Está en la página 1de 32

INTRODUCIÓN

En este informe le presentamos que el IDH es un importante indicador del


desarrollo humano que elabora cada año Naciones Unidas, que mide el nivel
de desarrollo de cada país atendiendo a variables como la esperanza de vida,
la educación o el ingreso per cápita.

A través de sus mediciones el Índice de desarrollo humano la ONU se encarga


de mostrar las posibilidades de crecimiento económico de las sociedades del
mundo y el modo en que sus estados les facilitan un entorno adecuado o no
para dicho objetivo y sus condiciones de vida en general. Este tipo de
indicaciones se basan en el estudio de variables similares para cada rincón
del mundo, como son la esperanza de vida, el nivel de educación medio por
habitante y el PIB per cápita de cada país.

Si ordenamos los países en función de su Índice de desarrollo humano,


Honduras se encuentra en el puesto 132, es decir, sus habitantes están en la
categoría de desarrollo humano mediano, también se muestra el índice de
honduras en Latinoamérica, en Centroamérica y por departamentos.
Detallamos en el informen el porcentaje de pobreza relativa y absoluta de
Honduras, el índice de desempleo, analfabetismo, acceso a la salud y
servicios básicos vivienda y le presentamos propuestas de solución a estas
problemáticas, tanto nivel gubernamental como privado.
ÍNDICE DE DESARROLLO HUMANO DE HONDURAS A NIVEL
MUNDIAL
Esta es una lista de países por índice de desarrollo humano incluidos en
el Informe sobre Desarrollo Humano 2019 del Programa de las Naciones
Unidas para el Desarrollo (PNUD), publicado el 9 de diciembre de 2019 y
compilado basándose en estimaciones de 2018.

Incluye a 189 Estados miembros de las Naciones Unidas (de un total de 193)


más Hong Kong (región administrativa especial de China) y el Estado de
Palestina. Los países miembros que faltan son debido a la carencia de datos
necesarios para el cálculo. También se incluye (para comparación) el IDH
promedio de las regiones del mundo y de grupos de países.

El índice de desarrollo humano (IDH) es una medida resumida del desarrollo


humano; mide el avance conseguido por un país en tres dimensiones básicas
del desarrollo humano: disfrutar de una vida larga y saludable, acceso a
educación y nivel de vida digno. El IDH es la media geométrica de índices
normalizados que miden los logros en cada dimensión, y utiliza diversos
indicadores para su cálculo: esperanza de vida al nacer, años promedio de
escolaridad y años esperados de escolarización e ingreso familiar disponible o
consumo per cápita; es por tanto una medida comparativa de la esperanza
de vida, la alfabetización, la educación y el nivel de vida correspondiente a
países de todo el mundo. Se utiliza para distinguir si un país
es desarrollado, en desarrollo o subdesarrollado, y también para medir el
impacto de las políticas económicas sobre la calidad de vida. Este indicador
surge del Informe sobre Desarrollo Humano iniciado en 1990 por el Programa
de las Naciones Unidas para el Desarrollo, un informe independiente
resultado del trabajo de un equipo de académicos destacados que fue
dirigido en sus primeros años por los economistas pakistaní Mahbub ul Haq y
la alemana Inge Kaul.

Informe de 2018
Los países se dividen en cuatro grandes categorías de desarrollo humano:
muy alto, alto, medio y bajo. En informes anteriores a 2010, la inclusión en
cada una de estas categorías estaba basada en puntos de corte de valores del
IDH; sin embargo, desde el informe de 2010, la clasificación está basada en
cuartiles, de modo que se divide en cuatro partes de los 188 países
representados.

División Comprende

Muy alto 62 países

Alto 56 países

Medio 37 países

Bajo 38 países

El grupo «desarrollo humano muy alto» se añadió a partir del informe de


2007 y, también desde el informe de ese año, la primera categoría se refiere
a los países desarrollados y las tres últimas agrupan a los países en
desarrollo.

El listado que se muestra a continuación corresponde al informe publicado


por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
en Estocolmo el 27 de marzo de 2017 con datos relativos a estimaciones
para 2015. El número entre paréntesis representa la variación de puestos
desde la publicación de la relación anterior.
De acuerdo con lo indicado en el propio Informe, la cantidad de países
cubierta por el IDH viene determinada por la disponibilidad de datos, y,
siempre que sea posible, sobre la base de datos de organismos
internacionales de estadísticas y de otras fuentes confiables disponibles
durante su redacción. Sin embargo, estos organismos no cuentan con todos
los datos para algunos países sobre uno o más de los cuatro indicadores que
componen el IDH, por lo que se excluyen aquellos países para los cuales no
existen datos confiables o donde hay considerable incertidumbre sobre la
validez de los cálculos.

