Está en la página 1de 51

Gentileza del Programa ADIM para la cátedra

Musicoterapia III – I.U.CEDIIAP


Profesor: Lic. Diego Schapira
 

Henk  Smeijsters  
 
Traducción   de   los   capítulos   6   y   7   del   libro   “soundig   The   Self:   Analogy   in   Improvisational  
Music  Therapy”.  Barcelona  Publishers.  2004.  Traducción:Lic.  Diego  Schapira  

Capítulo 6

 
Formas  de  Sentimiento  y  Formas  de  Percepción  
Introducción  
 

Cuando   empecé   a   desarrollar   los   conceptos   para   una   teoría   general   de   musicoterapia  
utilizaba  originalmente  las  palabras  “sonido”  y  “progresión  de  sonido”  para  ilustrar  que  en  
la  musicoterapia,  lo  relevante  no  es    la  música  como  fenómeno  artístico  cultural  (música  
para   conciertos),   sino   los   sonidos   y   las   progresiones   de   sonido   como   expresiones   de   la  
psíquis   del   cliente.   Definía   “sonido”   para   incluir   todos   los   parámetros   de   la   música:   ritmo,  
dinámicas,  melodía,  armonía,  timbre,  etc.  

De   cualquier   modo,   di   una   segunda   opinión   y   decidí   no   seguir   usando   las   palabras  
“sonido”   y   “progresión   de   sonido”   porque   estas   palabras   pueden   ser   facilmente   mal  
interpretadas   como   métodos   de   sonido   terapia   y   sonido   sanación,   las   cuales   desde   mi  
punto  de  vista  carecen  de  la  relación  terapéutica.  

Es  más,  es  discusión  con  colegas,  para  mi  llega  a  ser  claro  que  para  los  musicoterapeutas  
la   declaración   de   que   la   música   en   musicoterapia   no   se   refiere   al   fenómeno   artístico  
cultural,   es   controvertido.   Semejante   declaración   parece   excluir   los   métodos   de   la  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 1
www.programaadim.com.ar
musicoterapia   receptiva   y   parece   excluir   la   posibilidad   de   que   el   bien   formado   1(well-­‐
formed)º  pueda  ser  terapéutico.  

Lo  que  intentaba  decir  al    hacer  la  declaración  de  que  en  musicoterapia  la  música  como  
fenómeno   artístico   cultural   no   es   relevante,   era   que   en   musicoterapia   la   esencia   de   la  
música  es  el  proceso  psicológico  que  suena2.  En  otras  palabras,  el  bien  formado  como  tal  
no   es   sanador,   sino   la   correspondencia   del   proceso   musical   formado   y   el   proceso  
psicológico  de  cambio  del  cliente.  Esto  puede  ser  un  proceso  musical  bien  formado  o  no.  
No   creo   que   la   mera   experiencia   estética   del   bien   formado   en   sí   misma   sea   sanadora   si   la  
forma  musical  no  suena  los  procesos  internos  y  los  cambios  psicológicos  del  cliente.  Decidí  
seguir   utilizando   la   palabra   “música”   porque   mi   declaración   parece   obscurecer   mi  
intención.  

En   éste   capitulo   me   basaré   en   la   categoría   central   de   analogía   en   psicología   y   la   teoría   del  


arte.   Pondré   en   discusión   dos   perspectivas,   una   tomada   de   la   psicología   y   la   otra,   tomada  
del   arte,   lo   que   podría   ser   de   ayuda   para   construir   la   conexión   entre   lo   musical   y   lo  
psicológico,   entre   el   orden   de   elementos   musicales   y   el   significado   psicológico   de   éste  
orden.  

Comenzando  con:    La  hipótesis  y  un  ejemplo  


Hipótesis  

La   característica   fundamental   de   la   musicoterapia,   en   mi   opinión,   es   que   tocar,   cantar   y  


escuchar  música  hace  “sonar”  la  psíquis  interior  del  cliente  que  toca,  canta  y  escucha.  En  
musicoterapia,   el   cliente   expresa   su   psíquis   en   la   música.   El   musicoterapeuta   conoce   al  
cliente  en  su  música.  

Lo   básico   en   la   teoría   de   la   musicoterapia   es   el   concepto   que   dice   que   hay  


correspondencia   entre   las   experiencias   intra   e   interpersonales   y   las   expresiones   en  
música,  y  que  hay  una  correspondencia  mutua  entre  las  experiencias  de  la  vida  diaria  y  las  
expresiones  en  música.  

º-­‐  well-­‐formed  se  tradujo  literalmente  como  “bien  formado”.  Posiblemente  refiera  a  “profesional”  
(N.  del  T.)
2
7-­‐como  se  dijo  anteriormente,  utilizo  la  palabra  “sonar”,  en  lugar  de  “reflejar”.
Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.
Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 2
www.programaadim.com.ar
Ejemplo  

Permítanme   dar   primeramente   un   ejemplo   de   estas   correspondencias.   Diciendo   por  


ejemplo   que   una   persona   tiene   una   necesidad   de   sobrecompensar   sus   sentimientos   de  
inferioridad   (intrapsicológico).   Esta   necesidad   afectará   sus   expresiones   de  
comportamiento   al   realizar   sus   tareas   laborales,   al   comunicarse   con   otra   gente   y   al  
expresarse   en   actividades   tales   como   improvisar   en   la   música.   Al   realizar   sus   tareas  
laborales   la   persona   puede     esforzarse   para   comprometerse   en   problemas   de   díficil  
manejo.  Durante  la  comunicación  la  persona  puede  ponerse  en  una  posición  dominante  
hablando   en   voz   alta,   a   mucha   velocidad,   sin   descanso,   interrumpiendo   a   los   demás.   Al  
conducir   en   su   auto   de   vuelta   a   su   casa   puede   estar   yendo   rápido   y   con   agitación.   Al  
improvisar  con  instrumentos  musicales  puede  ser  compulsivo,  complejo,  fuerte  y  rápido.  

Las   expresiones   en   los   diferentes   modos   de   comportamiento   no   son   exactamente  


idénticas.   No   hay   una   correspondencia   lineal   entre   la   experiencia   interna   y   la   expresion  
externa  o  entre  todas  las  expresiones  externas.  De  todas  formas  en  muchos  casos  habrá  
algunas  expresiones  que  se  correspondan  con  la  psíquis  interior  y  con  otras  expresiones.  
Un   terapeuta   necesitará   focalizar   en   las   expresiones   de   cada   cliente   para   descubrir   por  
qué  no  hay  una  correspondencia  lineal  entre  las  experiencias  interiores  y  las  expresiones  
exteriores.   Si   se   observa   a   un   cliente   cuidadosamente,   se   encontrarán   expresiones  
características   de   las   cuales   se   podrán   inferir   las   experiencias   internas   de   ese   cliente.   Y,  
por  supuesto  debería  ayudar  al  cliente  a  entender  el  punto  entre  las  experiencias  internas  
y  las  expresiones  externas.  

Una  perspectiva  desde  la  psicología  

Introducción  

Las  arte  terapias  deberían  desarrollar  teorías  basadas  en  el  arte.  No  obstante  estas  teorías  
deberían   ser   sostenidas   por   evidencia   de   la   psicología   y   la   terapia   porque   las   arte   terapias  
están  creadas  para  curar  enfermedades  psicológicas  y  deficiencias.  En  ésta  sección  pondré  
el  foco  en  esta  evidencia  de  la  psicología.  Particularmente  focalizaré  en  las  evidencias  que  
pueden  explicar  la  correspondencia  entre  las  experiencias  internas  de  una  persona  y  sus  
expresiones  en  la  música.  

Una   de   las   teorías   más   importantes   para   los   Musicoterapeutas   es   la   Psicología   del  
Desarrollo  de  Stern  (1985,1995).  Es  importante  porque  está  basada  en  la  música  y  de  éste  
modo   puede   asegurar   las   características   esenciales   de   la   musicoterapia.   En   esta   sección  
quiero   hacer   una   elaboración   sobre   los   afectos   vitales   y   las   percepciones   y   demostrar   que  
la  igualdad  de  características  amodales  de  los  afectos  vitales  y  los  parámetros  musicales  
Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.
Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 3
www.programaadim.com.ar
pueden  explicar  la  conexión  entre  expresión  musical  y  procesos  intra  e  interpersonales  de  
un  sujeto.  

Los   conceptos   de   Stern   de   percepción   amodal   y   afectos   de   vitalidad   nos   dan   una  
perspectiva   de   la   psicología   del   comportamiento   que   demuestran   que   lo   musical   es   lo  
psicológico  y  vice-­‐versa.  

 ·∙  Percepción  amodal  y    modal  transversal.  

·∙  Modalidad  transversal  se  refiere  a  la  posibilidad  de  percibir  cualidades  (propiedades)  que  
responden  a  una  modalidad  de  percepción,  (por  ejemplo:  la  visión)  y  otra  modalidad  de  
percepción   (por   ejemplo:   oír).   Hay   muchos   ejemplos   de   estas   transposiciones   de  
transversalidad.  

·∙   Modalidad   transversal   de   la   forma   física   entre   la   modalidad   táctil   y   visual.   Ha   sido  


probado   por   Meltzoff   &   Borton   (1979)   que   cuando   el   bebé   tiene   el   pezón   en   la   boca  
(modalidad   táctil),   antes   de   verlo   reconoce   la   forma   física   del   pezón   cuando   luego   se   lo  
muestran,  (modalidad  visual).  

·∙   Modalidad   transversal   de   intensidad   entre   la   modalidad   auditiva   y   la   visual.   Se   hace  


posible   una   correspondencia   entre   la   modalidad   auditiva   y   la   visual   cuando   en   ambas  
modalidades  importa  la  intensidad,  (Lewcowics  &  Turkewitz,  1980).  Si  un  destello  de  luz  
tiene   la   misma   forma   de   intensidad   de   un   sonido   previamente   oído,   entonces   el   bebé  
podrá  reconocer  la  correspondencia  entre  el  sonido  y  la  luz.  

 ·∙   Modalidad   transversal   de   la   forma   temporal   entre   la   modalidad   auditiva   y   la   visual.  


Lecowitz   demostró   que   los   niños   podían   reconocer   la     correspondencia   entre   la   forma  
temporal   en   la   modalidad   auditiva   cuando   se   presenta   en   la   visual.   El   rítmo   de   un     sonido  
es  experimentado  como  semejante  al  rítmo  de  un  destello  de  luz.  

 Stern  concluye,  a  partir  del  hecho  de  que  los  bebés  pueden  transponer  la  forma  de  una  
modalidad   a   otra,   que   pueden   reconocer   la   analogía   visual   de   una   forma   táctil   y   la  
analogía   visual   de   una   forma   auditiva   y   vice-­‐versa,   que   los   bebés   pueden   representar  
formas   táctiles,   visuales   y   auditivas   sin   palabras   y   símbolos.   La   transposición   de   una  
modalidad  a  otra  es  posible  porque  el  bebé  tiene  una  representación  abstracta  amodal  de  
la   forma   física,   de   la   intensidad   y   de   la   forma   temporal,   las   cuales   actúan   como   puente  
intermediario  de  una  a  otra  modalidad.  

Lo  importante  para  la  teoría  de  la  analogía,  tema  de  este  libro,  es  que  Stern  declara  que  
las  experiencias  del  infante  están  mas  allá  de  las  palabras  y  los  símbolos.  En  cuanto  a  las  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 4
www.programaadim.com.ar
interacciones   tempranas   padres/infante,   Stern   dice:   “     las   acciones   no   simbolizan   nada.  
Ellas  son  lo  que  son,  (1995,  P.  64)”.  

 Es   importante   también   que   existan   representaciones   amodales   que   puedan   ser  
reconocidas   en   cualquier   modalidad   perceptiva   y,   como   se   verá   en   la   siguiente   sección,  
que   existan   “analogías”   entre   las   formas   de   percepción   y   las   formas   de   sentimiento   y   que  
los  parámetros  que  hacen  posible  estas  analogías  estén  basádas  en  el  arte.  

Afectos  Vitales  

Hasta   ahora   hemos   puesto   el   foco   en   una   modalidad   transversal,   la   transposición   entre  
modalidades   de   percepción,   posible   por   las   representaciones   amodales.   De   cualquier  
forma,   en   la   interacción   madre/   bebé,   y   también   en   la   terapia,   la   transposición   mas  
importante   se   ubica   desde   el   sentimiento   a   la   percepción   y   vice-­‐versa.   En   musicoterapia  
hay  una  transposición  desde  el  sentimiento,  a  la  percepción  en  la  música.  ¿Cómo  pueden  
ser   las   formas   de   percepción,     transpuestas   a   formas   de   sentimientos   y   vice-­‐versa?.  
Volvamos   al   principio   de   todo:   la   comunicación   no   verbal   y   no   simbólica   del   niño   y   su  
madre.  

Cuando  el  bebé  experimenta  alegría  (forma  de  sentimiento),  expresará  esta  alegría  como  
una   sonrisa   (modalidad   visual).   Entonces   la   madre   puede   responder   sonriendo   también  
(misma  modalidad).  Lo  que  Stern  descubrió  es  que  las  madres  acostumbran  a  responder  
en  diferentes  modalidades.  Por  ejemplo,  hacen  un  sonido  (modalidad  auditiva)  que  dura  
tanto  como  la  sonrisa,  y  sube  y  baja  como  las  mejillas  y  labios  del  bebé.  

El  bebé  “entiende”  que  el  sonido  de  la  madre  es  una  respuesta  empática  a  su  sonrisa  y  por  
lo   tanto,   su   alegría.   Stern   nos   dice   que   es   esta   modalidad   transversal   la   que   comunica  
alegría   y   no   la   imitación   en   la   misma   modalidad   la   que   comunica   empatía   al   bebé.   Es  
esencial   a   este   ejemplo   el   hecho   de   que   una   experiencia   interior,   el   sentimiento   de  
alegría,  se  corresponde  con  la  forma  perceptual  (sonreir),  la  cual,  luego  es  transpuesta  a  la  
modalidad  auditiva  (sonidos)  para  comunicar  empatía.  

De   acuerdo   a   Stern   (1985,   p.   56),   el   infante   experimenta   esto   como   empatía   sin   saber   del  
significado   denotativo   del   comportamiento   de   su   madre.   El   bebé   no   intrerpreta   el  
comportamiento  de  su  madre.  Stern  describe  la  comunicación  de  la  madre  y  el  niño  como  
una  danza  abstracta  o  una  pieza  de  música.  Ambas  no  “hablan  acerca  de”  algo  mediante  
símbolos   verbales,   ni   hacen   gestos   para   referirse   a   las   personas,   cosas   o   acontecimientos.  
De  este  modo  no  hay  “significado”  externo.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 5
www.programaadim.com.ar
Hace  un  tiempo  Meyers  (1970)  introdujo  el  concepto  de  “significado  incorporado”  que  es  
no   referencial,   para   ilustrar   que   la   forma   musical   es   igual   al   significado   psicológico   sin  
necesidad   de   simbolización.   Utilizó   las   leyes   de   la   Gestalt   como   “closing”   y   “good  
continuing”,   que   conducen   a     alguna   especie   de   “emoción”   al   estar   éstas,   perturbadas.   Lo  
que   Meyer   propuso,   fue   una   vinculo   entre   procesos   psicológicos   (las   leyes   de   la   Gestalt)   y  
la  experiencia  de  estas  leyes  en  la  música.  En  otras  palabras,  la  música  es  significativa  no  
porque  representa  alguna  cosa  fuera  de  sí  misma,  sino  porque  los  procesos  en  sí  mismos  
son  psicológicos.  

Con   los   conceptos   de   modalidad   transversal,   amodalidad   y   afectos   vitales,   puede   ser  
posible   que   una   línea   de   razonamiento   similar   vincule   la   percepción   al   sentimiento.   La  
perspectiva   de   la   psicologia   de   la   Gestalt,   de   Meyer,   en   la   cual   las   leyes   de   esta   Gestalt  
evocan  emociones,  es  limitada  porque  estas  emociones  no  pueden  cubrir  todas  las  formas  
de  sentimiento.  La  conexión  de  Stern,  de  formas  de  sentimiento  a    formas  perceptuales  es  
mucho   mas   útil.   En   lugar   de   significado   incorporado,   nos   ofrece   “actos   de   significado”   :  
eventos  directamente  percibidos  o  aprehendidos  en  términos  de  significado”.(Stern,  1995,  
P.89).  

Ahora  ahondemos  aún  más  en  las  formas  de  sentimientos  descriptas  por  Stern.  Él  definió  
afectos   vitales     como   las   cualidades   kinéticas   y   dinámicas   del   sentimiento   tales   como  
“ondulación”,   “desvanecimiento”,   “explosión”,   “crescendo”,   “decrescendo”,   “ataque”   y  
“extensión”,   las   cuales   deberían   ser   distinguidas   de   los   afectos   categóricos   como   estar  
feliz,  triste  o  enojado,(Stern,  1985,  p.54).,  

Esta   definición   demuestra   inmediatamente   que   hay   una   conexión   cercana   entre   formas  
perceptuales  y  formas  de  sentimiento  porque  se  usan  los  términos  tales  como  crescendo  y  
decrescendo.   Stern   propone   que   “danza   y   música   son   ejemplos   por   excelencia,   de   la  
expresividad   de   los   afectos   vitales”,   (Stern,   1985,   p.56).   La   investigación   en   los   efectos  
vitales   y   las   arte   terapias   demuestran   que   el   concepto   de   afectos   vitales   puede   ser  
utilizado  para  todas  las  artes  terapias  (ver  Smeijsters,  2000/2003).  Esto  deja  en  claro  que  
la  psicología  comportamental  está  basada  en  el  arte.  

Cuando   es   posible   describir   a   la   música   con   los   mismos   términos   dinámicos   y   kinéticos  
tales   como   “ondulacion”,   “desvanecimiento”,   “explosión”,   “crescendo”,   “decrescendo”,  
“ataque”   y   “extensión”,   etc,   entonces   es   posible   concluir   que   esto   explica     por   qué   hay  
una  analogía  entre  los  procesos  psicológicos  y  los  procesos  musicales.  Cuando  es  posible  
describir   los   procesos   psicológicos   y   musicales   por   medio   de     los   mismos   términos  
dinámicos,  las  analogias  entre  formas  musicales  y  formas  de  sentimiento  son  aparentes.  
La  definición  demuestra  también  cuales  formas  musicales  y  cuales  formas  de  sentimientos  
son  análogas  a  cada  una  (esto  puede  ser  diferente  para  otras  arteterapias).  Como  señala  
Stern,   los   afectos     vitales   pueden   estar   en   presencia   o   ausencia   de   afectos   categóricos   “...  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 6
www.programaadim.com.ar
un   impulso   de   rabia   o   alegría,   un   reflejo   de   luz   percibida,   una   secuencia   acelerada   de  
pensamientos,   una   inconmensurable   oleada   de   sentimientos   evocados   por   la   música   y  
una  dósis  de  narcóticos  pueden  sentirse,  todos,  como  “impulsos”...”  (Stern,  p.55).  

Lo  común  en  estos  fenómenos  es  la  manera  en  que  los  procesos    se  despliegan,  como  un  
patrón  en  tiempo  e  intensidad.  

No   es   el   signo   o   símbolo   referente     que   significa   a   los   sentimientos   categóricos,   lo   que  


cuenta,   sino   la   “manera   de   sentir”   expresada   en   esos   patrones   de   tiempo   e   intensidad.   Es  
más,  estos  patrones  en  tiempo  e  intensidad  estan  en  todos  lados;  son  tanto  psicológicos,  
como   no   psicológicos.   Esto   posibilita   aprehender   la   igualdad   de   patrones   de   tiempo   e  
intensidad   en   diferentes   tipos   de   procesos   y   diferentes   modalidades   de   expresión.   Por  
ejemplo,   uno   puede   experimentar   una   forma   de   sentimiento   en   la   dinámica   de   las  
condiciones  climáticas.  

 Es   posible   expresar   y   percibir   formas   de   sentimientos   intra   e   interpersonales   en   patrones  


de   música   porque   una   persona   puede   percibir   estos   patrones   en   diferentes   procesos   y  
modalidades   de   expresión.   Podemos   expresar   y   entender   los   sentimientos   de   cada   uno  
por   la   transmutación   de   formas   de   sentimiento   a   formas   de   percepción   y   por   la  
retransmutación   de   formas   musicales   de   percepción   a   formas   de   sentimiento   (Stern,  
1985,p.159).   Asi,   las   formas   de   música   son   similares   a   las   formas   básicas     de   las  
experiencias  subjetivas,  no  verbales  intra  e  interpersionales.  En  los  procesos  musicales  y  
psicológicos  hay  un  despliegue  similar  de  tiempo  e  intensidad.  

