Está en la página 1de 5

Adaptación al espacio

El primer paso en todo proceso de diseño es entablar una relación entre el diseñador y el cliente,
para esto cada diseñador debe tener una metodología clara de acercamiento, recolección e
interpretación de la información que el cliente le brinde

Algunos clientes tienen ideas muy confusas acerca de lo que desean y no son capaces de articular
sus necesidades, pueden llegar a ser incluso contradictorios en lo que se han planteado ellos
mismos como solución, por lo tanto es la obligación del diseñador ordenar esas ideas y poner por
escrito un programa de trabajo a medida que la relación se desarrolla, lo que se debe tener claro
es que esta relación Cliente – Diseñador debe ser una asociación en las que ambas partes
contribuyan y estimulen el proceso

Actualmente el diseñador en su relación con el cliente debe tomar una posición consultiva que
perceptiva, el diseñador debe comprender las necesidades del cliente desde su personalidad y
estilo, y poder apreciar el contexto a temas económicos ambientales e incluso hasta biológicos.

Uno de los grandes errores en que caemos los diseñadores es que confiamos ampliamente en
nuestra intuición y percepción, y aunque estas son importantes y las debemos desarrollar día a
día, debemos respaldarlo con investigación y planeación estratégica.

El diseñador también tiene que ser capaz de hablar el mismo lenguaje del cliente para generar
confianza, pero sobre todo demostrar capacidad de escucha e interpretación, sobre todo cuando
el cliente es mas de una persona.

En los proyectos comerciales el diseñador debe lograr la confianza para que la persona que le
contrata le permita permear la información que este le esta dando y poder llegar así a otras capas
de usuarios, por ejemplo en una escuela, el diseñador debe poder hablar con los docentes, los
administrativos, los estudiantes e incluso los padres de familia.

El tercer elemento importante en la relación con el cliente es la capacidad de comunicación con


los otros proveedores que estén incluidos en el proyecto, esto también brindara confianza al
cliente ya que no le traerá sobresaltos en el proceso y le garantizara un desarrollo optimo de su
proyecto.

Los clientes hoy día poseen mucha información sobre diseño y pueden encontrar referentes de lo
que quieren, pero el diseñador es quien puede interpretar esas ideas y desarrollarlas hacia un
resultado viable, interpretar las necesidades del cliente y aconsejarle una solución de diseño que
satisfaga las necesidades del cliente es la responsabilidad principal del diseñador.

El medioambiente hoy por hoy es uno de los factores relevantes para el proceso de diseño, asi el
cliente no lo contemple dentro de sus variables el diseñador debe tener siempre presente ese
enfoque, y se debe adelantar a los sucesos que se planteen en cada contexto, hoy por hoy los
gobiernos y las instituciones apoyan políticas que mejoren y protejan el medio ambiente.
Otro de los aspectos importantes es la mezcla de comportamiento biológico con la cultura, el
comportamiento biológico del ser humano esta mas allá de lo racional, son los comportamientos
básicos y animales que los seres humanos tenemos, pero la cultura cambia la conexión emocional,
donde nacemos, mitos, historias, paradigmas y realidades, es por esto que aunque biológicamente
todos somos iguales culturalmente somos diferentes y algo acá puede tener un significado
completamente opuesto en china.

Debemos entender que los clientes están en constante cambio y que los diseñadores debemos
estar siempre a la vanguardia de estos cambios, debemos tener los ojos bien abiertos para
evolucionar a la misma velocidad que los clientes y mercados.

Estamos en una era digital, en una era social, en la que lo colectivo prima sobre lo individual. Es
por esto que entender lo colectivo es en ultimas entender al individuo.

El interiorista crea un ambiente realmente armonioso ayuda al cliente a ser y sentirse diferente. El
diseñador tiene un papel con mucha responsabilidad a la hora de crear hogares ajenos y, en cierto
sentido, provoca un efecto en sus destinos. Tatiana Rogova (Rusia), Diseñadora

como actúa el diseñador de interiores: Un diseñador de interiores percibe, observa y analiza el


espacio interior habitable del hombre, para intervenirlo de manera creativa y acertada con el
propósito de ofrecer soluciones de diseños funcionales, estéticos y de confort a un problema de
diseño planteado, hasta lograr una organización integral de los ambientes, dándoles diferentes
cualidades a los espacios

El diseñador de interiores debe ser buen comunicador, también debe tener la capacidad de
trabajar con profesionales de otras áreas y probablemente con actores terceros al proyecto
(Vecinos, autoridades, administradores etc), además debe tener bastos conocimientos sobre
materiales, tecnología, tendencias y mantenerse en constante actualización sobre los temas.

