Está en la página 1de 2

Universidad de San Carlos de Guatemala

Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales


Escuela de Estudios de Postgrado
Maestría en Derecho Penal
Criminología
Catedrática: Dra. Sandra Acán Guerrero

Nombre del estudiante: Alejandro Federico Ovalle Avila


Fecha de entrega: 8 de mayo de 2020.

Video Foro
Instrucciones: Luego de haber observado la entrevista del profesor Zimbardo, responda las
siguientes preguntas:

a. ¿Dónde nace la maldad?


Según el análisis psicológico social la maldad depende no de nosotros mismos, sino
que de la situación que vive una persona. Así entra en juego la fuerza (poder) situacional.
Particularmente considero que todos somos malos en cierto grado, sin embargo, el análisis
planteado por Zimbardo es muy acertado – la fuerza situacional – nos puede llevar a ser
bueno o malo.

b. ¿Qué le pareció el Experimento de la Cárcel de Stanford?


Muy interesante, considero que, aunque el experimento no se concluyó, las
respuestas que ha dado al análisis son de gran valor interpretativo y científico, sobre todo
para ciencias como la psicología – incluyendo la psicología social –, la antropología, la
criminología – en gran medida – y el Derecho, especialmente en las ciencias penales que se
sirve de las anteriores para concretizar sus postulados y principios, los cuales integran la
dogmática jurídica penal.

c. ¿Por qué la persona se vuelve malo?


Puede decirse que las personas pueden volverse malas depende de las fuerzas
situacionales a que sean sometidas, solamente de esa manera puede explicarse el porqué
una persona que es conocida como buena pueda en determinadas circunstancias volverse
mala, incluso un asesino. Zimbardo aplica una reinvención de la teoría del labeling
approach, postulando que las etiquetas que puedan asignarse a las personas tiene un gran
significado social y psicológico sobre las mismas, así que un sujeto que pueda etiquetársele
como asesino puede realmente terminar convertido en ello, aunque esto último no es una
regla ya que puede haber excepciones.

d. ¿Qué diferencias existe entre la persona mala y el bueno… o son iguales?


Según lo que plantea Zimbardo no existen diferencias, todos tenemos capacidad de
obrar o actuar tanto bien como mal; considero que todos somos malos en cierta manera,
todos tenemos pensamientos malos – muchas veces más que buenos – sin embargo, el
ambiente social en que nos desarrollamos influye – y mucho – en como actuamos al menos
externamente. Por tanto, puedo concluir en que no existen mayores diferencias respecto de
aspectos relevantes, sin embargo, la etiqueta social que pueda existir sobre uno o sobre otro
si puede marcar la diferencia, orientando a un sujeto hacia el mal o hacia lo que
normalmente aceptamos como bueno.

e. ¿Qué fue lo que más le gustó de la entrevista y qué no le gusto de la entrevista?


Sobre todo, el experimento en la prisión del sótano de Stanford, y el análisis que
Zimbardo realiza sobre él mismo. Ya que si bien el experimento era dirigido por el mismo
y esperaba observar el cambio producido por el poder y evidencia la concepción situacional
frente al conceto de la concepción disposicional; el alcance del experimento fue de tal
grado que hasta el propio Philip Zimbardo quien se había etiquetado asimismo como
alcaide (director) de la cárcel terminó creyéndose tal etiqueta autoimpuesta – y que en su
mente era solo un experimento – y termino haciendo cosas malas, o al menos
permitiéndolas como se expuso en la obra el efecto lucifer. Esto en consecuencia demuestra
que si un solo experimento puede hacer variar el actuar de una persona que es considerada
buena hacia el mal, realmente no podemos imaginar el efecto que tiene sobre la mente y la
conducta – especialmente la conducta criminal – las situaciones reales que pueden provocar
que una persona pueda comportarse de manera salvaje, como en muchos casos hemos
podido observar. Entiendo que es precisamente a esto a lo que Zimbardo denomina “El
Efecto Lucifer”.

También podría gustarte