Stern  denomina  a  los  desarrollos  protonarrativos  como  los  ladrillos  de  la  construcción  del  
conocimiento   relacional   implicito   de   cada   persona.   Con   el   concepto   de   desarrollo  
protonarrativo   describe   “la   dramatica   línea   de   tensión   invariablemente   sincrónica   a   la  
forma   de   sentimiento   temporal   (como   emerge   en   el   momento   presente)”,   (Stern   1995,  
p.91).  Se  lo  denomina  “Proto”  porque  es  una  narrativa  preverbal.  

Es  importante,  como  lo  indica  Stern  (1998),  que  el  conocimiento  relacional  implícito  no  es  
único   al   infante   presimbólico,   sino   que   se   continúa   a   través   de   la   vida.   Desde   la   niñez  
hasta  la  vejez,  y  en  todos  nuestros  encuentros  con  otras  personas,  las  dramaticas  líneas  de  
tensión,   y   las   formas   de   sentimiento   nos   dan   una   conocimiento   personal   implícito.   Este  
conocimiento  personal  implícito  puede  hacernos  saludables  al  haber  armonización,  pero  
puede   enfermarnos   al   haber   desarmonización.   Los   momentos   clinicamente   importantes  
son  aquelllos  momentos  de   encuentro   que   reordenan   el   conocimiento   personal   implícito.  
Entonces   se   da   un   cambio   cualitativo   repentino   en   la   relación.   Los   terapeutas   estan   allí  
para   posibiltar   que   la   desarmonización   pueda   ser   curada   y   que   el   conocimiento   relacional  
implícito   cambie.   Es   en     la   musicoterapia   donde   los   desarrollos   protonarrativos   del  
conocimiento  relacional  implícito  llegan  a  ser  expresados  en  los  sonidos  y  puede  cambiar  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 7
www.programaadim.com.ar
a   desarrollos   saludables.   Todos,   padres,   socios,   amigos,   colegas   y   jefes   deberían   tener  
cuidado  y  evitar  la  desarmonización,  porque  en  el  transcurso  de  la  vida,  el  conocimiento  
relacional  implícito  siempre  estará  presente.  

Ejemplos  de  la  musicoterapia  

En   esta   sección   daré   un   ligero   vistazo   para   ilustrar   lo   anteriormente   dicho   (se   darán  
ejemplos  amplios  en  el  Capitulo  Nueve).  

Imaginemos   a   un   musicoterapeuta   que   ajusta   su   música   a   las   expresiones   faciales   y  


movimientos   de   su   cliente.   Hay   muchas   situaciones   en   musicoterapia   (por   ejemplo,   al  
trabajar   con   deficiencias   mentales   o   autismo)   en   la   que   un   musicoterapeuta   trabaja   así.  
Cuando  el  cliente  produce  sonidos  vocales  o  instrumentales  entonces  el  Musicoterapeuta  
armoniza   los   sonidos   del   cliente.   Lo   diferente   a   los   ejemplos   de   Stern   es   que  
musicoterapeuta   y   cliente   comparten   el   mundo   personal   del   cliente   en   un   “espacio”   de  
música  intermediario  (Kenny,1989).Aunque  el  musicoterapeuta  y  el  cliente  se  expresan  en  
la   misma   modalidad,   se   da   la   transposición   de   formas   de   sentimientos   a   formas   de  
percepción.  Explicaré  esto  mas  adelante.  

Lo   que   hace   el   musicoterapeuta   y   el   cliente   al   improvisar   no   es   solo   “tocar   música”.   La  


improvisación   musicoterapeutica   no   es   improvisación   como   en   el   jazz,   el   pop/rock   o   la  
improvisación  clásica.  Quienes  improvisan  en  el  jazz,  pop/rock  o  la  música  clásica,  lo  hacen  
con  motivos  musicales  con  el  objeto  de  construir  espontáneamente    formas  musicales  que  
tengan   un   “sentido   musical”.   El   objetivo   de   la   musicoterapia   no   es   presentar   un   motivo  
ritmicamente   variado,   acelerado,   variado   en   contorno,   adornado,   tocado   en   otra   clave,  
sostenida   por   variaciones   de   armónicos,   etc.   En   otras   palabras,   desarrollar   una  
improvisación    con  líneas  de  jazz,  pop/rock  y  clásica.  Las  improvisaciones  de  jazz,  pop/rock  
y  clásica  estan  fomentadas  por  reglas  estéticas.  La  musicoterapia  no  es  un  asunto  estetico.  
En  musicoterapia,  no  es  la  forma  estética,  sino  la  forma  psicológica  lo  que  cuenta.  

 Lo  mismo  se  sostiene  para  la  musicoterapia  receptiva  y  otras  formas  basadas  en  el  arte,  
de  musicoterapia  activa  (tocar  y  cantar  tonos  compuestos,  etc.).  

Asi,   lo   esencial   a   la   musicoterapia   es   que   hay   “un   asunto   psicológico”.   Los   procesos  
musicales  en  el  espacio  intermediario  musical  son  experimentados  e  intrepretados  como  
expresiones  de  la  psíquis.  No  se  valora  ni  la  habilidad  “musical”,  ni  la  aptitud  y  tampoco  se  
desarrollan.   En   musicoterapia   el   cliente   suena   su   Self   en   la   música,   cómo   se   comporta,  
cómo   siente   y   cómo   expresa   sus   conflictos.   El   significado   estético   es   insignificante,   no  
importa   si   suena   de   manera   artística.   Lo   que   importa   es   que   la   música   suena   como   la  
psíquis  del  cliente.  
Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.
Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 8
www.programaadim.com.ar
La  improvisación  musical  ofrece  al  cliente  la  oportunidad  de  expresar  su  Self  en  la  forma  
musical.  Esto  no  significa  que  piezas  musicales  ya  compuestas  usadas  por  ejemplo  en  GIM,  
y  tonos  tradicionales    ya  compuestos  en  musicoterapia  activa,  tengan  menos  valor.  En  la  
improvisacion  musical  y  en  el  trabajo  con  música    ya  compuesta,  lo  que  cuenta  es  la  forma  
de  sentimiento  que  es  sonada  en  la  “forma  perceptual”  de  la  música.  Y  por  supuesto,  la  
música  puede  evocar  experiencias  puramente  estéticas,  puede  portar  asociaciones,  puede  
tener   significado   simbólico,   puede   vincularse   a   las   palabras   y   así,   en   mas.   Todas   estas  
cosas   son   parte   del   musicoterapia.   Como   sea,   la   esencia   de   la   musicoterapia   es   el  
emparejamiento  entre  formas  perceptuales  de  música  y  formas  de  sentimiento.  

En  el  pasado,  varias  teorias  de  musicoterapia  declararon  que  escuchar  o  tocar  fragmentos  
de  música  y  cantar  canciones,  mejoraba  la  salud.  No  me  opongo  a  esto  por  completo,  pero  
en  mi  opinión,  éste  sólo  puede  ser  el  caso  si  las  formas  percepetuales  de  estas  canciones  y  
fragmentos  de  música  son  expresiones  de  las  formas  de  sentimiento  del  cliente.  Si  no  lo  
son,   escuchar   fragmentos   de   música   es   solamente   un   asunto   de   preferencias   que   por  
supuesto  son  materia  “psicológica”,  pero  no  cambian  el  Self  del  cliente.  El  objetivo  de  la  
musicoterapia   es   un   cambio   de   las   formas   de   sentimiento   del   cliente   por   medio   de  
cambios   de   sus   formas   musicales.   El   foco   no   es   la   música   como   tal,   sino   las   formas   de  
sentimiento   que   suenan.   El   musicoterapeuta   sostiene   al   cliente   al   poner   su   Self   en   la  
música.  Es  premisa  de  la  musicoterapia  que  el  cliente  cambie  cuando  cambia  su  música.  Si  
una   improvisación   ofrece   al   cliente   la   posibilidad   de   expresarse   en   la   música,   entonces   un  
cambio   en   la   música   significa   un   cambio   personal.   Aprender   a   improvisar   con   pautas   de  
jazz,   pop/rock   y   clásica   aumenta   las   habilidades   improvisacionales   y   tal   vez   aumente   la  
habilidad  de  aprendizaje  en  general;  no  cambia  las  áreas  mas  profundas  de  la  psíquis.  

Los   cambios   en   la   habilidad   para   las   improvisaciones   en   jazz,   pop/rock   y   clásica   y   los  
cambios   en   las   preferencias   musicales   no   son   indicadores   de   cambios   personales   mas  
profundos   (en   la   improvisación   de   pop/rock,   por   ejemplo,   con   sus   raíces   en   el   blues,   es  
diferente  porque  en  este  caso  uno,  sólo  es  conducido  por  una  forma  de  sentimiento  que  
es   psicologica,   no   musical.).   Los   cambios   personales   más   profundos   ocurrirán   sólo   cuando  
estos   cambios   no   resulten   de   un   cambio   en   la   técnica   o   preferencia   musical,   sino   de   un  
cambio  en  la  musica  que  suene  la  psíquis  interior.  

Ahora   observemos   algunos   ejemplos   de   clientes   que   muestran   cómo   se   expresan   las  
formas   de   sentimiento   en   formas   de   música,   y     como   se   pueden   cambiar   las   formas   de  
sentimientos  por  los  cambios  de  las  formas  musicales.  

Cuando  una  persona  severamente  deprimida  se  expresa  tocando  en  un  tempo  muy  lento  
y  en  dinámicas  suaves,  esta  expresión  musical  podría  reflejar  su  estado    mental  interior.  
Digo   “podría”   porque   no   hay   conexiones   lineales   universales   entre   las   formas   de  
sentimiento  y  las  formas  musicales.  Cada  cliente  es  una  única  persona  que  se  expresa  de  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 9
www.programaadim.com.ar
una   única   manera.   No   obstante   la   investigación   ha   demostrado   que   hay   equivalencias  
entre  las  características  de  perturbaciones  y  la  expresión  en  la  música.  

Cuando   un   cliente   viene   a   musicoterapia   trae   con   él     sus   pensamientos,   sentimientos   y  


comportamientos  que  se  expresan  en  la  musica  de  una  única  manera,  pero  que  aún  son  
caracterizados   por   su   perturbación.   El   musicoterapeuta   puede   ofrecer   cambios   en   el  
tiempo,   ritmo   y   dinamicas,   para   dar   al   cliente   la   oportrunidad   de   transformarse   a   otro  
modo   de   ser.   Cuando   un   cliente   compulsivo   repite   el   mismo   ritmo   o   melodía   todo   el  
tiempo,  el  comportamiento  en  la  música  suena  su  compulsión.  El  musicoterapeuta  puede  
ayudarlo   a   aceptar   e   imitar   leves   cambios   en   el   ritmo   o   melodia   y   ayudarlo   a   aceptar   e  
imitar  una  alternancia  entre  el  motivo  estereotipado  y  un  nuevo  motivo  introducido  por  el  
musicoterapeuta.  En  ambos  casos  la  música  expresa  el  ser  interior  del  cliente.  Los  cambios  
en   la   música   reflejan   los   cambios   personales.   Se   podría   objetar   que   es   posible   describir  
estos  ejemplos  por  técnicas  musicales  de  composición.  En  el  primer  caso  de  depresión,  el  
musicoterapeuta   introduce   un   ascelerando   y   crescendo;   en   el   segundo   caso   de  
compulsión  el  musicoterapeuta  introduce  una  variación  y  una  estructura  alternativa  (A-­‐B-­‐
A).  Como  sea,  el  foco  musical  del  musicoterapeuta  difiere  del  músico.  El  musicoterapeuta  
no   es   un   maestro   de   música   que   enseña   ascelerandos,   crescendos,   variaciones   y  
estructuras   musicales.   El   musicoterapeuta   escucha   en   la   música   la   psíquis   del   cliente   e  
introduce  cambios  en  la  música  por  su  significancia  psicológica.  

Así   como   el   terapeuta   verbal   habla   a   alguien   acerca     de   los   sentimientos,   el  


Musicoterapeuta  “habla”  por  medio  de  la  música.  Escucha,  demuestra  empatía  a  través  de  
la  música  y,  a  través  de  la  música  ofrece  posibilidades  para  cambios  de  sentimientos  del  
cliente    y  le  dejar  hacer  pie  en  otras  áreas  de  la  experiencia.  El  musicoterapeuta  opera  con  
técnicas  musicales  que  resultan  en  procesos  musicales  que  reflejan  cambios  personales.  El  
musicoterapeuta  no  tiene    las  técnicas  musicales  en  mente.  En  mente  tiene  a  la  “persona  
como  música”  y  el  cambio  de  “la  persona  en  la  música”.  

Permitanme   dar   ejemplos   adicionales.   De   la   investigación   cualitativa   sabemos   que   tocar  


lento   puede   ser   analogía   de   comportamientos   depresivos   manifiestos   (Steinberg,1987;  
Steinberg  &  Reith,  1985).  

Jochims  (1990)  y  Heal(1991)  describieron  la  analogia  entre  el  proceso  psicológico  que  un  
cliente   sufre   después   de   un   accidente   tragico   que   lo   incapacitó   y   al   tomar   parte   de   una  
improvisación   musical.   El   cliente   que   repentinamente   queda   incapacitado   tiene   que  
cambiar  su  vida,  sus  planes  y  sus  actividades.  En  un  instante  debe  decirle  adiós  a  su  vida  
anterior.  En  una  improvisación  musical  libre  uno  debe  ser  flexible  y  desarrollar  la  habilidad  
de   ajustar   el   comportamiento   musical   de   uno   inmediatamente   al   cambio   musical  
repentino   circundante.   Uno   trata   de   predecir,   pero   de   repente   puede   cambiar  
completamente.   Esto   puede   ser   frustrante   porque   lo   que   uno   estaba   desarrollando  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 10
www.programaadim.com.ar
musicalmente,   se   detiene   repentinamente.   Como   en   la   situación   de   vida   después   de   un  
accidente   frustra   y   demanda   tolerancia   a   la   frustracion   venciendo   el   comportamiento   y   la  
habilidad   de   ser   flexible   y   ajustar.La   manera   en   que   un   cliente   se   comporta   en   una  
improvisación   suena   si   el   puede   ajustarse   a   una   nueva   situación.   Por   medio   de   la  
musicoterapia   el   cliente   puede   aprender   a   ajustarse   a   cambios   repentinos   y   a   tolerar   la  
frustración.  Por    supuesto,  semejante  analogía  entre  la  urgencia  para  cambiar  su  vida  y  el  
constante   ajuste   a   los   cambios   en   la   improvisación   musical   debería   ser   reconocida   y  
trabajada   por   el   cliente.   Pero   lo   importante   es   que   el   cliente   en   sus   procesos   musicales  
experimenta  en  la  vida  normal  el  hecho  de  poder  con  su  incapacidad.  

Los  resultados  de  mis  propios  estudios  cualitativos  de  casos  particulares  demuestran  que  
tocar  un  patrón  fijo  de  ritmo  puede  ser  analogía  del  comportamiento  compulsivo(Vander  
Hurk  &Smeijsters,  1991),  y  que  la  alternancia  de  una  línea  melódica  rápida  con  un  robusto  
motivo   melodico   resultó   ser   una   expresión   de   mala   comunicación   entre   un   cliente   y   su  
madre(Smeijsters   &   Vander   Hurk,   1993).   Los   sonidos   surgidos   de   repente   con   un  
acceso(arranque,   explosion)   de   dinámicas,   con   un   timbre   tosco   y   melodias   colapsantes  
han  sido  descriptos  por  un  cliente  como  analogías  de  ser  dañanado.  (Smeijsters  &  Van  Der  
Berk,  1995,1999)Tocar  a  volúmen  alto  sin  desear  ajustarse  a  la  puesta  musical  de  alguien  
resultó   ser   analogia   de   un   niño   tomando   el   rol   lider   de   su   madre,   no   queriendo  
obedecer(Smeijsters  &  Stern  1997,  1998),  no  poder  encontrar  una  línea  melódica  ha  sido  
descripta   como   experiencia   análoga   a   una   falta   de   identidad   personal   (Smeijsters   &   Van  
der  Hurk,  1999).  

Hoy   en   dia,   en   publicaciones   de   musicoterapia,   las   referencias   a   la   psicología   del  


comportamiento  de  Stern  son  muy  frecuentes  (Por  ejemplo,  Bunt,  1994;  Aldridge,  1996;  
Pavlicevic,   1997;   Hegi,1997,1998;   Schumacher,   1994,1999   y   muchos   otros).   Hegi   efectúa  
una   conexión   entre   parámetros   musicales   y   las   experiencias   de   la   niñez   temprana   ya  
descriptas   por   Stern.   Él   ve   una   semejanza   entre   las   maneras   en   que   Stern   observa   a   los  
bebés  y  los  modos  en  que  la  musicoterapeutas  decodifican  las  expresiones  musicales  no  
verbales.  Hegi  dice  que  la  persona  “habla”  en  la  música  y,  por  medio  de  analogías  “trans-­‐
sensoriales”;  se  establece  un  puente  desde  la  música  hasta  las  presentaciones  interiores.  
Schummacher  se  basó  en  el  trabajo  dse  Stern,  en  su  investigación  sobre  clientes  autistas.  

 Hegi   y   Schumacher   hacen   una   conexión   entre   las   fases   del   desarrollo   de   Stern   y   las  
experiencias  musicales  La  tabla  6.1  ofrece  un  sumario  de  las  indicaciones  de  Schumacher  
para  la  musicoterapia,  que  describe  junto  a  las  fases  del  desarrollo  de  Stern.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 11
www.programaadim.com.ar
                                                                                                   Tabla  6.1    

Indicaciones  para  musicoterapia  basadas  en  las  fases  del  desarrollo  de  Stern·∙  

Self  prenatal  

·∙  Perturbaciones:  bebés  (preterms)  preterminos,  paciente  en  coma.  

·∙  Objetivos:  disminuir  aislamiento  experimentando  contacto  interpersonal  manteniendo  la  


relación  madre/hijo.  

·∙  Musicoterapia:  por  medio  de  la  música  establecer  un  contacto  con  el  mundo  exterior.  

Self  emergente  

·∙Perturbaciones:   perturbaciones   perceptivas   causadas   por   una   falta   de   integración  


intermodal·∙·∙,  autismo,  psicósis,  desordenes  de  la  personalidad  borderline.  

·∙  Objetivos:  integración  de  la  sensopercepción.  

·∙  Musicoterapia:  música  como  estímulo  sensorial  estimulando  la  integración  intermodal.  

Self  Central  

·∙   Perturbaciones:   perturbaciones   de   conciencia   del   cuerpo,   sindrome   de   Rett,  


perturbaciones  neurologicas  tempranas  como  desordenes  alimentícios  y  desordenes  de  la  
personalidad  borderline.  

·∙   Objetivos:   experimentar   conciencia   del   cuerpo,   acciones   de   Self,   coherencia   del   Self,  
historia  del  Self,  afectividad  del  Self,  fluir  del  tiempo.  

·∙   Musicoterapia:   La   música   compensa   la   falta   de   conciencia   del   cuerpo,   hace   posible  


trabajar   la   falta   de   armonía   afectiva,   la   música   puede   comunicar   conflictos   traumáticos  
tempranos.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 12
www.programaadim.com.ar
Self  Subjetivo  

·∙Perturbaciones:   no   poder   compartir   sentimientos   con   otras   personas,   perturbaciones  


psicosomaticas,  perturbaciones  afectivas.  

·∙   Objetivos:   percibirse   a   uno   mismo   y   a   otros   correctamente   balanceando  


cercania/distancia,   hacer   contacto   efectivamente,   trabajar   conflictos   psicológicos,  
simbolizar  y  verbalizar.  

·∙   Musicoterapia:   la   música   dobla   al   Self   y   posibilita   escucharse   a   uno   mismo   y   ser  


escuchado  por  otros.  

