puede prescindir de la lectura de textos es-
pecializados, de cursos de actualización, del No estoy de acuerdo en que haya tantas salidas
aprendizaje de nuevas teorías o de métodos de la escuela del profesor: concursos, comisio-
nes, juntas, y a mí como directora me preocu-
innovadores, porque piensa que ya posee la pa por la atención a los niños, pasa algo con las
experiencia profesional que le permite des- clases de educación física, como que quieren
envolverse con eficiencia en sus funciones. empezar ya avanzadas las clases y al terminar
también quieren terminar un poquito antes…
Así, poco a poco un pensamiento permeado (Eda-03).
por situaciones de carácter pragmático va
ocupando un lugar preponderante en el per- De Certeau (1996) explica las múltiples
fil del profesor, determinando sus creencias, formas como los consumidores revierten y
sus prácticas, sus formas de relacionarse e juegan con los mecanismos disciplinarios
interactuar con los demás. Siente que ya no de los que organizan el orden sociopolítico e
necesita planear las clases porque ya domina institucional:
los contenidos de enseñanza, la metodología a
emplear y las formas de organizar a los alum- Los usuarios trabajan artesanalmente —con
nos. Al respecto, Jackson (1991) señala: la economía cultural dominante y dentro de
ella— las innumerables e infinitesimales me-
tamorfosis de su autoridad para transformarla
…este tipo de conocimiento de carácter prác- de acuerdo con sus intereses y sus reglas pro-
tico… es fruto de admitir una separación entre pias… Estas “maneras de hacer” constituyen

108 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
las mil prácticas a través de las cuales los usua- Las investigaciones realizadas en esta di-
rios se reapropian del espacio organizado por rección han comprobado que existen relacio-
los técnicos de la producción sociocultural
(De Certeau, 1996: XLIV). nes significativas entre los comportamientos
observados en clase y las adquisiciones de
En el caso de los profesores de educación los alumnos (Piéron, 1999). También se esta-
física, éstos sí cumplen con su trabajo al aten- blece una vinculación directa entre los com-
der a los diferentes grupos en el patio; sin em- portamientos del profesor y los aprendizajes
bargo, utilizan diferentes tácticas, mecanis- logrados por los alumnos. Para que haya
mos o “maneras de hacer” para contrarrestar el aprendizajes motrices se tienen que estable-
cansancio físico, descansar y al mismo tiempo cer primeramente los objetivos a alcanzar y
atender a los alumnos, evitando de esa manera en función de dichos objetivos planear y or-
tener conflictos con las autoridades escolares o ganizar las actividades de clase; sin embargo,
que “los otros” piensen que no quieren trabajar múltiples factores inciden en la dinámica de la
o que no cumplen con su responsabilidad. sesión y en gran número de casos los objetivos
quedan de lado, soslayados por la dinámica
¿Qué se aprende en el patio? del contexto, de la situación y por las actitudes
Los aprendizajes motrices del propio docente. Al respecto, un profesor
¿Qué aprenden los alumnos durante las sesio- expresa a través de su testimonio lo que para
nes de clase? ¿Cómo mejoran las capacidades él significa alcanzar los objetivos curriculares:
físicas y las funciones orgánicas con las sesio-
nes de enseñanza? ¿Cómo repercute la par- …las actividades tienen que planearse de
ticipación en clase en la estimulación de sus acuerdo al objetivo que estamos buscando,
porque igual tal vez se me ocurre algo, pero no
capacidades motrices y en el logro de nuevas voy a estar cumpliendo al 100 por ciento mi
habilidades y destrezas motoras? Analizar la objetivo, tal vez cumpla un 40 por ciento y si
cuestión de lo que aprenden los alumnos en nosotros queremos que el alumno sea eficien-
te en ciertas actividades tenemos que hacer la
una sesión de enseñanza, durante el desarro- planeación al 100 por ciento de los objetivos…
llo de una unidad programática o a lo largo a veces no se pueden alcanzar, porque tam-
de un periodo escolar, resulta un problema en bién a veces no depende de lo planeado, sino
términos de valoración y de cuantificación. también de las características de los alumnos,
porque llega un momento en que el alumno
Conocer el nivel real de los aprendizajes mo- no trabaja o no quiere trabajar… algunos
trices es una problemática de gran dimensión, alumnos en esta zona, casi el 80 por ciento de
porque en la mayoría de los casos no existe un los padres trabajan y no están al pendiente de
sus hijos, entonces el hijo igual no puede cum-
proceso de seguimiento y evaluación para dar plir con el uniforme, puede venir sin tenis o
cuenta de los logros alcanzados en el ámbito no puede salir a clase porque se siente mal,
de las capacidades motoras. bueno, es uno de los pretextos porque luego a
la hora del recreo ya están corriendo, ahí es en
La eficiencia en la enseñanza de las activi- donde uno se da cuenta, entonces igual, mu-
dades físicas y deportivas ha constituido un chos niños son muy… cómo le puedo explicar
dilema en las últimas décadas para los espe- esa parte… muy dispersos en cuanto a la aten-
cialistas del campo. ¿Cómo hablar de éxito en ción y al respeto (EMo-10).
una sesión de clase? ¿Cuáles son los criterios
para determinar la eficacia en la enseñanza de Como puede observarse derivado del
las habilidades motrices? ¿Cómo saber si se testimonio del docente, la posibilidad de al-
obtienen resultados favorables en el aprendi- canzar los objetivos programáticos sale de
zaje escolar en un campo tan complejo como su control, no depende de su intervención
el de las actividades físicas, si la evaluación es como docente, ni de sus acciones, sino de
una debilidad del área? una serie de factores como las actitudes de los

