Está en la página 1de 16

Manual Práctico para el

cultivo de Bourreria huanita


a partir de raíz

por
Miguel F. Torres, QB, MA
Guatemala, octubre 2016
(Versión preliminar, experiencia personal)
Bourreria huanita (Lex.) Hemsl.

Esquisúchil en Guatemala
Esquinsuche en El Salvador
Huanita en México
Propósito
• Aumentar la población de Bourreria huanita en Guatemala, El
Salvador y Mesoamérica en general, por medio del cultivo de
raíz, que es una forma de clonación.

• Plenamente justificado por la venerable etnobotánica de la


planta ornamental y medicinal, apreciada desde la época
prehispánica e íntimamente ligada a su famoso cultivador a
mediados del siglo XVII en La Antigua Guatemala, el Santo
Hermano Pedro de Betancur.

• Especie botánica nativa de Mesoamérica, en extinción.

• Cualquier dato experimental sobre su difícil reproducción es


de interés.

• La aplicación de esta técnica pone potencialmente en peligro


al árbol madre si no se hace con sumo cuidado y siguiendo
estrictamente lo indicado.
• Piocha
Material necesario
• Pala
• Machete
• Podadora de jardinería con filo, limpia con alcohol.
• Serrucho pequeño, mejor si es sierra curva de podar.
• Cuchara de jardinería.
• Seis macetas de barro, no muy gruesas, tamaño mediano,
previamente preparadas así: verificar agujeros abiertos
para drenaje. Llenar el fondo con unos 3 cm de granza
limpia o arena blanca gruesa; llenar con tierra negra
abonada. La mejor tierra que se pueda comprar abonada y
desinfectada en viveros profesionales. Llenar con tierra
hasta dejar libres unos 3 cm en el borde interno.
• Hormona enraizadora: polvo blanco de ácido indolbutírico.
El nombre comercial en Guatemala es Rootone; hay 1 y 2.
Usar el 2 que es más fuerte. Mejor si tiene fungicida
incorporado.
• Cubeta grande llena de agua limpia.
• Manguera con abundante agua a mano.
• Teléfono con cámara, favor documentar procedimientos.
1. Desenterrar las raíces
• Analizar la forma del árbol y localizar la
dirección hacia donde se dirige cada raíz.
• De cada árbol se manipularán solo dos
raíces de preferencia en lados opuestos del
tronco y nunca contiguas.
• Con pala y cuchara, retirar poco a poco la
tierra siempre con gran cuidado de no
dañar las raíces.
• Excavar una zanja de unos 50 cm de
profundidad, a modo de dejar descubiertas
las raíces a intervenir.
2. Corte de los segmentos de raíz
• Analizar la forma conveniente de hacer cortes limpios con
sierra de poda o serrucho, a manera de obtener trozos de
raíz de unos 30-50 cm de largo y 1-3 cm de grueso.

• Los cortes en la medida de lo posible hacerlos


perpendiculares a la raíz.

• IMPORTANTISIMO: nunca perder la polaridad del


segmento de raíz o se fracasa. Siempre sembrar en la
maceta hacia arriba en el aire la parte del segmento de
raíz que estaba unida al árbol madre. Siempre poner hacia
abajo en la tierra la parte del segmento radicular que iba
creciendo en dirección opuesta al tronco.

• Inmediatamente al cortar el segmento, introducirlo en el


cubo con agua siempre siguiendo la polaridad indicada.
3. Cultivo de segmentos de raíz
• Dependiendo de la forma de la raíz, vaciar la maceta
de tierra sin llegar a la granza, dejando el lugar que
alojará la raíz.
• Con cuidado de no destruir las raíces delgadas de
abajo, sacar el segmento del agua.
• Aplicarle abundante polvo blanco de hormona
enraizadora en toda la superficie que quedará
enterrada.
• Colocar el trozo de raíz en su maceta a manera que
queden de fuera unos 10-20 cms de raíz, expuesta al
aire.
• Sostener con firmeza y echar tierra lentamente hasta
llenar la maceta.
• Regar profusamente. Agregar en la superficie un poco
más del polvo de hormona enraizadora.
4. Cuidados de las raíces sembradas
• Colocar las macetas al sol y regar un día si y un día no por
varios meses.
• Al cabo de un tiempo variable de algunos meses, se nota un
engrosamiento de la cara interna de la cobertura de la raíz
expuesta al aíre.
• Nacen varios brotes que hay que dejar crecer sin tocarlos
hasta unos 10 cm. Luego escoger los tres o cuatro mejores
y podar con navaja los brotes menos vigorosos.
• Esperar aproximadamente un año a que el nuevo arbolito
alcance suficiente madurez, es decir unos 70 cms de alto
antes de trasladarlo a la tierra.
• En el sitio de siembra bien escogido, hacer un agujero del
tamaño de la maceta, luego con martillo quebrar
cuidadosamente el fondo de la maceta, meter toda la
planta en el agujero, luego romper los lados y sacar los
trozos de barro.
• Regar profusamente a diario. Al sembrar recordar el
aspecto espiritual y ecológico que implica el nuevo árbol.
• El sitio de siembra debe ser en lo posible: público, soleado,
protegido, alejado de otros árboles y con significado.
Atrio de San Francisco El Grande,
La Antigua Guatemala, unos 10
años de haberse sembrado.
Campus de UNIS, sept. 2016.
Árboles de un año, podados.
¡Buena suerte!