·∙  Basado  en  Schumacher,  1999,  pp.  92-­‐95  

·∙·∙   Integracion   intermodal   significa   que   una   persona   puede   percibir   los   mismos   patrones  
amodales  en  diferentes  estimulos.  Hace  que  la  realidad  sea  mas  facil  de  ser  entendida.  

En  referencia  a  la  tabla  6.1,  se  necesita  de  una  investigación  mas  abarcativa  para  asegurar  
que   el   contenido   dentro   de   los   casilleros,   y   la   conexión   entre   ellos   sea   mas   válida.   Por  
ejemplo,   la   hipótesis   de   que   el   autismo,   psicósis   y   personalidad   borderline   pueden   ser  
descriptas   como   una   falta   de   integración   intermodal   debería   ser   afirmada   en   una  
evidencia   empirica   mas   fuerte.   En   mi   opinión   la   falta   de   integración   intermodal   es,   en  
verdad,  parte  de  los  síndromes,  pero  deja  información  de  lado  en  cuanto  al  entendimiento  
de  las  características  típicas  del  síndrome  y  su  tratamiento  especifico  apropiado.  

Schumacher  elaboró  un  trabajo  muy  importante  en  la  investigación  del  autismo,  en  el  cual  
vincula   las   fases   del   desarrollo   de   Stern   al   autismo,   a   su   expresión   en   la   música,   a   las  
técnicas  y  objetivos  apropiados  (sus  descubrimientos  serán  incluidos  en  la  tabla  6.2).  Ella  
deja   en   claro   que   los   afectos   vitales   y   armonización   estan   basados   en   parámetros  
musicales   como   el   ritmo,   metrica,   tempo,   intensidad   y   contorno   melódico.   Schumacher  
desarrolló  una  escala  de  valoración  que  posibilita  validar  los  niveles  der  armonización  en  
la   interacción   musical.   Este   tipo   de   investigación   debería   tener   continuidad   en   otras  
perturbaciones   también.   La   tabla   6.2   da   una   descripción   mas   detallada   de   las   fases   del  
desarrollo   de   Stern   y   cómo   pueden   ser   utilizadas   en   musicoterapia;   se   incluyen   los  
descubrimientos  de  Hegi  y  Schumacher.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 13
www.programaadim.com.ar
 

Tabla  6.2  

Etapas  del  desarrollo  de  Stern  y  experiencias  equivalentes  en  musicoterapia  

Fases  del  desarrollo  del  Self    emergente  

·∙  Percepción  de  la  modalidad  transversal  

                                                                                                                             Definición:   tomar   una   información   recibida   en   una  


modalidad,   y   de   alguna   forma   traducirla   a   otra   modalidad   sensorial   (perturbaciones:  
inhabilidad  para  el  aprendizaje)·∙  

                                                                                                                           Experiencia   en   musicoterapia:   el   musicoterapeuta  


transporta  los  patrones  de  comportamiento  del  cliente  a  los  sonidos,  transporta  todo  tipo  
de  patrones  sensoriales  al  sonido  y  vice-­‐versa.  

·∙  Percepción  de  afectos  vitales  

                                                                                                                             Definición:   movimientos   dinámicos   o   cambios   de  


patrón  dentro  nuestro  (perturbaciones:  desordenes  de  ansiedad)  

                                                                                                                             Experiencia   en   musicoterapia:   el   musicoterapeuta  


suena  las  expresiones  del  comportamiento  de  los  afectos  vitales  del  cliente.  

Fases  del  desarrollo  del  Self  central(comienza  a  la  edad  de  2-­‐3  meses)  

·∙    Acción  del  Self  (self  agency)  

                                                                                                                               Definición:   el   sentido   de   autoría   de   las   acciones   de  


cada  uno;  el  sentido  volitivo  que  precede  al  acto  motor,  teniendo  control  sobre  la  acción  
autogenerada   y   predictibilidad   de   concecuencias   que   siguen   al   acto   (perturbaciones:  
psicósis,  catatonia,  parálisis  histérica,  estados  paranoides,  falta  de  comprensión)  

                                                                                                                                 Experiencia   en   musicoterapia:   el   cliente   explora   los  


efectos   de   acciones   en   los   instrumentos   de   música,   toma   el   control   y   cambia   motivos  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 14
www.programaadim.com.ar
musicales,   da   inicio   a   nuevos   motivos   musicales,   influye   en   la   puesta   musical   del  
musicoterapeuta  y  otros  clientes.  

·∙  Coherencia  del  Self  

                                                                                                                                   Definición:   tener   sentido   de   no   estar   fragmentado,  


completud  fisica  con  limites  y  un  espacio    de  acción  integrada.  Incluye  que  la  experiencia  
de   algo   está   en   lugar   y   tiempo   (unidad   de   espacio),   que   las   cosas   que   se   mueven  
coherentemente   en   tiempo   permanecen   unidas   (coeherencia   de   movimiento),   que  
muchos  comportamientos  invariablemente  realizados  simultáneamente  por  una  persona  
comparten  una  estructura  temporal  común  (coherencia  de  estructura  temporal),  que  los  
comportamientos     realizados   conjuntamente   comparten   una   estructura   de   intensidad  
común   (coherencia   de   estructura   de   intensidad),   que   alguien   tiene   una   forma   de  
pertenecer   a   si   mismo   (coherencia   de   forma).   (Perturbaciones:   psicósis,  
despersonalización,  fragmentación,  fusión).  

                                                                                                                             Experiencia   en   musicoterapia:   el   cliente   produce  


sonidos   musicales   de   manera   coherente,   con   movimientos   integrados,   experimenta   su  
ejecución  musical  como  acto  en  el  aquí  y    ahora,  en  un  lugar  y  tiempo.,  experimenta  su  
ejecución   musical   como   un   todo,   con   una   estructura   temporal,   intensidad   y   forma,  
experimenta  la  ejecución  musical  de  otros  como  un  todo,  con  una  estructura  temporal  e  
intensidad.  

·∙  Afectividad  del  Self  

                                                                                                                     Definicion:   experimentar   cualidades   de   patrones  


interiores  del  sentimiento  (afectos)  que  pertenecen  a  otras  experiencias  del  Self  (feedback  
propioceptivo,  sensaciones  modeladas  interiormente,  cualidades  emocionales  especificas  
de  sentimiento).(perturbaciones:  psicósis,  anedonia)  

                                                                                                                     Experiencia   en   musicoterapia:   el   cliente   experimenta  


formas  de  música  como  formas  de  sentimiento  pertenecientes  al  Self  propio.  

·∙Historia  del  Self  

                                                                                                                   Definición:  tener  sentido  de  tolerancia  de  una  continuidad  


con   el   pasado   propio,   de   manera   que   uno   “sigue   siendo”   y   que   aún   puede   cambiar  
mientras  se  mantiene  igual.  (perturbaciones:  psicósis,  disociación,  fuga).  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 15
www.programaadim.com.ar
                                                                                                                   Experiencia   en   musicoterapia:   el   cliente   se   experimenta  
como   una   forma   musical   con   pasado,   presente   y   futuro,   con   motivos   que   cambian   y  
motivos   que   se   repítan,   una   mezcla   de   lo   mismo   y   de   lo   diferente   que   pertenece   a   él  
mismo.  

     ·∙Regulación  de  Self  a  Otro  (Self  regulating  other)  

                                                                                                             Definición:  hay  quien  regula  sus  experiencias  del  Self  de  la  
infancia  (lo  activo,  intensidad  de  afecto,  seguridad  y  apego).  

                                                                                                             Experiencia  en  musicoterapia:  el  musicoterapeuta  sostiene  


la  exploración  de  formas  musicales  del  cliente  e  introduce  la  conservación  y  variación  de  
partes.  

·∙  Experiencias  de  regulación  del  Self  con  Cosas  

                                                                                                                     Definición:  la  personificación  de  cosas  que  pueden  evocar  


y  regular  sentimientos  de  la  infancia.  

                                                                                                                     Experiencia   en   musicoterapia:   el   cliente   desarrolla  


motivos  musicales  que    llegan  a  ser  objetos  transicionales.  

Fases   del   Desarrollo   del   Self   Subjetivo(   comienza   a   los   7   meses).   El   niño   sabe   que   otros  
tienen  experiencias  subjetivas  que  pueden  ser  compartidas  (pertubaciones:;  sentimientos  
profundos   de   soledad,   ansiedad   por   la   intimidad,   falso   Self,   fragmentación,   síntomas  
neuróticos  como  displacer,  desordenes  de  la  personalidad).  

 ·∙Focos  de  atención  compartidos  

                                                                                                                       Definición:   el   gesto   de   señalar   y   el   acto   de   seguir   la  


mirada  del  otro.  

                                                                                                                     Experiencia   en   musicoterapia:   el   musicoterapeuta   y   el  


cliente  acompañan  y  desarrollan  juntos  formas  musicales.  

 ·∙Intenciones  compartidas  

                                                                                                                         Definición:   actos   dirigidos   a   una   persona   referente   (tal  


como  extender  la  mano  para  pedir  una  galletita),  que  implica  que  el  infante  atribuye  un  
estado  mental  interior  a  esa  persona.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 16
www.programaadim.com.ar
                                                                                                                         Experiencia   en   musicoterapia:   el   musicoterapeuta   y   el  
cliente   dialogan   en   la   música,   crean   espacios   e   invitan   a   su   co-­‐   participante   a   dar   una  
observación  que  se  adecúe  a  la  forma  musical  previa.  Ver  Bruscia(1997)·∙·∙.  

·∙Estados  afectivos  compartidos  

                                                                                                                         Definición:   observar   a   la   madre   para   leer   contenidos  


afectivos   en   su   cara   que   dicen   al   infante   cómo   se   debería   sentir   en   situaciones   de  
incertidumbre.   El   infante   atribuye   a   la   madre   la   capacidad   de   tener   una   señal   de   afecto  
que   tenga   relevancia   a   sus   estados   de   sentimientos   actuales   o   estados   potenciales  
propios.  

                                                                                                                           Experiencia   en   musicoterapia:   el   musicoterapeuta   y   el  


cliente  comparten  los  estados  de  sentimientos  expresados  en  la  música.  

·∙Armonización  del  afecto  

                                                                                                           Definición:   la   igualdad   transversal   de   algún   aspecto   del  


comportamiento  que  refleja  el  estado  del  sentimiento  de  una  persona.  La  igualdad  no  se  
refiere   a   un   comportamiento   externo,   sino   a   la   expresión   de   un   estado   interior.   Es  
comportamiento   como   expresión,   no   como   signo   o   símbolo.   Los   vehículos   de  
transferencia  son  metáfora  y  analogía.  La  igualdad    es  generada  por  la  intensidad,  tiempo,  
ritmo,  duración  y  forma.  

                                                                                                             Experiencia  en  musicoterapia:  el  musicoterapeuta  y  cliente  


por   medio   de   formas   musicales     igualan   el   comportamiento   y   el   estado   del   sentimiento  
interior   del   otro   y   comprende   el   comportamiento   musical   del   otro   como   forma   de  
sentimiento.   El   musicoterapeuta   utiliza   técnicas   tales   como   reflejar   y   demostrar   las  
cualidades   del   otro,   las   cuales   no   imitan   sino   que   igualan   el   nivel   de   energia(intensidad,  
velocidad)  y  sentimientos  exhibidos  por  el  cliente.  Ver  Bruscia,  (1987).  

Fases  del  desarrollo  del  Self  verba  l(comienza  al  segundo  año).  El  niño  puede  decir  algo  de  
su  vida.  Hay  una  distancia  entre  la  experiencia  vivída  y  la  representación  verbal.  

·∙Un  aspecto  objetivo  del  Self  

                                                                                                               Definición:   el   niño   sabe   que   puede   ser   objetivado,  


representado  en  alguna  forma  ,  que  existe  fuera  de  sus  Self`s  sentidos  subjetivamente.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 17
www.programaadim.com.ar
                                                                                                               Experiencia   en   musicoterapia:   el   cliente   se   experimenta  
sonado  en  un  producto  musical.  

·∙Juego  Simbólico  

                                                                                                               Definición:   el   niño   puede   representar   situaciones   por  


medio  de  juguetes.  

                                                                                                               Experiencia   en   musicoterapia:   el   cliente   suena   personas   y  


eventos   por   medio   del   juego   musical.   El   musicoterapeuta   utiliza   técnicas   como  
simbolización,   que   hace   qur   un   instrumento   o   motivo   musical   represente   a   una   persona   o  
algún  evento.  Ver  Bruscia  (1987).  

·∙    Se  incluyen  disturbios  e  inhabilidades  que  necesitan  habilidades  particulares.  

·∙·∙Esta   tabla   brinda   solo   Algunos   ejemplos   de   las   técnicas   de   Bruscia   que   pueden   ser  
utilizadas.  

·∙Uso  del  lenguaje  

                                                                                                               Definición:   por   medio   del   diálogo   verbal     hay   un   nuevo  


modo   posible   de   relacionarse.   El   niño   puede   contar   su   propia   historia   de   vida  
(perturbaciones:  razonamiento,  represión,  negación.  

En   cuanto   a   la   tabla   6.2   se   necesita   mucha   más   investigación   para   validar   el  


emparejamiento   entre   las   fases   del   desarrollo   de   Stern   y   las   experiencias   del   cliente   en  
musicoterapia   (para   las   arte   terapìas,   es   importante   el   trabajo   de   Rutten-­‐   Saris.   Ella   a  
investigado  las  fases  del  desarrollo  de  Stern  para  las  arteterapias.  Ver  las  referencias).  

Conclusiones  de  la  persepectiva  psicológica  


Lo   fundamental   a   la   teoría   de   la   analogía   es   que   los   precesos   musicales   suenan   los  
procesos   psicológicos   y   que   la   musicoterapia   posibilita   al   cliente   cambiar   sus   afectos    
vitales   por   medio   del   cambio   en   sus   formas   musicales.   Un   cliente   depresivo   puede  
experimentar  nuevos  afectos  vitales  por  medio  de  ascelerandos  y  crescendos.  Un  cliente  
compulsivo,   por   medio   de   variaciones   puede   dar   soltura   a   sus   ritmos   estereotipados   y  
fragmentos  melódicos.  

El  musicoterapeuta  es  quien  escucha  a  los  procesos  musicales  como  procesos  psicológicos  
y  efectua  ajustes  para  transformar  a  los  procesos  psicológicos  en  los  procesos  musicales.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 18
www.programaadim.com.ar
Escucha   la   música   del   cliente,   reacciona   por   medio   de   la   armonización   musical,   y   ofrece  
posibilidades  musicales  y  posibilita  cambios  en  los  afectos  vitales  del  cliente.  

Los  procesos  musicales  son  sostenidos  por  charlas  en  las  cuales  la  experiencia  análoga  del  
cliente  es  verbalizada.  Esta  charla  puede  darse    a  través  de  descripciones  fenomenológicas  
de  lo  que  acontece  en  la  psíquis  en  la  música,  por  una  interpretación  hermenéutica,  que  
da   un   significado   simbólico   al   evento   musical.   Como   sea,   la   esencia   de   la   musicoterapia  
yace   en   la   experiencia   de   la   forma   de   sentir   tal   como   aparece   en   la   forma   musical  
presente.  

 Al   identificar   los   procesos   psicológicos   y   los   procesos   musicales   absolutamente,   pareciera  
como   que   la   música   es   terapéutica   en   sí   misma.   Como   sea,   la   música   como   estructura  
estética   tiene   sus   propias   reglas,   pero   cada       regla   de   música   no   tiene   significancia  
psicológica.   Si   el   desempeño   musical   de   un   cliente   mejora   no   significa   que   está   curado  
automaticamene.  Por  ejemplo  cuando  un  cliente  cambia  su  producción  musical  aleatoria  a  
una   estructura   de   tipo   A-­‐B-­‐A,   por   supuesto   que   esto   es   un   mejoramiento   estético,   pero  
para   asegurarnos   de   que   sea   una   mejoria   psicológica,   necesitamos   preguntarnos   qué  
procesos  psicológicos  suenan  en  ese  cambio  musical.  

 No   estoy   convencido   del   hecho   de   que   hacer   musica   sea   terapéutico   en   si   mismo.   Me  
gustaria   tener   una   mirada   mas   próxima   a   los   procesos   musicales   y   describir   lo   que  
experimenta  una  persona  cuando  se  despliega  el  proceso  musical.  Creo  que  necesitamos  
definir   a   los   procesos   musicales   como   procesos   psicológicos,   y   decidir   que   procesos  
debieran  ser  usados,  acorde    a  las  necesidades  psicológicas  del  cliente.  Contrariamente  a  
la   declaración   de   que   “los   musicoterapeutas   son   artistas”,   yo   diría   que   :   Los  
musicoterapeutas  son  terapeutas  que  actuan  como  artistas”.  Los  musicoterapeutas  no  son  
músicos  que  escuchan  y  siguen  a  las  reglas  de  la  música;  son  terapeutas  que    escuchan  y  
siguen  a  los  procesos  psicológicos  que  suenan  en  la  música.  

En  el  capitulo  anterior  se  demostró  que  muchos  musicoterapeutas  comparten  la  idea  de  
que   los   pensamientos,   sentimientos   y   comportamientos   del   cliente   son   repetidos   en   los  
procesos  musicales.  Como  ya  ha  sido  elaborado,  esto  es  asi  porque  los  procesos  musicales  
y   los   procesos   psicológicos   estan   compuestos   de   las   mismas   formas   basicas   amodales  
temporales   y   de   intensidad.   Lo   mismo   se   sostiene   para   los   procesos   de   cambio   y  
desarrollo.   La   musicoterapia   es   posible   porque   los   procesos   musicales   suenan   a   los  
procesos   básicos   de   la   psiquis.   Este   repetir   y   sonar   ha   sido   conceptualizado   como  
“analogía”.  

Como   consecuencia   de   la   teoría   de   la   analogía   los   metodos   de   musicoterapia   deberían  


ajustarse   a   las   caracaterísticas   especifcas   de   la   perturbación,   la   deficiencia   y   las  
características   individuales   del   cliente.   La   musicoterapia   para   clientes   esquizofrénicos  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 19
www.programaadim.com.ar
debería   ser   diferente   de   la   musicoterapia   para   clientes   depresivos   o   bordelines   y   asi   en  
mas,  porque  los  desarrollos  protonarrativos  de  estas  perturbaciones  son  diferentes  entre  
si.  

Se   necesita     una   investigación   futura   para   comparar   los   procesos   psicológicos   de   las  
perturbaciones   y   deficiencias   y   los   procesos   de   cura   y   desarrollo,   con   los   procesos  
musicales.   Los   musicoterapeutas   de   diferentes   raíces   deberían   describir   los   procesos  
musicales   por   ellos   usados,   en   términos   psicológicos   y   musicales.   Tal   vez   entonces,   será  
posible   generar   una   teoria   general   de   musicoterapia   que   posibilite   diferentes   métodos,  
con  el  objeto  de  ofrecer  a  nuestros  clientes  el  mejor  tratamiento  de  musicoterapia.  

UNA  PERSPECTIVA  DESDE  EL  ARTE  


En   la   teoria   semiótica   se   hace   una   distinción   entre   el   sistema   semiótico,   el   sistema  
simbólico  y  el  sistema  semisimbólico  (Greimas  &  Courtés,  1979).  En  el  sistema  semiótico  
no  hay  vínculo  entre  la  expresión  y  el  contenido.  Esto  significa  que  la  estructura  estética  
no   refiere   a   algún   otro   significado   sin   yacer   en   la   forma   estetica   en   si.   En   el   sistema  
simbólico  los  elementos  de  la  estructura  estética  estan  conectados  al  contenido  fuera  de  
la   estructura   estética,   tal   como   las   señales   de   tráfico   y   las   palabras   que   apuntan   a  
significados  fuera  de  los  signos  y  palabras  en  si  mismas..  En  el  sistema  semisimbólico    no  
hay   conexión   simbólica   entre   la   estructura   estética   y   el   contenido   exterior,   pero   el  
contenido  se  deduce  de  los  aspectos  formales  dentro  de  la  estructura  estética  en  si.  Para  
la   musicoterapia   el   sistema   semisimbólico   es   una   perspectiva   interesante   porque   presta  
atención   a   los   ajustes   de   elementos   estéticos   en   la   forma   y   a   los   significados   de   estos  
ajustes.  