Honduras

En 2018 Honduras obtuvo un valor de 0.623 en el IDH —lo que sitúa a este
país dentro de la categoría de desarrollo humano mediano—, posicionándose
así en 132. º Lugar de 189 países y territorios. Ocupa el mismo puesto en la
clasificación que Kiribati. Entre 1990 y 2018, el valor del IDH de Honduras
aumentó de 0.508 a 0.623, un incremento del 22.6%. En la tabla A se expone
el progreso de Honduras en cada uno de los indicadores del IDH.

Entre 1990 y 2018, la esperanza de vida al nacer en Honduras aumentó en


8.4 años, los años promedio de escolaridad aumentaron en 3.1 años y los
años esperados de escolaridad aumentaron en 1.6 años. El INB per cápita de
Honduras creció en torno a un 40.7% entre 1990 y 2018.
El gráfico muestra la contribución al IDH de Honduras de cada uno de los
índices que lo componen desde 1990.

Mapa mundial que muestra el índice de desarrollo humano basado en


el Informe sobre Desarrollo Humano 2019 (elaborado con datos de 2018),
del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

     0.800–1.000 (muy alto)     0.700–0.799      0.350–0.554


(alto)     0.555–0.699 (medio) (bajo)     Sin datos

Distribución por tramos (basada en información proporcionada por el


Informe de Desarrollo Humano 2019).
ÍNDICE DE DESARROLLO HUMANO DE HONDURAS
LATINOAMERRICANO

Una lista de países de América Latina por Índice de Desarrollo Humano


incluidos en el Informe sobre Desarrollo Humano 2019 del Programa de las
Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), publicado el 9 de diciembre de
2019, y referente a la estimación para el año 2019.

El IDH de Honduras en 2018 es 0.623, este valor es inferior al promedio de los


países del grupo de desarrollo humano mediano (0.634) y es inferior al de los
países de Latinoamérica y el Caribe (0.759). En la región de Latinoamérica y el
Caribe, los países que se encuentran próximos a Honduras en la clasificación
del IDH y, en cierta medida, en términos de población, son El Salvador y
Nicaragua, clasificados, respectivamente, en los puestos 124. º y 126.º

Informe IDH 2018


IDH de Honduras en 2018 e indicadores que componen este índice en
comparación con países y grupos seleccionados

Inversión en América Latina

El PNUD indicó que Latinoamérica tiene la oportunidad de revertir la


situación de desigualdad a través de políticas fiscales que generen mayores
ingresos para la inversión y políticas públicas para ampliar el  acceso a la
educación, salud, pensiones, nuevas tecnologías y empleo.

“Es evidente que la clase media paga más de lo que recibe en servicios
sociales”, expuso el documento.

El cambio climático y la discriminación de género son dos problemáticas que


deben ser contempladas y se deben generar políticas al respecto.
ÍNDICE DE DESARROLLO HUMANO DE HONDURAS
CENTROMERICANO

El Informe de Desarrollo Humano elaborado por el Programa de las Naciones


Unidas para el Desarrollo (PNUD), llamado “Más allá de los ingresos, más allá
de los promedios y más Allá de hoy; las desigualdades en el desarrollo
humano en el siglo 21”, fue publicado, en él se muestra que, a pesar de las
acciones en contra la pobreza, el hambre y las enfermedades en
Centroamérica aún la desigualdad sigue estando muy marcada en la región.
El índice de Desarrollo Humano de Centroamérica presentado en el informe
indica que “la distribución de la desigualdad de la educación, la salud y el
nivel de vida paralizó el progreso de los países”.

El PNUD recomendó elaborar políticas que vayan más allá de una mejoría en
los ingresos económicos, más apegadas a reducir la desigualdad en aspectos
como educación, acceso a la justicia y género.

