Está en la página 1de 21

Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

UNIDAD I: PRINCIPIOS DE TRANSFERENCIA DE CALOR

– Con Aplicaciones en Ingeniería de Procesos–

1
Introducción

CAPÍTULO I: TRANSFERENCIA DE CALOR EN


INGENIERÍA AGROINDUSTRIAL

Los objetivos de aprendizaje de este capítulo incluyen, a


 Comprender cómo la termodinámica y la transferencia de calor están relacionadas uno
con el otro,
 Distinguir la energía térmica de otras formas de energía y la transferencia de calor de
otras formas de transferencia de energía,
 Realizar balances de energía generales, así como balances de energía de superficie,
 Comprender los mecanismos básicos de transferencia de calor, que son conducción,
convección y radiación, y la ley de conducción de calor de Fourier, la ley de
enfriamiento de Newton y la ley de radiación de Stefan-Boltzmann,
 Identificar los mecanismos de transferencia de calor que ocurren simultáneamente en
la práctica.
 Desarrollar una conciencia del costo asociado con las pérdidas de calor, y
 Resolver varios problemas de transferencia de calor encontrados en la práctica.

1.1 Introducción
En la mayoría de los procesos industriales donde se transforma la materia prima de origen
biológico y no biológico en productos procesados, sea en la ingeniería química, ingeniería de
los alimentos, ingeniería agroindustrial, ingeniería biotecnológica, en fin en las ingenirías de
procesos, el calor se libera o se absorbe, y los fluidos a menudo se deben calentar o enfriar en
una amplia gama de plantas, como hornos, evaporadores, unidades de destilación, extracción
líquido–líquido, extracción sólido–líquido, evaporadores, secadores, reactores donde se
llevan a cabo reacciones químicas y/o bioquímicas, equipos para pasteurización,
esterilización, cocción, fritura, congelación, etc. donde uno de los principales problemas es la
de transferir calor a la velocidad deseada. Además, puede ser necesario evitar la pérdida de
calor de un recipiente caliente o sistema de tuberías. Se encuentran ejemplos adicionales en
el contexto del almacenamiento y conservación de alimentos, enfriamiento de componentes
electrónicos, eficiencia térmica de edificios, producción de energía y dispositivos de
almacenamiento, aplicaciones relacionadas con la biomedicina, etc. El control del flujo de
calor a la velocidad deseada forma uno de las áreas más importantes de la ingeniería química
(Chhabra y Shankar 2018). Siempre que exista una diferencia de temperatura entre dos partes

2
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

de un sistema, la transferencia de calor se realizará de una o más de tres formas diferentes:


Conducción, convección y radiación, que se analizará en detalle en las siguientes secciones.
1.2 Historia de la Transferencia de Calor
Según Theodore L., (2011), el el concepto de transferencia de calor fue introducido por
primera vez por el científico inglés Sir Isaac Newton en su artículo de 1701 titulado “Scala
Graduum Caloris”. Las ideas específicas de convección de calor y la Ley de Enfriamiento
de Newton se desarrollaron a partir de ese documento.
Antes del desarrollo de la teoría cinética a mediados del siglo XIX, la transferencia de calor
se explicaba por la teoría “calórica”. Esta teoría fue introducida por el químico francés
Antoine Lavoisier (1743-1794) en 1789. En su artículo, Lavoisier propuso que el calórico
era una sustancia insípida, inodoro, sin masa e incolora que podía transferirse de un cuerpo
a otro y que la transferencia de calorías a un cuerpo aumentó la temperatura, y la pérdida de
calorías en consecuencia disminuyó la temperatura. Lavoisier también afirmó que, si un
cuerpo no puede absorber/aceptar ningún calórico adicional, entonces debe considerarse
saturado y, por lo tanto, se desarrolló la idea de un líquido y vapor saturado.
La teoría calórica de Lavoisier nunca fue completamente aceptada porque la teoría
esencialmente decía que el calor no podía ser creado o destruido, a pesar de que era bien
sabido que el calor podía ser generado por el simple acto de frotarse las manos. En 1798, un
físico estadounidense, Benjamin Thompson (1753-1814), informó en su artículo que el calor
se generaba por fricción, una forma de movimiento, y no por el flujo calórico. Aunque su
idea tampoco fue aceptada fácilmente, ayudó a establecer la ley de conservación de energía
en el siglo XIX.
En 1843, el físico inglés James P. Joule demostró que la teoría calórica era errónea (1818-
1889). Sus experimentos proporcionaron la relación entre el trabajo mecánico y la naturaleza
del calor, y condujeron al desarrollo de la primera ley de la termodinámica de la
conservación de la energía.
El desarrollo de la teoría cinética en el siglo XIX puso fin a todas las demás teorías. La teoría
cinética establece que el movimiento aleatorio de átomos y moléculas crea energía o calor.
La introducción de la teoría cinética ayudó a desarrollar el concepto de conducción del calor.
Los desarrollos anteriores en la transferencia de calor ayudaron a preparar el escenario para
el matemático y físico francés Joseph Fourier (1768-1830) para conciliar la Ley de
Enfriamiento de Newton, que a su vez condujo al desarrollo de la Ley de Conducción de
Fourier. La Ley de Enfriamiento de Newton sugirió que había una relación entre la diferencia
de temperatura y la cantidad de calor transferido. Fourier tomó la Ley de Enfriamiento de
Newton y llegó a una ecuación de calor por convección.
Fourier también desarrolló los conceptos de flujo de calor y gradiente de temperatura.
Utilizando el mismo proceso que usó para desarrollar la ecuación de convección de calor,
Fourier desarrolló posteriormente la ecuación clásica para la conducción de calor que se ha
definido como la ley de Fourier.
La transferencia de calor, como práctica de ingeniería, surgió de la termodinámica a
principios del siglo XX. Esto surgió debido a la necesidad de lidiar con el diseño de equipos
de transferencia de calor requeridos por las industrias emergentes y en crecimiento. Las
primeras aplicaciones incluyeron generadores de vapor para locomotoras y barcos, y
condensadores para plantas de generación de energía. Más tarde, las industrias petroleras y