En  la  semiología,  los  procesos  de  razonamiento  para  encontrar  la  correspondencia  entre  
forma   y   contenido   se   denomina     analogizar-­‐(analogizing);   la   correspondencia   en   si   se  
denomina     homología,   una   mismidad   en   la     relatividad   estructural   de   los   elementos.   Lo  
esencial   a   este   modo   de   razonar     es   que   es   posible   derivar   los   contenidos   desde   las    
relaciones  de  formas  de  elementos;  no  es  necesario  reconocer  elementos  como  signos  o  
símbolos  de  los  fenómenos.  La  forma  estética-­‐  la  relación  de  elementos  estéticos-­‐  en  si,  es  
contenido.   Hay   contenido   “dentro”   de   lo   estético.   Así,   la   manera   en   que   los   elementos   de  
forma  sean  agrupados,  dan  significado.  

Permitanme  dar  un  ejemplo  de  cómo    toma  lugar  semejante  analisis  de  una  obra  de  arte.  

Thürlemann(1982)   analiza,   en   su   trabajo   sobre   la   pintura   de   Paul   Klee,   Pflanzen-­‐  


Analytisches  (1932),  cómo  el  orden  de  elementos  abstractos  dan  sentido  al  significado.  En  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 20
www.programaadim.com.ar
la   cabecera   de   la   tela   hay   tres   elementos   ordenados   verticalmente   y   proximamente  
conectados  entre  ellos.  Abajo,  hay  tres  elementos  ordenados  oblicuamente,  uno  de  ellos  
desconectados  de  los  otros  dos  elementos.  En    medio,  tres  elementos  conectados  a  cada  
uno;  la  constelación  es  levemente  oblicua.  Lo  que  la  pintura  nos  dice,  desde  el  punto  de  
vista   semiológico,   es   que   desde   arriba   de   la   tela     hacia   abajo,   hay   un   “desarrollo”,   un  
“cambio”   desde   lo   vertical   a   lo   oblicuo   y   un   cambio   en   los   elementos   de   estar   conectados  
de   cerca,   de   estar   “libres”.   Conceptos   como   “desarrollo”,   “cambio”   y   “liberación”   son  
significados   conectados   a   las   relaciones   de   formas   de   elementos.   Si   aplicamos   esta  
perspectiva  analítica  a  la  musicoterapia,  entonces  un  cliente  en  musicoterapia  puede  ser  
descripto  como  una  persona  que  se  expresa  en  la  forma  musical  que  tiene  un  significado  
psicológico  derivado  de  la  manera  en  que  se  ordenan  los  elementos  de  forma.  

Esta   perspectiva   difiere   del   análisis   simbólico.   Cuando   el   musicoterapeuta   entiende   a   la  


música   como   sistema   simbólico,   interpreta   ritmos,   melodías   y   sonidos   como   señales   de  
tráfico.   Esto   se   acerca   a   la   manera   Freudiana   y   Jungiana   de   tratar   a   los   símbolos.   Freud  
(1987)  descubrió  que  en  los  sueños,  objetos  como  un  palo,    un  árbol  o  un  cuchillo    podían  
significar   el   organo   sexual   masculino.   Canastas   y   gabinetes,   podian   simbolizar   al   cuerpo  
humano.   Jung   (1985),   nos   dice   que   la   serpiente   puede   simbolizar   al   inconciente;   el   fuego,  
la   transformación;   y   las   estrellas,   las   completud   transcendente.   Correspondientemente,  
un  ritmo,  una  melodía  o  sonido,  puede  simbolizar  a  una  persona  o  a  una  cosa.  Priestley  
(1994   a)   describe   por   ejemplo   como   simboliza   un   gong   a   la   madre,   y   un   glissando   en   el  
xilófono  a  una  señora  espantosa.  

Como  sea,  el  sistema  simbólico  nos  da  un  significado  que  yace  fuera  de  la  música  y    no  el  
significado   simbólico   que   suena   en   la   forma   musical   presente.   La   música   en   la  
musicoterapia  no  es  el  mapa  de  una  ciudad  con  señales  de  tráfico  y  símbolos.  Aun  cuando  
se  haga  una  distinción  entre  signo  y  símbolo,  ver  Kristeva(1970),  el  símbolo  teniendo  un  
significado  más  trascendente,    no  altera  la  función  del  símbolo.  Como  la  señal,  el  símbolo  
conecta   la   representación   simbólica   con   el   contexto   del   significado   fuera   de   la  
representación.   Por   ejemplo,   para   los   socialistas,   el   color   rojo   es   un   símbolo-­‐   conecta   la  
representación  visual  a  las  ideas  de  la  sociedad.  Estas  ideas  no  pueden  ser  encontradas  en  
el   color   rojo.   Para   conocer   las   ideas   trascendentes   que   este   color   representa,   hay   que  
aprender  la  conexión  del  color  y  el  contexto  al  que  apunta.  

Por  el  contrario  en  el  sistema  semisimbólico  esto  es  mas  bien  diferente.  No  hay  señales  de  
tráfico   o   símbolos   que   conecten   la   representación   con   significados   exteriores.   El  
significado   del   sistema   simbolico   proviene   desde   adentro   y   esta   conectado   a   la   estructura  
de  la  representación  en  si.  Al  viajar  en  la  “ciudad  musical  del  Self”,  no  se  miran  las  señales  
de  tráfico  o  los  símbolos,  sino  a  la  estructura  del  mapa  de  la  ciudad-­‐  no  como  una  obra  de  
arte,  sino  como  una  estructura  musical  que  suena  la  estructura  del  Self.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 21
www.programaadim.com.ar
La  expresión  del  Self  del  cliente  en  la  música  nos  muestra  la    forma  del  Self  sonada  en  la  
forma   musical.   La   forma   musical   del   cliente   es   diferente   de   la   del   trabajo   del   artista,  
porque   el   trabajo   del   artista   es   guiado   por   un   punto   de   vista   artístico   que   se   quiere  
comunicar.   Esta   comunicando   en   el   arte   acerca   del   arte,   como   Jasper   Johns  
preguntándose  y  comunicando  a  la  audiencia,  “¿cómo  crean  ustedes  una  obra  de  arte?”.  
Por  el  contrario,  un  cliente  no  desarrolla  motivos  de  arte  que  quiere  comunicar  a  otros.  
No  usa  un  punto  de  vista  artístico  al  expresar  su  Self.  Cuando  un  cliente  usa  un  punto  de  
vista  artístico,  se  repliega  de  su  Self.  La  musicoterapia  posibilita  al  cliente  ser  guiado  por  
sus  motivos  personales  interiores,  no  por  motivos  de  arte.  El  cliente  entonces,  llega  a  ser  
artista   de   su   Self,   sonando   la   forma   musical   de   su   Self.   El   musicoterapeuta   como   el  
semiólogo   “entiende”   la   narrativa   de   la   forma   musical   del   cliente   y   “lee”   la   forma   musical  
como   contenido   psicológico,   preguntándose,   “¿Qué   contenido   psicológico   se   puede  
escuchar  en  la  forma  musical  del  cliente?”.  

Anteriormente,  habia  planteado  la  idea  que  todas  las  arte  terapias  se  podrían  beneficiar  
de   la   teoria   de   la   analogía   basada   en   la   Psicología   del   Desarrollo   de   Stern.   Estoy  
convencido   también   que   esto   se   sostiene   para   la   contribución   que   puede   hacer   la  
semiologia  a  las  arte  terapias.  

TERAPIA  MÁS  ALLÁ  DE  LAS  PALABRAS:  

CAMBIO  PERSONAL  POR  MEDIO  DE  EXPERIENCIAS  ANÁLOGAS  

Un   ser   humano   es   un   fenómeno   integrado   biológicamente,   neurologicamente,  


psicológicamente   y   comportalmente..   La   terapia   significa   ayudar   a   una   persona   a  
transformar  su  viejo  ser  integrado  a  uno  nuevo.  En  el  mundo  del  cuidado  de  la  salud  de  
hoy   dia   hay   muchos   especialistas   que   ponen   el   foco   en   partes   del   ser   humano.   Está   el  
doctor  para  el  fisico  que  se  comunica  con  el  cuerpo  humano  por  medio  de  químicos  para  
influir   en   los   procesos   biológicos   y   aumentar   el   equilibrio   biológico   de   la   persona.   El  
psicoterapeuta  verbal  utiliza  las  palabras  como  medio  comunicativo  para  ayudar  a  que  la  
persona  exprese  sus  experiencias  que  pueden  ser  puestas  en  rotulos  verbales.  

El  psicoanalista  ayuda  a  incrementar  la  conciencia  del  “adentro”,  el  behaviorista  focaliza  
en  cambiar  el  “afuera”  de  la  psíquis.  Varias  decadas  atrás,  la  psicoterapia  humanista  habia  
introducido   una   tercera   fuerza   que   se   centraba   en   las   tendencias   de   auto-­‐realización.  
Todas   las   Escuelas   de   terapia   utilizan   las   palabras   como   el   medio   más   prominente   en   la  
terapia.  

Aunque  las  arte  terapias  también  hagan  uso  de  las  palabras,  me  gustaria  sostener  la  idea  
de   una   “terapia   mas   allá   de   las   palabras”.   Usar   palabras   en   terapia,   por   un   lado   puede  
Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.
Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 22
www.programaadim.com.ar
acercarse   a   la   vida   real.   El   contenido   de   las   palabras   puede   significar   directamente  
problemas  personales  y  de  allí  ayudar  a  vencerlos.  Por  el  otro  lado  las  palabras  pueden  ser  
intimidantes.   Un   ser   humano   puede   verse   confrontado   y   perturbado   al   poner   en   palabras  
sus   problemas   personales.   Las   palabras   le   dicen   directamente   quién   es.   Las   palabras  
pueden   ser   “definitivas”;   “fijar   la   realidad”,   se   quedan   con   la   perspectiva   de   futuro   y  
conducen  a  fijaciones  con  el  pasado.  

Es   el   destino   humano   vivir   y     reflejarse   en   la   vida,   pero   a   veces   pareciera   mejor   no  


reflejarnos   y   ni   decirnos   quiénes   somos.   Cuando   una   persona   no   se   refleja   en   sus  
problemas,  puede  parecer  como  que  no  los  tuviera.  Desafortunadamente,  no  reflejar,  ni  
suprimir   los   propios   problemas   conduce   a   la   salud.   Necesitamos   “expresar”   nuestro   ser  
interior.   El   descubrimiento   de   Freud   de   que   el   inconciente   se   vale   de   símbolos   para  
expresar   indirectamente   lo   que   no   se   puede   poner   en   palabras   demuestran   directamente  
por  un  lado  cuan  intimidantes  pueden  ser  las  palabras  denotativas,  por  el  otro  lado  el  ser  
humano  se  esfuerza  en  expresarse  aún  cuando  sea  dificil  hacerlo.  

Mientras   que   el   contenido   de   las   palabras,   por   un   lado   puede   apuntar   directamente   a  
nuestros  problemas,  por  el  otro  lado  las  palabras  estan  distanciadas  de  la  experiencia.  Las  
palabras   son   denominadores   digitales   de   las   experiencias;   significan   una   experiencia,   y  
“hablan   acerca   de”   la   experiencia.  No  son  experiencias   en  si  porque  las   palabras   no   son  
acciones,   son   rotulos   de   la   experiencia.   Para   “conocer”   un   determinado   humor,  
necesitamos   experimentarlo,   necesitamos   estar   en   la   “acción”   del   humor.   La   palabra  
“humor”  apunta  solo  al  humor;  puede  evocarlo,  pero  no  es  análogo  al  mismo.  

Al  leer  un  libro,  el  lector  por  medio  de  la  asociación  evoca  experiencias.  Como  sea,  leer  un  
libro  no  es  tomar  parte  en  el  libro  como  un  actor.  No  hay  acción  “real”;  hay  acción  en  la  
fantasia.   Nadie   puede   aprender   a   tocar   el   piano   meramente   solo   por   leer   un   libro   que  
indique  como  tocar  el  piano.  La  gente  puede  inspirarse,  puede  disfrutar  de  un  libro  puede  
moverse   a   través   de   la   fantasia   y   estados   de   sueño   y     tener   experiencias.   Pero   un   libro  
solo  cambia  un  dominio  de  nuestro  ser:    “conocer  acerca”  de  la  vida  a  través  de  la  fantasia  
y  los  estados  de  sueño.  La  vida  en  si  misma  esta  llena  de  acción,  e  involucrarnos  de  lleno  
en   la   accion   es   vida.   Asi   un   libro   tiene   que   ser   transformado   en   acciones   que   son  
acompañadas  por  afectos  vitales.  

El   cambio   terapéutico   no   puede   acontecer   solo   por   leer   y   hablar   del   cambio.   Las   arte  
terapias  ofrecen    terapia  por  medio  de  las  aciones.  En  las  arte  terapias  las  experiencias  son  
evocadas   por   medio   de   acciones.   El   acto   terapéutico   no   es   solo   cognición,   emoción   y  
comportamiento.   Todos   los   aspectos   de   una   persona   de   manera   integrada   se   ponen   en   el  
acto   terapéutico;   hay   cognición,   emoción,   movimiento,   interacción   social   y   asi   en   mas.   En  
el   acto   terapéutico,   la   persona   experimenta   una   situación   de   vida   en   la   cual   está  
involucrado  completamente  como  persona.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 23
www.programaadim.com.ar
El   acto   terapéutico   puede   ser   precedido   y   seguido   por   las   palabras-­‐las   palabras   pueden  
ser   usadas   aún   en   el   acto   terapéutico-­‐   pero   las   esencia   de   las   arte   terapias   es   que   hay  
experiencia   en   el   actuar.   Esta   experiencia   es   una   experiencia   análoga;   no   es   realidad   de  
vida   como   en   la   terapia   externa,   o   un   mero   reflejo   de   su   realidad   de   vida   exterior.   Las  
arteterapias  ofrecen  un  contexto  donde  las  acciones  difieren  de  la  realidad  de  vida  pero  
las  experiencias  evocadas  por  estas  acciones  son  reales.  

En   las   arte   terapias,   los   clientes   actuan   en   un   espacio   musical     dramatico   de   arte   y   de  
movimiento.   En   estas   acciones   se   expresan     la   emoción,   el   movimiento,   la   cognición,   la  
interacción   social   y   otros   dominios   del   ser   humano   integrado.   En   la   música,   la   escena  
dramatica,  la  pintura  y  en  el  movimiento,  el  cliente  se  expresa  como  se  expresa  en  otras  
situaciones  de  vida.  Las  características  del  material  de  arte  lo  ayuda  a  expresarse;  también  
ofrecen  posibilidades  de  cambio.  Cuando  por  ejemplo  hay  un  cambio  en  el  acto  musical,  
entonces  hay  un  cambio  en  los  procesos  intra  e  interpersonales.  

Esto  nos  conduce  a  un  aspecto  esencial  de  la  vida  humana.  “¿Cómo  expresamos  nuestra  
persona?”.   ¿Contando   cómo   nos   sentimos   o   mostrándonos   cómo   sentimos     a   través   de   la  
canción   de   nuestra   voz,   el   movimiento   de   nuestro   cuerpo,   el   color   de   nuestra   ropa,   la  
manera   en   que   jugamos   nuestros   roles   como   compañeros,   maestros   o   niños?.   Una  
anécdota  acerca  de  un  gurú  espiritual  dice  que  no  les  contaba  acerca  de  la  esencia  de  la  
vida  a  sus  estudiantes,  sino  que  les  enseñaba  a  como  atarse  los  zapatos.  

Hoy   en   día   hay   mucho   hablar   “acerca   de     “muchas   cosas.   El   mundo   de   las   palabras   y   el  
hablar   parece   representar     al   mundo   “real”,   asi   como   los   logos   de   las   compañias  
multinacionales   parecen   representar   las   experiencias   humanas   y   los   valores.   Las  
computadoras   son   utilizadas   como   metáforas   del   ser   humano,   y   las   palabras   utilizadas  
como  rotulos  para  “entender”  a  la  experiencia  humana.  Creo  que  las  acciones  en  las  arte  
terapias  pueden  ofrecernos  un  sentido  mas  sentido  acerca  de  cada  uno  y  de  nosotros  que  
las  palabras  mismas,  las  figuras  y  los  logos  combinados.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 24
www.programaadim.com.ar
Capitulo  Siete  

 DEFINIENDO  Y  REDEFINIENDO  LA  CATEGORÍA  CENTRAL  DE  ANALOGÍA  


 

INTRODUCCIÓN  

Ahora  hemos  llegado  al  ultimo  paso  del  viaje  de  investigación  comenzado  en  el  Capitulo  
Cinco.   En   este   capítulo   daré   una   definición   de   analogía   en   las   cuales   serán   integradas    
todas   las   conclusiones   anteriores.   Serán   descriptas   en   detalle   las   propiedades   de   la  
categoría   central.   Un   glosario   da,   también,   una   vista   general   de   conceptos   relacionados  
pero   diferentes,   discutidos   en     capitulos   anteriores,   mas   algunos   nuevos   conceptos.   Al  
final   será   discutida   la   idea   de   un   lenguaje   transformacional,   y   será   presentado   como  
ejemplo.  

DEFINIENDO  ANALOGÍA  

En  esta  parte  definiré  las  propiedades  de  la  categoría  central  de  analogia.  Para  empezar,  
debería  quedar  claro  que  la  categoría  de  analogía  contiene  dos  subcategorías.  La  primera  
es   la   analogía   en   diagnósis;   la   segunda   es   la   analogía   en   tratamiento..   La   primera   refiere   a  
la  similitud  entre  formas  de  música  expresadas  por  el  cliente  y  formas  de  sentimiento  que  
caracterizan  su  perturbación  o  deficiencia.  La  segunda  se  refiere  a  formas  de  música  que  
suenan  los  cambios  de  formas  de  sentimiento  que  mejoran  la  salud.  

También   se   puede   hacer   una   distinción   entre   analogías   especificas   y   no   especificas.   No  


especificas,   significa   que   un   cliente   actúa   en   la   musicoterapia   como   actua   en   cualquier  
otro   lado,   pero   esta   acción   no   esta   en   la   música   (por   ejemplo,   cuando   un   cliente   no  
participa   en   las   actividades   o   cuando   detiene   sus   actividades   muy   pronto.   Esto   puede  
pasar   con   todo   tipo   de   actividades).   Especificas,   significa   que   la   analogía   acontece   en   la  
música  (un  cliente  actua  en  la  música  como  lo  hace  en  cualquier  otro  lado).  La  siguiente  
definición  de  analogía  refiere  a  las  analogías  específicas  en  diagnósis  y  tratamiento.  

La  analogía  puede  definirse  como  una  puesta  de  estas:  

1-­‐ Partes   de   este   capitulo   han   sido   presentadas   durante   conferencias   y   fueron   mas  
tarde  expuestas  en  publicaciones  anteriores.  

- La   musicoterapia   difiere   del   contexto   de   la   vida   real,   porque   en   el   contexto  


de   la   vida   real,   una   persona   normalmente   no   se   expresa   o   se   comunica   por  
medio  de  acciones  musicales.  Por  lo  tanto,  una  analogía  no  es  una  replica,  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 25
www.programaadim.com.ar
porque   los   procesos   psicológicos   no   son   copiados   igual,   sino   que   son  
expresados  en  otro  medio  (la  música).  

- La  diferencia  del  contexto  de  la  vida  real  disponible  porque  la  analogía  no  
es   replica,   posibilita   que   la   musicoterapia   pueda   ser   experimentada   como  
un   espacio   seguro,   experimental,   o   como   campo   de   juego   en   el   que   las  
reglas  de  la  vida  diaria  son  agrupadas.  

- Aunque   este   espacio   experimental   no   sea   identico   al   contexto   de   la   vida  


real,   en   musicoterapia   los   fenómenos   psicológicos(pensamientos,  
sentimientos   y   comportamientos)   experimentados,   no   son   diferentes   del  
contexto  de  la  vida  real.  

- El   proceso   musical   en   musicoterapia   es   un   analogía   del   proceso   psicológico  


porque  no  hay  dualismo  entre  la  forma  musical  y  la  forma  de  sentimiento,  
como   sí   lo   hay   entre   una   forma   simbólica   y   el   proceso   psicológico   al   que  
refiere.  Cuando  hay  analogía,  las  formas  musicales,  no  son  símbolos  de  lo  
que  no  es  manifiesto.  No  hay  necesidad  para  interpretar    porque  la  forma  
musical  no  refiere  alguna  cosa.  