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 109
alumnos, la situación familiar y las caracte- que suceden tan rápidamente. También in-
rísticas particulares, situaciones que él argu- fluye que las variadas tareas a desarrollar son
menta no puede resolver. Al respecto, Coffey abiertas, el gran número de alumnos a los que
y Atkinson (2003) señalan la importancia de hay que observar, el tiempo disponible para la
analizar el sentido de las narrativas particu- clase, y las diversas características y particu-
lares, como característica central en el trabajo laridades que pueden adoptar las actividades
interpretativo: motrices. Es muy común pensar que la sim-
ple ejercitación motriz ya lleva en sí misma
…considerar cómo ordenan y cuentan sus la adquisición de aprendizajes corporales; es
experiencias los actores sociales y por qué re- común escuchar entre algunos docentes: “el
cuerdan y vuelven a contarla como lo hacen.
La estructuración de la experiencia puede en- alumno de todos modos aprende algo”.
tonces analizarse en cuanto a los significados El éxito pedagógico en una sesión está
y motivos… las narrativas individuales están relacionado con factores como el nivel de de-
situadas dentro de interacciones particula-
res y dentro de los discursos institucionales,
sarrollo motor de los alumnos con respecto a
culturales o sociales específicos (Coffey y los aprendizajes motrices propuestos, la parti-
Atkinson, 2003: 67). cipación efectiva en las actividades de apren-
dizaje, las interacciones y la supervisión por
El testimonio del docente puede ubicarse parte del profesor. Estos factores, a su vez, se
en un contexto en donde, por las caracterís- vinculan con situaciones como la óptima uti-
ticas del grupo social, es viable considerar lización del tiempo y de los recursos disponi-
que los alumnos no aprenden por tener un bles, la información precisa y oportuna para la
ambiente familiar poco favorable. Así, las realización de las actividades, la observación
narrativas de los docentes pueden tener fun- sistemática de los comportamientos motores
ciones de identidad del yo (self), culturales, de de los alumnos y la retroalimentación que rea-
entretenimiento y moral. Estos autores tam- liza el profesor. Los logros en las adquisiciones
bién señalan la necesidad del investigador de motrices dependen prioritariamente de incre-
reconocer cuando los testimonios están da- mentar las oportunidades de aprendizaje, es
dos en función de explicar acontecimientos decir, del aumento en el tiempo dedicado a la
para justificar, legitimar y excusar las propias práctica de la habilidad motriz específica.
acciones del entrevistado. El docente aludido Los resultados de investigaciones rea-
trata de justificar la situación de no alcanzar lizadas con profesores de educación física
los objetivos del programa debido a situacio- (Denham y Lieberman, 1980) asocian las ad-
nes imputables a los demás, no a sí mismo. quisiciones de los alumnos directamente con
En el campo de la educación física, lograr situaciones que dependen exclusivamente del
óptimos resultados en los procesos de ense- profesor, como la planeación y la organiza-
ñanza depende de la combinación de diferen- ción de las actividades, la información breve
tes factores como la organización de la clase, y precisa sobre la tarea motriz, mayor tiempo
las interacciones alumno-profesor, la óptima de práctica independiente de los estudiantes,
utilización del tiempo, el uso eficaz de los re- autoridad académica y moral del docente, lo
cursos didácticos, las condiciones materiales que deviene en un mayor compromiso e im-
del patio, pero sobre todo, un factor determi- plicación del alumno durante la clase. Estos
nante es la personalidad y características del trabajos confirman de manera categórica que
profesor. la intervención del docente, sus actitudes y
Las consideraciones en este terreno son comportamientos son prioritarios en el senti-
muy complejas, pero sobre todo difíciles de do y significación que adquiere la sesión para
concretar por la multiplicidad de situaciones los estudiantes.

