Está en la página 1de 5

¡ALERTA, ALERTA,

IGLESIA!
LLEGÓ EL TIEMPO.
LA ONU SE DECLARA
ENEMIGA DE LA
IGLESIA.
LA ONU DICE QUE LA IGLESIA ES ENEMIGA DE LOS
DERECHOS HUMANOS
La ONU dice: que se convertirá en religión mundial para imponer leyes humanitarias,
no espirituales, para que el mundo no esté sujeto a la doctrina cristiana para que no
puedan imponer sus leyes espirituales.
La ONU declara que sus principios y declaraciones sirvan como religión mundial para
tomar el dominio de la humanidad.
En su proyecto ID 2020 dicen es obligatorio acorralar a los cristianos para dividir sus
creencias y fe, no pueden seguir ganando más vida para su doctrina cristiana, hay que
quitarle poder a la iglesia.
Los cristianos cometen un crimen contra la igualdad de género prohibiendo sus
derechos humanos, son enemigos de la humanidad, este proyecto fue declarado en el
año 2000, y comenzó aplicarse en el 2006 de forma parcial y para darle uso total en
el 2020 como ley de derechos igualitarios.
Según la ONU o Futura Religión Mundial, los cristianos quieren doctrinar a los grupos
LGBT para quitarle sus derechos y se conviertan a ellos para renunciar a sus derechos.

1
Dicen que es una discriminación a su ideología, que los cristianos no permiten el
aborto ni el divorcio porque sus leyes se lo prohíben y no aceptan la poligamia, entre
otros males y esto violenta sus derechos, según la ONU.
La ONU dice: que ellos serán la verdadera religión que les permitirá a los ciudadanos
del mundo ser felices de la manera que ellos quieran vivir la vida bajo un nuevo orden
mundial, bajo la religión humanista.
La nueva religión Onuista declara: que hay que cerrarle el paso a los cristianos y
dispersar a sus ovejas para que dejen de ser grupos de poder y convocatoria.
Los cristianos son un obstáculo y una oposición a la excelente labor de la ONU para
la ideología de género y llegó la hora de arrancarles sus derechos para formar una
religión con derechos humanistas, constitucionales y morales, no espirituales.
El crecimiento del cristianismo es una amenaza, hay que neutralizar los grupos
religiosos por su campaña en contra de nuestro proyecto de ideología de género para
esterilizar a los niños para la reducción que buscamos.
Los cristianos defienden principios tradicionales basados en la Biblia, que no encajan
para este tiempo de gobierno globalista y Onuista para una nueva humanidad.
Sus valores están arraigados en interpretaciones religiosas sobre el hombre y la mujer
de forma discriminatoria, porque no hay quien lo mueva de sus conceptos y no aceptan
la unión matrimonial del mismo sexo y esto atenta a sus derechos.
La ONU dicen que las iglesias Cristinas tienen que unirse a ellos para defender los
derechos humanos, el aborto, la comunidad LGBT y otros declaran que de no hacerlo
es considerado crimen por odio y violación a los derechos de los géneros.
Declara la ONU que el gran mal está en Latinoamérica porque no ceden a lo que dice
la Biblia y estas interpretaciones no son para este tiempo globalista.
Hemos llevado un trabajo tesonero para que los grupos cristianos no concentren a
muchas personas, decidimos cerrarles el paso para amedrentarlos, para ver su reacción
con los acuerdos y se dividan en su propia fe para trabajar con la parte más vulnerable.
Esta es la doctrina de la serpiente, dividir para reinar, esto deja claro la gran cantidad
de nuevos grupos religiosos con nuestra filosofía para apoyar nuestras decisiones.
Tenemos los líderes principales de las religiones del mundo para obedecer nuestro
decreto y traspasarlo a sus subordinados (Líderes de poderes religiosos).
Dicen: Tenemos que borrar la conciencia religiosa sobre el cristianismo con nueva
ideología para trabajar en plena libertad con derechos humanos y no espirituales para
una nueva religión humanista como lo propone el líder (Francisco).

2
Trazaremos una ley para que no se pueda invocar la libertad religiosa, para hablar
contra la ideología de género.
Que nuestros enemigos (la iglesia), tengan que callar ante la ideología de género,
adulterio, aborto y libertad de los derechos humanos y en casos difíciles le
aplicaremos leyes constitucionales de sometimiento.
Bajo estas leyes no se puedan oponer, ni objetar en nada sobre el aborto, LGBT y
otras leyes que anexaremos, que aunque vean sus prácticas no puedan oponerse
porque ya no estaremos sujetos a las leyes cristianas y espirituales, sino humanista
basadas en los derechos humanos.
Nuestro plan ya está neutralizando el poder cristiano porque estamos dividiendo sus
conceptos, los estamos callando, anestesiando, lo que nos daría la oportunidad para
trabajar con los más vulnerables y comprometidos con el nuevo orden mundial, en el
proyecto mundial 666.
La iglesia como grupo se ha negado a nuestra implementación por su llamada fe y nos
ha negado el derecho, pero actuando como la nueva ley, ellos quedaran inoperantes
porque sus fuerzas serán diezmadas y recibiremos el apoyo de los derechos
internacionales como ley, lo que los hará someterse.
La ONU dice que los cristianos le han negado a la comunidad LGBT para tener su fe
y sus creencias, por su poder discriminatorio y le han negado a ejercer el liderazgo
quitándoles sus derechos humanos para ser líder entre ellos.
Ya hemos elaborado la nueva teología feminista y liberal para nuestra propia
interpretación de la biblia estableciendo la igualdad de los derechos humanos para
manifestar nuestra fe al estilo nuestro, sin que nuestros enemigos (iglesias), nos tracen
leyes espirituales.
La ONU reitera: La iglesia Cristiana y las religiones del mundo no le queda más que
aceptar nuestra posición porque éste será el sistema que será implementado en el
proyecto ID 2020, para destruir a nuestros enemigos y ellos estarán atados bajo la ley.
Con este proyecto podremos implementar el aborto y neutralizar el crecimiento global
de la humanidad a través de homosexualismo y lesbianismo, vacunaremos a los niños
y adolescentes para que nazca solo el 10% de niños, para una reducción equitativa.
Declararemos que la iglesia es un duro desafío que venceremos porque ya le dimos
un duro golpe en su ignorancia, le quitamos sus derechos y menguamos su fe en un
60%, y el reto es bajar su membresía y diezmar sus creencias.
Le arrancaremos sus derechos religiosos y estarán subordinado a las nuevas leyes o
dejaran de existir, no pactaremos con ellos, solo lo someteremos al nuevo sistema.

