Está en la página 1de 8

SISTEMAS HIBRIDOS

Un sistema híbrido es aquel que combina en una sola instalación varias fuentes
energéticas, conectadas a una mini-red de distribución. Están compuestos
generalmente por fuentes renovables y generación fósil, un sistema de control, y
pueden incluir baterías para acumular la energía producida.
Ventajas:
- Fuente de alimentación continua
- Utiliza las fuentes renovables de la mejor manera
- Bajo coste de mantenimiento
- Alta eficiencia
- Administración de carga
Desventajas
- Proceso de control complicado
- Alto coste de instalación
- Menor duración de la batería
- El número de instrumentos que se pueden conectar es limitado

SISTEMAS ACTIVOS
Los sistemas activos son artefactos mecánicos que complementan la construcción
bioclimática y permiten captar las energías del entorno con un mayor
aprovechamiento y un mínimo consumo de energía.
Los sistemas activos de acondicionamiento bioclimático son todos aquellos que
necesitan de energía auxiliar para funcionar.
Los sistemas activos son una mejora de los sistemas pasivos.

SISTEMAS PASIVOS
Este tipo de sistemas se caracterizan por no depender de energías
convencionales, son parte de la estructura misma y utilizan las características del
medio ambiente para captar, bloquear, transformar y almacenar energía solar,
mediante principios físicos básicos como la conducción, radiación y convección del
calor.
SISTEMA RED
El sistema red es el medio de transmisión, que funciona como soporte físico que
facilita el transporte de la información y supone una parte fundamental en la
comunicación de datos. La calidad de la transmisión dependerá de sus
características físicas, mecánicas, eléctricas, etc.
El transporte, puede ser mecánico, eléctrico, óptico, electromagnético, etc. El
medio debe ser adecuado para la transmisión de la señal física con objeto de
producir la conexión y la comunicación entre diapositivas.
Este sistema hace parte de los sistemas activos de las instalaciones, ya que este
usa en sus medios de transmisión aparatos mecánicos para complementar su
función, además para poder funcionar necesitan de energía auxiliar.

Tipos de transmisión
- Cables de pares y metálicos
Los cables pares están formados por pares de filamentos metálicos y
constituyen el modo más simple y económico de todos los medios de
transmisión. Sin embargo, presentan algunos inconvenientes: cuando se
sobrepasan ciertas longitudes, hay que acudir al uso de repetidores para
establecer el nivel eléctrico de la señal.
- Sistema de fibra óptica
La fibra óptica permite la transmisión de señales luminosas. La fibra, que
suele ser de vidrio u otros materiales plásticos, es insensible a
interferencias electromagnéticas externas. La luz ambiental es una mezcla
de señales de muchas frecuencias distintas, por lo que no es una buena
fuente de señal portadora luminosa para transmisión de datos. Son
necesarias fuentes especializados: fuentes laser y diodos LED.

- Sistemas inalámbricos
Estos sistemas se utilizan en las redes de área local por la comodidad y
flexibilidad que presentan; no son necesarios complejos sistemas de
cableado, los puestos de la red se pueden desplazar sin grandes
problemas. Sin embargo, su velocidad de transmisión está legislados por
las administraciones públicas, que los restringen. Estos son los router y los
switch.
SISTEMA ATMOSFERICO