110 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
Piéron (1999) señala que en la enseñanza de Los niños tardan en obedecer las órdenes,
las actividades físicas el éxito o fracaso en los continúan su plática o sus juegos.
aprendizajes motrices depende de tres situa- “¡Voy a pasar lista!”, dice la maestra.
ciones principales:
Con voz medianamente fuerte empieza a
nombrar a cada niño:
• un alto porcentaje de tiempo dedicado
a la materia de enseñanza; “Alejandro, Quique, Carlos, Cristina…”, hasta
• un índice elevado de comportamien- terminar de nombrar a los 22 niños que for-
tos directamente relacionados con las man el grupo, mientras los demás ríen o co-
mentan entre sí.
tareas que hay que aprender;
• la creación de un ambiente cordial, de “¡Caminando alrededor del patio! ¡Tocándose
cooperación y de respeto al trabajo du- las rodillas!”
rante la realización de la clase. Los niños realizan los ejercicios alrededor de
la cancha de básquetbol; cuando han iniciado
En ocasiones el profesor pone a sus alum- el recorrido y se encuentran en un extremo
del área, la maestra se dirige al fondo del pa-
nos a correr y correr a fin de que se cansen y se tio, sube a un carro tipo deportivo, de modelo
note en su fatiga que verdaderamente se ejer- seminuevo y lo cambia de lugar, dejando el
citaron en clase; el sudor y el enrojecimiento área del zaguán libre. Lo coloca enfrente de
en la cara son muestras de que realizaron ac- otros automóviles y justo atrás de la cancha
de básquetbol, cerca del área en donde están
tividad física intensa. Sin embargo, cabe pre- trabajando los niños. En ese momento abren
guntarse por el sentido de dichas acciones; si el portón e ingresa un camión de basura en
bien las prácticas corporales mejoran por su el cual vacían los botes los encargados de
limpieza. Los niños observan atentos ambos
sola realización situaciones de coordinación acontecimientos, se empujan, ríen sin dejar de
y habilidad motriz, al ejercitar intensamente avanzar, pero no realizan los ejercicios que la
a los alumnos el profesor puede pretender que maestra les indica.
los otros —docentes, padres de familia, auto- “¡Laterales!”, grita la maestra.
ridades— asocien el cansancio extremo con la
eficiencia en la enseñanza. Mientras los niños realizan el arco atrás, ella
Sobre la necesidad de mantener el interés se acerca y saca a varios alumnos que no atien-
den. En total son cinco, y los coloca junto a ella
y la atención de los alumnos en las actividades enfrente de los demás.
de la clase, Piéron (1999) señala:
“¡Saltos al frente, cuenten ustedes!”, les dice
dirigiéndose al resto del grupo.
…el profesor eficaz es el que halla los meca-
nismos para mantener la implicación de sus Mientras realizan el ejercicio los alumnos
alumnos de forma apropiada para el tema y platican, ríen, se empujan, miran el camión
lo consigue durante un porcentaje de tiempo de la basura en el que continúan vaciando los
elevado, sin tener que recurrir a técnicas o botes. La maestra no se da cuenta, ni cambia a
intervenciones coercitivas, negativas o puni- los niños de lugar. El patio tiene una extensión
tivas (Piéron, 1999: 58). aproximada de 60 x 60 m y está desocupado.

