Está en la página 1de 14

El conflicto de Beagle

Pequeña intro: 
Es muy notorio cómo el tema Malvinas y sus respectivos debates se han expandido
tanto en los medios como en esta página, teniendo siempre como protagonistas a
Argentina, Inglaterra y muchas veces a Chile. Este post trata sobre un conflicto entre
Argentina y Chile que muchos ( los jóvenes mas que nada ) desconocen o ignoran.
Este conflicto data del siglo 20 y fue una disputa que estuvo al borde de la guerra
entre estos dos países, a este conflicto se lo conoce como "Conflicto de Beagle". 

Ya que este conflicto duro varios años intenté hacer un resumen y recopilar la
información mas importante. Solo pido un poco de respeto, lectura y moderación.
Comentarios fuera de lugar serán eliminados y se bloqueara al usuario en cuestión.

¿Que fue el conflicto de Beagle?

Se conoce como Conflicto del Beagle al desacuerdo entre la República Argentina y la


República de Chile sobre la traza de la boca oriental del canal Beagle, afectando la
soberanía de las islas ubicadas al sur del mismo y al este del meridiano del cabo de
Hornos, y sus espacios marítimos adyacentes. 

El conflicto se centró en la disputa por la posesión de las islas e islotes ubicados en el


llamado «martillo», un polígono definido en el Compromiso de Arbitraje de 1971 en el
que se hallan ubicadas las islas Picton, Lennox y Nueva, Gratil, Augusto, Snipe,
Becasses, Gable e islotes adyacentes.
Los límites entre Argentina y Chile fueron fijados tomando en cuenta la línea divisoria
natural que conforma la Cordillera de los Andes, en un trayecto aproximado de 5.000
kms. El problema se presentó con respecto a la delimitación de la región sur, que
incluye al canal de Beagle, al Estrecho de Magallanes y al meridiano por el que se
divide la Isla Grande de Tierra del Fuego. 

Entre 1822 y 1833 las Constituciones chilenas establecían el cabo de Hornos como su
límite sur. Sin embargo a partir de 1840 Chile comenzó a utilizar la zona del estrecho
de Magallanes, en reemplazo del paso de Drake, y estableció el asentamientos de
Fuerte Bulnes (1843) que luego trasladó a Punta Arenas (1848) sobre el estrecho de
Magallanes, que constituye un paso obligado entre los océanos Atlántico y Pacífico.
Juan Manuel de Rosas en 1847, protestó contra las posesiones chilenas en esa zona,
considerando que pertenecían a Argentina por ser parte de las provincias cuyanas.
Un poco de historia: Como empezó todo

Tras la creación de los estados independientes en América del Sur, entre 1822 y 1833
las Constituciones chilenas establecían el cabo de Hornos como su límite sur.

... Artículo 2 de la Constitución del Estado de 1822


Sin embargo a partir de 1840 Chile comenzó a utilizar la zona del estrecho de
Magallanes, en reemplazo del paso de Drake, y estableció el asentamientos de Fuerte
Bulnes (1843) que luego trasladó a Punta Arenas (1848) sobre el estrecho de
Magallanes, que constituye un paso obligado entre los océanos Atlántico y Pacífico.
Juan Manuel de Rosas en 1847, protestó contra las posesiones chilenas en esa zona,
considerando que pertenecían a Argentina por ser parte de las provincias cuyanas.

En el año 1856 se firmó entre ambos países el Tratado de paz, amistad, comercio y
navegación, donde se aplicaba el principio de que a cada estado le corresponderían
los territorios efectivamente ocupados por ellos en 1810. En caso de conflicto se
proponían la gestión diplomática o arbitral para resolverlos. Sin embargo en la práctica
esta doctrina fue insuficiente, pues durante la colonia vastos territorios no eran
conocidos o no estaban cartografiados o nunca habían sido poblados lo cual hacía
imposible determinar quien era el administrador de tales regiones durante la colonia,
además de que aún no se conocían todos los registros administrativos coloniales. 

El Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Adolfo Ibáñez y Gutiérrez, realizó una


propuesta a Argentina el 7 de febrero de 1872, por la cual la línea divisoria de la
soberanía entre ambos países se establecería en el río Deseado. La Argentina rechazó
la proposición, que le significaba perder además de las islas citadas, las
provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Marcando los límites: Tratado de 1881


Un nuevo Tratado se firmó el 23 de julio de 1881, por el que se precisaban los límites
entre Argentina y Chile. Empezando por el norte, la cordillera, en sus montañas más
altas, que dividen aguas, separaría estos estados hacia el sur hasta arribar al paralelo
52. Al legar a Tierra del Fuego sería el meridiano 68º 34' O. Las islas al sur del canal
de Beagle serían chilenas. El Estrecho de Magallanes se constituiría en un área de libre
navegación. 

La cuestión planteada que motivó la discusión fue la interpretación de este tratado que
no precisaba por donde corría el canal de Beagle. Argentina sostenía que el Canal de
Beagle corría entre la isla Navarino y las islas Picton y Lennox, mientras que Chile lo
colocaba entre la isla de Tierra del Fuego y las islas Picton y Nueva. 

Para evitar conflictos que pudiera acarrear el paso de un país por el otro para acceder
al mar se firmó el protocolo de Límites de 1893, donde se determinó que Chile no
tendría salida al Océano Atlántico ni Argentina al Pacífico. Este Protocolo originó una
cuestión interpretativa que desembocaría en un gran enfrentamiento. Argentina
sostuvo que se trataba de que ninguno de los dos países tuviera salida al mar
aledaño al otro, a lo largo de toda la frontera. Chile sostuvo que se trataba de la
zona al norte del paralelo 52º Sur.
Los intentos de solución y los incidentes

En los años que transcurrieron fueron ocurriendo distintos sucesos que solo
pusieron mas delicada la relación de ambos países, entre esa serie de hechos
se encuentran:

El 28 de junio de 1915 se firmó un protocolo en Buenos Aires para solicitar los


servicios del gobierno británico en base al Tratado General de Arbitraje de 1902, pero
el arbitraje no se llevó a efecto. En ese protocolo se disponía que el árbitro debía
decidir: a quién pertenecía la soberanía sobre las islas Picton, Nueva, Lennox y los
islotes adyacentes e islas situadas en el canal de Beagle, entre Tierra del Fuego al
norte y la península Dumas y la isla Navarino al sur. 

El 2 de febrero de 1933 se intentó facilitar la ratificación del acuerdo anterior con el


compromiso de Cruchaga Tocornal y Saavedra Lamas, pero no prosperó. 

El 4 de mayo de 1938 se firmó el protocolo de Gutiérrez y Castillo, en los mismos


términos que el anterior. Se designó como árbitro al fiscal general de los Estados
Unidos de América, pero el arbitraje tampoco se llevó a efecto. 

En 1944, algunos sectores de la sociedad argentina inspirados en las victorias del


fascismo europeo, fraguaron planes de invasión a Chile que fueron abortados, pero
minaron las confianzas necesarias para la firma de tratados. 

En 1948 Chile propuso someter a una sentencia de tribunal las islas Picton y Nueva,
pero la oferta fue rechazada por la Argentina porque no incluía la isla Lennox. 

Con el paso del tiempo, con las mejoras en la navegación y en la capacidad de ambos
países de ejercer su soberanía en los territorios y mares que consideraban propios,
aumentaron los incidentes. 

En 1949 el naufragio del dragaminas argentino ARA Fournier en el que murió toda su
tripulación cerca de isla Dawson10 complicó las relaciones entre ambos países. 
En 1953, fue fundada la base naval Puerto Williams en la isla Navarino convirtiéndose
en uno de los poblados más australes del mundo. 

En 1958 ocurrió el incidente del islote Snipe que tensó nuevamente las relaciones
entre los dos países. 
Tras los incidentes en laguna del Desierto, en Santiago de Chile se produjeron
violentas manifestaciones anti-argentinas, hubo tensión en la frontera y un avión
chileno realizó el 3 de diciembre un vuelo rasante sobre el crucero ARA La Argentina
cerca de Puerto Williams. 

En 1967 ocurrió el incidente de la torpedera Quidora de la Armada de Chile, a la que se


le disparó desde Ushuaia y desde aviones argentinos. 

