Está en la página 1de 11

Los hábitos: Marcadores de éxito o fracaso en la vida.

Jhon Emiro Arenas Buendia

11 de mayo de 2020

Resumen:

En el presente ensayo se realizó un análisis del libro 7 Hábitos de la Gente Altamente


Efectivas del autor Stephen Covey, el cual presenta 7 principios que se deben realizar para
lograr tener éxito en la vida. Estos principios hacen parte la parte del tema denominado
“La Psicología del éxito”, debatida por muchos autores como Napoleon Hill, Robin
Sharma, Benjamin Franklin, Brian Tracy, entre otros, la cual busca establecer los
principios de éxito en la vida que deben ser transmitidos a la mentalidad del hombre. Está
demostrado que aquellos que colocan en práctica esta Psicología, por alguna razón de la
naturaleza tienen éxito generando grandes fortunas, trasmitidas de generación en
generación

Palabras Claves: Éxito, Hábitos, Mentalidad ganadora, Riqueza, Motivación.

INTRODUCCION

El éxito está al alcance de quien lo desee de una forma ardiente, y para alcanzarlo no solo
basta con desearlo, también se deben realizar mucho esfuerzo y aprender de los errores
encontrados en el camino hacia él. Para poder tener éxito en la vida se necesita tener hábitos
de gente exitosa, por el contrario, vivirá todos los días en círculo vicioso del cual no puede
salir y que lo llevara al fracaso constante. Con este ensayo quiero argumentar que los hábitos
son la herramienta útil para obtener fortunas grandes en la vida, y que si es posible alcanzar
una satisfacción personal haciendo uso de los 7 principios establecidos por Stephen Covey
en su libro 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva. Además, estos mismos principios
sirven como puente para alcanzar una vida académica más eficiente y llena de logros, donde
el recurso más preciado de todo estudiante -el tiempo- alcanza para realizar actividades de
todo tipo si es distribuido de manera correcta.

El ensayo se dividirá en 7 segmentos donde se explicaran cada uno de los principios


establecidos en libro de Stephen Covey, realizando un análisis personal de cada uno de estos
y comparándolos con lo planteado por otros autores. Es menester decir que, la Psicología del

1
éxito, demuestra que los hábitos y lo que le ordenemos a nuestra mente, es lo que
condicionara el futuro de nuestras vidas.

DESARROLLO DEL TEMA

Hábito Nº1: Sea proactivo, no reactivo.

“Nos convertimos en lo que pensamos”, frase célebre de Buda en la cual declara que
todos los seres humanos somos los que tenemos en nuestra mente. Pues, es esta quien domina
nuestras vidas y se convierte en la artífice de quienes somos, desde que nacemos hasta que
llega el ultimo día que vivimos. El cuerpo humano << aunque vivo >>, es un medio de
transporte para todos nuestros pensamientos, todo lo que hacemos pasa primero por la mente
para luego ejecutarse en la vida real por medio de él, realizando acciones buenas o malas
pero que al final tuvieron cabida primero en el cerebro. Estos pensamientos o acciones
buenas o malas de nuestra vida, están condicionadas por los hábitos que tenemos día a día,
los cuales, sin darnos cuenta, hemos creado desde que nacemos por medio de la educación
de nuestros padres y las decisiones propias al crecer. Los hábitos son el camino que tomamos
para realizar las distintas actividades diarias, existen buenos, irrelevantes y malos, donde
estos últimos, son aquellos que condicionan a la mayoría de los hombres y mujeres a ser
fracasados, ya que, es en estos donde se encuentran todo lo malo que puede pasar por la
mente, desde los más sencillo hasta la acción de maldad más grande que pueda existir. Los
malos hábitos no necesariamente son claros y perceptibles, generalmente no nos damos
cuenta que los tenemos, incluso, se ocultan en la llamada “Zona de confort” donde la mayoría
de las personas en el mundo existencial se encuentran, en ella, es donde en no se vive mal,
donde tampoco hace falta mucho esfuerzo para vivir, cuando se está allí, simplemente, se
vive con el pasar del tiempo y se cae en el error de decir que todo ya está escrito, y que el
destino de todos será el mismo si se realiza esfuerzo o si no se hace. En la “Zona de confort”
también existen los hábitos de decir “Yo no puedo”, “Eso es demasiado para mí”, “Si no lo
ha hecho otra persona ¿Por qué tengo que hacerlo yo?” y otras frases más que son usadas
por aquellas personas que viven allí, y que lamentable para ellos, sin darse cuenta se
convierten esclavos de su propia vida.