Guatemala ocupa en el Informe el puesto 126 de 189 países. Está ubicado en


el rango de desarrollo humano medio, al igual que Nicaragua, con quien
comparte la misma posición. El Salvador, apenas unos lugares más arriba,
alcanzando el lugar 124; Honduras, abajo, en el 132.
De Centroamérica solo Costa Rica ocupa un escaño en el rango de desarrollo
alto, en el puesto 68.
Honduras

Pese a una subida del índice de Desarrollo Humano del 3%, la nación
hondureña es de las más desfavorecidas en conectividad con un 36% frente al
92% de los países ricos, refleja el documento. De acuerdo con el informe del
PNUD, el 31.7% de la población tiene acceso a internet y por cada 100
personas el 79.2% disfruta de la telefonía móvil.

El Salvador

El informe plantea que el mundo entra en una nueva generación de


desigualdades sobre educación, transformación tecnológica y cambio
climático. De no considerar estos cambios se “podrían dejar atrás a grupos
completos de personas”, indicó Georgiana Braga-Orillard, representante del
PNUD en El Salvador.

Enfatizó que es importante tomar en cuenta el ir más allá del ingreso


económico sin perder de vista la desigualdad económica.
Consideró que el principal enfoque debe centrarse en las áreas de desarrollo
sostenible en salud, educación y el respeto a los derechos humanos.

Guatemala
Guatemala, en el puesto 126 de desarrollo humano, se considera con un nivel
bajo. Los guatemaltecos están en una clara desventaja ante otros países.
“Alrededor del 17% de los niños nacidos en países de bajo desarrollo humano
en 2000 habrán muerto antes de los 20 años, en comparación con solo el 1%
de los que nacen en países con alto desarrollo humano”, indicó el informe.
Costa Rica
Costa Rica ocupa el lugar 8 de 25 países de Latinoamérica, una cifra
relativamente buena, pero se ha estancado desde 2017.
El Índice de Desigualdad de Género de Costa Rica presenta una puntuación
de 0.285 que lo ubica en el sitio 61 de 162 países.
Además, pese a que las mujeres tienen más años de educación, permanece
una brecha del 80% en el ingreso nacional bruto per cápita entre hombres y
mujeres.

IDH centroamericano 2016

Según El PNUD (programa de las naciones unidas para el desarrollo) 2016;


Costa Rica, Panamá y Belice Son los países que poseen el mejor Índice de
Desarrollo Humano en la región. Como vemos Honduras se encuentra en la
categoría medio con un IDH 0.674
Ciudades por Índice de Desarrollo Humano (IDH)
La siguiente lista presenta las ciudades centroamericanas ordenadas según su
índice de desarrollo humano con datos del Informe Nacional de Desarrollo
Humano 2015 según la metodología anterior sin tomar en cuenta la
desigualdad. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
(PNUD), América Central cuenta con áreas metropolitanas desarrolladas y
subdesarrolladas, siendo las capitales de país las que tienen mayor desarrollo
en cada país.

Sin embargo, las urbes centroamericanas son mixtas. Así San Salvador tiene
un área metropolitana compuesta por otras 13 ciudades aledañas que no son
capital, lo que la posiciona como la segunda urbe centroamericana más
desarrollada, después de Ciudad de Panamá según el PNUD. Ciudad de
Panamá y San Salvador son dos ciudades económicamente emergentes a
pesar de los problemas de inseguridad ciudadana existentes en El Salvador.