- Los   procesos   musicales   análogos   tienen   significado   incorporado   y   significan  


lo   manifiesto.   Los   procesos   musicales   análogos   son   eso:   ser   en   la   música   es  
ser  en  la  experiencia.  

- La   analogía   es   semisimbólica;   presta   atención   a   los   ordenamientos   de   los  


elementos  de  la    forma  musical  y  el  significado  de  estos  ordenamientos.  El  
significado  psicológico  (contenido)  puede  ser  derivado  de  las  relaciones  de  
fde  elementos  de  forma.  

- En  la  analogía  (semisimbólica)  hay  una  mismidad  de  los  parámetros  básicos  
de   fenómenos   psicológicos   y   musicales.   Por   esta   mismidad   basica,   la  
música   nos   afecta   directamente   sin   la   necesidad   de   un   proceso  
intermediario  como  recordar,  pensar,  asociar  e  imaginar.  La  analogía  ofrece  
un   tipo   primario   de   conocimiento,   conocimiento   profundo   que   es   intuitivo,  
no  intermediario,  no  substituto,  no  dual,  directo  y  no  abstracto.  “La  música  
es  el  lenguaje  de  lo  inmediato”.  

- Las   analogías   acontecen   por   la   similitud   de   patrones   de   intensidad   y  


temporales  compartidos  en  la  forma  de  sentimiento  y  la  forma  musical.  Es  
posible   describir   formas   musicales   con   los   mismos   términos   kinéticos  
dinámicos  que  describen  los  afectos  vitales.  En  la  música  hay  una  dramática  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 26
www.programaadim.com.ar
línea   de   tensión   (que)   es   invariablemente   sincrónica   con   la   forma   de  
sentimiento  temporal  (desarrollo  protonarrativo).  

- En  musicoterapia  en  cliente,  por  medio  de  su  expresión  musical,  manifiesta  
su     música   del   Self.   Se   expresa   en   la   música   de   la   misma   forma   que   se  
expresa   en   otros   contextos   y   por   otros   medios   de   expresión.  
Comportamientos,   pensamientos   y   sentimientos   malsanos   llegan   a   sonar  
en  el  juego  musical  y  en  la  elección  musical  de  un  cliente.  

- En   musicoterapia   los   desarrollos     protonarrativos   patológicos   llegan   a   ser  


expresados  en  el  sonido  y    cambian  a  desarrollos  sanos.  

- Es  posible  expresar  y  percibir  formas  de  sentimiento  intra  e  interpersonales  


en   patrones   de   música,   porque   una   persona   puede   percibir   patrones  
(amodales)   temporales   y   de   intensidad   en   diferentes   procesos   y  
modalidades  de  expresión.  

- El   cliente   puede   expresar   sus   propios   sentimientos   y   los   sentimientos   de  


otros  por  la  trasnferencia  de  formas  de  sentimientos  en  formas    musicales  
de  percepción,  y  por  la  retransferencias  de  formas  musicales  de  percepción  
a  formas  de  sentimiento.  

-  La  analogía  no  esta  limitada  a  procesos  especificos  pero  puede  ser  aplicada  
a  muchos  procesos  musicales    intra  e  interpersonales.  

- La  musicoterapia  es  la  forma  apropiada  de  terapia  cuando  se  pueden  iniciar  
procesos   musicales   compuestos   de   patrones   iguales   aquellos   patrones  
psicológicos   que   conducen   a   la   salud   en   una   población   particular   de  
clientes.  

- Para  asegurarnos  que    haya  analogía  ,  la  analogía  deberia  ser  corroborada  
por  las  experiencias  del  cliente  y  del  musicoterapeuta.  

- La   analogía   es   un   categoría   central   porque   la   utilizan   muchos  


musicoterapeutas,   con   raices   en   diferentes   Escuelas   terapeuticas   y   que  
trabajan  con  muchas  poblaciones  de  clientes  diferentes.  

- La   analogía   actua   como   categoría   central,   incluye   otras   categorías  


terapeuticas  y  tiene  una  posición  central  entre  otras  categorías.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 27
www.programaadim.com.ar
De   esta   definición   de   analogía,   y   de   capitulos   anteriores,   deberia   quedar   claro   que   la  
analogía   es   un   concepto   psicológico   basado   en   la   evidencia   empírica,   que   los   patrones  
temporales   y   de   intensidad   dentro   de   las   formas   de   percepción   y   las   formas   de  
sentimiento  son  iguales  y  experimentadas  como  tal.  

Como  ha  sido  expuesto  en  capitulos  anteriores,  la  analogía  pone  el  acento  en  la  mismidad  
entre   procesos(de   percepción,   de   sentimiento)   que   se   pueden   comparar   entre   si.   Por   lo  
tanto   excluye   todo   tipo   de   conceptos   especulativos   místicos,   mágicos,   esotéricos,  
metafísicos,   y   cuasi-­‐filosoficos,   que   conectan   los   fenómenos   que   en   sus   caracteristicas  
esenciales,  no  pueden  ser  comparados  entre  si.  

Los   conceptos   especulativos   sugieren   que   la   música   puede   ser   terapeutica   por  
correspondencias   superficiales   entre   fenómenos   no   psicológicos-­‐   por   ejemplo,  
correspondencias   entre   realciones   matemáticas   de   objetos   cósmicos   y   fisicos,   intevalos  
musicales,  armonias,  y  el  cuerpo  humano  (para  una  critica  ver  Summer,  1996,  y  Hartogh,  
2002).   Los   conceptos   especulativos   son   no   psicológicos   y   estan   basados   en   ideas   tomadas  
de   la   Escuela   Pitagórica   de     Filosofía;   la   idea   de   Boecio   entre   correspondencia   entre  
Música   Mundana,   Música   Humana   Y   Música   Instrumentalis;   y   las   ecuaciones   lineales    
antroposoficas   de   Rudolf   Steiner,   entre   procesos   humanos(pensar,   sentir,   desear),   y   la  
música(melodía,  armonia,  ritmo,  métrica).  

Este  tipo  de  ideas  carece  de  razonamiento  psicológico  y  de  evidencia  empírica  y  conecta  
los   fenómenos   a   otros   por   medio   de   características   irrelevantes.   Son   obvias   muchas  
objeciones.   Daré   algunos   ejemplo:   la   mera   correspondencia   entre   formas   matematicas  
(por  ejemplo,  entre  planetas,  intervalos  y  el  cuerpo  humano)  no  puede  explicar  por  qué  
un   objeto   influye   a   otro.   La   declaración   de   que   hay   “armonia”   en   la   música(   acordes  
consonantes)     y   “armonia”     en   el   cuerpo   humano   (bien   estar   psicológico),   no   puede  
explicar  por  qué  la  música  influye  al  ser  humano.  

A  lo  mejor,  estas  ideas  especulativas  son  metáforas  que  nos  ofrecen  una  idea  poética  del  
poder   sagrado   de   la   música.   Pero   el   problema   con   estos   conceptos,   es   que   son  
presentados  o  vendidos  como  evidencia  terapeutica.  

Autores  con  Artogh(2002)  critican  estos  razonamientos  metafóricos  y  yo  estoy  de  acuerdo  
con   estas   criticas.   De   cualquier   modo,   Artogh   sostiene   una   idea   muy   anticuada   de  
analogías  e  iguala  a  la  analogía  con  la  metáfora.  Como  resultado  de  esto,  debería  haber  
una   diferenciación   entre   metáfora/analogía   por   un   lado,   y   homologia   por   el   otro.   Como  
sea,  en  un    significado  mas  reciente  de  analogía,  la  analogía  es  diferente  de  la  metáfora  y  
es  igual  a  la  homologia.  Como  vimos  anteriormente,  esto  se  sostiene  para  la  psicología  del  
desarrrollo   de   Stern,   y   en   semiologia,   donde   los   procesos   de   analogizar   condúce   a   la  
homologia.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 28
www.programaadim.com.ar
En  la  próxima  sección,  se  mencionará  la  diferencia  entre  analogía  y  metáfora.  

UN  GLOSARIO  DE  CONCEPTOS  

Luego  de  viajar  en  los  capitulos  anteriores  a  la  literatura,  la  psicología  del  desarrollo  y  la  
semiologia   y,   antes   de   adentrarnos   en   la   práctica   clinica   de   la   musicoterapia   mas   en  
profundidad,  permitanme  resumir  definiendo  algunos  conceptos  y  a  la  vez  distinguir  estos  
conceptos   del   concepto   de   analogia.   En   pasajes   anteriores,   propuse   que   era   importante    
diferenciar  entre  analogía,  metáfora  y  símbolo.  Estos  conceptos  dan  sentido  a  diferentes  
metodos   de   musicoterapia   y   a   razonamientos,   porque   ellos   refieren   a   diferentes   procesos  
psicologicos.  Y  hay  aún  mas  conceptos  que  deberíamos  considerar.  

 Cuando   hay   una   replica   alguna   cosa   luce   exactamente   como   el   objeto   que   representa.  
Tomemos   como   ejemplo   la   estatuilla   en   un   escritorio,   que   es   una   estatua   real  
reconstruida   en   tamaño   menor.   Una   replica   también   se   puede   construir   en   el   mismo  
tamaño   del   original.   Por   ejemplo   es   posible   reconstruir   un   barco   del   siglo   17,   tal   cual   el  
original.   Pero   el   barco   reconstruido   no   es   el   original,   sino   una   copia   exacta..   En   música,  
una   replica   significa     que   un   evento   musical   es   reconstruido   exactamente,   por   ejemplo,  
cuando  una  señora      canta  canciones  con  la  misma  voz,  y  se  viste  de  la  misma  manera  que  
Marlen  Drietrich.  

Una  representación  refiere  a  la  descripción,  foto  o  imágen  de  un  objeto.  En  el  arte  visual  
de   siglos   anteriores,   el   artista   creaba   en   la   tela,   representaciones,   imágenes   de   cosas  
reales.   Los   fotografos   toman   fotos   de   todo   tipo   de   cosas;   el   cine,   la   televisión   y   las  
computadoras  nos  dan  realidades  virtuales  en  las  pantallas.  Estas  representaciones  no  son  
replicas   porque   no   hay   relación   física     entre   la   representación   y   el   objeto,   sino   que   hay  
una  representación  sobre  la  tela,  el  papel  o  la  pantalla.  En  el  arte  musical  del  pasado,  ha  
sido   presentado   el     “Tonmalerei”(“dibujar   con   sonidos”)   .Al   usar   Tonmalerei   los   sonidos  
de   un   objeto   o   evento   no   son   reproducidos   usando   exactamente   el   mismo   sonido,   sino  
por   medio   de   sonidos   instrumentales   que   de   alguna   forma   u   otra   pueden   sugerir   los  
sonidos  del  objeto  original.  Un  ejemplo  bien  conocido  es  el  trueno  en  la  Sinfonia  Pastoral  
de   Beethoven,   sugerida   por   el   uso   de   sonidos   orquestales.   En   musicoteapia,   en   una  
imoprovisación   temática,   los   sonidos   pueden   ser   usados   para   representar   sonidos   de  
eventos  reales  (un  aeroplano,  la  lluvia,  etc.).  

Una  semirepresentación  suena  en  algún  aspecto  como  el  objeto  que  representa,  pero  no  
es  una  representación  completa-­‐  la  representación  es  algo  más,  también.  Por  ejemplo  el  
organo   sexual   masculino   en   un   sueño,   representado   por   un   palo   es   un  
semirepresentación.   Por   la   formas   dinámicas   del   sueño-­‐   como   lo   sabemos,   de   Ferud-­‐   el  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 29
www.programaadim.com.ar
contenido   reprimido   no   es   representado   completamente.   En   un   sueño,   el   deseo   sexual  
será  distinguido  y  el  objeto(por  ejemplo,  el  falo),  será  representado  por  algo  que  podria  
parecerse   al   falo,   pero   tambien   puede   representar   otra   cosa,   como   un   palo.   Aunque,   el  
palo   en   el   sueño,   en   algún   aspecto   se   parezca   al   falo,   también   representa   algo   más:   un  
palo  real.  

En   la   musicoterapia   por   ejemplo,   las   dinámicas   fuertes   pueden   representar   un   arranque  


vocal   del   padre,   y   experiencias   traumaticas   evocadas   por   estos   arranques,   pero   las  
dinámicas   fuertes   también   pueden   representar   sonidos   del   tráfico.   Las   dinámicas   de  
alguna  manera  expresan  la  experiencia  original,  y  a  la  vez,  la  disfraza.  

Como   se   ha   discutido   en   algunas   secciones   anteriores,   en   el   símbolo   no   hay  


correspondencia   directa   entre   su   forma   y   el   objeto   al   que   refiere.   Como   lo   expresa  
Aigen(1995   a):     En   la   simbolización   hay   una   “dualidad”   entre   el   símbolo   y   el   objeto.   Un  
símbolo  representa  a  alguna  otra  cosa  sin  asemejársele.;  el  símbolo  no  refleja  al  objeto.  
Por  ejemplo,la  serpiente  simbolizando  al  inconciente  no  refleja  al  inconsciente,  porque  el  
inconciente   de   ningún   modo   se   parece   a   una   serpiente..   Como   se   expuso   en   capitulos  
anteriores,   el   color   rojo   es   un   símbolo   para   el   socialismo,   pero   el   color   en   sí,   no   tiene  
caracteristicas  del  socialismo.  Necesitamos  un  tercer  aspecto  cognoscitivo  (indirecto),  un  
vinculo  entre  el  símbolo  y  el  objeto,  porque  no  hay  semejanza  en  estos  casos.  Asi,  hay  una  
necesidad  para  la  “interpretación”.2  

Lo   dicho   acerca   del   símbolo   se   sostiene   tambien   al   usarse   una   metáfora.   Una   metáfora,  
como   el   símbolo,   es   diferente   de   la   analogia-­‐3.   Por   medio   de   una   metáfora,   las  
características   de   un   objeto   son   descriptas   con   características   de   otro   objeto.   Como   lo  
observa   Dissanayake   (1996,   p.69):   “...   por   medio   de   una   metáfora   el   camello   puede   ser  
descripto   como   “el   barco   del   desierto”;   “el   inconciente   como   las   cuevas   de   nuestra  
psquis”;   y   las   personas   como”...profundas   y   superficiales,   estrechas   y   abiertas,   duras   y  
suaves,  como  también  brillantes(luz)  y  apagadas(oscuridad)...”(Disayanake,  1996,p.174).  

El   camello   es   descripto   con   características   de   un   barco;   la   psiquis   con   caracteristicas   de  


una    montaña  con  cuevas;  y  las  personas  con  todo  tipo  de  términos  fisicos.  Como  sea,  la  
estructura  de  un  camello,  de  ningún  modo  es  como  la  estructutra  de  un  barco.  Como  el  
barco,   el   camello   lleva   pasajeros   en   un   largo   viaje   a   través   de   partes   inhabitadas   del  
mundo.   Al   usar   una   metáfora   hacemos   uso   de   una   operación   cognitiva   que   conecta  
características   del   barco   al   camello.   La   operación   cognitiva   nos   dice   que   el   camello   y   el  
barco  atraviesan  largas  distancias.  Esta  semejanza  posibilita  hacer  una  asociación  entre  el  
camello  y  las  características  de  un  barco,  que  por  supuesto  nos  da  una  visión  mas  amplia  
del  animal.  En  este  caso  son  las  características  funcionales  compartidas  y  no  la  igualdad  de    
estructura,  de  lo  que  estamos  hablando.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 30
www.programaadim.com.ar
 

2-­‐ Ver   Capitulo   Ocho   para   una   discusión   en   el   vinculo   de   aspectos   semióticos   y  
simbolicos  en  el  sentido  de  Kristeva,  conectado  al  caso  de  Edward.  

3-­‐ Stern  ve  a  la  metáfora  no  verbal  y  a  la  analogía,  diferenciadas  del  símbolo  verbal.  
En   su   opinión,   hay   un   desarrollo   desde   la   imitación   a   traves   de   la   analogía   y   la  
metáfora,  al  símbolo.  

De  la  misma  manera,  usamos  una  operación  cognoscitiva  de  asociación  al  hablar  acerca  de  
“las   cuevas   de   la   psiquis”.   Una   montaña   tiene   cuevas   que   van   a   lo   profundo   de   ella,   no  
sabemos  que  puede  haber  alli  dentro,  y  este  no  saber  nos  pone  ansiosos.  Nuestra  psiquis  
no   tiene   cuevas,   pero   podemos   decir   que   asi   como   una   montaña   tiene   cuevas,   nuestra  
psiquis   tiene   pensamientos   y   sentimientos   escondidos,   de   los   cuales   no   sabemos   y  
tememos.   Las   cuevas   tal   como   los   sentimientos   y   pensamientos   escondidos   evocan  
ansiedad   porque   hay   algo   que   desconocemos.   La   metáfora   posibilita   entender   nuestra  
psiquis,  con  la  ayuda  de  las  caracteristicas  de  las  cuevas.  Pero  por  supuesto,  la  estructura  
de  nuestra  psiquis  no  es  como  la  estructura  de  las  cuevas.  

La  diferencia  entre  la  analogía  y  la  metáfora  necesita  mas  atención.  Si  queremos  explicar  
por   qué   se   experimenta   una   metáfora,   necesitamos   de   la   analogía.   Describi   cómo   en   la  
metáfora   de   “armonia”,   el   cliente   hace   una   conexión   cognitiva   entre   su   psiquis   y   la  
música.   Como   sea,   es   posible   que   el   cliente,   sin   el   sistema   de   bienestar   cognitivo,  
experimenta   directamente   la   armonia   de   la   música   como   bienestar   psicológico.   La  
armonia   musical   existe   cuando   no   hay   tensión   entre   los   tonos,   percibidos   como   el   ser  
musical  en  paz,  sin  un  impulso  que  movilice  a  una  solución.  Esta  la  percepción    de  estar  en  
paz,  una  forma  temporal.  Cuando  la  Psiquis  esta  en  “armonia”,  no  hay  conflicto  entre  las  
necesidades  de  una  persona,  las  cuales  deberían  ser  liberadas.  Esta  falta  de  conflicto  y  la  
falta   de   un   impulso   en   solucionar   el   conflicto   se   experiementa   como   forma   de  
sentimiento.   La   armonia   musical   puede   ser   experimentada   directamente   como   “armonia”  
psicológica,  porque  la  forma  temporal  de  música  percibida,  y  la  forma  de  sentimiento,  son  
iguales..   La   forma   musical   tiene   un   desarrollo   protonarrativo,   igual   a   la   forma   de  
sentimiento.  

La   historia   de   la   teoría   de   la   musicoterapia   esta   llena   de   frases   como:   “Un   disturbio  


significa   que   la   psiquis   esta   en   desarmonia;   la   armonia   musical   puede   restaurar   la  
desarmonia   en   la   psiquis”,   etc.   Estas   frases   incluyen   dos   conexiones   que   deberían   ser  
investigadas.   Primero,   hay   una   conexión   entre   la   perturbación   y   el   concepto   de  
“desarmonia”.  De  este  modo  hay  que  preguntarse  si  esta  diagnósis  es  valida,  y  si  lo  es,  si  
da   suficiente   información   sobre   los   problemas   del   cliente.   La   segunda   conexión   esta  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 31
www.programaadim.com.ar
basada   entre   la   “armonia”   de   la   psiquis   y   la   armonia   musical.   Con   ambas   conexiones  
deberíamos  ser  concientes  de  la  diferencia  entre  la  metáfora  y  la  igualdad  de  estructura.  

Cuando   se   usa   una   metáfora,   la   metáfora   misma   no   da   evidencia   psicologica.   Es   la  


experiencia   de   la   metáfora   del   cliente,     lo   que   cuenta.   En   musicoterapia   usamos   una  
imágen(desarmonia   en   música)   que   por   medio   de   una   operación   cognitiva   nos   ayuda   a  
comprender  alguna  cosa  (  la  perturbación  psicológica).  No  deberíamos  usar  literalmente  a  
la  metáfora,  como  una  descripción  estructural  valida  de  la  perturbación  o  como  una  razón  
adecuada  para  los  efectos  de  la  musicoterapia.    No  deberíamos  confundir  esta  operación  
cognitiva   con   una   explicación   psicológica-­‐   como   en   la   analogía-­‐   que   describa   la   relación  
estructural  de  la  música  y  la  psiquis..  

