Está en la página 1de 12

Cuadro comparativo, de los sistemas penitenciarios de

Colombia y España

Presentado Por:
Emel Benavides
Michelle Quintero Diaz
Nicolás Sanabria
Saul Beleño
Sharonne Guerra Fernández
Valentina Liñan

Asignatura:
Penal general ll

docente:
Fernando Fernandez Celedon

Universidad Popular Del Cesar


Facultad De Derecho Ciencias Políticas Y Sociales
Programa: Derecho
Valledupar-Cesar
2020
Introducción
La prisió n puede considerarse como la ú ltima fase del proceso de justicia
penal, que comienza con la comisió n del delito, prosigue con la instrucció n
del caso, el arresto de los sospechosos, su detenció n, el juicio y, por ú ltimo,
termina con la sentencia. La magnitud de la població n carcelaria viene
determinada por la forma en que el sistema de justicia penal enfrenta a los
delincuentes, lo que a su vez repercute de manera significativa en la gestió n
de los centros penitenciarios. Por otro lado, el sistema de justicia penal se ve
influido por las políticas gubernamentales y del clima político del momento,
determinado en gran medida por los ciudadanos, que en los países
democrá ticos eligen sus gobiernos. Por todo ello, al evaluar el sistema
penitenciario será preciso tener en cuenta que la gestió n eficaz y las
condiciones satisfactorias de las cá rceles no dependerá n ú nicamente de las
autoridades penitenciarias. Lo que ocurra en las cá rceles estará
intrínsecamente relacionado con la gestió n del sistema de justicia penal en
su conjunto y con las presiones que reciba dicho sistema de parte de los
políticos y los ciudadanos en general. Por esa razó n, cualquier intento de
reforma del sistema penitenciario deberá formar parte de un programa
amplio dirigido a hacer frente a los desafíos que plantee la totalidad del
sistema de justicia penal.
Cuadro comparativo de los sistemas penitenciarios de Colombia y Españ a

COLOMBIA ESPAÑA
Historia del En 1837, bajo el gobierno de José Ignacio de Má rquez se Lugares donde retener a la persona acusada o culpable
Sistema Carcelario expidió el primer Có digo Penal en Colombia, a partir delde haber cometido un delito han existido siempre
cual se reproducen por primera vez los principios 1 . En sus orígenes, la prisió n solo cumplía la misió n de
y Penitenciario rectores de la ciencia penal y se introduce la pena «segregar socialmente, sin preocuparse por la suerte del
privativa de la libertad como sanció n fundamental, que recluso»
cumplió en este momento con dos funciones: Colaborar 2 . Simplemente se buscaba proporcionarle sufrimiento,
con el proceso de formació n del Estado-nació n que se por lo que la idea de «correcció n» era todavía muy
desarrollaba en ese período de la historia y ser un lejana. La influencia del correccionalismo surgirá a
elemento de la disciplina. Una de las partes del Có digo mediados del s. XIX como consecuencia de la aparició n
Penal fue el estatuto para las prisiones, el cual tenía de los diversos sistemas penitenciarios, con el afá n de
como base la resocializació n del delincuente. «corregir» a los penados, no de hacerles sufrir inhumana
y deliberadamente, cometido que a sus inicios sostenía
La ley 35 de 1914, expedida bajo la presidencia del la prisió n.
doctor José Vicente Concha, nacionalizó la casa de
presidio y reclusió n para las penas impuestas por el La idea de corrección (del siglo XVI hasta el XIX)
poder judicial o para detener a los sumariados. Con esta Con la idea de corregir a las personas y convertirles en
ley se creó la Direcció n General de Prisiones, que se ú tiles ciudadanos aparecieron las primeras «Casas de
encargaba de: Correcció n» en los siglos XVI y XVII. Estos nuevos
• Organizar el sistema carcelario Establecimientos fueron lugares destinados a la
• Crear los reglamentos de las prisiones reclusió n de hombres y mujeres, de manera que fue
• Inspeccionar y fiscalizar los establecimientos entonces cuando se empezó a observar una clasificació n
• Llevar a cabo la estadística penal segú n el sexo de los/as reclusos/as. Estas Casas suponen
• Decretar la construcció n y mejoramiento de los el origen histó rico de los centros penitenciarios que hoy
edificios en día tenemos, siendo las primeras en aparecer las de
• Las demá s funciones que el gobierno señ alara. Inglaterra, Holanda, Alemania y Suiza. Podría señ alarse
como la má s antigua e influyente de todas ellas la
En el año 2002 con el acto legislativo 03, que denominada «House of Correction», ubicada en
introdujo el sistema penal adversarial con tendencia Bridewell (Londres), inaugurada en 1552. É sta era
acusatorio12, así como el có digo penal actual, es decir la pensada para la correcció n de aquellos pobres que,
ley 599 del añ o 2000 son de gran relevancia como siendo aptos para trabajar, se resistieran a ellos. Añ os
causas del conflicto en cuestió n, ya que aceleran y después son especialmente reseñ ables los ejemplos de
aumentan condenas a delitos que comportan medida de Á msterdam en 1596–, como primer Establecimiento
aseguramiento de detenció n preventiva en correccional en suelo continental.
establecimientos carcelarios pero que por su
connotació n particular deberían ser excarcelables,
teniendo en cuenta una má xima del derecho penal
donde se establece que la libertad es la regla general y la
privació n de aquella es la excepció n.