“¡Ahora apoyan un pie sobre el bote!”, grita la


Durante una observación realizada en maestra.
una escuela primaria se registraron los si-
guientes acontecimientos con un grupo de Como el ejercicio resulta muy fácil los niños lo
hacen, pero aprovechan también para golpear
quinto grado con 23 alumnos: el bote, lo tiran o lo alejan, lo cual produce
mucho ruido y causa risas entre los compañe-
Los niños llegan corriendo al patio. La maes- ros. La maestra está al frente de ellos con los
tra los forma en fila dando indicaciones preci- brazos cruzados, recarga el peso de su cuerpo
sas: “¡tomar distancias! ¡Firmes!” sobre un pie en posición de descanso, observa

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 111
las acciones de los alumnos, no corrige a los Colocar un pie sobre un bote no implica
que lo ejecutan mal ni les llama la atención a mayor reto para un niño de 10 años, así que
quienes patean los botes (OMa-11).
busca otras posibilidades en su relación con
el objeto: lo golpea, lo aplasta, lo patea fuera
Este registro da cuenta de diferentes si- del área en convivencia con sus compañeros,
tuaciones, algunas fortuitas, que se presen- quienes lo imitan provocando nuevamente el
tan con frecuencia durante las sesiones. El clima de caos de la sesión. Ante tal situación
espacio abierto implica gran cantidad de la maestra ya no grita, ni se enoja, adopta una
distractores así como múltiples posibilida- actitud de indiferencia y resignación frente a
des de acción que son capitalizadas por la los acontecimientos y el comportamiento de
naturaleza lúdica del niño y su necesidad de los alumnos. Una situación como ésta nece-
movimiento. La presencia del camión de ba- sariamente provoca enojo y frustración, sin
sura atrae la atención de los alumnos, y si a embargo, ella lo enfrenta con una actitud de
ello se agrega que la profesora deja el grupo y indiferencia. Pretende mostrar que no le im-
sube a su automóvil para cambiarlo de lugar, portan los comportamientos de sus alumnos,
dichos acontecimientos son suficientes para ni sus aprendizajes motrices.
perder su atención en las actividades de cla-
se y buscar otras probablemente más intere- La organización de actividades…
santes para ellos. Cuando se pierde el control “quemar el tiempo”
del grupo, una reacción frecuente es alzar la Una de las situaciones que se argumentan
voz hasta llegar a los gritos y señalar, separar cuando se analiza el mínimo impacto que
y exhibir a aquellos alumnos que se consi- tiene la educación física en los hábitos de vida
dera son causantes de la indisciplina. Esta de los escolares, y en la sociedad en general, se
práctica, muy común entre los docentes del refiere al poco tiempo destinado a las sesiones
área, se realiza con el propósito de recobrar de clase. En países con altos niveles de desa-
el control del grupo, hacer sentir la autoridad rrollo como Francia, Inglaterra, Australia,
del profesor y que los demás alumnos vean lo Bélgica y Alemania, entre otros, los alumnos
que les puede suceder si no obedecen las in- tienen sesiones diarias de esta disciplina en
dicaciones. Sin embargo, aunque la profesora las etapas escolares básicas, mientras que en
regresa, grita y continúa dando indicaciones, educación media y superior la práctica de ac-
la atención de los alumnos ya está dispersa y tividades físicas es obligatoria como parte del
enfocada en otros acontecimientos. Si bien la proyecto de formación integral.
actitud de enojo de la maestra puede reper- En México, la educación física forma par-
cutir en el grupo y hacer que algunos pongan te del currículo escolar únicamente en edu-
atención y realicen los ejercicios, la siguiente cación básica; por diversos factores como la
actividad con los botes vuelve a provocar un planeación, el lugar que ocupa en el currículo
clima de caos y desorden en la medida en que escolar, el número de profesores, etc.: en se-
se les propone realizar actividades que para cundaria se imparten sólo dos sesiones de cla-
su nivel de desarrollo motor están ya supera- se a la semana de manera obligatoria. En las
das. Aquí habría que preguntarse por los ob- escuelas primarias se proporciona el servicio
jetivos de la sesión, dado que las actividades una vez a la semana y en algunas instituciones
no van acordes con la edad y las característi- dos veces, lo mismo que en el nivel preescolar;
cas motrices de los alumnos. La necesidad de sin embargo, como no es obligatoria puede
movimiento implica que el niño se incline por suceder que por diversos factores los alumnos
aquellas actividades que representan un reto, no tengan clase durante varias semanas o me-
una dificultad que él se esfuerza por superar. ses del año escolar.