La  metáfora  como  es  usada  en  terapia,  es  una  imágen  que  puede  ser  terapeutica  porque  
posibilita   una   operación   cognitiva   que   conduzca   a   un   entendimiento   mayor   de   un  
fenómeno  psicológico.  La  metafora  es  terapeutica  cuando  un  cliente  es  sugestible  para  la  
metáfora  y  cree  que  esta  en  “desarmonia”  y  cree  que  puede  ser  curado  por  la  “armonia”  
musical.  Es  la  imaginación  metaforica  del  cliente,  su  sistema  de  creencia    lo  que  posibilita  
una   resolución   musical   “como   si”   fuese   psicológica.   Y   por   el   sistema   de   creencias,   el  
cliente   puede   verdaderamente   experimentar   la   resolución   psicológica   al   escuchar   la  
resolución  musical.  

El  punto  con  los  símbolos  y  las  metáforas,  es  que  mientras  que  pueden  ser  muy  utiles  en  
la   musicoterapia,   los   musicoterapeutas   deberían   ser   concientes   sobre   los   procesos  
psicológicos   con   los   que   trabajan.   Y   aún   más,   cuando   explicamos   a   la   musicoterapia,  
símbolo,  metáfora  y  analogía,  representan  diferentes  razones  y  no  se  deberían  confundir.  

Cuando   hay   un   semisimbolismo,   hay   una   correspondencia   entre   el   significado,   los  


aspectos   formales   de   la   estructura   musical   y   la   estructura   de   la   persona.   El   significado  
deriva   del   orden   de   elementos   musicales,   no   de   la   interpretación   de   los   elementos  
musicales   como   símbolos   o   signos   del   fenómeno   exterior   a   lo   estructura   musical.   En  
musicoterapia   la   estructura   de   la   música   del     cliente   y   la   psiquis   comparten   relaciones  
formales.   La   forma   en   que   los   sonidos   son   agrupados,   da   un   significado   formal,   que  
incluye   tambien,   significado   psicológico,   porque   muestra   cómo   el   Self   de   la   persona  
organiza  a  los  elementos  formales.  

En   conclusión,   planteo   que   la   analogía   no   es   replica,   ni   una   representación   o  


semirepresentación,   ni   un   símbolo   o   metáfora.   Una   analogía   musical   no   es   una  
reproducción  del  evento  musical;  no  es  un  completo(o  en  parte)  re-­‐  sonar  de  sonidos  por  
medio  de  la  música,  como  en  el  Tonmalerei.  No  hay  dualidad  entre  la  forma  musical  y  su  
significado  como  si  lo  hay  con  el  símbolo,  ni  una  operación  cogitiva  de  asociación  como  en  
la   metáfora.   Cuando   hay   analogía,   la   persona   expresa   su   Self   en   la   forma   musical,   de   la  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 32
www.programaadim.com.ar
misma   manera   en   que   se   expresa   en   otras   modalidades,   en   otros   contextos   y   por   otros  
objetos.  

Permitanme  discutir  algunas  teorias  y  conceptos  de  mis  colegas  y  las  relaciones  de  estos  al  
concepto  de  analogía.  

 Analogia,  es  descripta  por  Hesse  (1967,  citada  por  Aigen,  1995  c)  como  tener  una  relación  
formal,   y   no   física.   Para   ilustrar   esto,   Aigen   da   un   ejemplo   de   “ideas   resonantes”(resoning  
ideas)”.   En   mi   opinión,   “ideas   resonantes”   es   una   metáfora   como   “barco   en   el   desierto”   y  
“cuevas   de   la   psiquis”.   Como   lo   dije   antes,   se   necesita   una   operación   cognitiva   de  
asociación     para   que     ilustre   un   fenómeno   con   características   de   otro.   .”Resonar”   es   un  
concepto  de  los  fisicos  referente  a  un  objeto  generando  sonido,  porque  es  golpeado  por  
ciertos   sonidos   de   otro   objeto,   y   ambos   objetos   comparten   frecuencias   iguales   de   sonido.  
En   el   caso   de   las   ideas   puede   haber   concordancia.   Las   ideas   no   pueden   “resonar”  
físicamente  como  las  frecuencias  de  sonido.  Por  medio  de  la  asociación,  la  resonancia  de  
frecuencias  y  la  concordancia  de  ideas  se  vinculan  la  una  a  la  otra.  

Uno   podria   cuestionar   si   la   manera   en   que   la   palabra   “formal”     usada   por   Hesse,   es  
adecuada.   Cuando   hay   analogia,   cuando   la   “forma   musical   es   igual   a   la   forma   de  
sentimiento”,  entonces  la  forma  no  es  solo  una  metáfora.  Las  formas  de  sentimiento  y  la  
forma  musical  comparten  los  mismos  parámetros  amodales.  

Bonde(  en  Wigram,  Nygaard  Pedersen,  y  Bonde,  2002)  desarrolla  una  teoria  de  la  música  
como  metáfora,  basada  en  la  equivalencia  psicológica  de  los  elementos  musicales  como  la  
presentación   del   cliente   de   su   experiencia   de   música   expresada   verbalmente   usando  
metáforas.   Bonde   da   ejemplos   de   metáforas   que   son   iguales   a   los   ejemplos   que   di  
antes(por   ejemplo,   “los   ojos   son   el   espejo   del   alma”),   y   así   usa   el   mismo   concepto   de  
metáfora.  También  expone  que  la  metáfora  es  una  herramienta  basica  para  la  cognición,  
creando  por  ejemplo,  asociaciones  tales  como  que  la  alegria  es  igual  a  “arriba”  y  la  tristeza  
es  igual  a  “abajo”.  

Entonces,   da   ejemplos   de   tres   “niveles   psicológicos   de   musica”,   donde   en   el   primer  


ejemplo  (Pachelbel,”Canon  en  D”),  el  basso  ostinato  es  una  metáfora  para  el  “padre  y  la  
madre  suficientemente  buenos”;  en  el  segundo  ejemplo  (J.S.Bach,  “Passacaglia  y  Fuga  en  
Cmenor”,   BWV   582),   el   basso   ostinato   es   una   metáfora   para   “una   voz   al   mando”;   y   el  
tercer   ejemplo   (J.S.Bach,   “Crucifixión   de   la   masa   en   C   menor”,   BWV   232),     el   basso  
ostinato  es  una  metáfora  para  “la  voz  del  absurdo”.  En  verdad,  todos  estos  ejemplos  son  
metáforas   que   el   cliente   llega   a   destacar   por   una   operación   cognitiva..   Estos   tipos   de  
metáforas   pueden   ser   idiosincrásicas   o   compartidas.   La   metáfora   es   mucho   mas   fuerte  
cuando  es  evocada    por  el  cliente  mismo,  cuando  el  musicoterapeuta  se  la  presenta.  Por  
supuesto  que  es  necesario,  como  concluye  Bonde  en  su  exposición  sobre  la  metáfora,  que  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 33
www.programaadim.com.ar
los   terapeutas   de   GIM   son   sistematicamente   entrenados   en   la   escucha   metafórica   de   la  
música,   pero   eventualmente   la   validación   de   la   metáfora   depende   de   la   experiencia   del  
cliente.  

Aunque  en  parte  habrá  alguna  coincidencia  de  metáfora  y  analogía,  una  analogía  es  mas  
directa,  es  sentida  como  forma  de  sentimiento  y  no  usa  una  imagen  como  la  metáfora.  El  
vinculo   entre   imágen   y   sentimiento   puede   ser   vice-­‐versa:   la   música,   por   medio   de   la  
operación   cognitiva   puede   evocar   a   la   imágen   y   entonces   estimula   una   forma   de  
sentimiento   o   puede   ser   de   otra   manera,   cuando   la   música   (por   medio   de   la   analogía)  
evoca   una   forma   de   sentimiento   primero,   que   es   entonces   asociada   a   la   imágen   de   la  
metáfora.  

Gregg(1991)   presenta   una   teoria   “estructural”   de   la   personalidad   en   la   que   él   ve   una  


analogía    entre  la  personalidad  y  cierta  estructura  basica  de  música.  Plantea  que  el  Self  es  
un   sistema   semiótico,   que   “...   detallar   las   abstracciones   sublimes   en   símbolos,   infunde   los  
detalles     fluctuantes     concretos   sin   fin   de   la   vida   diaria,   con   la   significancia  
ontologica”(Gregg,  1991,p.46)  Hay  un  proceso  de  encasillamiento  y  auto  representación,  
un   proceso   de   percepción   y   cognición.   Lo   que   cree   Gregg     que   es   análogo   entre   la  
personalidad    y  la  música,  es  la  ambigüedad  estructural,  que  en  términos  musicales  hace  
que  dos  tonos  de  una  octava    sean  “iguales”  y  “diferentes”(percepción),  que  significa  que  
en  la  alusión  de  mujer  joven/mujer  vieja  de  Boring,  uno  puede  ver  una  mujer  joven  o  vieja  
(percepción),  que  en  términos  ontológicos  demuestran  que  hay  un  “yo”  y  “no  yo”,  y  “self”  
y   “un   otro”,   y   en   términos   éticos,   “bueno”   y   “malo”   al   mismo   tiempo.   Ve   una   analogía  
entre  el  dialogo  interior  de  partes  diferentes  y  opuestas  del  Self  en  la  fuga,  en  que  

varias   voces   tocan   inversiones   y   cambios   de   un   único   tema.   La   ambigüedad   estructural   es  


fundamentalmente   cognitiva,   y   Gregg   describe   la   “...unidad   primaria   de   cognición   en  
general...(y)   las   operaciones   primarias   de   pensamiento”.   (Gregg,   1991p.47).   Se   podria  
decir  que  él  describe  las  operaciones  cognitivas  amodales  del  Self.  

Mulder  (1996)  también  pone  el  foco  en  el  ejemplo  de  la  Fuga  y  propone  la  analogía  y  el  
isomorfismo   entre   la   estructura   de   la   Fuga   y   la   novela.   En   una   novela,   nos   dice,   puede  
haber  un  enredo  de  varias  personas  como  en  la  Fuga  en  la  cual  hay  un  enredo  de  voces.  
Ella  demuestra  que  la  novela  de  Duras  tiene  inversiones  y  fusiones  de  carácter,  asi  como  
hay  en  la  fuga,  inversiones  y  fusiones  de  voces.  Vincula  los  procesos  de  fugato  a  procesos  
que   acontecen   en   el   llamado   Traumarbeit   descriptas   por   Freud.   Mulder   construye   una  
analogía  tripartita  entre  la  estructura  de  una  novela  (fusión  de  carácteres),  la  estructura  
de  la  fuga  (fusión  de  voces),  y  la  estructura  del  sueño(fusión  de  contenidos  inconcientes  
por  medio  de  la  fusión  de  imágenes).  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 34
www.programaadim.com.ar
Las   teorias   de   Bonde,   Gregg   y   Mulder   son   teorias   que   han   sido   desarrolladas   desde   las  
perspectivas  de  las  características  de  la  música  tales  como,  ostinato,  la  relación  de  octava,  
y   la   fuga.   La   funciones   del   ostinato,   la   octava,   y   la   fusión   de   voces   en   la   fuga   estan  
conectadads  a  significados  psicológicos.  Bonde  utiliza  explícitamente  la  experiencia  de  una  
metáfora  como  un  puente  desde  la  música  a  la  psiquis.  

Ambos,  Gregg  y  Mulder  utilizan  el  concepto  de  analogía,  pero  la  cuestión  surge  a  partir  de  
si  sus  conceptos  de  analogía  son  iguales  en  la  manera  en  que  han  sido  descriptos  en  este  
libro.   Gregg   describe   a   las   operaciones   básicas   cognitivas   del   Self,   y   Mulder   describe   las  
“técnicas”   del   sueño   ya   deducidas   por   Freud.   Como   lo   expone   Hermans   (1993)   en   esta  
reseña,  Gregg  claramente  usa  a  la  música  como  metáfora  en  el  estudio  de  la  personalidad.  
La  metáfora  de  Gregg  es  una  herramienta  cognitiva  para  representar  al  Self.  No  hay  nada  
en  el  Self  que  suene  como  una  octava,  como  en  el  caso  de  la  analogía.  

Aunque   Mulder   se   refiera   a   la   analogía   de   procesos   primarios   de   la   música   y   la   psiquis,   es  


más   bien   diferente   de   la   analogía   ya   descripta   en   este   libro.   Una   persona   puede  
experimentar   la   fusión   de   voces   en   la   fuga   como   si   fuese   una   fusión   de   contenidos  
inconcientes,   pero   esta   experiencia   necesita   de   decodificación   orientada   al   insight   y   no   es  
el  “conocimiento  profundo”  espontáneo  lo  típico  para  una  analogía.  Cuando  hay  analogía,  
uno   experimenta   directamente   los   afectos   vitales   y   los   desarrollos   protonarrativos   de   la  
psiquis   en   la   música.   La   fusión   de   voces   en   la   fuga   podrían   evocar   la   experiencia   de   la  
fusión   de   contenidos   inconcientes,   pero   esto   no   es   la   experiencia   directa   no   dualista,  
intuitiva,   no   intermediaria,   y   no   sustituta,   como   en   la   analogía.   La   fusión   de   voces   en   la  
fuga   no   es   un   evento   percibido   directamente   y   aprehendido   en   términos   de     una   línea  
dramatica  de  tensión  invariablemente  sincrónica  con  una  forma  de  sentimiento  temporal  
(ver   Desarrollos   protonarrativos   de   Stern).   Esto   es   porque   estas   formas   de   sentimiento  
temporal   son   construidas   por   cualidades   dinamico-­‐kineticas   tales   como   “ondulación”,  
“desvanecimiento”,   “explosión”,   “crescendo”,   “   decrescendo”,   “ataque   “   y  
“extensión”(Stern),   caracteristicas   de   los   afectos   vitales,   pero   que   difieren   de   las  
estructutras  melódicas  temáticas  presentes  en  la  fuga.  

Hay  varios  otros  autores  que  se  refieren  a  la  forma.  Aldridge(1989)  introduce  el  concepto  
(ademas   de   la   analogía)   de   isomorfismo,   referente   a   una   fuerte   conexión   entre   forma  
musical,   forma   biológica   (   pulso,   presión   sanguínea   ,   patrones   de   respiración),   y   las  
caracteristicas  de  la  personalidad  (comportamiento  Tipo  A).  Describe  a  la  música  como  un  
juego  de    frecuencias  modeladas  dentro    de  una  matriz  de  tiempo,  y  a  las  personas  como  
“...   seres   en   el   mundo   que   son   como   frecuencias   modeladas   en   el   tiempo”   (Aldridge,  
1989,p.95)   Aldridge   se   refiere   principalmente   a   los   ritmos   corporales   como   la   vigilia,   el  
sueño,  respiración,  látido  del  corazón,  etc.,  los  cuales  tienen  sus  propios  tonos,  timbre  y  
duración.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 35
www.programaadim.com.ar
Los   representantes   de   la   Escuela   Alemana   para   la   musicoterapia   morfológica,   como   por  
ejemplo,   Tüpker(1988/1996),   focalizan   en   la   analogía   entre   formas   psicológicas   y  
musicales.  Describen  a  la  música  y  a  la  psiquis  por  medio  de  seis  factores,  basados  en  la  
psicología  de  Salber(1965).  Salber  describe  a  los  procesos  psicológicos  como  formación  y  
transformación   de   la   Gestalt.   Los   seis   factores   que   constituyen   estos   factores   son:  
apropiación(“Aneignung”),   metamorfosis(“aumbildung”),   influencia(“Einwirkung”),  
ordenamiento(“Anordnung”),  despliegue(“Ausbreitung”)  y  aptitud  (“Ausrüstung”).  

“Apropiación”   significa   adoptar   alguna   cosa   o   llegar   a   ser   adoptado   por   algo;  
“metamorfosis”   significa   cambiar   o   ser   cambiado;   “influencia”   es   causar   algo   o   ser  
causado   por   algo;   “ordenamiento”   significa   estar   limitado   por   la   estructura   o   encontrar  
una   estructura;   “despliegue”   se   refiere   a   experiencias   trascendentes;   y   finalmente,  
“aptitud”  se  refiere  a  los  recursos  que  posibilitan  hacer  algo.  

En   la   psicología   morfológica,   los   musicoterapeutas   han   encontrado   un   concepto   teórico  


fructífero  para  probar  que  lo  que  acontece  en  la  música  es  lo  mismo  que  acontece  en  la  
psiquis.    Por  consiguiente  estos  musicoterapeutas  expresan  que  la  improvisación  musical  
es  el  prototipo  de  la  formación  y  transformación  de  la  psiquis.  El  punto  firme  es  que  hay  
una   analogía   entre   la   música   y   la   psiquis.   Los   morfologistas   sostienen   que   estos   seis  
factores  forman  lo  básico  del  funcionamiento  psicológico.  De  aquí,  se  deduce  que  focalizar  
en   el   tratamiento   de   estos   factores,   influirá   la   psiquis   y   la   perturbación.   Pero   de   alguna  
forma   u   otra   este   razonamiento   es   reduccionista,   al   reducir   los   procesos   psicológicos   y   las  
perturbaciones  a  seis  factores  y  concluir  que  cuando  estos  seis  factores  sean  influyentes  la  
psiquis  se  sanará.  

Seguro   que   las   perturbaciones   pueden   ser   descriptas   por   estos   seis   factores   de   la  
morfología,   y   que   pueden   ser   usados   en   terapia.   Como   sea,   se   debería   formular   la  
cuestión  de  si  los  factores  de  la  Gestalt  describen  a  la  psiquis  completamente.  En  verdad,  
es  posible  describir  a  la  psiquis  por  medio  de  estos  factores  de  la  Gestalt  pero,  ¿pueden  
estos   factores   de   la   Gestalt   describir   las   características   centrales   de   todos   los   procesos  
psicológicos   y   las   perturbaciones   ¿Estos   factores   sólo   pueden   describir   algunos   aspectos  
de  los  procesos  psicológicos  y  perturbaciones  que  son  mucho  mas  diferentes  y  complejos.  
De   este   modo,   no   estoy   convencido   de   que   todas   las   perturbaciones   puedan   ser  
descriptas  y  tratadas  meramente  por  usar  estos  seis  factores.  Al  influir  los  factores  de  la  
Gestalt  la  persona  cambiará,  pero  ¿se  curarán  las  perturbaciones?,  Al  observar  a  los  seis  
factores,  uno  podria  cuestionar  si  ellos  describen  a  la  improvisación  musical  por  completo.  
¿Es  posible  describir  la  esencia  de  todo  tipo  de  improvización  musical  por  medio  de  estos  
seis  factores?.  

Pavlicevic  (1997),  al  referirse  a  la  semiologia  y  al  trabajo  de  Pierce(1932)  y  Nattiez(1990),  
hace   una   distinción   entre   música   como   símbolo,   música   como   ícono,   y   música   como  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 36
www.programaadim.com.ar
índice.  Su  manera  de  razonar  se  aproxima  a  mi  manera  de  razonar  cuando  nos  dice  que  la  
forma  en  que  se  relacionan  los  símbolos  a  los  objetos  es  el  tema  principal.  

Como  se  ha  discutido  anteriormente,  un  símbolo  no  refleja  a  su  objeto.  Esto  es  diferente  
con  el  ícono.  Un  ícono  de  alguna  forma  u  otra  se  asemeja  al  objeto  al  que  refiere.  Como  
apunta  Pavlicevic,  la  palabra  “gato”  es  simbólica,  mientras  que  el  dibujo  (representativo)  
de   un   gato   es   icónico.   El   ícono   es   igual   a   la   representación   que   ponía   en   discusión  
anteriormente  y  al  Tonmalerei  en  música  (“dibujar  por  medio  de  sonidos”).  