El planteamiento del problema: Se refiere a la etapa inicial en la que un cliente busca un


especialista para que diseñe un proyecto en el que la distribución de espacios esté bien resuelta
de forma coherente y funcional. El cliente también le describe al diseñador los recursos de los
cuales debe partir (terreno o construcción existentes, presupuesto asignado, tiempo de ejecución,
etcétera).

Interpretación del problema. El interiorista capta las necesidades del cliente y de acuerdo a su
interpretación y su capacidad profesional, establece los objetivos a investigar antes de hacer una
propuesta. Las interpretaciones que el diseñador hace de las necesidades del cliente le servirán de
guía en la siguiente etapa, pero pueden cambiar según vaya avanzando el proceso de diseño.
-Diagnóstico del sitio a intervenir: Análisis formal, funcional, estético, tecnológico, constructivos,
etc.

Investigación. Tomando los resultados de las dos etapas anteriores, se hace el análisis y también la
síntesis de la información. En primer lugar se requiere de investigación de campo y bibliográfica
que permita conocer los detalles del edificio, según su tipología. •Visita de campo •Entrevistas
•Toma de medidas o levantamiento del sitio •Análisis del asoleamiento, ventilación del sitio.
•Toma de fotografías de los espacios actuales. •Investigación en libros sobre la tipología del
proyecto. •Análisis de sitios similares.

La bioclimática como herramienta de confort, ahorro y bienestar. Establecer un juego de luces y


sombras para aprovechar la luz natural y utilizarla como una herramienta de diseño que aporte
atención, atracción, realce de espacios y definición de zonas y circulaciones. Se tendrá en cuenta la
intensidad de la luz y la orientación del sol, para introducir elementos difusores de la misma como
parasoles, filtros solares, papel anti-reflectivo, vegetación para crear un concepto de paisajismo
que aporte una reducción del gasto energético en los espacios a intervenir. La ventilación del sitio
donde se realiza el proyecto es pilar fundamental para diseñar las ventanas, la dirección que
deseamos tomen las brisas dentro de nuestros espacios para hacerlos confortables a nivel térmico
y lograr un buen flujo de aire en los espacios interiores. Estos esquemas muestran las posibilidades
de diseño de ventilación. El paisajismo y la bioclimática como complemento del aspecto ambiental
espacial. La participación del concepto ambiental nos aporta ahorro energético, ciclos ambientales
sanos y respirables, climatización natural en interiores y aprovechamiento de visuales desde el
interior para integrar los espacios con el exterior.

Programa arquitectónico de diseño interiorista: De los resultados de la síntesis de la investigación,


el diseñador hace una lista identificando los componentes del sistema y sus requerimientos
particulares: Lista de necesidades, a la que se le añaden los usuarios que participan en ellas, los
equipamientos posibles o requeridos, etc. Esto deberá ser tan explicativo y claro para sentar las
bases de lo que se detallará espacialmente en el diseño a proponer

Organigramas de funciones y relaciones de espacios. A partir del Programa de diseño interiorista y


las necesidades, el diseñador hace un esquema gráfico, en el cual representa todos y cada uno de
los elementos del programa y los relaciona mediante líneas o flechas de acuerdo a las relaciones
entre los espacios (directas, indirectas, intermitentes, nulas, etc.) Un organigrama es una esquema
de círculos, rectángulos, formas irregulares, etc. Puede tener colores para diferenciar funciones. Si
está bien hecho nos lleva a una zonificación y esquemas básicos más acorde con las necesidades
del proyecto.

Proceso de Diseño Estudiado como etapa de la realización de un proyecto arquitectónico


interiorista, el diseño es el proceso de traducir en formas útiles los resultados de todos las etapas
anteriores, que serán representadas gráficamente en las etapas posteriores. Es considerado un
proceso creativo, en el que intervienen elementos como: Conceptualización: Zonificación y cuadro
de Esquema básico o boceto fuente de inspiración áreas preliminar

Conceptualización, fuente de inspiración y proceso de abstracción, idea fuerza, idea rectora,


hipótesis de diseño, metáfora, etc.) Es un acercamiento conceptual del proyecto a diseñar, que
posteriormente será sujeto a modificaciones.

Zonificación: Es el ordenamiento de las zonas o componentes del diseño establecidos en el


Programa de diseño interiorista, con base en relaciones lógicas y funcionales entre ellos. -Este se
realiza sobre el área real del proyecto, espacio por espacio. Es determinante para un buen
esquema básico de diseño.

Esquema básico o preliminar (bocetos a escala y/o a mano alzada): -Es la materialización de la
solución al problema de diseño planteado, dando forma a los espacios diseñados para que
cumplan con su función. -Es la implementación del concepto formal a los espacios interiores en
sus tres dimensiones. -En ocasiones, el diseñador elabora dos o tres bocetos (opciones
preliminares de diseño) antes de decidirse por uno que convertirá en un Anteproyecto.

