Está en la página 1de 3

El síndrome de pica

El síndrome de pica se conoce también como el comportamiento de pica y se


caracteriza por ser una afección que se manifiesta en el perro como un deseo
irremediable de ingerir sustancias que no son comestibles, como las heces, la
basura, los desperdicios u otros objetos.
Para determinar si esta conducta representa un verdadero problema de salud
debemos tener en cuenta el caso individual de cada perro así como su edad,
debido a que este comportamiento es normal en los cachorros que empiezan a
explorar y conocer su entorno.
En cambio, en otros casos puede ser una conducta que deba ser tratada, ya que
de lo contrario, la vida de nuestra mascota podría estar en peligro si por ejemplo
llega a ingerir alguna sustancia venenosa
Síntomas del síndrome de pica en perros
El comportamiento de un perro que sufra síndrome de pica es muy evidente, ya
que podrás observar que tu mascota ingiere distintos objetos que no son
alimentos, incluso es posible que haya ingerido ropa, monedas, tierra e incluso
bombillas.Esta conducta propia de este síndrome puede desencadenar en los
síntomas típicos de la ingestión de cuerpos extraños:
 Dolor de estómago
 Diarrea
 Vómitos
 Mal aliento
 Letargo o hiperactividad
Obviamente si observas estos síntomas en tu perro es recomendable que acudas
al veterinario lo antes posible, especialmente si crees que haya podido ingerir una
sustancia peligrosa

¿Cuándo es necesario tratamiento?


El síndrome de pica solo debería entenderse como un comportamiento
fisiológico en cachorros y en madres que acaban de parir, en los siguientes
casos, la ingestión de objetos no comestibles es patológica y puede tener diversas
causas:
 Estrés y aburrimiento
 Déficit de algún nutriente
 Hipertiroidismo
 Síndrome de Cushing
 Trastornos de malabsorción de nutrientes
 Problemas gastrointestinales
 Tumores de estómago
Debido a las diversas causas que pueden esconderse tras este síndrome, si tu
perro es adulto y presenta este comportamiento estás sin lugar a dudas ante una
situación que requiere tratamiento profesional.
Tratamiento del síndrome de pica en perros
El tratamiento dependerá de la causa que esté originando el trastorno, por lo tanto,
el primer paso a seguir es acudir al veterinario para que descarte cualquier
situación orgánica que sea la responsable de este comportamiento.
Si la causa es orgánica o fisiológica el veterinario deberá realizar un tratamiento
destinado a corregir estas alteraciones, en cambio, cuando la causa es psicológica
y esta conducta se ha convertido en un hábito obsesivo-compulsivo, resulta
imprescindible contar con la ayuda de un etólogo, es decir, un especialista en el
comportamiento instintivo de los canes.
Debes pensar que cuanto antes se inicie el tratamiento del síndrome de pica,
mejor será el pronóstico sobre la evolución del mismo. En cambio, si dejamos
pasar el tiempo, este comportamiento puede fijarse en el perro y tener una
solución más compleja.

Mi perro come mucho (polifagia)


Lo polifagia se define como la ingestión de una cantidad de alimento
superior a lo normal en un perro de ese tamaño, raza y edad. Las causas
de la polifagia pueden ser fisiológicas, farmacológicas, o patológicas

La polifagia farmacológica es la que se produce como efecto secundario


a algunas medicaciones, como a los antiepilépticos o los corticoides, que
aumentan de forma secundaria las ganas de comer. En este caso sí se
da un aumento de peso del animal, y tanto el aumento de consumo de
comida, como de peso, se considera una consecuencia del tratamiento;
aun así, se recomienda instaurar un control de la dieta y del peso para
evitar la obesidad.

La polifagia patológica es un síntoma que se da como consecuencia de


algunas enfermedades, como la diabetes, alteraciones hormonales del
páncreas, tiroides y glándulas adrenales, o problemas gastrointestinales
que disminuyen la digestión y absorción del tracto gastrointestinal. En
estos casos, el aumento del consumo de alimento puede venir
acompañado de incremento o disminución del peso. Un correcto
diagnóstico y una terapia adecuada controlarán la enfermedad y, por
tanto, la polifagia

}
La polifagia patológica es un síntoma que se da como consecuencia de
algunas enfermedades, como la diabetes, alteraciones hormonales del
páncreas, tiroides y glándulas adrenales, o problemas gastrointestinales
que disminuyen la digestión y absorción del tracto gastrointestinal. En
estos casos, el aumento del consumo de alimento puede venir
acompañado de incremento o disminución del peso. Un correcto
diagnóstico y una terapia adecuada controlarán la enfermedad y, por
tanto, la polifagia.