3
Introducción

petroquímicas en rápido desarrollo comenzaron a requerir intercambiadores de calor


resistentes y a gran escala para una variedad de procesos.
Entre 1920 y 1950, las formas básicas de los muchos intercambiadores de calor utilizados
hoy en día fueron desarrolladas y refinadas, como lo documenta Kern. Estos
intercambiadores de calor siguen siendo la opción para la mayoría de las aplicaciones de
proceso. Relativamente hablando, ha habido poco desde entonces en términos de diseños
“nuevos”. Sin embargo, ha habido una cantidad significativa de actividad y desarrollo con
respecto a los equipos periféricos. Por ejemplo, la década de 1930 vio el desarrollo de una
línea de trampas de vapor de cubo abierto, que hoy en día se conocen simplemente como
trampas de vapor. (Nota: las trampas de vapor se utilizan para eliminar el condensado del
vapor vivo en los intercambiadores de calor. La trampa generalmente se une en la parte
inferior del intercambiador. Cuando el condensado ingresa a la trampa de vapor, el líquido
llena todo el cuerpo de la trampa. Un pequeño orificio en la parte superior de la trampa
permite que el aire atrapado escape. Mientras permanezca el vapor vivo, la salida permanece
cerrada. Tan pronto como entre suficiente condensado a la trampa, se descarga líquido. Por
lo tanto, la trampa se descarga intermitentemente durante todo el tiempo que está en uso)
A partir de fines de la década de 1950, al menos tres desarrollos no relacionados cambiaron
rápidamente la industria del intercambiador de calor.
1. Con respecto al diseño y dimensionamiento del intercambiador de calor, la
disponibilidad general de las computadoras permitió el uso de complejos
procedimientos de cálculo que antes no eran posibles.
2. El desarrollo de la energía nuclear introdujo la necesidad de métodos de diseño
precisos, especialmente en la transferencia de calor en ebullición.
3. La crisis energética de la década de 1970 aumentó severamente el costo de la energía,
lo que provocó una demanda de una utilización del calor más eficiente.
Como resultado, la tecnología de transferencia de calor de repente se convirtió en un receptor
principal de grandes fondos de investigación, especialmente durante los años sesenta y
ochenta. Esto elevó el conocimiento de los principios de diseño del intercambiador de calor
a donde está hoy.
1.3 ¿Qué es la Transferencia de calor?
La ciencia de la termodinámica se ocupa de la cantidad de transferencia de calor a medida
que un sistema experimenta un proceso de un estado de equilibrio a otro, y no hace referencia
a cuánto tiempo llevará el proceso. Pero en ingeniería, a menudo estamos interesados en la
velocidad de transferencia de calor, que es el tema de la ciencia de la transferencia de calor.
Por tanto, la transferencia de calor es la ciencia que se ocupa de las velocidades de
intercambio de calor entre cuerpos calientes y fríos llamados fuente y receptor,
respectivamente. El equipo empleado para lograr este intercambio de calor se denomina
intercambiador de calor.
En la mayoría de los procesos químicos y/o bioquímicos, el calor se libera o se absorbe, y
los fluidos a menudo se deben calentar o enfriar en una amplia gama de plantas, como
hornos, evaporadores, unidades de destilación, secadores y recipientes de reacción donde
uno de los principales problemas es la de transferir calor a la velocidad deseada. Además,
puede ser necesario evitar la pérdida de calor de un recipiente caliente o sistema de tuberías.
Se encuentran ejemplos adicionales en el contexto del almacenamiento y conservación de
alimentos, calentaminto y enfriamiento, secado esterilización, pasteurización,

4
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

congelamiento de productos biológicos, enfriamiento de componentes electrónicos,


eficiencia térmica de edificios, producción de energía y dispositivos de almacenamiento,
aplicaciones relacionadas con la biomedicina, etc. El control del flujo de calor a la velocidad
deseada forma uno de las áreas más importantes de la ingeniería de los procesos. Dado el
hecho de que, la energía es costosa y puede constituir una parte significativa del costo
operativo de cualquier proceso, el estudio de las formas en que se transfiere el calor es
importante en el diseño de sistemas de eficiencia energética. Cuando existe una diferencia
de temperatura (potencial) entre dos partes de un sistema, la transferencia de calor tendrá
lugar en una (o combinación) de tres formas diferentes: Conducción, convección y radiación
(Lienhard y Lienhard, 2006).
Quizás el ejemplo más simple de los diversos tipos de intercambiadores de calor es el
intercambiador de calor de doble tubo (tubos concéntricos), la Figura 1.1 se proporciona un
diagrama simple que representa este intercambiador. Esta unidad consta de dos tubos
concéntricos. Cada uno de los dos fluidos, caliente y frío, fluye a través del interior del tubo
interno o a través del anillo formado entre el exterior del tubo interno y el interior del tubo
externo. En general, es más económico (desde la perspectiva del diseño y la eficiencia del
calor) que el fluido caliente (la fuente) fluya a través de la tubería interna y el fluido frío (el
receptor) a través del anillo, reduciendo así las pérdidas de calor del fluido caliente a los
alrededores.
Fundamentalmente, una diferencia de temperatura entre los dos cuerpos cercanos (o entre
dos partes del mismo cuerpo) da como resultado un flujo de calor de temperaturas más altas
a más bajas. Existen tres mecanismos diferentes (y clásicos) por los cuales puede ocurrir esta
transferencia de calor: conducción, convección y radiación. Cuando la transferencia de calor
es el resultado del movimiento molecular (por ejemplo, la energía vibracional de las
moléculas en un sólido que pasa de una molécula a otra), el mecanismo de transferencia es
la conducción. Cuando la transferencia de calor resulta del movimiento macroscópico, como
las corrientes en un fluido, el mecanismo es la convección. Cuando el calor es transferido
por ondas electromagnéticas, la radiación es el mecanismo. En la mayoría de las aplicaciones
industriales, en la transmisión de calor intervienen múltiples mecanismos. Sin embargo,
dado que cada mecanismo se rige por su propio conjunto de leyes físicas, es beneficioso
discutirlas independientemente unas de otras.