Sistema Carcelario En la actualidad, Colombia se rige bajo la ley 65/ Este artícul01 pretende examinar en qué medida el
y Penitenciario 1993 que es el actual Có digo Penitenciario y Carcelario sistema penitenciario españ ol se acerca a lo que, segú n
en el cual se estable el respeto a la dignidad humana de creo, configura un ideal razonable por lo que hace al
actual esta manera; artículo 5 “En los establecimientos de papel de la prisió n en el sistema punitivo. Este ideal se
reclusió n prevalecerá el respeto a la dignidad humana, a basa en tres aspectos:
las garantías constitucionales y a los derechos humanos a) usar la prisió n só lo en aquellos casos en que no sea
universalmente reconocidos. posible imponer un castigo má s humano -prisió n como
Se prohíbe toda forma de violencia síquica, física o ultima ratio- y limitar su duració n de acuerdo a
moral.” Así mismo el artículo 9 prescribe: las funciones y está ndares de humanidad (limitació n del uso de la
finalidad de la pena y de las medidas de seguridad así: prisió n);
 “La pena tiene funció n protectora y preventiva, b) hacer que las condiciones de vida en prisió n se
pero su fin fundamental es la resocializació n. Las acerquen lo má s posible a las de las personas en libertad
medidas de seguridad persiguen fines de (normalizació n de la vida en prisió n);
curació n, tutela y rehabilitació n”. c) posibilitar que durante la ejecució n de la pena de
prisió n la persona pueda participar en programas de
Así mismo, de la mano se encuentra el artículo 10 tratamiento que puedan dar lugar a su liberació n
referente a la finalidad del tratamiento -parcial o total-anticipada (rehabilitació n en prisió n).
penitenciario el cual invoca:
 “El tratamiento penitenciario tiene la finalidad de Los dos ú ltimos aspectos de este ideal han sido
alcanzar la resocializació n del infractor de la ley expresamente establecidos por la Constitució n Españ ola
penal, mediante el examen de su personalidad y a (CE), la cual en su artículo 25.2 prescribe que la persona
través de la disciplina, el trabajo, el estudio, la condenada a pena de prisió n goza de los derechos
formació n espiritual, la cultura, el deporte y la fundamentales de todos los ciudadanos (aun admitiendo
recreació n, bajo un espíritu humano y solidario. que ellos puedan ser limitados) y que las penas de
prisió n estará n orientadas a la reeducació n y reinserció n
social.

La idea de la limitació n del uso de la prisió n no ha sido


expresamente constitucional izada pero el Tribunal
Constitucional (TC) ha enunciado en diversas
resoluciones el principio de que el sacrificio de la
libertad personal debe reservarse a aquellos casos en
que no sea posible utilizar vías menos gravosas para la
protecció n de los bienes2 y ha establecido el principio
de proporcionalidad como un límite a la duració n de la
sanció n.

Si bien la legislació n que desarrolla los preceptos


constitucionales aludidos, la Ley Orgá nica General
Penitenciaria de 1979 (LOGP) y el Reglamento
Penitenciario de 1996 (RP), es uniforme para toda
Españ a, esta legislació n es aplicada por dos
administraciones penitenciarias: en Cataluñ a por la
administració n propia de esta autonomía y en el resto de
Españ a por la administració n general del Estado.