Managua es la capital centroamericana con el menor índice de desarrollo


según el PNUD, que calcula que la capital nicaragüense es la que menor
Índice de Desarrollo Humano posee al ser la capital de Nicaragua la pone en
desventaja con respecto a la inversión internacional, Managua es además la
segunda capital más pobre del continente después de la capital de Haití. Las
ciudades que aportan más al IDH de Centroamérica son Ciudad de Panamá y
San Salvador con el primer puesto y Ciudad de Guatemala junto con San José,
en segundo lugar. Según el informe del PNUD. Panamá, Costa Rica y Belice.
EL IDH EN HONDURAS SEGÚN DEPARTAMENTOS
En el cuadro 6.4 se resumen los valores del IDH y de sus índices componentes
-Salud, Educación e Ingreso- para todo el país y cada uno de sus
departamentos en el 2009. Como se ha venido observando en los últimos
años, Francisco Morazán continúa ocupando la primera posición en esta
clasificación con un IDH de 0.763 y la última es ocupada por Lempira que
tiene un IDH de 0.592. Esta brecha pone en evidencia la gran inequidad
territorial que caracteriza el desarrollo humano en Honduras. Otro tipo de
inequidad se observa al examinar los logros en cada una de las dimensiones
básicas. En una situación de desarrollo equilibrado, el aporte de cada una de
las tres dimensiones al IDH debería ser muy similar, aunque esto no es así en
la mayoría de los casos. Puede ocurrir que dos territorios pueden tener un
IDH similar, pero las oportunidades y capacidades que ofrecen son muy
diferentes. Es importante identificar las dimensiones con mayores y menores
logros, pues esto ayuda a orientar las prioridades que debe seguir la política
pública a fin de contribuir a ampliar las oportunidades y capacidades en
aquellas dimensiones que se encuentran más truncadas. En Honduras
también se observa inequidad entre las dimensiones del desarrollo humano,
ya que en todos los departamentos, sin importar su valor de IDH, se da un
mayor logro en las dimensiones de salud y educación y existe un rezago en la
dimensión del ingreso. Por ejemplo, Cortés, que ocupa la 3ra. Posición de la
clasificación según IDH, guarda un equilibrio en las dimensiones de salud y
educación, con un índice en cada una de ellas de alrededor de 0.790,
mientras que su índice de ingreso cae a 0.668. Gracias a Dios, que ocupa el
penúltimo lugar de la clasificación, tiene un índice de salud de 0.754, un
índice de educación de 0.698 y un índice de ingreso de 0.442. Para poner en
evidencia la existencia de inequidades en las dimensiones de salud,
educación e ingresos a nivel de municipios, estas se han agrupado en
quintiles de desarrollo humano según su IDH. Cada quintil agrupa entre 58 a
62 municipios y para cada uno se obtiene el valor promedio de los índices en
las tres dimensiones, a fin de poder visualizar las tendencias y diferencias.

CUADRO 6.4: Valores del IDH y sus componentes para Honduras y sus
departamentos.
2009

IDH EN HONDURAS POR DEPARTAMENTO 2017 A 2018.


La siguiente lista presenta los departamentos de Honduras con su índice de
desarrollo humano. Los datos son tomados de Global Data Lab, cuyo más
reciente registro es del año 2017, cuando el índice de desarrollo humano
total del país fue de 0.617.
POBREZA RELATIVA Y ABSOLUTA DE HONDURAS

Según los cálculos, el 65.6% de los hogares hondureños viven en condiciones


de pobreza, el 23.1% en pobreza relativa, el 42.5% en pobreza absoluta y
personas con mejores condiciones de vida 34.3% de acuerdo con los datos
oficiales que se registraron en el 2018”.

Pobreza

45
40
35
30
25 42.5
20 34.3
15 23.2
10
5
0
Pobreza relativa Pobreza absoluta No pobres

Pobreza
Pobreza

Pobreza relativa
23% Pobreza absoluta
34%
No pobres

43%

PERSONAS QUE VIVEN EN HOGARES POR NIVEL DE POBREZA

En el cuadro anterior también se observan las personas en condición de


pobreza extrema y relativa, los resultados indican que el 23.2% de las
personas se encuentran en condición de pobreza relativa, siendo mayor el
porcentaje de personas en el área urbana 33.6%. En cambio las personas en
condición de pobreza extrema representan el 42.5% con mayor porcentaje
en el en el área rural 56.1%.

ÍNDICE DE DESEMPLEO DE HONDURAS

La Tasa de Desempleo Abierto (TDA) o personas que quieren trabajar, pero


no encuentran una plaza se mantuvo estable en más de 240 mil personas
durante el 2019, eso significa un 5.7 por ciento de la Población
Económicamente Activa (PEA), según la Secretaría de Trabajo y de Seguridad
Social (STSS).

El desempleo abierto se mantuvo en 5.7 por ciento, no se movió, ni para


arriba, ni para abajo, eso es bueno” comentó el secretario de trabajo, Carlos
Madero.
ÍNDICE DE ANALFABETISMO EN HONDURAS

Es necesario reconocer que el analfabetismo aún es uno de los mayores


problemas de la realidad educativa del país, puesto que una proporción
significativa de la población mayor de 15 años no sabe leer ni escribir, lo que
incide en muchos de los casos, en que se agraven los problemas estructurales
de Honduras como ser la pobreza, el desempleo y la exclusión social, entre
otros.