Los sistemas atmosféricos ayudan a mantener la salud y la comodidad de los


ocupantes y las condiciones del equipo y la maquinaria del edificio.
Debido a la importancia de la eliminación de sustancias no deseadas, el equipo
para introducir el aire fresco y sacar el aire estancado, es una de las
consideraciones primordiales en la planificación de una planta.
Este sistema se encuentra clasificados entre los híbridos, ya que cuenta con
aspectos de los sistemas activos y pasivos:
Sistemas pasivos
Son de los primeros aspectos que más llaman la atención en la arquitectura, sobre
todo para buscar estrategias de ahorro de energía en un edificio, ya que una de
sus características es que su consumo de energía es despreciable o nulo. Estos
son:
- Enfriamiento
Los sistemas pasivos se consideran un método de diseño implementado,
principalmente, en la arquitectura sustentable, cuya finalidad es lograr el
acondicionamiento de un edificio utilizando a su favor los recursos y variables del
diseño arquitectónico, como son: orientación del edificio, envolvente, materiales de
construcción, el sol, brisas, viento, entre otras. Su objetivo es minimizar el uso de
los principales sistemas consumidores de energía (aire acondicionado e
iluminación, por ejemplo).
Enfriamiento evaporativo.
Consiste en hacer circular una corriente de aire en contacto con una masa de
agua, de modo que la evaporación del agua produce una disminución de las
temperaturas de ambos. El aire enfriado contribuye a refrescar el edificio.
La efectividad del enfriamiento evaporativo es muy alta, pero tiene grandes
limitaciones: es necesario un ambiente suficientemente seco y exponer el agua a
una corriente de aire.
Enfriamiento radiante.
Puede obtener una fuente de enfriamiento natural gracias a la transferencia de
calor por radiación. Puede producirse mediante techos fríos, cubiertas húmedas,
patios y fachadas radiantes.
Enfriamiento conductivo.
Se produce cuando los cuerpos pierden calor por conducción, para lo que es
necesario contar con superficies frías en torno a alguno de los cerramientos.
Enfriamiento convectivo.
Se alcanza empleando directamente masas de aire frío. Un ejemplo es la entrada
de aire en las grandes cuevas naturales que se embolsa y enfría
espontáneamente y las poblaciones situadas sobre ellas, que toman ese aire frío a
través de rejillas.

- Iluminación natural (s.pasivo)


La utilización de la iluminación natural es una de las estrategias bioclimáticas más
importantes e interesantes, a la vez que complejas, en el diseño de los edificios.
Los beneficios que se pueden obtener gracias al uso perfeccionado de la luz
natural son muchos. Por un lado, se ahorrarían cantidades importantes de la
costosa energía eléctrica utilizada para proporcionar iluminación artificial; también,
gracias al uso intensivo de luz natural, la carga debida a acondicionamiento del
aire se reduce considerablemente.
La morfología y orientación de un edifico son de los aspectos más importantes
para una correcta iluminación natural.
- Refrigeración por evaporación o irradiación (s.pasivo)
En climas cálidos secos, una estrategia sencilla de utilizar y muy efectiva es la
refrigeración por evaporación. Consiste en la humidificación de espacios de
manera que el aire se enfría causando una sensación térmica de refrescamiento.
Se puede conseguir bien utilizando micronizadores que humidifican claramente el
aire o bien sencillamente aprovechando el efecto de evaporación del agua
contenida en fuentes o estanque que se incorpora automáticamente a este
bajando la temperatura.
- Ventilación (s.pasivo)
Mientras mayor sea la velocidad del aire mayor será el intercambio de calor. En
consecuencia, cuando queramos eliminar calor de un edificio, debemos facilitar la
penetración del viento, mientras que tendremos que protegerlo de los vientos
cuando queramos contener la dispersión del calor.
Cuando el viento golpea la fachada de un edificio produce un incremento de la
presión del aire, mientras que en la fachada situada a sotavento (la que está
protegida del viento) se produce una reducción de la presión. Por ello se ocasiona
un movimiento del aire de un lado del edificio a otro a través de las aberturas y
grietas.
Para reducir estas dispersiones es necesario proteger el edificio de los vientos
invernales y utilizar puertas y ventanas herméticas. Los obstáculos desviarán el
viento hacia arriba, y proporcionarán un área relativamente protegida a nivel del
suelo.

Sistemas activos
Después de tener un diseño pasivo optimizado, se define un diseño activo, en el
que el objetivo central será definir un sistema HVAC eficiente.
Un sistema HVAC es un sistema de climatización y ventilación. Como sistema de
climatización, actúa como calefacción en invierno y como refrigeración en verano.
Su finalidad es la de proporcionar al usuario un ambiente interior cuya
temperatura, tasa de humedad relativa y purificación del aire sean confortables.
- Acondicionamiento bioclimático
Los sistemas activos de acondicionamiento bioclimático son todos aquellos que
necesitan de energía auxiliar para funcionar.
Los sistemas activos de acondicionamiento bioclimático pueden ser de dos tipos;
aquello que utilizan fuentes de energía convencionales o aquellos que utilizan
fuentes de energía renovables. Éstos segundos son los más adecuados para
mejora el rendimiento energético global del edificio y para asegurar su
independencia o autonomía energética.
Los sistemas activos de acondicionamiento bioclimático deben ser diseñados de
manera eficiente. Así, el primer aspecto que se debe considerar para reducir el
consumo de las instalaciones de calefacción y climatización es el diseño del
edificio.

También podría gustarte