Composició n del El sistema penitenciario y carcelario en Colombia está Administración de prisiones: Secretaría General de
sistema carcelario integrado por el Instituto Nacional Penitenciario y Instituciones Penitenciarias.
Carcelario, como establecimiento pú blico adscrito al Dependencia Ministerial: Ministerio del Interior.
y penitenciario "Ministerio de Justicia y del Derecho" con personería Población reclusa: 73.576 personas.
jurídica, patrimonio independiente y autonomía Población reclusa por cada 100.000 habitantes: 156
administrativa; por todos los centros de reclusió n que presos
funcionan en el país, por la Escuela Penitenciaria Capacidad oficial: 55.421 reclusos.
Nacional y por los demá s organismos adscritos o Nivel de sobreocupación: 138% reclusos.
vinculados al cumplimiento de sus fines. Población reclusa femenina: 5.723 mujeres, 7,8% del
total (Enero 2011).
Distribución de la población reclusa según situación
procesal-penal: 18,6% preventivos, 80,3% penados y
1,1% otras situaciones

Distribució n de la població n reclusa segú n


nacional/extranjero: 64,4% españ oles y
35,6% extranjeros (Enero 2011).
Sistema Legal En primer lugar es importante resaltar la Constitució n El marco normativo españ ol actual tiene como principal
Política de Colombia en sus artículos 2, 13 y 15, Los referencia el artículo 25.2. de la CE que establece que las
cuales señ alan los fines del Estado, el derecho a la penas privativas de libertad y las medidas de seguridad
igualdad, y la intimidad respectivamente, aduciendo de estará n orientadas hacia la reeducació n y reinserció n
este modo: artículo 2: social, guiando la política penitenciaria hacia la
 “Son fines esenciales del Estado: servir a la reinserció n y reeducació n. La regulació n y ejecució n en
comunidad, promover la prosperidad general y materia penitenciaria es una competencia estatal
garantizar la efectividad de los principios, exclusiva segú n dicta el artículo 149.1. de la C.E.
derechos y deberes consagrados en la
Constitució n; facilitar la participació n de todos en “El Estado tiene competencia exclusiva sobre las
las decisiones que los afectan y en la vida siguientes materias: 6ºLegislació n mercantil, penal y
econó mica, política, administrativa y cultural de la penitenciaria (…)”. No obstante, este artículo de la
Nació n; defender la independencia nacional, Constitució n abría la puerta a cierta asunció n de
mantener la integridad territorial y asegurar la competencias por las autonomías al especificar que se
convivencia pacífica y la vigencia de un orden establecía “sin perjuicio de las necesarias especialidades
justo. Las autoridades de la Repú blica está n que en este orden se deriven de las particularidades del
instituidas para proteger a todas las personas derecho sustantivo de las comunidades autó nomas”. De
residentes en Colombia, en su vida, honra, bienes, esta forma, las comunidades catalana, vasca y andaluza
creencias, y demá s derechos y libertades, y para en sus respectivos estatutos, así como Navarra en la ley
asegurar el cumplimiento de los deberes sociales de amejoramiento de su régimen foral, hicieron la
del Estado y de los particulares.” Este artículo correspondiente previsió n de asunció n de competencias
señ ala, el deber que tiene el estado de promover y para la ejecució n penitenciaria.
garantizar todos los principios, derechos y
deberes de toda persona, en este sentido se En la actualidad sólo la comunidad autónoma de
afirma que el ú nico derecho el cual se les puede Cataluña ha asumido las dichas competencias de
vulnerar a las personas que se encuentran en ejecució n que tenía previstas en el artículo 11.1 de su
establecimientos carcelarios y penitenciarios es Estatuto de autonomía de 1979.
su libertad, y tan solo mediante orden judicial.
La Comunidad Autónoma del País Vasco también ha
En este orden de ideas, el artículo 13 de la Constitució n realizado demandas sobre las competencias
Política señ ala que se debe brindar un trato digno e igual penitenciarias, pero no se han materializado. Volviendo
a todas las personas, sin distinció n de sexo, raza, al régimen jurídico general y en el marco de la “reforma”
condició n o estirpe, y por ultimo encontramos el que suponían los Pactos de la Moncloa, una vez
alrticulo15 el cual protege la intimidad de las personas, promulgada la Constitució n no se hizo esperar la nueva
aduciendo:” Todas las personas tienen derecho a su regulació n penitenciaria, habida cuenta de la
intimidad personal y familiar y a su buen nombre, y el sensibilidad de la materia en el momento y el á mbito en
Estado debe respetarlos y hacerlos respetar. De igual el cual se habían operado algunas actuaciones
modo, tienen derecho a conocer, actualizar y rectificar importantes como las amnistías.
las informaciones que se hayan recogido sobre ellas en
