Está en la página 1de 2

La escuela del silencio, es un vídeo que muestra la problemática de las niñas en las escuelas

rurales del Perú. Esta exposición hace visible las innumerables situaciones de discriminación
de género que se presentan en la vida cotidiana y en el interior de la escuela.

Por ejemplo, se pudo observar estadísticas crudas pero reales:

- El 76% de las personas analfabetas son mujeres


- El 87% de víctimas por violencia sexual y familiar son hacia las mujeres.

MULTICULTURALIDAD Y RECONOCIMIENTO:
En primer lugar, la identidad depende del reconocimiento de los otros, sabiendo que la
identidad es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano porque le permite
adquirir otros derechos fundamentales a lo largo de su vida. ALGUNAS CONSECUENCIAS
cuando la identidad no es reconocida, siendo el reconocimiento una condición básica de la
misma, se generan sentimientos negativos como la vergüenza, la ira y el menosprecio. Si se
recuerda, en el caso de Taylor la negación de reconocimiento se denomina “falso
reconocimiento” y tiene consecuencias nefastas en la identidad de las personas que lo
padecen.

FALSO RECONOCIMIENTO:
En Ayacucho, desde el colegio se viven con los estereotipos de que las mujeres deben ejercer
labores domésticas como barrer mientras que a los hombres los envían a leer, demostrando su
capacidad intelectual. Otorgándoles así un falso reconocimiento por el simple hecho de ser
hombres.

DESIGUALDAD:
Esto se debe a que desde temprana edad las niñas viven con una serie de problemas por ser
mujeres, como tener que ver por la carga familiar con sus hermanos menores o actividades
que se realizan en el hogar, también apoyar a sus padres yendo a trabajar desde pequeñas.

En las escuelas de comunidades indígenas shipibas y asháninkas de Ucayali ocurre que muchas
veces gracias a la desigualdad se crean desventajas en las niñas juzgándolas y entregándolas a
los hombres desde los 13 o 14 años ya que piensan que ellas no tienen un futuro.

DERECHOS HUMANOS:
No podemos cerrar los ojos ante la realidad que muestra este documental, que revela que, en
las vivencias cotidianas, en la distribución de las tareas y responsabilidades, en las formas de
participación en el aula y en las imágenes y textos escolares está impregnada la discriminación
de género.

Mientras más conozcamos la realidad y unamos esfuerzos para que todos los implicados,
desde el rol que tengamos, nos comprometamos a que las niñas y niños de nuestro país
tengan las mismas oportunidades, se logrará que la escuela del silencio se convierta en un
grito de felicidad.

También podría gustarte