Figura 1.1 Diagrama esquemático de un intercambiado de tubos concéntricos de fujo en contra-corriente

Nuestro afán voraz por la energía, ha impulsado constantemente la intensidad de los procesos
reales de transferencia de calor hacia arriba hasta que, son mucho mayores que los que
normalmente están involucrados con las formas de vida en la tierra. Hasta mediados del siglo
XIII, la energía que utilizamos se extrajo indirectamente del sol mediante procesos
comparativamente suaves: energía animal, energía eólica y acuática, y la combustión de
madera. Luego, el crecimiento de la población y la deforestación llevaron a los ingleses a
usar carbón. A fines del siglo XVII, Inglaterra se había convertido casi por completo en
carbón en lugar de madera. A comienzos del siglo XVIII, se desarrollaron las primeras

5
Introducción

máquinas comerciales de vapor, y eso preparó el escenario para un consumo enormemente


incrementado de carbón. Europa y América siguieron a Inglaterra en estos desarrollos.
El desarrollo de fuentes de energía fósil ha sido un poco como la descripción de Julio Verne
en “La vuelta al mundo en ochenta días”, en la que, para ganar una carrera, una tripulación
quema el interior de un barco con el fin de alimentar la máquina de vapor. La combustión
de fuentes de energía fósil no renovables (y, más recientemente, la fisión de uranio) ha
llevado a emisiones de energía notablemente intensas en los equipos de generación de
energía. La energía transferida como calor en un reactor nuclear es del orden de un millón
de vatios por metro cuadrado.
Se necesita invariablemente un sistema complejo de procesos de transferencia de calor y
trabajo para reducir estas concentraciones de energía a las proporciones humanas. Debemos
comprender y controlar los procesos que dividen y difunden los flujos de calor intenso hasta
el nivel en el que podemos interactuar con ellos.
Una sociedad basada en tecnología energética está repleta de problemas de transferencia de
calor. Nuestro objetivo es aprender los principios de la transferencia de calor para que
podamos resolver estos problemas y diseñar el equipo necesario para transferir energía
térmica de una sustancia a otra. En un sentido amplio, todos estos problemas se resuelven
en recolectar y enfocar grandes cantidades de energía para el uso de las personas, y luego
distribuir e interconectar esta energía con las personas de tal manera que puedan usarla en
su propio nivel insignificante.
Comenzamos nuestro estudio recordando cómo se trató la transferencia de calor en el estudio
de la termodinámica y viendo por qué la termodinámica no es adecuada para la tarea de
resolver los problemas de transferencia de calor.
1.4 Grupos Dimensionales Utilizados en el Análisis de los Mecanismos de Transferencia
de Calor
Con frecuencia se encuentran problemas en la transferencia de calor y otros temas de
ingeniería que involucran varias variables. Los ingenieros están generalmente interesados
en desarrollar relaciones funcionales (ecuaciones) entre estas variables. Cuando estas
variables se pueden agrupar de tal manera que se pueden usar para predecir el rendimiento
de equipos similares, independientemente de la escala o el tamaño de la operación, se ha
logrado algo muy valioso. El análisis dimensional es una herramienta poderosa que se
emplea en la planificación de experimentos, presentando datos de manera compacta y
haciendo predicciones prácticas a partir de modelos sin un análisis matemático detallado. El
primer paso en un análisis de esta naturaleza es anotar las unidades de cada variable. El
resultado final de un análisis dimensional es una lista de grupos de números adimensionales
pertinentes. Los números adimensionales, así como los grupos adimensionales, juegan un
papel importante en el análisis de ingeniería de los fenómenos de transferencia de calor. Uno
de los aspectos útiles del análisis dimensional es su capacidad para proporcionar una relación
entre las variables cuando la información sobre un fenómeno (transferencia de calor) es
incompleta. El teorema de Buckingham π (pi) puede usarse para determinar el número de
grupos adimensionales independientes necesarios para obtener una relación que describa un
fenómeno físico. El teorema requiere que las ecuaciones que relacionan variables deben ser
dimensionalmente homogéneas (consistentes).
Hay varios números adimensionales encontrados en aplicaciones de transferencia de calor.
Algunos de los números más importantes y más utilizados se proporcionan en orden

6
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

alfabético en la Tabla 1.1 con algunos de los términos que se definirán más adelante. Con
referencia a la Tabla 1.1, también tenga en cuenta que Nu = (St) (Re) (Pr).