bancos de datos y en archivos de entidades pú blicas y Así la Ley Orgánica 1/1979, de 26 de septiembre,
privadas” en este sentido, se evidencia una clara General Penitenciaria (LOGP), hizo un reconocimiento
violació n de este derecho a la intimidad, en el evento en expreso de los internos como titulares de derechos,
que los guardias requisan a los privados de la libertad, estableciendo los mecanismos para compatibilizar la
despojá ndolos de sus pertenencias y dejá ndolos sin pena con la reinserció n y la reeducació n y modificando
ropa. radicalmente el sistema de ejecució n de penas mediante
la individualizació n científica por grados, sustituyendo
Ahora bien, la Ley 599/2000 (código penal de este modo al sistema progresivo del Có digo Penal de
colombiano), en su artículo 4 manifiesta las funciones 1944.
de la pena así:
 “La pena cumplirá las funciones de prevenció n
general, retribució n justa, prevenció n especial,
reinserció n social y protecció n al condenado. La Políticas de flexibilización normativa.
prevenció n especial y la reinserció n social operan Como ya hemos avanzado, las políticas de flexibilizació n
en el momento de la ejecució n de la pena de normativa consisten en las modificaciones legislativas y
prisió n.” reglamentarias por las cuá les se tiende a rebajar la
rigidez del sistema de penas como de su ejecució n. La
En Colombia actualmente se encuentra vigente la flexibilizació n normativa se fundamenta en que permite
Ley 65/1993 correspondiente al có digo penitenciario y cumplir de forma má s eficaz con los principios de
carcelario, el cual regula el cumplimiento de las medidas reinserció n y reeducació n, originando ademá s otros
de aseguramiento, la ejecució n de las penas privativas beneficios operativos como son el alivio de las prisiones.
de la libertad personal y de las medidas de seguridad, así En el á mbito jurídico se ha analizado mucho y
mismo establece principios por los cuales debe regirse extensamente sobre las medidas alternativas a la prisió n
nuestro sistema carcelario, y el funcionamiento del a través de la suspensió n y la sustitució n (Puente 2009,
mismo, de este modo, en su artículo 9 establece: Magro 2010). Por ello, en lo que nos referiremos a la
funciones y finalidad de la pena y de las medidas de proyecció n de esta flexibilidad en la imposició n de penas
seguridad. Del mismo modo en su artículo 10 se que no conllevan privació n de libertad y sobre aquellas
establece la finalidad del tratamiento penitenciario que, privando de libertad, permiten formas especiales de
como se ha descrito anteriormente. ejecució n o finalizan con antelació n gracias a los
beneficios penitenciarios.

Actividades de En Colombia se cumple con la estrategia del Plan de Organismo Autó nomo de Trabajo Penitenciario y
resocializació n Acción y Sistema de Oportunidades P.A.S.O dentro del Formació n para el Empleo que se encarga de gestionar
proceso de resocializació n, que amplia y mejora los el trabajo penitenciario y la formació n ocupacional y
servicios en las cá rceles de país. Este Sistema progresivo orientació n para la inserció n laboral, sin perjuicio de la
P.A.S.O se caracteriza principalmente por la disminució n vocació n de comercializació n de los resultados y
de la intensidad de la pena en funció n del estudio, productos obtenidos.
conducta y comportamiento, logrando que el recluso
pase de ser un sujeto activo que dispondrá a través de suTalleres de producción propia: confecció n industrial,
trabajo y conducta de una libertad anticipada; porqué carpintería metá lica, artes grá ficas, carpintería de
esas oportunidades no se hacen extensivas a los post- madera, manipulados, electricidad y electró nica,
penados, si el articulo 151 de la ley 65 de 1993 lo agropecuarios, artesanía.
enuncia (Legis Colombia, 2011). Talleres de servicios: alimentació n y cocinas,
panadería y repostería, actividades auxiliares,
El sistema P.A.S.O examina la personalidad del infractor economatos, mantenimiento, etc.
a través de la disciplina, el trabajo, el estudio, la actividad productiva (actividad empresarial en
formació n espiritual, la cultura, el deporte y la Instituciones Penitenciarias):
recreació n bajo los pará metros del espíritu humano y  Á mbitos: artes grá ficas, artesanía, confecció n,
solidario, pero es corto en su alcance, deja excluidos a carpintería, mobiliario, metal, servicios de
los post-penados. Segú n el artículo 12 y 34 de la digitalizació n y call center, electró nica,
constitució n nacional proscribe toda forma de castigo manipulados, etc.
extremo como son la prisió n perpetua, el destierro y la  Formalizació n: mediante protocolos específicos.
confiscació n, todo esto en la bú squeda de humanizar la
pena, respetar la dignidad humana para el logro de la
resocializació n del delincuente.