Una   cuestión   interesante   es   si   el   concepto   del   ícono   puede,   como   parece   sugerir  
Pavlicevic,  ser  usado  cuando  hablamos  de  la  tensión  y  la  relajación  en  música.  ¿Podemos  
decir  que  la  tensión  y  la  relajación  en  música  es  un  ícono  de  la  tensión  y  la  relajación  en  el  
sentimiento   humano?   Un   ícono   es   algo   que   visualmente   o   auditivamente   asemeja   a   un  
objeto.  El  ícono  nos  da  una  representación  visual  y  auditiva  más  o  menos  concreta  de  un  
objeto.   Podemos   decir   que   un   ícono   nos   da   la   “figura”   del   objeto.   En   el   caso   de   las  
emociones,   esto   sería   un   dibujo   de   alguien   enojado,   o   el   sonido   producido   por   alguien  
enojado.  Asi,  un  ícono  nos  da  la  “figura”  de  los  afectos  categóricos  (ver  Stern,  1985).  Como  
sea,   los   procesos   de   tensión   y   relajación,   en   la   ira   describen   el   afecto   vital   de   este  
sentimiento   categórico,   podriamos   decir   que   es   un”transfondo”   amodal   de   la   emoción.  
Por   lo   tanto,   me   gustaria   distinguir   entre   el   ícono   como   representacion   superficial   o   la  
semirepresentacion   de   un   objeto,   y   la   analogía   como   la   estructura   semisimbólica   del  
objeto.  

Pavlicevic   describe   dos   formas   en   las   cuales   la   tensión   y   la   relajación   en   música   se  


conectan   a   la   tensión   y   relajación   del   sentimiento   humano,   la   forma   “directa”   y   la  
“indirecta”.   Ella   expone   el   mismo   aspecto   que   propuse   al   discutir   el   “tercer”   aspecto  
cognitivo,   que   se   refiere   a   una   operación   cognitiva   indirecta   de   asociación,   que   en   el  
símbolo   y   la   metáfora   genera   un   vinculo   entre   dos   fenómenos.   Siguiendo   a   Stern,   se  
refiere   a   la   idea   de   Langer(1951)   de   que   la   música   refleja   la   morfología   del   sentimiento  
(patrones  de  tensión  y  resolución,  cambios  en  las  dinámicas).  

La  teoria  de  Langer  parece  estar  muy  próxima  a  los  afectos  vitales  descriptos  por  Stern,  y  a  
la   analogía,   cuando   declara   que   la   música   no   refleja   emociones   específicas,   sino   sus  
patrones  morfológicos,  las  propiedades  del  sentimiento.  Pero  el  punto  de  vista  de  Langer  
es   “indirecto”   cuando   ella   da   por   sentado   un   acto   de   reconocimiento,   o   como   lo   dice  
Stern,   algún   tipo   de   modo   contemplativo,   que   reconoce   al   arte   como   forma   de  
sentimiento   y   trasciende   el   compromiso   directo   con   el   sentimiento.Cuando,   acordando  
con  Langer,  la  gente  reconoce  sus  formas  de  sentir  en  las  formas  de  música,  esto  acontece  
por  medio  de  una  operación  cognitiva.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 37
www.programaadim.com.ar
Por   el   contrario,   cuando   hay   una   conexión   “indirecta”   entre   la   música   y   las   psiquis-­‐  
Pavlicevic  denomina  a  esto  como  “música  como  índice”-­‐  la  música  no  es  reconocida  como  
un  aspecto  de  nosotros,  pero  la  música  y  el  sentiminto  son  “una  pareja  oragánica”,  si  no  
se  interpreta  a  la  “pareja  orgánica  de  Pavlicevic,  como  una  inscripción  en  la  mente,  sino  
como  un  “entendimiento”  de  similaridad  directo,  no  discursivo,  intuitivo  y  tácito,  entonces  
el  concepto  de  música  como  índice  se  aproxima  al  concepto  de  analogía,  definido  como  la  
mismidad(semisimbolica)   de   las   características   amodales   de   las   formas   de   sentimiento   y  
las  formas  de    música.  

Como   lo   expone   Pavlicevic:   “...   mi   mente   ya   “sabe   cómo   suena/a   que   se   parece   el  
hundirse/decaer,   y   mi   mente   es   receptiva   a   ser   estimulada   por   el   “hundirse/decaer”   en   la  
música”.(Pavlivevic,   1997,   p.   3).   Estoy   de   acuerdo   en   que   la   música   nos   afecta  
directamente,   “...evitando   el   significado   simbólico   y   hasta   cierto   punto,   la   significación  
icónica...”   (p.32).   Sin   embargo   la   música   nos   afecta   aún   si   no   conocemos   su   significado  
simbólico,  si  no  reconocemos  a  qué  suena.  

Ninguna   teoria   de   la   asociación   simbólica,   del   condicionamiento   o   de     la   representación  


pueden  explicar  por  completo  los  efectos  de  la  música(terapia).    La  influencia  de  la  música  
en  el  hombre  puede  ser  explicada  completamente  no  por  un  vinculo  arbitrario  e  individual  
o  colectivo  entre  el  objeto  de  música  y  algún  significado,  ni  porque  se  ha  establecido  en  el  
pasado   un   vinculo   de   estimulo/respuesta,   ni   porque   la   música   suene   como   los   sonidos  
manifiestos   en   el   medio   ambiente   del   hombre.   Para   quedar   afectados   por   la   música   no  
hay   necesiad   de   un   “agente   significante”,.   Como   sea,   como   musicoterapeutas   debemos  
ser  cautos  ante  la  conclusión  de  que  la  música  como  tal  es  terapeutica.  Por  medio  de  la  
teoria   y   la   investigación,   necesitamos   describir   que   procesos   musicales   son   análogos   a  
procesos   psicológicos.   Si   no   lo   hacemos,   no   podremos   probar   por   qué   la   musicoterapia   es  
más   que   “hacer   música”,   y   no   podremos   explicar   su   significancia   terapeutica.   Decir   que  
hay  un  vínculo  directo    entre  la  música  y  la  psiquis  es  solo  el  comienzo  de  una  teoria  en  
musicoterapia.   Necesitamos   describir   a   los   procesos   como   afectos   vitales   e   investigar   qué    
procesos  musicales  deberían  ser  usados  con  clientes  en  tratamiento.  

No   deberíamos   presumir   que   la   “pareja   orgánica”   innata   de   música   y   sentimiento   es  


suficiente  como  supuesta  medicina  para  ayudar  al  cliente.  El  cliente  deberia  experimentar  
las   formas   de   música   como   sus   formas   de   sentimiento.   El   cliente   deberia,   no   solo  
intuitivamente,  sino  también  como  procede  la  terapia,  experimentar  mas  concientemente  
su  Self  en  la  música.  

(Esta   experiencia   es   diferente   de   la   operación   cognitiva   anteriormente   discutida;   no   es  


reconocimiento  por  argumento,  sino  un  reconocimiento  por  la  experiencia  inmediata.)  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 38
www.programaadim.com.ar
Recuerdo   a   uno   de   los   clientes   de   Priestley   quien   al   escuchar   su   propia   improvización,  
como  un  “AHA-­‐  Erlebnis”,  reacciona  diciendo:  

“Ese  soy  yo.  Asi  soy  por  dentro.  Pretendo  ser  tan  fuerte  gritando  y  cantando  hasta  hacer  
estallar  los  cristales  de  las  ventanas,  pero  en  realidad  soy  muy  debil”.(Priestley,  1994  b  p.  
238).  

 O   tomemos   algunas   frases   de   mis   propios   casos   en   los   cuales   los   clientes   lograron   el  
insight,  tal  como    “Tocar    piano  es  como  mi  vida”(Smeijsters,  1999  a;  Smeijsters  &  Van  Der  
Hurk,  1999)  e  “La  interacción  en  música  es  similar  a  la  interacción  en  casa”  (Smeijsters  &  
Storm,  1997/1998).  

OBJECIONES  
Tomemos  algunas  objeciones  de  la  teoria  de  la  analogía.  Una  objeción  es  que  una  persona  
no  expresa  en  la  música  quien  es,  sino  quien  puede  ser.  Desde  esta  perspectiva  la  música  
parece  ser  un  dominio  que  ofrece  nuevas  posibilidades  porque  la  experiencia  musical  es  
diferente  de  las  experiencias  de  la  vida  diaria.  A  veces  los  musicoterapeutas  nos  dicen  que  
el   cliente   reacciona   completamente   diferente   a   lo   esperado.   El   argumento   de   que   el  
cliente  se  comporta  diferente  en  la  musicoterapia  no  esta  en  conflicto  con  la  teoria  de  la  
analagía,   en   realidad.   Cuando   un   cliente   se   comporta   diferente,   esto   demuestra   cuán  
diferente  el  cliente  puede  ser.  En  ambos  casos,  la  música  suena  su  psiquis.  

Una  segunda  objeción  sería  que  tocar  una  pieza  de  Mozart  es  solo  una  debil  expresión    de  
la  persona  quien  lo  toca.  Y,  en  verdad,  cuando  hay  mucha  estructura  ya  compuesta,  hay  
poca   oportunidad   para   la   expresión   individual,   aunque   si   la   haya   en   la   manera   de  
interpretar.   Hay   expresión   más   personal,   como   en   la   musicoterapia,   hay   improvisación  
libre.   Por   lo   tantro,   la   improvisación   musical   se   ha   denominado   como   la   partera   de   las  
expresiones  personales  y  crecimiento  en  musicoterapia.  

Por  el  otro  lado,  las  estructuras  musicales-­‐  canciones  propias,  piezas  musicales  populares  
ya   compuestas-­‐   ofrecen   formas   musicales   que   también   suenan   formas   de   sentimiento.   En  
la  musicoterapia  receptiva  tal  como  Guided  Imagery  and  Music,  la  imaginación  es  evocada  
porque   la   música   como   puesta   evoca   formas   de   sentimiento   y   a   través   de   éstas,   se  
estimula   el   proceso   de   asociación.   Asi,   la   operación   cognitiva   es   posible   por   la   forma  
musical.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 39
www.programaadim.com.ar
Una   tercera   objeción   puede   ser   que   cuando   los   procesos   intrapersonales   no   son  
expresados   solo   en   las   acciones     musicales,   sino   tambien   en   otras   acciones,   ¿por   qué  
deberia   entonces   haber   musicoterapia?.   En   la   primer   parte   de   este   capitulo,   hice   la  
distinción  entre  analogías  especificas  y  no  especificas.  

Como   exploramos   en   anteriores   capitulos,   el   vínculo   entre   afectos   vitales   y   formas  


musicales,   es   muy   estrecho.   Ambas   formas   son   descriptas   por   medio   de   las   mismas  
palabras   que   demuestran   que   los   procesos   dinámicos   psicológicos   y   musicales   estan  
formados  por  los  mismos  parámetros  amodales.  Asi,  la  música  y  la  musicoterapia,  tienen  
significancia  terapeutica  por  estos  parametros.  

Una   cuarta   objeción   es   que   no   hay   aún   suficiente   evidencia   científica   de   que   haya  
transferencia   de     los   cambios   en   musicopterapia   a   cambios   en   otros   dominios.   Esta  
objeción  se  sostiene,  por  supuesto,  para  todo  tipo  de  terapias.  En  el  caso  de  la  analogía  
esperamos   que   un   cambio   en   las   características   amodales   de   las   experiencias   intra   e  
interpersonales  y  los  comportamientos  resulten  en  cambios  en  diferentes  contextos.  Por  
ejemplo,   cuando   el   cliente   aprende   a   ser   menos   impulsivo   en   la   interaccion   musical,  
esperamos   que   sea   menos   impulsivo   en   la   comunicación   verbal.   Puede   haber  
sincronicamente   un   cambio   en   la   interacción   verbal   cuando   lo   hay   en   la   interacción  
musical,   porque   los   desarrollos   protonarrativos   de   la   interacción   verbal   y   la   interacción  
musical   son   lo   mismo.   De   cualquier   modo,   el   aprendizaje   a   menudo   es   limitado   por   el  
contexto,   entonces   mayormente   lo   aprendido   en   musicoterapia   deberia   ser   transferido  
mas   explícitamente   a   otros   contextos.Los   musicoterapeutas   o   los   psicoterapeutas,  
deberían   focalizar   en   los   contextos   no   musicales   y   ayudar   al   cliente   a   poder   con   ello.  
Aprender  en  otro  contexto(vida  real)  será  mucho  mas  fácil,  porque  el  cliente  ha  aprendido  
a  reducir  en  la  musicoterapia,  los  impulsos.      

HACIA  UN  LENGUAJE  INTERMEDIARIO  

Ansdell  (1995,p.179)  usa  el  concepto  de  “interpretación  intrínseca”,  al  describir  cómo  en  
la   improvisación   el   musicoterapeuta   genera   una   respuesta   musical.   El   musicoterapeuta,  
nos  dice  Ansdell,  reacciona  en  el  proceso  musical.  No  traduce  la  música  a  “otra  cosa”(por  
ejemplo,una  imágen)  sobre  la  cual  reacciona.  

Aunque   coincido   con   esta   línea   de   pensamiento,   me   gustaria   recalcar   que   la   expresión  
“directa”  del  cliente  en  la  música  y  la  “interpretación  intrínseca”  de  la  expresión  musical  
del  cliente,  por  el  musicoterapeuta  no  deberia  ser  mal  interpretada  meramente  como  un  
proceso   musical.   El   proceso   musical   y   el   análisis   musical   de   este   proceso   necesita   ser  
vinculado  a  un  “significado”  psicológico.  Propongo  que  este  significado  no  es  simbólico  o  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 40
www.programaadim.com.ar
metafórico.   Por   otro   lado,   este   significado   es   mas   que     puramente   musical,   y   deberia  
darnos   un     mayor   entendimiento     sobre   los   procesos,   que   lo   que   pueda   darnos     el   análisis  
musical.  Coincido  con  Ansdell  en  que  el  significado  psicológico  no  deberia  ser  resultado  de  
la   interpretación,   la   cual   busca   significados   latentes   detrás   de   las   expresiones   musicales  
manifiestas.   Necesitamos   un   vinculo     entre   el   proceso   musical   y   el   proceso   psicológico,  
que,   como   en   la   analogía   conecte   a   las   formas   musicales   directamente   a   las   formas   de  
sentimiento.   Por   lo   tanto   necesitamos   un   nuevo   tipo   de   análisis   musical   en   el   cual   se  
puedan   integrar   lo   musical   y   lo   psicológico,   o   como   lo   expresa   Pavlicevic,   que   sean   una  
“pareja  orgánica”.  

Para   darle   palabras   a   un   nuevo   tipo   de   análisis   musical,   necesitamos   un   lenguaje  


intermedio,   entre   el   lenguaje   de   la   psicoterapia/psicología,   que   use   conceptos  
psicológicos,   y   el   lenguaje   musical,   que   use   conceptos   musicales.   Bengtsson   (1973)   señala  
que   lo   no   verbal   no   puede   ser   “traducido”   a   lo   verbal.   El   mismo   problema   sucede   cuando  
el  musicoterapeuta  trata  de  traducir  el  lenguaje  musical  al  lenguaje  psicológico.  De  alguna  
forma   u   otra   parece   haber   una   brecha   entre   la   anotación   musical   (partitura)   y   el  
significado  psicológico.  En  mi  opinión,  esta  brecha  continuará  existiendo  cuando  uno  trate  
de  traducir  dos  lenguajes  diferentes.  

Una   de   las   desventajas   de   la   musicoterapia   parece   ser,   por   un   lado,   que   está   el   análisis  
musical  tradicional,  que  describe  el  proceso  musical,  y  por  el  otro  lado,  está  el  lenguaje  de  
la   psicología,   psicopatología   y   psicoterapia,   que   describe   la   psiquis   humana.   Desde   que  
existe  la  musicoterpia,  ha  existido  el  problema  de  traducir  un  lenguaje  a  otro.  Un  grupo  de  
musicoterapeutas   que   recalcan   que   la   música   es   un   arte,   utilizan   el   lenguaje   musical   y  
tienen   dificultades   en   explicar   por   qué   lo   musical   es   psicológico.   Un   segundo   grupo   de  
musicoterapeutas,   con   raices   en   la   psicoterapia,   utilizan   el   lenguaje   psicológico   y   tienen  
dificultades  en  demostrar  cómo  suena  lo  psicológico  en  la  música.  

El  lenguaje  intermedio  que  se  necesita  debería  valerse  de  palabras  que  al  mismo  tiempo  
tengan  significado  psicológico  y  musical.  Que  las  palabras  incluyan    las  formas  de  música  y  
las  formas  de  sentimiento,  y  tracen  un  puente  entre  el  lenguaje  puramente  musical  y  el  
puramente   psicológico.   Por   ejemplo,   una   palabra   como   “variación”   puede   ser   un  
intermedio     entre   el   lenguaje   musical   y   psicológico.   Esta   misma   palabra   nos   dice   algo  
sobre  el  proceso  musical  y  el  proceso  personal;  es  un  concepto  psicológico/musical,  que  
valida  a  la  música  y  también  a  la  persona.  

Bruscia   (1987)   desarrolló   los   “Perfiles   de   Valoración   de   las   Improvisaciónes   (IAP´s),   tales  
como   “perfil   de   variación”,   “perfil   de   integración”,   “perfil   de   tensión”,   “perfil   de  
congruencia”,”perfil   de   saliencia”   y   “perfil   de   autonomia”,   que   pueden   ser   parte   del  
lenguaje   intermedio.   Bruscia   usa   los   perfiles   para   graficar     “...analogías   con   una   amplia  
variedad   de   teorias   psicológicas...”(Bruscia   ,   1987,   p.   411).Al   igual   que   la   teoria   de   la  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 41
www.programaadim.com.ar
analogía  que  propongo  en  este  libro,  los  perfiles  de  Bruscia  estan  libres  de  una  orientación  
teorica  especifica.  

Él  describe  tres  niveles  de  interpretación:  1)  la  analogía  entre  el  comportamiento  musical  
y   el   desempeño   de   tareas   fuera   de   la   música;   2)   la   analogía   entre   el   funcionamiento  
musical  y  otras  áreas  no  musicales  de  funcionamiento;  3)  música  como  proyección  de  la  
personalidad,  como  signo  del  inconciente  y  conciente.  El  tercer  nivel  de  interpretacion  es  
existencial   o   psicoanalítico,   mientras   el   primero   y   el   segundo   se   aproximan   a   las   analogías  
ya  descriptas  en  este  libro.  

A   la   vez,   el   vínculo   con   la   psicología   de   Stern   y   el   puente   trazado   entre   las   formas   de  
música  y  las  formas  de  sentimiento  por  medio  de  parámetros  amodales  de  ambos,  no  ha  
sido  creado  aún.  No  obstante,  estos  perfiles  seguramente  pueden  ser  parte  del  lenguaje  
intermedio   de   manera   que   lo   musical   y   lo   psicológico   estén   integrados,   como   lo   expuse  
antes.  

Bruscia   también   describió   64   tecnicas   clínicas   que   podian   utilizar   los   musicoterapeutas.  
Estas  técnicas  incluyen  conceptos  que  pueden  ser  parte  del  lenguaje  intermedio.  Ver  por  
ejemplo   conceptos   como   “imitación”,   “espacios   creados”,”exclamación”,   “cambio  
presentado”,   “diferenciación”,   “intensificación”,   “calma”,   “pausa”,   “retrocedimiento”   y  
muchos   mas   (Bruscia,   1987,pp.535-­‐537).   Estos   conceptos   no   son   tipicamente   musicales,   y  
pueden   referirse   al   comportamiento   musical   tanto   como   al   comportamiento   no   musical  
(por   ejemplo,   pueden   describir   la   comunicación   verbal   y   no-­‐verbal).   Las   técnicas   de    
Bruscia   tratan   sobre   el   comportamiento   del   musicoterapeuta,   pero   con   algunas  
alteraciones,  pueden  describir  el  comportamiento  del  cliente.  

En   las   64   técnicas   clinicas   de   Bruscia,   ademas   de   los   conceptos   (análogos)   intermedios,  


hay   dos   tipos   de   conceptos   que   son   diferentes.   Algunos,   claramente   pertenecen   al  
lenguaje   musical,   como   “base   rítmica”,   “centro   tonal”,   “instrumentos  
compartidos”,”modulación”,   “dirección”,   “ensayo”,”desempeño”,etc.   Otros   conceptos  
pertenecen   a   la   teoria   psicológica,   como   “sostén”,   “integración”,   “asociación   libre”,  
“proyección”,  “splitting”,  etc.  En  mi  opinión,  seria  inteligente  diferenciar  entre  estos  tres  
tipos  de  conceptos  (lo  intermedio,  lo  musical  y  lo  psicológico).  