Al analizar la tasa de analfabetismo, se aprecia que ha habido una reducción


gradual al pasar de 18.7% en 2001 a un 12.8% en 2018. Las estimaciones
indican que continúa siendo mayor en el área rural que la urbana, dado que
esta alcanzó al 20.2% de la población rural y al 7.2% de la urbana. Por otra
parte, fue muy similar entre hombres y mujeres, alcanzando al 12.9% de la
población de ambos sexos para 2018.
CAUSAS QUE CONTRIBUYEN AL ANALFABETISMO EN HONDURAS
A.- ASPECTO SOCIO-ECONOMICO. En lo que respecta al aspecto socio-
económico, se presenta la persistencia de pobreza, generando esto, el atraso
del desarrollo tecnológico y científico en nuestro país. La pobreza y el
analfabetismo están muy ligados. Si bien la pobreza es una de las causas del
analfabetismo, a la vez, es una consecuencia, pues provoca mayor pobreza
manteniéndolos en esa condición. El conocimiento tiene un papel decisivo en
el proceso de desarrollo; entonces, si no existe una buena educación, se
estaría impidiendo que los niños, jóvenes y adultos de Honduras puedan
desarrollar sus capacidades intelectuales y humanas adecuadamente.

B.- EL DESEMPLEO. Es uno de los grandes problemas característicos de


nuestro país. Aquí en Honduras, este fenómeno se vio agravado por el
huracán Mitch que casi destruyó la agricultura y la industria manufacturera, y
se agudizo aún más después del golpe de estado del 28 de Junio del 2009,
entre las causas que originan el desempleo, tenemos la poca formación
profesional y la falta de una política de empleo en el país, tanto de parte del
sector público como también del privado.

C.- DESIGUALDAD. Un segundo drama para la juventud en Honduras es vivir


en una sociedad de extremas desigualdades y en la cual la crisis económica y
social golpea de forma directa a la niñez y juventud. El impacto del modelo
de ajuste neoliberal en las familias hondureñas sigue generando
desintegración y abandono. El 2002 empujó a muchos pobres hacia la
indigencia y a muchas familias de la clase media hacía la pobreza, en
contraste con el enriquecimiento de un reducido sector de la sociedad, el
desempleo, el subempleo, la inseguridad laboral, los bajos salarios, la
devaluación diaria del lempira frente al dólar y el alza de precios de la
canasta básica afectan gravemente a la familia hondureño.

ÍNDICE DE ACESSO A LA SALUD EN HONDURAS


El sistema de salud hondureño

El sector salud está constituido por dos subsectores. Un subsector público


compuesto por la Secretaría de Salud (SESAL) a la cual le corresponde el rol
rector, regulador y prestación de servicios de salud a toda la población
hondureña y el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) encargado de
recaudar, administrar recursos fiscales y los provenientes de las cotizaciones
obligatorias de trabajadores y empleadores. Un subsector privado
conformado por instituciones con o sin fines de lucro La SESAL presta
servicios al 60% de la población, el IHSS asegura al 12% y el sector privado
atiende a el 10%. En Honduras casi 9 de cada 10 personas no están cubiertas
por ningún tipo de seguro de salud y se estima que el 18% por ciento de la
población (más de 1.5 millones de hondureño) no tiene acceso a los servicios
de salud.
Servicios Básicos

De acuerdo con los datos de CONVIVIENDA, el déficit habitacional actual


asciende a 1, 150,000 viviendas, de las cuales aproximadamente el 65%
(747,500 viviendas) es déficit cualitativo y el resto cuantitativo. El déficit
cualitativo hace referencia a las viviendas con deficiencias en las estructuras de
piso, espacio y falta de servicios públicos domiciliarios; mientras que el déficit
cuantitativo se refiere a la insuficiente disponibilidad de unidades físicas
habitacionales.

Según las estimaciones de CONVIVIENDA, existe una necesidad acumulada de


aproximadamente 400,000 viviendas nuevas. Este déficit se incrementa
anualmente en unas 25,000 viviendas.

