Está en la página 1de 3

FORO SEMANA 4

¿Considera conveniente realizar el proceso de trazo de forma manual o


haciendo uso de una herramienta tecnológica? ¿Por qué?

Para evitar el desperdicio de tela, los tipos de trazo son importantes en el proceso
de confección, y es una etapa que se debe realizar con mucha atención y
precisión. Al saber el tipo de trazo que se utilizará se puede elegir el método y
calcular el tiempo y la cantidad de tela necesarios para el proceso completo. Pero
¿a qué le llamamos trazo?

La etapa de trazo es la distribución de una cantidad de patrones que componen un


modelo sobre una extensión de tela o papel, buscando el mejor aprovechamiento.
Existen varios tipos de trazo,, como veremos a continuación.

1) Trazo par: Cuando todas las partes que componen un modelo se distribuyen


sobre la tela se llama “trazo par”. En este tipo de trazo, si un patrón tiene la
indicación de corte 2x (dos veces), será necesario marcar dos veces reflejado. En
este caso, el tendido podrá ser impar o par, pues la pieza que se marcará reflejada
saldrá entera por hoja. Este tipo de trazo se puede realizar con patrones simétricos
y asimétricos.
2) Trazo impar (único): Cuando se distribuye solo la mitad de los patrones sobre
la tela se llama “trazo impar”. En este caso, se puede marcar la mitad de la
cantidad de veces indicada en las partes componentes de un modelo. Si en el
patrón aparece la indicación 2x, se marcará solo una vez, pero el tendido deberá
ser obligatoriamente par. Este tipo de trazo se puede usar solo para patrones
simétricos.

3) Trazo mixto: Cuando se distribuyen sobre la tela todos los patrones de una


prenda (trazo par) y algunos patrones de otra prenda (trazo impar), eso se llama
“trazo mixto”. Muy utilizado en sectores que trabajan con gran producción diaria,
debido al ahorro de tiempo en todas las operaciones (trazo, tendido y corte).
Por ejemplo: Para cumplir una orden de corte con 20 prendas de talla P y 10
prendas de talla M, se podría trazar un modelo completo de la talla P y la mitad del
modelo de la talla M (a compensar en el tendido). Este método evitaría que se
realizara dos veces todo el proceso (trazo, marcación, tendido y corte).

Atención: En telas tubulares, la parte asimétrica se puede marcar por la mitad en el


doblez de la tela.

Existen también métodos manuales como en el punto 1, pero el método


automatizado del punto 2 permite mejorar el trazo. Vea a continuación.
1) Trazo manual con patrones en tamaño normal: Este tipo de trazo se
obtiene con el desplazamiento manual de las partes que componen cada
uno de los modelos, y se debe repetir después de cada corte, lo que hace
que el proceso sea más lento. Todavía se usa mucho para prendas piloto.
Desventajas:
– Sistema antiguo
– Proceso lento
– Ocupa mucho espacio de la mesa de corte
– Mayor porcentaje de pérdida de tela
– Reduce la posibilidad de hacer un trazo económico
2) Trazo automático con patrones en miniatura (sistema CAD): Este tipo
de trazo se obtiene después de la creación o la digitalización de los
patrones en el ordenador, indicando solamente la escala y el ancho de la
tela. En este proceso, el trazo se puede realizar manualmente (con el
desplazamiento de las piezas en el monitor como si se hiciera en una mesa
de corte), automáticamente (en del ordenador, que busca la optimización de
la tela) o por analogía (el ordenador traza las piezas a partir de otro trazo
similar ya realizado).

Ventajas:
– Reducción de materia prima
– Aumento de productividad
– Excelente calidad
Los métodos de marcación también influyen en el proceso y se pueden
dividir de la siguiente manera:
1) Marcación manual directamente en la tela: Este tipo de marcación se realiza
directamente sobre la última hoja de la tela, contornando los patrones con una tiza
especial o un lápiz o bolígrafo. Es un método poco utilizado actualmente.
Desventajas:
– Lentitud en la ejecución
– La marca de tiza o bolígrafo queda permanente
– Las telas con elastano deforman la marcación
– No permite copias
2) Marcación manual sobre el papel: Proceso similar al anterior y tiene
prácticamente los mismos problemas.
3) Marcación automatizada: En este proceso, después de terminar el trazo en el
monitor, el operador ordena que el sistema realice la marcación en tamaño normal,
en papel especial, por medio de una máquina de plotter. Es el sistema más
utilizado actualmente.
Realizando el trazo con más agilidad y precisión, además del mejor
aprovechamiento de tela, el proceso en general ofrece ahorro y calidad en la
prenda final.