¿Cómo saber si estoy o no en la zona de confort?, sencillo, comience a preguntarse a sí


mismo lo siguiente ¿Tengo metas a corto y largo plazo?, ¿Hace cuánto tiempo estoy

2
haciendo lo mismo todos los días?, ¿Me siento bien en mi trabajo/estudio actual? Y por
último ¿Soy lo que esperaba ser unos años atrás?, si sus respuestas a los interrogantes
anteriores fue: “No, Mucho tiempo, No y No” definitivamente usted se encuentra en la zona
de confort y debe salir de ella inmediatamente.

¿Cómo salgo de la zona de confort? La respuesta está en “Los Hábitos”. Al cambiar sus
hábitos de vida, cambia su percepción de la misma, empieza con aplicar hábitos buenos y
positivos que generen valor a la misma, como por ejemplo, practicar el hábito de trazarse
metas a diario. Inicie con metas pequeñas, como levantarse más temprano, leer un libro,
dejar de ver tantas noticias falsas y dañinas en la televisión, dejar de quejarse por todo. Es
decir, deje de ser una persona reactiva que vive quejándose de todo lo que pasa a su alrededor
y quiere dominar cosas que no se encuentran su círculo de influencia, para convertirse en
una persona proactiva que quiere tener nuevos conocimientos y habilidades para ser más
valioso en la empresa donde trabaje o en la universidad donde estudie, que no se deja
influenciar negativamente por los factores externos donde no puede tener influencia,
practique también el hábito de ahorrar y de invertir para crear su propio negocio y lo más
importante, comience a utilizar bien el recurso más valioso que tiene la vida “el tiempo” en
buenas acciones que sirvan para moldear la empresa más grande que tiene a su disposición
“su mente”. En síntesis, no sea como las personas que viven en la zona de confort llena de
hábitos malos e irrelevantes, que prefieren quejarse todo el tiempo de la vida y que no son
proactivos porque según ellos “Eso requiere de mucho trabajo”.

Hábito Nº2: Comience con el fin en la mente.

¿Se imagina usted llegando a un funeral y que la persona muerta sea usted mismo?, ¿Qué
pensaría usted de lo que a hecho en su vida?, ¿Estará satisfecho?, ¿Qué dirán los demás de
cómo fue usted en la vida? Estos interrogantes surgen al momento de pensar en nuestra
propia muerte, lo cual no es una buena práctica. Pero estas preguntas, si son un buen
instrumento de evaluación para observar que tal hemos llevado nuestra vida y como la hemos
vivido. Aquí, usted obtendrá su propia conclusión de como han sido hasta el momento sus
acciones, pensamientos y vivencias, por lo que si obtiene una respuesta positiva a los
interrogantes, podría morir tranquilo, ya que, estaría satisfecho consigo mismo porque todo
lo que se propuso en alguno momento lo ha logrado hasta ahora, siendo esto un gran alivio.

3
Por el contrario, si obtuvo una respuesta negativa a los interrogantes, fíjese bien como está
viviendo la vida y empiece a evaluar sus hábitos, es posible que encuentre situaciones
negativas que debe cambiar inmediatamente. Tenga cuidado con este ejercicio, es tan
importante que hasta los hombres más grandes en éxito que han pisado al tierra lo hicieron
y aun lo siguen haciendo. En mi caso, todos los días tengo el hábito de preguntarme en las
mañanas “Si este es ultimo día de vida, ¿Querría hacer lo que voy a hacer ahora?” Steve
Jobs. En fin, cree el hábito de empezar con el fin en mente.

