Está en la página 1de 5

ACTIVIDAD 2 - CONCEPTUALI ZACIÓN

A partir de la observación de los videos responda:

1 ¿Cuál es la importancia del calentamiento y el estiramiento para las clases de Educación Física,
además de 3 ejemplos de cómo realizar el calentamiento y explique un estiramiento básico para
una clase

 Aumenta la resistencia del músculo y la temperatura corporal.


 Mejora la flexibilidad.
 Aporta más sangre a los músculos principales.
 Disminuye el riesgo de sufrir lesiones.
 Dilata los vasos sanguíneos.
 Produce más hormonas de las que regulan energía.
 Prepara nuestra mente para el esfuerzo que se avecina.
 Favorecer la circulación.
 Mejorar la flexibilidad.
 Relajar y aliviar el dolor de los músculos.
 Prevenir lesiones.
 Desarrollar la concentración.

1. Inclinación del tronco en combinación de giros

Posición inicial:

 Nos paramos con las piernas rectas,


 los pies a la anchura de los hombros,
 el tronco en relación a las piernas doblado a 90 grados,
 los brazos extendidos a los lados.

Ejercicio:

 Realizamos un extenso movimiento hacia la izquierda y derecha.


 Miramos la mano que lleva hacia arriba.

Repetir el ejercicio 15 veces a la izquierda y 15 veces a la derecha.

2. Inclinación del tronco

Posición inicial:

 Los pies en la anchura de los hombros,


 las piernas rectas por las rodillas mientras realizamos el ejercicio.

Ejercicio:

 Contamos el ejercicio de inclinación de 1 hacia la pierna izquierda, 2 hacia la pierna


derecha, y 3 enderezamos el cuerpo.
 Luego, juntamos las piernas y tratemos de tocar la frente con las rodillas (intentar
aguantar un par de segundos).

Hacemos hasta 40 repeticiones.

3. Rotación de muñecas

Posición inicial:

 Las manos con los dedos entrelazados.


Ejercicio:

 Realizamos la rotación en ambos lados, durante 60 segundos.

2. Nombre cinco de los ejercicios realizados en la escalera de coordinación y explique con sus
propias palabras dos de ellos describiendo que capacidad o habilidad se trabaja en cada uno.

1) El Boxeador

2) La parra sin avance

3) Rodillas elevadas

4) Rodillas altas – lateral

5) Pasos de lado con toque

 La parra sin avance

En este ejercicio no se avanza por la escalera. Simplemente se utiliza un cuadro de la escalera para
realizar el ejercicio.

El pie del interior pasa al hueco de la escalera.

El pie exterior cruza al otro lado de la escalera por detrás del pie colocado en el interior.

Ahora, desplaza el pie de dentro hacia el exterior y colócalo junto al pie que está fuera para
quedar con la posición inicial, pero al otro lado de la escalera.

Repetir hacia el otro lado.

 Rodillas elevadas

Comienza con los dos pies dentro del mismo hueco (peldaño).

Avanzaremos hacia adelante colocando un pie en cada peldaño.

Levanta las rodillas lo más alto posible mientras minimizas el tiempo de contacto de los pies con el
suelo

ACTIVIDAD 3 – REFLEXIÓN 3.

Realiza con tu familia un conversatorio donde el tema principal sea la importancia de realizar
actividad física, escribe o graba las principales reflexiones.

Realizar actividad física de manera regular puede ser más benéfico de lo que creemos ya que no
solo será una manera de quemar calorías y perder peso sino una forma de beneficiar a nuestro
cuerpo en muchos sentidos, contribuyendo a la buena salud física y mental.
Se considera actividad física cualquier movimiento corporal que exige un gasto de energía. Realizar
una actividad física significa simplemente “moverse” y abarca el ejercicio pero también otras
actividades como el juego, una forma activa de transporte, actividades recreativas entre otras.

La actividad física debe de ser moderada y constante para que realmente se obtengan efectos
benéficos para la salud y se logre la prevención de enfermedades. Se ha demostrado que la
actividad física regular ayuda a aliviar el estrés, es una forma natural de combatir y reducir los
síntomas de la ansiedad y la depresión, reduce la presión arterial y el riesgo de padecer
enfermedades cardiovasculares y diabetes, así como algunos tipos de cáncer, en específico el de
colon y mama, y es una manera de prevenir enfermedades musculares y la osteoporosis.

La actividad regular puede contribuir a un mejor control de peso e influir positivamente en la


cantidad y calidad de lo que consumimos. Se ha visto que cuando se realiza actividad física de
manera habitual se mejora notablemente la autoestima, lo cual se ha demostrado se asocia a una
dieta más sana, en la que se toman mejores decisiones alimentarias y se evita el consumo de
alimentos con un alto contenido de grasas y azúcares. En pocas palabras, el ejercicio puede reducir
los deseos de comer este tipo de alimentos poco sanos y ricos en calorías.

Existe una relación entre el nivel de actividad física y la esperanza de vida, de modo que las
personas que son físicamente más activas suelen vivir más que aquellas que llevan una vida más
sedentaria o con menos actividad.

Incorporar a la vida cotidiana algunas actividades sencillas como caminar lo más posible, subir
escaleras en lugar de utilizar el elevador, andar en bici, bailar o iniciar un programa de ejercicio
nos hará sentirnos mejor y mejorará de forma notable nuestra salud.

En general se recomienda sesiones regulares de una intensidad moderada, como caminar con
energía todos o casi todos los días por un mínimo de 30 minutos, sin duda ayudará a mejorar
nuestro estado físico y mental.

Así que pruebe cambiar ciertos hábitos, como ver mucha televisión o permanecer mucho tiempo
sentado, que le hacen tener una vida más sedentaria y elija un estilo de vida más activo el cual le
brindará grandes beneficios.

4. ¿Qué acciones implementan en tu familia para fomentar o potenciar hábitos y estilos de vida
saludable?

Recompensar la asistencia y la realización fomenta la “motivación intrínseca”, esa fuerza de


voluntad necesaria para darle continuidad. Acciones como comprarte unas zapatillas nuevas o
cualquier complemento con el que te sientas bien, ayudan. También se ha comprobado que
ayuda utilizar materiales e instalaciones deportivas atractivas y seguras y pagar por ellas. Lograr el
apoyo de la pareja o de los demás realizando actividades en grupo. Implicar a los amigos y a
aquellas personas que puedan reducir las circunstancias personales que interfieran
negativamente, como son las obligaciones sociales y/o familiares, las labores domésticas, etc.
Comienza realizando actividades que se te den bien y en especial aquellas que mejoren la
apariencia física.  Los retos deben ser concretos y constatables “he sido capaz de caminar 1 hora”.
Apunta tus esfuerzos en un diario, tus progresos, tus logros… en esto ayudan mucho las App y los
dispositivos como ordenadores o pulsómetros/GPS de muñeca, con los que puedes dejar
constancia y comprobar tu progresión. Repítelos con regularidad, al hábito se llega por la rutina y a
la rutina por la repetición. Muchos proyectos se vienen abajo en muchos casos por la falta de
constancia. ¡No cedas ante las excusas! Establece unas pautas flexibles de práctica a la semana,
pero a la vez no permitas que las excusas te hagan renunciar. Aunque un día hagas poco, hazlo y
vence a la pereza, porque ese poco esfuerzo merece la pena. Los avances tecnológicos nos hacen
la vida más cómoda pero también disminuyen la necesidad de practicar ejercicio. Deja el móvil o el
pc por un rato y ese tiempo dedícatelo a ti mismo, dedícalo a tu salud.

AUTOEVALUACION: 4.5