Tabla 1.1 Grupos adimimensionales para transferencia de calor


Grupo adimensional
Ecuación
(número de: )
hL
Biot (Bi) Bi 
k
m cP
Graetz (Gz) Gz 
kL
L3  2 g T
Grashof (Gr) Gr 
2
cP Te
Jacob para líquidos (Já) Ja 
hvap
hD
Nusselt (Nu) Nu 
k
Dv  cP
Peclet (Pe) Pe 
k
cP 
Prandtl (Pr) Pr 
k
Dv 
Reynolds (Re) Re 

h
Staton (St) St 
cP v 

1.5 Variables y Conceptos Clave del Proceso


1.5.1 Número de Reynolds.
El número de Reynolds, Re, es una cantidad adimensional y es una medida de la relación
relativa de inercia a fuerzas viscosas en un fluido.
Lv  Lv
Re   (1.1)
 
dónde,
L, una longitud característica
v , velocidad media
 , densidad de fluido
 , viscosidad dinámica (o absoluta)
 , viscosidad cinemática

7
Introducción

En el flujo a través de tuberías y tubos redondos, L se reemplaza por D, el diámetro interno.


El número de Reynolds proporciona información sobre el comportamiento del flujo. Es
particularmente útil para escalar datos de transferencia de calor de planta piloto o de escala
piloto a aplicaciones de escala completa o industrial.
El flujo laminar generalmente se encuentra en un número de Reynolds, Re, por debajo de
aproximadamente 2100 en un conducto circular, pero puede persistir hasta números más
altos de Reynolds. En condiciones normales de flujo, el flujo (en conductos circulares) es
turbulento en un número de Reynolds superior a aproximadamente 4000. Entre 2100-4000,
donde el tipo de flujo puede ser laminar o turbulento (a menudo denominado la zona de
transición), las predicciones no son confiables. El número de Reynolds en el que el flujo de
fluido cambia de laminar a transición o de transición a turbulento se denomina números
críticos. En el caso del flujo en los conductos circulares, hay dos números críticos de
Reynolds, a saber, los mencionados anteriormente 2100 y 4000. Existen diferentes criterios
Re para geometrías distintas de las tuberías.

Ejemplo Ilustrativo
Calcule el número de Reynolds para un fluido que fluye a través de una tubería de 5 pulgadas
de diámetro a 10 10 pie s (pies por segundo) con una densidad de 50 lb pie3 y una
viscosidad de 0.65 cP. ¿Es el flujo turbulento o laminar?
SOLUCIÓN: por definición, ec. (1.1)
Dv 
Re 

Rendimientos de sustitución
 1 pie   pie   lb 
 5 pulg  10   50 3 
Re  
12 pulg  s  pie 
 6.720 104 lb pie  s 
 0.65 cP  
 1 cP 
Re  477000
El número de Reynolds es > 2100; por lo tanto, el flujo es turbulento
1.5.2 Energía cinética (KE)
Un cuerpo de masa, m, puede actuar sobre él mediante una fuerza, F. Si la masa se desplaza
una distancia, dL, durante un intervalo de tiempo diferencial, dt, la energía cinética (KE)
gastada viene dada por

 a 
dEKE  m   dL (1.2)
 gc 
Como la aceleración se define como a  dv dt ,

 m   dv   m   dL 
dEKE      dL      dv (1.3)
 c  
g dt  g c   dt 

8
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

Al observar que v  dL dt , la expresión anterior se convierte en:

 v 
dEKE  m   dv (1.4)
 gc 
Si esta ecuación se integra de v1 a v2 , el cambio en la energía cinética es

m v2 m  v22 v12 
EKE 
gc 
v1
v dv    
gc  2 2 
(1.5)

El término anterior se define como el cambio en la energía cinética.


Se debe tener en cuenta que, para el flujo a través de tuberías y tubos del intercambiador de
calor, el término de energía cinética anterior puede conservarse tal como está escrito si el
perfil de velocidad es uniforme, es decir, las velocidades locales en todos los puntos de la
sección transversal son las mismas. Ordinariamente, hay un gradiente de velocidad a través
del trayecto; esto introduce un error en el cálculo anterior, cuya magnitud depende de la
naturaleza del perfil de velocidad y la forma de la sección transversal. Para el caso habitual
en el que la velocidad es aproximadamente uniforme (p. Ej., Flujo turbulento), el error no
es grave y, dado que el error tiende a cancelarse debido a la aparición de términos cinéticos
en cada lado de cualquier ecuación de equilibrio de energía, es habitual ignorar el efecto de
los gradientes de velocidad. Cuando no se puede ignorar el error, se necesita la introducción
de un factor de corrección.
1.5.3 Energía potencial (PE)
Un cuerpo de masa, m, puede elevarse verticalmente desde una posición inicial z1 a z 2 .
Para esta condición, se debe ejercer una fuerza hacia arriba al menos igual al peso del
cuerpo, y esta fuerza debe moverse a través de la distancia z2  z1 . Dado que el peso del
cuerpo es la fuerza de gravedad sobre él, el mínimo La fuerza requerida está dada por la ley
de Newton:

ma  g 
F  m  ; si a g (1.5)
gc  gc 
donde g es la aceleración local debido a la gravedad. El trabajo mínimo requerido para
elevar el cuerpo es el producto de esta fuerza y el cambio en el desplazamiento vertical, es
decir,

 g   g 
EPE  F  z2  z1   m    z2  z1     m z  (1.6)
 gc   gc 
El término anterior se define como el cambio en la energía potencial de la masa.

Ejemplo Ilustrativo
Como parte de un curso de transferencia de calor, se le solicitó a un joven ingeniero
ambiental para determinar la energía potencial del agua antes de que fluya sobre una cascada
de 10 metros de altura sobre las condiciones del nivel del suelo.