Hábito Nº3: Primero lo primero

Napoleón Hill, en su libro titulado “piense y hágase rico”, habla en el capítulo 7 acerca
de - La planificación organizada – el cual fue, es y seguirá siendo un principio usado para
alcanzar el éxito en la vida y que debe ser visto como una herramienta para que todos los
hombres en la tierra puedan alcanzar lo que en algún momento se proponen lograr.
Napoleón, plantea a través de este principio que debemos dar prioridades a las cosas que
realizamos, incluso, aconseja llevar un libro de tareas o actividades donde se organicen las
mismas en orden prioritario por medio de la nomenclatura simbólica que el aconseja, la cual
está dada por los números enteros positivos y las letras del abecedario de la siguiente forma:
1A – Representa la actividad o tarea con mayor prioridad del día, mes o año. A medida que
la letra y el número van avanzando, la prioridad desciende en orden y jerarquía. Es decir, si
tiene varias actividades, genere una lista en su libreta, analice cual es la que mayor tiene
prioridad en función de lo que usted este realizando y colóquele al lado de esta actividad la
letra 1A, la actividad con mayor prioridad después de esta, puede estar dada de dos maneras
1B o 2A, lo cual significa que la actividad es de orden prioritario numero 1 pero es de menor
jerarquía que la actividad definida como mayor prioridad, o también, es de orden prioritario
2 con la jerarquía mayor de este orden. Este ejercicio de darle orden a las tareas, es bastante
provechoso cuando se realiza de forma progresiva, pues, con esto se establece que va
primero y que va después. Otro personaje de éxito que practicaba este principio, fue
Benjamin Franklin, el hombre del billete de 100 dólares estadounidense, quien en su
autobiografía, en la página 162, mostraba como eran las formas de las tablas que el usaba en

4
su libreta de actividades para generar un nuevo hábito en su vida, estableciendo un orden
prioritario de los mismos y marcando con X cuando los realizaba diariamente, inclusive,
Franklin menciona en su libro que cuando no lograba utilizar el hábito en el día, se daba a si
mismo pequeños castigos, como volver a empezar desde el principio. Por último, en la
página 41 del libro titulado “El monje que vendió su Ferrari” del autor Robin S. Sharma, se
plantea el siguiente párrafo

“(…) Definir claramente tus prioridades en cada aspecto de tu vida jugara un papel
similar al del faro, ofrecerte orientación y cuando la mar se vuelva brava. Mira,
John, cualquiera puede revolucionar su vida si primero revoluciona la dirección
hacia la que se mueve. Pero si no sabes siquiera a dónde vas, ¿Cómo saber si has
llegado?”

El faro al que hace referencia Sharma en ese apartado, es la dirección con mayor prioridad
hacia la que todos los humanos nos movemos diariamente. Es decir, la actividad con
prioridad 1A que plantea Napoleón Hill en su libro, y la razón por la cual Benjamin Franklin
se castigaba a si mismo al no lograrla.

Todo lo planteando anteriormente, representa claramente lo establecido por Stephen


Covey en el hábito número 3, establezca prioridades, diferencie lo urgente de lo importante,
haga siempre primero lo primero.