En esta etapa del proyecto se analizarán aspectos importantes para el diseño interior integral de
todos los elementos que conforman el espacio • Características del espacio: límites, forma,
función y escala. • Variables de diseño: morfología, fluencia espacial, economía, materiales, color,
etc. • Temas de arquitectura interior. Sistemas organizativos de funciones. • Proceso de diseño:
concepto, idea rectora, organización del espacio. • La percepción del espacio: formas y usos. •
Lenguaje: significado e identidad del ambiente • Aspectos cualitativos: la iluminación, el
equipamiento, la decoración, el color, el paisajismo y la bioclimática, etc. • Formas de
representación gráfica y comunicación del proyecto. • Imagen corporativa-impacto visual-
sensoriabilidad del espacio. • Tecnologías empleadas de vanguardia. • Diseño del mueble. •
Elementos de arte. • Apoyos teóricos-referentes y referencias. • Procesos creativos en la
elaboración de productos. • Manipulación y experimentación de materiales nuevos o tradicionales

La antropometría y ergonomía deberán ser variables permanentes en el proceso de diseño para


integrar la habitabilidad de los espacios a las formas y funciones para lo cual se diseñen. La
amplitud, la comodidad, el confort visual, espacial y sonoro de los espacios reflejan un buen
diseñador pensando en integrar todos los aspectos y lenguaje del espacio.

Variables de diseño: morfología, fluencia espacial, economía, materiales, color, etc. Los recorridos
espaciales serán muy funcionales para el mejor aprovechamiento de los espacios y que sus
circulaciones internas no obstaculicen la fluidez espacial.

Las texturas tanto de las superficies en 3 dimensiones del espacio como de los elementos que lo
conforman deberán tener un concepto equilibrado entre materiales, color y funcionalidad. Las
texturas pueden agrandar o reducir un espacio, iluminarlo u oscurecerlo, hacerlo suave o rugoso
pero siempre pensando en por quien será utilizado.

Lenguaje: significado e identidad del ambiente. La integración acertada de los elementos que
participan en el espacio, nos permite lograr identificarnos con los ambientes y personalizarlos a
gusto del usuario. Cada ambiente necesita comunicar un significado y se logra desde el punto de
vista sensorial o perceptivo, formal y funcional, y de confort y estética.

Para planificar la luz artificial necesitamos conocer las dimensiones del espacio, las actividades que
se realizan en él, las edades de los ocupantes, la iluminación natural del espacio, el diseño formal
del espacio y sus elementos para determinar que tipo de lámparas y luminarias se utilizarían. Se
requieren tres capas de iluminación: general, de trabajo y de acento, para alternar el uso de la
iluminación artificial según la actividad a realizar en el espacio. Cada espacio tiene su diseño.
Planta distribución luminarias Las lámparas ofrecen luz amarilla y luz blanca, pero dependiendo de
la luminaria requerida para el uso específico, tendrán más intensidad de luz y mayor ahorro
energético.

Al aplicar color a las superficies de los proyectos, se logrará crear efectos visuales y sensoriales
como agrandar o reducir espacios, hacerlos parecer más altos o más bajos, más opacos, más
activos o más tranquilos, es decir, podemos crear atmósferas diferentes con sensaciones
personalizadas que enriquecen nuestros ambientes en el hogar o cualquier espacio a pintar. A la
hora de elegir los colores para sus proyectos se comenzará por conocer el uso del espacio y su
tamaño en todas las dimensiones, sus características y elementos arquitectónicos a resaltar u
ocultar

Diseño preliminar, propuesta inicial En esta etapa se presentan un juego de planos, maqueta u
otros medios de representación por vez primera, de manera gráfica pero con carácter preliminar,
cómo está diseñado el proyecto. Se representa el diseño a escala, en planta (vista desde arriba),
elevaciones (vista de las fachadas), cortes y perspectivas. Generalmente, aunque el dibujo está a
escala no se incluyen las cotas. Su propósito es puramente preliminar, para que el cliente decida si
el diseño es de su agrado y cumple con sus requerimientos. En caso de que el Anteproyecto sea
aprobado, entonces se realiza el proyecto definitivo.

Proyecto Arquitectónico interiorista: es el Proyecto que se define como el conjunto de planos,


dibujos, esquemas y fichas explicativas utilizadas para plasmar gráficamente el diseño del
proyecto. Se representa el proyecto en plantas, elevaciones, cortes, perspectivas, maqueta,
modelo tridimensional (mediante técnicas por computadora o CAD) u otros a consideración del
cliente y del diseñador. Todos los planos deben estar a escala y debidamente acotados según los
lineamientos del dibujo técnico, marcando las dimensiones del proyecto y su ubicación en el
terreno, su orientación con respecto al norte magnético, la configuración de todos los espacios, su
calidad y materiales, y los detalles de diseño que merezcan mención especial.