Palabras   utilizadas   por   Stern   tales   como   “...ondulación,   desvanecimiento,   explosión,  


crescendo,   decrescendo,   ataque,   extensión,   etc”(Stern,   1985,p.54),   pueden   ser   todas  
usadas  como  lenguaje  intermedio  Ambas,  la  música  y  la  psiquis,  pueden  ser  “explosivas”.  
La  palabra    “explosivo”,  es  un  concepto,  a  la  vez,  psicológico  y  musical,  que  por  un  lado,  
puede  trazar  un  puente  a  los  parámetros  musicales  tales  como  tempo,  ritmo,  y  dinamicas,  
y   que   por   el   otro   lado,   puede   trazar   un   puente   a   conceptos   psicológicos   como,   por  
ejemplo,  un  arranque  de  ira.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 42
www.programaadim.com.ar
El  punto  fuerte  en  la  musicoterapia  morfológica  es  que  el  proceso  musical  claramente  se  
describe   como   analogía   de   procesos   psicológicos.   El   lenguaje   de   la   musicoterapia  
morfológica,  es  un  lenguaje  intermedio  que  puede  ser  aplicado  igualmente  a  la  música  y  a  
la  psiquis.  Los  conceptos  usados  al  describir  una  improvisación  no  necesitan  ser  traducidos  
al  lenguaje  psicológico,.  Los  morfologistas  mismos,  argumentan  que  al  usar  este  método,  
los   problemas   de   traducción   no   existen   en   ningún   modo..   Como   sea,   como   ya   se   ha  
discutido   anteriormente,   aunque   los   seis   factores   de   la   morfología   pueden   ser   parte   del  
lenguaje  intermedio,  necesitamos  mas  palabras  para  describir  perturbaciones  y  procesos  
terapéuticos  para  reducir  los  problemas  de  traducción.  

El  concepto  de  forma  dinámica  usado  por  Pavlicevic  (1990)  podria  ser  confundido,  en  un  
primer  vistazo,  porque  ella  usa  palabras  tales  como  “dinámicas”  y  “  forma”,  que  en  música  
tienen   un   significado   especifico.   Pero   estas   palabras   no   deberían   ser   entendidas  
meramente   como   términos   musicales.   Pavlicevic   se   refiere   a   Stern(1985),   quien,   como  
describí  antes,  usa  términos  como  “dinámicas”  para  describir  las  cualidades  de  los  afectos  
vitales.   Entonces,   forma   dinámica   tal   cual   usada   por   Pavlicevic,   significa   patrones  
amodales.   La   forma   dinámica   es   amodal   y   va   mas   allá   de   la   modalidad     meramente  
musical  y  psicológica;  No  es  ni  meramente  musical,  ni  puramente  psicológica.  Ella  define  a  
la  forma  dinámica  como  diferente  de  ambas  formas,  la  musical  y  la  de  sentimiento,  pero  
conteniendo  a  ambas:  

“Es   una   forma   cuyas   caracteristicas   no   son   exclusivamente   musicales,   ni   son  


exclusivamente   emocionales.   [Es   una]   forma   musical/emocional,   que   es   una   declaración  
del  Self  en  el  mundo...”  (Pavlicevic,  1995,  p.55-­‐56).  

Hay  una  analogía  entre  la  vida  musical  y  emocional,  porque,  como  lo  describió  Pavlicevic,  
las   formas   dinámicas   incluyen,   ambas,   vida   musical   y   emocional.   Aunque   en   el   sentido  
estricto  no  hay  “interpretación”,  hay  significado  psicológico.  

Para   concluir,   conceptos   tales   como   analogía,   forma   dinámica   y   aquellas   de   la   morfología,  
dan   a   la   musicoterapia   una   posición   independiente   y   a   la   vez,   trazan   un   puente   para   la  
brecha  entre  el  lenguaje  musical  y  psicológico.  

UNA  PERSPECTIVA  SEMIÓTICA  DE  LA  PRÁCTICA  CLÍNICA  MUSICOTERAPEUTICA  

En   una   sección   previa,   traté   sobre   la   contribución   de   la   semiologia   a   la   musicoterapia.  


Ahora,  permitanme  dar  una  perspectiva  semiótica  con  un  caso  de  la  práctica  clínica  en  la  
que  intenté  desarrollar  un  lenguaje  intermedio.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 43
www.programaadim.com.ar
La   improvisación   del   cliente   será   descripta   como   forma   musical   en   la   que   el   cliente   ha  
ordenado   elementos   musicales   de   esta   forma   musical.   El   significado   será   derivado   y  
expresado  en  palabras  intermedias  que  se  ubican  entre  el  lenguaje  musical  y  psicológico.  
En   las   palabras   intermedias,   se   establecerá   la   analogía.   En   otras   palabras,   el   lenguaje  
intermedio  es  un  lenguaje  análogo.  

Me   basaré   en   una   improvisación   de   un   caso   que   será   descripto   con   mas   detalle,   en   el  
Capitulo   Nueve   (ver   Smeijsters   &   Van   Der   Hurk,   1999).   En   este   caso,   próximo   al   final   de   la  
terapia,   la   forma   musical   del   cliente   cambia.   Focalizaré   En   los   episodios   críticos   de   una  
sesión  particular.  (sesión  22).  

El   cliente   tocaba   el   piano   del   lado   derecho   (registro   de   los   tonos   altos);   el  
musicoterapeuta  tocaba  del  lado  izquierdo  (registro  de  los  tonos  bajos).  La  tabla  7.1,  de  
arriba   abajo,   muestra   el   proceso   en   tiempo.   La   categoría   de   arriba   muestra   la   forma  
musical,  la  categoría  del  centro  muestra  las  palabras  intemedias  (el  lenguaje  análogo);  y  
las   palabras   usadas   para   la   última   categoría   provienen   de   la   psicología   analítica   del  
desarrollo,  y  de  la  psicoterapia(psicología  del  lenguaje).  

El   concepto   en   la   categoría   central   tiene,   al   mismo   tiempo,   significado   musical   y  


psicológico,   porque   el   lenguaje   intermedio   es   un   “entre”.   Entonces   estos   conceptos   por  
un   lado   se   pueden   vincular   a   procesos   de   música,   y   por   el   otro   lado,   se   pueden   vincular   a  
conceptos  psicológicos.  

Esta  tabla  no  deberia  ser  interpretada  como  una  teoria  universal  en  la  cual  los  conceptos  
han   sido   vinculados   entre   si,   de   una   vez   y   para   siempre.   Por   el   contrario,   es   una   teoria  
local   creible   para   un   cliente   en   particular.   Tengamos   en   cuenta   que   esta   credibilidad   ha  
sido   lograda   a   través   de   un   estudio   de     investigación   cualitativa   en   que   las   transcripciones  
de   video   tapes   y   reportes   provenientes   del   cliente   y   del   musicopterapeuta,   han   sido  
analizados   por   medio   de   análisis   repetidos,   cuadro   del   sujeto,   informes   minuciosos   ,   y  
triangulación   (multiples   fuentes,   técnicas   de   investigación,   y   teorias.).   Lo   que   quiero  
demostrar   es   la   posibilidad   de   desarrollar   un   lenguaje   intermedio   entre   el   lenguaje  
musical  y  el  psicológico.  

Tabla  7.1  

Ayuda  Musicoterapeutica  para  el  trabajo  con  la  aflicción  y  el  encuentro  de  una  identidad  
personal(sesion  22)  

Sección  Uno  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 44
www.programaadim.com.ar
Formas  musicales:  el  MT    toca  melodías,  el  cliente  toca  acompañamientos  

Lenguaje  Intermedio:  ·∙·∙  integración.  

Formas  psicológicas:  ·∙·∙  individuación  y  socialización.  

Sección  Dos  

Formas  musicales:  el  MT  toca  con  crescendos/decrescendos,  ritmo  preciso,  el  cliente  imita  
las  dinamicas  y  ritmos.  

Lenguaje  intermedio:  seguimiento.  

Forma  psicológica:  identificación  

Sección  Tres    

Formas  musicales:  ambos,  MT  y  cliente  tocan  frases  sincrónicas  

Lenguaje  intermedio:  fusión  

Forma  psicológica:  simbiosis  

Sección  cuatro  

Formas  musicales:  el  MT  toca  ritmos,  el  cliente  toca  ritmos  personales  que  se  ajustan  al  
ritmo  del  MT  

Lenguaje  intermedio:  integración  

Forma  psicológica:  individuación  y  socialización  

Sección  Cinco  

Formas   musicales:   ambos,   MT   y   cliente   tocan   sforzati   juntos,   terminan   juntos,   ritmo  
sincrónico  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 45
www.programaadim.com.ar
Lenguaje  intermedio:  fusión  

Forma  psicológica:  simbiósis  

Sección  Seis  

Formas  musicales:  el  MT  canta,  el  cliente  se  une  cantando  con  motivos  personales  

Lenguaje  intermedio:  integración  

Forma  psicológica:individuación  y  socialización  

Sección  Siete  

Formas  musicales:  ambos,  MT  y  cliente  tocan  sforzati  juntos,  hacen  pausa  y  terminan  

Lenguaje  intermedio:  fusión  

Forma  psicológica:  simbiósis  

Sección  Ocho  

Formas  musicales:  el  MT  canta,  el  cliente  imita  la  melodía  con  su  voz  

Lenguaje  intermedio:  seguimiento  

Forma  psicológica:  indentificación  

Sección  Nueve  

Formas  musicales:  ambos,  MT  y  cliente  tocan  ritmos  agradables  (rhythmic  swing)  juntos,  
terminan  juntos,  acordes  sincrónicos  

Lenguaje  intermedio:fusión  

Forma  psicológica:  simbiósis  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 46
www.programaadim.com.ar
Sección  Diez  

Formas  musicales:  el  cliente  canta  la  melodía    anterior  del  Mt  con  variaciones  

Lenguaje  intermedio:  Variaciones  creadas  

Forma  psicológica:  desarrollo  del  Self  

Sección  Once  

Formas  musicales:  el  MT  y  el  cliente  tocan  sforzati  juntos,  hacen  pausa  sincronicamente  

Lenguaje  intermedio:  fusión  

Forma  psicológica:simbiósis  

Sección  Doce  

Formas  musicales:  el  MT  toca  legato  ritmico,  el  cliente  toca  melodía  atmosferica  

Lenguaje  intermedio:  fusión  

Forma  psicológica:  simbiósis  

Sección  Trece  

Formas  musicales:  ambos,  MT  y  cliente  tocan  un  dialogo  musical  pastoral  

Lenguaje  intermedio:  diálogo  

Forma  psicológica:  armonización  

Sección  Catorce  

Formas  musicales:  el  MT  toca  figuraciones  fuertes,  el  cliente  toca  melodías  de  fondo  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 47
www.programaadim.com.ar
Lenguaje  intermedio:  integración  

Forma  psicológica:  individuación  y  sociabilización  

Sección  Quince  

Formas  musicales:  Ambos,  MT  y  cliente  decresendo  juntos  

Lenguaje  intermedio:  fusión  

Forma  psicológica:  simbiósis  

Sección  Dieciseis  

Formas  musicales:  el  MT  toca  motivos  en  el  bajo,  el  cliente  toca  tonos  suaves  y  dulces  

Lenguaje  intermedio:  Fusión  

Forma  psicológica:  simbiósis  

Sección  Diecisiete  

Formas  musicales:  El  MT  toca  un  fondo  ritmico,  el  cliente  toca  una  figura  melódica  

Lenguaje  intermedio:  integración  

Forma  psicológica:  individuación  y  socilización  

- °°Smeijsters  &  Van  Der  Hurk.1999  

- °°El   lenguaje   intermedio   y   las   formas   musicales   describen   las   experiencias  


/comportamientos   del   cliente(no   los   del   musicoterapeuta).   Para   el   lenguaje  
intermedio  usé  conceptos  de  Bruscia  del  perfil  de  integración,  perfil  de  variabilidad  
y  perfil  de  autonomia(Bruscia,  1987.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 48
www.programaadim.com.ar
Esta   improvisación   demuestra   que   el   cliente,   en   la   música   de   la   sesión   22   podia  
fusionarse,   seguir,   e   integrarse;   hacer   variaciones   y   dialogar.   Estas   formas   musicales  
suenan   la   habilidad   del   cliente   de   individualizar   y   socializar.   Cuando   empezó  
musicoterapia,  tenia  un  sentimiento  bajo  de  identidad  que  habia  compensado,  desde  su  
niñez,  con  no  acercarse  a  otras  personas  y  actuar  como  alguien  fuerte,  lo  cual  resultaba  en  
un  comportamiento  rígido.  No  podia  pasar  por  una  simbiósis,  y  tener  identificación  con  las  
demas   personas.   Habia   una   falta   de   desarrollo   del   Self   dentro   del   contacto   social,   una  
falta  de  balance  entre  la  individuación  y  la  socialización,  y  una  falta  de  armonización.  

Esta  improvisación  demostró  que  el  cliente  mejoró  profundamente.  De  un  lado,  tocando  
sus  propios  motivos  musicales,  ella  descubrió  y  desarrolló  su  identidad  musical  personal,  y  
por   esto,   ella   se   distinguió   de   la   música   del   musicoterapeuta.   Por   el   otro   lado   sus  
expresiones   musicales   fueron   parte   de   un   espacio   musical   compartido.Las   dinámicas  
fueron   desarrolladas   sincrónicamente,   los   ritmos   fueron   complementarios,   y   habia   un  
tiempo  exácto(timing)  de  frases  entre  el  musicopterapeuta  y  el  cliente.  El  cliente  imitaba  
motivos  ritmicos  y  melódicos  del  musicoterapeuta,  pero  también  presentaba  ella  misma  
sonidos.   Algunas   veces   tocaba   un   sonido   musical   para   la   figura   del   musicopterapeuta;  
otras   veces,   tocaba   una   figura   melódica   sobre   el   fondo   del   musicoterapeuta.   Estas   formas  
musicales  ilustran  como  lo  social  y  lo  individual  se  integráron.  

La  tabla  7.1  demuestra  que  es  posible  usar  palabras  que  son  intermedias  y  que  trazan  un  
puente   entre     la   distancia   entre   el   lenguaje   musical   y   el   psicológico.   El   concepto   en   la  
categoría   intermedia   es   musical/psicologico   al   mismo   tiempo.   Por   ejemplo,   seguimiento  
puede  ser  usado  como  un  concepto  puramente  musical  al  decir  que  uno  imita  un  motivo  
ritmico   o   melódico   y   asi   subsiguientemente.   Como   sea,   el   seguimiento   puede   ser   también  
usado  como  un  concepto  psicológico  cuando  refiere  a  una  persona  comportándose  como  
algún   otro.   Al   llevar   esto   más   lejos,   el   seguimiento   se   puede   conectar   al   proceso   de  
identificación.   En   la   identificación,   alguien   se   identifica   con   otro,   tomando   posesión   de  
pensamientos   sentimientos,   y   comportamientos   a   fines   de   construir   su   identidad.   Al  
crecer,   los   niños   encuentran   una   identidad   al   identificarse   con   sus   padres,   tal   como   los  
adolescentes   se   identifican   con   sus   pares,   sus   grupos   musicales   y   estrellas   de   la   cultura  
pop.  

En   alguna   fase   del   desarrollo,   este   proceso   de   identificación,   es   superado   y   la   persona  


puede  desarrollar  su  propia  e  independiente  identidad.  Asi,  después  de  la  adolescencia,  la  
identidad   “alquilada”   será   remplazada   gradualmente   por   una   auténtica   identidad  
personal.  

La  identificación  es  una  fase  normal  en  el  proceso  de  individuación.  Como  sea,  si  hay  una  
fijación,   una   persona   siempre   necesitará   a   otra   persona   para   tener   un   sentimiento   de  
identidad.  Tambien  puede  ser  el  caso  de    que  una  persona  llene  su  falta  de  identidad  por  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 49
www.programaadim.com.ar
la  sobrecompensación.  En  este  último  caso,  por  falta  de  identidad,  la  persona  teme  a  la  
identidad   de   la   otra   persona,   está   imposibilitada   de   identificarse   con   algún   otro   y  
desarrolla   características   rudas,   excéntricas   y   asociales   y   autónomas,   que   realmente   no   le  
pertenecen.   Al   hacer   esto,   se   tiene   un   sentimiento   de   identidad   (que   no   es   realmente  
identidad).  En  ambos  casos,  de  fijación  de  identificación  y  de  sobrecompensacion,  hay  una  
falsa   identidad.   Si   la   persona   es   saludable   hay   un   balance   entre   lo   individual   y   lo   social.  
Hay   un   sentimiento   de   identidad   personal   que   significa   que   la   persona   ya   no   necesita  
identificación,  ni  su  contraparte,  la  contraidentificación  social.  Tambien,  puede  entrar  en  
relaciones,   sin   perderse.   El   proceso   de   individuación   en   la   improvisación   musical   suena   en  
el  balance  de  fusión,  seguimiento  e  integración.  

Al   construir   el   lenguaje   intermedio,   es   importante   que   el   seguimiento   en   la   música,   por   el  


cliente,  se  experimente  como  identificación.  La  credibilidad  de  la  teoria  local  depende  de  
los  procesos  de  la  verificación  del  sujeto,  que  es  parte  del  proceso  terapéutico  en  si  mismo  
y  parte  de  la  investigación  naturalista/constructivista.  

EPÍLOGO:  REDEFINIENDO  ANALOGÍA  


Finalmente,   me   gustaria   reiterar   que   lo   fundamental   a   la   analogia   es   que   el   proceso  
musical   suena   los   procesos   psicológicos,   y   que   el   cambio     de   procesos   psicológicos   por  
medio  de  procesos  musicales,  es  terapéutico.  

Aquel   que   identifique   los   procesos   musicales   y   psicológicos   demasiado   absolutamente  


podrá   sugerir   que   las   formas   estéticas   son   terapeuticas.   Como   sea,   las   formas   estéticas  
tienen   sus   propias   reglas,   que   no   tiene   significancia   psicológica   autimaticamente.   Así,   si   la  
forma  estética  de  un  cliente  mejora,  no  quiere  decir  que  haya  mejorado  el  cliente.  Para  
asegurarnos   de   que   haya   mejora   psicológica   necesitamos   preguntarnos   qué   cambio  
psicológico  suena  en  el  cambio  musical,  y  si  este  cambio  suena  un  cambio  psicológico  que  
el  cliente  necesita  hacer  mejorar.  Lo  que  digo  es  que  hacer  música  no  es  terapéutico  de  
ningún   modo.   Necesitamos   describir   los   procesos   musicales   como   procesos   psicológicos,y  
asi  decidir    qué  procesos  musicales  son  indicados  acorde  a  las  necesidades  psicológicas  del  
cliente.  

Me   opongo   a   la   declaración   de   que   “los   musicoterapeutas   son   artistas”,   porque   sugiere  


que   las   formas   estéticas   son   terapéuticas.   Los   musicoterapeutas   no   son   músicos     que  
siguen   y   escuchan   las   reglas   estéticas   de   la   música;   son   terapeutas   que   escuchan   y   siguen  
los   procesos   psicológicos   que   suenan   en   la   música.   Como   lo   expresa   Pavlicevic:   “...el  
tiempo   de   las   expresiones   musicales   del   cliente   logrará   una   respuesta   del  
musicoterapeuta   para   se   relacione   con   el   tempo   del   cliente-­‐   no   porque   sea   musicalmente  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 50
www.programaadim.com.ar
apropiado,   sino   más   bien,   porque   es   relacionalmente   y   personalmente  
apropiado”(Pavlicevic,  2000,p.276).  Para  el  cliente,  lo  importante  es  que  experimente  que  
sus   formas   de   sentimiento   suenan   en   la   música,   y   que   por   el   cambio   de   su   música,   él  
cambia  sus  formas  de  sentimiento.  

Por   último   y   no   menos   importante,   la   teoria   de   la   analogía   nunca   termina.   Deberia   ser  
redefinida   todo   el   tiempo,   por   medio   de   la   triangulación   con   nuevos   casos   clínicos,   y  
conceptos  de  las  teorías  musicales  y  psicológicas.  

Material exclusivo de los Grupos de Estudio del Programa ADIM.


Traducción libre con fines didácticos. Prohibida su difusión y reproducción.
Programa ADIM-Argentina: Av. Luis María Campos 8, piso 11 “F””, Buenos Aires. TE: 4771-0521
E-mail: infoar@programaadim.com.ar 51
www.programaadim.com.ar