Hábito Nº4 Pensamiento Ganar/Ganar

Vivimos en un mundo donde algunas personas creen que para poder tener éxito en la
vida, se debe estar en una constante batalla donde en ocasiones se pierde y se gana, cuando
en realidad, esto no es así, pues está demostrado que las personas que tuvieron y tienen éxito
perdurable en el tiempo, en algún momento de su vida decidieron cambiar la mentalidad y
emprender un nuevo camino lleno de retos, donde posiblemente se iba a fracasar o iba a
lograr su meta. Pero que además, decidieron llevar a otras personas hacia el camino del éxito,
porque eran necesarios los conocimientos de las mimas y tenían claro que el trabajo en
equipo es necesario para alcanzar una meta. El hábito basado en este pensamiento
Ganar/Ganar planteado por Stephen Covey, invita a que las personas a que entiendan que no

5
necesariamente tiene que perder alguien para que otro gane. Por el contrario, si las personas
unen sus fuerzas para trabajar en conjunto, terminan ganando juntas.

En los hábitos anteriores, se mencionó la técnica para el establecimiento de prioridades


planteada por Napoleón Hill en su libro “Piense y hágase rico” como una de las técnicas
más poderosas para la planificación organizada. En este hábito del pensamiento
Ganar/Ganar, Napoleón Hill también comenta algo parecido en la página 20 donde dice que:

“(…) Tendré éxito atrayendo hacia mí las fuerzas que deseo emplear, y la
cooperación de otras personas. Induciré a otros a servirme, por obra de mi
disposición a servir a todos […]. Hare que los demás crean en mi porque yo creeré
en ellos y en mí mismo”

Lo que Napoleon trata de decir, es que cuando se sirve a las demás personas y se creen
ellas, el éxito llega hacia nosotros por obra de las fuerzas de la naturaleza, pues aquel que
hace el bien, recibirá recíprocamente lo mismo y su éxito será no solo en riqueza monetaria,
si no también, en riqueza espiritual.

Por último, debo decir que si todos los gobernantes de todos los países del mundo
utilizaran el principio Ganar/Ganar, viviríamos en un mundo sin pobreza extrema, donde las
oportunidades estarían al alcance de todos los habitantes y no existirá la corrupción y
avaricia de algunos personas que están el poder, usando el principio Ganar/Perder, donde
ellos son los que ganan y el pueblo es el que pierde.

Hábito Nº5: Primero comprender y luego ser comprendido.

Escuchar a las personas resulta fastidioso para algunos, consideran siempre que la razón
la tienen solamente ellos y nunca dedican un par de minutos en atender las necesidades que
poseen los otros. Esto de no escuchar a los demás, resulta bastante grave al momento de
planificar y ejecutar las cosas, pues al no comprender lo que las demás personas quieren, no
se tendrá nunca la percepción o probabilidad de que si lo que se está creando, va a mejorar
la calidad de vida de los demás. Además, escuchar también tiene bastante relevancia cuando
se trabaja en equipo, ya que, esto ayudara a comprender las necesidades de cada uno de los
integrantes, pero también, se conocerán cuáles son las fortalezas de estos. Hoy en día, existen
empresas especializadas en realizar estudios de mercado para determinado producto o

6
servicio en un territorio definido. Estas empresas, se encargan de buscar información sobre
las necesidades de los clientes potenciales, organizándola y segmentándola por distintos
paramentos que el fabricante o prestador del servicio decida. Con toda la información
captada en el estudio de mercado, la empresa empezara a mejorar su producto de tal manera
que satisfaga todas las necesidades del cliente. De igual forma como se capta información
para la creación o mejoramiento de un producto – servicio, todas las personas deberían tener
la capacidad de comprender cuales son las necesidades y fortalezas de su círculo de
influencia para posteriormente usarlas como herramienta para generar un bien común. No
obstante, al igual que todos los demás, también debemos ser comprendidos por las demás
personas, siendo esto una interacción constante, pero que al final, debe buscar y encontrar el
punto de equilibrio para poder tener una relación estable con la otra persona o el cliente.

Un buen líder, siempre está dispuesto a escuchar a los demás, puesto que esa es la única
manera de entender cuáles son las virtudes de su equipo de trabajo, y posteriormente dirigir
esas fortalezas a la realización de una meta común que genere éxito para todos.

Hábito Nº6: Sinergia.