112 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
En diferentes momentos los especialistas directividad que la función docente ha de
han considerado que si aumenta el tiempo tener, por los muchos accidentes y contra-
destinado a la asignatura se incrementará tiempos que pueden suscitarse durante la
también el impacto en la población escolar y sesión. Los raspones, las caídas y los golpes
los aprendizajes motrices de los alumnos se son situaciones cotidianas en el patio aun
elevarán; sin embargo, investigaciones rea- con la presencia y supervisión del profesor,
lizadas por expertos del área (Piéron, 1999) por lo que necesariamente él es responsable
ponen en tela de juicio tales afirmaciones. de lo que ocurre allí y el único que deberá to-
Los resultados de estos trabajos señalan que mar decisiones en momentos cruciales, que
el aumento del tiempo de clase no garantiza pueden ser desde suspender una actividad
necesariamente mayores logros en los apren- por contingencia ambiental hasta acudir a
dizajes de los estudiantes. Es verdad que existe los servicios de emergencia hospitalaria en
una correlación entre las adquisiciones de los caso de algún accidente grave. La gestión del
alumnos y el tiempo dedicado a la asignatura; tiempo y la organización de las actividades
pero se ha comprobado que más que el tiem- físicas es una de las funciones más impor-
po disponible, lo verdaderamente importante tantes del profesor, quien con sus decisiones
es la manera de utilizarlo, es decir, la capaci- determina la dinámica de la clase y las carac-
dad del docente de transformar en tiempo de terísticas de participación de los alumnos.
compromiso motor el mayor tiempo posible Decisiones equivocadas generalmente sig-
de la sesión de clase. nifican pérdida de tiempo, descontrol en los
Aunque algunas tendencias desde la alumnos, situaciones de desorden e indisci-
Pedagogía cuestionan la función directiva plina e incluso lesiones y accidentes de gra-
del docente y proponen una mayor libertad vedad. Al analizar la manera como se distri-
y autonomía para los alumnos, en el terre- buye el tiempo durante la clase, Piéron (1999)
no de la enseñanza de las actividades físicas caracteriza los diferentes tipos de tiempo,
y deportivas es altamente riesgoso evadir la ejemplificados en la Tabla 3:

Tabla 3. Utilización del tiempo en la clase*

Tiempo Características
Tiempo-programa Es el tiempo considerado por las autoridades
administrativas para la asignatura de educación física.
Pueden ser 2, 3 ó 4 sesiones semanales dependiendo de
la política educativa.
Tiempo útil Una vez asignados los horarios, es el tiempo que los
alumnos utilizan para desplazarse al patio o al gimnasio,
para cambiarse de ropa, etc.
Tiempo disponible para la práctica Los alumnos ya están en el área de trabajo, pero este
tiempo se emplea en disponer el material, pasar lista, dar
indicaciones y hablar con otros profesores.
Tiempo de compromiso motor El alumno se ejercita corporalmente, realiza actividades
físicas, pero también descansa cuando el nivel de
esfuerzo llega a la fatiga. Este tiempo puede abarcar
actividades de preparación neuromuscular, recreativas,
de familiarización con la tarea motriz, etc.
Tiempo utilizado en la tarea motriz Es el tiempo que el alumno dedica a la práctica específica
de las actividades físicas que conducen al logro de los
objetivos de la sesión. Es el tiempo real de aprendizaje
motor.
*Adaptación del cuadro de Piéron (1999) sobre la reducción del tiempo en clase.