El 8 de abril de 1970 el gobernador de Tierra del Fuego dictó el decreto N° 149


estableciendo una nueva división departamental en cuatro departamentos. La
jurisdicción del Departamento Ushuaia fue ampliada por el decreto a las islas que se
hallaban al este del meridiano del cabo de Hornos: 

dijo:Norte: Límite con el departamento Río Grande y el océano Atlántico. Sur:


canal Beagle, cabo de Hornos y el océano Atlántico. Este: océano Atlántico.
Oeste: desde un punto situado en los 54° 33' de latitus Sur hasta el canal Beagle
por el meridiano 68° 36' 38,5' ' de longitud Oeste. Inclúyense a este
Departamento las islas de los Estados, Picton, Nueva, Lennox, las ubicadas
sobre el Canal Beagle y aquellas que se extienden hasta el Cabo de Hornos al
este del meridiano que lo cruza.[/quote] 
Rumbo al arbitraje

El 2 de febrero de 1959, el presidente argentino Arturo Frondizi aterrizó en el


Aeropuerto Los Cerrillos y firmó junto a su homólogo chileno Jorge Alessandri una
declaración conocida como Declaración de Los Cerrillos en la que ambos mandatarios
se comprometían a "entrar de inmediato en negociaciones encaminadas a
encontrar las fórmulas arbitrales adecuadas, que permitan resolver los
diferendos existentes". 

El 22 de marzo de 1960 Frondizi y Alessandri firmaron en Santiago de Chile un


protocolo de arbitraje. Los dos presidentes habían acordado someter al arbitraje del
gobierno británico (o en su defecto del presidente de la Confederación Suiza) la
disputa limítrofe en la zona de río Encuentro y valles de Palena y California, mientras
que la disputa del Beagle sería sometida ante la Corte Internacional de Justicia de La
Haya.

El presidente argentino Arturo Frondizi y el presidente 


chileno Jorge Alessandri en Chile, en 1961.
El 30 de octubre de 1964 el gobierno argentino comunicó al de Chile su decisión de
someter el caso a la Corte Internacional de Justicia, lo que fue aprobado
inmediatamente por el gobierno de Chile. Los ministros de relaciones exteriores de
ambos países firmaron una declaración el 6 de noviembre de 1964 en la que
expresaron su voluntad de iniciar conversaciones con miras a llegar al acuerdo
necesario para someter el caso a la Corte en cuestión. 

Al año siguiente ambos mandatarios participaron en una cumbre en la ciudad de


Mendoza destinada a buscar una solución definitiva en cuanto a las fronteras. Sin
embargo los avances en esta gestión se verían abortados tanto por los nacionalismos
exacerbados (provenientes principalmente desde las Fuerzas Armadas de ambos
países), las diversas violaciones a los acuerdos limítrofes por barcos en las costas del
Beagle, el conflicto en laguna del Desierto, el derrocamiento de Arturo Umberto Illia en
1966 y la resolución pendiente del arbitraje en Palena.

El laudo arbitral

Para dirimir la cuestión pacíficamente se convino en nombrar como árbitro en 1970 a


la Reina Isabel II de Gran Bretaña, quien en 1977 se los adjudicó a Chile, basados en
el hecho de su posesión. Las islas Picton, Nueva y Lennox (a las que se considera como
una unidad), sumado al islote Snipe serían chilenos. A la Argentina le quedarían las
islas Becasses, su propia zona de navegación para el libre acceso a Ushuaia.

El Laudo Arbitral fue dado a conocer por el gobierno británico el 2 de mayo de 1977,
quien dictaminó que:

dijo:1. Las islas Picton, Nueva y Lennox así como los islotes adyacentes pertenecerían
a Chile. 

2. Al dar el Tratado Límites de 1881 a la Argentina una costa en el canal Beagle,


automáticamente el derecho internacional le concedía derechos marítimos sobre el
canal, descartando la teoría de la costa seca. Conforme a lo anterior el tribunal trazó el
límite al interior del canal de tal manera que ambos tuviesen libre navegación a sus
puertos en el canal. En particular, dentro del canal, el islote Snipe fue otorgado a Chile
y la isla Gable y las islas Becasses fueron otorgadas a la Argentina. 

3. El límite marítimo era la línea de puntos equidistantes a las costas chilenas y


argentinas más cercanas. (Aproximadamente una línea desde la salida oriental del
canal Beagle en dirección sureste).