Viviendas en Honduras
4%

25%

46%

25%

Deficit Cualitativo Deficit Cuantitativo


Viviendas que se necesitan Aumento cada año
100%=1,150, 000

65%= Viviendas con déficit cualitativo (747,500)

35%= Viviendas con déficit cuantitativo (402,500)

35%= Se necesitan 400,000 viviendas nuevas

6.3%=Aumenta anualmente a 25,000 viviendas

Por otra parte, el acceso de los hogares (en sus viviendas) de servicios
básicos, según la Encuesta Permanente de Hogares (INE) de 2017, muestra lo
siguiente:

El 14.7% de las viviendas no cuentan con un servicio adecuado de agua


potable. En el área urbana, el 92.6% de las viviendas cuentan con este
servicio, sin embargo, este no cumple con la normativa de calidad,
continuidad y costo accesible. El servicio privado colectivo refleja una
participación elevada (42.2%) influenciado particularmente por San Pedro
Sula donde el 96.2% de las viviendas cuenta con un servicio privado.

Aun, con un 78.0% de acceso a servicio de agua en el área rural, muchos


sistemas son obsoletos, no cuentan con sistemas de tratamiento y no
realizan procesos de desinfección, razones que lo caracterizan como un
servicio deficiente en aspectos de calidad, cantidad y continuidad. Es
preocupante que el 7.0% utiliza agua proveniente de ríos, quebradas,
lagunas, entre otras fuentes naturales. Para su provisión, la población tiene
que recorrer grandes distancias, lo que redunda en la reducción del tiempo
vital para la realización de otras actividades como la educación, consumen
muchas calorías en el acarreo y representa un riesgo en la seguridad
personal.

El 9.9% de las viviendas en el área urbana, no cuentan con un sistema de


saneamiento adecuado. Esta proporción es mayor en el área rural (14.5%). En
el 64.4% de las viviendas urbanas usan el inodoro conectado a alcantarillado
sanitario, pero con un bajo nivel de tratamiento, el cual se eleva a 83.4% en
San Pedro Sula y a 80.3% en el Distrito Central. En el área rural lo más común
es encontrar viviendas que cuentan con letrinas con cierre hidráulico (46.3%),
seguido por las viviendas sin ningún tipo de sistema de eliminación de
excretas (14.2%) donde la población realiza el fecalismo al aire libre, en
letrinas con pozo negro o simple (7.5%).

El acceso a energía eléctrica es una característica predominantemente


urbana; ya que mientras el 99.2% de las viviendas de esta zona tienen
cobertura por el sistema público de electricidad, sólo un 73.4% de las
viviendas rurales cuenta con el mismo; lo cual daría un promedio ponderado
a nivel nacional de aproximadamente un 86%. En el área rural, las viviendas
que carecen de energía eléctrica se alumbran con vela, candiles, lámparas de
gas y ocote; representando el 17.9% total de viviendas rurales.
Servicios Basicos
100%
90%
80%
70%
60%
50%
40%
30%
20%
10%
0%
Agua Potable Saneamiento Energía Electrica

No cuentan con Columna1

Propuestas para resolver la problemática del analfabetismo en


Honduras
• Debería de mejorarse el sistema educativo, y obligar a cada núcleo familiar
a tener una educación primaria como base, multando a los irresponsables
que permiten el abandono de sus hijos a las aulas de clases por cualquier
situación.

• Tanto las instituciones públicas como privadas deberían de implementar


como requisito primordial obligatorio para apartar el desempleo, haber
cursado su primaria completa con ello disminuiremos esa alta tasa de 19.5%
de hondureños que no saben leer ni escribir (1, 700,000) personas.
• Implementar equipos tecnológicos en el sistema educativo personalizado
donde se cubra inmediatamente una investigación documental y de campo al
número de personas por departamento.

• En el corto y mediano plazo, el país tiene que mantener políticas y


programas emprendedores encaminados a lograr la universalización del ciclo
de educación básica. Esto puede lograrse parcialmente mediante aumentos
de eficiencia en la distribución de los recursos destinados a la educación, así
como de inversiones deliberadas en programas dirigidos a poblaciones que
tienden a permanecer por fuera del sistema, bien por su ubicación
geográfica, por condiciones socioeconómicas y culturales, así como el
desplazamiento forzado.

• Alcanzar un mejor rendimiento y disminuir las tasas de ausentismo,


deserción y repotencia. Este es un esfuerzo al que deben contribuir todos los
actores de la sociedad. Es del conocimiento de todo el hecho de que a mayor
cantidad de años de escolaridad (sin repotencia) mayores las probabilidades
de que un país alcance mejores índices de desarrollo. El aumento de
cobertura con calidad en la educación preescolar y la Educación General
Básica (hasta el noveno año) debería ser una meta en la que se evidencia un
esfuerzo intersectorial, esto es, Educación y Salud, con el apoyo de las
diferentes secretarias vinculantes con educación.