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 113
Entre mayor tiempo dediquen los alum- Pasan casi 10 minutos mientras se tapan los ojos.
nos a ejercitarse en la tarea específica, mayor Dos niños empiezan a desesperarse y se suben
a una jardinera; otros juegan simulando pelear.
será su progreso en la adquisición de habilida-
des motrices. Se considera que las clases con “¡Listos, no pueden caminar antes de tiem-
mejores resultados son aquéllas en las que se po!”, grita el profesor.
invierte la mayor cantidad de tiempo en la Los alumnos con los ojos vendados empie-
ejercitación de la tarea motriz específica. En zan a caminar tratando de encontrar un aro
el mismo sentido, las clases menos exitosas en según las señales que les dan sus compañeros.
términos de resultados motrices, son aquéllas Un alumno se quita el pañuelo y ve el aro, el
maestro le llama la atención, mientras indica a
en las cuales los alumnos deben esperar lar- los demás continuar. Los alumnos participan
gos periodos antes de participar, ya sea por sin mucho entusiasmo, se distraen, juegan con
situaciones de falta de material, por compor- otras cosas. Un alumno trata de tapar los ojos
al profesor, pero él se resiste. Una pelota rue-
tamientos conflictivos y ajenos a la tarea, por da por el patio, varios corren para patearla. El
el número excesivo de alumnos, por falta de maestro accede a que le tapen los ojos y con las
organización en las actividades o por decisio- señales de los alumnos logra encontrar el aro.
El maestro pregunta a los alumnos qué sintie-
nes erróneas tomadas por el profesor durante ron al tener los ojos tapados.
el desarrollo de las mismas.
La utilización del tiempo de la clase se dis- Los alumnos no muestran signos de cansan-
tancia en gran medida de lo que los teóricos cio, las actividades no requieren demasiado
esfuerzo. El profesor les indica descansar y
señalan. En las observaciones a las clases es tomar agua, los conduce a una jardinera en la
evidente que la distribución del tiempo adop- sombra. A diferencia de los alumnos, él sí se
ta características de acuerdo a las circunstan- nota cansado, agobiado por el sol y el calor de
la tarde. Faltan casi 20 minutos para concluir
cias o situaciones del contexto y a la planea- la clase y el profesor muestra signos de can-
ción e iniciativa del docente. En una escuela sancio, observa el reloj constantemente, les
primaria se observaron los siguientes aconte- dice algo a los alumnos en voz baja y los man-
da a recoger algunas cosas que hay en el patio.
cimientos durante una clase en el patio a las
tres de la tarde, con un grupo de cuarto grado: Después coloca a los alumnos en fila cerca de
la pared y con una pelota trata de quemarlos,
El maestro toma los aros y los coloca separa- los niños se mueven, brincan, corren para evi-
dos en el patio mientras da indicaciones a los tar ser tocados por la pelota. Pide a una niña
alumnos: que aviente la pelota hacia sus compañeros, él
saca a los que van perdiendo sin dejar de ob-
“¡Pies juntos, saltando de un aro a otro!” servar el reloj.

“¡Vuelvan a colocarse en filas! ¡Listos, El maestro muestra confianza con los alum-
empiecen!” nos, su voz ahora es baja, sus movimientos
lentos y pausados por el cansancio; las órde-
Los alumnos saltan de un aro a otro sin pro- nes ya no son enérgicas ni marciales como al
blema, poco a poco deben hacer mayor es- inicio de la clase, deja hacer a los alumnos lo
fuerzo porque los aros están muy separados. que ellos quieran, los silbatazos son tenues y
esporádicos, mira a los alumnos pero no co-
“¡Lo realizan y se vuelven a formar!”, indica el rrige, ni hace observaciones.
profesor.
“¡Se forman aquí, ahora yo los voy a quemar!”
Los alumnos obedecen las indicaciones dócil-
mente, mientras otros esperan pacientemente “¡A los que toque se van al salón!”
su turno.
Los alumnos gritan mientras él lanza la pelota,
“¡Fíjense bien! Van a taparse los ojos con un trata de tocar al mayor número de alumnos,
paliacate, una niña y un niño”. poco a poco se va quedando solo, en cuanto
la pelota los toca, los niños caminan hacia su
salón (OMo-06).