Chile aceptó la sentencia, y la convirtió en ley chilena: promulgó los decretos de Líneas
de Bases y nombró alcaldes de mar. 
Argentina declaró nula la sentencia, según su declaración, por deformación de las tesis
argentinas, por abuso de las prerrogativas de la corte, por contradicciones lógicas, por
errores de interpretación, por errores geográficos e históricos y por parcialidad.
También se le consideró ilegal dentro de la legislación argentina por haber sido
solicitado por un gobierno de facto, por que la solicitud no había sido aprobada por el
congreso15 y por haber sido elaborado por la Reina Isabel II
Preparándose para la guerra: Operación
soberanía

Jorge Rafael Videla y Augusto Pinochet se reúnen en 


Plumerillo, Mendoza, 19 de enero de 1978

El presidente argentino de facto, Videla se reunió con su par chileno, Pinochet, pero no
llegaron a ningún acuerdo. El canciller argentino Oscar Montes hizo conocer el 25 de
enero la decisión del gobierno de declarar nulo el laudo arbitral, el gobierno militar
argentino movilizó todo su poderío militar para cambiar lo establecido por el tribunal.
Para ello planificó bajo el nombre deOperación Soberanía una acción militar contra
Chile, con el fin de ocupar las islas que el Laudo Arbitral de 1977 le había otorgado a
Chile, e invadir su territorio continental si fuera necesario. 

La operación Soberanía fue puesta en marcha la noche del 21 al 22 de diciembre de


1978, el 4º Batallón de Infantería de Marina debía desembarcar en las islas en disputa
a la hora 4:00 del 22 de diciembre. Helicópteros de la Fuerza Aérea, Ejército y la
Armada transportarían al batallón, pero fue abortada sólo horas antes cuando la junta
militar argentina resolvió aceptar la mediación papal.

Al obtener la aprobación del Papa Juan Pablo II para realizar el arbitraje. El delegado
papal, cardenal Antonio Samoré, anunció su viaje para dirimir el conflicto y evitar la
guerra
Videla estrecha la mano del enviado 
del Papa, Cardenal Antonio Samoré quien evitó el enfrentamiento con Chile
Fin del conflicto

El 8 de enero de 1979 se firmó en Montevideo el acta que aceptaba la mediación de la


Santa Sede. (Mientras tanto, Argentina debió soportar la Guerra de Malvinas con
Inglaterra con resultado adverso). 

El fallo papal, conocido el 12 de diciembre de 1980, también benefició a Chile, ya que


las islas quedaron bajo su dominio aunque se le otorgó a argentina un sector de la
zona económicamente exclusiva. En 1984 la argentina aceptó el laudo luego de
efectuarse una consulta popular no vinculante donde prevaleció la opinión por el sí a la
aceptación de la decisión papal. 

En noviembre de1984, en Roma, durante la presidencia de Raul Alfonsín, primer


presidente democrático argentino, después de la dictadura militar que había gobernado
despóticamente desde 1976, se firmó el Tratado de Paz y amistad con Chile. Por
este tratado, considerado como una transacción, se tuvieron en cuenta el Tratado de
Límites de 1881 y las propuestas de la mediación papal. Se ratifica la idea de
solucionar todo conflicto por medios pacíficos. 

El tratado incluye la delimitación marítima, un procedimiento para la solución de


controversias, estipula derechos de navegación y precisa los límites en el estrecho de
Magallanes. En cada uno de estos puntos reafirma también los derechos de ambos
países en la Antártida y exhorta a ambos pueblos a seguir el camino de la paz y la
cooperación. 

De los territorios disputados, Chile obtuvo el reconocimiento por parte de la Argentina


de la soberanía chilena sobre las islas que se encuentran desde el eje central del canal
Beagle hacia el sur; a cambio Chile renunció a la mayor parte de los espacios
marítimos que a tales islas les otorga el derecho internacional, y además reconoció
como de soberanía argentina a las islas del canal Beagle ubicadas desde su eje central
hacia el norte. 
Además ambos países intercambiaron derechos de navegación en la zona y Argentina
renunció a sus aspiraciones en el estrecho de Magallanes. 

Durante la presidencia argentina de Carlos Saúl Menem, se firmó el 2 de junio de 1999


un acuerdo de límites, que los congresos de ambos países ratificaron, que selló
definitivamente el problema limítrofe, estableciendo como divisoria la línea de las altas
cumbres de 1881 y quedando las islas cuestionadas en posesión chilena.
Mapa con los límites vigentes