9
Introducción

SOLUCIÓN: La energía potencial del agua depende de dos consideraciones:


1. La cantidad de agua, y
2. Una altura de referencia.
Para el problema en cuestión, tome como base 1 kilogramo de agua y suponga que la
energía potencial es cero en condiciones a nivel del suelo. Aplicar la ecuación (1.6). Según
el enunciado del problema, establezca z1  0 m y z2  10 m , de modo que,
z  10 m
En condiciones a nivel del suelo,
EPE1  0

Por lo tanto
EPE  EPE2  EPE1
 g 
EPE  EPE2  0  m   z2
 gc 
EPE2  1Kg  9.82 m s 2   10 m  98 Kg m 2 s 2  98 J

1.5.4 Ley del gas ideal


Las observaciones basadas en la experimentación física a menudo se pueden sintetizar en
ecuaciones matemáticas simples llamadas leyes. Estas leyes nunca son perfectas y, por lo
tanto, son solo una representación aproximada de la realidad. La ley de los gases ideales
(IGL) se derivó de experimentos en los que los efectos de la presión y la temperatura en los
volúmenes gaseosos se midieron en rangos de presión y temperatura moderados. Esta ley
funciona bien en los rangos de presión y temperatura que se usaron para tomar los datos; Se
ha encontrado que las extrapolaciones fuera de los rangos funcionan bien en algunos casos
y mal en otros. Como regla general, esta ley funciona mejor cuando las moléculas del gas
están muy separadas, es decir, cuando la presión es baja y la temperatura es alta. En estas
condiciones, se dice que el gas se comporta idealmente, es decir, su comportamiento es una
aproximación cercana al llamado gas perfecto o ideal, una entidad hipotética que obedece
perfectamente la ley del gas ideal. Para los cálculos de ingeniería, y específicamente para
la mayoría de las aplicaciones de intercambiadores de calor, se suponen condiciones ideales
de gas (a menos que se observe una condición anormal que haga errónea esta suposición).
Los dos precursores de la ley del gas ideal fueron las leyes de Boyle y Charles.
Boyle descubrió que el volumen de una masa de gas dada es inversamente proporcional a
la presión absoluta si la temperatura se mantiene constante:

1 1  P2V2
PV (1.7)
dónde,
V1, volumen de un gas a presión absoluta P1 y temperatura T
V2, volumen de un gas a presión absoluta P2 y temperatura T
Charles descubrió que el volumen de una masa de gas dada varía directamente con la
temperatura absoluta a presión constante:
10
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

V1 V2
 (1.8)
T1 T2
dónde,
V1, volumen de un gas a presión absoluta P y temperatura T1
V2, volumen de un gas a presión absoluta P y temperatura T2
Las leyes de Boyle y Charles se pueden combinar en una sola ecuación en la que ni la
temperatura ni la presión deben mantenerse constantes:
PV PV
1 1
 2 2 (1.9)
T1 T2

Además, los experimentos con diferentes gases mostraron que la ecuación (1.9) podría
expresarse en una forma mucho más generalizada. Si se introduce el número de moles (n),
la ecuación anterior puede reescribirse como:
PV
R (1.10)
nT
dónde,
R constante de gas universal
La ecuación (1.10) se conoce como la ley del gas ideal. Numéricamente, el valor de R
depende de las unidades utilizadas para P, V, T y n. Otras formas útiles de la ley del gas
ideal se muestran en las ecuaciones (1.11) y (1.12) a continuación.
La ecuación (1.11) se aplica al flujo de gas en lugar de a un gas confinado en un contenedor.
Pq  n RT (1.11)
dónde,
q, caudal volumétrico de gas (pie3 / hr)
P, presión absoluta (psia)
n, caudal molar (lbmol / hr)
T, temperatura absoluta (R)
R, 10.73 psia ∙ ft3 / lbmol ∙ R
La ecuación (1.20) también puede expresarse en términos de densidad:
P  M    RT (1.12)
dónde,
M, peso molecular del gas (lb / lbmol)
 , densidad de gas (lb / ft3)
Los caudales volumétricos a menudo no se especifican en las condiciones reales de presión
y temperatura, sino en condiciones estándar elegidas arbitrariamente (STP, temperatura y
presión estándar). Para distinguir entre los caudales en función de las dos condiciones, las
letras "a" y "s" se utilizan a menudo como parte de la unidad. Las unidades acfm y scfm
representan pies cúbicos reales por minuto y pies cúbicos estándar por minuto,
respectivamente. La ley de los gases ideales se puede usar para convertir las condiciones
estándar a las reales, pero dado que hay muchas condiciones estándar en uso, se debe
conocer el STP que se usa.

11
Introducción

Se advierte al lector sobre el uso incorrecto de acfm y / o scfm. El uso de condiciones


estándar es una conveniencia; Al predecir el rendimiento o el diseño de equipos de
transferencia de calor, se deben emplear las condiciones reales. Los diseños basados en
condiciones estándar pueden conducir a resultados desastrosos porque el equipo
generalmente está mal diseñado. La ecuación (1.13), que es una forma de la ley de Charles,
se puede usar para corregir los caudales desde las condiciones de temperatura estándar hasta
las reales:

T 
qa  q s  a  (1.13)
 Ts 
dónde,
qa, caudal volumétrico en condiciones reales (ft3 / hr)
qs, caudal volumétrico qs en condiciones estándar (ft3 / hr)
Ta, temperatura absoluta real (R)
Ts, temperatura absoluta estándar (R)
Se recuerda nuevamente al lector que deben emplearse temperaturas y presiones absolutas
en todos los cálculos de la ley de gases ideales.
Como se señaló anteriormente, un gas ideal es una entidad hipotética que obedece
perfectamente la ley del gas ideal. Pero, en aplicaciones de transferencia de calor que
involucran gases, casi siempre se trata de gases reales. Aunque la mayoría de las
aplicaciones de intercambiadores de calor que involucran gases ocurren en condiciones que
se aproximan al comportamiento ideal del gas, hay raras ocasiones en que la desviación de
la idealidad es significativa.
Los procedimientos de cálculo detallados están disponibles para tener en cuenta estas
desviaciones. Aunque ningún gas real obedece exactamente la ley del gas ideal, los gases
"más ligeros" (hidrógeno, oxígeno, aire, etc.) en condiciones ambientales se acercan al
comportamiento de la ley del gas ideal. Los gases "más pesados" como el dióxido de azufre
y los hidrocarburos, particularmente a altas presiones y bajas temperaturas, pueden
desviarse considerablemente de la ley de los gases ideales. A pesar de estas desviaciones,
la ley de los gases ideales se usa rutinariamente no solo en la transferencia de calor sino
también en otros cálculos de ingeniería.
Se han realizado numerosos intentos para desarrollar una ley de gases para todo uso.
Aunque está más allá del alcance de este libro revisar estas teorías con gran detalle, un breve
resumen de un enfoque (y quizás el más popular) para explicar las desviaciones de la
idealidad es incluir un “factor de corrección”, Z, que es definido como el coeficiente o factor
de compresibilidad,
PV  Z nRT (1.14)
Tenga en cuenta que Z se acerca a 1.0 como P se acerca a un vacío. Para un gas ideal, Z es
exactamente la unidad. Esta ecuación también se puede escribir como

PVˆ  Z RT (1.15)

donde Vˆ es ahora el volumen específico (no el volumen total o la velocidad) con unidades
de volumen / mol. Los detalles sobre el cálculo de Z están disponibles en la literatura.

12
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

1.5.5 Presión parcial y volumen parcial.


Las mezclas de gases se encuentran con mayor frecuencia que los gases simples o puros en
la práctica de la ingeniería. La ley del gas ideal se basa en el número de moles presentes en
el volumen de gas; El tipo de moléculas no es un factor significativo, solo el número. Esta
ley se aplica igualmente bien a mezclas y gases puros por igual. Dalton y Amagat aplicaron
la ley de los gases ideales a las mezclas de gases.
Dalton definió la presión parcial de un componente como la presión que se ejercería si la
misma masa del gas componente ocupara el mismo volumen total solo a la misma
temperatura que la mezcla. La suma de estas presiones parciales equivaldría a la presión
total:
i n
P  pA  pB  pC   pn   pi (1.16)
i A

dónde,
P, presión total
N, número de componentes
pi, presión parcial del componente i
La ecuación (1.16) se conoce como la ley de Dalton. Aplicando la ley de los gases ideales
a un solo componente (A),
PAV  nA RT (1.17)
dónde,
n, Un número de moles del componente A
Eliminar R, T y V entre los rendimientos de la ecuación (1.16) y (1.17)
p A nA
  yA o pA  yA P (1.18)
P n
dónde,
y A , una fracción molar del componente A

La ley de Amagat es similar a la de Dalton. En lugar de considerar que la presión total está
compuesta por presiones parciales, donde cada componente ocupa el volumen total del
recipiente, Amagat consideró que el volumen total está compuesto por volúmenes parciales
en los que cada componente está a la presión total. La definición del volumen parcial es,
por lo tanto, el volumen ocupado por un gas componente solo a la misma temperatura y
presión que la mezcla. Para este caso:
n
V  VA  VB  VC   Vn  Vi (1.19)
i A

Aplicando la ecuación (1.10), como antes,


VA n A
  yA (1.20)
V n
dónde,
VA, volumen parcial del componente A

13
Introducción

Es común en las aplicaciones de intercambiadores de calor describir bajas concentraciones


de componentes corrosivos en mezclas gaseosas en partes por millón (ppm) por volumen.
Dado que los volúmenes parciales son proporcionales a las fracciones molares, solo es
necesario multiplicar la fracción molar del componente por 1 millón ( 106 ) para obtener la
concentración en partes por millón. Para líquidos y sólidos, las partes por millón (ppm)
también se utilizan para expresar la concentración, aunque generalmente se basa en la masa
y no en el volumen. Los términos ppmv y ppmw a veces se usan para distinguir entre bases
de masa y volumen, respectivamente.
1.5.6 Leyes de Conservación
Existen tres leyes de conservación de interés para el ingeniero en ejercicio involucrado con
las aplicaciones de transferencia y transferencia de calor. Las tres leyes se refieren a la masa,
la energía y el impulso. A continuación, se ofrece una breve introducción a cada ley.
La ley de conservación para la masa puede aplicarse a cualquier proceso, equipo o sistema.
La forma general de esta ley viene dada por las ecuaciones (1.21) y (1.22).

Masa que   Masa que  Masa   Masa 


     (1.21)
 ingresa   sale   generada  acumulada 
I  O  G  A
o sobre una base de tasa de tiempo por
Velocidad de  Velocidad de  Velocidad de  Velocidad de 
       
 Masa que    Masa que    Masa  Masa 
 ingresa     generada   acumulada  (1.22)
   sale     
I  O  G  A
La ley de conservación de la masa establece que la masa no puede ser creada ni destruida.
Las reacciones nucleares, en las cuales se sabe que existen intercambios entre masa y
energía, proporcionan una notable excepción a esta ley. Incluso en reacciones químicas, se
produce una cierta cantidad de intercambio de masa-energía. Sin embargo, en aplicaciones
normales de transferencia de calor, no ocurren reacciones nucleares y el cambio de masa-
energía en las reacciones químicas es tan minúsculo que no vale la pena tenerlo en cuenta.
Ejemplo Ilustrativo
Una línea horizontal de 10 cm de diámetro transporta vapor saturado a 420 m/s. El agua es
arrastrada por el vapor a una velocidad de 0.15 kg/s. La línea tiene una curva 90°. Calcule
los componentes de fuerza en las direcciones horizontal y vertical requeridas para mantener
la curva en su lugar debido al agua arrastrada.
SOLUCIÓN: Un diagrama lineal del sistema se proporciona en la Figura e1.2. Seleccione
el fluido en la curva como el sistema y aplique la ley de conservación para la masa (consulte
la siguiente Sección):
m1  m2