114 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
Como puede observarse en esta descrip- Al analizar las prácticas de los educadores
ción de una sesión en el patio, las actitudes físicos también se observa que factores como
del docente son determinantes sobre lo que la formación y trayectoria profesional, las ha-
ocurre en la clase. El profesor decide qué ac- bilidades para la enseñanza y las condiciones
tividades, qué material, cuánto tiempo. Si él laborales son cuestiones fundamentales que
indica actividades demasiado sencillas para inciden de manera conveniente o desfavorable
la edad de los chicos, éstos las realizan pero en las características de las prácticas que desa-
rápidamente encuentran otras para canalizar rrolla el docente. Relacionado directamente
su actividad y energía sobrante. Asimismo, si con esta situación, se constató que los profe-
no hay objetivos precisos o los alumnos no sores sí realizan la planeación didáctica, sin
los conocen, ni saben qué se espera de ellos, embargo, no la incorporan para dar sentido
las actividades sólo sirven para entretenerlos a su trabajo en el patio, sino que se convierte
y para ocupar el tiempo, no para su desarrollo en un trámite administrativo que permite la
motriz. El cansancio del profesor, la monoto- obtención de estímulos económicos, como el
nía de la clase y el aburrimiento de los alum- caso del concurso para la carrera magisterial.
nos están relacionados directamente con la Otro aspecto determinante en la dinámica
falta de planeación, por lo cual el tiempo de de la clase está vinculado con el tipo de apren-
clase se pierde irremediablemente. dizajes motrices que se alcanzan durante la
Entre los resultados más significativos sesión, los cuales dependen directamente del
encontrados a lo largo de esta investigación, tiempo empleado en la ejercitación motriz.
se tiene que el docente de educación física Mientras la improvisación y el tiempo libre
es la figura central en una clase en el patio sean situaciones cotidianas en la clase entre
y todos los acontecimientos sucedidos en los profesores, y en tanto no modifiquen algu-
ese espacio derivan de su actitud y su com- nas de sus prácticas, el incremento del tiempo
portamiento. De él depende que una sesión de clase no garantizará mayores logros.
sea el espacio idóneo para lograr aprendi-
zajes motrices o, por el contrario, se con- Conclusiones
vierta en un área en donde prive el caos y
la anarquía, con las posibles consecuencias Al culminar esta investigación es posible afir-
de accidentes o violencia para los alumnos. mar que el sentido de las prácticas escolares
También se concluye, como resultado del del profesor de educación física puede ser
trabajo, que la indisciplina e indiferencia de comprendido a través del acercamiento a las
los alumnos son respuestas a la dinámica de clases en el patio. La intención de cambiar o
la clase. Cuando los estudiantes se muestran mejorar las prácticas de los docentes solamen-
interesados en las actividades propuestas te será un buen deseo mientras no se conozca
por el profesor, generalmente no presentan a fondo lo que sucede durante el tiempo de las
conductas subversivas, ni les interesa boico- sesiones, de ahí la trascendencia del trabajo
tear la sesión. Sin embargo, se constató que investigativo en esta área. Es difícil dar reco-
la exclusión de los alumnos de la clase —a mendaciones para mejorar las prácticas cuan-
pesar de estar sancionado— es una práctica do éstas se desconocen o simplemente se intu-
común que utiliza el docente para contra- yen, pero sin que existan evidencias empíricas
rrestar tales conductas. Es decir, con las evi- que documenten la multiplicidad de prácticas
dencias obtenidas en el campo, se corrobora que se desarrollan en la escuela.
que la implicación y el compromiso de los A partir de los datos obtenidos en el tra-
educandos dependen de las actitudes y com- bajo de campo es posible señalar que muchos
portamientos del docente. de los comportamientos de los alumnos y del

