Está en la página 1de 12

La casa modular

autosuficiente que se adapta


a cualquier lugar o clima
7 mayo, 2020 3 comentarios

No importa si quieres vivir en la montaña o en la ciudad.


Esta casa modular bautizada como MU50 está diseñada
para ser adaptable a una amplia variedad de lugares y
climas. Las estructuras son prefabricadas y fácilmente
ensambladas in situ. Además de la flexibilidad de los
materiales de construcción, la casa puede ser
energéticamente autosuficiente.
Diseñada por los arquitectos del Estudio Teke, dirigidos por
el turco Onur Teke, esta residencia modular se asienta
sobre paredes de vidrio, madera prefabricada y un techo
que puede ser de madera o aluminio.

El vidrio de las paredes garantiza la integración entre la


parte interna y externa de la casa. Esto le confiere a la casa
unas vistas espectaculares, sobre todo si el entorno lo
merece.

Eficiencia energética.
Sus propiedades bioclimáticas, su orientación y el uso del
doble acristalamiento protegen el interior de la luz solar
directa y de las inclemencias climáticas. Esto nos asegura
un uso eficiente de la luz natural.
La entrada de la luz se puede controlar por las paredes de
madera, que se abren como ventanas o, como las llaman los
arquitectos, “cortinas de madera“. Se pueden accionar
manualmente y permiten moderar la intensidad del sol y el
viento que entra en el recinto.

La casa también tiene ventilación cruzada, aislamiento


térmico, paneles solares y una bomba de calor, de una
fuente subterránea, para el sistema de calefacción y
refrigeración del suelo, que fue diseñado a medida. De
hecho, el suelo se eleva unos centímetros por encima, lo
que permite la circulación de aire por debajo.

Funcional.
La casa modular tiene 50 m² y se parece a un cobertizo.
Una estructura en el centro, llamada por los arquitectos
como núcleo interior, sirve como demarcación de las
habitaciones. Al mismo tiempo, sirve como estantes para el
almacenamiento. Esto crea una optimización del espacio
que, a priori, es bastante minimalista.
Innovación.
El elemento clave de este proyecto reside en las diversas
configuraciones espaciales posibles. Con estructuras
simples, que pueden ser repetidas, es posible construir las
más diversas casas en diferentes lugares para diferentes
usos. Los arquitectos incluso afirman que es posible incluir
más sistemas de generación de energía y recolección de
agua de lluvia, haciendo la casa totalmente autosuficiente.
Añade baterías de almacenamiento de energía, baños secos
y tratamiento ecológico de aguas residuales y el resultado
es una casa “fuera del sistema”.
Como principio básico, independientemente del uso o la
elección del lugar, los elementos modulares del sistema
están diseñados para ser construidos en materiales
reutilizables y reciclables, fácilmente disponibles y
pueden ser ensamblados por constructores locales en
cualquier lugar.

El proyecto ganó el premio de la Comunidad Mundial de


Arquitectura (WA Awards) en 2019.

Más información: www.tekearchitects.com/mu50


Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus
amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

4 comentarios

También podría gustarte