Está en la página 1de 3

Porque hacer la pureba ttr y a que se llega con la prueba

La razón entre el número de vueltas de las bobinas de alta tensión y las de baja tensión de un
transformador se conoce como “la relación de vueltas de un transformador”. Los medidores de razón de
transformación, más conocidos como TTR, nos dan la lectura de la relación de vueltas y las corrientes de
excitación de los bobinados de un transformador de potencia, potencial o transformador de corriente.
De inmediato surge la pregunta ¿Por qué realizar pruebas de TTR?

En primer lugar, las pruebas de la relación de vueltas sirven para confirmar la relación de transformación
y polaridad de transformadores nuevos y usados e identificar desviaciones en las lecturas de la relación
de vueltas, indicando problemas en uno o ambos bobinados o en el circuito magnético del núcleo.

Para los transformadores que tienen cambiador de derivaciones (taps) para modificar su relación de
voltaje, la relación de transformación se basa en la comparación entre el voltaje nominal de referencia
del devanado respectivo contra el voltaje de operación o porcentaje de voltaje nominal al que está
referido. La relación de transformación de estos transformadores se deberá determinar para todos los
taps y para todo el devanado.

La tolerancia para la relación de transformación, medida cuando el transformador está sin carga, debe
ser de ± 0,5% en todas sus derivaciones.

El reporte de presentación de resultados de la prueba de relación de transformación está elaborado en


base a los datos del reporte del cual se compone la "hoja de campo de pruebas a transformadores".
Posteriormente, para el análisis de los resultados se presenta una tabla que contenga de manera
resumida si el transformador cumple o no con la norma respecto a la prueba de relación de
transformación.

Un TTR de última generación nos ayuda a identificar:

• Espiras cortocircuitadas

• Circuitos abiertos

• Conexiones incorrectas

• Fallas internas o defectos en el valor de la relación de vueltas de los cambiadores de tap, así como en
transformadores.

• Problemas en los bobinados y en el núcleo, como parte de un programa de mantenimiento regular.

Tipos de TTR

En la actualidad, los TTR se dividen en dos grupos: monofásicos y trifásicos. Algunos fabricantes ofrecen
TTR monofásicos que son capaces de medir por fase la relación de vueltas, corriente de excitación,
desviación de fase, resistencia de los enrollamientos "X" & "H" y polaridad de la conexión de los
enrollamientos "X" & "H" de transformadores de distribución y corriente, así como también de
reguladores de tensión.
Asimismo, los TTR trifásicos automáticos están diseñados para medir la relación entre el número de
espiras del secundario y del primario en forma simultánea en las tres fases de transformadores de
potencia, instrumentación y distribución en subestaciones o fábricas.
EL ttr significa relación de vueltas por sus siglas en ingles y este nos dan la lectura de la relación de
vueltas y las corrientes de excitación de los bobinados de un transformador de potencia, potencial o
transformador de corriente. De inmediato surge la pregunta ¿Por qué realizar pruebas de TTR?

En primer lugar, las pruebas de la relación de vueltas sirven para confirmar la relación de transformación
y polaridad de transformadores nuevos y usados e identificar desviaciones en las lecturas de la relación
de vueltas, indicando problemas en uno o ambos bobinados o en el circuito magnético del núcleo.

Para los transformadores que tienen cambiador de derivaciones (taps) para modificar su relación de
voltaje, la relación de transformación se basa en la comparación entre el voltaje nominal de referencia
del devanado respectivo contra el voltaje de operación o porcentaje de voltaje nominal al que está
referido. La relación de transformación de estos transformadores se deberá determinar para todos los
taps y para todo el devanado.

La tolerancia para la relación de transformación, medida cuando el transformador está sin carga, debe
ser de ± 0,5% en todas sus derivaciones.

Tipos ttr
En la actualidad, los TTR se dividen en dos grupos: monofásicos y trifásicos. Algunos fabricantes ofrecen
TTR monofásicos que son capaces de medir por fase la relación de vueltas, corriente de excitación,
desviación de fase, resistencia de los enrollamientos "X" & "H" y polaridad de la conexión de los
enrollamientos "X" & "H" de transformadores de distribución y corriente, así como también de
reguladores de tensión.

Un TTR de última generación nos ayuda a identificar:

• Espiras cortocircuitadas

• Circuitos abiertos

• Conexiones incorrectas

• Fallas internas o defectos en el valor de la relación de vueltas de los cambiadores de tap, así como en
transformadores.

• Problemas en los bobinados y en el núcleo, como parte de un programa de mantenimiento regular.