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 115
profesor se manifiestan exclusivamente en de manera determinante en las actitudes y
este espacio institucional, que por su riqueza comportamientos del docente, quien los ma-
vivencial representa una excelente oportu- terializa en su trabajo profesional y en los vín-
nidad para investigar el campo pedagógico. culos que establece con los alumnos y con la
Las actividades de la clase logran impactar al comunidad escolar.
alumno cuando se practican cotidianamen- En este escenario, es posible afirmar que la
te en un ambiente propicio y favorable para adopción de algunas estrategias de bajo costo
el aprendizaje. En este escenario, también para mejorar la infraestructura de las escuelas
influyen como factores determinantes el —acondicionar las áreas cerradas, cubrir los
contexto escolar y la autoridad académica y espacios abiertos con lonas, buscar los espa-
moral del profesor. cios y tiempos más propicios para la clase—
El acercamiento a las clases en el patio redundará favorablemente en las condiciones
también ha permitido observar un distan- de trabajo de los educadores físicos y, con ello,
ciamiento entre el discurso de los profesores posiblemente se modificarían muchas de sus
y sus prácticas escolares, éstas últimas atrave- prácticas cotidianas. Es preciso señalar que
sadas por múltiples factores no siempre favo- durante el proceso de investigación se obtuvo
rables. Las acciones del docente determinan la un caudal de evidencias empíricas que por las
dinámica de la clase, por lo que se convierte características del trabajo y por el tiempo no
en la figura central del proceso de enseñan- fueron utilizadas; sin embargo, la existencia
za. Situaciones como el tiempo dedicado a la de dicho material relacionado con aspectos
práctica de la habilidad motriz específica, la como el papel de los ejercicios de orden y
planeación, la improvisación, la distribución control, las representaciones sociales sobre
del tiempo, la organización de las actividades el cuerpo, la función del deporte escolar y la
y el clima generado en la clase, dependen ex- evaluación sistemática durante la clase, aun
clusivamente del profesor e inciden favorable- quedan pendientes de analizar e interpretar y
mente en las actitudes de los alumnos hacia ayudarían a lograr un mayor entendimiento
las actividades físicas. Sin embargo, existen del problema.
otros factores que, sin depender directamen- Finalmente, se reitera que la realización de
te del docente, también influyen de manera investigaciones sobre las prácticas escolares
decisiva en las características de las prácticas, de los docentes de educación física en el patio
por ejemplo, las condiciones de trabajo: un escolar permite reconocer la importancia de
excesivo número de grupos y de alumnos, este campo pedagógico en la formación inte-
condiciones climáticas adversas, bajo perfil gral y su contribución para mejorar la calidad
profesional, cansancio y deterioro físico, en- de vida de los adultos, a través de la adquisi-
fermedades profesionales, exiguos salarios y ción de hábitos para la realización de activi-
mínimas expectativas laborales intervienen dades físicas durante toda la vida.

116 Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos
Referencias
Berger, Peter y Thomas Luckmann (2005), La cons- Kneer, M. (1986), “Description of Physical Education
trucción social de la realidad, Buenos Aires, Instructional Theory/practice Gap in Selected
Amorrortu. Secondary Schools”, Journal of Teaching in
Bertely, M. (2004), Conociendo nuestras escuelas, Physical Education, núm. 5, pp. 91-106.
México, Paidós. Luckmann, T. (1996), Teoría de la acción social,
Carlier, Ghislain, Jean Brunelle y Jacques Florence Barcelona, Paidós.
(2000), Enseñar educación física en secunda- Pavía, V. (2005), El patio escolar: el juego en liber-
ria, Barcelona, INDE . tad controlada, Buenos Aires, Novedades
Coffey, Amanda y Paul Atkinson (2003), Encontrar Educativas.
el sentido de los datos cualitativos, Colombia, Piéron, M. (1999), Para una enseñanza eficaz de las ac-
Universidad de Antioquia. tividades físico-deportivas, Barcelona, INDE.
De Certeau, Michel (1996), La invención de lo coti- Schutz, A. (1974), El problema de la realidad social,
diano. Artes de hacer, México, Universidad Buenos Aires, Amorrortu.
Iberoamericana. Torres Solís, José A. (1998), Didáctica de la clase de
Denham, H. y J. Lieberman (1980), Tiempo de apren- educación física, México, Trillas.
der, Washington, D.C., Departamento de Weber, M. (1964), Economía y sociedad. Esbozo de
Educación. sociología comprensiva, México, Fondo de
Jackson, Ph.W. (1991), La vida en las aulas, Madrid, Cultura Económica.
Morata.

Perfiles Educativos | vol. XXXII, núm. 128, 2010 | IISUE-UNAM


Hilda Berenice Aguayo Rousell | Las prácticas escolares de los educadores físicos 117

También podría gustarte