Propuestas para resolver la problemática del desempleo en


Honduras
■El gasto público debe incluir un margen destinado a inversión social e
infraestructura productiva, que fomente la inversión privada en diferentes
ámbitos competitivos, incluyendo la infraestructura;

■ La política monetaria y fiscal debe estar en consonancia con los objetivos


de desarrollo del empleo y de la protección social y se manejará con
responsabilidad y en armonía con las necesidades del desarrollo humano
sostenible de la nación.

■ El clima de inversión y las condiciones que favorezcan la competitividad


para la instalación o ampliación de empresas, deberían ser objeto de una
atención permanente en procura de la armonización de políticas y la mejora
general. El objetivo estratégico de estas condiciones será la generación de
empleos decentes.

■ Deberían tener prioridad las iniciativas, privadas y públicas, que generen


empleo masivo, con amplio espectro de localización regional y local.

■ La micro, pequeña y mediana empresa, agroindustrial, industrial y de


servicios deben tener un trato especial por su importancia en la generación
de empleo y en el desarrollo del espíritu empresarial.

■ Se debería considerar de alta importancia la mejora de la inserción de


Honduras en los mercados internacionales para lo que se diseñarán
estrategias de comercialización apropiadas.

■ Se debe cambiar el sesgo hasta ahora existente contra el mundo rural.


Para ello se invertirían recursos en el diseño de una estrategia de desarrollo
global del área rural. Esta estrategia se destacaría por su capacidad de
identificar las necesidades y potencialidades específicas de los distintos
estratos laborales y empresariales que conforman el sector (por ejemplo,
trabajadores agrícolas temporales, productores agrícolas minifundistas y
familiares, medianos y grandes empresarios agrícolas, trabajadores del
comercio y servicios, diferenciaciones por edad, género, origen étnico entre
otras).

■ Se debe afinar la receptividad gubernamental para con los empleadores y


trabajadores rurales por medio del diálogo social, con el objeto de garantizar
instrumentos de política y acción pertinentes y de amplia aceptación.

■ Es importante elevar la empleabilidad de la fuerza laboral, especialmente


de jóvenes y mujeres, a niveles de alta competitividad en el mercado laboral
regional como una las preocupaciones prioritarias de la nación.

■ El país debe hacer esfuerzos especiales por contar con mecanismos


institucionales o sistémicos que integren empleo y protección social y
aprovechen las sinergias de dicha integración. Como ejemplos, se menciona
los servicios de formal laboral vinculados a servicios de (búsqueda) de
empleo, los programas masivos de empleo combinados con los programas de
transferencia de ingresos y otras medidas de apoyo a poblaciones en
situación de vulnerabilidad.

■ Las instituciones del mercado de trabajo deberían mantenerse


permanentemente fortalecidas como garantía fundamental del trabajo
decente. Entre otros desafíos, es importante actualizar la normativa laboral,
fortalecer las prerrogativas de la STSS como árbitro y garante frente a los
desequilibrios de la relación entre la empresa y sus trabajadores, rescatar el
papel del salario mínimo como instrumento de reducción de la pobreza, y
modernizar y ampliar la seguridad social.

Propuestas para mejorar la salud en Honduras


 Mejorar el acceso y calidad de los servicios de salud, especialmente en
las áreas de prevención.
 Asegurar los recursos humanos, insumos y equipamiento adecuados,
en especialidades básicas.
 Complementar la oferta de servicios públicos de salud, con
mecanismos subrogados.
 Garantizar el control y supervisión de las prestadoras de servicios,
públicos y privados.
 Finalizar la estrategia de externalización de la compra, distribución y
dispensación de medicamentos, con medidas innovadoras para
disminuir el gasto de bolsillo de las familias.
 Desarrollar estrategias innovadoras para disminuir el gasto de bolsillo
de las familias.
 Fortalecer el modelo de gestión descentralizada de salud, como
estrategia de extensión de cobertura de los servicios.
 Mejorar la capacidad de respuesta obstétrica-neonatal en hospitales y
la atención traumatológica.

También podría gustarte