Derechos del Al interior de los centros penitenciarios y/o de Los presos o penados ya internados en alguna de las
recluso reclusió n, las personas privadas de la libertad (PPL) diferentes prisiones del territorio españ ol que hayan
deben gozar del respeto y protecció n de sus derechos ingresado en prisió n tienen, entre otros, los siguientes
humanos. El Estado debe garantizarles el disfrute de sus derechos:
derechos al igual que en las personas que se encuentran
en libertad. 1. A que la Administració n Penitenciaria vele por su
vida, su integridad y su salud.
1. Derecho a una calidad de vida digna 2. A que se preserve su intimidad y su dignidad.
2. Derecho a la salud 3. Derecho a ser llamado por su propio nombre y a
3. Derecho a la educació n que su situació n sea reservada frente a terceros,
4. Derecho al trabajo así como a recibir el tratamiento penitenciario
5. El derecho a no ser sometido a torturas ni a tratos adecuado.
o penas crueles, inhumanos o degradantes. 4. Ejercer sus derechos civiles, políticos, sociales,
6. Derecho a la alimentació n econó micos y culturales, si no son incompatibles
7. Contacto familiar con la causa que ha motivado su estancia en
8. Derecho a la igualdad y no discriminació n prisió n.
9. Derecho al debido proceso 5. Disfrutar de las ayudas pú blicas que pudieran
corresponderle.
6. A relacionarse con el exterior en las condiciones
establecidas.
7. A participar en las actividades del Centro.
8. A disfrutar de los beneficios penitenciarios que en
su caso pudieran corresponderle.
9. A recibir informació n personal y actualizada de su
situació n procesal y penitenciaria.
10.A formular peticiones y quejas ante las
autoridades competentes.

Respetar las normas de los reglamentos internos del Los internos está n obligados a respetar a los
Centro de Reclusió n y/o Penitenciario, cuidar las funcionarios del centro, a regirse por las normas de
instalaciones e infraestructura de los mismos, respetar dicho centro y a respetar al resto de los compañ eros del
Obligaciones del
las normas de convivencia establecidas para los patios prisió n. Si el interno incumple alguno de estos deberes
recluso de reclusió n y respetar a la guardia interna. se le podrá imponer la sanció n disciplinaria que le
corresponda.
Conclusiones
En el presente trabajo podemos concluir que:
 Indiscutiblemente es preciso el perfeccionamiento del Sistema
Penitenciario a nivel internacional, pues a pesar de que surgen con la
finalidad de reeducar, y prevenir, no son los establecimientos
penitenciarios capaces de lograrlo, o bien por la superpoblació n, o por
infringir alguna de las condiciones mínimas que han de poseer los
individuos en prisió n, fundamentalmente, la separació n por motivos
de detenció n.

 Para suplir estas deficiencias pueden ser aplicados principios que


tienen su fundamento en los diferentes có digos penales y leyes de
procedimientos que se aplican en el continente nuestro, y que van
dirigidos a proponer alternativas a la privació n de libertad, de forma
tal que solo se recurra en ú ltima instancia, a la reclusió n en estos
establecimientos.

 Otra de la solució n sería aplicar en alguna medida las alternativas


establecidas en Cuba, entre ellas, flexibilizar al Sistema Penitenciario
o convertir las prisiones en escuelas.