En el hábito anterior, se hablaba sobre la necesidad de comprender cuales son las


fortalezas de tu equipo de trabajo, con fin de usarlas para crear una meta común y generar
éxito para todo el grupo. En hábito planteado en este segmento denominado Sinergia, hace
referencia a la capacidad que tenemos todos los humanos de poder trabajar para lograr cosas
en conjunto, que no somos capaces de lograr de forma individual. Mark Zuckerberg, uno de
los creadores de Facebook, la red social más grande del mundo, comentaba en una entrevista
en el año 2013, que todo el mundo debería saber programar debido a que esta era una de las
disciplinas más provechosas de la Ingeniera de Sistemas, pero que además siempre debía ser
trabajada en conjunto con otras personas. Los programadores, generalmente realizan sus
pruebas de escritorio unos con los otros, es decir, cuando un programador crea un software
X, es otro programador quien revisa que este sea funcional y que cumpla con las
expectativas, puesto que generalmente la misma persona no se da cuenta de sus propios
errores a pesar de que pase 50 veces por él. Luego entonces, existen unos programadores
que se especializan en seguridad informática, otros que son expertos en parte visual del
programa, otros son expertos creando códigos para generar la estructura general del

7
software. En fin, cada persona aporta su parte para crear al final un solo producto. La sinergia
no está dada solamente en la disciplina de la programación, esta existe en todos los campos
económicos existan en el mundo, y es la herramienta básica para crear grandes empresas.

Henry Ford, tenía una idea clara de cómo revolucionar la industria automovilística por
medio de la producción en serie. Utilizo las mentes de varios ingenieros de la época y creo
la línea ensamblaje más eficiente en aquel entonces. Ford, no tenía un grado de escolaridad
más alto que el de sus subordinados, pero tenía claro el principio de la perseverancia
sumando a la sinergia, gracias eso fue como pudo crear el famoso motor V8 que le dio
millones de dólares a él y a sus empleados.

Hábito Nº7: Afile la sierra.

Para la realización de una persona exitosa, en necesario además de los 6 hábitos


planteados anteriormente, mantener el equilibrio en todas las cosas que hacemos, equilibrio
entre lo físico, espiritual, mental y social, donde cada uno de los anteriores aspectos son
importantes y deben ser vistos como de igual importancia, puesto que, no todo debe ser
trabajo/estudio pero tampoco todo debe ser relajación. Anteriormente, se mencionaba en el
hábito primero que se deben diferenciar las cosas importantes de las que son urgentes, y que
para alcanzar el éxito debes planificar tu vida de manera correcta dándole prioridades
progresivas a cada una de las actividades, lo que no se mencionó en ese apartado, es que
también sobre cargar el cuerpo y la mente de muchas actividades laborales/académicas
puede generar estrés constante y más aún generar retraso. Luego entonces, es necesario
también en, primer lugar dedicar una parte del día a la parte física (cuerpo), realizando
ejercicios o nutriéndote correctamente para así mantener una buena salud, en segundo lugar
dedica tiempo a la parte espiritual, debes concentrarte en los valores que tienes como
persona, la ética como profesional o como estudiante va a en este parte de la vida, la cual no
debe ser vista de manera menor que las demás, pues son los valores tienes espiritualmente
los que dicen que clase de persona eres, en tercer lugar dedica un espacio del día
exclusivamente para la mente, esta es quizá la parte donde nos concentramos más los
estudiantes al estar en constante aprendizaje, pero dedicar espacio a la mente no solo
significa leer un libro referente alguna asignatura, significa también meditar acerca de los
objetivos en la vida, leer libros con contexto fuera de lo académico pero que sirvan como

8
instrumento de motivación. La parte mental es quizá la más importante que deben cuidar, al
comienzo de este ensayo se mencionaba que “Nos convertimos en lo que pensamos”, luego
entonces, a la mente hay que inducirle pensamientos positivos para que esta los asuma como
realidad y lo transmita hacia el subconsciente, donde este realizara todo posible para
transmutar esos pensamientos en un su equivalente físico, por último, y no menos importante
que las demás, debes mantener un equilibrio social con las personas, ayudar a los demás sin
esperar nada a cambio es algo satisfactorio para la mente y el cuerpo, que inclusive al realzar
una buena acción, este llenara de energía positiva que será utilizada para realizar otras
actividades. Por mi parte, me pregunto siempre al final del día ¿Cuántas agradecimientos
recibí el día de hoy?