3
Nuestra meta es preparar 1,000 millones de lesbianas y 1,500 millones de
homosexuales para impedir el nacimiento de cinco mil millones de niños y llevar a la
muerte a 500 millones de personas por medio de virus, epidemias y pandemias y otras
manipulaciones que no declararemos por ahora.
Este es un desafío global que lograremos con el apoyo de nuestra madre iglesia la cual
juega diferentes roles a nuestro favor y ahora nos preparamos para recibir a nuestro
gran líder para globalizar al mundo y controlar todas las cosas en nuestro sistema.
Para los Onuistas el único pacto con la iglesia Cristiana es aceptar los acuerdos de
derechos y unirse a nosotros para renunciar a sus creencias y teologías cristianas en
contra de nuestro proyecto, de lo contrario no lo dejaremos pasar.
La ONU reitera que cuando la iglesia doctrina bajo sus criterios está en contra de los
derechos de la nueva ideología y acuerdo, por lo que será intervenida por violación a
la ley de derecho y enfrentaran a dicha iglesia como ya lo han hecho en más de 30
países.
Intervendrán para evitar esta práctica dañina a los derechos humanos, para la nueva
doctrina tendrán leyes exclusivas de los derechos humanos y los principios de la ONU,
de lo contrario no podrán laborar.
Se prohibirán prácticas y costumbres religiosas porque lo consideran discriminatorio
a la libertad de pensamientos y la libertad para manifestarse como quiera, como
amadores de sus propios cuerpos.
Estableceremos libertad de iguales condiciones aquellos que sean parte de nuestro
sistema globalista para erradicar a nuestros enemigos (iglesia), los que estén de
nuestros lados recibirán todo el apoyo, aquí sigue hablando el diablo.
En nuestra ley la excomunión en la iglesia de cualquier de nuestros principios es un
atentado a los derechos humanos y una violación a su libertad de expresión.
Este proyecto le dará protección a los grupos LGBT y sin la ONU no podrán existir
por la rivalidad en su creencia y género expresado por el terrorismo.
Por lo que exhortamos a los gobiernos mundiales a intervenir a las iglesias y no ser
complaciente con ella, cerrarles el paso con la política humanista, la policía religiosa
y otras autoridades con derechos legales, los cuales recibirán apoyo civil.
Cada iglesia que se manifieste en contra del aborto y los LGBT, serán intervenidas,
cerradas y clausuradas y solo podrán abrir si tiene un permiso de la ONU.

4
La liberación femenina le permitirá el divorcio personal y ser libre en su derecho, el
derecho religioso será constitucional, donde el estado puede intervenir cuando
entienda que está violando los derechos humanos de la ley humanista.
Serán restringidos de los derechos de la iglesia, cuando se violen los derechos
políticos internacionales (este es el plan Constantino).
Según la ONU, todo esto se hará para salvaguardar la salud mental y moral, para que
no puedan imponer principios religiosos y en caso de hacerlo estarán sujetos al juicio
al violentar las leyes impuestas.
Será un crimen los actos en la iglesia para proclamar la intimidad espiritual, violando
el estado humanista, bajo el alegato del arrepentimiento y enseñar moral religiosa en
la sexualidad por convicciones de la religión de un hombre y una mujer.
Será respetado y aceptado la unión matrimonial a las parejas del mismo sexo sin
alegatos que valgan, para esto tenemos reeducar la población mundial para que
acepten la nueva religión humanista.
La iglesia no podrá establecer sus convicciones, sus valores, ni propósitos futuros de
su espiritualidad acerca de eventos futuros, y en caso de aplicarlo, que sean
sancionados por intimidar con terror y fobia para sacar provecho.
Cada persona podrá exponer sus derechos religiosos bajo sus criterios o creencia
humanista y ser aceptado en los grupos de fe.
Este es un paso más para la imposición totalitaria de una visión Jesuita bajo un orden
ecuménico para liberar a la humanidad de las religiones del mundo y quitar el derecho
a manifestarse como si fueran autoridades.
Terminamos diciendo que ya es hora de meter a la iglesia en cintura (opresión), para
que entienda de una vez que su labor no es grato para el nuevo sistema que
implementaremos y nada tiene que hacer en nuestros medios.
Aplicaremos todo el peso de la ley humanista en contra de principios religiosos que
serán aniquilados y desechados, porque le llegó el tiempo para controlar a la
humanidad y nuestra religión humanista traerá la solución religiosa a través de la
ONU.

¡AMADOS HERMANOS! esta es una alerta a toda la iglesia, por favor reenvíalo a
tus contactos cristianos.

También podría gustarte