Como la densidad y el área de la sección transversal son constantes,


v1  v2

14
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

donde: m1 , m2 , flujo másico en 1 y 2, respectivamente

v1 , v2 , velocidad a 1 y 2, respectivamente

Un balance de momento ( M ) en la dirección horizontal proporciona la fuerza aplicada por


la pared del canal sobre el fluido en la dirección x, Fx :

Fx gc  M x ,out  M x ,in
d d
Fx gc   mv x,out   mv  x,in
dt dt
Tenga en cuenta que la ecuación anterior supone que la caída de presión a través de la curva
es insignificante.

Figura e1.2

Como vx ,out  0 y dm dt  m ,

 0.15 420
Fx gc  0  mvx ,in    63N  14.1 lb f
1
La fuerza de soporte en la dirección x que actúa sobre el codo 908 es 14.1 lbf que actúa
hacia la izquierda.
Un equilibrio de momento lineal en la dirección vertical da como resultado

Fy g c  M y ,out  M y ,in
Fy g c  mv y ,out  mv y ,in
Fy g c  mv2  0   0.15  420   63N  14.1 lb f

La fuerza de apoyo en la dirección y sobre el codo 90° es 14.1 lbf que actúa hacia arriba.

Ejemplo Ilustrativo
Tomando en consideración el ejemplo ilustrativo anterior. Calcule la magnitud y la dirección
de la fuerza resultante.
SOLUCIÓN: La fuerza de soporte resultante está dada por:

Fres  Fx2  Fy2

15
Introducción

Sustituyendo,

Fres   63   63  89.1N  19.1 lb f


2 2

La dirección viene dada por


Fy 63
tan     1
Fx 63
  135
donde  es el ángulo entre el eje x positivo y la dirección de la fuerza. La rotación en
sentido antihorario de la dirección desde el eje x se define como positiva. La fuerza de
soporte es, por lo tanto, 19.1 lbf actuando en la dirección "noroeste".

Ejemplo Ilustrativo
El combustible se alimenta a una caldera a un flujo másico de 10,000 lb/h en presencia de
20,000 lb/h de aire. Debido al bajo valor de calentamiento del combustible, se agregan 2000
lb/h de metano para ayudar en la combustión del combustible. ¿A qué flujo másico (lb/h)
salen los gases del producto del incinerador?
SOLUCIÓN: Aplicar la ley de conservación de masa a la caldera. Suponga que se aplican
condiciones de estado estacionario, Ec. (1.22):
Velocidad masa que ingresa  min   Velocidad masa que sale  mout 

Sustituyendo,
min  10000  20000  2000   32000 lb h

Por lo tanto,
mout  32000 lb h

Ejemplo Ilustrativo
Un diseño de intercambiador de calor propuesto requiere que una columna empacada y una
torre de rociado se usen en serie para la eliminación de HCl de una corriente de alimentación
de gas. La torre de pulverización funciona con una eficiencia del 65% y la columna
empaquetada con una eficiencia del 98%. Calcule la tasa de flujo másico de HCl que sale de
la torre de rociado, el flujo másico de HCl que ingresa a la torre compacta y la eficiencia
total fraccional del sistema de eliminación si 76.0 lb de HCl ingresan al sistema cada hora.
SOLUCIÓN: Por definición, la eficiencia, E, viene dada por

 min  mout 
E
min
mout  1  E  min 

Para la torre de pulverización:

16
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

mout  1  0.65  76.0 


mout  26.6 lb h HCl

Tenga en cuenta que el caudal másico de HCl que sale de la torre de pulverización es igual
al caudal másico de HCl que ingresa a la columna llena.
Para la columna empaquetada:
mout  1  0.98 26.6 
mout  0.532 lb h HCl

La eficiencia fraccional general es, por lo tanto

 min  mout 
E
min
 76.0  0.532 
E  0.993  99.3 %
76.0

Ejemplo ilustrativo
Considere el diagrama de flujo en la Figura e1.3 para un sistema de tratamiento de aguas
residuales. Se proporcionan los datos de velocidad de flujo: m1 = 1000 lb/min; m2 = 1000
lb/min, y m4 = 200 lb/min

Calcule la cantidad de agua perdida por evaporación en la operación, m .

Figura e1.3

SOLUCIÓN: Aplique un balance de material alrededor del sistema de tratamiento para


determinar el valor de m5 . El valor de m5 viene dado por:

m4  m5  m3

m4  m5  m1  m3

17
Introducción

200  m5  1000  1000


m5  1800 lb min

Del mismo modo (para el tanque 2),


m6  m2
m6  1000 lb min

Por lo tanto (para el tanque 1),


m5  m  m6
m  1800  1000  lb min  800 lb min

Por lo tanto, se pierden 800 lb de agua por minuto en la operación.