Si el equilibrio entre los cuatro aspectos anteriores es logrado, la persona puede vivir en
un estado de constante crecimiento debido a que todo el tiempo mantiene en línea todos los
aspectos importantes de la vida. Lo anterior, es llamado por Stephen Covey como –La
renovación equilibrada-, donde el humano crece constantemente desde adentro hacia afuera
y evita caer en situaciones que no urgentes ni importantes.

Conclusiones

La vida está llena de situaciones que no podemos controlar a nuestro modo debido a que
no están en nuestro círculo de influencia. Sin embargo, existen otros aspectos que si podemos
controlar en influir sobre ellos, y son estos donde debemos trabajar constantemente para
lograr una vida sin quejas y cosas negativas que al final lo que hacen es destruir nuestro
futuro. Además, salir de la zona de confort es necesario para poder tener éxito en la vida,
puesto que en esa zona es donde el ser humano común se encuentra constantemente en un
estado de relajación total, no se percata de que los días se están pasando rápidamente y lo
que algún día planifico ser o hacer en la vida, lo ha olvidado a causa del circulo vicioso en
el que está viviendo. Por lo anterior, es que las grande personas de éxito siempre han
comenzado con el fin en mente, preguntándose si lo que están haciendo es lo que querrían
hacer por el resto de su vida, autoevaluándose constantemente para obtener conclusiones de
sí mismo y cambiar todo el rumbo de su vida en caso de obtener respuestas negativas.
Además, planificar correctamente nuestro día a día, resultar ser bastante provechoso para la
vida, el tiempo rinde mucho más, tiene el control del recurso más preciado de la vida y

9
puedes hacer de una herramienta para la transformación personal/académica/laboral. No
obstante, para ser exitoso en la vida no solo necesita planificar correctamente, también se
debe tener claro que hay que ayudar para ser ayudado, dar la mano hacia el éxito a otras
personas para que estás te la den a ti, comprender las necesidades del entorno interno y
externo donde te encuentras, trabajar en equipo para poder lograr las cosas que
individualmente no se pueden hacer, y por último estar en constante renovación equilibrada
para que la naturaleza humana transforme nuestros pensamientos en su equivalente físico y
así poder ser una persona altamente efectiva y llena de éxito.

“Confía en ti mismo. Crea el tipo de vida que te gustara vivir a lo largo de la vida.
Aprovecha al máximo de ti mismo atizando las diminutas chispas interiores de posibilidad
para que sean llamas de realización” Foster C. McClellan

“Son pocos los hombres públicos que actúan movidos exclusivamente por el bien del país,
por mucho que digan, y aunque sus actos puedan beneficiarle, lo cierto es que eso es así
en tanto en cuanto estimen que sus intereses particulares y los públicos son coincidentes”
Benjamin Franklin

“El hombre invirtió toda su fortuna en una mina de oro, sin saber que se a sacado mas oro
de la mente del hombre que de la tierra” Napoleon Hill

10
Bibliografía
Benjamin, F. (1982). Autobiografia de Benjamin Franklin. Virginia: Luis Lopez Guerra.

Napoleo, H. (1985). Piense y Hagase Rico. Fawcett Crest Edition.

Sharma, R. (1996). El Monje Que Vendio Su Ferrari. HarperCollins.

Stephen, C. (1959). Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva. New York: Simon and
Schuster.

11

También podría gustarte