Ejemplo Ilustrativo
Considere el sistema que se muestra en la Figura e1.4. El siguiente caudal volumétrico y
concentración de fosfato (volumen) los datos han sido proporcionados por el gerente de la
planta. ¿Son correctos los datos? y / o consistente?
q1  1000 gal dia C1  4 ppm
q2  1000 gal dia C2  0 ppm
q3  2000 gal dia C3  2 ppm
q4  200 gal dia C4  20 ppm
q5  1800 gal dia C5  0 ppm
q6  1000 gal dia C6  0 ppm

Figura e1.4

SOLUCIÓN: Un balance de masa por componentes alrededor del mezclador (en lb/día) da
(con el factor de conversión para agua de 120000 gal 106 lb )

18
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

C1 q1  C2 q2  C3 q3
 41000 120000   01000 120000   2 2000 120000
4000  400 es correcto
Un balance alrededor del tanque de tratamiento da
C3 q3  C4 q4  C5 q5
 2 2000 120000   20 200 120000   01800 120000
4000  400 es correcto
Un labance alrededor del tanque de retención 1 da
C5 q5  C6 q6
 0 1800    0 1000 
00 es correcto
Un balance alrededor del tanque de retención 2 da
C2 q2  C6 q6
 0 1000    0 1000 
00 es correcto
Los datos parecen ser consistentes

La ley de conservación de la energía, que al igual que la ley de conservación de la masa, se


aplica a todos los procesos que no involucran reacciones nucleares, establece que la energía
no se puede crear ni destruir. Como resultado, el nivel de energía del sistema puede cambiar
solo cuando la energía cruza el límite del sistema, es decir,
  Nivel de Energía del Sistema   Energía que cruza el Sistema (1.23)

Nivel de energía del límite de cruce de energía del sistema (1.23)


(Nota: Aquí, el símbolo "Δ" significa "cambio en"). Esta ley también se conoce como la
primera ley de la termodinámica y se trata con más detalle en la siguiente sección.
La ley de conservación del momento se trata en la última sección de este capítulo. Una
consecuencia de esta ley es la caída de presión y una gran cantidad de ecuaciones de flujo
de fluidos, dos temas de interés para los ingenieros (químicos) involucrados en las
aplicaciones de transferencia de calor.

Ejemplo Ilustrativo
Un lago está ubicado en la cima de una montaña. Se ha construido una planta de energía en
la parte inferior de la montaña. La energía potencial del agua que viaja cuesta abajo puede
usarse para hacer girar turbinas y generar electricidad. Este es el modo de funcionamiento
durante el día y la demanda eléctrica máxima. Por la noche, cuando se reduce la demanda,
el agua se bombea de regreso a la montaña. La operación se muestra en la Figura e1.5.

19
Introducción

Usando el método de “producción” de energía descrito anteriormente, determine cuánta


energía (vatios) genera el lago ubicado a una elevación de 3000 pies sobre la planta de
energía. El caudal de agua es de 500,000 gpm. La eficiencia de la turbina es del 30%.
Considere que los efectos de fricción son insignificantes.

Figura e1.5

SOLUCIÓN: Primero, convertir la altura y el caudal en unidades SI para resolver la


potencia en watts:
 0.3048 m 
 3000 pie     914.4 m
 pie 

 gal   0.00378 m3 
  1890 m min
3
 500000 
 min   gal 
El caudal másico del agua en kilogramos/segundo es

1890 m 3
min 1000 Kg m3 
 31500 Kg s
60 s min

La pérdida de energía potencial, E PE , del flujo de agua está dada por

mg
EPE  z
gc

Sustituyendo rendimentos

EPE   31500 Kg s   9.8 m s 2   914.4m 


EPE  2.82 108 Kg  m s 3
EPE  2.82 108 N s
EPE  280 MWatt

Tenga en cuenta que, g c  1 , en el sistema SI de unidades.


Suponiendo que la disminución de energía potencial se convierte por completo en entrada
de energía a la turbina, la salida de potencia real AP es
AP   30  382   846 MWatt

20
Transferencia de Calor con Aplicaciones al Diseño en Ingeniería de Procesos FLORES, Jesús

Esto es suficiente poder para un pueblo pequeño. No se generan contaminantes ni gases de


efecto invernadero porque no se requiere combustible fósil. El gasto inicial de construcción
podría ser bastante alto, pero el costo a largo plazo de producir electricidad podría ser
económico.

1.6 Relación entre Transferencia de Calor y Termodinámica


Discutamos primero la relación entre termodinámica y transferencia de calor. La
termodinámica, el primer curso de ciencias térmicas en la mayoría de los programas de
ingeniería, es un estudio de los estados de equilibrio de los sistemas. Considera los diferentes
tipos de energía (p. Ej., Mecánica, cinética y potencial, calor, interna) y la cantidad de
energía transferida durante el proceso de un sistema de un estado de equilibrio a otro. La
termodinámica tiene dos leyes básicas. La primera ley trata de la conservación de la energía
y la conversión de energía de un tipo a otro. La segunda ley trata de las restricciones
observadas en los procesos del sistema. Por ejemplo, no puede haber un proceso que
implique únicamente la transferencia de calor desde una región de temperatura más baja a
una región de temperatura más alta. La termodinámica considera la cantidad de energía que
se transfiere. Por lo general, no se ocupa del tiempo necesario para esta transferencia de
energía.
La transferencia de calor agrega la dimensión del tiempo a los procesos energéticos. Se trata
de la tasa de transferencia de energía térmica a medida que un sistema se mueve de un estado
de equilibrio a otro. Como ejemplo, consideremos un objeto de metal caliente a la
temperatura inicial T1 siendo enfriado por un líquido a la temperatura T2 . Durante el
proceso, el calor fluye del objeto al líquido y la temperatura del objeto disminuye. El objeto
finalmente alcanza la temperatura T2 del líquido. La termodinámica puede predecir la
cantidad de calor transferido al líquido durante el proceso. La transferencia de calor
proporciona más detalles. Puede predecir cuánto tardará la temperatura del objeto en pasar
de T1 a T2. La transferencia de calor también puede proporcionar la distribución de
temperatura en el objeto en diferentes momentos durante el proceso.
1.6.1 Leyes de la Termodinámica

21